Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

684 El sendero para creer en Dios es la senda para amarlo

El sendero para creer en Dios es el sendero para amarlo.

Si crees en Dios, debes sentir amor por Él.

I

Amar a Dios no significa sólo devolver Su amor,

ni amarlo con la conciencia,

sino sentir amor puro por Dios.

La conciencia no despierta el amor a Dios.

Cuando sientes Su gracia,

Dios conmueve tu espíritu, tu conciencia jugará su rol.

El genuino amor por Dios viene de lo profundo del corazón.

Amor que se basa en el verdadero

conocimiento que tiene el hombre sobre Dios.

II

Cuando Dios conmueve el espíritu del hombre,

y su corazón aprende,

entonces puede amar a Dios con conciencia

después de obtener experiencia.

Amar a Dios con la conciencia no está mal, pero es inferior,

apenas hace justicia a la gracia de Dios,

pero no puede impulsar al hombre a entrar.

El genuino amor por Dios viene de lo profundo del corazón.

Amor que se basa en el verdadero

conocimiento que tiene el hombre sobre Dios.

III

Cuando la gente obtiene la obra del Espíritu,

cuando ve y prueba el amor de Dios,

cuando conoce a Dios,

lo puede amar de verdad.

Cuando ve que Dios es digno,

tan digno del amor de la humanidad,

y ve qué hermoso es Él,

puede amar a Dios de verdad.

Los que no comprenden a Dios,

sólo lo aman basándose en sus nociones, en lo que les gusta;

ese amor no es real ni del corazón.

Cuando alguien entiende a Dios, su corazón está con Dios.

El amor que está en su corazón es real y espontáneo.

Sólo esa clase de persona es alguien con Dios en su corazón.

El genuino amor por Dios viene de lo profundo del corazón.

Amor que se basa en el verdadero

conocimiento que tiene el hombre sobre Dios.

Adaptado de ‘El amor genuino por Dios es espontáneo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Sólo a través de dolorosas pruebas puedes conocer la hermosura de Dios

Siguiente:Cómo amar a Dios durante el refinamiento