App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

14 El juicio de Dios ha llegado por completo

Dios es justo, Dios es fiel;

mira el corazón y sabe qué hay en él.

Dios revelará quién es falso, quién, leal.

No te alarmes, el tiempo Dios lo dirá.

I

Quién lo desea y quién no: Él te lo dirá.

Come y bebe bien; acércate a Él

y Él se encargará de lo demás.

No comas ansias, todo llegará.

La obra de Dios de inmediato no se da.

En ella hay pasos que se darán.

Su sabiduría se revelará.

Su juicio ya realizado está

y la iglesia un campo de batalla es, de batalla es.

Debéis prepararos y dedicaros

por completo a este asalto final.

Dios os ayudará a luchar por Él hasta triunfar.

II

Sabe recompensar el bien y castigar el mal,

esta es la obra de Dios y te lo mostrará.

Pues Dios ama a los que lo aman de verdad.

Su ira se dirigirá a aquellos que no lo aman de verdad.

A Dios recordarán, al que examina el corazón del hombre.

Su juicio ya realizado está

y la iglesia un campo de batalla es, de batalla es.

Debéis prepararos y dedicaros

por completo a este asalto final.

Dios os ayudará a luchar por Él hasta triunfar.

III

No huyas, no te escondas, nada trates de ocultar.

¿Acaso no ves el semblante de Dios,

Su ira y Su juicio que públicos son?

Él juzga sin piedad a los que no lo quieran.

Todo lo oculto a la luz saldrá.

Dios es el sol que alumbra la oscuridad.

Su juicio ya realizado está

y la iglesia un campo de batalla es, de batalla es.

Debéis prepararos y dedicaros

por completo a este asalto final.

Dios os ayudará a luchar por Él hasta triunfar.

Adaptado de ‘Capítulo 44’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El reino de Dios ha aparecido en la tierra

Siguiente:Cuando resuena la salva del reino