Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

47. Una canción de amor para Dios

I

(Vuelve, vuelve, vuelve, vuelve.)

Tú eres mi amor, la canción de mi corazón.

Sin Ti caigo en la oscuridad, privado de luz.

¡Te anhelo, Dios! ¡Te anhelo, Dios! ¡Vuelve, Dios! ¡Oh!

En este mundo, lleno de maldad,

no tengo fuerzas si no estás Tú.

Me satisface sentir Tu amor.

Eres la canción que suena en mi interior.

Tu amor conquistó mi corazón; no podría dejarte.

Aunque te hiciera enfadar, en secreto seguiría amándote.

Tú eres la canción en mi corazón. Sin Ti no tengo luz.

Te añoro y deseo, deseo que vuelvas.

¡Vuelve, vuelve! Por favor, ¡vuelve, Dios!

¡Vuelve, vuelve! Por favor, ¡vuelve, Dios!

II

(Vuelve, vuelve, vuelve, vuelve.)

Amo muy poco, no es Tu voluntad.

Soy muy rebelde, te aflijo.

Me arrepiento, ¡quiero darte mi amor!

Mi corazón piensa en Ti con ternura.

Sufro el dolor del refinamiento.

No puedo dejarte, conmigo estás.

En mi interior, me consuela la calidez.

Ya no más recuerdos tristes.

Tu amor conquistó mi corazón; no podría dejarte.

Aunque te hiciera enfadar, en secreto seguiría amándote.

Tú eres la canción en mi corazón. Sin Ti no tengo luz.

Te añoro y deseo, deseo que vuelvas.

¡Vuelve, vuelve! Por favor, ¡vuelve, Dios!

¡Vuelve, vuelve! Por favor, ¡vuelve, Dios!

¡Vuelve, vuelve! Por favor, ¡vuelve, Dios!

¡Vuelve, vuelve! Por favor, ¡vuelve, Dios!

Anterior:Vivo en presencia de Dios

Siguiente:¿Le darás el amor en tu corazón a Dios?

También podría gustarte