Por qué se dice que la Iglesia de Dios Todopoderoso cree en Dios encarnado

Las dos religiones más importantes del mundo, el cristianismo y el catolicismo, creen en el Señor Jesús y reconocen que fue la encarnación de Dios. Visto desde fuera, el Señor Jesús parecía ser un Hijo del hombre común y corriente, pero tenía una esencia divina, expresó la verdad y le concedió al hombre el camino del arrepentimiento, fue crucificado por la humanidad, realizó la obra de redención, finalizó la Era de la Ley y comenzó la Era de la Gracia, cumpliendo así la profecía del Mesías en el Antiguo Testamento. El Señor Jesús fue la encarnación de Dios, fue el Salvador de la humanidad. Ahora, en los últimos días, el Señor Jesús ha regresado en la carne como Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días. Dios Todopoderoso no es diferente al Señor Jesús: desde fuera, parece un Hijo del hombre común con humanidad normal, pero además posee una divinidad completa. Dios Todopoderoso ha expresado todas las verdades para purificar y salvar a la humanidad, realizó la obra de juicio en los últimos días, finalizó la Era de la Gracia y comenzó la Era del Reino. Dios Todopoderoso es la encarnación de Dios, el Dios justo que juzga a la humanidad.

Dios Todopoderoso dice: “La ‘encarnación’ es la aparición de Dios en la carne; Él obra en medio de la humanidad creada a imagen de la carne. Por tanto, para que Dios se encarne, primero debe ser carne, una carne con una humanidad normal; esto, como mínimo, es el requisito previo más básico. De hecho, la implicación de la encarnación de Dios es que Él vive y obra en la carne; Dios se hace carne en Su misma esencia, se hace hombre” (‘La esencia de la carne habitada por Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Aquel que es Dios encarnado poseerá la esencia de Dios, y Aquel que es Dios encarnado tendrá la expresión de Dios. Puesto que Dios se hace carne, manifestará la obra que pretende llevar a cabo y puesto que se hace carne expresará lo que Él es; será, asimismo, capaz de traer la verdad al hombre, de concederle la vida y de señalarle el camino. La carne que no contiene la esencia de Dios definitivamente no es el Dios encarnado; de esto no hay duda” (‘Prefacio’ en “La Palabra manifestada en carne”). A partir de las palabras de Dios Todopoderoso, se puede ver que la encarnación es el Espíritu de Dios venido a la tierra, encarnado como una persona corriente. Tiene una humanidad normal, pero también tiene una divinidad completa. Desde fuera, Cristo parece común y corriente, pero posee Su esencia divina y puede expresar el carácter de Dios y lo que Él tiene y es. Además, Dios puede expresar la verdad para hacer la obra de purificar y salvar la humanidad, y esto no es algo que pueda lograr cualquiera. La aparición y obra de Dios Todopoderoso cumple completamente las profecías de la Biblia sobre el regreso del Señor Jesús: “Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27). “Por eso, también vosotros estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre” (Mateo 24:44). “He aquí, yo vengo pronto, y mi recompensa está conmigo para recompensar a cada uno según sea su obra” (Apocalipsis 22:12). “Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios” (1 Pedro 4:17). Dios Todopoderoso es el Hijo del hombre, tal y como se profetiza en la Biblia. Es decir, Él es Dios encarnado, que ha expresado todas las verdades para purificar y salvar a la humanidad y ha realizado Su obra de juicio, comenzando por la casa de Dios. La mayoría de estas declaraciones están recogidas en el libro La palabra manifestada en carne. Las palabras expresadas por Dios Todopoderoso revelan todas las verdades y los misterios del plan de gestión de seis mil años de Dios para la salvación del hombre, el propósito de Sus tres etapas de obra, el misterio de Su encarnación, cómo Satanás corrompe a la humanidad, cómo Dios luego purifica, salva y perfecciona al hombre o el destino futuro de las personas, entre otras cosas, todo lo cual confirma por completo que Cristo es la verdad, el camino y la vida, y que solo Dios puede expresar la verdad y descubrir misterios. Los seres humanos no tienen la verdad, y mucho menos son capaces de realizar la obra de salvar al hombre. Todas las verdades expresadas por Dios Todopoderoso hacen que nos resulte evidente que Dios Todopoderoso es la encarnación de Dios y la aparición de Cristo en los últimos días.

Hace más de dos mil años, cuando el Señor Jesús encarnado apareció y realizó Su obra, fue condenado como un simple hombre —el hijo de un carpintero— por los sumos sacerdotes, los maestros y los fariseos del judaísmo (véase Mateo 13:55). Sin embargo, dos mil años después, el evangelio del Señor Jesús se ha extendido por todo el universo y hasta los confines de la tierra. La segunda encarnación de Dios ha aparecido ahora y está realizando Su obra, y los pastores y ancianos del mundo religioso condenan violentamente a Dios Todopoderoso como un simple hombre. Sin embargo, el rebaño de Dios oye Su voz y muchas personas de todas las religiones y denominaciones, que creen sinceramente en el Señor y anhelan que Dios aparezca y obre, oyen Su voz en las palabras de Dios Todopoderoso. Han afirmado que Dios Todopoderoso es en realidad el Señor Jesús que ha regresado y, uno tras otro, han vuelto ante Dios. Todo lo que se origina en Dios florecerá. En poco más de veinte años, el evangelio de Dios Todopoderoso de los últimos días se ha extendido por toda la China continental, y ahora mismo se está extendiendo a todas las naciones y todos los lugares del mundo. Un número creciente de personas se está volviendo hacia Dios Todopoderoso; esto se decide por Su autoridad y poder únicos y, además, es la encarnación de la omnipotencia y sabiduría de Dios. Estos hechos son prueba suficiente de que las palabras de Dios Todopoderoso son la verdad, el camino y la vida; Dios Todopoderoso es el Cristo encarnado, y es la aparición del salvador en los últimos días. ¡Esto es indiscutible!

Anterior: Capítulo 7 Sermones y Enseñanza acerca de la Palabra de Dios “Conocer a Dios es el camino hacia el temer a Dios y apartarse del mal” (VII)

Siguiente: ¿Por qué decimos que La palabra manifestada en carne contiene las declaraciones de Dios?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

26. ¿Por qué usar artimañas para servir a Dios?

“Por ejemplo, como albergas arrogancia y engreimiento dentro de ti, no te puedes contener de resistir a Dios. No lo haces intencionalmente, sino que esto lo dirige tu naturaleza arrogante y engreída. Tu arrogancia y engreimiento hacen que desprecies a Dios, que no lo respetes…” (‘Sólo puedes obtener cambios en tu carácter buscando la verdad’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”).

¡Ay de Quienes Crucifiquen a Dios Otra Vez!

Durante los últimos días Dios se ha encarnado en China para obrar y ha expresado millones de palabras, y ha conquistado y salvado a un grupo de personas con Su palabra y ha iniciado la nueva era del juicio, comenzando con la casa de Dios. Hoy, la difusión de la obra de Dios durante los últimos días ha alcanzado su clímax en China continental. La mayoría de las personas de la Iglesia Católica y de todas las denominaciones y sectas cristianas que buscan la verdad regresaron ante el trono de Dios. El Dios encarnado ha realizado la obra de “la venida secreta del Hijo del Hombre” profetizada en la Biblia y pronto aparecerá públicamente ante todas las naciones y lugares del mundo. Todas las personas en cada nación y lugar que estén sedientas de la aparición de Dios verán la aparición pública de Dios. Ninguna fuerza puede obstaculizar o destruir el reino de Dios y cualquiera que se resista a Dios será castigado por Su ira, tal y como lo dicen las palabras de Dios: “Mi reino se está formando sobre todo el universo y Mi trono se está apoderando de los corazones de trillones de personas. Con la ayuda de los ángeles, Mi gran logro pronto se llevará a un término exitoso. Todas las multitudes de Mis hijos y Mi pueblo esperan ansiosamente Mi regreso, anticipando Mi reunión con ellos, para nunca más volver a separarnos. ¿Cómo podría todo el pueblo de Mi reino no correr de un lado a otro celebrando los unos con los otros que esté junto a ellos? ¿A quién se le ocurriría ahorrar costos en esta reunión? Soy honorable a los ojos de todos; soy proclamado en las bocas de todos. Cuando regrese, voy a conquistar a todas las fuerzas enemigas aún más. ¡El momento ha llegado! ¡Quiero poner Mi obra en marcha; quiero reinar supremo entre los hombres! ¡Estoy regresando! ¡Me estoy yendo! Esto es lo que todos están anticipando, lo que están esperando. ¡Quiero dejar que todos vean la llegada de Mi día y que gozosamente le den la bienvenida al arribo de Mi día!”

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro