¿Por qué decimos que La palabra manifestada en carne contiene las declaraciones de Dios?

En la Biblia, todos podemos ver que, ya diga las palabras directamente el Espíritu de Dios, se comuniquen mediante un profeta o las pronuncie Dios encarnado a través de la imagen del Señor Jesús, todas ellas son declaraciones de Dios. Cualquiera de las palabras de Dios permite a las personas sentir Su autoridad y poder y que todas son la verdad; esto es innegable. Todos los que leen las palabras de Dios con frecuencia pueden ver en ellas expresiones de Su autoridad, omnipotencia y sabiduría, así como expresiones de Su carácter justo; de este modo, la identidad y la posición de Dios se reflejan claramente en Sus palabras. La palabra manifestada en carne es una compilación de palabras expresadas por la segunda encarnación de Dios y que fueron declaradas después de que Dios completara la obra de redención de la humanidad en la Era de la Gracia y diera por comenzada oficialmente la obra del juicio en los últimos días, empezando por Su casa. Estas palabras son las que Dios le dijo a toda la humanidad en los últimos días. En ellas, Dios Todopoderoso revela el misterio del plan de gestión de seis mil años de Dios, el propósito y el significado de Sus tres etapas de obra, el misterio de Su encarnación, el misterio del juicio en los últimos días y el misterio del fin y destino de la humanidad; también revela la esencia y la verdad de la corrupción de la raza humana por parte de Satanás y le muestra a la humanidad la senda a través de la cual practicar la verdad y lograr cambios en su carácter de vida, además de otras cosas, cumpliendo así las profecías del Apocalipsis: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 2:7). “Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel poderoso que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y de desatar sus sellos? Y nadie, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro ni mirar su contenido. Y yo lloraba mucho, porque nadie había sido hallado digno de abrir el libro ni de mirar su contenido. Entonces uno de los ancianos me dijo: No llores; mira, el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos” (Apocalipsis 5:1-5). Las palabras de Dios Todopoderoso han cumplido completamente las profecías del Apocalipsis. Solo Dios puede revelar el misterio de Su propio plan de gestión, y solo Dios, en Su identidad del Creador, puede pronunciar Sus palabras a toda la humanidad, juzgar y revelar la verdad de la corrupción de la humanidad, y determinar el fin y destino de toda clase de personas. Las declaraciones de Dios Todopoderoso tienen autoridad y poder, y cada palabra representa lo que Dios tiene y es. Por tanto, podemos afirmar que La palabra manifestada en carne tal como la expresa Dios Todopoderoso es una compilación de palabras que Dios le ha declarado a toda la humanidad en los últimos días, así como palabras declaradas a las iglesias por el Espíritu Santo.

Cada vez que Dios se hace carne para hablar, siempre pronuncia palabras que amonestan y hacen exigencias a los humanos, palabras que juzgan, castigan y revelan a los humanos corruptos, así como palabras que les hacen promesas, entre otras cosas. Todas las palabras de Dios son expresiones de la verdad, el camino y la vida; son revelaciones de la esencia de Su vida, que representan Su carácter y lo que Él tiene y es. Es como la manera en que el Señor Jesús expresó muchas palabras cuando vino a hacer Su obra. Por ejemplo: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 4:17). “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el grande y el primer mandamiento. Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas” (Mateo 22:37-40). “Pero, ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres, pues ni vosotros entráis, ni dejáis entrar a los que están entrando” (Mateo 23:13). Las palabras del Señor Jesús incluyen las exigencias de Dios a los seres humanos, así como Sus palabras de juicio hacia ellos. Todas estas palabras fueron dichas a los humanos por Dios en Su identidad como el Creador, y a partir de las palabras expresadas por el Señor Jesús, podemos ver que las palabras de Dios son la verdad, que son autoritarias y poderosas, y que representan completamente la identidad y posición de Dios. Las palabras pronunciadas por Dios Todopoderoso son las mismas que las del Señor Jesús; son todas palabras pronunciadas a la humanidad por Dios encarnado, y expresan el carácter y la esencia santa de Dios, manifestando totalmente Su identidad y posición. Dios Todopoderoso no solo revela el misterio respecto al plan de gestión de seis mil años de Dios, sino que también revela la esencia y el origen de la corrupción de toda la humanidad, e incluso ha expuesto corrupciones del corazón y la mente de las personas de las que estas ni siquiera son conscientes. Al leer estas palabras, la gente las acepta de todo corazón. Al mismo tiempo, las palabras de Dios Todopoderoso les muestran el camino para desechar las influencias oscuras de Satanás y ser purificados y alcanzar la salvación, y le dicen a la gente todas las verdades que deben practicar y en las que deben entrar en su fe, como por ejemplo cómo convertirse en una persona honesta, cómo amar y someterse a Dios, cómo temerle y rechazar el mal, cómo servirle, cómo vivir una humanidad normal y demás. Todos los diferentes aspectos de la verdad expresados por Dios Todopoderoso en los últimos días cumplen y hacen realidad la profecía del Señor Jesús: “Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir” (Juan 16:12-13). Aparte del Creador, ¿quién podría hablarle a toda la humanidad? ¿Quién podría expresar directamente la voluntad de Dios y hacerle exigencias a la humanidad? Además de Dios, ¿quién podría ver la verdad y la esencia de la humanidad corrupta? ¿Quién podría exponer la naturaleza satánica escondida en lo más profundo del corazón humano? ¿Quién podría llevar a cabo la obra del juicio de Dios en los últimos días y salvar completamente a la gente de la influencia de Satanás? Ninguna celebridad, gran persona, intelectual o teólogo puede expresar la verdad o hablar a toda la humanidad, y mucho menos descubrir la esencia corrupta de las personas o salvarlas del dominio de Satanás; ¡solo el Creador posee este tipo de autoridad y poder! Las palabras de Dios Todopoderoso son una manifestación completa de la autoridad y el poder únicos de Dios; son una manifestación de Su identidad y Su esencia. Por lo tanto, las palabras de Dios Todopoderoso son las palabras de Dios y del Espíritu Santo, y esto queda fuera de toda duda.

Anterior: Por qué se dice que la Iglesia de Dios Todopoderoso cree en Dios encarnado

Siguiente: Por qué se dice que la Iglesia de Dios Todopoderoso cree en Dios encarnado

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

2. Una Breve Introducción a los Antecedentes de la Aparición y Obra de Cristo de los Últimos Días en China

China es la tierra donde reside el gran dragón rojo y es el lugar que se ha resistido y ha condenado a Dios más severamente a lo largo de la historia. China es como una fortaleza de demonios y una prisión impenetrable e impermeable controlada por el diablo. Además, el régimen del gran dragón rojo vigila todos los niveles y ha instalado defensas en cada casa. Como resultado, no hay lugar donde sea más difícil difundir el evangelio de Dios y llevar a cabo la obra de Dios. Cuando el Partido Comunista Chino llegó al poder en 1949, la creencia religiosa en China Continental fue totalmente suprimida y prohibida. Millones de cristianos sufrieron humillación pública, tortura y encarcelamiento. Todas las iglesias fueron completamente cerradas y vaciadas. Hasta las reuniones en las casas fueron prohibidas. Si sorprendían a alguien participando en una reunión, era encarcelado e incluso podía ser decapitado. En esos tiempos, las actividades religiosas desaparecieron casi sin dejar rastro. Solamente un pequeño número de cristianos continuó creyendo en Dios, pero sólo podían orar silenciosamente a Dios y cantarle himnos de alabanza en sus corazones, suplicando a Dios que reviviera la iglesia. Finalmente, en 1981, la iglesia fue verdaderamente revivida y el Espíritu Santo comenzó a obrar a gran escala en China. Las iglesias surgieron como brotes de bambú después de una lluvia de primavera y cada vez más personas comenzaron a creer en Dios. En 1983, cuando el renacimiento de la iglesia alcanzó su clímax, el Partido Comunista Chino comenzó una nueva ronda de cruel represión. Millones de personas fueron arrestadas, detenidas y educadas por medio del trabajo. El régimen del gran dragón rojo sólo permitía a los creyentes en Dios unirse a la iglesia del Movimiento Patriótico de Tres Autonomías creado y controlado por el gobierno. El gobierno del PCCh estableció el Movimiento Patriótico de Tres Autonomías en un intento por eliminar completamente la iglesia doméstica clandestina y tener a aquellos creyentes en el Señor bajo el firme control del gobierno. Creía que ésta era la única manera de lograr su objetivo de prohibir la fe y convertir a China en una tierra sin Dios. Pero el Espíritu Santo continuó realizando Su obra a gran escala en la iglesia doméstica y en aquellas personas que en verdad creían en Dios, lo cual el gobierno del PCCh no tenía manera de detener. En ese entonces, en la iglesia doméstica donde obraba el Espíritu Santo, Cristo de los últimos días aparecía en secreto para obrar; empezó a expresar la verdad y a realizar Su obra de juicio, comenzando con la casa de Dios.

41. El mejor regalo que Dios me ha dado

En ese momento finalmente pude comprender de forma práctica lo que Dios decía: “El sendero de hoy es el camino del juicio y la maldición, pero debes saber que lo que te he concedido, a pesar de cualquier juicio o castigo, es el mejor regalo que puedo darte. Es lo que más necesitas”.

100. Alzarse a través de la oscura opresión

A pesar de que he experimentado el haber sido arrestado y perseguido varias veces por el Gobierno del PCCh y de que mi carne ha sufrido implacables y crueles tormentos, en verdad comprendo muchas verdades que no comprendía en el pasado y veo con claridad la esencia demoníaca del mal reaccionario del Gobierno chino. También he experimentado el verdadero amor de Dios Todopoderoso por mí y he saboreado la sabiduría omnipotente y las maravillosas obras de Dios. Eso despierta dentro de mí el buscar amar a Dios y satisfacer a Dios.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro