App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Práctica y ejercicios para el comportamiento con principios

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

89. Los principios de hacer ajustes a los líderes y colaboradores

1. Hacer ajustes a los líderes y colaboradores se debe hacer de acuerdo a su esencia. Todos aquellos que vayan en contra de los arreglos de la obra, que hagan lo que les convenga y que sean de los anticristos, deben ser reemplazados;

2. Todos los falsos líderes y colaboradores que no busquen la verdad, que no tengan la obra del Espíritu Santo y que sean incapaces de hacer trabajo práctico, deben ser reemplazados y deben tener arreglos separados para ellos;

3. Debes hacer uso de las personas de acuerdo a su estatura, calibre, fortalezas, a que su humanidad sea buena o mala y al nivel al cual entiendan la verdad;

4. Los líderes y colaboradores elegidos deben ser los mejores candidatos que sean comparativamente capaces de comunicar la verdad, de resolver problemas y de hacer trabajo práctico.

Las palabras relevantes de Dios:

Si, al creer en Dios, las personas no le dan su corazón a Él, si su corazón no está en Dios y no tratan la carga de Dios como la suya propia, entonces todo lo que hagan será engañar a Dios y serán las acciones de las personas religiosas, que no pueden recibir la alabanza de Dios. Dios no puede conseguir nada de este tipo de personas, que sólo puede servir de contraste con la obra de Dios, a modo de decoración en la casa de Dios: ocupan el espacio y no sirven para nada; Dios no usa a esta clase de personas. No sólo que no hay oportunidad para la obra del Espíritu Santo en semejante persona, sino que tampoco hay valor de perfección; este tipo de persona es el verdadero “muerto viviente”, no tiene componentes que el Espíritu Santo pueda usar; Satanás se ha apropiado de todos, los ha corrompido en extremo, son el objeto de la eliminación de Dios.

de ‘Es muy importante establecer una relación normal con Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Muchas personas detrás de Mí codician la bendición del estatus, se dan atracones de comida, aman dormir y prestar toda la atención a la carne, siempre temerosos de que no haya salida de ella. No desarrollan su función normal en la iglesia, y comen gratuitamente, o amonestan a sus hermanos y hermanas con Mis palabras, se exaltan y señorean sobre los demás. Estas personas siguen diciendo que están llevando a cabo la voluntad de Dios, siempre dicen que son los íntimos de Dios, ¿no es esto absurdo? Si tienes las motivaciones correctas, pero eres incapaz de servir a la voluntad de Dios, estás siendo insensato; pero si tus motivaciones no son correctas, y sigues diciendo que sirves a Dios, eres alguien que se opone a Dios, ¡y deberías ser castigado por Él! ¡No tengo simpatía por tales personas! En la casa de Dios comen gratuitamente, y siempre codician las comodidades de la carne, y no consideran los intereses de Dios; siempre buscan lo que es bueno para ellos, no prestan atención a la voluntad de Dios, y el Espíritu de Dios no escudriña todo lo que hacen, siempre están maquinando y tramando contra sus hermanos y hermanas, y tienen dos caras, como un zorro en una viña, siempre robando uvas y pisoteando la misma. ¿Pueden ser tales personas los íntimos de Dios? ¿Eres apto para recibir las bendiciones de Dios? No asumes responsabilidades para tu vida y la iglesia, ¿eres apto para recibir la comisión de Dios? ¿Quién se atrevería a confiar en alguien como tú? Cuando sirves así, ¿podría atreverse Dios a confiarte una tarea mayor? ¿No estás retrasando las cosas?

de ‘Cómo servir en armonía con la voluntad de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Los que pueden liderar iglesias, proveer vida a las personas, y ser un apóstol para las personas, deben tener experiencias actuales, deben tener un entendimiento correcto de las cosas espirituales, una apreciación correcta y una experiencia de la verdad. Sólo esos hombres están calificados para ser obreros o apóstoles que lideran las iglesias. De otro modo, sólo podrán seguir como el más pequeño, pero no podrán liderar y mucho menos ser un apóstol capaz de proveerles vida a las personas. Esto porque la función de los apóstoles no es correr o pelear; es ministrar vida y liderar los cambios en el carácter humano. Es una función que llevan a cabo los que son comisionados para cargar una responsabilidad pesada, y no es algo que cualquier persona pueda hacer. Esta clase de obra sólo la pueden emprender los que tienen un ser con vida, es decir, los que tienen experiencia de la verdad. No la puede emprender cualquiera que pueda rendirse, que pueda correr o que pueda gastarse; las personas que no tienen experiencia de la verdad, que no han sido podadas o juzgadas, no son capaces de hacer este tipo de obra. Las personas sin experiencia, es decir, personas que no tienen la realidad, no son capaces de ver la realidad con claridad porque ellas mismas no poseen el ser en este aspecto. Así, este tipo de persona no sólo no es capaz de hacer la obra de liderazgo, sino que será el objeto de eliminación si no tiene la verdad por un largo periodo de tiempo.

de ‘La obra de Dios y la obra del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Hoy os estoy demandando que crezcáis rápidamente y mostréis consideración con Mi carga; esta carga no es demasiada y sólo haré que hagáis lo que está dentro de vuestras capacidades. Conozco vuestra estatura, sé qué funciones podéis llevar a cabo.

de ‘La octogésima segunda declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”

La obra de un obrero calificado puede llevar a las personas al camino correcto y permitirles profundizar en la verdad. La obra que hace puede llevar personas delante de Dios. Además, la obra que hace puede variar de individuo a individuo y no está sujeta a reglas, permitiéndoles a las personas libertad y liberación. Además, pueden crecer poco a poco en la vida y progresivamente profundizar en la verdad. La obra de un obrero no calificado se queda demasiado corta; su obra es necia. Sólo puede llevar a las personas a las reglas; lo que demanda de las personas no varía de individuo a individuo; no obra de acuerdo a las necesidades actuales de las personas. En este tipo de obra hay demasiadas reglas y demasiadas doctrinas y esto no puede llevar a las personas a la realidad o a la práctica normal del crecimiento en la vida. Sólo les puede permitir apoyar unas cuantas reglas inútiles. Este tipo de guía sólo puede liderar a las personas a que se descarríen.

de ‘La obra de Dios y la obra del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Comunión del hombre:

Hay quienes no siguen los arreglos de la obra de lo de arriba cuando hacen trabajo y, en su lugar, hacen algo completamente diferente o incluso rechazan los arreglos de la obra y las comunicaciones de lo de arriba con base en la excusa de que están recelosos de si estos arreglos y comunicaciones son verdad o no. Controlan con firmeza al pueblo escogido de Dios en sus propias manos. Rechazan el riego integrado, las provisiones y el pastoreo de lo de arriba. Estos tipos de personas son anticristos puros. Esto es sin duda. Estos tipos de colaboradores y líderes deben ser reemplazados. En los casos más graves, deben ser expulsados.

de ‘Todos los anticristos y demonios malos deben ser expulsados por completo con el fin de rebelarse verdaderamente contra Satanás y vencerlo’ en “Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

Al modificar el liderazgo en todos los niveles, los principales objetivos de eliminación son: aquellos trabajados por espíritus malignos; aquellos cuya humanidad es mala; personas deshonestas; personas absurdas; aquellos que sólo se enfocan en los significados literales de las palabras, pero que no entienden al espíritu; aquellos incapaces de discernir; aquellos incapaces de desempeñar trabajo práctico; aquellos que son incapaces de regar y proveer sustento al pueblo escogido de Dios; aquellos cuyo trabajo no puede convencer ni ser aprobado por el pueblo escogido de Dios; aquellos que siempre tienen conceptos sobre Dios y sobre el hombre que es usado por el Espíritu Santo. Todas estas personas deben ser completamente eliminadas y nunca se deben usar como líderes en ningún nivel. Las personas que la casa de Dios selecciona deben lograr resultados en el trabajo que desempeñan y deben ser buenos trabajadores probados para poder ser promovidos y usados. Todos los que no han sido aprobados por el pueblo escogido de Dios, que no pueden desempeñar trabajo práctico o cuya eficiencia laboral es demasiado pobre, los que tienen posiciones pero son incapaces de desempeñar trabajo práctico, o los que son unos parásitos que sólo codician estatus, deben ser eliminados, todos y cada uno de ellos. Esta política encaja completamente con la voluntad de Dios y es crucial para que el pueblo escogido de Dios entre en la senda correcta de creer en Dios.

¿Por qué la casa de Dios tiene que reemplazar a todos los que siempre tienen conceptos sobre Dios y sobre el hombre que es usado por el Espíritu Santo, a los que no tienen auténtica obediencia? Debemos tener un entendimiento con respecto a esto. Aquellos que han creído en Dios por más de cinco años, pero que todavía tienen conceptos sobre Dios y sobre el hombre que es usado por el Espíritu Santo, definitivamente no son personas que busquen la verdad. Si estas personas se convierten en líderes en cualquier nivel, ciertamente se volverán anticristos, siervos y cómplices de Satanás. Por lo tanto, todos deben ser eliminados, cada uno de ellos. La casa de Dios de ninguna manera permitirá que los enemigos de Cristo y del hombre que es usado por el Espíritu Santo guíen al pueblo escogido de Dios. Si alguien usa como líderes a los aborrecidos por Cristo y por el que es usado por el Espíritu Santo, entonces también es enemigo de Dios, así como enemigo del pueblo escogido de Dios. Aquellos usados por la casa de Dios deben ser de un mismo sentir con Dios, deben ser personas que se coordinen estrechamente con la obra de la casa de Dios, deben ser personas que sean leales a Cristo y obedezcan a Cristo. De lo contrario, no merecen ser usadas por Dios. Todas las que comen y beben las palabras de Dios, que disfrutan de la gracia de Dios, que no dan testimonio de Cristo, sino que más bien dan testimonio de sí mismas, que buscan poder y estatus, son escoria. No tienen ni conciencia ni racionalidad, todas son anticristos, no son aptas para servir a Dios y deben ser eliminadas. Por lo tanto, la casa de Dios requiere que los líderes de todos los niveles sean aquellos que se sometan absolutamente a Dios, que busquen la verdad y que sean capaces de amar a Dios en sus corazones, y que se coordinen bien con la obra de la casa de Dios. Si no poseen estos requisitos, de ninguna manera pueden ser usados. Los que cumplen con sus deberes y sirven a Dios, pero que no son de un mismo sentir con Dios, y más bien sólo manejan sus propios asuntos y desempeñan trabajo por el bien de mantener su propio estatus y poder, ¿no son estas personas los anticristos? Todos los que no exaltan ni dan testimonio de Cristo, sino que más bien dan testimonio de sí mismos y se jactan, son enemigos de Cristo; todos los que, en su enseñanza y sermones, no hablan acerca de entender su propia esencia corrupta, no hablan sobre cómo ellos experimentan las palabras de Dios y entran en la realidad, son personas que engañan al pueblo escogido de Dios y son sus enemigas; todas las que han desempeñado trabajo por varios años sin ayudar al pueblo escogido de Dios a conocer a Cristo y a someterse a Cristo, las que son incapaces de ayudar al pueblo escogido de Dios a entrar en la verdad de las palabras de Dios, son personas que sirven a Dios, pero que se oponen a Dios, todas ellas son odiadas y aborrecidas por Dios. Todas estas personas son parásitos que viven de la casa de Dios. Codician el estatus pero no desempeñan ningún trabajo práctico, todas son siervos malvados que no tienen conciencia ni racionalidad y que son egoístas, despreciables, descaradas y desvergonzadas.

de ‘Los “tres criterios, cinco verificaciones, dos garantías” para seleccionar líderes’ en “Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

En cuanto a esos líderes que no tienen la obra del Espíritu Santo, deben ser tratados cuanto antes con el fin de evitar causar pérdida a la entrada en la vida del pueblo escogido de Dios. Esto se debe a que aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo son quienes ya han sido eliminados por Dios y, si alguien continúa empleándolos, entonces eso causa interrupciones en la obra de Dios y es una manera de hacer las cosas que desafía a Dios. Aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo son, sin duda, falsos líderes y falsos colaboradores. No importa en qué área pastoral se encuentren o en qué nivel de líder estén, si se descubre que alguien no tiene la obra del Espíritu Santo, entonces debe ser reemplazado de inmediato y de ninguna manera se debe mantener en su puesto, independientemente de cuán buena sea su humanidad. Aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo ya han sido revelados por Dios como personas que deben ser reemplazadas. Persistir en usar personas a quienes Dios no tiene uso, ¿no es eso ser antagónico a Dios? Por supuesto, hay diferencias en los estados de todos aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo, pero es cierto que la mayoría de ellos no busca la verdad ni tiene una buena humanidad. Y también existe una minoría con un calibre demasiado pobre, sin capacidad de trabajo, o cuya experiencia es superficial y no posee la verdad. Siempre trabaja confiando en sus conceptos e imaginaciones y a menudo causa interrupciones en la obra de Dios y esto resulta en que el Espíritu Santo no pueda usarlos y, por lo tanto, no obre en ellos. Independientemente de las circunstancias, todos los que no tengan la obra del Espíritu Santo deben ser reemplazados. Esto es absoluto y nadie lo puede violar.

de La comunión de los de arriba

Y, sin embargo, la familia de Dios tiene otro principio, que es que los líderes electos deben ser los mejores dentro de su alcance. Por lo tanto, aunque algunos miembros de los grupos regionales de toma de decisiones, coordinadores regionales y líderes de distrito tienen un discernimiento relativamente pobre, tienen sin embargo buena humanidad, buscan la verdad, poseen capacidad de trabajo y son dignos de cultivar; las personas así deben seguir empleadas o deben ser usadas después de ser degradadas a un rango inferior. La familia de Dios debe eliminar completamente a los que son deshonestos, que son absurdos, que no entienden los asuntos espirituales y que no tienen la más mínima pizca de discernimiento. En cuanto a aquellos que no han creído en Dios por mucho tiempo y cuya experiencia es comparativamente superficial, pero que tienen un buen calibre y buscan la verdad, y cuyo entendimiento de la verdad es superficial sólo porque no han tenido una buena persona que los riegue, entonces deben ser tratados de acuerdo a sus méritos. Pase lo que pase, todos los que han sido elegidos para servir como líderes deben ser los mejores en su alcance y este principio es el meollo del asunto. Los principios que se deben comprender con el fin de reestructurar todos los niveles de líderes son: lo más importante es eliminar completamente a las personas deshonestas y absurdas, aquellas que sólo predican letras y doctrinas y que no entienden los asuntos espirituales, aquellas que no tienen una pizca de discernimiento y que a menudo tienen conceptos acerca de Dios y del hombre usado por el Espíritu Santo; estas personas deben ser totalmente eliminadas y de ninguna manera deben ser usadas como líderes de ningún nivel.

de La comunión de los de arriba

Anterior:Los principios de vivir la vida de iglesia

Siguiente:Los principios de cultivar y usar personas

También podría gustarte