App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

Problemas en la purificación de la iglesia que requieren atención

La iglesia es una unidad colectiva de creyentes que buscan la verdad para ser salvados por Dios. También es un lugar en el que obra el Espíritu Santo. Por tanto, debe haber un orden normal y principios de gestión administrativa para garantizar que el pueblo escogido de Dios pueda comer y beber las palabras de Dios, entrar en la realidad de las palabras de Dios, obtener la verdad y ser hecho completo por Dios sin impedimentos. Si la iglesia tolera la perturbación y la destrucción de Satanás, y permite que los demonios causen estragos en ella, el pueblo escogido de Dios será perturbado y engañado, y le será difícil entrar en el camino correcto de la creencia en Dios. ¡La obra de Dios se dejará por tanto inacabada y los que servimos a Dios habremos cometido un pecado imperdonable! Estaríamos ofendiendo tanto a Dios como al pueblo escogido de Dios. En consecuencia, todos los que sirven a Dios deben ser conscientes de Sus propósitos. No debemos dejar que Satanás continúe perturbando y destruyendo la obra de la casa de Dios ni que toda clase de espíritus malignos y anticristos sigan engañando al pueblo escogido de Dios. Debemos purificar totalmente la iglesia de tales tipos satánicos. Esta es una responsabilidad obligatoria para todas las personas que sirven a Dios.

La purificación de la iglesia debe llevarse a cabo de acuerdo con regulaciones relativas a expulsar y eliminar personas de la casa de Dios. Independientemente de quiénes sean, si caen bajo las regulaciones de la casa de Dios, deben ser eliminados y expulsados. Razones no cubiertas por las regulaciones de eliminación y expulsión de la casa de Dios no pueden usarse como una excusa para eliminar y expulsar personas. Como el carácter de Dios hacia todos es justo, Dios sólo muestra misericordia y concede un maravilloso destino a los suficientemente equipados con buenas obras. Los que no hacen buenas obras, sino que en su lugar han cometido demasiados pecados, deben ser eliminados o expulsados. Sólo esto se conforma a los propósitos de Dios. Debemos ser especialmente cuidadosos al expulsar y eliminar personas de la iglesia, y no debemos cometer errores acusando erróneamente a personas inocentes. Cuando expulsamos y eliminamos personas de la iglesia, hay cuatro situaciones en las que la iglesia puede dar una segunda oportunidad a una persona y cancelar la expulsión:

1. Cuando expulsa o elimina personas, la iglesia puede decidir cancelar la expulsión de alguien si esa persona ha acumulado muchas buenas obras o hecho contribuciones significativas a la casa de Dios en el pasado, como haber dado muchas ofrendas, hospedado a personas durante largos períodos y acometido un trabajo peligroso durante un largo período de tiempo.

2. Cuando expulsa o elimina personas, la iglesia puede decidir cancelar la expulsión de alguien en el caso de que esa persona tenga una humanidad relativamente buena; aunque haya cometido algunas transgresiones, también ha llevado a cabo obra que benefició a la casa de Dios y sus transgresiones se consideran totalmente como revelaciones normales del carácter humano corrupto; después de ser podada y tratada, ha cambiado y se ha arrepentido genuinamente, y la mayoría de la gente piensa que esta persona tiene esperanza de ser salvada.

3. Cuando expulsa o elimina personas, la iglesia puede decidir dar a una persona otra oportunidad y descartar su expulsión si ella puede al menos llevar a cabo servicio para la casa de Dios o alguna obra que la beneficie. Esto puede incluir el deber de hospedar a personas o algunos otros deberes especiales.

4. Cuando expulsa o elimina personas, la iglesia puede decidir mantener a una persona en la casa de Dios si ella no busca la verdad pero tiene una humanidad relativamente buena, nunca perturba la obra de la casa de Dios y está dispuesta a ayudar y llevar a cabo servicio cuando la casa de Dios necesita que se haga algo. Tal persona puede permanecer en la casa de Dios porque también es considerada como una buena persona que beneficia a la casa de Dios y no le hace ningún daño.

A las personas que entran en las cuatro categorías anteriores se les debe dar una oportunidad de arrepentirse y se les debe observar para ver cómo se comportan en el futuro.

Los detalles personales de las personas que han sido eliminadas o expulsadas de la iglesia deben guardarse en archivos de la misma. Esta información debe incluir su nombre, edad, altura, las características de su naturaleza y la razón, así como el momento, de su expulsión. Estas cosas deben recogerse claramente para evitar que miembros expulsados o eliminados entren furtivamente en iglesias de otros lugares cuando empiece la agitación social. Todas las iglesias locales tienen que remitir su información sobre todas las personas eliminadas y expulsadas a los de arriba para propósitos de clasificación estadística. Las expulsiones injustas deben corregirse e investigarse para garantizar una responsabilidad plena.

8 de enero de 2006

Anterior:Seleccionar sólo líderes que busquen la verdad y tengan un sentido de justicia está alineado con la voluntad de Dios

Siguiente:Normas para sopesar a las buenas y a las malas personas

También podría gustarte