App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Con el fin de hacer bien la obra de la iglesia, se debe ser capaz de discernir entre los varios tipos de personas

Hay muchos líderes y colaboradores cuya experiencia es superficial y que están limitados en su entendimiento de la verdad. Como consecuencia, aún no pueden discernir claramente los diversos tipos de personas en la iglesia ni lidiar con los problemas y resolverlos de forma precisa de acuerdo con los arreglos de la obra. Incluso cometen muchos actos malos que perturban e interrumpen la obra de Dios, tales como seleccionar y usar a las personas inapropiadamente o expulsarlas erróneamente. Sin embargo, no son conscientes de ello ni de que están muy alejados de satisfacer los requisitos de Dios. Por supuesto, esto está relacionado con estar equipado con demasiadas pocas verdades. Si uno sólo se apoya en hablar letras y doctrinas en la obra de la iglesia, pero no sabe cómo usar la verdad para resolver problemas y comete errores frecuentemente al llevar a cabo un poco de obra real porque no puede discernir diversas clases de personas, no podrá realizar la obra sustancial de servir bien a Dios. Eso es suficiente para demostrar que no tienen en absoluto la verdad y que mucho menos son útiles para ser usados por Dios. Algunos líderes ni siquiera pueden discernir apropiadamente qué es una persona que busca la verdad, qué es poseer la realidad. Otros ni siquiera pueden discernir claramente a las personas malvadas ni a los anticristos; de hecho, pueden etiquetar como anticristos a personas engreídas que no se someten a ellos y expulsarlas, así como traer de vuelta a la iglesia a personas malvadas que ya han sido expulsadas. ¡Es realmente indignante! Hay incluso algunos líderes de iglesia que expulsan a personas sin el consentimiento ni el voto de la mayoría de las personas de la iglesia, tomando la decisión por su cuenta y actuando de forma arbitraria. ¿No es esto destruir deliberadamente la obra de Dios? Un líder que ni siquiera puede discernir diversas clases de personas ni sabe qué tipos de personas salva o elimina Dios, ni qué personas buscan o no la verdad, es un líder que no conoce la obra de Dios ni Sus intenciones. ¿Cómo puede ser un líder de iglesia una persona así? Los líderes y colaboradores de todos los niveles de la iglesia deben entender las intenciones de Dios y saber qué clase de personas serán salvadas sin duda alguna por Dios, qué clase de personas serán sin duda alguna eliminadas, qué clase de personas pueden ser cultivadas y perfeccionadas por Dios, qué clase de personas son lacayos de Satanás que perturban y destruyen la obra de Dios y que deben ser expulsadas. Este es un principio de llevar a cabo la obra de la iglesia que los líderes y colaboradores de todos los niveles deben al menos tener claro o, de lo contrario, no serán capaces de llevar bien a cabo la obra de la iglesia. ¿Cómo puede alguien que ni siquiera puede discernir los diversos tipos de personas sino hablar ciegamente acerca del amor, ser capaz de lidiar bien con los problemas? Si los líderes y colaboradores de todos los niveles de la iglesia se escogen pobremente, ¿cómo serán capaces de guiar al pueblo escogido de Dios a la realidad de la verdad? Si los líderes y colaboradores no tienen ni idea sobre lo que es la obra sustancial de servir a Dios y tampoco pueden discernir apropiadamente comportamientos de resistencia a Dios que perturban y destruyen la obra de Dios, ¿cómo podrán ser capaces entonces de servir a Dios a Su gusto? Los que no tienen la verdad no pueden descubrir las intenciones de nada ni saben cómo discernir a diversas clases de personas. ¿Cómo no van a hacer el mal ni resistirse a Dios tales personas corruptas que no tienen la verdad? Los líderes y colaboradores de todos los niveles de la iglesia deben ver con claridad simplemente qué requisitos pone Dios a las personas que le sirven. Sólo entonces serán capaces de entender y ser considerados con las intenciones de Dios. Uno sólo puede servir a Dios a Su gusto al entender claramente a qué personas salva Dios y a qué personas elimina, y seguidamente cooperar con la obra de Dios de acuerdo con Sus intenciones para cumplir apropiadamente el deber del hombre. Los líderes y colaboradores de la iglesia deben ver claramente que sólo quienes aman y buscan la verdad pueden ser salvados y perfeccionados. Por tanto, sólo escoger personas que busquen la verdad como líderes y colaboradores se conforma a las intenciones de Dios. Elimina y sustituye a esas personas malvadas sin humanidad que son deshonestas y engañosas, egoístas, que obedecen en apariencia pero se oponen en su corazón y que son hipócritas. Esto es totalmente justo y también es librarse de un mal para el pueblo escogido de Dios. Eliminar obstáculos y piedras de tropiezo es beneficioso para que el pueblo escogido de Dios entre en la senda correcta de creer en Dios. Esto muestra que es fácil que los líderes y colaboradores cometan errores si no saben cómo discernir o interpretar a las personas. Como algunos líderes y colaboradores no poseen la verdad, cometen actos malvados que perturban y destruyen la obra de Dios y que, en consecuencia, hacen daño al pueblo escogido de Dios y obstaculizan que la voluntad de Dios se lleve a cabo. Sus conductas específicas son las siguientes:

1. Tratar a las personas que creen verdaderamente en Dios —quienes, a pesar de cometer transgresiones, no son consideradas como personas malvadas— como personas malvadas y expulsarlas. Esta es una conducta que resiste a Dios y que perturba y destruye la obra de Dios.

2. Tratar a las personas que tienen un carácter arrogante y que no obedecen o tienen prejuicios hacia los líderes, como anticristos y expulsarlas. Esta es una conducta que resiste a Dios y que perturba y destruye la obra de Dios.

3. Permitir que las personas generalmente reconocidas como malas personas, personas malvadas, anticristos, poseídas por demonios o que tienen a menudo la obra de espíritus malignos, permanezcan en la iglesia (independientemente de cualquier razón). Esta es una conducta que resiste a Dios y que perturba y destruye la obra de Dios.

4. No expulsar a las personas que deben y tienen que ser expulsadas y expulsar a personas que no deben serlo. Esta es una conducta que resiste a Dios, que perturba y destruye la obra de Dios y que se considera puramente como la conducta de Satanás.

5. Ascender a personas poseídas por demonios o que exhiben a menudo la obra de espíritus malignos, a personas que son consideradas como anticristos o a las que no tienen entendimiento espiritual (leen la palabra de Dios durante mucho tiempo pero no pueden entender su significado) para que sean líderes o colaboradores en cualquier nivel de la iglesia. Esta es una conducta que resiste a Dios, que perturba y destruye la obra de Dios y que se considera puramente como la conducta de Satanás.

6. No ascender ni colocar en posiciones importantes a personas que tienen un sentido de la justicia, que pueden buscar la verdad y que tienen capacidades de trabajo, sino ascender en su lugar a sus seguidores de confianza y a personas que adulan descaradamente. Esta es una conducta que resiste a Dios, que perturba y destruye la obra de Dios y que se considera puramente como la conducta de Satanás.

7. No liderar la iglesia de acuerdo con los arreglos de la obra, no llevar a cabo una obra real, no guiar a las personas a disfrutar y comunicar las palabras de Dios así como a practicar la verdad, hablar meramente letras y doctrinas, no lograr resultados reales después de trabajar durante varios años y no involucrarse en un trabajo honesto, sino desear los beneficios del estatus, hacer todo lo posible por proteger su posición y reputación, involucrarse continua y repetidamente en disputas, así como retrasar el crecimiento vital de los hermanos y hermanas para que no puedan ser salvados. Tales líderes de iglesia no son adecuados para ser usados por Dios y deben ser sustituidos. Si un líder no puede comunicar el conocimiento de la esencia de todas las clases de problemas de acuerdo con las palabras de Dios ni usar la verdad para resolver problemas, sino que lidia con los problemas y los trata de acuerdo con las nociones y doctrinas del hombre, nunca será capaz de traer personas a las palabras de Dios ni entrar en la realidad. Incluso después de trabajar durante varios años, aún no han logrado ningún resultado real en guiar a las personas a las palabras de Dios. Sirven a Dios completamente en base a sus propias intenciones. Esta es una conducta que resiste a Dios y que perturba y destruye la obra de Dios. Estas personas sirven a Dios pero se resisten a Dios y deben ser eliminadas.

Las conductas anteriores que resisten a Dios y que perturban y destruyen la obra de Dios existen en las iglesias de todas partes en diferentes grados. Algunos líderes son demasiado sensibles y no pueden practicar la verdad. Algunos líderes temen ofender a las personas y no se atreven a expulsar a las personas malvadas, pero no temen ofender a Dios. Algunos líderes atolondrados pueden incluso congraciarse con las personas malvadas y los anticristos, y estar completamente en el lado de Satanás sin siquiera darse cuenta de que están traicionando a Dios. ¿Cómo no van a enfurecer a Dios tales líderes? Ellos limpian y expulsan a las personas que Dios quiere salvar, pero mantienen en la iglesia a las personas que Dios ya ha eliminado. Traen sorprendentemente de vuelta a las personas que Dios desprecia, dando al diablo Satanás una oportunidad de destruir y perturbar la obra de Dios. ¡Esto viola gravemente los decretos administrativos de Dios y es realmente algo que ofende a Dios! Algunos líderes de iglesia actúan incluso como lacayos de Satanás y llevan a cabo la obra que Satanás quiere realizar. ¿No es esto oponerse abiertamente a Dios? ¡Hay tantas personas que sirven a Dios pero que se resisten a Dios! Las personas que no tienen una conciencia, una razón o un sentido de la justicia no son dignas de servir a Dios. Aunque sirvan a Dios, siguen siendo personas que se resisten a Dios.

Para garantizar que todo el pueblo escogido de Dios pueda ser salvado por Dios y no ser retrasado, la casa de Dios ha decidido expulsar de la iglesia a las personas malvadas, los falsos Cristos, los anticristos y las personas consideradas como espíritus malignos, todos los cuales son despreciados por Dios. Esto es imperativo para llevar a cabo la voluntad de Dios. ¿Cómo no va a enfurecerse Satanás por tales medidas adoptadas por la casa de Dios? Para garantizar que esta obra se lleve a cabo con precisión y sin error, que no se haga mal a ninguna persona buena ni se absuelva a una mala persona, la casa de Dios ha formulado especialmente las siguientes normas: una persona sólo puede ser limpiada o expulsada con la aprobación de la mayoría de las personas en la iglesia. Ningún individuo tiene derecho a expulsar a una persona. Debe establecerse un registro para cada persona expulsada, precisando todos sus datos biográficos, la razón principal por la que fue expulsada y cuántas personas en la iglesia lo aprobaron. Después, los líderes y diáconos de la iglesia deben firmarlo como evidencia. La expulsión de cualquier persona, especialmente de los siguientes cinco tipos de personas: las consideradas poseídas por demonios, las que tienen a menudo la obra de espíritus malignos, las personas malvadas, los falsos Cristos y los anticristos, sólo es efectiva después de ser verificada por los líderes de distrito y sus compañeros colaboradores y posteriormente firmada como evidencia. La región y el distrito de la persona deben guardar, cada uno, una copia del archivo de registro de la persona, la cual debe ser estrictamente comprobada por el distrito. Estas normas formuladas por la familia de Dios son muy importantes y no deben ser violadas por ninguna iglesia, o de lo contrario la casa de Dios la hará responsable. Cualquiera que expulse a una buena persona que pueda ser salvada por Dios está oponiéndose a Dios y es un enemigo de Dios, así como del pueblo escogido de Dios. Sin duda, la casa de Dios no lo absolverá a la ligera. Una buena persona que comete transgresiones sigue siendo una buena persona, mientras una persona malvada que no parece cometer transgresiones sigue siendo una persona malvada. Intepretar a una persona requiere interpretar su corazón. Sólo cuando veas las intenciones de su esencia, no cometerás errores.

Para garantizar que no haya errores en la obra de limpieza de la casa de Dios, es necesario proveer explicaciones específicas relativas a los cinco tipos de personas que deben ser expulsadas.

A. La explicación precisa de qué es una persona poseída por demonios (o espíritus malignos) es la siguiente:

Las personas poseídas por los demonios son aquellas a las que se les han introducido espíritus malos y las han controlado. La manifestación principal es la psicosis o, a veces, la demencia y la pérdida total de un sano juicio. Creen en Dios pero son incapaces de aceptar la verdad y sólo pueden perturbar a los demás. Por lo tanto, creen en Dios pero no pueden ser salvas y deben ser expulsadas. La mayoría de las personas que están poseídas por los espíritus malos actúan como lacayas de Satanás y perturban la obra de Dios. Las diez manifestaciones principales son las siguientes:

1. Todos los que pretenden ser Dios o Cristo están poseídos por los espíritus malos.

2. Todos los que pretenden tener espíritus de ángeles están poseídos por los espíritus malos.

3. Todos los que pretenden ser otro Dios encarnado están poseídos por los espíritus malos.

4. Todos los que describen las palabras dichas por Dios como sus propias palabras o hacen que las personas traten sus palabras como las palabras de Dios, están poseídos por los espíritus malos.

5. Todos los que pretenden ser usados por el Espíritu Santo para hacer que las personas los sigan y obedezcan están poseídos por los espíritus malos.

6. Todos los que a menudo hablan en lenguas, interpretan lenguas y pueden ver todo tipo de visiones sobrenaturales o con frecuencia señalan los pecados de los demás, están poseídos por los espíritus malos.

7. Todos los que a menudo oyen voces sobrenaturales de los espíritus y a menudo oyen los ruidos de los espíritus o ven fantasmas, y todos los que claramente de alguna manera no están bien de la cabeza, han sido poseídos por los espíritus malos.

8. Todos los que se han vuelto locos, dicen sinsentido con frecuencia, a menudo hablan consigo mismos, hablan tonterías o a menudo dicen que Dios los ha instruido y que el Espíritu Santo los ha tocado, también han sido poseídos por los espíritus malos.

9. Todos los que tienen episodios psicóticos, se comportan estúpidamente, no pueden hablar normalmente con las personas y a veces están locos y no están bien del todo son personas que han sido poseídas por los espíritus malos. Todos los que son clasificados como homosexuales son un tipo de persona poseída por los demonios y están entre las que han de ser expulsadas.

10. Algunas personas generalmente son bastante normales pero pueden, en unos cuantos meses o en uno o dos años, ser provocadas y desarrollan desorden mental y, en el momento de ese desorden mental, son completamente iguales a las que han sido poseídas por los demonios. Aunque estas personas a veces son normales, también están clasificadas como poseídas por los espíritus malos. (Si alguien hubiera tenido un desorden mental hace muchos años, pero no por muchos años después, pudiera entender y aceptar la verdad al creer en Dios y tuviera algunos cambios, no sería clasificado como si estuviera poseído por los espíritus malos.)

Una persona poseída por los demonios está completamente ocupada y controlada por Satanás, le pertenece a Satanás y está maldita.

B. La explicación precisa de qué es una persona que tiene a menudo la obra de espíritus malignos es la siguiente:

Todas las personas que tienen a menudo la obra de espíritus malignos son las que reciben frecuentemente revelaciones, palabras, instrucciones de espíritus malignos y son conmovidas por ellos y que son dirigidas a hacer esto o aquello, o las que pueden ver visiones u oír las voces de los espíritus. Las personas que son trabajadas con más frecuencia por los espíritus malignos parecerán bastante anormales. Por ejemplo, orarán para ver si los espíritus malignos aprueban que ellas asistan a las reuniones o incluso que vayan al baño, pero ignoran y no se preocupan de las cosas que implican la verdad y ni siquiera orarán para confesarse cuando hayan hecho cosas malas. Esta es obviamente la obra de los espíritus malignos. Algunas personas tienen la obra de los espíritus malignos con mucha frecuencia. Otras la tienen aún después de varios meses. Todas ellas son consideradas como personas que tienen regularmente la obra de los espíritus malignos. Algunas personas son contaminadas ocasionalmente por la obra de los espíritus malignos y no manifestarán el fenómeno de la misma después de varios años. Tales personas no son consideradas como personas que tienen a menudo la obra de los espíritus malignos. Las personas que la tienen a menudo creen en Dios durante muchos años pero no entienden la verdad ni poseen la realidad, y tampoco cambian. Estas manifestaciones son suficientes para demostrar que esa es la obra de los espíritus malignos. Las personas que tienen a menudo la obra de los espíritus malignos, de hecho, también son consideradas como personas poseídas por los espíritus malignos. Actúan como instrumentos de Satanás y son personas que deben ser eliminadas.

C. La explicación precisa de qué es un falso Cristo es la siguiente:

Sólo las personas que fingen ser Dios o Cristo son falsos Cristos. Los falsos Cristos son un tipo de personas poseídas por espíritus malignos. No tienen en absoluto conciencia o razón y son consideradas completamente como instrumentos de Satanás. Un falso Cristo es incluso más peligroso si puede imitar las palabras de Cristo o puede escribir libros para fingir ser Cristo y engañar a las personas. Los falsos Cristos se apoyan principalmente en imitar el tono de Cristo para decir algunas palabras superficiales para engañar a las personas. Como falsos Cristos no tienen la esencia divina de Dios y no poseen en absoluto la verdad. La mejor forma de discernirlos es hacerles comunicar la verdad y que la combinen con la realidad para resolver problemas reales. También puedes extraer algunas palabras de Dios más profundas para que las expliquen. Esto los avergonzará. Los falsos Cristos no tienen la verdad y ni siquiera pueden hablar acerca del verdadero conocimiento de las palabras de Dios, ¿cómo pueden conquistar entonces a las personas? La profundidad de las palabras de Dios es insondable. Nadie en el mundo puede estar a su altura, eso es seguro. Por tanto, los falsos Cristos que imitan el tono de Cristo para decir algunas palabras superficiales sólo pueden engañar a las personas necias e ignorantes y no pueden engañar en absoluto a las personas con conocimiento y experiencia de la verdad. Es fácil que las personas que ni siquiera saben qué significa tener la verdad y la realidad sean engañadas. Falsos Cristos se refiere a personas que fingen ser Dios o Cristo. Las personas que no fingen ser Dios o Cristo no son consideradas falsos Cristos. Las personas que siempre dan testimonio de sí mismas, pero no dan testimonio de Cristo ni se someten a Cristo, no se consideran falsos Cristos sino anticristos. No confundas a los falsos Cristos con los anticristos ya que son dos tipos diferentes de personas. Ambos son cómplices de Satanás y enemigos de Dios y deben ser maldecidos.

D. La explicación precisa de qué es un anticristo es la siguiente:

Todos los que no reconocen la encarnación de Dios y niegan o condenan a Cristo son anticristos. Todos los que engañan y agarran a personas para oponerse a Cristo son anticristos. Todos los que no dan testimonio de Cristo, no pertenecen a Cristo ni obedecen Su autoridad —es decir, que son incompatibles con Cristo y se oponen a Él— son considerados anticristos. En la casa de Dios, todos los que tienen nociones extremadamente profundas sobre Dios, siempre dudan de Cristo o aún adoran en su corazón al Dios que está en el cielo, son anticristos. También puede decirse que todos los que tienen frecuentemente nociones sobre Cristo, son a fin de cuentas incapaces de entender la esencia divina de Cristo aunque lean a menudo las palabras de Dios, y no pueden obedecer verdaderamente a Cristo, son considerados como anticristos. Los anticristos son arrogantes y engreídos y no obedecen a nadie. Parece que sólo creen en su corazón en el Dios que está en el cielo, pero realmente, los anticristos sólo creen en sí mismos. Esta es la razón por la que siempre dan testimonio de sí mismos y hacen que las personas los obedezcan y los sigan. Los anticristos sin duda no darán testimonio de Cristo ni le servirán porque no conocen a Dios. No tienen la verdad ni la realidad y sólo son capaces de hablar doctrinas vacías para engañar y enjaular a las personas. Sólo pueden hacer daño y arruinar a las personas. Si las personas arrogantes y engreídas no buscan la verdad, es fácil que se embarquen en la senda de los anticristos y que se conviertan en anticristos. Pablo es un ejemplo clásico. Si una persona sirve a Dios y tiene autoridad y estatus en la iglesia, pero puede engañar a las personas, enjaularlas, hacer que ellas la escuchen y sigan, colocarlas bajo su dominio, no guía a las personas a volver a Dios, a exaltar a Dios y a magnificar a Dios, sino que sólo hace que las personas la conozcan a ella pero no a Dios, la obedezcan a ella pero no a Dios, entonces esta persona es un auténtico anticristo. Por tanto, si una persona que sirve a Dios pero resiste a Dios no busca la verdad para resolver su problema de resistirse a Dios, es fácil que se convierta en un anticristo. Los anticristos engañan y controlan al pueblo escogido de Dios, dan testimonio de sí mismos y se oponen a Cristo, y por eso son llamados anticristos. Los anticristos son enemigos de Dios y deben ser sometidos al castigo de Dios.

E. La explicación precisa de qué es una persona malvada es la siguiente:

Las personas malvadas son personas que tienen una naturaleza maliciosa, no tienen conciencia ni razón y no tienen humanidad. Por eso no sienten remordimiento ni vergüenza por muchos actos malos que cometan. Las personas malvadas no están interesadas en la verdad y están hartas de las cosas positivas. Aman las cosas malvadas, buscan las tendencias del mundo y hacen lo que les place. Las personas malvadas tienen un corazón malicioso, aborrecen a las buenas personas y les gusta acosar a las personas honestas y débiles. También adulan a y se confabulan con personas aún más malvadas que ellas. Siempre obtienen alegría de hacer el mal. Las personas malvadas son inquietas y no se sienten cómodas a no ser que cometan algunos actos malvados. En consecuencia, todos los que no buscan la verdad y cometen relativamente más maldades son personas malvadas. Todos los que son capaces de cometer cualquier acto malvado son personas malvadas. Si una persona malvada hace el mal pero no perturba la obra de Dios, entonces sólo es considerada una persona malvada. Los anticristos se catalogan como personas malvadas, pero las personas malvadas no son necesariamente anticristos. Si una persona malvada engaña a la gente, siempre da testimonio de sí misma para resistirse a Dios y hace que la gente la siga, entonces también es un anticristo. Es fácil que una persona malvada se convierta en un anticristo tan pronto como tenga estatus en la iglesia, lo cual es la razón por la que ascender a personas malvadas provocará sin duda la ira de Dios. Si los actos malvados de una persona malvada no afectan al pueblo escogido de Dios, entonces ella no puede ser llamada anticristo. Las personas malvadas serán sin duda castigadas por Dios.

En base a las conductas específicas y los principios de discernimiento relativos a los anteriores cinco tipos de personas, todas las iglesias de todas partes deben comprobar de nuevo su obra de limpieza de estos cinco tipos de personas. Los problemas existentes deben corregirse y manejarse de acuerdo con estas reglas y deben establecerse procedimientos para un registro de archivos. Esto no debe ser violado por nadie.

21 de octubre de 2006

Anterior:Debe tratarse de manera diferente a quienes han sido trabajadas por los espíritus malos y a las poseídas por demonios

Siguiente:La vida de iglesia se ve afectada por la calidad de los líderes

También podría gustarte