App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

43. Los 7 principios que deben tenerse en mente durante tribulaciones y pruebas

Cuando la obra de Dios alcanza su punto culminante, el pueblo escogido de Dios ha empezado a entrar en la vía correcta de creer en Dios y la obra de Dios de los últimos días está a punto de cumplirse con éxito. Satanás no acepta el fracaso. Ha empezado a luchar desesperadamente y a contraatacar con furia. Entonces se están produciendo desastres uno detrás de otro. Esto muestra que la obra de Dios ha entrado otra vez en una nueva etapa. Al mismo tiemnpo que cuando Dios esté castigando al gran dragón rojo, el pueblo escogido de Dios empezará a aceptar las pruebas y el perfeccionamiento de los diversos desastres. Todo esto es dictado y dispuesto por Dios. Lo vemos muy claramente y permanece vívido en nuestra mente. Esto es suficiente para demostrar que la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días ha estado ganando gloria.

Cuando la cruel persecución del gran dragón rojo contra el pueblo escogido de Dios se incremente gradualmente y tengan lugar los diversos desastres, ciertos asuntos administrativos de la iglesia también llegarán a su fin. Todas las clases de espíritus malignos y de personas malvadas ven que pueden aprovecharse de la situación y salen de sus guaridas para difundir falacias, herejías y mentiras de todo tipo para engañar al pueblo escogido de Dios e interrumpir su entrada en la vida. Esto causa que algunos nuevos creyentes entre el pueblo escogido de Dios sean engañados y confundidos, que su fe en Dios sea sacudida o que no sepan cómo continuar en su senda futura. Lo más repugnante es que algunos líderes y colaboradores descubren diversas herejías engañosas y mentiras pero no hacen nada sobre ellas, eludiendo así su responsabilidad. Hay incluso algunos líderes que son incapaces de buscar tranquilamente las intenciones de Dios cuando se encuentran con problemas y en su lugar lo deciden todo ellos mismos y perpetran cualquier maldad que les plazca. Son como guías ciegos y traen obstáculos y problemas al pueblo escogido de Dios. Algunos líderes y colaboradores incluso parlotean: “He sido perfeccionado por Dios, así que quienquiera que se oponga a mí se resiste a Dios y es un anticristo”. Algunos diseminan también ideas equivocadas, como: “Sólo quedan algunos días para realizar buenas obras. Si no haces una ofrenda ahora, ¡no tendrás otra oportunidad!”. Tales falacias satánicas están por todas partes. Parece que todas las clases de falsos Cristos y anticristos están viniendo a crear problemas y si esto no se resuelve a tiempo, el daño para la entrada en la vida del pueblo escogido de Dios será enorme. Para garantizar que el pueblo escogido de Dios pueda comer y beber las palabras de Dios de una manera normal, estar equipado con la verdad para entrar en la vía correcta de creer en Dios y que pueda mantenerse firme en medio de las diversas pruebas y desastres, la familia de Dios ha formulado las siguientes disposiciones especiales:

1. Los líderes y colaboradores de todos los niveles deben tener claras sus responsabilidades durante las pruebas y los desastres. Independientemente de cómo cambien las condiciones o de cuán graves sean los desastres, ellos deben aferrarse a las palabras y a la encomienda de Dios, ser de un mismo sentir con Dios y guiar al pueblo escogido de Dios a comer y beber decididamente las palabras de Dios, buscar la verdad y ser testimonio. Estas son sus responsabilidades más fundamentales y nunca cambiarán. En todo momento, el pueblo escogido de Dios necesita firmemente comer y beber las palabras de Dios, ser testimonio y lograr ser capaz de obedecer y adorar a Dios. Esta es la encomienda de Dios. Las personas que se aferran a este principio son las más sabias. Sólo las que tienen la verdad son las que han ganado vida y han sido verdaderamente salvadas. Sin la verdad, no hay mucho sentido en nada, independientemente de lo que una persona haga. Únicamente buscar la verdad, entenderla y realizar buenas obras después según las intenciones de Dios es completamente apropiado y preciso. Por tanto, sean cuales sean las condiciones, los líderes de todos los niveles deben guiar al pueblo escogido de Dios a equiparse con la verdad, a entrar en ella y a practicarla. Sólo tal servicio se conforma a las intenciones de Dios. No hacerlo significa ser una persona malvada que perturba e interrumpe la obra de Dios. Sólo los líderes y colaboradores que son más capaces de guiar al pueblo escogido de Dios a comer y beber decididamente las palabras de Dios, por muy difíciles que sean las condiciones, son líderes y colaboradores que se conforman a las intenciones de Dios. Todos los que se levantan para cometer maldades, hacer lo que les plazca, difundir toda clase de falacias y herejías e inventarse rumores para engañar e interrumpir al pueblo escogido de Dios cuando la situación es mala y no hay pastor, se revelan como siervos de Satanás y deben ser considerados anticristos. El pueblo escogido de Dios debe rechazar a tales individuos y echarlos de la iglesia. Algunas personas malvadas sustituidas o eliminadas por la iglesia encontrarían sin duda una oportunidad para aprovecharse y tomar represalias inventándose rumores o juzgando la obra de Dios. Intentarían retomar el control y señorear sobre el pueblo escogido de Dios una vez más. Estas son las principales formas en las que Satanás se resiste a Dios y destruye la obra de Dios. El pueblo escogido de Dios debe mantenerse alerta con ellas y evitar los engaños e interrupciones de estos anticristos y espíritus malignos. El pueblo escogido de Dios sólo puede cooperar con y apoyar la obra de líderes y colaboradores —sea cual sea el nivel de su posición— si ellos pueden comunicar la verdad y si su obra es constructiva y útil. Los que no comunican la verdad sino que difunden toda clase de falacías, herejías, rumores y mentiras, deben ser rechazados. Deben ser expulsados de la iglesia, por muy elevada que soliera ser su posición, en cuanto se confirme que no tienen la obra del Espíritu Santo y que son anticristos. Si un líder de cualquier nivel seleccionado por la casa de Dios es o no adecuado y fiable, debe ser revelado y verificado a través de diversos desastres y pruebas. Algunos líderes y colaboradores serán inevitablemente expuestos y eliminados en estas pruebas y desastres. El pueblo escogido de Dios necesita tener esto claro y ser consciente de ello. Los momentos críticos son los mejores para revelar a los líderes y colaboradores verdaderos y falsos. En cuanto a los líderes y colaboradores de todos los niveles, si ellos tienen o no la obra del Espíritu Santo y la verdad lo determina todo. Sólo quienes tengan algunas verdades son personas con humanidad. El pueblo escogido de Dios debe rechazar a los líderes y colaboradores que no tengan la obra del Espíritu Santo y que no puedan comunicar la verdad, así como dar la bienvenida y apoyar la obra de los líderes y colaboradores que tengan la obra del Espíritu Santo, puedan exaltar a Dios, den testimonio de Dios y comuniquen la verdad. Este es un principio de práctica para que el pueblo escogido de Dios sepa cómo debe tratar a los líderes y colaboradores de todos los niveles.

2. Durante las diversas pruebas y desastres, el pueblo escogido de Dios necesita aprender cómo presentarse en silencio ante Dios y buscar las intenciones de Dios independientemente de lo que le pase y ser capaz de buscar primero y entender la verdad en todos los asuntos antes de determinar el principio de la práctica. Esto es muy importante. Es peligroso que la persona sea obstinada y acepte u obedezca a otros como le plazca. Es necesario guardarse, en particular, de los extraños cuyos antecedentes no se conocen claramente. Esto se debe a que hay demasiado pocas personas que busquen verdaderamente la verdad, que puedan comunicar la verdad para alimentar al pueblo escogido de Dios y que tengan la obra del Espíritu Santo. Sin embargo hay demasiadas personas a las que les gusta hablar sobre teorías y doctrinas así como poner objeciones; demasiadas personas que no tienen la obra del Espíritu Santo y son incontroladamente arrogantes y jactanciosas; demasiadas personas a las que les gusta el estatus, presumir y que siempre quieren dominar y controlar a los demás. Esto es un hecho. En consecuencia, hay que guardarse de la humanidad corrupta. Los creyentes en Dios sólo pueden escuchar a Dios y no al hombre, excepto si este es alguien que tenga la obra del Espíritu Santo y entienda la verdad. Sean de quien sean las palabras, nunca las aceptes nil as creas ciegamente. Debes determinar lo correcto y lo incorrecto basándote en las palabras de Dios y debes discernir lo verdadero de lo falso de acuerdo con la verdad. Si una persona acepta ciegamente las diversas falacias, mentiras y sinsentidos de Satanás que parecen ciertos pero que son falsos, entonces será engañada y sufrirá daño. Todas las clases de falacias, herejías, mentiras y sinsentidos emergerán sin duda durante las pruebas y los desastres. Si alguien no tiene la verdad, será totalmente confundido y desconcertado sobre lo que hacer. En este momento, será muy fácil que esta persona haga lo incorrecto y descienda por la senda incorrecta. Esa es la razón por la cual comer y beber las palabras de Dios y equiparte con la verdad es lo más importante. Por ejemplo, ¿qué harías si alguien dice que Dios ya se ha marchado? Sólo hay una respuesta correcta: independientemente de si Dios se ha marchado o no, lo más importante es estar equipado con la verdad y obtener vida. Si alguien dice: “Dios no nos quiere y no le importamos a nadie”, ¿cómo debes comportarte entonces? Sólo hay una respuesta correcta: independientemente de si Dios nos quiere o no, estar equipado con la verdad y vivir como un verdadero ser humano es lo más importante. Si alguien dice: “Todos los descendientes del gran dragón rojo deben morir y por muy diligentemente que busques la verdad, eso no cambiará nada”, ¿cómo debes comportarte entonces? Sólo hay una respuesta correcta: independientemente de cuándo mueras, buscar la verdad y ser capaz de devolver el amor de Dios es lo más importante. Si alguien dice que la siguiente etapa de la obra ya ha comenzado, ¿cómo debes comportarte entonces? Sólo hay una respuesta correcta: independientemente de cuándo comience la siguiente etapa de la obra de Dios, buscar la verdad ahora para ser salvado es lo más importante. Si alguien intenta engañar a las personas diciendo: “Dios ha aparecido en un lugar particular o ha enviado a una persona específica para llevar a cabo alguna obra específica”, ¿cómo debes comportarte entonces? Sólo hay una respuesta correcta: debes creer en Dios Todopoderoso porque sólo Dios Todopoderoso es la verdad, el camino y la vida. Buscar la verdad ahora es lo más importante; no hay otro Dios que pueda salvar a la humanidad. Independientemente de lo que ocurra durante las grandes pruebas y desastres venideros, debes vigilar y orar, buscar la verdad, percibir las cosas de acuerdo con las palabras de Dios y aprender cómo esperar a Dios, confiar en Dios y no en las palabras de la humanidad. Sólo hay una cosa de la que debes estar seguro: Dios Todopoderoso nunca cambiará y las palabras de Dios Todopoderoso nunca cambiarán. Esto es una certeza.

Las personas verdaderamente sabias saben a qué prestar atención y qué comprender durante las pruebas y desastres. Esto se debe a que sólo obtener la verdad buscando la verdad es ser salvado realmente, sólo a través del entendimiento de la verdad puede una persona conocer las intenciones y requerimientos de Dios y sólo a través del entendimiento de las intenciones y requerimientos de Dios puede una persona saber qué buenas obras deben hacer para conformarse con precisión a la intención de Dios. Si una persona no entiende la verdad, será fácil que ella se comporte mal y haga las cosas ciega y arbitrariamente. Nada bueno saldrá de ello. Este es un conocimiento común que todos los creyentes deben poseer. Puede verse que no entender la verdad sino hacer las cosas ciega y arbitrariamente es lo peor. Por tanto, independientemente de lo que te ocurra o de lo que oigas, debes guardar silencio ante Dios y orar a Él, buscar la verdad y basarlo todo en las palabras de Dios. Independientemente de quién lo diga, aunque sea un líder de alto nivel, debes tratar el mensaje de acuerdo con las palabras de Dios. Independientemente de quién lo dijo, siempre que no se conforme a las palabras de Dios, no lo creas ni lo aceptes sino trátalo simplemente como una falacia o un sinsentido. Siempre que alguien intente que hagamos algo, si eso no se conforma a las palabras de Dios, no debemos escuchar ni obedecer. Este es un principio de la conducta cristiana. Sólo creemos en todas las palabras de Dios Todopoderoso —el último Cristo— y sólo seguimos todas las disposiciones de la obra del hombre usado por el Espíritu Santo. Independientemente del nivel del que sea el líder, sólo seguimos y obedecemos si lo que comunica es la verdad y si la obra dispuesta por él se conforma a las disposiciones de la obra de los de arriba. Este es un principio de conducta del pueblo escogido de Dios. Si nos aferramos a este principio, podremos caminar por la senda correcta y comportarnos al gusto de Dios. Quebrantar este principio hace que sea fácil que seamos engañados y acabemos caminando por la senda incorrecta. Incluso podemos ser engañados para que traicionemos a Dios y volvamos de nuevo a estar bajo el dominio de Satanás.

Durante las diversas pruebas y desastres todos serán revelados y cada uno estará con los de su propia clase. Sólo todos aquellos que busquen y entiendan la verdad caminarán por la senda correcta y continuarán disfrutando de la obra del Espíritu Santo y la guía del amor de Dios. Aquellos que no busquen ni amen la verdad escucharán todo tipo de rumores y mentiras. Ellos andarán sin rumbo y perderán la dirección. Serán engañados por Satanás y caerán en las tinieblas y esto es algo que no puede controlarse. Las personas sabias deben permanecer cerca de las personas rectas y honestas que buscan la verdad y deben alejarse de las personas malvadas que no aman la verdad. Esto es beneficioso para ti y es especialmente necesario durante las pruebas y desastres. Actualmente hay algunas falacias y herejías que quebrantan las palabras de Dios difundiéndose por las iglesias en todas partes. Algunas personas no las examinan de acuerdo con las palabras de Dios sino que las aceptan ciegamente. Todas esas personas están confundidas. A las personas que no aman la verdad les gusta escuchar y aceptar estas falacias y sinsentidos, mientras que sólo las personas que aman la verdad usarán las palabras de Dios para discernirlas y rechazarlas después. ¡Las personas que aceptan fácilmente toda clase de falacias, herejías, mentiras y rumores son realmente despreciables! Parece que todos los proveedores de estas falacias y sinsentidos vinieron con la misión de engañar a las personas que no tienen la verdad. ¡Las personas sabias deben despertarse ahora mismo! Todas las falacias que no se conforman a las palabras de Dios deben ser expuestas y criticadas para avergonzar a Satanás. Sólo actuando de esta forma puede el pueblo escogido de Dios ser protegido efectivamente de ser engañado y mantenerse firme.

Anterior:Las siete clases de personas que deben ser totalmente purgadas de entre los líderes y colaboradores

Siguiente:Los principios para expulsar personas durante las pruebas y la tribulación

También podría gustarte