Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

Los principios para expulsar personas durante las pruebas y la tribulación

Como la obra de Dios ha entrado en la etapa final de perfeccionar, revelar y eliminar a las personas, toda clase de personas malvadas y los que están fuera de la salvación han terminado ya de rendir servicio. Así pues, el lidiar con diversas personas por parte de la familia de Dios ha cambiado de alguna manera en términos de principios y toda clase de personas malvadas y los que están fuera de la salvación deben ser segregados y expulsados. Los que entienden la verdad pueden ver claramente que los que pueden alcanzar la salvación y los que están fuera de la salvación ya han sido revelados completamente, que ya no tiene ninguna utilidad dar oportunidades a las personas y que la revelación final de las personas por parte de Dios se lleva a cabo con el fin de eliminar personas. Sólo purgando de la iglesia a estas personas malvadas y a todos los que están fuera de la salvación puede garantizarse la progresión normal de la vida de iglesia. Hacer esto es de un gran beneficio para el pueblo escogido de Dios, para que pueda vivir la vida de iglesia sin perturbación y entrar así en la verdad. Por tanto, los diversos tipos de personas enumeradas seguidamente deben ser segregadas y expulsadas de la iglesia.

1. Todos los falsos Cristos que intentan hacerse pasar por Cristo; los anticristos que juzgan y niegan abiertamente a Dios, que hacen todo lo que pueden para peturbar y demoler la obra de Dios y que buscan controlar al pueblo escogido de Dios, junto con sus compañeros, cómplices y todos los poseídos por demonios y los frecuentemente trabajados por espíritus malignos —independientemente del nivel en que fueran líderes o colaboradores anteriormente o de la posición o el prestigio que tuvieran— porque son los enemigos de Dios y del pueblo escogido de Dios, han sido odiados y maldecidos por Dios desde hace mucho tiempo y deben ser expulsados —no pueden nunca ser salvados. ¡Todos los que toman ofrendas consagradas a Dios por el pueblo escogido de Dios y las entregan a los anticristos son incluso más malvados que Judas y deben ser expulsados y además maldecidos!

2. Todas las personas malvadas que están llenas de conceptos acerca de Dios, que siempre albergan dudas y juicios hacia Dios, que siempre contradicen y están resentidas con el hombre usado por el Espíritu Santo o que propagan y diseminan sus conceptos sobre Dios y que atacan, juzgan y empiezan rumores sobre el hombre usado por el Espíritu Santo —independientemente de qué posición o prestigio tuvieran anteriormente— porque son las enemigas de Dios y del pueblo escogido de Dios, deben ser expulsadas —nunca pueden ser salvadas.

3. Todas las personas malvadas y rebeldes que no buscan la verdad durante los desastres y las pruebas, sino que abogan por y diseminan toda clase de falacias para confundir a la gente, propagan toda clase de rumores para perturbar a la gente, que son negligentes en sus deberes, conspiran con otros, son envidiosas, causan disoutas y fomentan la discordia en la iglesia, que excluyen y atacan a quienes buscan la verdad, que siempre realizan actos malvados, que no desempeñan ningún deber, que son ovejas negras odiadas por todos y que simplemente se mezclan en la iglesia, perturban constantemente la vida de iglesia y crean problemas, deben ser expulsadas —¡nunca pueden ser salvadas!

4. Durante los desastres y las pruebas, independientemente del nivel del que una persona sea líder o colaborador, si no puede hablar acerca de la verdad, si no puede guiar al pueblo escogido de Dios a entrar en la verdad, si menos aún puede proteger al pueblo escogido de Dios de ser confundido por Satanás, entonces es un falso líder o colaborador que carece de la obra del Espíritu Santo y es alguien eliminado por Dios. El pueblo escogido de Dios puede rechazar su liderazgo y si esta persona no se arrepiente, se mantiene escéptica en su corazón, continúa haciendo el mal y aún se pone por encima de los demás limitándolos y controlándolos, entonces es una persona malvada de la categoría del anticristo y debe ser expulsada. ¡Las personas que no tienen la obra del Espíritu Santo, que no poseen ni una pizca de la verdad y que aún se ponen por encima de los demás limitándolos y controlándolos, deben ser expulsadas y nunca instadas a quedarse!

5. Todos los que, durante la adversidad y después de haber sido arrestados, venden a los hermanos y hermanas y traicionan a Dios, deben ser segregados y observados. Si tienen una humanidad mala y no buscan la verdad, entonces deben ser expulsados. ¡Los que actúan como instrumentos de Satanás tras ser arrestados, que le sirven y ayudan a arrestar al pueblo escogido de Dios, deben ser expulsados y además maldecidos!

6. Entre los que han sido confundidos por falsos Cristos, anticristos y la obra de toda clase de espíritus malignos, la salvación sólo se llevará a cabo sobre aquellos con una humanidad comparativamente buena que pueden buscar la verdad. Los que tienen una humanidad mala, que no buscan la verdad y que han sido desde hace mucho tiempo elliminados por el Espíritu Santo, deben ser abandonados —¡nunca pueden ser salvados! Los líderes y colaboradores de todos los niveles que han sido confundidos, que siguen a los falsos Cristos y a los anticristos, deben ser abandonados —nunca pueden ser salvados. Porque, como líderes y colaboradores, son simplemente desconsiderados con la voluntad de Dios, no toman en consideración al pueblo escogido de Dios, no tienen conciencia ni razón en absolouto y no son buenos en absoluto. Así pues, estas personas deben ser expulsadas —¡nunca pueden ser salvadas!

7. Todos los que, mientras que actúan como líderes y colaboradores, ignoran y hacen la vista gorda con toda clase de falsos Cristos y anticristos que confunden a la gente, que elevan a toda clase de personas engañosas y malas y son lentos a la hora de sustituirlas y que, cuando alguien desvela los hechos de un falso Cristo o un anticristo que confunde a la gente, actúa aún como abogado de Satanás y hace todo lo posible por encubrir la verdad de los hechos, lo que resulta en que un número creciente de personas son confundidas por el falso Cristo y el anticristo; ellos actúan totalmente como escudo protector de Satanás y se convierten en los mayores infratores que perturban y demuelen la obra de Dios. Todas estas personas son falsos líderes y colaboradores que han sido revelados y eliminados por Dios. Este tipo de falso líder y colaborador es realmente un lacayo de Satanás, un cómplice de Satanás y alguien de la categoría del anticristo que realiza toda clase de mal. Este tipo de persona debe ser expulsada —¡nunca puede ser salvada!

Los siete principios anteriores para expulsar a las personas son muy importantes para el pueblo escogido de Dios. Lidiar con estas personas de esta forma se conforma totalmente a la voluntad de Dios y además provee protección para el pueblo escogido de Dios. Sólo expulsando y purgando totalmente a estas personas de la familia de Dios puede el pueblo escogido de Dios abandonarlas y rechazarlas totalmente y no albergar ilusiones o buenas intenciones con ellas —y esto es beneficioso para todos. Durante los desastres y las pruebas, algunos líderes y colaboradores son revelados y eliminados. Los que buscan genuinamente la verdad y tienen buena reputación entre el pueblo escogido de Dios deben estar delante, ser considerados con la voluntad de Dios, ayudar guiando al pueblo escogido de Dios a comer y beber las palabras de Dios y entrar en la verdad, así como proteger al pueblo escogido de Dios de ser confundido por los falsos Cristos y los anticristos. Actuar de esta forma se conforma totalmente a la voluntad de Dios y alegra a Dios. Las buenas personas con sentido de la justicia que buscan la verdad deben estar delante y cumplir su deber; mientras que el pueblo escogido de Dios lo apruebe, eso se conforma a la voluntad de Dios. Esos líderes de todos los niveles que fueron sustituidos y eliminados anteriormente por la familia de Dios son personas que no tienen la verdad. La mayoría de ellas son personas engañosas, malvadas, personas que Dios detesta, que fueron reveladas y eliminadas hace mucho por el Espíritu Santo. No se permite que nadie las eleve o haga uso de nuevo de ellas. Quienquiera que eleve y haga uso de estas personas en un cómplice de Satanás, una persona malvada de la categoría del anticristo y el pueblo escogido de Dios debe abandonarla.

A partir de la fecha de publicación de esta provisión, la misma debe ejecutarse inmediatamente por todas las iglesias. Puede, sin embargo, ser ejecutada usando medios sabios.

15 de junio de 2009

Anterior:Las siete clases de personas que deben ser totalmente purgadas de entre los líderes y colaboradores

Siguiente:La obra de limpeza de la iglesia debe eliminar completamente el mal para ser conforme al corazón de Dios

También podría gustarte