App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Los cinco problemas que la iglesia debe resolver actualmente

La entrada del pueblo escogido de Dios en el camino correcto de la creencia en Dios se construye sobre los fundamentos de entender la verdad y de ser capaz de obedecer la obra de Dios. Como una persona no entiende la verdad ni tiene discernimiento antes de que entre en el camino correcto de la creencia en Dios, es más fácil que sea engañada por espíritus malos, falsos líderes y anticristos. Por lo tanto, guiar al pueblo escogido de Dios en el camino correcto de la creencia en Dios requiere resolver primero el problema de que el pueblo escogido de Dios sea engañado y controlado por espíritus malos, falsos líderes y anticristos. Con el fin de que el pueblo escogido de Dios se convierta en personas honestas, es decir, en personas que verdaderamente obedezcan a Dios, primero se debe liberar del engaño y el control de la influencia de Satanás. Sólo entonces será realmente capaz de entrar en el camino correcto de la creencia en Dios y ser salvo. Así que, si el pueblo escogido de Dios quiere en verdad convertirse y obedecer a Dios, debe superar el engaño y control de los falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos. Esta es la batalla más crucial para el pueblo escogido de Dios al seguir a Dios y experimentar la obra de Dios para que pueda ser salvo. Si uno no puede superar esta etapa quiere decir que no se ha liberado de la influencia de Satanás y no ha sido ganado por Dios. Más bien, ha caído en las manos de falsos líderes y anticristos y, finalmente, aún no se habrá liberado de las garras de Satanás. ¿De quién es la culpa? Si una persona cree en Dios pero no obedece ni sigue a Dios y, en cambio, debido al control de los falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos es engañada, perjudicada y arruinada entonces, ¿no es algo que no vale la pena? Todo este resultado se debe a que no busca la verdad. Una persona que cree en Dios pero que no busca la verdad no se puede liberar de la trampa de Satanás. Todos aquellos que no pueden entrar en el camino correcto de la creencia en Dios, y en cambio son engaños y controlados por falsos líderes y anticristos, sólo pueden cosechar lo que han sembrado. Si uno no busca ni entiende la verdad, nunca se liberará de la influencia de Satanás y nunca podrá ser salvo.

Creer en Dios es creer en las palabras de Dios y, por consiguiente, seguir a Dios y obedecer la obra de Dios. Si uno es engañado y controlado por falsos líderes y anticristos, significa que ha sido atracado por ladrones y ha caído en el vandalismo en el camino de creer en Dios. Aunque nominalmente cree en Dios, no escucha las palabras de Dios y mucho menos puede obedecer a Dios y, más bien, está engañado y controlado por los falsos líderes y anticristos. Por ejemplo, algunos del pueblo escogido de Dios son trampeados, segregados y expulsados por los falsos líderes y anticristos. No pueden comer ni beber normalmente las palabras de Dios, los libros de las palabras de Dios en su posesión son confiscados y tampoco tienen vida eclesiástica. Son relegados e ignorados y son eliminados incluso antes de que se hayan presentado delante de Dios. También hay algunos del pueblo escogido de Dios que son engañados y están controlados por falsos líderes y anticristos. Escuchan y obedecen ciegamente al “padre” y “antepasado” adorado en su corazón pero no pueden realmente obedecer la obra de Dios ni pueden escuchar los sermones y enseñanza ni ver los arreglos de la obra de los de arriba. Para nada entienden el ritmo y las pisadas de la obra del Espíritu Santo y se mantienen en la oscuridad y caen en las tinieblas. También hay algunos del pueblo escogido de Dios que no pueden comer ni beber las palabras de Dios ni entrar a la verdad de acuerdo con los arreglos de la obra de los de arriba. Más bien, siguen los arreglos de los falsos líderes y anticristos al comer y beber con indiferencia y no tienen el riego ni la provisión de las personas que entienden la verdad. Por tanto, no saben cómo comer y beber las palabras de Dios en absoluto y, peor aún, no saben cómo compartir acerca de la verdad ni lograr claros resultados de las reuniones. Estas cosas son suficientes para mostrar que si la iglesia no tiene buenos líderes y colaboradores, el pueblo escogido de Dios en verdad no recibirá riego ni provisión y nunca será capaz de entrar al camino correcto de la creencia en Dios. ¿Cómo podría ser salvo viviendo bajo el campo de acción de Satanás? Este es un hecho que nadie puede negar. Si la iglesia no tiene buenos líderes y colaboradores, el pueblo escogido de Dios no tendrá a dónde ir y no será capaz de entrar en el camino correcto de la creencia en Dios. Una vez que la iglesia sea controlada por falsos líderes y personas perversas, el pueblo escogido de Dios sufrirá y será arruinado y su deseo de ser salvado por Dios se hará humo. Evidentemente, si el pueblo escogido de Dios cae en las manos de falsos líderes y anticristos, eso será realmente triste y lamentable y las consecuencias serán inimaginables. En cualquier parte que los falsos líderes y anticristos reinen y controlen es donde el pueblo escogido de Dios será engañado, arruinado y caerá en oscuridad. Si líderes y colaboradores de la iglesia buscan la verdad, serán capaces de obedecer los arreglos de la obra de los de arriba y de concordar con los sermones y enseñanza de los de arriba para proveer y regar al pueblo escogido de Dios. Entonces, el pueblo escogido de Dios logrará resultados por comer y beber las palabras de Dios, será capaz de gozar de la obra del Espíritu Santo, gradualmente podrá entender la verdad y entrar a la realidad para convertirse en una persona que verdaderamente obedezca a Dios y sea salva. Hace mucho tiempo que este hecho le ha quedado claro al pueblo escogido de Dios. Todos ellos están dispuestos a aceptar el riego y la provisión de aquellos que tienen la obra del Espíritu Santo y todos odian a los falsos líderes y colaboradores que no tienen la obra del Espíritu Santo y cometen todo tipo de mal. Esto es lo que se requiere del pueblo escogido de Dios y a lo que él aspira. Quién sabe cuántos falsos líderes y anticristos que no tienen la obra del Espíritu Santo están engañando y controlando a las personas en las iglesias en todas partes justo ahora. Quién sabe cuántos del pueblo escogido de Dios han sido trampeados y excluidos de la iglesia por falsos líderes y anticristos y están anhelando la vida eclesiástica pero son ignorados. Quién sabe cuántos del pueblo escogido de Dios siguen siendo engañados y controlados por falsos líderes y anticristos, creyendo que obedecer y escuchar a falsos líderes y anticristos es obedecer y escuchar a Dios y hace mucho tiempo han caído en oscuridad sin darse cuenta de ello. Quién sabe cuántos del pueblo escogido de Dios no pueden ver los arreglos de la obra ni escuchar los sermones y enseñanza de los de arriba y, por tanto, para nada pueden recibir el riego y la provisión de los que entienden la verdad, de tal manera que creen en Dios por muchos años pero todavía no saben cómo comer y beber las palabras de Dios, compartir acerca de la verdad y nunca pueden entrar en el camino correcto de la creencia en Dios. Quién sabe cuántos del pueblo escogido de Dios están siendo engañados y controlados por falsos líderes y falsos colaboradores, de tal manera que creen en Dios por muchos años pero para nada entienden la verdad o una pizca de la obra de Dios y siguen como quiera que las fuerzas de Satanás los engañen. Realmente son trágicos y dignos de compasión. Si los líderes y colaboradores de todos los niveles de la iglesia realmente son considerados con las intenciones de Dios, deben hacer bien sus trabajos y llevar a cabo los deberes que deben llevar a cabo de acuerdo con los arreglos de la obra de los de arriba con el fin de resolver, tan pronto como sea posible, los cinco problemas fundamentales que actualmente existen en la iglesia. Esto es de máxima urgencia y no se debe demorar.

Los cinco problemas que las iglesias en todas partes deben resolver urgentemente son los siguientes:

1. Vetar completamente a todos los falsos líderes y anticristos en la iglesia y llevar realmente al pueblo escogido de Dios delante de Dios para que obedezca y experimente la obra de Dios. Esta es la batalla más intensa entre el pueblo escogido de Dios guiado por Dios contra las fuerzas de Satanás. Si las personas que sirven a Dios no resuelven el problema de los falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos, están siendo irresponsables para con el pueblo escogido de Dios y están perjudicando, delatando y arruinando al pueblo escogido de Dios. Se puede decir que intencionalmente están entregando al pueblo escogido de Dios a Satanás. Algunos líderes y colaboradores no tienen un sentido de justicia ni pueden obedecer los arreglos de Dios ni resolver el problema de los falsos líderes y falsos colaboradores a tiempo. Esto es suficiente para mostrar que estas personas no están del lado de Dios, que no tienen temor de Dios y que para nada tienen un sentido de justicia. Todos aquellos que no pueden resolver el problema de los falsos líderes y falsos colaboradores no son personas que sean obedientes y leales a Dios, que es por lo que pueden resistir a Dios y delatar al pueblo escogido de Dios en las batallas espirituales. Esta también es la forma más seria de actuar superficialmente hacia Dios y de engañar a Dios, así como un comportamiento que resiste y traiciona a Dios. Todos los falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos que no tienen la obra del Espíritu Santo y cometen todo tipo de mal, todos deben ser vetados. Mantener a un falso líder o anticristo que para nada tiene alguna realidad de la verdad mediante cualesquier excusas o razones es ser completamente desconsiderado para con la voluntad de Dios. Cualquiera que haga esto es una persona que resiste y traiciona a Dios. El pueblo escogido de Dios debe denunciar a tales personas y la casa de Dios las hará responsables.

2. Rescatar y acoger a todo el pueblo escogido de Dios que ha sido reprimido, perseguido, segregado y expulsado por falsos líderes y anticristos. Estas personas escogidas de Dios que todavía permanecen comprometidas a creer en Dios y a comer y beber las palabras de Dios, aún después de ser segregadas y expulsadas, deben tener su vida eclesiástica recuperada y a cada una de ellas se le debe dar libros y otras necesidades. Aquellas que tengan fe débil pueden ser apoyadas mientras que a aquellas que realmente no creen, se les debe dejar ir. Líderes y colaboradores de la iglesia deben pacientemente proporcionar riego y provisión al pueblo escogido de Dios que ha sido perseguido y aceptado de nuevo en la iglesia, para que pueda ponerse al día con el ritmo y las pisadas de la obra del Espíritu Santo. Si una iglesia en cualquier parte no busca ni trae de regreso al pueblo escogido de Dios entrampado, segregado y expulsado, esto prueba que los líderes de esa iglesia no tienen misericordia, que son irresponsables, que con toda certeza no tienen la obra del Espíritu Santo y que definitivamente no son personas que busquen la verdad ni obedezcan la obra de Dios. Los diáconos de tal iglesia tampoco son personas que busquen la verdad ni obedezcan la obra de Dios. Bajo estas circunstancias, el pueblo escogido de Dios en la iglesia tiene el derecho de traer de regreso a la iglesia al pueblo escogido de Dios que haya sido perseguido. El pueblo escogido de Dios tiene el derecho a formar grupos de reunión con estas personas perseguidas para comer y beber las palabras de Dios y compartir acerca de la verdad. Esto es ser considerado con la voluntad de Dios y ser alguien que realmente tiene misericordia y nadie tiene el derecho a restringirlo o, peor aún, condenarlo. Aparte de los cinco tipos de personas que deben ser expulsadas, el pueblo escogido de Dios tiene el derecho a acoger a todos aquellos que anhelan comer y beber las palabras de Dios y esperan vivir la vida eclesiástica. Si alguien restringe o condena esto, eso prueba que son un falso líder o anticristo que interrumpe o interfiere en la obra de Dios. Ciertamente no hay duda al respecto. Cualquiera que tenga tanto odio hacia el pueblo escogido de Dios que realmente cree en Dios y que está dispuesto a buscar la verdad seguramente es el cómplice y secuaz de Satanás porque sólo los que pertenecen a Satanás odian al pueblo escogido de Dios. Las personas deben ser salvas sin importar qué transgresiones hayan cometido siempre y cuando haya un rayo de esperanza. Sólo los anticristos interrumpen a Dios de salvar a las personas y evitan que las personas se conviertan a Dios. Este es un hecho que todos deben ver con claridad.

3. Todo el pueblo escogido de Dios debe estar hecho para escuchar todos los sermones y enseñanza y ver todos los arreglos de la obra de los de arriba. De ahora en adelante, la responsabilidad de los líderes y colaboradores en todos los niveles de la iglesia es trabajar y ejecutar su deber completamente de acuerdo con los arreglos de la obra y sermones y enseñanza de los de arriba. La casa de Dios no debe permitir la existencia de ningún líder y colaborador que viole los arreglos y sermones y enseñanza de los de arriba en favor suyo. Independientemente de en dónde se encuentre, cualquier líder o colaborador que se descubra que haya retenido los sermones y enseñanza o los arreglos de la obra de los de arriba debe ser castigado como un falso líder o falso colaborador. Si esta persona no se puede arrepentir o es insubordinada y aún persiste en su error y tercamente se resiste, entonces debe ser castigada como un anticristo y expulsada. Tal práctica se conforma completamente con la voluntad de Dios. Todos aquellos con conciencia y razón están seguros de que el pueblo escogido de Dios necesita saber y entender los arreglos de la obra de los de arriba y escuchar los sermones y enseñanza de los de arriba. Este es el derecho y la libertad del pueblo escogido de Dios. Nadie puede negar esto. Incluso los incrédulos hablan acerca del derecho a saber y del derecho a vivir. El hombre usado por el Espíritu Santo fue puesto por Dios y usado por Dios para guiar y pastorear al pueblo escogido de Dios. Está perfectamente justificado que el pueblo escogido de Dios deba aceptar los arreglos de la obra y sermones y enseñanza de los de arriba. Nadie tiene el derecho a restringir esto. El hombre usado por el Espíritu Santo no fuerza ni restringe al pueblo escogido de Dios y respeta la libertad de las personas a escoger. Así que, ¿por qué algunas personas retienen los arreglos de la obra y no distribuyen grabaciones de los sermones al pueblo escogido de Dios? No pueden proveer ni regar al pueblo escogido de Dios y sin embargo evitan que el pueblo escogido de Dios acepte el riego y la provisión del hombre usado por el Espíritu Santo. Realmente son malvadas y despreciables al extremo, simplemente desvergonzadas. Se puede decir que este tipo de personas es falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos y debe ser maldito.

4. Las elecciones de la iglesia de líderes y diáconos se deben practicar absolutamente para vetar completamente a cualquier líder de distrito de designar y nombrar líderes y diáconos de la iglesia. Cualquier iglesia que todavía no elija a sus líderes y diáconos debe ser hecha responsable e investigada. Un líder de distrito que actúa como un dictador autoritario y hace lo que le place, sin tener en cuenta si el pueblo escogido de Dios tiene o no vida eclesiástica, es un auténtico líder falso que debe ser reemplazado y segregado para la autorreflexión. Si cualquier iglesia no practica elecciones, el líder de distrito debe ser hecho responsable. Todos los líderes y diáconos de la iglesia que no fueron elegidos deben ser declarados invalidados y sus posiciones deben ser ocupadas vía una nueva elección. Todos los líderes y diáconos nombrados por los líderes de distrito son anulados y la iglesia de inmediato debe llevar a cabo una nueva elección para ocupar esas posiciones. De ahora en adelante, a ningún líder de distrito se le permite nombrar líderes o diáconos y todas las iglesias deben practicar elecciones. Todas las iglesias que no practiquen elecciones deben ser tratadas como anticristos que establecen sus propios reinos independientes. Todos los líderes de distrito que restrinjan las elecciones de la iglesia deben ser castigados como anticristos. El pueblo escogido de Dios debe despedir y vetar a tales personas. Si los falsos líderes y colaboradores no se arrepienten ni confiesan, deben ser considerados como anticristos y deben ser expulsados. Los anticristos por naturaleza siempre quieren controlar al pueblo escogido de Dios y aferrarse al poder y no dejarlo ir. Incluso están dispuestos a morir por controlar al pueblo escogido de Dios. Es como si hubieran jurado no rendirse a menos que perjudiquen y arruinen al pueblo escogido de Dios. Esto demuestra que los anticristos son demonios que aman el poder tanto como la vida y que consideran perjudicar y controlar a las personas como su deber ineludible. Esta es precisamente la característica del gran dragón rojo. Son demasiado aborrecibles y malvados y deben ser maldecidos.

5. De este día en adelante, las personas en las iglesias pueden elegir voluntariamente formar sus propios grupos de reunión. Las personas insatisfechas con su grupo de reunión original pueden libremente formar sus propios grupos de reunión pero deben estar dentro del alcance de esta iglesia y tener todavía de 3 a 5 personas por grupo. El pueblo escogido de Dios tiene la libertad para llevar a cabo elecciones y también tiene la libertad para escoger formar sus propios grupos de reunión. Aquellos del pueblo escogido de Dios que busquen la verdad pueden escoger reunirse con otros que busquen la verdad. Las personas que buscan la verdad tienen el derecho a elegir rechazar a personas perversas que no buscan la verdad para formar un grupo de reunión con ellas. Nadie tiene el derecho a restringir esto. Todos aquellos que realmente creen en Dios deben amarse y tolerarse, tratarse con bondad y tener el derecho a rechazar a personas perversas. El pueblo escogido de Dios puede libremente escoger formar sus propios grupos de reunión pero debe ser dentro del alcance de la iglesia y los que excedan el alcance de la iglesia no están permitidos. Esto es completamente por la seguridad de la iglesia. Tal práctica es beneficiosa para las personas que buscan la verdad. De esa manera, aunque la iglesia esté controlada por una pandilla de personas perversas, los que busquen la verdad no serán retrasados en su entendimiento de la verdad y entrada en la realidad y, una vez que los desastres golpeen, todo el pueblo escogido de Dios puede encontrar personas que busquen la verdad con quien compartir acerca de la verdad. Por lo tanto, los hermanos y hermanas de cada iglesia deben ser comprensivos uno hacia el otro y saber cuáles personas aman y buscan la verdad, cuáles personas creen en Dios genuinamente y pueden llevar a cabo su deber y cuáles personas tienen discernimiento hacia el enemigo Satanás y pueden ayudar al pueblo escogido de Dios. Esto es muy necesario para sus futuras experiencias de pruebas después de que lleguen los desastres. La iglesia que adopta la formación voluntaria de grupos de reunión refleja completamente la libertad democrática y es completamente justa. Es así como las personas eligen buscar la verdad o no buscarla. Aunque actualmente haya algunas restricciones, esto se debe completamente al mal entorno. Cuando se quitan las influencias de Satanás, las personas serán completamente libres. Practicar formaciones voluntarias de grupos de reunión es aún más ventajoso para la búsqueda de la verdad y el crecimiento de vida del pueblo escogido de Dios, es muy necesario para prevenir el engaño y control de falsos líderes y anticristos y es beneficioso para la protección del pueblo escogido de Dios. Practicar la formación voluntaria de las reuniones seguramente hará felices a aquellos que buscan la verdad. Los falsos líderes y anticristos seguramente estarán tristes y tratarán de aumentar su interrupción y destrucción. El pueblo escogido de Dios debe aumentar su discernimiento de esto.

Los cinco problemas anteriores son los cinco problemas fundamentales que las iglesias por todas partes tienen que resolver en este momento. Todos estos cinco problemas en realidad fueron creados por falsos líderes y anticristos. Si los falsos líderes y anticristos no existieran, estos cinco problemas no existirían. Es por esto que primero debemos vetar a los falsos líderes y anticristos. Sólo entonces seremos capaces de resolver la raíz de los problemas. Vetar completamente a todos los falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos es la clave para resolver estos cinco problemas. Si todos los líderes y colaboradores de la iglesia pueden obedecer la obra de Dios, actuar de acuerdo con los arreglos de la obra de los de arriba, tomar en serio la organización del pueblo escogido de Dios al comer y beber las palabras de Dios y compartir acerca de la verdad, tratar correctamente al pueblo escogido de Dios, ayudar y apoyar pacientemente al pueblo escogido de Dios y pueden aceptar abandonar la carne, practicar la verdad, aceptar la poda y trato de los de arriba y prestar atención a llevar a cabo correctamente sus propios deberes, entonces estos problemas que perturban e interrumpen la obra de Dios no sucederían. Esto demuestra que elegir líderes y colaboradores equivocados creará caos y cosas que perturban e interrumpen y las cosas que traicionan a Dios sucederán. Cuando las personas perversas que no buscan la verdad toman el poder, el pueblo escogido de Dios sufrirá persecución y catástrofe. Esto ya ha sido probado por incontables casos verdaderos y dolorosos y no puede ser negado por nadie. Si las personas no tienen la verdad no serán capaces de ver las intenciones de las personas, y si líderes y colaboradores equivocados son elegidos, muchos de estos problemas se pueden suscitar. Evidentemente, la elección de líderes es un asunto extremadamente importante. Líderes de todos los niveles de la iglesia deben ahora hacer su máximo esfuerzo por resolver estos cincos problemas que están extendidos en las iglesias en todas partes. El resultado y propósito deseados es hacer que todo el pueblo escogido de Dios tenga vida eclesiástica, sea capaz de comer y beber normalmente las palabras de Dios, comparta acerca de la verdad, escuche los sermones y enseñanza de los de arriba y lleve a cabo lealmente su propio deber de acuerdo con los arreglos de la obra de los de arriba. De esa manera, se garantiza que el pueblo escogido entienda rápidamente y entre en la verdad y pueda liberarse del engaño y el control de cualesquier falsos líderes, anticristos y todo tipo de espíritus malos y demonios y entre realmente en el camino correcto de la creencia en Dios. Así que, la obra de Dios terminará con un glorioso broche de oro. Por lo tanto, resolver los cinco problemas que existen en las iglesias en todas partes es completamente para allanar la senda y quitar los obstáculos para que todo el pueblo escogido de Dios pueda entrar en el camino correcto de la creencia en Dios. Tal práctica se conforma completamente con la voluntad de Dios. Se puede decir que resolver inmediatamente estos cinco problemas es la encomienda de Dios. Para este fin, el pueblo escogido de Dios debe dar su máxima lealtad a la obra de Dios.

La casa de Dios está practicando ahora la poda y trato de todos los líderes y obreros y haciendo que acepten el juicio y castigo de las palabras de Dios. Aquí, las personas que buscan la verdad ya han obtenido la salvación y perfección de Dios. Todo el pueblo escogido de Dios ha recibido grandes beneficios. El propósito de practicar la exposición y condenación de las personas como falsos líderes y anticristos es para hacer que el pueblo escogido de Dios despierte, sea más discernidor, se ponga de pie y se levante para combatir a las fuerzas de Satanás y se libere de la influencia de Satanás para convertirse realmente a Dios. Este es el camino de Dios para perfeccionar a Su pueblo escogido y también los pasos de la obra del Espíritu Santo. Todos hemos visto que muchos líderes y colaboradores han comenzado a autorreflexionar y a reconocer sus revelaciones de corrupción y la esencia de su naturaleza. Ven que la senda que caminan es precisamente la senda que Pablo tomó y están extremadamente arrepentidos. Lamentan porqué no buscaron la verdad e hicieron muchas malas obras, perjudicando severamente al pueblo escogido de Dios. Se sienten avergonzados delante de Dios y son aún más incapaces de enfrentar al pueblo escogido de Dios. ¿Precisamente cómo debemos manejar a estos líderes y colaboradores que tienen verdadero arrepentimiento? ¿Derribarlos de un sólo golpe o darles una oportunidad de arrepentirse y ser salvos? Esta realmente es una pregunta que revela a las personas. Cuando se trata de esto, debemos concordar con la voluntad de Dios aún más al manejar a estos líderes y colaboradores que han caminado la senda equivocada y han hecho el mal. Dios está aquí para salvar y perfeccionar a las personas. Eso no quiere decir que una persona no pueda ser salva y perfeccionada después de que haya cometido transgresiones o caminado la senda equivocada. La clave es que uno pueda arrepentirse y buscar la verdad. Depende de cómo escoja uno. Las personas deben entender la voluntad de Dios y no hacer cosas que interrumpan ni perturben la obra de Dios. Cuando se trata de personas que Dios quiere salvar, es decir, aquellas que todavía tienen esperanza de ser salvas, las debemos tratar con amor y compartir con ellas pacientemente acerca de la verdad para que puedan entender rápidamente la verdad, conocerse a sí mismas. Preparar nuestras buenas obras es más importante que nada. Sólo esto es cooperar con la obra de Dios. En cuanto a los anticristos que Dios desprecia y revela, por supuesto debemos exponer completamente su naturaleza y esencia satánicas y su malvado rostro del gran dragón rojo, hacer que el pueblo escogido de Dios vea las intenciones de las astutas maquinaciones de Satanás y luego las rechace. De esa manera, los resultados y la relevancia de que Dios use a Satanás para hacer servicio se lograrán completamente. Estos son los principios para manejar falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos.

Ahora que entendemos los principios para manejar líderes falsos, falsos colaboradores y anticristos, la pregunta restante es cómo distinguirlos específicamente y separarlos en categorías. Que la humanidad de una persona sea buena o mala y cuánto mal haga son las bases principales para determinar qué personas pueden ser salvas y qué personas están más allá de la salvación. Esta es la cuestión más crucial. Que alguien tenga o no una conciencia y razón, temor de Dios y pueda aceptar la verdad son estándares según los cuales medir si son buenas o malas. Los que posean estas tres cosas son personas con relativamente buena humanidad, mientras que aquellos que no, son personas perversas. Después de determinar si uno es una persona buena o una persona perversa, disciérnelas de acuerdo con cuánto mal hagan y si verdaderamente se arrepienten y la conclusión a la que debes llegar será completamente clara. Discernir y manejar falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos se basa principalmente en los siguientes cinco principios.

En primer lugar, aquellos a quienes la mayoría de las personas considera que tienen una humanidad relativamente buena, que han hecho relativamente menos mal, que todavía pueden hacer algún trabajo real y arrepentirse verdaderamente, pueden conservar su posición original y seguir trabajando.

En segundo lugar, aquellos a quienes la mayoría de las personas considera que tienen una humanidad relativamente buena y que han hecho relativamente menos mal, pero que no pueden hacer trabajo real porque sólo han creído en Dios por un corto periodo de tiempo y no entienden la verdad: si su calibre es relativamente bueno y tienen valor cultural primero pueden ser arreglados para ser un colaborador y más cultivado pero no puede ser hecho un líder por el momento; si su calibre es relativamente pobre y no tienen valor cultural entonces deben ser reemplazados y arreglados para llevar a cabo otros deberes.

En tercer lugar, aquellos que tienen una humanidad relativamente mala, hacen relativamente más mal y nunca practican la verdad, como si realmente creyeran en Dios pero no aman la verdad en su corazón y sólo buscan estatus, fama y ganancia y no tienen ninguna realidad de la verdad en absoluto; tal persona debe ser reemplazada independientemente de que esté o no dispuesta a arrepentirse.

En cuarto lugar, aquellos que tienen una humanidad relativamente mala, hacen relativamente más mal, no se involucran en trabajo honesto, se portan mal y no tienen ninguna realidad de la verdad en absoluto deben ser reemplazados y segregados para la autorreflexión, independientemente de que estén o no dispuestos a arrepentirse y sólo pueden ser arreglados para llevar a cabo el deber de difundir el evangelio.

En quinto lugar, aquellos tipos de anticristo que son viciosos, arrogantes, desprovistos de razón y que no tienen ninguna realidad de la verdad en absoluto, que siempre tienen ambiciones de controlar al pueblo escogido de Dios, que se niegan a admitir sus errores y que resisten tercamente hasta el final deben ser reemplazados y segregados para la reflexión independientemente de que estén o no dispuestos a arrepentirse y sólo pueden ser arreglados para difundir el evangelio. Si se niegan a obedecer y tampoco quieren llevar a cabo su deber, entonces es aún más obvio que son anticristos. Los demonios que se consideren como anticristos deben, por supuesto, ser expulsados.

Estos son los cinco principios para manejar falsos líderes y falsos colaboradores. Los líderes de todos los niveles de la iglesia deben manejar y tratar a los líderes falsos y a los falsos colaboradores de acuerdo con estos cinco principios. Practicar de esta manera básicamente no estará mal. En tanto que la determinación de que uno tenga humanidad y cuánto mal haga se basen en las opiniones de la mayoría de las personas, serán capaces de ser separados en categorías y su bondad o maldad se aclarará. Hablando específicamente, si se confirma que una persona es una buena persona, se le debe dar una oportunidad y ayudar con amor. Si se confirma que una persona es alguien con mala humanidad o es una persona perversa, entonces debe ser reemplazada y eliminada. Este es el principio básico para el manejo de falsos líderes y falsos colaboradores. La casa de Dios no debe dejar que las personas con mala humanidad o las personas perversas sean líderes o colaboradores en ningún nivel de la iglesia. Cualquiera que promueva o use personas con mala humanidad o personas perversas debe ser tratado igual que una persona perversa. El principio de la casa de Dios al manejar a los falsos líderes y falsos colaboradores es promover personas buenas y vetar personas perversas. Sólo las personas buenas son personas que pueden ser salvas y que tienen esperanza de ser salvas y perfeccionadas. Una persona con mala humanidad que realmente cree en Dios todavía puede ser salva pero una persona perversa es alguien que está más allá de la salvación. Debes recordar estas palabras firmemente en tu corazón. Y nunca te equivocarás si tratas a las personas de acuerdo con este principio.

Determinar si alguien es una persona buena o una persona malvada se basa principalmente en cuánto mal haga y hasta qué grado perjudique a los demás. Todas las personas con buena humanidad tienen conciencia y razón así que es imposible que cometan demasiado mal. Aunque cometan algunas obras malas no alcanzarán el punto de crueldad debido a su conciencia y razón. Las personas que no tienen conciencia ni razón nunca temerán a Dios así que no importa cuánto mal cometan y hasta qué grado perjudiquen a las personas, es como si no sintieran nada. Tales personas se pueden considerar absolutamente como personas perversas. Por consiguiente, confirmar si uno es una persona perversa se basa en gran parte en tres condiciones: 1. ninguna conciencia ni razón; 2. ningún temor de Dios; 3. ningunos sentimientos de culpa ni arrepentimiento independientemente de cuánto mal se haya cometido. ¿No es eso precisamente una persona perversa? Todos aquellos que llevan a cabo los “tres noes” son considerados como personas perversas. Los “tres noes” se refieren a: En primer lugar, no tener conciencia ni razón; en segundo lugar, no tener ningún temor de Dios; y en tercer lugar, no tener sentimientos independientemente de cuánto perjudiquen a otros. Semejante persona de los “tres noes” es indudablemente una persona perversa. Es como un animal del ganado, una bestia salvaje. Sólo aquellos con una conciencia tienen temor de Dios y pueden amar la verdad. No hay duda acerca de eso. Las personas que no tienen una conciencia no tienen el espíritu del hombre así que no tienen humanidad. Esto demuestra que aquellos que no tienen conciencia no son humanos y son personas perversas. Por lo tanto, determinar si uno es una persona perversa y discernir si uno tiene humanidad principalmente se basa en cuánto mal haga y hasta qué punto perjudique a las personas. Básicamente esto no estará mal. Aquellos entre los falsos líderes y colaboradores que se confirme que son personas perversas se puede considerar que son anticristos. Una vez que una persona perversa acceda al poder, se puede decir que es un anticristo. No hay duda al respecto. Cualquiera en la iglesia que se atreva a pelear contra Cristo por el pueblo escogido de Dios o que se oponga al hombre usado por el Espíritu Santo para establecer su propio reino independiente es una persona atrozmente pecadora, un anticristo. Discernir de esta manera es completamente exacto y seguramente no estará mal.

Ahora que los líderes y colaboradores de todos los niveles de la iglesia han pasado por la poda y trato directos de los de arriba, algunas personas han obtenido un poco de conocimiento de sus transgresiones y malas obras mediante la autorreflexión, han desarrollado arrepentimiento y han confesado proactivamente sus errores al pueblo escogido de Dios. Se sienten extremadamente arrepentidas y distribuyen todos los arreglos de la obra, sermones y enseñanza de los de arriba en las manos del pueblo escogido de Dios. Esta es una demostración de genuino arrepentimiento y el pueblo escogido de Dios debe practicar la tolerancia y darles apoyo y ánimo. Todas las cosas que estas personas hicieron en el pasado las hicieron porque no entendían la verdad. Sólo después de experimentar la enseñanza, provisión, poda y trato de los de arriba ahora entienden la verdad, llegan a una comprensión repentina, sienten remordimiento en su corazón y están dispuestas a arrepentirse. Esta es una expresión de ser capaz de aceptar la verdad. Cometer errores no es alarmante; lo que es alarmante es no ser capaz de aceptar la verdad y tercamente negarse a admitir los propios errores. Tales personas están más allá de la salvación. Todas aquellas que pueden aceptar la poda y trato de los de arriba y el juicio y castigo de las palabras de Dios son personas que pueden ser salvas. Debes ser capaz de ver esto claramente. Si no puedes ver este hecho, no serás capaz de manejar correctamente el problema de arrepentimiento de los falsos líderes y colaboradores y también te será fácil empujar a las personas que se pueden arrepentir en el camino hacia la ruina. ¿No es esto también perjudicar y arruinar a las personas? Dios salva a la humanidad en la mayor medida posible. Sin importar qué transgresiones cometa uno, sólo necesita ser capaz de reconocerlas, arrepentirse y cambiar. Este es un proceso necesario para entender la verdad y entrar a la realidad así como un proceso necesario para que la humanidad profundamente corrompida sea salva. ¿Por qué las personas se pueden convertir en líderes y colaboradores falsos? ¿No es porque la humanidad está corrompida de una manera demasiado profunda? Cualquiera puede cometer errores y caminar por la senda equivocada antes de que entienda y obtenga la verdad. Esto es una certeza. Nadie lo puede negar. No sólo son estos falsos líderes y falsos colaboradores los que pueden cometer tales errores. Toda la humanidad corrupta puede cometer tales errores y caminar por semejante senda antes de obtener la verdad. Este es un hecho que nadie puede refutar. Por consiguiente, debes ser tolerante para con los líderes y colaboradores falsos que sean capaces de autorreflexionar y que estén arrepentidos y consolarlos. Darles una oportunidad de arrepentirse y no buscarlos ni atacarlos vehementemente. Lo más importante es ser considerado con la voluntad de Dios y salvar a todos los que puedan ser salvos. Si uno puede tener el corazón de Dios como suyo, pensar lo que Dios piensa, compartir Su desasosiego y ponerse completamente del lado de Dios, sabrá cómo tratar a las personas que cometen errores y caminan por la senda equivocada. Si realmente reconocemos que la obra de Dios es completamente para salvar y perfeccionar al hombre y que Dios no se da por vencido con nadie que tenga una oportunidad de ser salvo, entonces debemos ser considerados para con la voluntad Dios, obedecer la obra de Dios y no actuar en base a sentimientos personales. Dios hasta puede ser misericordioso y tolerante hacia las personas, así que los seres humanos deben también perdonar a otros y aprender a tratar a las personas justamente para conformarse con la voluntad de Dios. Pero recuerda una cosa: una persona perversa nunca se arrepentirá. Si una persona perversa finge arrepentirse, no te lo creas ni seas engañado. Las personas perversas no tienen la obra del Espíritu Santo. Dios no salva personas perversas, eso es seguro. De hecho, algunas personas que parece que tienen mala humanidad de verdad tienen la naturaleza y esencia de las personas perversas. El concepto del hombre es que uno debe hacer una cierta cantidad de mal para ser una persona perversa. Esto es incorrecto. En realidad, todas las personas que no aman la verdad y más bien aman la injusticia son personas perversas. Aquellas que creen en Dios por muchos años pero para nada tienen ningún cambio y todavía se pueden involucrar en la traición y ser calculadoras, sin una pizca de cambio, todas tienen la naturaleza y esencia de las personas perversas. Esa es la manera precisa de discernir a las personas perversas.

En este trabajo de vetar falsos líderes y falsos colaboradores en la casa de Dios, aquellos que son condenados y expulsados son sólo tipos de anticristo que tercamente se niegan a arrepentirse. Los tipos de anticristo representan sólo una minoría de los falsos líderes y falsos colaboradores, tal vez alrededor del 10%. La clave con relación a los falsos líderes y falsos colaboradores es ver si realmente se pueden arrepentir y aceptar la poda y trato, juicio y castigo de Dios. La mayoría de todos los líderes y colaboradores falsos son personas que genuinamente creen en Dios y están dispuestas a buscar la verdad pero es sólo porque todavía no entienden la verdad y no han cambiado en su carácter de vida que terminan sirviendo a Dios pero resistiendo a Dios. Como todos están en esta condición antes de obtener la verdad y el cambio en el carácter de vida, siguiendo sus propias intenciones, haciendo como les place, siendo arrogantes y santurrones y sin obedecer, deben pasar por al menos de 3 ó 4 años a 7 u 8 años de juicio y castigo, poda y trato con el fin de tener alguna apariencia de un ser humano. Por lo tanto, condenar y abandonar a todos los falsos líderes y falsos colaboradores no se conforma con el principio de la obra de Dios de salvar a las personas en la mayor medida. La obra de Dios sólo elimina a las personas perversas que se niegan a aceptar la verdad, que tercamente se niegan a arrepentirse y que no tienen humanidad, precisamente los tipos de anticristo. Sólo una pequeña proporción de falsos líderes y colaboradores es considerada como anticristos que nunca admite sus errores y tercamente se niega a arrepentirse. Con respecto a la mayoría, que tiene remordimiento y puede enmendar sus caminos, debemos hacer nuestro máximo esfuerzo por salvarla porque la mayoría de las personas todavía puede aceptar la poda y trato y el juicio y castigo de las palabras de Dios. Ahora bien, algunas personas ya han comenzado a arrepentirse y pueden ofrecer una disculpa formal y admitir sus errores al pueblo escogido de Dios y también pueden activamente pasar todos los arreglos de la obra y sermones y enseñanza de los de arriba al pueblo escogido de Dios. El pueblo escogido de Dios les debe dar a tales individuos apoyo y ayuda amorosos. Aunque algunos entre ellos hayan hecho el mal y perjudicado a otros, siempre y cuando se puedan arrepentir, corregir sus errores y enmendar sus caminos, el pueblo escogido de Dios será comprensivo. Entre todos los falsos líderes y falsos colaboradores que han perdido la obra del Espíritu Santo, sólo una minoría es personas perversas que cometen todo tipo de mal, que tercamente resisten y rehúsan arrepentirse. Tales personas pueden ser consideradas anticristos. Los anticristos para nada aman la verdad, no tienen temor de Dios e incluso pueden hacer cosas que perturben e interrumpan la obra de Dios, dividir la iglesia, establecer su propio reino independiente e incluso hacer lo que sea necesario en aras de lograr su objetivo de controlar al pueblo escogido de Dios y pisotearlo. Sólo este tipo de persona perversa es un auténtico anticristo. Sólo estos anticristos escondidos en el liderazgo superior de las iglesias en todas partes y las personas perversas que siempre perturban la vida eclesiástica son los verdaderos enemigos del pueblo escogido de Dios. No sólo son los enemigos jurados de Dios; peor aún, son los principales culpables de perjudicar y arruinar al pueblo escogido de Dios. Sólo expulsando para siempre a tales anticristos y personas perversas de la iglesia, la iglesia tendrá paz y el pueblo escogido de Dios ya no será perseguido y será capaz de entrar al camino correcto de la creencia en Dios. Por consiguiente, sólo aquellos que son considerados, en última instancia, anticristos y personas malvadas son en los que la casa de Dios se enfoca en resolver. Porque la mayoría de los falsos líderes y colaboradores que han perdido la obra del Espíritu Santo, si pueden aceptar la verdad y enmendar sus caminos, todavía pueden ser salvos. Algunos de ellos que pueden buscar la verdad y tienen relativamente buena humanidad también son personas que son completamente posibles de ser perfeccionadas por Dios.

A partir del día en que este arreglo de la obra se publique, se les debe dar la oportunidad de arrepentirse a todos los líderes y colaboradores que no tengan la obra del Espíritu Santo, pero que sean capaces de distribuir todos los arreglos de la obra, sermones y enseñanza de los de arriba en las manos del pueblo escogido de Dios y de llevar a cabo sus deberes de acuerdo con los arreglos de la obra. Aquellos que realmente no sean aptos pueden ser reemplazados o se les puede hacer que lleven a cabo un deber diferente. Los falsos líderes y colaboradores que se nieguen a admitir sus errores y tercamente sigan resistiendo e insistiendo en la senda equivocada deben ser despedidos y vetados. Hacerlo así se conforma completamente con la voluntad de Dios y con la verdad y con el principio de la obra de Dios de salvar a la humanidad en la mayor medida posible. Tratar a las personas de esta manera también es justo y razonable y también obtendrá la aprobación y apoyo del pueblo escogido de Dios. Sólo tal práctica puede recibir la aprobación de Dios.

Es posible que alguna obstrucción y menoscabo de los falsos líderes y anticristos aparezcan cuando tratemos de resolver completamente estos cinco problemas fundamentales. Esto se debe a que los falsos líderes y anticristos tienen mucho miedo de que el pueblo escogido de Dios entienda y vea su naturaleza que resiste a Dios y sus verdaderas intenciones malignas. Tienen mucho miedo de que el pueblo escogido de Dios vea y entienda todos los arreglos de la obra, sermones y enseñanza de los de arriba y así entienda la voluntad de Dios y vea claramente la verdad. Es por eso que los falsos líderes y anticristos hacen todo lo posible por bloquear y retener los arreglos de la obra, sermones y enseñanza de los de arriba. Cuando te encuentres con tal situación todo lo que puedes hacer es resolver primero el problema de obstrucción de los falsos líderes y anticristos. Esto se debe a que si no se quitan los obstáculos y piedras de tropiezo, será difícil implementar los arreglos de la obra de los de arriba y la voluntad de Dios no se puede llevar a cabo. Este es un hecho objetivo. Los falsos líderes y anticristos son revelados por cómo tratan el liderazgo y pastoreo del hombre usado por el Espíritu Santo. Le debe quedar claro al pueblo escogido de Dios que todos aquellos que frenéticamente bloquean y retienen los arreglos de la obra, sermones y enseñanza de los de arriba son falsos líderes y falsos colaboradores. Si aún ahora todavía no se pueden arrepentir, se niegan a admitir sus errores y todavía pueden ser tercos hasta la muerte entonces no hay duda de que se puedan considerar anticristos. Déjame preguntarte: ¿Qué tipo de persona tendría tanto miedo de que el pueblo escogido de Dios aceptara todos los arreglos de la obra, sermones y enseñanza de los de arriba? ¿Qué tipo de persona despreciaría así el riego, la provisión y el liderazgo del hombre usado por el Espíritu Santo? ¿Con qué tipo de naturaleza tendría una persona tanto miedo de que el pueblo escogido de Dios entendiera la verdad? ¿Precisamente qué tipo de persona desprecia más la verdad y tiene mucho miedo de la verdad? Ahora los falsos líderes y anticristos son completamente expuestos. En el momento crítico de experimentar la obra de Dios, todos los que aman y buscan la verdad ya han aceptado poco a poco al hombre usado por el Espíritu Santo. La mayoría de ellos puede ver claramente y ha verificado que el pastoreo y liderazgo del hombre usado por el Espíritu Santo son de verdad la obra y guía del Espíritu Santo. Esto se debe a que todo el pueblo escogido de Dios ve claramente que el hombre usado por el Espíritu Santo en efecto puede guiarlos en el camino correcto de la creencia en Dios, que esta persona usada por el Espíritu Santo es completamente apta para guiar al pueblo escogido de Dios, que lo que Dios predestinó y arregló es totalmente apropiado y que Dios es verdaderamente todopoderoso y sabio. El hombre usado por el Espíritu Santo es una persona honesta y recta y también es alguien que busca la verdad y que se puede llevar completamente bien con todo el pueblo escogido de Dios. Esta persona también está dispuesta a ser el confidente del pueblo escogido de Dios. ¿Por qué una persona que es bienvenida por el pueblo escogido de Dios sería tan despreciada por los falsos líderes y anticristos? Esta pregunta es muy fácil de explicar. Sólo las personas perversas odian a las personas buenas. Sólo las personas perversas que no aman la verdad e incluso odian la verdad odiarán al hombre usado por el Espíritu Santo. Sólo los anticristos se opondrán a Cristo y al hombre usado por el Espíritu Santo. Por lo tanto, podemos estar seguros de que cualquiera que pelee por el pueblo escogido de Dios con Dios y que abiertamente pueda ir en contra del hombre usado por el Espíritu Santo seguramente es un anticristo. Todos los anticristos serán revelados mediante el pastoreo y liderazgo del hombre usado por el Espíritu Santo. Esto demuestra que Dios revela a todos los falsos líderes y anticristos mediante el pastoreo y liderazgo del hombre usado por el Espíritu Santo y esta es la sabiduría y omnipotencia de Dios.

En el trabajo de vetar totalmente a los falsos líderes y falsos colaboradores y dejar sin nada a los anticristos, es necesario primero distinguir claramente los tres tipos de personas entre los falsos líderes y colaboradores. En principio, aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo deben ser reemplazados. Todos aquellos que no conocen las palabras de Dios y que no pueden decir si los arreglos de la obra, sermones y enseñanza de los de arriba son verdaderos o no, todas son personas sin ningún entendimiento de la verdad y sin discernimiento. Aunque estas personas continúen siendo líderes y colaboradores, no serán capaces de hacer trabajo real ni proporcionar ningún beneficio al pueblo escogido de Dios. Por consiguiente, todas las personas que no tengan la obra del Espíritu Santo y que no tengan ningún entendimiento de la verdad deben ser reemplazadas. Si alguna de ellas tiene una humanidad bastante buena y sólo no entiende la verdad porque ha creído en Dios por un periodo de tiempo relativamente corto, entonces puede seguir siendo cultivada pero sólo como colaboradores y no líderes. Si su humanidad es bastante mala, es decir, son personas torcidas y deshonestas que son egoístas y despreciables y que no tienen relaciones normales con otros ni se llevan bien con otros, entonces deben ser reemplazadas y no deben ser conservadas ni cultivadas. Si son personas perversas que son traidoras y deshonestas, que tienen inclinaciones maliciosas o incluso que pueden trampear a las buenas personas, perjudicar al pueblo escogido de Dios y hacer topo tipo de mal, entonces deben ser reemplazadas y expulsadas de manera permanente. Las malas obras de este tipo de personas se deben recopilar y convertir en información escrita para que puedan ser expuestas y criticadas. Si poseen todas las cinco principales malas obras y han cometido todo tipo de mal, haciendo que todo el pueblo escogido de Dios las odie, entonces se pueden considerar un anticristo. Cada provincia típicamente tiene al menos una persona que puede ser considerada un anticristo y hasta 2-3 ó 3-5. Si alguien dice que su provincia no tiene ninguna, eso es absolutamente imposible. Los líderes y colaboradores de todos los niveles de la iglesia deben recordar un principio importante: Siempre y cuando se confirme que una persona es una persona perversa, debe ser reemplazada y expulsada. Esto se debe a que las personas perversas seguramente no tienen temor de Dios y definitivamente no son personas que amen la verdad y mucho menos practiquen la verdad. Por lo tanto, todas las personas perversas son personas que no tienen una pizca de la realidad de la verdad. Si puedes ver este punto claramente entonces puedes estar seguro. Las personas perversas definitivamente no tienen la obra del Espíritu Santo ni la realidad de la verdad. Una persona perversa que ejerce el poder definitivamente es un anticristo. Así que siempre y cuando se confirme que una persona es una persona malvada, debe ser reemplazada y expulsada permanentemente. Si las personas perversas otra vez se descubren entre los líderes de cualquier nivel de la iglesia, entonces el líder en el nivel arriba de ellas debe ser hecho responsable. Si los que promovieron y usaron personas perversas no reemplazan rápidamente a las personas perversas entonces deben ser reemplazados junto con ellas. Esto se debe a que las personas perversas son las enemigas de Dios y también las enemigas del pueblo escogido de Dios. Las personas perversas son Satanás, son demonios. La relación entre el pueblo escogido de Dios y las personas perversas es la de enemigos. A las personas perversas no se les debe dejar existir en la casa de Dios.

Las personas más maliciosas entre los falsos líderes y los falsos colaboradores son anticristos. Los anticristos son la reencarnación de los demonios, por lo que pueden hacer todo tipo de mal y perjudicar y arruinar a tantos del pueblo escogido de Dios como si no sintieran nada. Para ellos, expulsar a unas cuantas personas que realmente creen en Dios es como pisar unas cuantas hormigas. Su conciencia no siente ninguna culpa en absoluto. No importa cuántas cosas malas hagan, nunca sienten remordimiento ni nunca admiten que sean una persona perversa o un anticristo. Este tipo de persona perversa se categoriza como un anticristo. Todos los anticristos no sólo poseen las cinco principales obras malas, también odian especialmente al hombre usado por el Espíritu Santo, odian las verdades expresadas por Cristo y odian a todas las personas que buscan la verdad y tienen un sentido de justicia. No tienen una pizca de amor por el pueblo escogido de Dios y nunca hacen ninguna cosa real por él e incluso hacen su máximo esfuerzo por engañarlo y controlarlo. Esto es sólo para que puedan disfrutar las ofrendas que el pueblo escogido de Dios ha dedicado a Dios y para que puedan usar al pueblo escogido de Dios para servirlos en establecer un reino independiente y abusar de su poder. Para nada hacen ningún trabajo real para que el pueblo escogido de Dios sea salvo. Esta es la naturaleza satánica y el principio conductual de los anticristos, exponiendo totalmente su rostro satánico. Tales diablos anticristos deben ser reemplazados y completamente despedidos. Si no pueden hacer servicio para la casa de Dios ni expiar errores pasados pueden ser expulsados.

Algunos líderes y colaboradores han expulsado al pueblo escogido de Dios en la iglesia como anticristos. Esto es completamente injusto. No importa cuántas transgresiones tenga el pueblo escogido de Dios o cuánto mal haya hecho, no son anticristos. Aunque siga interrumpiendo la vida eclesiástica y cometa todo tipo de mal, sólo puede ser considerado personas perversas. Esto se debe a que las personas perversas no tienen estatus ni poder, así que no importa lo que hagan, no pueden cometer los cinco males principales que resisten a Dios y mucho menos establecer su propio reino independiente. Por tanto, definitivamente no pueden ser consideradas anticristos. Algunos del pueblo escogido de Dios desaprueban las acciones y la conducta de los falsos líderes y son expulsados como anticristos por los falsos líderes por darles recomendaciones y expresar sus propias opiniones. Esto realmente es hacer el mal a las personas buenas y es una mala obra. Todos aquellos que han cometido tales malas obras deben hacer una disculpa formal al pueblo escogido de Dios y admitir sus errores, de lo contrario son un líder falso con un carácter malicioso. La casa de Dios por la presente declara que todas las decisiones para expulsar o segregar a las personas consideradas anticristos por tener pareceres y opiniones acerca de los líderes sean nulas e inválidas y que aquellos entre el pueblo escogido de Dios que fueron trampeados deben ser traídos de vuelta a la iglesia. Esta es la responsabilidad de los líderes y diáconos de la iglesia. Las personas que realmente sirven a Dios pueden manejar correctamente la crítica del pueblo escogido de Dios, abandonar la carne y aceptar la verdad. Sólo los falsos líderes y anticristos pueden ser como el gran dragón rojo en que esconden la verdad de las masas y en que prohíben que las personas digan lo que piensan, aplicando la norma de, “Deja que los que me obedezcan prosperen y los que me resistan perezcan”. Será muy peligroso si este tipo de carácter satánico no cambia. Enseguida, consideremos porqué todos los tipos de anticristos pueden levantarse contra el hombre usado por el Espíritu Santo, porqué pueden retener los sermones, enseñanza y arreglos de la obra de los de arriba, porqué pueden impedir que el pueblo escogido de Dios oiga los sermones y enseñanza de los de arriba, porqué pueden hacer su máximo esfuerzo por perjudicar y reprimir a las buenas personas y porqué pueden odiar la verdad y estar en contra de Dios. Todo es porque la humanidad ha sido envenenada por las filosofías y reglas de Satanás, tales como: “El cielo destruye a los que no cuidan de sí mismos” y “Deja que los que me obedezcan prosperen y los que me resistan perezcan”. Cualquiera cuyo carácter satánico no cambie perecerá al final debido a su resistencia a Dios.

Ahora es el momento crucial de la salvación y el perfeccionamiento de Dios para la humanidad. En la batalla entre Dios y las fuerzas de Satanás, todos aquellos que amen y busquen la verdad estarán del lado de Dios, confiarán en Dios, seguirán a Dios y obedecerán la obra de Dios. Todos tienen el esclarecimiento del Espíritu Santo y se sienten cada vez más alumbrados en su corazón, su comunicación cada vez se vuelve más real y al llevar a cabo su deber cuidan cada vez más de la voluntad Dios y satisfacen a Dios. Tienen más y más conocimiento de la obra de Dios y, antes de que lo sepan, es como si estuvieran viviendo en la luz. Sienten que su creencia en Dios nunca ha sido tan liberadora y esclarecedora como ahora. Sienten que practicar la verdad cada vez es más real, para nada difícil, y aman la verdad cada vez más en su corazón. Ya no tienen interés en el estatus ni en la reputación y saben claramente que esas cosas están vacías y carentes de significado. Sólo quieren buscar la verdad y cuanto más entienden la verdad, más sienten gozo en su corazón. Sienten que sólo es significativo buscar amar a Dios, adorar a Dios, corresponder al amor de Dios y hacer algunas cosas reales para el pueblo escogido de Dios. Todas aquellas que tienen tales sentimientos son personas con la obra del Espíritu Santo que ya entienden la verdad y han entrado a la realidad. Todas ellas son personas que están experimentando ser salvadas y perfeccionadas por Dios. Ser perfeccionado por Dios es un feliz suceso único en la vida. En este último par de años, todos los que han buscado la verdad han obtenido tanto, no sólo entender muchas verdades sino también llevar a cabo deberes que son significativos y valiosos para la entrada a la vida del pueblo escogido de Dios. Se puede decir que todas estas cosas son maravillosos testimonios. Todos aquellos que realmente progresan en su entendimiento de la verdad, que pueden satisfacer a Dios y ser leales a Dios en el cumplimiento de su deber seguramente son alguien que está experimentando ser perfeccionado por Dios. Todos aquellos que tienen la obra del Espíritu Santo y hacen un progreso sustancial en su entendimiento de la verdad son personas que en este momento están siendo perfeccionadas por Dios. En tanto que cooperen totalmente, lleven a cabo su deber lealmente y busquen vigorosamente, sin rendirse a medio camino, seguramente tendrán éxito.

Todos aquellos que buscan la verdad y buscan ser perfeccionados ahora deben terminar la encomienda de Dios, resolver totalmente los cinco problemas que existen en las iglesias en todas partes y llevar al pueblo escogido de Dios a la senda correcta de la creencia en Dios. Sólo aquellos que puedan lograr tales resultados al ejecutar el deber son personas que realmente sirven a Dios y son perfeccionadas por Dios. Esto se debe a que gozar la obra y perfección del Espíritu Santo se construye sobre obedecer la obra de Dios y llevar a cabo correctamente el deber de una criatura de la creación. Si tenemos conciencia y razón, no debemos pedir que Dios nos perfeccione al mismo tiempo que nosotros lo estamos traicionando a Él, ¿verdad? Las personas que buscan la verdad deben entender que practicar la verdad y terminar la encomienda de Dios son en sí mismos el proceso de ser perfeccionadas. Si uno puede obedecer a Dios y ser fiel a Dios cada vez más, esto ya es aceptar ser perfeccionado por Dios. Por lo tanto, la única razón por la que todos los que realmente obedecen a Dios y son fieles a Dios pueden entender la verdad, practicar la verdad y conocer cada vez más a Dios es porque el Espíritu Santo está haciendo la obra de perfeccionarlos. Después, considera a los falsos líderes y anticristos. Cuanto más resisten a Dios y cuanto más mal hacen, más oscuro está en su corazón, más rígido es su carácter y más salvajes se vuelven. Esto es suficiente para demostrar que cuanto más uno desobedece y resiste a Dios, más lo abandona el Espíritu Santo. No sólo no serán perfeccionados, también serán maldecidos por Dios. Este es un hecho que debes ver claramente. Sólo sabiendo precisamente cómo Dios perfecciona a las personas puedes entender cómo buscar ser perfeccionado. Los que no pueden satisfacer a Dios en el cumplimiento de su deber no pueden ser perfeccionados. Todos los que no pueden obedecer la obra de Dios ni los arreglos ni el liderazgo del hombre usado por el Espíritu Santo están resistiendo a Dios por lo que no pueden ser perfeccionados. Sólo aquellos que practican la verdad y obedecen a Dios, hacen cosas reales por el pueblo escogido de Dios, son considerados para con la voluntad de Dios y protegen la obra de Dios pueden recibir el amor y la bondad de Dios; es decir, el esclarecimiento y perfección del Espíritu Santo. ¿Quieres que Dios te trate con bondad? Si es así, debes obedecer a Dios, darle tu máxima lealtad y terminar la encomienda de Dios. Entonces ya estarás experimentando el perfeccionamiento del Espíritu Santo. Todas las personas que entienden la verdad cada vez más están siendo perfeccionadas por la obra del Espíritu Santo. Todos aquellos que sienten que obedecer a Dios se está volviendo más fácil, que practicar la verdad ya no es difícil, que sus maneras de ver las cosas ya han cambiado básicamente y que su carácter de vida en efecto ha cambiado, están experimentando aún más el perfeccionamiento de Dios. Luego considera a los falsos líderes, falsos colaboradores y anticristos, ellos son capaces de hacer malas obras tan absurdas y revelar un carácter corrupto tan vil porque realmente hace mucho tiempo ya han caído en oscuridad sin saberlo. Este es el resultado de no amar ni buscar la verdad. Cualquier mala obra que uno haga es su propia obra. Nadie lo fuerza a hacerla. Una persona perversa es una persona perversa, una persona buena es una persona buena. Esto se revela por los hechos y también por el tiempo. Es justo como dice el dicho: “El tiempo revela el corazón de un hombre”.

1 de mayo de 2011

Anterior:Cómo discernir el discurso demoniaco y las falacias de los espíritus malignos, falsos Cristos y anticristos

Siguiente:Examina las sendas que diversos tipos de personas toman cuando Dios lleve a cabo su obra de aventamiento final

También podría gustarte