La importancia de las elecciones democráticas en la iglesia y problemas que deben ser resueltos

Habiendo experimentado la obra de Dios en los últimos días desde su comienzo hasta la etapa final, todo el pueblo escogido de Dios ha visto un hecho: creer en Dios sin creer en la palabra de Dios y sin seguir ni obedecer a Dios significa ir por mal camino arbitrariamente. Significa tomar la senda del anticristo. Creer en Dios sino escuchar a las personas, seguirlas y obedecerlas es parecido a creer en Satanás, seguirlo y obedecerle. Por tanto, todas las que creen en Dios pero escuchan, siguen y obedecen a los líderes, son personas desconcertadas que no tienen realidad de la verdad, que son controladas por la influencia de Satanás. Nunca pueden ser salvadas. Seguir y obedecer a los líderes no significa obedecer a Dios. Para decirlo sin rodeos, seguir y obedecer a los líderes significa seguir y obedecer a Satanás. Sólo obedecer la palabra de Dios y practicar la verdad es obedecer a Dios. Obedecer sólo la obra de Dios es obedecer a Dios. Sólo obedecer toda la obra del Espíritu Santo es obedecer verdaderamente a Dios. Sólo aceptar y obedecer la guía y pastoreo del hombre usado por el Espíritu Santo y llevar a cabo el deber propio según las disposiciones de la obra de los de arriba es obedecer a Dios. De ahí que pueda decirse con certeza que todos los que creen en Dios pero escuchan, siguen y obedecen a los líderes, son personas que se resisten y traicionan a Dios. Tales personas nunca pueden ser salvadas por Dios.

En la lucha por expulsar a los falsos líderes y las fuerzas satánicas de los anticristos, el desempeño del deber de los líderes y colaboradores en todos los niveles de la iglesia es suficiente para demostrar que los seres humanos corruptos que no han sido salvados ni hechos perfectos sirven a Dios pero se resisten a Él. Nadie es verdaderamente adecuado para el uso de Dios; nadie da realmente testimonio para Dios ni exalta a Dios ni desempeña su deber fielmente para llevar a cabo la voluntad de Dios; nadie se gasta verdaderamente por Dios en aras de llevar a Su pueblo escogido ante Él. La mayoría de los líderes y colaboradores están trabajando por fama, fortuna, estatus y bendición. Todos ellos se dejan llevar por las bendiciones del estatus y siempre presumen, dominan a las personas, las reprimen y excluyen, además de trabajar para mantener el poder oscuro de Satanás. De estos líderes y colaboradores, ninguno defiende verdaderamente la obra de Dios ni le obedece; ninguno de ellos es verdaderamente fiel a Dios; ninguno de ellos acepta seriamente el juicio, reprensión, poda y trato en la palabra de Dios; ninguno de ellos presta atención a la entrada en la vida ni se esfuerza por buscar la verdad; ninguno de ellos presta atención al cambio en el carácter ni se vuelve verdaderamente obediente a Dios. La mayoría de ellos están luchando por poder y estatus. Incluso cultivan sus propias fuerzas para mantener su posición y poder. Están compitiendo obviamente con Dios por Su pueblo escogido e involucrándose en la construcción de un reino independiente. Hay cuadrillas de falsos líderes y anticristos en casi todas las iglesias provinciales y de distrito. Estos falsos líderes y anticristos no defienden la obra de Dios ni llevan a cabo ninguna obra práctica en absoluto para que el pueblo escogido de Dios entienda la verdad y entre en la vía correcta de la creencia en Dios. Cuando el pueblo escogido de Dios es dominado, atado, reprimido, controlado y obligado desesperadamente a reflejar la situación real a los de arriba, se encuentra con una represión y un aprisionamiento aún más brutales. Estos demonios son simplemente tan brutales y crueles como el gran dragón rojo. Pueden incluso imponer tales manos asesinas sobre el pueblo escogido de Dios. Aparte de demonios de Satanás, ¿qué otra cosa pueden ser? Con el fin de mantener su poder, estos falsos líderes y anticristos cierran y controlan las iglesias en diversos lugares, por lo que se convierten en grandes y pequeños reinos impenetrables y herméticos del anticristo. Tanto si esas cuadrillas son de tres, de cinco, de siete o de diez personas, son reinos invariablemente independientes de diversos tamaños compuestos por cuadrillas de anticristos y territorios de falsos líderes. ¿Puede cualquier iglesia controlada por falsos líderes y anticristos seguir siendo una iglesia que obedezca la obra de Dios? Rotundamente no. ¿Puede seguir siendo una iglesia que obedezca a Dios Todopoderoso? Rotundamente no. Más bien, pertenece a los grandes y pequeños reinos independientes de las fuerzas satánicas que se resisten a Dios. Cualquier iglesia en la que haya líderes y colaboradores que se opongan al hombre usado por el Espíritu Santo, que no obedezca las disposiciones de la obra y rechace el sermón y comunicación de los de arriba, es un reino independiente de las fuerzas satánicas. Si las iglesias que están controladas por estos falsos líderes y anticristos no pueden apartarse del engaño y control de las fuerzas satánicas, serán los objetos de la eliminación. Dios no reconoce iglesias bajo el control de los falsos líderes y anticristos. Por tanto, el Espíritu Santo no obra en iglesias que estén bajo el control de falsos líderes y anticristos. Esta es la razón básica por la que algunas iglesias no tienen la obra del Espíritu Santo. No es de extrañar que muchas personas hayan creído en Dios durante muchos años pero que carezcan de la realidad de la verdad y aún más de cambios en el carácter vital. Este es el quid del problema. Todas estas iglesias son controladas por falsos líderes y anticristos. Todas ellas escuchan y obedecen a los falsos líderes y anticristos. Rechazan la verdad y las disposiciones de la obra de los de arriba. No obedecen la guía ni el pastoreo del hombre usado por el Espíritu Santo, sino que siguen y obedecen los actos perversos de los falsos líderes y anticristos. Esta es la razón real por la que la iglesia ha perdido la obra del Espíritu Santo. Ahora, todo el pueblo escogido de Dios lo ve muy claramente: los que son engañados y controlados por los falsos líderes y anticristos han caído en la oscuridad. No tienen en absoluto la obra del Espíritu Santo. Con el fin de recibir salvación y escapar de la influencia de Satanás, cuán importante es que una persona se aparte primero del control de los falsos líderes y anticristos, así como que acepte y obedezca la guía y pastoreo del hombre usado por el Espíritu Santo.

Para resolver totalmente los actos malvados de los falsos líderes y anticristos al controlar al pueblo escogido de Dios y construir reinos independientes, así como para garantizar que todo el pueblo escogido de Dios es llevado ante Él para entrar en la vía correcta de la creencia en Dios, la casa de Dios ha decidido que la iglesia debe celebrar elecciones democráticas. Líderes y colaboradores de todos los niveles de la iglesia deben ser elegidos democráticamente. Esta decisión se tomó sobre la base de que la humanidad corrupta en el poder es parecida a Satanás y los demonios en el poder. Sin ser hechos perfectos por Dios, los seres humanos corruptos están puramente interrumpiendo, perturbando y desmantelando la obra de Dios cuando sirven a Dios. Es un acto contrario a Dios por parte de las fuerzas satánicas hostiles a Él. Antes de ser hechos perfectos por Dios, los seres humanos corruptos son totalmente inadecuados para el uso de Dios. Todos ellos son personas que sirven a Dios pero se le resisten, que se involucran en desarrollar su propio poder y estatus. Por tanto, la casa de Dios ha revocado el poder de líderes y colaboradores en todos los niveles de la iglesia para ascender arbitrariamente y escoger líderes y colaboradores, así como para segregar y expulsar personas arbitrariamente. Está completamente en sintonía con la voluntad de Dios que la iglesia celebre elecciones democráticas de líderes y colaboradores en todos los niveles, que ponga en práctica servicios de colaboración y reglas democráticas, además de prohibir totalmente cualquier dictadura individual. Porque mientras que la iglesia sea controlada por hombres corruptos, el pueblo escogido de Dios no podrá entrar en la vía correcta de la creencia en Dios ni en la realidad de la palabra de Dios, por lo que le será imposible recibir la salvación. Por tanto, es absolutamente necesario y oportuno que la iglesia celebre elecciones democráticas para líderes y colaboradores de todos los niveles. Sólo haciendo esto puede la iglesia evitar efectivamente que toda clase de personas malvadas como los falsos líderes y anticristos tomen el poder y control, de forma que pueda evitar que el pueblo escogido de Dios sea reprimido, dominado y afligido por el diablo Satanás; para que las personas con realidad y humanidad que busquen la verdad, a quienes el pueblo escogido de Dios necesita verdaderamente, puedan ser elegidas como líderes y colaboradores en todos los niveles de la iglesia. Sólo cuando las personas que buscan realmente la verdad actúan como líderes y colaboradores puede ser llevado el pueblo escogido de Dios a la vía correcta de la creencia en Dios. Al mismo tiempo, los líderes y colaboradores que buscan la verdad también pueden ser hechos perfectos al experimentar la obra de Dios, llevar a cabo sus deberes y convertirse en personas adecuadas para el uso de Dios, implementando así plenamente la voluntad de Dios. Esta es la importancia práctica de la celebración de elecciones democráticas en la iglesia.

Después de haber probado personalmente engaños, represión, pisoteo y aflicciones por parte de los falsos líderes y anticristos, el pueblo escogido de Dios se ha despertado finalmente: resulta que Satanás sigue en el poder cuando la humanidad corrupta está en el poder y que los descendientes del gran dragón rojo tengan el poder es parecido a que el propio gran dragón rojo siga teniendo el poder. Estos falsos líderes y anticristos son realmente demonios que se resisten directamente a Dios. Que los falsos líderes y anticristos estén en el poder es parecido a que el propio Satanás y el gran dragón rojo estén en el poder. Ahora el pueblo escogido de Dios se ha dado finalmente cuenta de que estos líderes a quienes había adorado y obedecido anteriormente en su corazón son demonios que se resisten directamente a Dios y se involucran en un reino independiente, de que son los enemigos de Dios y de Su pueblo escogido. Al seguir a estos falsos líderes y anticristos, el pueblo escogido de Dios casi perdió la vida y la oportunidad de la salvación. Esta fue una lección escrita con sangre que el pueblo escogido de Dios aprendió después de haber sido profundamente dañado. De no haber visto este el hecho de que la humanidad corrupta en el poder es parecida a Satanás y los demonios en el poder, habría continuado adorando y siguiendo a los falsos líderes y anticristos en diversos niveles; habría incluso considerado que obedecer y seguir a los líderes es obedecer y seguir a Dios, acabando como esclavo y cómplice de Satanás finalmente enterrado y arruinado por él. Realmente, sin la verdad, las personas serán engañadas y atadas. Sin la verdad, serán acosadas y controladas. Es muy patético no tener la verdad. Las personas que son engañadas y controladas por los falsos líderes y anticristos no pueden entender la verdad ni entrar en la realidad a pesar de haber creído en Dios durante años. ¡Siguen preparándose para recibir bendiciones en sus fantasías! Actualmente, cuando son esclarecidas por la obra del Espíritu Santo, las personas se desilusionan de repente al entender la verdad: ¡creer en Dios sin obedecerle sino seguir y obedecer a Satanás es realmente la pena de no tener la verdad! Esto permite que el pueblo escogido de Dios vea que la obra de Dios es muy práctica. Al permitir que los seres humanos corruptos lleven a cabo sus deberes sirviendo a Dios, al hacer uso de las acciones de diversos líderes y anticristos para que el pueblo escogido de Dios pruebe personalmente la represión, engaño, control y aflicción brutales por parte del diablo Satanás, Dios permite que los de Su pueblo escogido se den cuenta de la naturaleza esencial del diablo Satanás y de la verdad sobre los seres humanos corruptos en el poder. A partir de esto, conocerán la justicia y amor de Dios y verán el verdadero proceso de la obra de salvación de Dios para el hombre, así como Su omnipotencia y sabiduría. Al experimentar la obra de Dios de esta forma, es fácil conocer la palabra de Dios y entender la verdad e incluso más fácil entender la voluntad de Dios y entrar en la realidad. Cuando los del pueblo escogido de Dios se apartan totalmente de la influencia de Satanás y se separan completamente del engaño, esclavitud y control de los falsos líderes y anticristos, es cuando entran en la vía correcta de la creencia en Dios. Todo el pueblo escogido de Dios se ha dado cuenta de que la obra de Dios para salvar a las personas y hacerlas perfectas es muy práctica.

Como la casa de Dios celebró elecciones democráticas en la iglesia para líderes y colaboradores en diversos niveles, toda clase de falsos líderes y anticristos han sentido que su perdición se acerca. Están contraatacando como perros arrinconados ya que temen las elecciones democráticas como el gran dragón rojo, imponiendo gran resistencia y restricciones sobre las elecciones democráticas de la iglesia. En la iglesia existen problemas y dificultades en diversos lugares principalmente debido a la presencia y perturbación de los falsos líderes y anticristos en las iglesias. En los lugares en que los falsos líderes y anticristos están en el poder, es demasiado difícil que la iglesia celebre elecciones democráticas. Estos falsos líderes y anticristos ponen obstáculos y restricciones por todas partes. El pueblo escogido de Dios puede verlo claramente. Allí donde se celebran elecciones democráticas pronto y sin problemas, se demuestra que los líderes y colaboradores de esas iglesias aceptan la verdad y obedecen la guía y pastoreo del hombre usado por el Espíritu Santo, que ellos pueden llevar a cabo sus deberes y resolver problemas según las disposiciones de la obra de los de arriba. Esto es indudablemente cierto. En las iglesias en las que no pueden celebrarse elecciones democráticas, deben de estar presentes las obstrucciones y conducta violenta de falsos líderes y anticristos. Por tanto, en todas las iglesias en las que no se han celebrado elecciones democráticas, deben de estar los falsos líderes y anticristos en el control. Esto es indudablemente cierto. El pueblo escogido de Dios tiene esto claro en su corazón. Las disposiciones de la obra, sermones y comunicación de los de arriba son claros y concisos. Están totalmente en sintonía con la palabra de Dios y las opiniones populares. ¿Por qué es imposible que los falsos líderes y anticristos los acepten y pongan en práctica? Con el fin de mantener su posición y poder, intentan permanentemente controlar y dominar al pueblo escogido de Dios; son suficientemente arrogantes y malvados para pisotear la verdad y traicionar a Dios. Puede verse cómo es la naturaleza de los falsos líderes y anticristos. ¿Por qué rechazan y odian la verdad hasta tal punto? Si no son demonios satánicos, ¿qué otra cosa pueden ser? Por tanto, se han convertido en los objetos del juicio de Dios en el apogeo de Su furia. De ahí que este problema no sea difícil de explicar.

La celebración de elecciones democráticas en la iglesia ha revelado plenamente a los arrogantes y demasiado ambiciosos, que intentan engañar y controlar al pueblo escogido de Dios e involucrarse en la construcción de un reino independiente. Los que aman y buscan realmente la verdad pueden obedecer absolutamente la obra de Dios y someterse incondicionalmente a las orquestaciones y disposiciones de Dios. Pueden abandonar estatus y poder, dejar de buscar reputación y estatus y estar dispuestos solamente a buscar la verdad, crecimiento en la vida y a cambiar su carácter para volverse adecuados para el uso de Dios con el fin de satisfacer a Dios y retribuirle por Su amor. Por tanto, los que buscan la verdad aplauden las disposiciones de la obra de los de arriba. Pueden ver que esas son las necesidades del pueblo escogido de Dios, las cuales pueden obedecer y poner en práctica absolutamente. Pero las personas como los falsos líderes y anticristos detestan las disposiciones de la obra de los de arriba e incluso odian a la casa de Dios por celebrar elecciones democráticas, porque estas son demasiado desfavorables para que ellos alcancen sus sueños y metas. Por tanto, contraatacan intensamente como perros arrinconados y tratan de difundir toda clase de falacias sobre las elecciones de la iglesia. Con el fin de continuar teniendo el poder y controlar al pueblo escogido de Dios, usan cualquier medio posible y se involucran en luchas mortales. El pueblo escogido de Dios ve esto muy claramente. Lo que ellos hacen es exactamente lo mismo que las elecciones falsas celebradas por el gran dragón rojo. No es casualidad que ellos sean los descendientes del gran dragón rojo. De la forma en que trate el gran dragón rojo a las personas, así es como los falsos líderes y anticristos tratan al pueblo escogido de Dios. De la forma en que trate el gran dragón rojo las elecciones democráticas, así es como los falsos líderes y anticristos tratan las elecciones democráticas de la iglesia. De la forma en que el gran dragón rojo mantenga su dominio reaccionario con mentiras y violencia para reprimir brutalmente la resistencia popular, así también es como los falsos líderes y anticristos usan mentiras y poder para condenar y reprimir o incluso segregar y expulsar al pueblo escogido de Dios. En la cuestión de las elecciones de la iglesia, eso es demasiado revelador sobre las personas. Las que tienen un poco de humanidad, que aman la verdad, pueden llevar a cabo sus deberes según la palabra de Dios, según las disposiciones de la obra y las necesidades del pueblo escogido de Dios. Ellas nunca hacen nada que dañe al pueblo escogido de Dios con el fin de proteger su posición y reputación. Sin embargo, esos falsos líderes y anticristos que no aman la verdad, que no tienen humanidad, contraatacan intensamente como perros arrinconados como si su perdición se acercara, prohibiendo sin escrúpulos la libre elección del pueblo escogido de Dios. Algunos de ellos prohíben la elección de algunas personas; otros insisten en escoger ciertos candidatos, otros incluso obligan a las personas a elegir a ciertos individuos; otros usan pequeños favores para engañar, pedir e incluso amenazar a las personas para que actúen según sus propias intenciones. Usan diversas clases de medios y trucos para alterar la celebración de elecciones de la iglesia. Sólo los falsos líderes y anticristos son capaces de tales actos despreciables, pero estas cosas no escapan a los ojos del pueblo escogido de Dios que pueden ver todo esto claramente. Así es como puede distinguir el pueblo escogido de Dios: los que pueden organizar y celebrar elecciones estrictamente de acuerdo con las disposiciones de la obra son buenos líderes y colaboradores que aman la verdad y obedecen la obra de Dios. Los que impiden o prohíben que la iglesia celebre elecciones y los que escogen a la fuerza candidatos durante las mismas o usan diversos medios para perturbarlas, son falsos líderes o anticristos. No hay nada incorrecto en absoluto en tal diferenciación. De aquí en adelante, cualquiera que impida o prohíba las elecciones o se involucre en intrigas y manipulación en las elecciones de la iglesia es un falso líder o colaborador. Al distinguir de esta forma, la determinación de los líderes falsos y verdaderos será completamente precisa. Las personas que temen a Dios respetan las elecciones y aman las cosas positivas. Sólo las personas malvadas odian la verdad y las elecciones democráticas. Por tanto, puede decirse que todos los que impiden, prohíben elecciones de iglesia y se involucran en operaciones de caja negra en elecciones son falsos líderes, colaboradores y anticristos. Esto es completamente preciso. Todos los que se involucran en intrigas y engaños o usan medios despreciables para engañar y coaccionar a personas en elecciones son auténticos falsos líderes y colaboradores. Todos ellos son siervos de Satanás. Son los enemigos del pueblo escogido de Dios que deben ser rechazados. Cuando los del pueblo escogido de Dios son puestos a prueba por Satanás, deben orar a Dios y atacar a Satanás con la palabra de Dios. Tales personas son quienes entienden la verdad y se mantienen firmes para dar testimonio. Cuando los falsos líderes y anticristos vienen a engañar y controlar al pueblo escogido de Dios para que este les obedezca, es Satanás tentando y engañando a las personas. Bajo tales circunstancias, si una persona puede discernir el engaño de Satanás y abandonar a este, está abandonando al falso líder y a los anticristos. Ella es realmente alguien que obedece verdaderamente a Dios. Las personas que pueden ser engañadas y controladas por falsos líderes y anticristos y se someten a Satanás son las que pueden permitir que este engañe y controle a su antojo, las que no han escapado de su influencia, las que no han vuelto verdaderamente a Dios. Por tanto, estas personas no pueden ser salvadas. Tal como Dios dice: “De los seres humanos del universo, todos los pertenecientes al diablo serán exterminados; Mi fuego ardiente abatirá a todos los que adoran a Satanás, es decir que, excepto los que están ahora dentro de la corriente, el resto quedará reducido a cenizas” (‘La vigésima sexta declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Cuando suplican en voz alta, les volteo Mi rostro, ya no puedo soportar continuar viendo aquello; sin embargo, ¿cómo no podría escuchar su clamor lleno de lágrimas? Corregiré las injusticias del mundo humano. Llevaré a cabo Mi obra con Mis propias manos por todo el mundo, prohibiendo a Satanás que dañe otra vez a Mi pueblo, prohibiendo a los enemigos que hagan otra vez lo que les plazca. Me convertiré en Rey en la tierra y moveré allá Mi trono, haciendo que todos Mis enemigos se postren ante Mí y confiesen sus crímenes. En Mi tristeza la ira está mezclada, pisotearé a todo el universo hasta aplastarlo, sin perdonar a nadie y encendiendo terror en los corazones de Mis enemigos. Reduciré toda la tierra a ruinas y haré que Mis enemigos caigan entre las ruinas, para que a partir de entonces ya no puedan corromper más a la humanidad” (‘La vigésima séptima declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”).

La celebración de elecciones en la iglesia ha expuesto plenamente la presencia de fuerzas satánicas tenaces entre los líderes en diversos niveles de la misma. Estas fuerzas satánicas malvadas siguen resistiéndose a la obra de Dios y controlando a Su pueblo escogido. Donde hay presencia de falsos líderes, colaboradores y anticristos, no hay paz en la iglesia y el pueblo escogido de Dios estará en peligro y acosado. Las elecciones de la iglesia serán inevitablemente caóticas en su totalidad, llenas de problemas y no será posible proceder sin contratiempos. ¿Por qué es tan fiera la competencia entre el pueblo escogido de Dios y las fuerzas satánicas al implementar las disposiciones de la obra y celebrar elecciones de iglesia? ¿Por qué odian tanto las elecciones los falsos líderes, colaboradores y anticristos? ¿Por qué son los falsos líderes y anticristos tan dementes, irrazonables, deshonestos, despreciables y desvergonzados al ocuparse de las elecciones democráticas de la iglesia? Esto expone completamente la naturaleza satánica y la semejanza demoníaca de los falsos líderes y anticristos. Que las personas amen y busquen o no la verdad, que trabajen o no realmente para el pueblo escogido de Dios y desempeñen o no sus deberes llevando a cabo la voluntad, son cosas totalmente reveladas aquí. Los verdaderos y falsos líderes y colaboradores son revelados más claramente y totalmente en las elecciones de la iglesia. Durante las mismas, los del pueblo escogido de Dios sólo necesitan ver qué líderes y colaboradores impiden y prohíben la elección normal del pueblo escogido de Dios y podrán identificar a los auténticos falsos líderes y colaboradores. Ellos deben rechazar y negar a tales falsos líderes y colaboradores y necesitan echarlos y expulsarlos. Tal práctica es extremadamente beneficiosa para el pueblo escogido de Dios en el entendimiento de la verdad y la entrada en la vía correcta de la creencia en Dios, lo cual es totalmente acorde con la voluntad de Dios. Allí donde los falsos líderes y anticristos no sean sustituidos ni echados, las elecciones de la iglesia no podrían llevarse a cabo y el pueblo escogido de Dios estaría en peligro y sería acosado, además de no poder entrar en la vía correcta de la creencia en Dios. Dios sólo quiere que Su pueblo escogido abandone, rechace y maldiga a Satanás para que Su pueblo escogido entre en la vía correcta de la creencia en Dios y reciba salvación. Cuando los del pueblo escogido de Dios creen en Él, sólo deben obedecerle a Él, obedecer Su palabra y la verdad. Esto nunca será incorrecto. Cuando una persona vea a los falsos líderes impidiendo y prohibiendo que la iglesia celebre elecciones democráticas, si puede seguir escuchando a estos falsos líderes, obedeciéndoles y defendiéndolos, una persona tan desconcertada no es en absoluto verdaderamente alguien del pueblo escogido de Dios sino un charlatán o charlatana. Las que son verdaderamente del pueblo escogido de Dios son las que aman, buscan y persiguen la verdad, así como las que están al lado de Dios. Una vez que entiendan la verdad y obtengan discernimiento de Satanás, abandonarán a este inmediatamente, lo rechazarán, practicarán la verdad y obedecerán a Dios. Esas personas son el verdadero pueblo escogido de Dios así como hermanos y hermanas reales. Esas personas desconcertadas que obedecen incondicionalmente a los falsos líderes y anticristos, que no buscan en absoluto la verdad, no son del pueblo escogido de Dios en un sentido verdadero ni hermanos ni hermanas reales. Son falsos creyentes e incrédulos que el pueblo escogido de Dios debe rechazar. Sólo los del pueblo escogido de Dios pueden amarse los unos a los otros. Sólo los verdaderos hermanos y hermanas pueden amarse los unos a los otros. En cuanto a esos falsos creyentes, líderes y colaboradores que niegan la verdad, la rechazan, la odian y siguen a Satanás, nunca debemos darles amor. Debemos identificarlos, rechazarlos y trazar una línea entre nosotros y ellos. Este es el tiempo en que Dios revela a las personas y las agrupa según su clase. El pueblo escogido de Dios debe prestar especial atención a distinguir a las personas y guardarse de ellas. Quienes carecen de discernimiento sobre las personas y tratan indiscriminadamente a todas las clases de personas como hermanos y hermanas son gente desconcertada que no tiene la verdad. Quienes creen, obedecen y siguen ciegamente a los líderes en diversos niveles de la iglesia son personas desconcertadas que viven bajo el poder de Satanás, que están fuera del poder de Satanás. Por tanto, estas personas nunca serán salvadas. Estos incrédulos, falsos creyentes, falsos líderes y anticristos son los destinados a ser eliminados.

Ahora que los líderes y colaboradores en diversos niveles de la iglesia han sido totalmente revelados en la celebración de elecciones en la iglesia, que las personas busquen o no la verdad, rechacen u odien o no la verdad, son cosas que han sido reveladas claramente hace mucho tiempo. Después de haber seguido a Satanás y cometido maldad, esos líderes y colaboradores que realmente buscan la verdad han empezado hace mucho tiempo a reflexionar sobre sí mismos, se han sentido avergonzados ante Dios y Su pueblo escogido y se han arrepentido. En los diferentes períodos y situaciones anteriores, ellos ya han conocido su propia naturaleza y esencia que hacen que ellos se resistan a Dios mientras le sirven, han aprendido la dolorosa lección de seguir a Satanás y tomar la senda del anticristo y han empezado a embarcarse en la senda de buscar la verdad y ser hechos perfectos.

1. Después de haber tomado la senda errónea al seguir a los falsos líderes y anticristos cuando no entendían la verdad, algunas personas sentían que habían perdido la obra del Espíritu Santo y que se habían hundido en la oscuridad espiritual. Empezaron a reflexionar sobre sí mismas y vieron que habían tomado la senda errónea y cometido maldad al seguir a Satanás y empezaron a arrepentirse.

2. Después de haber seguido a los falsos líderes y anticristos, cometido muchos actos malvados y atrapado al pueblo escogido de Dios, algunas personas tenían remordimientos por hacer el mal en lugar de servir a Dios. Lo lamentaron, se odiaron a sí mismas y empezaron a arrepentirse.

3. Después de las notificaciones publicadas por la casa de Dios sobre todas las disposiciones de la obra, sermones y comunicación revelando y expulsando a los falsos líderes, colaboradores y anticristos, algunas personas empezaron a conocerse a sí mismas, a reflexionar sobre sí mismas y empezaron a arrepentirse.

4. Sobre la cuestión de las disposiciones de la obra y la celebración de las elecciones, algunas personas veían que la obra de Dios avanzaba progresivamente y que la obra de la iglesia entraba gradualmente en la vía correcta y supieron que la obra de Dios estaba realmente salvando personas. Lamentaron la forma en que solían resistirse a Dios y hacer daño a Su pueblo escogido al escuchar y obedecer a los falsos líderes y anticristos. Sintieron remordimientos, se odiaron a sí mismas y empezaron a arrepentirse.

5. Después de que la casa de Dios publicara sus notificaciones, algunos líderes y colaboradores que habían cometido muchos actos malvados siguiendo a los falsos líderes y anticristos empezaron a reflexionar. Las personas con conciencia y razón vieron que la senda que solían tomar era errónea —obedecer a los falsos líderes y anticristos era obedecer y seguir a Satanás—. No estaban creyendo en Dios ni obedeciéndole. Así que se odiaron a sí mismas, odiaron su propia naturaleza satánica e incluso se maldijeron a sí mismas. Estaban dispuestas a dejar a un lado su estatus y abandonar su vanidad. Mientras que Dios no las abandonara, estaban dispuestas a servir y empezaron a arrepentirse.

Después de las notificaciones de las disposiciones de la obra, sermones y comunicación publicadas por los de arriba, los líderes y colaboradores en diversos niveles de la iglesia empezaron a despertar. Vieron que la obra de Dios para la salvación del hombre es muy práctica. Como las personas adoraban a Satanás en su corazón y adoraban el estatus, eso llevó a que escucharan y obedecieran a los líderes, así como a soportar toda clase de torturas y aflicción por parte de Satanás. Ahora entienden finalmente que vivir bajo el dominio de Satanás es peor que la muerte y no tener libertad. Ahora entienden el significado de apartarse de la oscura influencia de Satanás y saben cómo separarse de la influencia de Satanás, cómo volver a Dios. Ahora entienden que lo dicho por Dios sobre entrar en la vía correcta de la creencia en Él es muy importante después de todo. Sin esta etapa de seguir a los falsos líderes, colaboradores y anticristos, soportando la aflicción del diablo Satanás, es difícil que las personas entiendan: la humanidad corrupta en el poder es Satanás en el poder. Obedecer y seguir a los líderes es obedecer y seguir a Satanás. Ser dominado y controlado por personas es vivir bajo el poder de Satanás. Hoy, las personas entienden finalmente lo que es realmente apartarse de la influencia de Satanás, vivir verdaderamente ante Dios. Resulta que entrar en la verdad es muy práctico. Ahora, los del pueblo escogido de Dios han visto eso claramente. Cuando creen en Dios, sólo pueden creer en la palabra de Dios, obedecer la verdad y obedecer sólo a Dios. Esto es entrar en la vía correcta de la creencia en Dios. Si creen en Dios y pueden aún seguir a las personas, obedecer a los líderes y creer en las personas, no son alguien que obedezca a Dios. Están siguiendo y obedeciendo a Satanás en lugar de creer verdaderamente en Dios. Para entender una verdad tan práctica, las personas tenían que sufrir mucho y soportar mucho tormento y aflicción por parte de los falsos líderes y anticristos. De esta forma, podían entender cuán oscura y aterradora es la influencia de Satanás. Simplemente leyendo la palabra de Dios sin experimentar realmente los acontecimientos reales, el hombre nunca entenderá la verdad, no conocerá la palabra de Dios ni entrará en la realidad.

La celebración de elecciones de la iglesia es el principio de la entrada del pueblo escogido de Dios en la vía correcta de la creencia en Dios. También es un paso fundamental para expulsar completamente y terminar con el control de la iglesia por los falsos líderes y anticristos. Todos los que aman y buscan la verdad se han arrepentido y han empezado a entrar en la vía correcta de la creencia en Dios. Los que no se habían arrepentido cuando la iglesia celebró elecciones democráticas, los que incluso se resistieron y quejaron obstinadamente a Dios, son los auténticos falsos líderes y anticristos. Por tanto, esos falsos líderes y anticristos que siguen perturbando e impidiendo que la iglesia celebre elecciones deben ser castigados severamente y sustituidos sin misericordia. Los que tengan conciencia y razón tendrían que haberse arrepentido. Los que no se hayan arrrepentido ahora son degenerados irracionales sin conciencia ni razón. Son demonios que niegan y odian la verdad. Estos falsos líderes y anticristos inicuos deben ser expulsados. Los que aún no se arrepientan ni admitan sus pecados deben ser echados. El pueblo escogido de Dios debe supervisar su expulsión.

Líderes y colaboradores en todos los niveles han sido totalmente revelados en las elecciones de la iglesia. Cuando la iglesia celebra elecciones, los líderes y colaboradores que buscan realmente la verdad, que tienen la obra del Espíritu Santo, se esfuerzan mucho por comunicar la verdad enteramente para defender la obra de Dios de forma que Su pueblo escogido pueda entender la verdad y tener discernimiento con el fin de elegir a quienes realmente crean en Dios y busquen la verdad para que sean líderes y colaboradores de la iglesia. Lo hacen por responsabilidad de la iglesia y preocupación por el pueblo escogido de Dios. Sólo quienes se preocupan por la intención de Dios son capaces de hacer esto. Por tanto, cualquiera que obedezca la verdad y defienda la obra de Dios puede llevar a cabo la obra de comunicar la verdad y de proveer para el pueblo escogido de Dios y apoyarlo. Esta es la conducta de defender la obra de Dios y ser leal a Él. Cuando ves a un líder o colaborador que se preocupa por la voluntad de Dios y protege a Su pueblo escogido de esta forma, puedes estar seguro de que es un buen líder o colaborador para este. Al ocuparse de las elecciones de la iglesia, los falsos líderes y colaboradores actúan enteramente con el propósito de mantener su posición y poder. Buscan ayudantes por todas partes y usan todo tipo de medios despreciables para alterar el orden normal de las elecciones y socavar el sistema electoral de forma que el pueblo escogido de Dios elija a quienes sean ventajosos para ellos. De ninguna manera están trabajando por el pueblo escogido de Dios. Sólo están sirviendo y trabajando por el propósito de mantener el poder de Satanás. Cuando se ocupan de cuestiones de las elecciones de la iglesia, nunca comunican la verdad ni se preocupan en absoluto por el pueblo escogido de Dios. Sólo les preocupa agarrar el poder y dominar a los demás. No les importa la vida ni la muerte del pueblo escogido de Dios. Su naturaleza satánica y aspecto demoníaco son expuestos así ante el pueblo escogido de Dios. Por tanto, después de reconocer la semejanza satánica de estos falsos líderes y colaboradores, el pueblo escogido de Dios debe recordarlos, rechazarlos y echarlos. Muchos falsos líderes y colaboradores están ahora intentando prohibir y perturbar la celebración de elecciones democráticas en la iglesia. La conducta de estas personas es la mejor revelación de los falsos líderes, colaboradores y anticristos. Por tanto, si los líderes y colaboradores en todos los niveles de la iglesia y el pueblo escogido de Dios encuentran líderes y colaboradores que estén perturbando y prohibiendo las elecciones normales de la iglesia, pueden recapitular sus hechos malvados y llevar a cabo la destitución y expulsión. Ni una sola persona malvada debe ser perdonada.

Que un líder o colaborador pertenezca a Dios o a Satanás, que sea verdadero o falso, independientemente de cuán agradable y razonablemente hable habitualmente, la cosa más importante depende de en qué lado se ponga y para quién trabaje cuando se trata de las elecciones de la iglesia y la entrada en la vida del pueblo escogido de Dios, porque es el momento crucial que más revela a las personas. Una persona sólo revela su verdadera naturaleza en el momento crítico: cada persona tiene su propia intención y propósito al hacer las cosas. Si está defendiendo la obra de Dios o su propio poder, llevando a cabo su deber para Dios, obrando para el pueblo escogido de Dios o buscando estatus o poder para sí mismo, es fácil distinguir entre un líder falso y uno verdadero o entre un colaborador falso y uno verdadero de esta forma, ahora que la obra de Dios ha entrado en la fase final que revela a las personas y las clasifica según su propia clase. Todos los que son absolutamente obedientes a la obra de Dios, los que llevan a cabo sus deberes y sirven a Dios en estricta concordancia con las disposiciones de la obra de los de arriba, son los que aman la verdad y tienen la obra del Espíritu Santo. Son los objetos que Dios salvará y hará perfectos. Todos los que defienden y siguen a los falsos líderes, anticristos y poder satánico son demonios que pertenecen a Satanás, que son hostiles a Dios. Estos se han convertido ahora en objetos del juicio en el apogeo de la ira de Dios. Son los objetos del castigo al final de la obra de Dios. Aquí encontramos una pregunta que invita a la reflexión: ¿Por qué están todos los líderes y colaboradores dispuestos a presumir e incluso dar testimonio de sí mismos solapadamente? ¿Por qué prestan los seres humanos corruptos una atención particular a su propia posición e imagen? Una vez que son podados, tratados, revelados o denunciados por otros, se enfurecen, se desesperan y deciden condenar y castigar a otros de cualquier modo. ¿Es esta la revelación evidente de la naturaleza de Satanás? ¿Practica realmente la vedad y obedece realmente a Dios esta persona? ¿Ha cambiado el carácter vital de esta persona? ¿Dónde están los resultados de los que han creído en Dios durante muchos años? ¿Dónde están el capital y las cualificaciones de los líderes y colaboradores? ¿Obedecen la obra de Dios los que no pueden aceptar ser podados y tratados? Entre los que se enfurecen y desesperan cuando son revelados y denunciados, ¿dónde está la realidad de obedecer a Dios? En cuanto a los que no tienen obediencia verdadera alguna, ¿qué los cualificó para ser líderes y colaboradores para el pueblo escogido de Dios? No es de extrañar que algunos líderes y colaboradores se quejen de que el hombre usado por el Espíritu Santo siempre les causa problemas. Os lo diré entonces. Puede decirse que esta situación es la poda y trato por parte de Dios de los líderes y colaboradores en diversos niveles de la iglesia y que incluso es Su juicio y reprensión. ¿No es que Dios está salvando y haciendo perfecta a la humanidad corrupta? ¿No podemos ver el fondo de esta cuestión? Quienquiera que busque realmente la verdad y quienquiera que la rechace y odie es plenamente revelado aquí. Todos los objetos que Dios debe hacer perfectos y los que debe eliminar han sido clasificados según su propia clase. Tenéis valor de ser líderes y colaboradores cuando decís palabras tan necias. Esto explica que las personas no conozcan la obra de Dios, por no hablar de entender Sus intenciones. Tales personas se resisten a Dios mientras que le sirven. No ven que no se puede ofender el carácter justo de Dios. El momento en que la obra de Dios está a punto de concluir en el tiempo del aventamiento de Dios es también cuando toda clase de falsos líderes y anticristos se resisten intensamente a Dios, se involucran en construir reinos independientes y dominan imprudentemente a los demás. La furia de Dios entra en erupción finalmente. Es el juicio más severo y la reprensión más severa para todos los falsos líderes y anticristos. Es por supuesto juicio, reprensión, poda y trato de los líderes y colaboradores en todos los niveles de la iglesia. También es castigo y maldición para los falsos líderes y anticristos, así como juicio y reprensión para toda la humanidad corrupta. Esta guerra para revelar y juzgar a los falsos líderes, anticristos y fuerzas satánicas es enteramente el juicio y reprensión de Dios para todos los que se resisten a Él mientras que le sirven. La severidad y furia de Su palabra revela plenamente el carácter justo de Dios. Esto es completamente obra del Espíritu Santo. Juzgar y reprender así a la humanidad corrupta es muy real y práctico. Las personas que pueden aceptar y obedecer tal juicio y reprensión son bendecidas. Las que rechazan y se resisten a tal juicio y reprensión de Dios, las que incluso se quejan de Él , no aman la verdad ni obedecen la obra de Dios. Son esclavas de Satanás. Las personas como los falsos líderes y anticristos son maldecidas. Las personas malvadas están destinadas a ser castigadas. Esto es indudablemente cierto. El juicio y el castigo de Dios son muy reveladores.

Las elecciones democráticas de la iglesia para los líderes y colaboradores conciernen al acontecimiento fundamental del pueblo escogido de Dios para entrar en la vía correcta de la creencia en Dios. Conciernen directamente al acontecimiento fundamental de la vida de iglesia, Cuando se eligen buenos líderes y colaboradores, la vida de iglesia será buena. Si los falsos líderes y anticristos toman el poder, traerán desastres a la iglesia y el pueblo escogido de Dios estará en peligro y será acosado. ¿No consideras que sea importante cuando examinas los desastres llevados por los falsos líderes y anticristos a las iglesias en diversos lugares? El pueblo escogido de Dios debe saber que la forma en que se traten las elecciones de la iglesia importa mucho y debe tratarlas con seriedad. Los siete principios de las elecciones democráticas de la iglesia que el pueblo escogido de Dios debe entender y cumplir se anuncian como sigue:

1. Todo el pueblo escogido de Dios en la iglesia (excepto los expulsados) tiene el derecho de elegir y ser elegido. Nadie tiene derecho a interferir con el derecho del pueblo escogido de Dios a elegir y ser elegido.

2. Cuando la iglesia vaya a celebrar elecciones, se le debe notificar a todo el pueblo escogido de Dios y todos deben participar (se refiere a la votación). Se considera que quienes sepan de las elecciones pero no participen en ellas pierden voluntariamente sus derechos. Nadie tiene derecho a seleccionar un grupo de personas para llevar a cabo las elecciones ni a excluirlo para que no participe en ellas. Cualquiera que prive a otros de su derecho a votar o le prohíba hacerlo es una persona malvada que viola los derechos humanos y se resiste a la verdad.

3. En las elecciones de la iglesia, no se permite a nadie designar un candidato ni incitar ni obligar deliberadamente al pueblo escogido de Dios a votar siguiendo la voluntad de una persona determinada. Este es un acto en contra de los derechos humanos y de la verdad. Antes de las elecciones, sólo se permite comunicar la verdad y predicar los principios para practicar. Esta es la forma apropiada de comunicar la verdad y llevar a cabo los deberes propios. Por tanto, cualquier resultado de las elecciones conseguido incitando, engañando o coaccionando a las personas en el voto no es válido.

4. La cantidad de votantes que participen en las elecciones de una iglesia debe ser de más del 80% de los miembros de la misma. Para los distritos y regiones, la cantidad de votantes participantes puede ser temporalmente el número máximo alcanzable que dicten las circunstancias. En el caso de que algunos del pueblo escogido de Dios no puedan participar en la votación porque no se les haya notificado, esas elecciones en particular no serán válidas. Las elecciones de una iglesia deben garantizar que todos los del pueblo escogido de Dios en esa iglesia sean elegibles para votar notificándoselo a todos. Además, deben ser informados de la hora exacta de la votación. Para que unas elecciones sean válidas, debe alcanzarse una participación de más del 80% del pueblo escogido de Dios. Los que hayan sido informados y no asistan pierden voluntariamente sus derechos.

5. Nadie tiene derecho a sustituir ni quitar a ningún líder o colaborador elegido justa y debidamente independientemente de los problemas que pueda tener este, a no ser que existan problemas especiales no conocidos por el pueblo escogido de Dios. Bajo esta circunstancia, la destitución debe ser aprobada por más del 80% del pueblo escogido con el fin de llevar a cabo una elección extraordinaria.

6. Las elecciones democráticas de líderes y colaboradores ha sido institucionalizada. El ejercicio es de un año. Nadie tiene derecho a ascender, escoger o sustituir a un líder o colaborador en cualquier nivel nombrado a partir de unas elecciones de la iglesia. Si un líder o colaborador electo ha cometido graves transgresiones en el oficio que lo incapacitan para seguir obrando, debe celebrarse una elección extraordinaria después de que la mayoría del pueblo escogido de Dios lo apruebe.

7. A partir del día en que la casa de Dios promulgó la plena implementación del sistema electoral de la iglesia, ningún líder o colaborador tiene derecho a designar o escoger líderes de la iglesia en todos los niveles. Los líderes de todos los niveles de la iglesia deben ser elegidos. Esta es la regla administrativa de la casa de Dios que nadie tiene derecho a enmendar. El ascenso y designación de líderes y colaboradores de todos los niveles en el pasado por líderes de diversos niveles se invalida y anula. Los líderes y colaboradores de todos los niveles deben ser elegidos de nuevo para ser aceptados por el pueblo escogido de Dios. Quienquiera que viole esta regla administrativa será castigado como el anticristo.

Después de implementar los siete principios para la elección democrática de líderes y colaboradores de la iglesia, líderes y colaboradores de todos los niveles y el pueblo escogido de Dios deben cumplir con la práctica en consecuencia. Los del pueblo escogido de Dios tienen derecho a supervisar a los líderes y colaboradores en todos los niveles para llevar a cabo las elecciones según los siete principios. Si alguno de ellos se niega, pueden apelar a los líderes superiores. Es un acto justo para mantener la obra de la iglesia. Todos los del pueblo escogido de Dios deben apoyar y cooperar. Sólo implementando de esa manera pueden limitarse la perturbación y la conducta violenta de los falsos líderes, colaboradores y personas malvadas. La iglesia tiene la autoridad para expulsar a cualquier persona malvada que haya sido claramente expuesta en las elecciones de la iglesia si es incapaz de arrepentirse y admitir pecados. Sin embargo, debe informar de su acción para su aprobación.

Desde que la iglesia celebra elecciones democráticas, se han revelado algunos problemas. El pueblo escogido de Dios necesita entender y entrar en la realidad de la verdad urgentemente, en lo cual hay cuatro aspectos principales, de los cuales carece precisamente.

(1) El pueblo escogido de Dios debe aprender a discernir y reconocer a toda clase de personas. Estos son los aspectos más importantes a conocer sobre el discernimiento de las personas: 1. Si tienen o no la conciencia y razón de la humanidad normal; 2. Si pueden o no buscar la verdad; 3. ¿Tienen temor de Dios? 4. ¿Creen en Dios y le obedecen verdaderamente? 5. ¿Hacen cosas prácticas y resuelven problemas prácticos para el pueblo escogido de Dios? 6. Como líderes, ¿qué clase de personas tenderán sin duda trampas a otros, les harán daño y se convertirán en anticristos? 7. ¿Cómo distinguir la naturaleza esencial de las personas malvadas.

Debemos aprender a distinguir estos siete aspectos para contribuir a las elecciones. También necesitamos discernir y guardarnos de esas personas que son particularmente arrogantes y ambiciosas, que quieren tomar el poder y controlar a las personas.

(2) Los líderes y colaboradores en todos los niveles de la iglesia deben comunicar e iluminar el hecho de que ellos mismos necesitan poseer tres criterios: 1. La verdad; 2. Humanidad; 3. Calidad y capacidad. Lograr resultados justos y razonables de la elección de líderes y colaboradores en todos los niveles será beneficioso para la vida del pueblo escogido de Dios y para la vida de iglesia porque evita que la clase errónea de persona que puede hacer el mal sea elegida y haga daño a la vida de iglesia y al pueblo escogido de Dios.

(3) Permitir que todo el pueblo escogido de Dios pueda descubrir los engaños de Satanás y evitar que los falsos lideres y anticristos lleven a cabo operaciones de caja negra, falsedades, engaño y conspiraciones durante las elecciones de la iglesia. El pueblo escogido de Dios debe poder celebrar elecciones justas y equitativas de una manera responsable sin estar sujeto al dominio de nadie y debe poder practicar la verdad con independencia basándose en la palabra de Dios cuando lleve a cabo elecciones.

(4) El pueblo escogido de Dios debe reconocer y ver claramente a esos líderes y colaboradores que pueden regar, proveer la verdad y proteger los beneficios del pueblo escogido de Dios durante las elecciones de la iglesia. También necesita apoyar y coordinarse con buenos líderes y colaboradores para lograr resultados justos, razonables e ideales en las elecciones.

Hacer un buen trabajo en las elecciones democráticas de la iglesia es el vínculo fundamental para que el pueblo escogido de Dios entre en la vía correcta de la creencia en Dios. Si las elecciones de la iglesia pueden llevarse a cabo con normalidad y lograr resultados justos y razonables, eso puede garantizar que la mayoría de los líderes y colaboradores en todos los niveles defenderán la obra de Dios y mantendrán una vida de iglesia normal. Después, puede impeder que los falsos líderes y anticristos interrumpan, perturben y socaven. Al mismo tiempo, es extremadamente beneficioso para la vida de iglesia y el pueblo escogido de Dios entrar en la vía correcta de la creencia en Dios. Si los líderes y colaboradores en todos los niveles son elegidos a través de elecciones justas y razonables, eso puede garantizar que la mayoría de los líderes y colaboradores sean los que buscan la verdad y poseen una humanidad mejor. Esto garantizará que la mayoría de los líderes y colaboradores puedan realmente llevar a cabo sus deberes para que el pueblo escogido de Dios entienda la verdad y entre en la vía correcta de la creencia en Dios y que puedan embarcarse en la senda de buscar la verdad y ser hechos perfectos, recibir la salvación y ser hechos perfectos por Dios.

Al seguir las continuas disposiciones de la obra y la guía y provisión de sermones y comunicación de los de arriba para entrar en la vía correcta de la creencia en Dios, el pueblo escogido de Dios ha confirmado en su corazón que todas las disposiciones de la obra, sermones y comunicación de los de arriba son la guía e instrucciones de la obra del Espíritu Santo y todo lo que el pueblo escogido necesita. Naturalmente, también es la realidad de la verdad en la que el pueblo escogido de Dios debe entrar. Sólo llevar a cabo el deber propio y vivir una vida de iglesia en concordancia estricta con las disposiciones de la obra es la vida de la creencia real en Dios y la semejanza de un hombre real. Esta es la realidad de la palabra de Dios en la que Él requiere que entre el hombre. Sólo cuando vive la vida de iglesia según los Diez principios de la vida de iglesia y y los Diez actos inaceptables está el pueblo escogido de Dios verdaderamente en la senda correcta de la creencia en Dios. Por tanto, el pueblo escogido de Dios debe tener claro que cuando todos los falsos líderes y anticristos de las fuerzas satánicas sean completamente expulsados y eliminados, cuando el pueblo escogido de Dios sólo pueda obedecer la verdad y la obra de Dios, ahí es cuando el mismo entrará completamente en la vía correcta de la creencia en Dios y la gran obra de Dios se cumplirá completamente de esta forma. Al creer en Dios y obedecerle así, practicar la verdad y vivir con la palabra de Dios, las fuerzas malvadas de Satanás perderán completamente su lugar en la iglesia y los del pueblo escogido de Dios se levantarán verdaderamente a partir de ahí. Ya no serán oprimidos, atados ni controlados por las fuerzas de Satanás. Todos ellos pueden honrar a Dios por su grandeza, obedecerle y adorarlo verdaderamente. Entrarán en la vía correcta de la creencia en Dios. Serán sin duda los que serán salvados y el gran dragón rojo también se derrumbará después y será completamente destruido. Dios ha triunfado plenamente sobre Satanás. Él es plenamente glorificado. Los que entran en la vía correcta de la creencia en Dios son los objetos de la obra de salvación de Dios en los últimos días. Dios nunca los abandonará en los desastres y pruebas del futuro. Sobrevivirán después de ser hechos perfectos y de ser salvados.

Leamos estos dos pasajes de la palabra de Dios que nos facilitarán el entendiiento de la intención de Dios.

Ahora es el momento en el que determino el final para cada hombre, no la etapa en la que comencé a obrar en el hombre. Escribo en Mi libro las palabras y acciones de cada hombre, así como su trayectoria como Mi seguidor, sus características inherentes, y su desempeño final. De esta manera, ninguna actitud del hombre escapará de Mi mano y todos estarán con su propia especie según Yo lo designe. Yo decido el destino de cada hombre no en base a su edad, antigüedad, cantidad de sufrimiento ni, mucho menos, según el grado de compasión que provoca, sino en base a si posee la verdad. No hay otra decisión que esta. Vosotros debéis daros cuenta de que todos aquellos quienes no siguen la voluntad de Dios serán castigados. Este es un hecho inmutable. Por lo tanto, todos aquellos quienes son castigados, reciben castigo por la justicia de Dios y como retribución por sus acciones malvadas. […]

Mi misericordia es para los que me aman y se niegan a sí mismos. Y el castigo traído sobre los malvados es una prueba de Mi justo carácter y, más aún, testimonio de Mi ira. Cuando llegue el desastre, el hambre y la peste caerán sobre todos aquellos que se oponen a Mí y llorarán. Quienes hayan cometido toda clase de maldades pero que me hayan seguido durante muchos años no escaparán a la acusación; ellos también vivirán en un constante estado de pánico y miedo en medio de la catástrofe que apenas se ha visto a lo largo de las épocas. Y todos Mis seguidores que han sido leales a Mí y a ningún otro, se regocijarán y aplaudirán Mi grandeza. Ellos experimentarán una alegría inefable y vivirán en un júbilo que Yo nunca antes he otorgado a la humanidad. Porque Yo atesoro las buenas acciones de los hombres y aborrezco sus acciones malvadas. Desde que comencé a liderar a la humanidad, he estado esperando por un grupo de hombres que piense igual que Yo. Y nunca me he olvidado de los que no piensan igual; los he aborrecido en mi corazón, sólo a la espera de la oportunidad de ver Mi retribución administrada sobre esos malhechores y disfrutar de ello. ¡Mi día finalmente ha llegado y ya no necesito esperar!” (‘Deberías preparar suficientes buenas obras para tu destino’ en “La Palabra manifestada en carne”).

1 de julio de 2011

Anterior : Examina las sendas que diversos tipos de personas toman cuando Dios lleve a cabo su obra de aventamiento final

Siguiente : Sólo los que pueden practicar la verdad y discernir diversas clases de personas han entrado en la vía correcta de la creencia en Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro