App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

54. El vínculo con Dios

I

Dios me escogió entre la multitud,

dispuso que fuera a Su lado.

Sus amables palabras arropan mi corazón.

Dada la verdad, alegre estoy.

Su voz familiar, Su rostro hermoso

nunca han cambiado desde el principio.

En Su casa, Su dulce amor saboreo,

en Él me apoyo, no me quiero apartar.

Dios nunca se alejó de mí. Se sacrifica sin quejarse.

Dejaré la corrupción y me purificaré.

Acompañaré a Dios siempre, siempre.

II

Sin Dios, los días se hacían duros.

Me tambaleaba con pasos penosos.

Su protección me guía todo el camino.

Con las palabras de Dios, ahora estoy satisfecho.

El tiempo trae cambios, el mundo evolucionará.

Pero nada apartará mi corazón de Dios.

Una promesa de mil años, un juramento inalterado.

Ciclos de vida y muerte, vuelvo a estar a Su lado.

Dios nunca se alejó de mí. Se sacrifica sin quejarse.

Dejaré la corrupción y me purificaré.

Acompañaré a Dios siempre, siempre.

III

Ha sembrado vida en mi corazón.

Sus palabras me nutren, ponen a prueba, refinan.

La persecución y el sufrimiento fortalecen mi vida.

Los fallos son para forjarme.

Dios nunca se alejó de mí. Se sacrifica sin quejarse.

Dejaré la corrupción y me purificaré.

Acompañaré a Dios siempre, siempre.

Dios nunca se alejó de mí. Se sacrifica sin quejarse.

Dejaré la corrupción y me purificaré.

Acompañaré a Dios siempre, siempre.

Anterior:El único Dios verdadero ha aparecido en la carne

Siguiente:Despertar gracias al juicio

También podría gustarte