App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Práctica y ejercicios para el comportamiento con principios

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

90. Los principios de cultivar y usar personas

1. Debes elevar y cultivar a aquellos que sinceramente creen en Dios, que buscan la verdad, que tienen un sentido de justicia, que tienen una buena humanidad y que tienen la obra del Espíritu Santo;

2. Si las buenas personas que han sido previamente reemplazadas se arrepienten de verdad y son capaces de hacer trabajo práctico, pueden ser elegidas y nuevamente promovidas;

3. En tanto que los nuevos creyentes que sólo hayan creído por uno o dos años tengan una buena humanidad, un buen calibre y busquen la verdad, entonces pueden ser cultivados cuanto antes;

4. En cuanto a aquellos que han transgredido, que son arrogantes y vanidosos, pero que son capaces de buscar la verdad y arrepentirse realmente, mientras sean capaces de hacer trabajo práctico, entonces pueden ser elegidos y promovidos.

Las palabras relevantes de Dios:

Cuando Dios selecciona a una persona para servirle, Él siempre tiene Sus propios principios. Servir a Dios no es solamente un asunto de entusiasmo, como se lo imagina la gente. Hoy una persona puede servir a Dios en Su presencia, como podéis ver, porque es guiada por Dios y tiene la obra del Espíritu Santo; y porque es buscadora de la verdad. Estos son los requisitos mínimos para un siervo de Dios.

de ‘Las formas religiosas de servicio deben ser prohibidas’ en “La Palabra manifestada en carne”

Comunión del hombre:

Aquellos que no tienen la verdad no pueden percatarse de nada. Si alguien merece la pena ser cultivado y puede ser usado depende principalmente de dos aspectos: en primer lugar, depende de si busca o no la verdad, de si puede o no practicarla y de si entra o no en la realidad; en segundo lugar, uno debe distinguir claramente si tiene o no una naturaleza de humanidad normal, si tiene o no conciencia y razón, qué tipo de persona es y qué senda sigue; este también es un aspecto clave. El cultivo y el uso de las personas por parte de la iglesia depende principalmente de si buscan o no la verdad; este es el principio más básico para evaluar a las personas. Esto se debe a que el que alguien busque o no la verdad explica muchas cuestiones y de este modo se revela si sigue la senda correcta o una senda malvada. También se revela si su fe en Dios es práctica y si camina la senda correcta o no, así como qué naturaleza poseen. Por lo tanto, si alguien puede o no buscar la verdad explica muchas cuestiones; si realmente es alguien que busque la verdad, entonces sin duda alguna tendrá una humanidad comparativamente buena, desde luego seguirá la senda correcta y ciertamente será una persona relativamente amable. Por lo tanto, la familia de Dios enfatiza repetidamente la necesidad de seleccionar y usar a aquellos que genuinamente busquen la verdad como líderes; esto es significativo. Nadie es perfecto, todos tienen sus defectos y cuando evalúes a alguien debes considerar los aspectos principales: 1) ¿Tiene buen calibre? 2) ¿Tiene determinación? 3) ¿Tiene sentido de justicia? Si alguien puede buscar la verdad, entonces sus pequeños defectos o transgresiones no se consideran un problema ya que, entre la humanidad corrupta, se considera que tiene el potencial de una buena persona. No es gran cosa que aquellos que tienen el potencial de una buena persona cometan transgresiones, porque en tanto que busquen realmente la verdad, entonces todas sus transgresiones son resolubles. Al evaluar a alguien, no lo critiques ni lo juzgues por su apariencia; debes considerar su esencia y esto es clave. El primer gran trabajo de la familia de Dios es encontrar personas que genuinamente tengan buen calibre, que busquen la verdad y sean capaces, disponer un lugar adecuado para ellas en la iglesia y luego proveerlas y cultivarlas bien. Cuando todos los niveles de líderes y colaboradores en la iglesia entran en el camino correcto de la creencia en Dios, el pueblo escogido de Dios los imita.

de La comunión de los de arriba

Las razones principales para cultivar y seleccionar personas son que deben poseer humanidad y ser buscadoras de la verdad, además de poseer un cierto calibre. Si son capaces de compartir nueva luz y conocimiento verdadero y se puede confirmar que tienen la obra del Espíritu Santo, entonces pueden ser cultivadas y usadas.

de La comunión de los de arriba

Todos aquellos que realmente buscan la verdad y son capaces de lograr ciertos resultados al comunicar la verdad están calificados para convertirse en líderes en todos los niveles de la casa de Dios. Sólo tienen que ser ordinarios en otros aspectos, e incluso si tuvieron transgresiones ocasionales en el pasado, en tanto que estas no se repitan, la casa de Dios no los hará responsables. En tanto que puedan entender realmente la verdad, que sean capaces de usar la verdad para resolver problemas y que puedan guiar a otros a entrar en la verdad, entonces pueden ser seleccionados como líderes para todos los niveles en la casa de Dios. Esto impulsará a todos los del pueblo escogido de Dios a hacer lo mejor posible por buscar la verdad y alcanzar la salvación de Dios. Esto también expresa la justicia e imparcialidad de Dios, permitiéndonos ver que la casa de Dios es completamente imparcial en su trato con las personas. Independientemente de las transgresiones que hayan cometido, siempre y cuando no sean hacedores de maldad, no estén siendo trabajados por espíritus malignos, no sean personas deshonestas ni absurdas, sean capaces de hacer lo mejor posible por buscar la verdad y estén equipados con la habilidad para usar la verdad para resolver problemas, entonces todos pueden ser usados por Dios.

de ‘Los “tres criterios, cinco verificaciones, dos garantías” para seleccionar líderes’ en “Anales selectos de los arreglos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

¿Puede ser líder un nuevo creyente que tiene una humanidad relativamente buena pero no tiene la verdad? No puede serlo. Para ser un líder debe tener en su haber al menos alrededor de un año. Sólo después de que se haya equipado con la verdad y haya experimentado la obra de Dios aproximadamente durante un año, podrá entonces ver la senda hacia adelante y entender realmente algunas verdades, y de esta manera le es más apropiado convertirse en un líder. Si se descubre que un nuevo creyente que ha creído en Dios por seis meses o un año tiene una gran humanidad y busca fervientemente la verdad, entonces debe ser cultivado y entrenado para cumplir con su deber; esto es apropiado.

de La comunión de los de arriba

Las personas con buen calibre que rápidamente aceptan la verdad y tienen una gran capacidad para trabajar, deben ser escogidas para servir en los diferentes niveles de liderazgo y como los colaboradores para la iglesia. Incluso si estas personas tienen un carácter arrogante, están sumamente ansiosas por el estatus y tienen una humanidad promedio, siempre y cuando puedan buscar la verdad, siempre y cuando puedan aceptar el trato y la poda de la casa de Dios y siempre que sean capaces de arrepentirse verdaderamente de sus transgresiones, entonces son absolutamente capaces de ser cultivadas y gradualmente promovidas a posiciones importantes.

de ‘Sólo cultivando y usando a las personas que buscan la verdad y que tienen gran capacidad de trabajo podemos coincidir con la voluntad de Dios’ en “Provisión para la vida: Recopilación de sermones”

Anterior:Los principios de hacer ajustes a los líderes y colaboradores

Siguiente:Los principios de hospedar al pueblo escogido de Dios

También podría gustarte