645 Los fracasos y reveses son bendiciones de Dios

1 Dios hace que experimentes toda clase de tempestades, adversidades, dificultades y numerosos reveses y fracasos para que, en última instancia, mientras experimentas estas cosas, llegues a descubrir que todo lo que Dios dice es correcto y que tus creencias, nociones, imaginaciones, y conocimientos son incorrectos. Nada de eso puede llevarte por la senda correcta en la vida; nada de eso puede guiarte para comprender la verdad y presentarte delante de Dios, y la senda que sigues es la senda del fracaso. Para ti, esto es un proceso necesario y lo que debes obtener en el proceso de experimentar la salvación. Pero esto también entristece a Dios: como las personas son rebeldes y poseen actitudes corruptas, deben pasar por este proceso y experimentar estos reveses.

2 Haga lo que haga, Dios quiere lo mejor para el hombre. No importa qué entorno disponga, siempre desea que el resultado sea el mejor. Digamos que encuentras reveses y fracasos. Dios no quiere verte fracasar, sin poder recuperarte de un fracaso y hundido en el abatimiento. Dios desea ver que eres capaz de buscar la verdad, que encuentras la razón de tu fracaso y que comprendes que esa forma de actuar fue un error, que la única forma correcta de actuar es hacerlo de acuerdo con las palabras de Dios. Entiendes las cosas y creces a través de este revés y este fracaso. Eso es lo que Dios desea ver. Dios obra con buena intención y todos Sus actos contienen Su amor oculto. Es bueno que las personas experimenten el fracaso; aunque también es algo doloroso, algo que las templa. Pero si, al final, ser templado de esa forma te hace regresar delante de Dios, aceptar Sus palabras y tomarlas como la verdad, entonces ese templado, esos reveses y esos fracasos te beneficiarán.

Adaptado de ‘Cómo discernir la esencia-naturaleza de Pablo’ en “Registros de las pláticas de Cristo de los últimos días”

Anterior: 644 Servir como contraste es una bendición para toda la vida

Siguiente: 646 La cosa más bella entre los hombres

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro