Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Selecciones clásicas de sermones y enseñanza sobre la entrada a la vida

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

Cómo descubrir la esencia de una persona y los principios para la implementación

Cómo podemos descubrir la esencia de una persona

Entonces, ¿cómo exactamente podemos descubrir la esencia de una persona? Lo absolutamente más tabú que puedes hacer es basarlo en un momento en que se revela la corrupción o en un momento en que la persona cometió una transgresión y luego declararla culpable. Ni siquiera importa qué clase de transgresión sea. Primero debes estudiar cómo fue el comportamiento de la persona todo el tiempo, no sólo en una ocasión. Daré un ejemplo. Hay una persona que tiene hambre y luego, porque tuvo hambre, robó una bolsa de comida. ¿No es esto robo? No hay duda de que esto sea un robo. Sin embargo, no puedes simplemente declararla culpable y decir: “Eres una ladrona”. Para determinar si alguien realmente es un ladrón o no, no puedes basar esto únicamente en un caso de robo. Más bien, debes observar cómo son la humanidad y la naturaleza de la persona para determinarlo. Si esta persona no tenía hambre, si había toda clase de comida en la casa de esta persona, y aun así robó cosas de los demás de manera constante, entonces se podría determinar con bastante facilidad que la esencia de esta persona, su naturaleza, era la de un ladrón. Si esta persona puede robar en cualquier situación, y de hecho no puede evitar robar, entonces a esta persona sólo le gusta robar, aunque robe algo y luego pueda sólo tirarlo a la basura. Si alguien está siendo acosado hasta el punto en que está completamente harto de ello y entonces toma un cuchillo y mata a la persona que lo estaba acosando, ¿serías capaz de decir después que la naturaleza, la esencia de esta persona, era la de un asesino? Esta persona estaba siendo acosada, y no sólo estaba siendo acosada sino que estaba siendo acosada por una persona perversa y malévola. ¿Cómo se llama cuando alguien mata a otra persona en esta clase de situación insoportable? Matar a un enemigo. Entonces, ¿serías capaz entonces de declarar a esta persona culpaba de pecado diciendo: “Eres un asesino. Eres un demonio. Sólo eres una clase de víbora venenosa”? ¿Es correcto decir estas cosas? ¿Qué clase de problema es si hablas de esta manera? Estás declarando un juicio sobre otras personas. Es condenar de pecado a otras personas. Un líder en la iglesia está hablando de una manera severa con otra persona en la iglesia que tiene una humanidad mala. Mientras el líder está tratando con esa persona, la critica por cuestión de principios. Esa persona no lo puede soportar por lo que lanza un cargo contra el líder diciendo: “Estás reprimiendo a las personas. Eres un anticristo”. ¿Es correcto esto? Esto se llama una aplicación ciega de las reglas. Esto se llama declarar un juicio sobre una persona. Esto se llama condenar de pecado a una persona. El sólo atenerse a unos cuantos problemas como ese ¿es prueba suficiente para condenar a alguien de ser un anticristo? Sólo aquellos que están perturbando e interrumpiendo la obra de Dios son anticristos. El sólo contar con un caso de transgresión y luego declarar que la naturaleza de alguien es la de un anticristo, eso se llama represión y un ataque a los líderes y colaboradores de Dios. Cuando las personas hablan, necesitan tener una base real sobre la cual fundar lo que dicen. Los principios y estándares para identificar a los anticristos se exponen muy claramente en los arreglos de la obra. ¿Los falsos líderes son anticristos? Las personas que no tienen la obra del Espíritu Santo en ellas se pueden dividir en varias clases de situaciones. Si esta persona es una buscadora de la verdad, y aun así no ha alcanzado la verdad, es incapaz de usar la verdad para resolver el problema y sólo está en medio de ser entrenada y criada en la iglesia, pero entonces la llamas un anticristo, ¿no estás tratando a esta persona de una manera injusta? Si este falso líder está haciendo toda clase de mal y no es un buscador de la verdad en absoluto, ¿no es esto lo que significa ser un anticristo? Sí, lo es. Debes ser capaz de identificar a las personas, pero debes hacer esto observando la esencia de la persona. Sólo de esta manera es que no cometeremos errores en el juicio, errores al condenar de pecado a las personas. ¿Entiendes? Si hay una persona que cometió adulterio, ¿puedes decir de esa persona: “Eres promiscua todo el tiempo y debemos expulsarte”? ¿Es correcto hacerlo así? Esto pertenece a la categoría del juicio y juicio quiere decir condenar de pecado a las personas. No puedes juzgar a alguien sobre la base de sólo una ocasión de pecado. Lo debes juzgar sobre la base de su consistente estilo de vida. Si esta persona puede cometer estos pecados una y otra vez, entonces eso quiere decir que hay un problema con la esencia de esa persona: su naturaleza. Debes observar las cosas y a las personas de acuerdo a su naturaleza y esencia. Sólo de esta manera es que tu juicio se conformará con la verdad y con la palabra de Dios. Por lo tanto, si las personas que realmente conocen la verdad ven que otras personas han cometido algunas transgresiones, aunque las vean con sus propios ojos, no las juzgan. Si esta persona que realmente conoce la verdad tiene un corazón amoroso, entonces ayudará a la persona y la ayudará a conocer la naturaleza de esa transgresión y cuál es su esencia. La ayudará a saber esto y a arrepentirse. No la juzgará ni la condenará de pecado. Así es como las personas que conocen la verdad tratan a otros. Esto es lo que significa tener un corazón leal y amoroso. Ven que una persona ha cometido transgresiones, que la corrupción de esta persona se revela y no apalean de inmediato a esa persona, sino que, en lugar de eso, usan un corazón amoroso para explicar las cosas a esa persona y ayudarla a conocer la esencia de sus transgresiones y a tener un corazón de arrepentimiento y después, finalmente, un verdadero arrepentimiento. Esa es la diferencia en la manera en que las personas son tratadas y los problemas resueltos por aquellos que entienden la verdad y aquellos que no. Todos aprenden a ser humanos y todos gozan de la gracia de Dios pero, ¿por qué existe una diferencia tan enorme? ¡No está bien no buscar la verdad! Si no entiendes la verdad, entonces debes hablar menos y buscar más. Esta es la clase de razonamiento que las personas normales deben poseer. No condenes de pecado a ciegas a las personas ni las critiques por cuestión de principios cada vez que surja un problema. ¿Estás involucrado en la Revolución Cultural? ¿Estás involucrado en el Movimiento de Rectificación? ¿Es importante entender la verdad? No serás capaz de llegar a comprender nada claramente si no tienes la verdad. Siempre estarás solamente hablando sin pensar. ¿Qué es lo primero que debes hacer cuando te encuentras con un problema y no tienes la verdad? Debes tener sensatez. Debes cerrar la boca, hablar menos y buscar más. ¿Qué vas a hablar sino palabras sin pensar si primero no descubres la verdad y la esencia del asunto? Sólo cierra la boca, ¿de acuerdo? Si alguien no tiene la verdad y continúa hablando sin pensar, ¿tiene alguna sensatez esta persona? Además, ¿no pensarías que esto es demasiado arrogante? ¿No pensarías que esta es la clase de persona que tiene una aversión a la obediencia en general? Siempre cree que no está equivocada, que es más fuerte que otros. Así es como se ve la arrogancia. En general, cuando alguien que entiende la verdad ve a alguien más o ve que algo sucede, no hablará fácilmente al respecto. Cree que cuando deba ayudar entonces compartirá la verdad con esta persona y la ayudará a entenderla. No habla hasta que realmente sea tiempo de hablar ni tampoco juzga pero, ¿no son estas cosas escenas comunes? Pensaste que si veías algo entonces hay un problema y si no viste nada, entonces no hay problema. Los elegidos de Dios, antes de que hayan entrado completamente en la realidad de la verdad, sólo tienen problemas. Aunque no veas ningún problema, aun así tienen problemas. Incluso podrían tener muchos problemas. Solamente no los puedes ver. Solamente no los puedes ver. Normalmente cuando voy a algún lugar, lo primero que hago es dejar que los hermanos y hermanas hablen acerca de los problemas que puedan tener. Muchas personas no plantean ningún problema, por lo que entonces digo: “No habéis planteado ningún problema. ¿Tenéis algún problema?” “Sí”. “Bueno, entonces, si tenéis problemas entonces ¿por qué no habéis planteado ninguno de ellos?” “No los hemos visto”. “No haber visto nada aún no es lo mismo a que no haya ningún problema. ¿Qué tal si planteo algunos problemas? Plantearé algunos problemas que todavía no habéis visto”. Entonces, en el momento en que planteo el problema, comienzan a pensar: “Guau, este es un problema grave. ¿Cómo no pude ver este problema antes?” Si no tienes la verdad, ¿serías capaz de ver estos problemas? Toda la humanidad ha sido corrompida al máximo por Satanás. ¿Quién no tiene corrupción dentro de él aún por ser revelada? ¿Quién no ha cometido ninguna transgresión? Si puedes ver claramente este hecho entonces, ¿por qué estas juzgando a ciegas? No puedes confiar sólo en lo que puedes ver con tus ojos; debes examinar las cosas basado en la verdad. Hay muchas cosas que no has visto. Pensaste que la manera en que las personas se comportan en frente de ti es la manera en que siempre se comportarán y siempre se han comportado. No, necesitas aprender cómo examinar las cosas y cómo observar a las personas a partir de su esencia. Después de informarme los problemas, algunas personas también preguntan: “De todos modos ¿qué clase de personas son nuestros líderes y colaboradores?” Entonces les digo: “Vuestros líderes y colaboradores no tienen la verdad, no tienen la realidad de la verdad. Eso es lo que sé. Y también sé de qué cosas son capaces”. En este momento a las personas sólo se les da una oportunidad de arrepentirse y practicar. Si aun así no se arrepienten en el transcurso de uno, dos, tres o cuatro años y siguen sin buscar la verdad, entonces y sólo entonces puedes determinar la naturaleza de esa persona, que es un falso líder. ¿No es correcto esto? En este momento sólo están practicando y todavía no conocen la verdad. Si practican bien y progresan constantemente, entonces son capaces de aguantar. Si, durante el curso del entrenamiento, esta persona sigue sin buscar la verdad y no ha experimentado crecimiento en el curso de dos o tres años, entonces será eliminada gradualmente. Para usar un proverbio de los incrédulos, emergieron por sí solas y ahora perecen por sí solas. Un aspecto de la obra de Dios es salvar a las personas, perfeccionarlas pero, al mismo tiempo, también es revelar a las personas y eliminar a las personas. Al final, cualquiera que sea obviamente una persona perversa, un anticristo, un espíritu malo o un espíritu inmundo será expulsada; será quitada. Entonces, la obra de Dios es como una gran ola que viene y filtra la arena que forma al pueblo de Dios. Un grupo de personas entra a la iglesia y experimenta la obra de Dios por algún tiempo. Hay algunas personas que estuvieron buscando la verdad y se mantienen firmes y hay algunas que no estuvieron buscando la verdad. Continuamente estuvieron haciendo el mal por lo que fueron eliminadas. Luego, otro grupo de personas viene y se quedan unas pocas de ese grupo. El resto son eliminadas. Luego otro grupo viene. Otra vez, algunas de ese grupo se quedan y el resto son eliminadas. Eso es lo que significa para Dios venir y filtrar el mal de entre Su pueblo. No sólo mires si las personas en la reunión de la iglesia sólo están sentadas educadamente en este momento o no. ¿Quién puede decir si en dos, tres, cinco o seis años estas personas habrán desaparecido o no? Hay algunas personas que se evaporarán en medio de otras personas. Todas las personas restantes son las buenas. Realmente creen. Están buscando la verdad. Son leales a Dios. Obedecen a Dios. Las que desaparecieron fueron eliminadas. De repente, desaparecieron a la vista de Dios, igual que el agua que se evapora en presencia del sol. Ver las cosas de esta manera, si las personas no tienen la verdad, no hay manera de que puedan aguantar. ¿Cómo, entonces, debemos observar exactamente a las personas? No hay duda de que debemos buscar la verdad y observar a las personas de acuerdo a la palabra de Dios. No sólo vayas de un lugar a otro implementando reglas. No bases tu opinión en sólo un caso del comportamiento de una persona. Debes observar a las personas de acuerdo con su naturaleza, su esencia. Déjame dar un ejemplo. Digamos que hay una persona que está buscando la verdad. Antes de que esta persona haya alcanzado la verdad, en su esfuerzo por desempeñar su deber, ¿no habrá algunas impurezas? Definitivamente habrá muchas impurezas. En primer lugar, está confiando en su propio celo y entusiasmo. En segundo lugar, está confiando en sus propias nociones. En tercer lugar, sigue revelando mucha corrupción y tiene muchas intenciones equivocadas. Por lo tanto, es inevitable que haga algunas cosas que perturben e interrumpan. Pero, ¿cuál es la diferencia esencial entre cuando alguien que está buscando la verdad perturba o interrumpe y cuando un anticristo, una persona perversa lo hace? Hay algunas personas que confían en sus propias nociones e imaginación para hacer su trabajo. No están conscientes de que están perturbando o interrumpiendo la obra de Dios. Están haciendo trabajo malvado con buenas intenciones. Porque no tienen la verdad es que no pueden percatarse claramente del asunto. Entonces incluso piensan que lo que están haciendo está bien con el resultado de que sin darse cuenta están perturbando e interrumpiendo la obra de Dios. Ese anticristo, ese diablo viene bien preparado a su trabajo porque también está trayendo consigo los engaños de Satanás y está llevando a cabo estas interrupciones conscientemente con el fin de alcanzar su objetivo. Por ejemplo, hay una persona que está tratando de defenderse pero termina yendo demasiado lejos y mata a la persona que la estaba atacando en una defensa propia imperfecta. Luego hay otra persona en una situación similar que conscientemente coge una pistola o un cuchillo para matar a la otra persona. ¿Existe una diferencia entre estas dos personas? Existe una diferencia, por lo que tenemos que ser capaces de ver la diferencia. Tenemos que ser capaces de distinguir entre las dos. La ley no habla acerca de esta diferencia. Si mataste a alguien de esta manera, entonces simplemente te condenarán por homicidio. Hay algunas personas que dicen que en la ley hay algo llamado defensa propia imperfecta. Agregar esto hace una gran diferencia. ¿Quién sabe cuántas personas han dicho algunas palabras bonitas para alguien más en su defensa con el fin de usar esta parte de la ley? ¿Quién sabe cuánto dinero se ha pagado por esas palabras tan bonitas en el país del gran dragón rojo? ¿No es esta la verdad? Pero, en la casa de Dios, observamos a las personas y tratamos a las personas de acuerdo a la verdad. No tenemos que gastar dinero. Necesitamos hacer las cosas de acuerdo a la verdad. Este es el principio para las personas que viven y hacen trabajo en el reino de Dios. Esto es lo que Dios ha ordenado. Este es el requisito de Dios. Necesitamos hacer las cosas de acuerdo a esto. Esto no debe ser algo que esté influenciado por las emociones. Entonces, el reino de Dios es un lugar donde Dios tiene la máxima autoridad, donde la palabra de Dios tiene la máxima autoridad y sólo es ahí que la imparcialidad y la justicia se pueden reflejar y manifestar realmente. ¿Está la ley de acuerdo con la verdad? La ley ni siquiera habla acerca de la conciencia ni acerca de la verdad. Por lo tanto, la imparcialidad y la justicia no se pueden reflejar ni hacer manifiestas en un país que depende de la ley para gobernar a su pueblo. ¿No es cierto esto? Por lo tanto, lo más importante es que debemos vivir nuestras vidas actuando de acuerdo con los principios de la verdad. Si hacemos esto, no existe riesgo de fracaso.

Tres áreas en las que vemos principalmente la esencia de una persona

Entonces, de acuerdo a los requisitos de la palabra de Dios, cuando observemos a alguien, tenemos que examinar su esencia. ¿Cuáles son las áreas principales que debemos considerar cuando buscamos ver la esencia de una persona? En primer lugar, debemos buscar ver si esta es una persona que está buscando la verdad o no. Esto es tan importante. En segundo lugar, debemos ver si esta persona posee o no una humanidad normal, es decir, si tiene o no, sensatez, razón y una conciencia. Esto es crucial. En tercer lugar, debemos ver cuáles son la naturaleza y las características de esta persona. Hay algunas personas que tienen un buen corazón con buenas intenciones y tratan a otros de una manera bien intencionada. Hay algunas personas a las que les gusta hablar y confiar en su celo para tratar a otros con bondad y calidez. Hay otras personas a las que no les gusta hablar y se esconden pero les gusta hacer cosas concretas y son capaces de resolver problemas reales. Hay algunas personas que tienden a engañar a otros y no hay nada cierto en lo que dicen. Hay algunas personas a las que les gusta jactarse y hay otras que esconden sus talentos. Estas son las diferentes características de las naturalezas de las personas. Habiendo examinado estas tres áreas para consideración, serás capaz de llegar a comprender la esencia de la persona y entonces sabrás cómo tratar a esa persona. Ahora bien, para aquellas personas que están buscando la verdad, ¿cuáles son sus manifestaciones? En primer lugar, les gusta leer la palabra de Dios. Frecuentemente comen y beben la palabra de Dios. Además, están dispuestas a hablar acerca de la verdad. En segundo lugar, cuando se enfrentan con muchas cosas y esas que son difíciles de discernir, pueden buscar la verdad y no depender de las ideas ni de la imaginación de los hombres para ocuparse de las cosas. En tercer lugar, cuando su corrupción se revela, o si son tratadas o podadas, son capaces de aceptar la verdad. Ser capaz de aceptar la verdad es algo sorprendente. Sólo si uno puede aceptar la verdad y se atreve a admitir sus propios errores se puede realmente arrepentir. Aquellos que sean incapaces de aceptar la verdad no serán capaces de arrepentirse verdaderamente aunque admitan sus errores. Entonces, si eres capaz de ver con claridad cómo es la verdad de buscar la verdad, y usas este principio de la verdad para medir a las personas y si son personas que están buscando la verdad, entonces es mucho más fácil tratarlas. Esta persona debe ser entrenada en la fe desde cero y cuando cometa cualquier transgresión se le debe dar una oportunidad de arrepentirse. Después, al elegir líderes o colaboradores, tú los debes seleccionar. Ese es el punto más importante. Todavía hay algunas personas que no reconocen su pecado sin importar qué mal hayan hecho. Si descubres su pecado, tratarán de defenderse, esquivarán la crítica, la debatirán con inteligencia o negarán los reclamos rotundamente sugiriendo varias razones de por qué no lo han hecho. ¿Es esta clase de persona alguien que está buscando la verdad? ¿Es esta alguien que realmente ha experimentado la obra de Dios? Esta clase de cosas se pueden identificar. Cuando te encuentres con esta clase de persona entonces simplemente debe ser eliminada y expulsada. Si son líderes o colaboradores, deben ser quitados de su posición y después se les debe dar una segunda oportunidad. Pueden regresar a casa y continuar la vida normal de la iglesia. Pero si aun así no se arrepienten mientras viven la vida de la iglesia, y no buscan la verdad, entonces pueden ser desechados y expulsados de la iglesia. Así es como justamente lidias con una situación como esa. ¿No es correcto eso? La segunda área que quieres examinar cuando tratas de ver la esencia de una persona es ver si esta persona tiene una humanidad normal o no. Aunque toda la humanidad es semejante en su profunda corrupción, aun así hay algunas personas que tienen un poco de humanidad en ellas y hay algunas personas que ni siquiera tienen un poco de humanidad en ellas. Esa es la diferencia entre estas personas. Entonces, ¿qué áreas son diferentes entre alguien que posee un poquito de humanidad y alguien que no posee ninguna humanidad en absoluto? La mayor área de diferencia es si tiene o no sensatez, razón y una conciencia. Aquellos que tienen estas cosas poseen algo de humanidad. Aquellos que no tienen una conciencia han perdido su humanidad. Las personas que no tienen una conciencia no son mejores que el ganado sin alma. Para usar las palabras de los incrédulos, estas personas no son nada sino bestias. ¿No es esta la verdad? Sin importar qué mal hayan cometido o cuán grandes sean sus transgresiones, y sin importar cuánto esfuerzo uses para tratar con ellas, sacando el tema incansablemente y tratando de hacer que lo admitan, simplemente no responderán y preferirían morir antes que reconocerlo. ¿Tiene un alma esta clase de persona? ¿Dónde está el alma de esta persona si no tiene una conciencia? ¿Dónde está su alma? Lo puedes determinar por si tiene o no una conciencia. Ni siquiera tiene un poquito de una conciencia. Ha hecho tantas cosas malas, ha perjudicado tanto a las personas pero no se siente en deuda con ellas y ni siquiera derrama una lágrima. ¿Aun así tiene una conciencia esta clase de persona? ¿Todavía tiene su humanidad? ¿Es acertado determinar de esta manera si uno tiene humanidad o no? ¡Es completamente acertado! Entonces, ahora debemos observar a las personas de acuerdo a su naturaleza, su esencia. ¿Eres capaz de hacerlo así ahora? Si observas a las personas de acuerdo a estas tres áreas, entonces serás capaz de ver sus intenciones. ¿Todavía hay algo más que no serás capaz de ver con claridad? Bueno, si las personas pueden captar los principios de la verdad, entonces serán capaces de percatarse fácilmente de la verdad acerca de la persona. Si no tienen los principios de la verdad, entonces no serán capaces de percatarse de ellos. Esto es un hecho. Si has entendido realmente la verdad, si has entendido realmente la palabra de Dios, y observas a las personas dependiendo de la verdad, entonces serás capaz de ver casi todo. Entonces, si entiendes la verdad con claridad hasta el punto de que has captado por completo la verdad, de que realmente has alcanzado la verdad, entonces serás capaz de ver completamente las intenciones de la esencia de una persona y quedará muy claro.

Sólo serás de principios en tu trato de los demás y en el manejo de los problemas si puedes llegar a comprender la esencia de una persona

Si una persona es capaz de usar la verdad para llegar a comprender la esencia de otra persona, las opiniones de tal persona sobre las cosas han cambiado. Son de principios cuando observan a las personas y cuando se ocupan de las cosas. Son de principios en su trato de los demás y en el manejo de los problemas. Entonces, ¿tiene una persona así la verdad? Sí, tiene la verdad. Hay algunas personas que no pueden llegar a comprender la esencia de una persona. Si se les pide que hablen acerca de cómo es otra persona, sólo dicen algo superficial, tal como qué hizo la persona el otro día y qué han dicho otros acerca de ella. Después les pregunto: “¿Qué pensáis?” Entonces guardan silencio y no tienen nada qué decir. Sólo oísteis lo que otras personas dijeron. Pero, ¿qué pensáis? ¿Habéis verificado el problema? ¿Es realmente de la manera que lo habéis escuchado? Sólo se quedan con la mirada fija y no pueden hablar con claridad. ¿De qué sirve sólo hablar acerca de asuntos externos? ¿Tiene la verdad esta clase de persona? No puede percatarse de nada con claridad. Sólo está diciendo lo que todos los demás están diciendo. Sólo está siguiendo lo que otras personas están diciendo. ¿Es acertado todo lo que dicen las personas que no tienen la verdad? Hay algunos líderes y colaboradores que no tienen una posición. Sólo dicen lo que los hermanos y hermanas bajo ellos dicen. Examinan los asuntos de la misma manera que los examinan los hermanos y hermanas. Juzgan a una persona igual que la juzgan los hermanos y hermanas. Declaran que la naturaleza de una persona es exactamente lo que los hermanos y hermanas deciden. Pero, ¿no puedes tú mismo hacer un poquito de investigación ya que eres un líder o un colaborador? Si haces juicios acerca de una persona sólo en base a lo que oyes acerca de una persona, o si declaras definitivamente la naturaleza de alguien sólo en base a lo que oyes, ¿no es fácil que agravies a alguien? Esto se llama seguir a la manada y, al hacerlo, es muy fácil agraviar a otras personas. Digamos que hay dos personas peleando. Los incrédulos dicen que si estás peleando entonces no dirás nada bueno. No importa cuán desagradable pueda ser que la otra persona lo oiga, de todas formas lo dices, incluso hasta el punto de maldecir y condenar a la otra persona. En este momento, incluso incriminar injustamente a la otra persona está bien. Declararla culpable de pecado está bien. Juzgarla está bien. Nada de qué preocuparse en absoluto, ¿verdad? ¿Puedes confiar en lo que otras personas están diciendo cuando están peleando? No, no puedes. Los líderes y colaboradores no pueden observar a las personas dependiendo sólo de lo que se han dicho. Tienes que estar en contacto con las personas tú mismo, examinar el asunto, verificarlo y entenderlo. Tratar de localizar a sus parientes, amigos, conocidos, aquellos que conozcan mejor a esta persona, aquellos que realmente saben cómo es la persona. Debes llevar a cabo una investigación completa para comprender y verificar las cosas. Sólo entonces, después de todo eso, serás capaz de determinar definitivamente qué clase de persona son y cuál es el problema. Esta es la responsabilidad de los líderes y colaboradores. Si hay algunas personas que dicen: “Oh, tenemos aquí a un amigo del evangelio pero no es muy impresionante”. Entonces de inmediato dirías: “Si no es muy impresionante entonces no le predicaremos.” ¿Es apropiado eso? ¿Realmente es así esta persona? Si realmente es cierto que esta persona no es digna de que se le predique el evangelio, está bien que la abandones. Si está persona está predispuesta contra la otra persona y dice que no se le puede predicar el evangelio y aun así la abandonas por escuchar una opinión parcial, ¿no estás perjudicando a esta persona? ¿Es esto examinar las cosas y manejar los problemas de acuerdo a la esencia de una persona? Hay un líder que ofendió a un hermano. Ese hermano después lo juzgó y tú no tratas de entender el asunto. En lugar de eso, decides que este líder es un líder falso o un anticristo confiando sólo en el juicio de ese hermano por lo que quitas a este líder y lo reemplazas. ¿Es razonable esto? Nunca practiques el oído selectivo. Todo se debe someter a una investigación, verificación y recolección de evidencia adecuadas por parte de múltiples personas antes de tomar una decisión a conciencia acerca de la naturaleza de una persona. Eso es lo que significa tratar a las personas de acuerdo a su esencia. Sólo de esta manera es que seremos capaces de tratar a las personas justa y razonablemente. Sólo si los líderes y colaboradores resuelven problemas usando la verdad y tratan a las personas justa y razonablemente, son verdaderos líderes y colaboradores, y líderes y colaboradores a quienes Dios reconoce. Los líderes y colaboradores que son incapaces de usar la verdad para resolver problemas, que siempre practican el oído selectivo, que no pueden llegar a comprender la verdadera esencia de nadie, sino que sólo hablan tonterías y creen que han entendido todo con claridad y que saben todo, no tienen la realidad de la verdad. No son aptos para ser usados por Dios y Dios no los reconoce. Son personas perversas. Si no se arrepienten, si no buscan la verdad, entonces serán las que serán eliminadas. Hay algunas personas que les pregunto: “¿Cómo es realmente esta persona? ¿Has investigado el asunto y verificado las cosas? Si no has verificado las cosas por medio de la investigación, sólo estás juzgando a ciegas a las personas. ¿No estás sólo perjudicando a las personas al hacer esto?” Si un líder es incapaz de tratar justa y razonablemente a las personas y si es incapaz de tratar a las personas imparcialmente, ¿lo apoyarán los elegidos de Dios? ¿Serán capaces los elegidos de Dios de admirarlo? No son personas normales en absoluto. ¿Quién será capaz de admirarlos? ¿Hay muchas personas en la iglesia que les gusta discutir y juzgar a las personas? Sí. ¿Cómo se puede resolver este problema? Se puede resolver usando la verdad. ¡Saca la palabra de Dios y léela! Léela muchas veces. Habla de ella con otros creyentes. Luego toma unos cuantos casos y analízalos minuciosamente, permitiendo que todos identifiquen si están simplemente juzgando a otros o no. Entonces, si tales asuntos de juzgar a otros vuelven a surgir de parte de alguien, entonces puedes comenzar a podar y tratar con esa persona. Si no lo acepta cuando sólo una persona trata con ella, entonces todos pueden tratar con ella. ¿Cómo suena eso? Eso es los que significa resolver los problemas usando la verdad. ¿Cuál es la manera apropiada de manejar las cosas en la casa de Dios? Es usando la verdad. Usamos la verdad para resolver problemas. Entonces, si después de que el problema se resuelve no te arrepientes entonces serás podado y tratado. Luego, si aun así no te arrepientes, entonces serás abandonado. Esos son los pasos para resolver problemas usando la verdad. No puedes sólo resolver el problema después de un paso. El proceso se tiene que dividir en dos, tres o incluso cuatro pasos diferentes. Entonces serás capaz de resolver completamente el problema. Aquellos que son propensos a observar reglas ¿tienen la realidad de la verdad? Aquellos que son propensos a implementar las reglas ¿tienen la realidad de la verdad en ellos? Las personas que no buscan la verdad ni investigan la verdad y en su lugar sólo disputan y discuten a ciegas cuando las cosas les pasan, ¿tienen la verdad? Cuando ven un caso de alguien que comete una transgresión, que su corrupción se revela o que la persona se comporta mal, están listos para condenar de pecado a la persona. Usan la palabra de Dios para condenar de pecado a la persona y criticarla por cuestión de principios. ¿Tiene la verdad esta clase de persona? Esto es especialmente cierto de aquellas que son rápidas para juzgar a otras personas. Abren la boca y de inmediato comienzan a juzgar a las personas. ¿No es un ataque juzgar a las personas de esta manera? ¿No es esto igual a formular cargos falsos contra alguien? ¿No estás perjudicando a esta persona al hacer esto? ¿Cuál es la naturaleza del problema de estas personas que juzgan a otros? ¿No es arrogancia? ¿No es malevolencia y malicia? Un lado de esto es la arrogancia porque creen que son mejores que otros, que son superiores a otros, que las otras personas no están a su altura. También hay una parte de eso que es como la malicia. ¿Qué significa cuando esta persona está juzgando a otros? ¿No es como querer tomar un palo y golpear a la otra persona hasta la muerte? ¿No es eso lo que significa malicia? Dios salva a las personas hasta el máximo. Para con aquellas que se arrepienten Él hace el máximo esfuerzo por salvarlas. Él salva a las personas por Su gran paciencia. Entonces, para con aquellas que no serán salvas, anticristos y personas perversas, Él las declara culpables, las quitará y las expulsará. Pero tú, tú tratas de agarrarte de las transgresiones que otras personas han cometido y de inmediato las juzgas. Condenas de pecado a otras personas y quieres expulsarlas para ventilar tu ira. Eso es malicia. Estás persiguiendo a otros. Estás formulando cargos falsos contra otros. ¿Una persona así tiene amor? No sólo no tiene amor sino que participa en un comportamiento sin escrúpulos y está llena de malicia. No eres tan implacable contra los anticristos, ¿verdad? Si puedes declarar culpables a los anticristos, personas perversas, espíritus malos y espíritus inmundos y eres capaz de expulsarlos y deshacerte de ellos, entonces esto refleja tu verdadero amor para con los elegidos de Dios y la verdadera protección de ellos. Pero guardas silencio para con los anticristos y finges que eres sordo y mudo. Cuando los elegidos de Dios cometen transgresiones, te conviertes en una figura imponente y demuestras tu gran poder. ¿No estás equivocado al hacer esto? ¿Qué poder puedes demostrar para con las personas honestas? ¿Son fáciles de acosar las personas honestas? Los anticristos tienen espinas que cubren todo su cuerpo. ¿Por qué tienes miedo de tocarlos? ¿Por qué tienes miedo de ofender a los anticristos? Esto es claramente sólo acosar al débil y temer al fuerte. Sólo estás prolongando una existencia innoble. Sólo eres un parásito. Si en efecto tienes poder entonces úsalo para confrontar a los anticristos y a las personas perversas. Deja de hacerte el mandón fingiendo ser poderoso en la casa de Dios. Hay algunos líderes y colaboradores en la iglesia que se aferran a las transgresiones que aquellos hermanos y hermanas relativamente honestos han cometido y no los dejan ir, tratándolos tan mal que los hacen llorar. No comunican la verdad con un corazón amoroso ni ayudan ni apoyan pacientemente a otros para que pudieran llegar a un auténtico conocimiento de sí mismos y tener un corazón arrepentido. En lugar de eso, tratan mal a las personas hasta que lloran y sólo se dan la vuelta fuera del camino de las personas perversas tratando de evitarlas. ¿Están siendo realmente líderes o colaboradores tales personas? Si eres un pastor de las ovejas de Dios y ves venir a un lobo, pero sólo sigues corriendo y escondiéndote, sacrificando a las ovejas, ¿estás siendo un buen pastor? Se supone que un pastor protege y cuida a las ovejas. ¿Por qué estás corriendo y escondiéndote cuando ves venir al lobo? Cuando ves a un anticristo, a una persona perversa, a un espíritu malo o a un espíritu inmundo, y vas y te escondes porque tienes miedo de ofenderlos, ¿eres apto para servir como un líder o colaborador en la iglesia? Eres un falso líder, un falso colaborador. Es por eso que no te atreves a enfrentar ni a pelear contra los anticristos ni contra las personas perversas. No te atreves a expulsarlos de la iglesia. Las personas como esta sólo son personas que nunca intentan ofender a nadie. Han traicionado a Dios y no son leales a Dios en absoluto. Todas están sirviendo como los guardianes de Satanás. Justo ahora, cada distrito pastoral está ocupado en el trabajo de expulsar a los anticristos, personas perversas, espíritus malos y espíritus inmundos. Pero, hay algunas líderes y colaboradores que son incapaces de hacer el trabajo real. Simplemente no pueden hacer lo correcto y en lugar de eso se están metiendo sinceramente en otro trabajo inútil. No están haciendo el trabajo más importante. ¿Qué clase de problema es este? Interiormente están albergando ciertas intenciones. Tienen miedo de ofender a las personas. Esta clase de persona no es leal a Dios. Si alguien no es leal a Dios en general, entonces definitivamente no será leal a Dios cuando se trate de cumplir con su propio deber. ¿Pueden tales personas ser hechas perfectas? ¿Puede Dios perfeccionar a tales personas? No son de un corazón con Dios. ¿De qué serviría perfeccionar a tales personas? Justo cuando un trabajo ha comenzado, se alejan de Dios y lo traicionan. Todas son convenencieras y traidoras. ¿Realmente perfeccionará Dios a un traidor como este? Dios no perfecciona traidores. Dios perfecciona a aquellos que son leales a Él. Sólo aquellos que son leales a Él son los verdaderos vencedores.

Entonces, ¿cómo podemos descubrir la esencia de una persona? En la manada hay personas buenas y personas perversas. La mayoría de las personas no tienen buena humanidad pero las personas cuya humanidad no es buena también pueden ser salvas. Lo que hace buenas a las personas buenas no es que no cometan transgresiones ni que su corrupción no se revele sino que es que pueden buscar la verdad. Pueden aceptar el trato y poda. Pueden obedecer la obra de Dios. No importa quién diga qué está bien o quién diga la verdad, lo pueden aceptar. Son capaces de entregarse a Dios y cumplir con su deber. Pueden pagar el precio. Pueden aceptar las adversidades. Eso es lo que hace buena a una persona buena. Las personas buenas son más honestas, sus corazones son más bondadosos y no tienen un corazón que esté dispuesto a perjudicar a las personas. No importa lo que hagas con ellas ni lo que les digas; no habrá ningún problema en absoluto. No te perjudicarán. Son una persona buena. Las personas que no tienen buena humanidad pueden recibir la salvación. Pueden ser salvas. Pero, cuando las condiciones y el entorno lo permiten, pueden hacer el mal así que debes estar en guardia. No puedes formar una relación profunda con ellas. Cuando formas tal relación con ellas, es algo abominable, algo aborrecible. Así es como es una persona cuya humanidad no es buena. Entonces, con las personas perversas, no hace falta decir que tienen en sí mismas el llevar a cabo toda clase de mal. Tienen un corazón particularmente siniestro, engañoso y malicioso. No aceptan la verdad en absoluto. Sólo les gusta el mal. Esta es una persona malvada. Entonces, eso es lo que significa examinar las cosas de acuerdo a la esencia de una persona. Primero examinas la esencia de la persona para ver si es una persona buena o una persona mala o una persona perversa o un anticristo o un espíritu malo o un espíritu inmundo. Clasifícalas en diferentes tipos. Entonces sabrás cómo tratar a diferentes personas confiando en los principios de la verdad. Este es el problema que se debe resolver cuando observas a una persona y tratas a la persona de acuerdo a su naturaleza y esencia.

Anterior:La condiciones para ser hecho perfecto

Siguiente:¿Cómo debemos buscar la verdad para poder crecer hasta la madurez en la fe?

También podría gustarte