App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

88. La esencia de Dios es todopoderosa y práctica

I

En el tiempo que Dios obra de modo práctico,

expresa Su carácter y todo lo que es.

Puede obrar lo imposible para el hombre,

ahí yace Su omnipotencia.

Por sí mismo hace la obra,

ahí se muestra Su practicidad.

Debes recordar:

Su esencia todopoderosa y práctica es;

una refuerza a la otra.

Todo lo que hace expresa Su carácter y lo que es.

Su ser contiene Su omnipotencia,

Su justicia y Su majestuosidad.

II

Dios todopoderoso y práctico es.

Sus palabras apoyan Su omnipotencia.

Tiene autoridad, todo lo que dice se hace realidad.

Incluso antes del resultado,

Su omnipotencia se revela cuando habla.

Debes recordar:

Su esencia todopoderosa y práctica es;

una refuerza a la otra.

Todo lo que hace expresa Su carácter y lo que es.

Su ser contiene Su omnipotencia,

Su justicia y Su majestuosidad.

III

Recordar el caso en la Era de la Ley.

Cuando Dios a Jonás a Nínive envió,

Su practicidad se mostró.

Jonás se negó y un gran pez se lo comió.

Por tres días allí vivió, pero a la muerte él no vio.

Lo que Dios le hizo muestra Su omnipotencia.

Dios siempre muestra en Su obra,

Su esencia y todo lo que es.

IV

Hay dos aspectos de Su esencia:

Su omnipotencia y Su practicidad.

Pueden verse en todo lo que hace.

Es un modo de conocer a Dios.

Debes recordar:

Su esencia todopoderosa y práctica es;

una refuerza a la otra.

Todo lo que hace expresa Su carácter y lo que es.

Su ser contiene Su omnipotencia,

Su justicia y Su majestuosidad.

Su ser contiene Su omnipotencia,

Su justicia y Su majestuosidad.

Su justicia y Su majestuosidad,

Su justicia y Su majestuosidad.

De “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior:La compasión de Dios hacia la humanidad

Siguiente:Un río de agua de vida

También podría gustarte