App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Testigos por Cristo de los últimos días

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Pregunta 39: Por dos mil años, todo el mundo religioso ha creído que Dios es una trinidad, y la Trinidad es una teoría clásica de toda la doctrina cristiana. Así que ¿realmente tiene base la interpretación de “el Dios trino”? ¿Realmente existe el Dios trino? ¿Por qué decís que la Trinidad es la falacia más grande del mundo religioso?

Respuesta:

Si alguien entre vosotros dice que la Trinidad en verdad existe, entonces explica qué es exactamente este Dios único en tres personas. ¿Qué es el Padre Santo? ¿Qué es el Hijo? ¿Qué es el Espíritu Santo? ¿Es Jehová el Padre Santo? ¿Es Jesús el Hijo? ¿Qué es entonces el Espíritu Santo? ¿No es el Padre un Espíritu? ¿No es la esencia del Hijo también un Espíritu? ¿No fue la obra de Jesús la obra del Espíritu Santo? ¿No fue la obra de Jehová llevada a cabo en ese momento por un Espíritu, la misma que la de Jesús? ¿Cuántos Espíritus puede tener Dios? Según tu explicación, las tres personas del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son una; de ser así, hay tres Espíritus, pero tener tres Espíritus significa que hay tres Dioses. Esto significa que no hay un único Dios verdadero; ¿cómo puede esta clase de Dios seguir teniendo la esencia inherente de Dios? Si aceptas que sólo hay un Dios, entonces ¿cómo puede Él tener un hijo y ser un padre? ¿No son todas estas simplemente tus nociones? Sólo hay un Dios, sólo hay una persona en este Dios y sólo un Espíritu de Dios, así como está escrito en la Biblia que “sólo hay un único Espíritu Santo y un único Dios”. Independientemente de que el Padre y el Hijo de los que hablas existan, sólo hay un Dios después de todo y la esencia del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en los que creéis es la del Espíritu Santo. En otras palabras, Dios es un Espíritu, pero es capaz de hacerse carne y vivir entre los hombres, así como estar sobre todas las cosas. Su Espíritu lo incluye todo y es omnipresente. Él puede estar simultáneamente en la carne y por todo el universo. Como todas las personas dicen que Dios es el único Dios verdadero, ¡sólo hay un Dios y nadie lo puede dividir a voluntad! Dios es sólo un Espíritu y sólo una persona; y ese es el Espíritu de Dios. Si es como tú dices, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, ¿no son, pues, tres Dioses? El Espíritu Santo es una cuestión, el Hijo otra y el Padre otra. Son personas distintas de esencias diferentes, ¿cómo puede ser cada uno parte de un solo Dios? El Espíritu Santo es un Espíritu; esto es fácil de entender para el hombre. De ser así, entonces el Padre es aún más un Espíritu. Él nunca ha descendido a la tierra y nunca se ha hecho carne; Él es Jehová Dios en el corazón del hombre y, sin duda, también es un Espíritu. ¿Cuál es entonces la relación entre Él y el Espíritu Santo? ¿Es la relación entre el Padre y el Hijo? ¿O es la relación entre el Espíritu Santo y el Espíritu del Padre? ¿Es la esencia de cada Espíritu la misma? ¿O es el Espíritu Santo un instrumento del Padre? ¿Cómo puede explicarse esto? ¿Y cuál es entonces la relación entre el Hijo y el Espíritu Santo? ¿Es una relación entre dos Espíritus o entre un hombre y un Espíritu? ¡Todos estos son asuntos que no pueden tener explicación! Si son todos un Espíritu, entonces no puede hablarse de tres personas, porque Ellos poseen un solo Espíritu. Si fueran personas distintas, Sus Espíritus variarían en fuerza y simplemente no podrían ser un solo Espíritu” (‘¿Existe la Trinidad?’ en “La palabra manifestada en carne”).

Aun así, algunos pueden decir: ‘El Padre es el Padre; el Hijo es el Hijo; el Espíritu Santo es el Espíritu Santo y, al final, Ellos serán hechos uno’. Entonces ¿cómo los deberías hacer uno? ¿Cómo pueden ser hechos uno el Padre y el Espíritu Santo? Si Ellos fueran inherentemente dos, entonces sin importar cómo se unan, ¿no seguirían siendo dos partes? Cuando dices hacerlos uno, ¿no consiste simplemente en unir dos partes separadas para conformar un todo? Pero ¿no eran dos partes antes de ser hechas un todo? Cada Espíritu tiene una esencia distinta y dos Espíritus no pueden ser convertidos en uno. El Espíritu no es un objeto material y es diferente a cualquier otra cosa en el mundo material. Tal como lo ve el hombre, el Padre es un Espíritu, el Hijo otro y el Espíritu Santo otro, y después los tres Espíritus se mezclan como tres vasos de agua en un todo. ¿Acaso no es esto hacer de los tres uno? ¡Esta explicación es errónea! ¿No es esto dividir a Dios? ¿Cómo pueden ser hechos uno el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo? ¿No son Ellos tres partes con una naturaleza diferente cada una?” (‘¿Existe la Trinidad?’ en “La palabra manifestada en carne”).

¡Este concepto del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo es de lo más absurdo! Esto segmenta a Dios y lo divide en tres personas, cada una de ellas con un estatus y un Espíritu; ¿cómo puede entonces seguir siendo un Espíritu y un Dios? Dime, ¿quién creó los cielos y la tierra y todas las cosas, el Padre, el Hijo o el Espíritu Santo? Algunos dicen que ellos lo crearon juntos. ¿Quién redimió entonces a la humanidad? ¿Fue el Espíritu Santo, el Hijo o el Padre? Algunos dicen que fue el Hijo quien redimió a la humanidad. ¿Quién es entonces el Hijo en esencia? ¿Acaso no es Él la encarnación del Espíritu de Dios? La encarnación llama a Dios en el cielo por el nombre de Padre, desde la perspectiva de un hombre creado. ¿No eres consciente de que Jesús nació de la concepción por medio del Espíritu Santo? Dentro de Él está el Espíritu Santo; digas lo que digas, Él sigue siendo uno con Dios en el cielo, porque Él es la encarnación del Espíritu de Dios. Esta idea del Hijo es simplemente falsa. Es un Espíritu el que lleva a cabo toda la obra; sólo Dios mismo, es decir, el Espíritu de Dios, realiza Su obra. ¿Quién es el Espíritu de Dios? ¿No es el Espíritu Santo? ¿Acaso no es el Espíritu Santo que obra en Jesús? Si la obra no hubiera sido realizada por el Espíritu Santo (es decir, el Espíritu de Dios), ¿podría representar, entonces, Su obra a Dios mismo?” (‘¿Existe la Trinidad?’ en “La palabra manifestada en carne”).

Dejadme deciros que, en verdad, la Trinidad no existe en ningún lugar de este universo. Dios no tiene Padre ni Hijo y mucho menos existe el concepto de un instrumento usado conjuntamente por el Padre y el Hijo: el Espíritu Santo. ¡Todo esto es la falacia más grande y sencillamente no existe en este mundo! Sin embargo, incluso esta falacia tiene su origen y no carece totalmente de base, porque vuestras mentes no son tan simples y vuestros pensamientos no carecen de razón. Más bien, son bastante apropiados e ingeniosos, tanto que son inexpugnables incluso para cualquier Satanás. ¡La pena es que estos pensamientos son falacias y sencillamente no existen! No habéis visto en absoluto la verdad real; estáis haciendo meras conjeturas e imaginaciones, fabricando después con ellas una historia para ganaros engañosamente la confianza de otros y dominar a los hombres más insensatos sin sensatez o razón, de forma que crean en vuestras grandes y renombradas ‘enseñanzas expertas’. ¿Es esto la verdad? ¿Es este el camino de vida que el hombre debería recibir? ¡Todo eso es una tontería! ¡Ni una sola palabra es apropiada!” (‘¿Existe la Trinidad?’ en “La palabra manifestada en carne”).

El Espíritu en Jesús, el Espíritu en el cielo y el Espíritu de Jehová son todos uno. Se le puede llamar el Espíritu Santo, el Espíritu de Dios, el Espíritu intensificado siete veces y el Espíritu que todo lo incluye. Sólo el Espíritu de Dios puede llevar a cabo tanta obra. Él es capaz de crear el mundo y destruirlo inundando la tierra; puede redimir a toda la humanidad y, además, conquistarla y destruirla. Dios mismo lleva a cabo esta obra y ninguna otra de Sus personas puede hacerlo en Su lugar. Su Espíritu puede llamarse por el nombre de Jehová y Jesús, así como el Todopoderoso. Él es el Señor y Cristo. También puede convertirse en el Hijo del Hombre. Él está en los cielos y también en la tierra; Él está en lo alto sobre los universos y entre la multitud. ¡Él es el único Señor de los cielos y la tierra! Desde la época de la creación hasta ahora, el Espíritu de Dios mismo ha llevado a cabo esta obra. Sea la obra en los cielos o en la carne, todo lo realiza Su propio Espíritu. Todas las criaturas, tanto en el cielo como en la tierra, están en la palma de Su mano todopoderosa; todo esto es la obra de Dios mismo y nadie más puede realizarla en Su lugar. En los cielos, Él es el Espíritu pero también es Dios mismo; entre los hombres, Él es carne pero sigue siendo Dios mismo. Aunque se le pueda llamar por cientos de miles de nombres, Él sigue siendo Él mismo, y toda la obra[b] es la expresión directa de Su Espíritu. La redención de toda la humanidad a través de Su crucifixión fue la obra directa de Su Espíritu y también lo es la proclamación a todas las naciones y tierras durante los últimos días. En todas las épocas, sólo se puede llamar a Dios el Dios verdadero y todopoderoso, el Dios mismo que todo lo incluye. Las distintas personas no existen, ¡mucho menos esta idea del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo! ¡Sólo hay un Dios en el cielo y en la tierra!” (‘¿Existe la Trinidad?’ en “La palabra manifestada en carne”).

¿De la boca de quién surgió el término Trinidad? ¿Está dando testimonio del Espíritu Santo o fue dicho por el mismo Señor Jesús? ¿O es un resumen de la humanidad corrupta? Este término ha surgido de las bocas de los hombres, es un resumen hecho por la humanidad corrupta. En primer lugar, Dios no dijo esto; en segundo lugar, el Espíritu Santo no alumbró así; en tercer lugar, ningún apóstol lo dijo, ha sido resumido por la humanidad corrupta. Por lo tanto, esta expresión no es la palabra de Dios, Dios no dijo esto. Todos sabemos que sólo hay un Dios. Dios encarnado tiene una esencia divina. Después de que Él complete Su obra en la carne y regrese al reino espiritual, Él tendrá la identidad original de Dios. La identidad original de Dios es el Espíritu, Dios encarnado es la realización del Espíritu en la carne mortal, mientras que la esencia sigue siendo el Espíritu. Por lo tanto, sólo hay un Dios. La mayor parte del tiempo Él lleva a cabo Su obra entre los hombres como el Espíritu. Cuando es necesario obrar como Dios encarnado, Él se encarna, pero es sólo por breve tiempo. Por lo tanto, no importa cómo se diga, sólo hay un Dios. Dios es el Espíritu. Después de que Él completa Su obra a través de las dos encarnaciones, Él no se volverá a encarnar; Dios, subsecuentemente será para siempre el Espíritu. Tres personas en una, Padre Santo, Hijo Santo, Espíritu Santo simplemente no existe en absoluto y esta manera de hablar no tiene fundamento. Dios nunca dijo que Él fuese tres personas en una, Dios Jehová no dijo esto en el Antiguo Testamento, el Señor Jesús como Dios encarnado no dijo esto en el Nuevo Testamento, en Su obra subsecuente el Espíritu Santo no dijo esto. Por lo tanto, esta declaración no tiene ningún fundamento en absoluto. ¿Cómo la expresó el Señor Jesús? “[…] bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19). Cuando las personas se están bautizando pueden invocar el nombre del Padre, el nombre del Espíritu Santo y también pueden invocar el nombre del Hijo, pero esto ciertamente no es vincular los nombres del Padre, Hijo y Espíritu Santo, esto no es lo que significa. Es incorrecto que las personas de la religión conviertan esta declaración en una fórmula. Debido a que en aquella época muchas personas no estaban seguras de la identidad del Señor Jesús, el Señor Jesús les permitió invocar el nombre del Padre. Pero realmente cuando las personas estuvieron seguras de que Jesús era el Señor, de que Él era Dios encarnado, podían invocar directamente el nombre de Jesús. No tenían necesidad de invocar el nombre del Padre e incluso menos necesidad de invocar el nombre del Espíritu Santo. Por lo tanto, hay una razón por la que Dios habló esas palabras en esa época, puesto que muchas personas no habían aceptado al Señor Jesús ni tampoco lo reconocían. Por lo tanto, Él dijo tales palabras que son más entendibles y aceptables para las personas, pero cuando las personas de la religión ven el invocar los tres nombres del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo como una fórmula, entonces ¿a fin de cuentas el nombre de quién están invocando? Las personas lo han entendido mal, un nombre será suficiente y ése es invocar el nombre de Jesús. Jesús es el Padre, el Padre y el Hijo son uno originalmente, ¿no es así? Cualquiera que invoque los nombres del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, no entiende al espíritu, ha entendido erróneamente las palabras del Señor Jesús; ¿tal explicación es correcta o no? Es dar en el blanco. ¿Por qué la humanidad corrupta no entiende la palabra de Dios y de un sólo golpe divide a Dios en estas tres partes? Es porque el hombre no tiene las facultades para entender la verdad. Por lo tanto, cuando Dios encarnado le habló a la humanidad, se produjeron algunas dificultades y Él tuvo que decir que las personas podían invocar el nombre del Padre, que también podían invocar el nombre del Hijo si eran capaces de aceptarlo y que estaba bien, para aquellos que realmente no pudieran aceptarlo, invocar el nombre del Espíritu Santo. Podemos ver la indulgencia de Dios hacia el hombre y también somos capaces de discernir la consideración del Señor Jesús por las debilidades e ignorancia del hombre. Con relación a este asunto, Dios no fue particular y debemos entender el significado de Dios.

de “La comunión de los de arriba”

Notas al pie:

a. El texto original omite “sigue obrando”.

Anterior:Pregunta 37: Aunque los pastores y ancianos tienen el poder en el mundo religioso y caminan la senda de los fariseos hipócritas, nosotros creemos en el Señor Jesús, no en pastores y ancianos; así que ¿cómo podéis decir que nosotros también caminamos la senda de los fariseos? ¿Acaso no podemos ser realmente salvados por creer en Dios dentro de la religión?

Siguiente:Pregunta 40: Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días, expresa la verdad y lleva a cabo Su obra de juicio para purificar y salvar a la humanidad y, sin embargo, Él se encuentra con el furioso desafío y las brutales represiones tanto del mundo religioso como del gobierno comunista chino, donde ellos incluso movilizan todos sus medios de comunicación y fuerzas armadas para condenar a Cristo, blasfemar en contra de Él, capturarlo y exterminarlo. En el principio, cuando el Señor Jesús nació, el rey Herodes escuchó que “el Rey de Israel” había nacido e hizo matar a todos los niños varones menores de dos años de edad que había en Belén; prefería matar arbitrariamente a diez mil bebés que dejar vivir a Cristo. Dios se ha encarnado para salvar a la humanidad, así que ¿por qué el mundo religioso y el gobierno ateo enérgicamente condenan y blasfeman contra la aparición y la obra de Dios? ¿Por qué doblegan el poder de todo el país y no escatiman esfuerzos para clavar a Cristo en la cruz? ¿Por qué es tan mala la humanidad y por qué odia tanto a Dios y se pone en contra de Él?

También podría gustarte