Pregunta 3: Decís que el Señor Jesús ha regresado, así que ¿por qué no lo hemos visto? Ver es creer y las habladurías no son fiables. Si no lo hemos visto, entonces eso quiere decir que todavía Él no ha regresado; lo creeré cuando lo vea a Él. Dices que el Señor Jesús ha regresado, así que ¿dónde está Él ahora? ¿Qué obra está llevando a cabo? ¿Qué palabras ha hablado el Señor? Lo creeré después de que puedas aclarar estas cosas a través de un testimonio.

Respuesta:

La aparición y la obra de Dios en los últimos días son justo las que profetizó el Señor Jesús. Tiene dos partes: Su venida secreta y Su venida pública. La venida secreta se refiere a que Dios se encarna como Hijo del hombre entre la humanidad para pronunciar Sus palabras y llevar a cabo Su obra de los últimos días, esta es Su venida secreta. La venida pública se trata de la llegada del Señor públicamente sobre las nubes; es decir, la llegada del Señor con decenas de miles de santos, de manera visible para todas las naciones y pueblos. Cuando en la actualidad damos testimonio de la obra de juicio de Dios de los últimos días, muchas personas tienen dudas: “Vosotros decís que Dios ha aparecido y que está realizando una obra. ¿Por qué no lo hemos visto? ¿Cuándo y cómo está Dios expresando Sus palabras? ¿Ha grabado alguien las palabras de Dios cuando las decía o nos trae Él esas palabras directamente a nosotros? ¿Por qué habla Dios entre todos vosotros? ¿Por qué nosotros no oímos Su voz o no lo vemos?”. […] Dios apareció en China, en oriente; expresa Su voz y obra bajo la imagen del Hijo del hombre encarnado. No hay nada sobrenatural en absoluto. Dios viste carne común, Su apariencia es la de una persona corriente y Él habla y obra entre nosotros. No hay nada sobrenatural. Algunas personas dicen: “Si esto no es ni siquiera un poco sobrenatural, entonces ¿es Él Dios o no? Si Dios apareció y está obrando, entonces Su aparición y Su obra deberían ser sobrenaturales”. Dejad que os pregunte: ¿fue el Señor Jesús sobrenatural cuando obraba? Cuando Él hablaba con Pedro, ¿podían ver esto los demás en otros lugares? Cuando Él exhibía señales y maravillas en algún lugar, ¿podían verlo aquellos en otros lugares? Definitivamente no. El Señor Jesús era el Hijo del hombre en la carne y Su obra y Sus palabras no eran sobrenaturales; aparte de Sus demostraciones de señales y maravillas, no había aspectos sobrenaturales. Esa es la razón por la que personas en otros lugares no pudieron oír Sus palabras ni ver Su obra; sólo los que estaban junto a Él podían verlas, oírlas y experimentarlas. Este es el aspecto práctico y normal de la obra de Dios. Por lo tanto, otras religiones y otras denominaciones no saben nada de la obra que Dios ha llevado a cabo en la Iglesia de Dios Todopoderoso en China. ¿Por qué no lo saben? Porque Dios no obra de manera sobrenatural. Sólo aquellos entre quienes Él ha llevado a cabo Su obra, pueden verla y oírla; aquellos entre quienes Él no ha llevado a cabo Su obra, no pueden oír Su voz. Cuando el Señor Jesús llevó a cabo Su obra entre el pueblo judío, ¿podíamos nosotros, el pueblo chino, verla u oírla? ¿Podían verla y oírla los británicos y los estadounidenses en Occidente? Entonces, ¿por qué pudieron los occidentales y los chinos en Oriente aceptar finalmente la obra del Señor Jesús? Porque hubo personas que dieron testimonio, que nos difundieron el evangelio y nos dieron esta Biblia que registraba las palabras y la obra del Señor Jesús. Cuando oramos al Señor Jesús, el Espíritu Santo llevó a cabo Su obra y estuvo con nosotros; Él nos otorgó gracia; de este modo y, de este modo, llegamos a creer que el Señor Jesús es Dios y es el Salvador. Así es como llegamos a creer. Los occidentales dicen: “Dios ha aparecido y ha obrado en China, ¿por qué no lo hemos sabido? ¿Por qué hemos sido incapaces de ver y oír esto?”. ¿Es esta pregunta fácil de explicar?

¿Existen profecías de Dios en la Biblia acerca de la obra de los últimos días? ¿Qué dijo el Señor Jesús sobre esto? “Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27). ¿Qué quiere decir esto? Significa que la obra de Dios de los últimos días es como un relámpago que sale del Oriente. El Hijo del hombre obrará en el Oriente, permitiendo que los orientales vean primero la aparición de la gran luz, que vean la aparición de la luz verdadera, que vean la aparición de Dios y luego, poco tiempo después, esta gran luz brillará hacia el Occidente como un relámpago. Es decir, después de que las palabras de Dios Todopoderoso salieran de Oriente, fueron publicadas en Internet, difundiéndose de ese modo al Occidente. ¿Cuándo fueron publicadas en Internet las palabras de Dios Todopoderoso? La edición en chino fue publicada online, al menos en el 2007, o antes, en el 2005. La edición en inglés, probablemente fue publicada online en el 2010. Las palabras de Dios han estado online por muchos años y, sin embargo, ¿cuántas personas del mundo religioso las han investigado en Internet? No muchas, muy pocas lo hacen. El camino de Dios y las palabras que Él ha expresado han estado en Internet por mucho tiempo. Las personas ya han visto que las palabras de Dios Todopoderoso están en Internet, así que ¿por qué no las investigan esos llamados devotos creyentes en el Señor Jesús? ¿Cuál es el problema aquí? Ya se ha dado testimonio del camino de Dios a las personas de todas las naciones y religiones. Si el hombre nunca las investiga, sufriendo ultimadamente la perdición y aniquilación, ¿de quién sería esa responsabilidad? ¿Quién es responsable de este error? ¿Es este error culpa de Dios o del hombre? Es culpa del hombre. ¿Por qué decimos esto? Porque el Señor Jesús dijo hace mucho tiempo: “Por tanto, velad, porque no sabéis en qué día vuestro Señor viene” (Mateo 24:42). “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6). “Mis ovejas oyen mi voz […]” (Juan 10:27). El Señor Jesús dijo estas cosas muchas otras veces: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá” (Mateo 7:7). Esta es la promesa de Dios y el Señor Jesús ha dicho cosas de esta naturaleza unas cuantas veces. Según las palabras del Señor Jesús, si el hombre nunca busca a Dios y nunca investiga cuando oye a alguien dando testimonio de la venida de Dios, sino que en lugar de eso lo condena ciegamente diciendo cosas como: “Todos aquellos que dan testimonio de la venida de Dios son herejes y miembros heterodoxos”, entonces, estas personas que no han aceptado la obra de Dios aun hasta el final, caerán en catástrofes y morirán en la agonía de su castigo en los desastres. ¿A quién debe culparse? Muchas personas de comunidades religiosas son recelosas con respecto a este asunto. “¿Por qué no se aparece Dios a nosotros? ¿Por qué se oculta Él de nosotros? ¿Por qué no nos permite Él saberlo?”. ¿Alguna vez ha dicho Dios: “Cuando llegue en secreto para llevar a cabo la obra, apareceré y haré revelaciones a todas las personas”? ¿Qué dijo Dios? “Si no velas, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti” (Apocalipsis 3:3). Esto fue profetizado en el libro del Apocalipsis. Por lo tanto, si nosotros como creyentes en el Señor, oímos que alguien ha dado testimonio de que “el novio ha llegado; el Señor ha vuelto”, pero nosotros no investigamos activamente o aceptamos la obra de Dios de los últimos días, cuando caigamos en la catástrofe y muramos en nuestro castigo, no podremos culpar a Dios. Debemos buscar el problema desde dentro de nosotros mismos para ver en qué aspecto no hemos hecho las cosas apropiadamente. Sólo esto es lo justo. En retrospectiva, ¿cómo aceptaste al Señor Jesús? ¿Acaso vino a ti el Señor Jesús? ¿Se te apareció el Señor? El no hizo ninguna de las dos cosas. Aceptaste al Señor Jesús porque otros predicaron el evangelio y te dieron testimonio del Señor. La creencia en el camino proviene de oír hablar sobre el camino, mientras que oír sobre el camino proviene de las palabras de Dios. En vista de que ya alguien te ha dado testimonio sobre este evangelio y sobre el hecho de que Dios ha llegado para realizar Su obra, esto es el amor y la misericordia de Dios y Su preocupación por ti; ¿acaso no deberías entenderlo? Esta es la manera como una persona devota debe entender esto. Por lo tanto, no seas arrogante ante Dios, no te sobrevalores ni pienses únicamente: “Cuando Dios llegue Él debe primero darme revelaciones. Si Él llega y no me lo revela, entonces no es Dios y no lo reconoceré”. ¿Qué clase de personas son estas? ¿Qué errores han cometido? ¿Te atreves a afirmar que Dios debe revelarte esto cuando Él llegue? ¿En qué te basas para decir esto? ¿Acaso te dijo el Señor ‘Primero te revelaré a ti cuando Yo llegue’? ¿Te ha dicho Él esas palabras? ¿Crees que estás por encima de todos los demás en el mundo, que eres el más importante, que eres el que más ama a Dios? ¿Estás por encima de todos los demás? ¿Eres un ser creado muy especial? ¿Puede ser salvado fácilmente alguien así? ¿Por qué tiene que llevar a cabo Dios la obra de juicio en los últimos días? Porque la humanidad corrupta no es digna de ver a Dios. Toda la humanidad corrupta tiene el carácter de Satanás; todas son personas particularmente arrogantes y engreídas y todas tienen un deseo demasiado extravagante en cuanto a Dios se refiere. Se ponen por encima de todo lo demás, sólo ligeramente por debajo de los cielos y muy por encima de los demás, como si fueran favorecidos por los cielos. Con esta clase de carácter corrupto, cualquiera que no haya aceptado el juicio y el castigo de Dios no es digna de ver a Dios.

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (serie 132)”

Hay muchas personas, incluyendo personas religiosas, que dicen: “Si Dios ha venido, ¿por qué no lo he visto? Porque no lo he visto, eso prueba que Dios no ha venido”. ¿Cómo te parece eso? Parece ridículo y absurdo. ¿Puedes ver la venida de Dios? ¡Si vieras la verdadera persona de Dios estarías muerto! Así que, ¿cómo viene Dios? Él se encarna en la forma del Hijo del hombre, quien habla para salvar a la humanidad. ¿Podrías reconocer a Dios encarnado si lo vieras? Aunque lo vieras, no lo reconocerías. Esto es igual a cuando el Señor Jesús vino. Muchas personas vieron al Señor Jesús, pero ¿cuántas de ellas lo reconocieron como Cristo, el Hijo de Dios? Sólo una persona: Pedro, y eso porque el Espíritu Santo lo iluminó. ¿Qué prueba esto? Prueba que la humanidad corrupta no tiene la posibilidad de ver el cuerpo espiritual de Dios mientras Él exista en forma física. Si vieras el cuerpo espiritual de Dios, estarías muerto; nunca verás Su cuerpo espiritual. Poder oír la voz de Dios ya es todo un logro para la humanidad corrupta. Cuando Dios obró en la Era de la Ley, ¿cuántas personas podían oír la voz de Dios? No muchas. Sabemos que Job oyó la voz de Dios, pero ¿vio Su rostro? No, él sólo oyó a Jehová Dios hablándole a él desde dentro de un torbellino, así que podemos decir que oír la voz de Dios es equivalente a ver Su rostro. Moisés oyó a Dios llamándolo, pero ¿vio él el rostro de Dios? Más adelante Moisés vio la espalda de Dios, pero no Su rostro. Así que si oyes que alguien dice: “Vosotros testificáis que Dios ha venido, pero ¿cómo es que yo no lo he visto? ¿Cómo es que no lo han dicho en la televisión nacional o en la radio?”. ¿Qué opinas de esta clase de comentario? ¡Es muy infantil! ¿Quién vio la venida del Señor Jesús? Sólo lo vieron un puñado de judíos de esa época. Aquellos judíos de esa época que, en palabras del Señor Jesús, oyeron la voz de Dios y oyeron la autoridad y poder que le seguían. Pero al final, ¿cuántos realmente creyeron en el Señor Jesús y cuántos realmente lo siguieron? Muy pocos. Así que cuando Dios encarnado venga durante los últimos días vestido como una persona ordinaria, no tenemos que ver el rostro de esta persona con el fin de ver el rostro de Dios. En cambio, cuando oigamos Su voz y veamos las verdades que Él expresa, las debemos aceptar, obedecer y poner en práctica. Las personas que hagan esto obtendrán la verdad y la vida y obtendrán la salvación de Dios. Es viable que las personas digan: “Tengo que ver el rostro de Cristo antes de aceptarlo”? ¿Puede la imagen de Dios encarnado representar el cuerpo espiritual de Dios? ¿Puede la imagen del Señor Jesús representar la verdadera imagen de Dios? No, no puede. Así que la imagen que la carne encarnada adopta es temporal y es suficiente que las personas vean que Él es sólo una persona normal y ordinaria. Lo más importante es que las personas deben aceptar a Dios encarnado, que escuchen Sus palabras y que acepten todas las verdades que Él expresa. ¡Esta es la manera de obtener el amor y la salvación de Dios! Si no escuchas Sus palabras ni aceptas todas las verdades que Él expresa, entonces no tendrás ninguna relación con Dios, nunca ganarás el elogio de Dios. Las verdades que Dios expresa durante los últimos días son todas verdades que purifican y salvan a las personas y, como tales, son las verdades más cruciales. Las personas que no las aceptan ni las ponen en práctica, ciertamente nunca obtendrán la salvación de Dios.

de La comunión de los de arriba

Anterior : Pregunta 2: Dais testimonio de que Dios se ha convertido en carne como el Hijo del hombre para llevar a cabo la obra de juicio en los últimos días y, sin embargo, la mayoría de los pastores y ancianos religiosos sostiene que el Señor regresará viniendo en las nubes. Basan esto principalmente en los versículos bíblicos: “[…] vendrá de la misma manera, tal como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11). “He aqui, viene con las nubes y todo ojo le verá […]” (Apocalipsis 1:7). Y además, los pastores y ancianos religiosos también nos enseñan que cualquier Señor Jesús que no venga en las nubes es falso y debe ser rechazado. Así que no estamos seguros de si esta opinión está de acuerdo o no a la Biblia; ¿es este tipo de conocimiento correctoo no?

Siguiente : Pregunta 4: Los pastores y ancianos religiosos a menudo les predican a los creyentes que cualquier cualquier testimonio acerca del regreso del Señor en la carne es falso. Basan esto en los versículos bíblicos: “Entonces si alguno os dice: ‘Mirad, aquí está el Cristo’, o ‘Allí está’, no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:23-24). Ahora no tenemos ni idea de cómo debemos discernir al Cristo verdadero de los falsos. ¿Podéis aclarar esa pregunta?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Dios redimió a la humanidad en la Era de la Gracia, así que ¿por qué todavía necesita Él llevar a cabo Su obra de juicio en los últimos días?

Aunque Jesús hizo mucha obra entre los hombres, sólo completó la redención de toda la humanidad, se convirtió en la ofrenda por el pecado del hombre, pero no lo libró de su carácter corrupto. Salvar al hombre totalmente de la influencia de Satanás no sólo requirió a Jesús cargar con los pecados del hombre como la ofrenda por el pecado, sino también que Dios realizara una obra mayor para librar completamente al hombre de su carácter, que ha sido corrompido por Satanás.

¿Qué es ser salvado? ¿Qué es alcanzar la salvación completa?

La carne del hombre es de Satanás, está llena de caracteres desobedientes, es deplorablemente vil, es algo inmundo. Las personas codician demasiado el gozo de la carne, hay demasiadas manifestaciones de la carne y así Dios desprecia la carne hasta un punto. Cuando las personas dejan atrás las cosas viles y corruptas de Satanás, ganan la salvación de Dios.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro