App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Testigos por Cristo de los últimos días

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Pregunta 40: Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días, expresa la verdad y lleva a cabo Su obra de juicio para purificar y salvar a la humanidad y, sin embargo, Él se encuentra con el furioso desafío y las brutales represiones tanto del mundo religioso como del gobierno comunista chino, donde ellos incluso movilizan todos sus medios de comunicación y fuerzas armadas para condenar a Cristo, blasfemar en contra de Él, capturarlo y exterminarlo. En el principio, cuando el Señor Jesús nació, el rey Herodes escuchó que “el Rey de Israel” había nacido e hizo matar a todos los niños varones menores de dos años de edad que había en Belén; prefería matar arbitrariamente a diez mil bebés que dejar vivir a Cristo. Dios se ha encarnado para salvar a la humanidad, así que ¿por qué el mundo religioso y el gobierno ateo enérgicamente condenan y blasfeman contra la aparición y la obra de Dios? ¿Por qué doblegan el poder de todo el país y no escatiman esfuerzos para clavar a Cristo en la cruz? ¿Por qué es tan mala la humanidad y por qué odia tanto a Dios y se pone en contra de Él?

Respuesta:

Esta cuestión que habéis planteado es muy importante en realidad y, en el conjunto de la humanidad, ¡muy pocas personas la entienden completamente! Ya es noticia de primera plana el por qué la humanidad desafía a Dios con tanta violencia y, de nuevo, se está representando la tragedia histórica de la crucifixión de Cristo encarnado, ¿no es esto un hecho? Leamos algunos paisajes de la Escritura. El Señor Jesús dijo: “Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas. Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas” (Juan 3:19-20). “Si el mundo os odia, sabéis que me ha odiado a mí antes que a vosotros” (Juan 15:18). “Esta generación es una generación perversa […]” (Lucas 11:29). La Biblia dice: “Y que todo el mundo yace bajo el poder del maligno” (1 Juan 5:19). Antes, cuando leíamos estas palabras de la Biblia, no las entendíamos bien. Sólo cuando vemos que ambas encarnaciones de Dios han sufrido la condena, el acoso y la represión de los gobiernos ateos y del mundo religioso, entendemos que estas palabras de la Biblia son realmente verdaderas. Los actos de la humanidad y su actitud al acercarse a Cristo bastan para demostrar que el mundo entero está totalmente bajo el control y el poder de Satanás. Hoy en día, la mayoría de nosotros ve claramente que la mayor parte de los pastores y ancianos del mundo religioso son gente que desafía, condena y niega a Cristo y que hace mucho que el mundo religioso está bajo el control de esos fariseos y anticristos hipócritas. Por lo tanto, cuando Dios encarnado se aparece y obra, los pastores y ancianos del mundo religioso son los primeros en levantarse para condenarlo y desafiarlo, es inevitable. El Gobierno del Partido Comunista de China es un régimen satánico que odia la verdad y desafía a Dios a más no poder y que siempre ha detenido y perseguido a los cristianos. Cuando Cristo de los últimos días vino a China a aparecerse y obrar, el Gobierno del Partido Comunista de China trató de acosarlo, acorralarlo y exterminarlo ferozmente y sin escrúpulos, lo que tuvo repercusión en el mundo entero. Este hecho cumplió plenamente la profecía del Señor Jesús: “Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación” (Lucas 17:24-25). Dios se ha encarnado dos veces entre los hombres para hablar y obrar, para redimir a la humanidad y salvarla, y en ambas ocasiones ha sufrido la condena, la blasfemia, el acoso y la represión que han llevado a cabo conjuntamente los líderes religiosos y el partido gobernante; este hecho basta para demostrar que este mundo es muy oscuro y malvado y que la humanidad se ha corrompido ¡muy profundamente! La humanidad se ha corrompido y ha degenerado tanto que ha llegado a hartarse de la verdad y a odiarla, a admirar el mal y a enfrentarse a Dios, lo que la ha convertido en linaje y descendencia de Satanás, sencillamente incapaz de tolerar la existencia de Dios. Por lo tanto, la manifestación y obra de Dios encarnado deben sufrir inevitablemente la persecución y el abandono. Todo el mundo ve claro este hecho, ¿verdad? Respecto a por qué la humanidad desafía a Dios, Dios Todopoderoso ha revelado este aspecto de la verdad y lo tendremos claro una vez que hayamos leído varios pasajes de las palabras de Dios Todopoderoso.

Dios Todopoderoso dice: “La humanidad se ha desarrollado durante decenas de miles de años de historia para llegar a donde está hoy. Sin embargo, la humanidad de Mi creación original ya hace mucho tiempo que se ha hundido en la degeneración. Ella ya ha dejado de ser lo que Yo quiero, y es por eso la humanidad, tal y como Yo la veo, ya no merece el nombre de humanidad. Es más bien la escoria de la humanidad que Satanás ha secuestrado, los podridos cadáveres ambulantes dentro de los cuales vive Satanás y que él usa como vestimenta. Las personas no creen en lo más mínimo en Mi existencia ni dan la bienvenida a Mi llegada (‘Qué significa ser un hombre de verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”).

La fuente de oposición y rebeldía del hombre contra Dios es el haber sido corrompido por Satanás. Debido a que ha sido corrompido por Satanás, la conciencia del hombre se ha insensibilizado, se ha vuelto inmoral, sus pensamientos se han degenerado, y ha desarrollado una actitud mental retrógrada. Antes de ser corrompido por Satanás, el hombre de manera natural seguía a Dios y obedecía Sus palabras. Por naturaleza tenía sentido y una buena conciencia, y tenía una humanidad normal. Después de haber sido corrompido por Satanás, su sentido original, su conciencia, y su humanidad se embotaron y fueron mermados por Satanás. Debido a ello, el hombre ha perdido su obediencia y amor a Dios. El sentido del hombre se ha vuelto aberrante, su carácter se ha vuelto como el de un animal, y su rebeldía hacia Dios es cada vez más frecuente y grave. Sin embargo, el hombre todavía no conoce ni reconoce esto, y meramente se opone a ciegas y se rebela” (‘Tener un carácter inalterable es estar en enemistad con Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”).

La humanidad no es otro que Mi enemigo. La humanidad es el maligno que se resiste a Mí y me desobedece. La humanidad no es otra cosa que la descendencia del maligno que Yo he maldecido. La humanidad no es otra que la descendencia del arcángel que me traicionó. La humanidad no es otra cosa que la heredad del diablo que, rechazada por Mí hace mucho tiempo, desde entonces ha sido Mi enemigo irreconciliable” (‘Qué significa ser un hombre de verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Satanás corrompe a las personas mediante la educación y la influencia de los gobiernos nacionales, los famosos y los grandes. Sus mentiras y sinsentidos han pasado a ser la vida y la naturaleza del hombre. ‘Cada hombre por sí mismo y sálvese quien pueda’ es un conocido dicho satánico que ha sido infundido en todos y que ha pasado a ser la vida humana. Algunas otras palabras de la filosofía vital también son así. Satanás educa a las personas por medio de la buena cultura tradicional de cada nación, provoca que la humanidad caiga en un abismo expansivo de destrucción y se vea envuelta por el mismo; al final, Dios destruye a las personas porque sirven a Satanás y se resisten a Dios” ( ‘Cómo conocer la naturaleza del hombre’ en “Registros de las pláticas de Cristo”).

Nacido en una tierra tan sucia, el hombre ha sido gravemente asolado por la sociedad, ha sido influenciado por una ética feudal, y ha sido enseñado en ‘centros de educación superior’. Un pensamiento retrógrado, una moral corrupta, una mala visión de la vida, una filosofía despreciable, una existencia completamente inútil, y un estilo de vida y costumbres depravadas, todas estas cosas han penetrado fuertemente dentro del corazón del hombre, y han socavado y atacado severamente su conciencia. Como resultado, el hombre está cada vez más distante de Dios, y es cada vez más contrario a Él” ( ‘Tener un carácter inalterable es estar en enemistad con Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Desde que el hombre tuvo ciencias sociales por primera vez, la ciencia y el conocimiento ocuparon su mente. Después, estos pasaron a ser herramientas para gobernar a la humanidad, y ya no hubo espacio suficiente para que el hombre adorara a Dios ni más condiciones favorables para Su adoración. La posición de Dios se hundió aún más abajo en el corazón del hombre. El mundo dentro de este, sin lugar para Dios, es oscuro, vacío sin esperanza. Y así surgieron muchos científicos sociales, historiadores y políticos, que expresaron teorías de ciencia social, la de la evolución humana y otras que contravienen la verdad de que Dios creó al hombre, para llenar el corazón y la mente del hombre. Así, cada vez son menos los que creen que Dios lo creó todo, y más quienes creen en la teoría de la evolución. Más y más personas tratan los relatos de la obra de Dios y Sus palabras durante la era de Antiguo Testamento como mitos y leyendas. En sus corazones, las personas se vuelven indiferentes a la dignidad y a la grandeza de Dios, al principio de que Él existe y que domina todas las cosas. La supervivencia de la humanidad y el destino de países y naciones ya no son importantes para ellas. El hombre vive en un mundo vacío, que se preocupa sólo con comer, beber, y buscar el placer…” (‘Dios preside el destino de toda la humanidad’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Ninguno busca activamente las huellas o la aparición de Dios y nadie desea existir bajo el cuidado y la custodia de Dios. Más ellos están dispuestos a depender de la corrosión de Satanás y el maligno con el fin de adaptarse a este mundo y a las reglas de vida que sigue la malvada humanidad. A estas alturas el corazón y el espíritu del hombre se sacrifican a Satanás y se convierten en su sustento. Además, el corazón y el espíritu humanos se convierten en un lugar en el cual Satanás puede residir y en una zona de recreación apropiada para este. De esta manera, sin darse cuenta, el hombre pierde su comprensión de los principios de ser humano y del valor y el sentido de la existencia humana. Las leyes de Dios y el pacto entre Dios y el hombre gradualmente se desvanecen en el corazón del hombre y que el hombre no busca más a Dios ni le pone atención. A medida que el tiempo pasa, el hombre ya no entiende porqué Dios creó al hombre ni tampoco entiende las palabras que salen de la boca de Dios ni se da cuenta de todo lo que proviene de Dios. El hombre comienza a resistir las leyes y decretos de Dios; el corazón y el espíritu del hombre se insensibilizan… Dios pierde al hombre de Su creación original y el hombre pierde la raíz de su principio. Este es el dolor de esta humanidad. En realidad, desde el mero comienzo hasta el día de hoy, Dios ha montado una tragedia para la humanidad en la que el hombre es tanto el protagonista como la víctima y ninguno puede contestar quién es el director de esta tragedia (‘Dios es la fuente de la vida del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Durante miles de años, esta ha sido la tierra de la suciedad; es insoportablemente sucia, la miseria abunda, los fantasmas vagan por cada esquina; timan, engañan, y hacen acusaciones sin razón;[1] son despiadados y crueles, pisotean esta ciudad fantasma y la dejan plagada de cadáveres; el hedor de la putrefacción cubre la tierra e impregna el aire; está fuertemente custodiada.[2] ¿Quién puede ver el mundo más allá de los cielos? El diablo ata firmemente todo el cuerpo del hombre, le tapa el cielo con un harnero y sella sus labios bien apretados. El rey de los diablos se ha desbocado durante varios miles de años, hasta el día de hoy, cuando sigue custodiando de cerca la ciudad fantasma, como si fuera un ‘palacio de demonios’ impenetrable. Esta manada de perros guardianes mira, mientras tanto, fijamente con ojos resplandecientes, profundamente temerosa de que Dios la pille desprevenida, los aniquile a todos, y los deje sin un lugar de paz y felicidad. ¿Cómo podría la gente de una ciudad fantasma como esta haber visto alguna vez a Dios? ¿Han disfrutado alguna vez de la amabilidad y del encanto de Dios? ¿Qué apreciación tienen de los asuntos del mundo humano? ¿Quién de ellos puede entender la anhelante voluntad de Dios? Poco sorprende, pues, que el Dios encarnado permanezca totalmente escondido: en una sociedad oscura como esta, donde los demonios son inmisericordes e inhumanos, ¿cómo podría el rey de los diablos, que mata a las personas en un abrir y cerrar de ojos, tolerar la existencia de un Dios hermoso, bondadoso y además santo? ¿Cómo podría aplaudir y vitorear Su llegada? ¡Esos lacayos! Devuelven odio por amabilidad, han desdeñado a Dios desde hace mucho tiempo, lo han maltratado, son en extremo salvajes, no tienen el más mínimo respeto por Dios, roban y saquean, han perdido toda conciencia, no tienen rastro de amabilidad, y tientan a los inocentes para que sean insensibles. ¿Antepasados de lo antiguo? ¿Amados líderes? ¡Todos ellos se oponen a Dios! ¡Su intromisión ha dejado todo lo que está bajo el cielo en un estado de oscuridad y caos! ¿Libertad religiosa? ¿Los derechos legítimos y los intereses de los ciudadanos? ¡Todos son trucos para tapar el pecado! … ¿Por qué levantar un obstáculo tan impenetrable a la obra de Dios? ¿Por qué emplear diversos trucos para engañar a la gente de Dios? ¿Dónde están la verdadera libertad y los derechos e intereses legítimos? ¿Dónde está la justicia? ¿Dónde está el consuelo? ¿Dónde está la cordialidad? ¿Por qué usar intrigas engañosas para embaucar al pueblo de Dios? ¿Por qué usar la fuerza para suprimir la venida de Dios? ¿Por qué no permitir que Dios vague libremente por la tierra que creó? ¿Por qué acosan a Dios hasta que no tenga donde reposar Su cabeza? ¿Dónde está la calidez entre los hombres? ¿Dónde está la acogida entre la gente? ¿Por qué causar un ansia tan desesperada en Dios? ¿Por qué hacer que Dios llame una y otra vez? ¿Por qué obligar a Dios a que se preocupe por Su amado Hijo? ¿Por qué esta oscura sociedad y sus tristes perros guardianes no permiten que Dios venga y vaya libremente por el mundo que Él creó?” (‘Obra y entrada (8)’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Dios Todopoderoso ha hablado exhaustivamente de los orígenes y la situación actual de la corrupción de la humanidad. Al leer las palabras de Dios Todopoderoso adquirimos entendimiento acerca de asuntos como: por qué el mundo es tan oscuro y malvado; por qué la humanidad se opone a Dios con tanto fanatismo; y cuáles son la verdad y la esencia de la corrupción de la humanidad a manos de Satanás, ¿verdad? El mal y la oscuridad de estos tiempos sirven para demostrar que la corrupción de la humanidad a manos de Satanás es muy profunda; así pues, en el conjunto de la humanidad, ¿cuántas personas tienen sed de la aparición de Dios y de recibir Su venida? ¿Cuántas quieren oír la palabra de Dios y aceptar la verdad? ¿Cuántas estudian y buscan la obra de Dios de los últimos días? La mayoría de la gente no sólo ignora estas cosas, sino que hace caso a los rumores y mentiras del Gobierno satánico del Partido Comunista de China y coopera con las fuerzas de Satanás para oponerse y condenar a Dios Todopoderoso. Estos son hechos que todo el mundo entiende claramente. Aunque hay muchas personas que tienen fe en Dios, ¿cuántas son capaces de aceptar la verdad, buscarla y someterse verdaderamente a Dios? Si recordamos la época en la que el Señor Jesús se apareció para realizar Su obra, todo el pueblo judío seguía a los sumos sacerdotes, escribas y fariseos en su oposición y condena al Señor Jesús. En los últimos días, al aparecerse Dios Todopoderoso para realizar Su obra, la mayoría de los pastores y ancianos del mundo religioso se oponen a Él y lo condenan; incluso llegan al extremo de cerrar las iglesias y no permitir que los creyentes estudien el camino verdadero. Esto basta para demostrar que el mundo actual está lleno de oscuridad y maldad. La humanidad está aburrida de la verdad, la odia, ha abandonado a Dios y ha decidido oponerse a Él. Esta oscuridad y maldad del mundo radican en el control de la humanidad por parte de Satanás y en que el mundo entero está bajo el dominio del maligno. En los últimos miles de años, Satanás ha utilizado el ateísmo, la teoría de la evolución y el materialismo, así como otras doctrinas y falacias dañinas, para engañar y corromper a la humanidad. Esto ha hecho que la humanidad idolatre y tenga fe ciega en diversas mentiras y falacias de los reyes de los demonios y de los “grandes hombres”, quienes han dicho cosas como: “No hay ningún Dios ni Salvador”; “El hombre puede luchar contra el cielo y la tierra y conquistar la naturaleza”; “Tu destino está en tus manos”; “Cada hombre por sí mismo y sálvese quien pueda”; “Los que tienen cerebro mandan sobre los que tienen músculos”; “El dinero hace girar el mundo”; “Ni una mente pequeña hace al caballero ni un hombre de verdad está libre de veneno”, etc. Estas malvadas enseñanzas y falacias han engañado y corrompido a la humanidad y la han hecho arrogante, mentirosa, egoísta, codiciosa y depravada; no hay hombre que hable de la humanidad y la moralidad, ninguno que hable de la conciencia y la razón ni nadie capaz de hablar de la honestidad. En la búsqueda de la fama y el estatus, los hombres se pelean como perros y conspiran y se engañan unos a otros; incluso se matan entre sí. Por distintos intereses, unas naciones luchan contra otras en un conflicto incesante. ¿No es este el resultado de la corrupción de la humanidad a manos de Satanás? Estos hechos demuestran que Satanás ha corrompido a fondo a la humanidad y que esta se ha convertido en la calaña y la descendencia de Satanás. La humanidad se ha convertido en una fuerza maligna que se ha erigido en enemiga de Dios. Por este motivo, en las dos ocasiones en que Dios se ha encarnado para hablar y realizar Su obra entre los hombres, la humanidad corrupta se ha opuesto a Él, lo ha condenado y abandonado y ha llegado al extremo de crucificarlo. Estos son algunos de los hechos subyacentes a la oposición de la humanidad hacia Dios. ¿Ya lo tenemos claro todos?

La represión y los ataques demenciales del Partido Comunista de China al Relámpago Oriental han causado revuelo en todo el mundo. Mucha gente no tiene ni idea de por qué se resiste y opone tan frenéticamente a Dios. Precisamente porque Dios Todopoderoso encarnado ha declarado muchas verdades en La Palabra manifestada en carne y este libro ha conmocionado a todas las sectas religiosas. Muchos de los que creen en el Señor han oído las declaraciones de Dios Todopoderoso y se han vuelto hacia Él afirmando que son la voz y obra de Dios. El aumento constante de quienes proclaman a Dios Todopoderoso y dan testimonio de Él ha sembrado el pánico en el Partido Comunista de China. El Partido Comunista de China ha detenido a un sinnúmero de personas que han dado testimonio de Dios al evangelizar y ha confiscado muchos ejemplares de La Palabra manifestada en carne. Esas personas estudian este libro un día tras otro y se van dando cuenta de lo extraordinario que es. Tiene la capacidad de conquistarlas a todas. Por mucho que el Partido Comunista de China trate de calumniar, juzgar y desacreditar a Dios Todopoderoso, no se atreve a dar a conocer públicamente La Palabra manifestada en carne. No hacen la más mínima mención de lo que Dios Todopoderoso ha declarado. ¿Por qué mantienen la calma en respuesta a La Palabra manifestada en carne? Temen que el mundo entero vea que Dios se ha manifestado llevando a cabo Su obra en Oriente, que el Salvador de la humanidad se ha aparecido en Oriente y que aquí yace la esperanza de la humanidad. ¿Por qué teme el Partido Comunista de China que la humanidad lea La Palabra manifestada en carne? Porque este libro es la voz de Dios, la expresión de la verdad ¡y la luz verdadera que ha aparecido en Oriente! El Partido Comunista de China es el régimen de Satanás más malvado de todos y que más odia la verdad. Teme, sobre todo, que la verdad llegue al mundo del hombre, que la humanidad acepte la verdad, que Dios conquiste el poder como Rey para gobernar el mundo del hombre y que nazca el reino de Cristo en la tierra. Por eso, el Partido Comunista de China persigue y acosa a Cristo de forma tan demencial y utiliza las redes de medios de comunicación para que la propaganda inculpe arbitrariamente, calumnie y desacredite a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Incluso son capaces de movilizarlas fuerzas de la Policía Armada de la nación para que repriman, detengan y persigan en masa a los elegidos de Dios. Sin un lugar en el que esconderse, la persecución del Partido Comunista de China ha obligado a Sus elegidos a exiliarse y el Gobierno chino del Partido Comunista ha tendido su malvada mano a todos los países extranjeros. Mediante el uso de los medios políticos, económicos y diplomáticos ejerce presión sobre algunos de ellos para que extraditen a China a los cristianos que han huido al extranjero, con el objetivo de torturarlos y perseguirlos. Aún más abominable es que el Partido Comunista de China también detenga y persiga a los familiares de los cristianos que se han ido al extranjero y que los trate como rehenes con los que amenazar a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Los obliga a sacarse el pasaporte para ir al extranjero a desarticular la Iglesia en todos los países y, por vía diplomática, trata de inculpar y calumniar a Su iglesia, con el objetivo de engañar por medio de rumores, de manipular la opinión pública y desacreditar a la Iglesia. El Partido Comunista de China incita tanto a los gobiernos como a la gente de otros países a oponerse y rechazar a la Iglesia de Dios Todopoderoso, y a extraditar a los miembros de esta en el extranjero; su malvado objetivo es lograr obstaculizar, impedir y reprimir la expansión de la Iglesia de Dios Todopoderoso y de su obra evangélica en el extranjero. ¿No os parece que el Partido Comunista de China es el diablo, Satanás, que odia la verdad y a Dios? El Partido Comunista de China es experto en abusar cruelmente del pueblo y en devorar almas; es un demonio que engulle completamente a los hombres. Ahora todos tenéis la imagen real de por qué el Gobierno del Partido Comunista de China se opone y condena a Dios Todopoderoso de forma tan demencial, ¿verdad?

de “Respuestas a preguntas del guión cinematográfico”

Notas al pie: 

1. “Hacen acusaciones sin razón” alude a los métodos por los cuales el diablo daña a las personas. 

2. “Fuertemente custodiada” indica que los métodos por los cuales el diablo aflige a las personas son especialmente crueles, y las controla tanto que no tienen espacio para moverse. 

Anterior:Pregunta 39: Por dos mil años, todo el mundo religioso ha creído que Dios es una trinidad, y la Trinidad es una teoría clásica de toda la doctrina cristiana. Así que ¿realmente tiene base la interpretación de “el Dios trino”? ¿Realmente existe el Dios trino? ¿Por qué decís que la Trinidad es la falacia más grande del mundo religioso?

Siguiente:Pregunta 41: Hemos visto en Internet muchos discursos del gobierno comunista chino y del mundo religioso que difaman, calumnian, atacan y desacreditan a la Iglesia de Dios Todopoderoso (tal como el incidente “5.28” en Zhaoyuan, provincia de Shandong). También sabemos que el PCCh es muy bueno diciendo mentiras y falsedades y torciendo los hechos para confundir a la gente, así como es muy bueno para difamar, atacar y juzgar a aquellas naciones con quienes es hostil, así que cualquier palabra que el PCCh diga no se debe creer en lo absoluto. Pero muchas de las cosas dichas por los pastores y ancianos religiosos son las mismas que las cosas que dice el PCCh, así que ¿cómo debemos exactamente discernir las palabras calumniadoras y difamadoras que proceden del PCCh y del mundo religioso?