165 La mayor bendición que Dios le da al hombre

I

Al cumplirse las palabras de Dios,

el reino toma forma.

Al volver el hombre a ser normal,

el reino de Dios está aquí.

Pueblo de Dios, en el reino,

recobrarás la vida destinada a la humanidad.

Hoy vives ante Dios; mañana vivirás en Su reino.

Los pueblos se llenan con gozo y calor.

Su reino está aquí en la tierra,

el reino de Dios está aquí.

II

El frío invierno se convierte en un mundo

donde siempre es primavera,

donde el hombre no enfrentará miseria ni dolor.

No más peleas entre hombres,

no más guerra entre naciones.

No más masacre, ni sangre.

Mañana vivirás en Su reino.

Los pueblos se llenan con gozo y calor.

El reino de Dios está aquí,

Su reino está aquí en la tierra.

III

Por el mundo se mueve Dios,

disfrutando desde Su trono.

Entre las estrellas Él vive, ángeles cantan.

Los ángeles no lloran más por su debilidad.

Ángeles cantan para Él, ángeles danzan para Él.

Dios nunca oirá los llantos de los ángeles.

Ángeles cantan para Él, ángeles danzan para Él.

IV

De las penas nadie se quejará.

Hoy vives ante Dios; mañana vivirás en Su reino.

¿No es ésta la mayor bendición que dio al hombre?

Pueblo de Dios, en el reino,

recobrarás la vida destinada a la humanidad.

Hoy vives ante Dios; mañana vivirás en Su reino.

Los pueblos se llenan con gozo y calor.

Su reino está aquí en la tierra,

el reino de Dios está aquí.

Adaptado de ‘Capítulo 20’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 1014 La belleza del reino

Siguiente: 1016 Cuando el reino descienda por completo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro