App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Práctica y ejercicios para el comportamiento con principios

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

32. Los principios de protegerse contra lo absurdo

1. Enfocarse en comer y beber las palabras de Dios y en buscar la verdad, y enfocarse en practicar, experimentar y conocer las palabras de Dios. No explicar las palabras de Dios confiando en tus propios pensamientos e imaginaciones;

2. Cuando comas y bebas las palabras de Dios, busca más y contempla más la importancia práctica de las palabras de Dios y entiende la voluntad detrás de las declaraciones de Dios. No hagas interpretaciones fuera de contexto ni te aferres a los significados literales;

3. Siempre ser capaz de comunicarse con aquellos que buscan la verdad y que tienen un entendimiento preciso, y ser capaz de negarte a ti mismo. Cuando obtengas conocimiento de algo, para ti es mejor que hagas que alguien que entienda la verdad lo corrobore;

4. Debes aceptar y obedecer el riego y pastoreo del hombre usado por el Espíritu Santo para que puedas entender puramente la verdad y aceptar las enseñanzas y el conocimiento de aquellos que entienden la verdad.

Las palabras relevantes de Dios:

Entender la palabra de Dios no es tan simple. Sólo porque puedas dar una bella explicación literal de la palabra de Dios no significa que la entiendas. Independientemente de cómo interpretes la parte literal de la palabra de Dios, sigue siendo la imaginación y la forma de pensar del hombre, y es inútil” “¿Cómo debería entenderse la palabra de Dios? La clave es comprender Su palabra desde dentro de Su palabra. Cuando Dios habla, es indudable que nunca lo hace con meras generalidades. Dentro de cada frase hay un contenido detallado que con seguridad se revelará más en la palabra de Dios, y que puede expresarse de una forma diferente. El hombre no puede comprender las formas en que Dios expresa la verdad. La palabra de Dios es muy profunda y la forma de pensar del hombre no puede penetrar en ella. Las personas pueden descubrir el significado completo de cada aspecto de la verdad siempre que hagan el esfuerzo, y los detalles restantes se rellenan por completo cuando el Espíritu Santo esclarece tu entendimiento respecto a las situaciones concretas a través de la experiencia. Una parte consiste en entender la palabra de Dios a través de Su palabra y encontrar el contenido específico de Su palabra. Otra parte es entender las implicaciones de la palabra de Dios a través de la experiencia de la misma y la obtención del esclarecimiento del Espíritu Santo. Por medio de estas dos formas se logra un verdadero entendimiento de la palabra de Dios. Si interpretas por medio de la letra de la palabra o de las imaginaciones de tu propia forma de pensar, tu entendimiento no es verdadero, aunque puedas interpretarlo con la mayor elocuencia. Si no lo haces correctamente, incluso sacarás el sentido fuera de su contexto y malinterpretarás la palabra de Dios, y esto es más problemático aún.

de ‘Cómo conocer la naturaleza del hombre’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Si habéis leído mucho de la palabra de Dios, pero sólo entendéis el significado del texto sin un conocimiento de primera mano a través de vuestra experiencia práctica, no la conoceréis. En lo que a ti respecta, la palabra de Dios no es vida, sino letras muertas. Y si sólo te aferras a letras sin vida, no puedes entender la esencia de la palabra de Dios ni entenderás Su voluntad. El sentido espiritual de la palabra de Dios sólo se te abrirá cuando experimentes Su palabra en tus vivencias reales; sólo puedes comprender el sentido espiritual de muchas verdades en la experiencia y es únicamente a través de esta que puedes descubrir los misterios de la palabra de Dios. Por muy clara que sea Su palabra, si no la pones en práctica habrás asimilado únicamente letras y doctrinas vacías, que se han convertido en leyes religiosas para ti. ¿No es esto, acaso, lo que hicieron los fariseos? Si practicáis y experimentáis la palabra de Dios, esta se vuelve práctica para vosotros; si no buscas practicarla, entonces ella será poco más que la leyenda del tercer cielo para vosotros […] .

[…] Antes de tener conocimiento de una verdad, no la has experimentado. Sentir que entiendes lo que oyes no es lo mismo que entender realmente. Equiparte con la verdad tal como se ve en el texto no es lo mismo que entender su verdadero significado. Tener un mero conocimiento superficial de la verdad no significa que la entiendas ni que la reconozcas verdaderamente; el sentido real de la verdad viene de haberla experimentado. Por esta razón digo que sólo se puede entender la verdad y comprender sus partes ocultas, una vez que se experimenta. Experimentarla en profundidad es la única forma de comprender sus connotaciones, de entender su esencia.

de ‘Practicad la verdad una vez que la entendáis’ en “La Palabra manifestada en carne”

Entre las cosas más importantes a la hora de entender la verdad en la palabra de Dios se incluye el entendimiento de Dios en Su palabra, el entendimiento de la vida humana en Su palabra y el entendimiento de todos los aspectos de la verdad en Su palabra. Por ejemplo, el verdadero entendimiento de uno mismo y descubrir el sentido de la existencia del hombre en la palabra de Dios... Toda la verdad está en la palabra de Dios. No puedes entrar en la verdad a no ser que lo hagas a través de la palabra de Dios. El resultado principal que debes alcanzar es saber qué es un entendimiento real de la palabra de Dios. Con él puedes entender después la verdad: esto es lo más fundamental. Algunas personas obran y predican sermones y, aunque superficialmente parece como si estuvieran hablando de la palabra de Dios, lo único que están diciendo es el sentido literal de la misma, sin hablar en absoluto de su esencia. Sus sermones son como la enseñanza de un libro de texto, organizados artículo por artículo, aspecto por aspecto; y, cuando han acabado todos, todos cantan sus alabanzas y dicen: “¡Oh, este predicador es tan práctico! ¡Ha predicado tan bien y con tanto detalle!”. Después de terminar de predicar, les dicen a los demás que recopilen lo predicado y se lo entreguen a todos. Al hacerlo, engañan a los demás y lo único que predican son falacias. Superficialmente parece que están predicando únicamente la palabra de Dios y que sus palabras se conforman a la verdad. Pero si disciernes con mayor detenimiento, verás que todo lo que dicen son las palabras de la doctrina y sólo son razonamientos falsos. Sus palabras también contienen algunas imaginaciones, conceptos y hay algunas palabras que delinean a Dios. ¿Acaso predicar de esta forma no interrumpe la obra de Dios? Es una manera de servir que desafía a Dios.

de ‘Sólo puedes obtener cambios en tu carácter buscando la verdad’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

La obra del Espíritu Santo avanza día a día a una velocidad asombrosa. Cada día hay una nueva luz, y hay cosas nuevas y frescas cada día, pero no entiendes. En su lugar, te gusta investigar, y miras las cosas a través del prisma de tus preferencias personales sin considerarlas detenidamente; y escuchas aturdido. No oras diligentemente en el espíritu, no me miras ni ponderas más Mis palabras. Por tanto lo único que tienes son letras, normas y doctrinas. Debes saber cómo comer y beber de Mi palabra, y venir con frecuencia ante Mí con Mi palabra.

de ‘La decimotercera declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”

Mis palabras son ricas, Mis palabras son exhaustivas e insondables. Todos deben dedicar un gran esfuerzo en Mis palabras, tratar de ponderar Mis palabras con frecuencia, no perderse una sola palabra o frase, de lo contrario, asumirán un significado erróneo y malinterpretarán Mis palabras.

de ‘La centésima decimonovena declaración’ en “La Palabra manifestada en carne”

Con respecto a todas y cada una de las verdades, las personas deberían buscar, intentar averiguar e investigar cuál es el sentido interior de la verdad, cómo practicar ese aspecto de ella y cómo se puede entrar en el mismo; las personas deberían poseer estas cosas. […] Hay una verdad especialmente profunda en todos y cada uno de los aspectos, y estos exigen que las personas los experimenten. Si no lo haces y sólo hablas sobre la superficie de las palabras, sin descifrarlas ni experimentarlas nunca desde sus profundidades, siempre vivirás en la superficie de las palabras, y serás incapaz de cambiar.

de ‘Sólo la búsqueda de la verdad es la verdadera creencia en Dios’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Entre las palabras de Dios hay palabras graves, amables y suaves, algunas consideradas y otras reveladoras que son crueles. Si sólo consideras las palabras reveladoras, sientes que Dios es bastante severo. Si sólo examinas el lado amable y suave, Dios parece no tener mucha autoridad. Por tanto, en esto no debes entender las cosas fuera de contexto. Debes contemplarlas desde todos los ángulos.

de ‘Conocimiento de la encarnación’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Nadie es capaz de vivir independientemente, excepto a los que el Espíritu Santo les da una dirección y guía especiales, porque necesitan el ministerio y el pastoreo de aquellos a quienes Dios usa. Por lo tanto, en cada época Dios levanta personas diferentes que se apresuren y se ocupen de pastorear las iglesias por el bien de Su obra. Es decir, la obra de Dios se debe hacer a través de aquellos a quienes Él ve favorablemente y aprueba; el Espíritu Santo debe usar la parte dentro de ellos que es digna de usarse con el fin de hacer la obra y Dios los hace aptos para usarlos a través del perfeccionamiento del Espíritu Santo. Como la capacidad del hombre para entender es demasiado escasa, debe ser pastoreado por aquellos a quienes Dios usa […].

La obra que lleva a cabo aquel a quien Dios usa es con el fin de cooperar con la obra de Cristo o del Espíritu Santo. Dios levanta a este hombre entre los hombres, está ahí para liderar a todos los escogidos de Dios y Dios también lo levanta para hacer la obra de la cooperación humana. Con alguien así, que sea capaz de hacer la obra de la cooperación humana, se puede lograr a través de él más de las exigencias que Dios le hace al hombre y de la obra que el Espíritu Santo debe hacer entre los hombres. Otra manera de decirlo es esta: La meta de Dios al usar a este hombre es para que todos los que siguen a Dios puedan entender mejor la voluntad de Dios y puedan alcanzar más de las exigencias de Dios. Como las personas no pueden entender directamente las palabras de Dios o la voluntad de Dios, Dios ha levantado a alguien que es usado para que lleve a cabo esa obra. Esta persona que Dios usa también se puede describir como un medio a través del cual Dios guía a las personas, como el “traductor” que se comunica entre Dios y las personas. […] Al que Dios usa, por otro lado, es alguien que Dios ha preparado y que posee un cierto calibre y que tiene humanidad. El Espíritu Santo lo ha preparado y lo ha perfeccionado de antemano, y el Espíritu Santo lo guía por completo y, sobre todo cuando se trata de su obra, el Espíritu Santo lo dirige y le gobierna, como resultado de esto no hay desviación en la senda de guiar a los escogidos de Dios porque Dios seguramente se hace responsable de Su propia obra y Dios hace Su propia obra en todo momento.

de ‘Acerca del uso que Dios hace del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

El Espíritu Santo no sólo obra en ciertos hombres que son usados por Dios, sino que lo hace aún más en la iglesia. Él podría estar obrando en cualquiera. Ahora puede obrar en ti y después de que lo hayas experimentado, puede obrar en alguien más después. Síguela de cerca; cuanto más sigas la luz presente, más puede madurar y crecer tu vida. No importa la clase de hombre que pueda ser, siempre y cuando el Espíritu Santo trabaje en él, asegúrate de seguirlo. Asimila sus experiencias a través de las tuyas y vas a recibir cosas aún más elevadas. Al hacerlo así verás el crecimiento con mayor rapidez. Esta es la senda de la perfección para el hombre y una forma por la cual la vida crece. La senda a la perfección se alcanza a través de tu obediencia hacia la obra del Espíritu Santo. Tú no sabes por medio de qué clase de persona obrará Dios para perfeccionarte, ni tampoco por medio de qué persona, suceso o cosa Él te permitirá entrar en posesión y adquirir algo de discernimiento. Si puedes caminar en este camino correcto, esto muestra que hay gran esperanza para ti para que seas perfeccionado por Dios. Si no eres capaz de hacerlo, esto muestra que tu futuro será desolado y uno de tinieblas. Cuando caminas sobre el camino correcto, se te harán revelaciones en todas las cosas. No importa qué les pueda revelar el Espíritu Santo a los demás, si tú continúas en tu experiencia sobre el fundamento de su conocimiento, entonces esto se convertirá en tu vida y serás capaz de proveer a otros debido a esta experiencia. Aquellos quienes proveen a los demás repitiendo palabras son aquellos sin experiencia; se debe aprender para encontrar, por medio del esclarecimiento y la iluminación de los demás, una forma de práctica antes de hablar de la propia experiencia y conocimiento prácticos. Esto será de mayor beneficio para la propia vida. Debes experimentar de esta manera, obedeciendo todo lo que viene de Dios. Debes buscar la mente de Dios en todas las cosas y aprender lecciones en todas las cosas, creando crecimiento en tu vida. Tal práctica permite que el crecimiento sea más rápido.

de ‘Los que obedecen a Dios con un corazón verdadero, con seguridad serán ganados por Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Comunión del hombre:

Existe un proceso al leer la palabra de Dios y obtener la verdad. Por ejemplo, si lees un pasaje de la palabra de Dios debes reflexionar sobre él: ¿se refiere esta frase a esto? Después de reflexionar sobre él, crees que se refiere a este significado. Tu reflexión de hoy genera esta conclusión. Sin embargo, cuando reflexionas sobre él al día siguiente y tras otro día más, no parece que se esté refiriendo a esto. Existen otros significados. ¿Has profundizado más? Cuando reflexionas sobre este pasaje unos días después, oh, no sólo existen esos dos significados, sino otros significados más profundos. Los resultados que has obtenido son diferentes en cada una de las tres ocasiones. Estás tres pasos más profundo, ¿no? Luego te puedes comunicar con otros y verificar si lo que has obtenido es correcto. Tan pronto como te comuniques con los demás, sentirás: “Lo que otros han obtenido es más profundo y más práctico que lo mío. Oh, entonces lo que he obtenido del meditar no es lo suficientemente profundo. Sigue siendo superficial. Lo que otros han obtenido es más profundo que lo mío. Está bien. Acepto y asimilo lo que otros han obtenido de la meditación que sea lo suficientemente profundo”. Después de aceptarlo, esta vez sientes que tu entendimiento de este pasaje es realmente lo suficientemente preciso y profundo, luego vas y lo experimentas. Después de experimentar y practicar por un período de tiempo, sientes que todavía hay algo más nuevo, mejor que lo de antes. ¿Dices que es el esclarecimiento del Espíritu Santo? Lo es. Después de obtener algo profundo lo comunicas con los hermanos y hermanas para su verificación, para ver si las cosas profundas que tienes son verdaderas. Cuando te encuentras con alguien con experiencia, cuya comunicación es igual que las cosas profundas que tienes, eso confirma que entiendes un poco sobre este pasaje de la palabra de Dios. Realmente has hecho alguna entrada y realmente tienes un entendimiento auténtico. Cuando ahora hablas acerca de tu verdadero entendimiento y otros lo oyen: “Oh, es lo suficientemente profundo, más profundo de lo que sabemos. Realmente tienes experiencia”. Así que este es el proceso de meditar en la palabra de Dios. Este es el proceso de entrar en la palabra de Dios. A veces no puedes descifrar si lo que has recibido es en realidad del Espíritu Santo, si después de todo es exacto, si es un verdadero entendimiento o si es práctico. Si no lo puedes ver claramente, busca a alguien con experiencia y comunícaselo, ve cómo lo entiende. Si el que tiene experiencia comunica el mismo conocimiento y esclarecimiento que el tuyo, esto demuestra que lo que tienes es el esclarecimiento de Dios y que es práctico.

de La comunión de los de arriba

Anterior:Los principios de defender la obra de Dios en los deberes propios

Siguiente:Los principios de resolver la arrogancia y la prepotencia

También podría gustarte