App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Práctica y ejercicios para el comportamiento con principios

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

44. Los principios de ayudar a los demás con un corazón amoroso

1. Debes distinguir diferentes clases de personas de acuerdo con la palabra de Dios. A los que verdaderamente creen en Dios y aceptan la verdad debes ayudarlos con un corazón amoroso y honesto;

2. Tratar a los demás de acuerdo a los principios de la verdad, llevar a otros ante Dios en aras de practicar la verdad y cumplir con tu deber y no tener intenciones individuales;

3. Tu ayuda hacia los demás los debe hacer sentir que la necesitan, que es correcta y que se sientan dispuestos a aceptarla. Tu ayuda hacia los demás no debe contener tus propias intenciones y no se debe hacer para hacer un trato o para cobrar algo de otros a cambio;

4. Ayudar a otros con un corazón amoroso incluye ser podado y tratado, así como la crítica y el reproche, para permitir que las personas entiendan la verdad, que realmente se conozcan a sí mismas y que entren en la realidad.

Las palabras relevantes de Dios:

¿Qué exige la palabra de Dios como principio para tratar a los demás? Ama lo que Dios ama, odia lo que Dios odia. Es decir, las personas amadas por Dios que buscan realmente la verdad y que llevan a cabo la voluntad de Dios, son las personas a las que deberías amar. Aquellos que no llevan a cabo la voluntad de Dios, lo odian, le desobedecen, y son despreciadas por Él, son las personas a las que deberíamos despreciar y rechazar. Eso es lo que la palabra de Dios exige.

de ‘Conocerte a ti mismo requiere que conozcas tus pensamientos y tus visiones profundamente arraigados’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Cualquiera que no reconozca a Dios es un enemigo; es decir, ¡cualquiera dentro o fuera de esta corriente que no reconoce a Dios encarnado es un anticristo! ¿Quién es Satanás, quiénes son los demonios y quiénes son los enemigos de Dios sino los detractores que no creen en Dios? ¿No son esas las personas que son desobedientes a Dios? ¿No son esas las personas que verbalmente afirman creer, sin embargo tienen falta de la verdad? ¿No son esas las personas que sólo buscan el obtener las bendiciones, pero no pueden dar testimonio de Dios? Todavía puedes codearte con esos demonios hoy y hacer hincapié en la conciencia y el amor con estos demonios; pero, ¿no se considera esto como extender las buenas intenciones a Satanás? ¿No se considera como asociarse con los demonios? Si hoy en día las personas todavía no son capaces de distinguir entre lo bueno y lo malo, y todavía a ciegas hacen hincapié en el amor y la piedad sin que para nada tengan la esperanza de buscar la voluntad de Dios y que de ningún modo puedan tener el corazón de Dios como el suyo propio, sus finales serán mucho más desgraciados. Cualquiera que no cree en el Dios en la carne es un enemigo de Dios. Si puedes hacer hincapié en la conciencia y el amor de un enemigo, ¿no te falta un sentido de justicia? Si eres compatible con los que Yo detesto y con los que no estoy de acuerdo, y aún así haces hincapié en el amor o en los sentimientos personales de ellos, ¿no eres por eso desobediente? ¿No estás resistiendo a Dios de una manera intencional? ¿Posee una persona como esta la verdad? Si la gente hace hincapié en la conciencia a los enemigos, hace hincapié en el amor a los demonios, y hace hincapié en la compasión a Satanás, ¿no está interrumpiendo de manera intencional la obra de Dios? Esas personas que creen sólo en Jesús y no creen en Dios encarnado durante los últimos días, y aquellas que verbalmente afirman creer en Dios encarnado pero hacen el mal, todas son anticristos, no digamos ya aquellas personas que no creen en Dios. Todas estas personas van a ser destruidas.

de ‘Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Esta persona irracional de la que Dios habla parece como si no tuviera relaciones normales con los demás y como si no tuviera un amor exterior ni prácticas superficiales, pero cuando está comunicando cosas espirituales puede abrir su corazón y desinteresadamente darles a los demás la iluminación y el esclarecimiento que ha adquirido de su experiencia presente ante Dios. Así es como ellas expresan su amor por Dios y satisfacen la voluntad de Dios.

[…] estas relaciones no se establecen en la carne sino sobre el fundamento del amor de Dios. Casi no hay interacciones que se basen en la carne, pero en el espíritu hay comunión así como amor, consuelo y provisión de los unos para los otros. Todo esto se hace sobre el fundamento de un corazón que complace a Dios. Estas relaciones no se mantienen por confiar en una filosofía de vida humana, sino que se forman de una manera muy natural por medio de la carga de Dios. No requieren del esfuerzo humano; se practican a través de los principios de la palabra de Dios.

de ‘Es muy importante establecer una relación normal con Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Supón que alguien te entrega alguna obra, una obra que no requiere la dirección de nadie. Simplemente la llevas a cabo de acuerdo con la palabra de Dios y a través de la oración y, durante esta obra, eres capaz de no ser arrogante y engreído, y de no hacer nada que desafíe a Dios ni reprimir a nadie más, y eres capaz de ayudar a los demás con compasión. Puedes transmitir con paciencia tu experiencia en comunión a los demás de forma que todos puedan obtener provisión, beneficio y puedan entrar en el camino correcto de la creencia en Dios. Además, durante esta obra, no buscas tu propio estatus ni tus intereses, ni tomas para ti nada que no te hayas ganado, ni te defiendes a ti mismo; independientemente de cómo te traten los demás, tú los tratas de forma adecuada. Entonces te convertirías en una persona de una estatura relativamente buena.

de ‘Sólo puedes obtener cambios en tu carácter buscando la verdad’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Cuando comas y bebas las palabras de Dios, vincula las más a la realidad, y cuando comuniques, habla más de cosas realistas y no seas condescendiente: Dios se opone a eso. […] Cuando estés trabajando, habla más de sendas realistas, y no te eleves demasiado, o esto estará fuera del alcance de las personas. Menos disfrute, más contribución; muestra tu espíritu abnegado de dedicación. […] Ofreced más y hablad más sobre la vida, y mantened un espíritu de ayuda a los demás.

de ‘Enfócate más en la realidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Si los hermanos y las hermanas han de ser capaces de confiar unos en otros, de echarse una mano y de proveer unos para otros cuando están juntos, entonces cada persona debe hablar de sus propias experiencias verdaderas. Si no hablas de ellas, y sólo pronuncias palabras altisonantes, doctrinales y superficiales, no eres honesto y, además, eres incapaz de serlo. […] no puedes decir qué tipo de persona es, como él tampoco puede decir qué clase de persona eres tú; no entiendes sus necesidades ni él comprende tus requerimientos. Si las personas no tienen comunicación verbal ni espiritual, no hay posibilidad de intimidad entre ellas, y no pueden proveerse ni ayudarse el uno al otro. ¿Tenéis este tipo de sentimiento? Si tus amigos te lo dicen todo, comparten contigo todo lo que piensan en su corazón, cuál es su sufrimiento o su felicidad, ¿no sentirás una intimidad particular con ellos? Que estén dispuestos a contarte esas cosas es porque tú también habrás compartido con ellos lo que hay en tu corazón; estás especialmente cerca de ellos y esto se debe a que eres capaz de llevarte bien con ellos y os echáis una mano unos a otros.

de ‘Para ser honesto, uno debe exponerse a los demás’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Posees cierto entendimiento sobre cumplir tus obligaciones y la fidelidad a Dios, y también entiendes las verdades, pero ¿cuándo te dedicarás por completo a Dios? ¿Cuándo cumplirás con tus obligaciones de palabra y de hecho? Esto requerirá algún tiempo. Durante este proceso, podrías enfrentarte a muchas dificultades; las personas te tratarán, te podarán, te controlarán, te obligarán y te forzarán. Los ojos de todos estarán fijos en ti, y finalmente, llegarás a una conclusión: es problema mío. ¿Es aceptable cumplir mis obligaciones sin dedicación? No puedo ser descuidado y superficial. El Espíritu Santo te esclarece desde dentro y te reprobará cuando cometas un error. Durante este proceso, entenderás algunas cosas sobre ti mismo y sabrás que eres demasiado impuro, que tienes demasiados propósitos personales y demasiados deseos en el cumplimiento de tus obligaciones. Después de saber esto, puedes llegar poco a poco al camino correcto y serás capaz de cambiar tus actos.

de ‘Lo qué debes saber sobre cómo transformar tu carácter’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Comunión del hombre:

Al amarnos unos a otros también debemos dominar principios. Cuando otras personas necesiten ayuda y comunicación, debemos ayudarlas según su estatura y según su estado. Debemos considerar qué forma es apropiada y efectiva y qué forma de ayudar a las personas es apropiada, de manera que puedan aceptarla. Entonces podemos proveer nuestra ayuda de esa manera. Si la otra persona ha hecho algo incorrecto y no puede aceptar ninguna de tus comunicaciones sobre ello, entonces debes detener tu comunicación. Ora por la persona. Si ella ha hablado inapropiadamente, puedes corregirla. Pero no le digas que ha hecho mal, debes hablar con sabiduría. En general, que la otra parte pueda o no aceptarlo es la base de todo. Si existe una forma de que pueda aceptarlo y de que se logre un buen resultado, hazlo de esa manera. Si no puedes ayudar, lograr un buen resultado ni hay beneficio, no continúes sin un plan. Lo más importante es no arruinar la relación. Si esta se desmorona y los dos os irritáis fácilmente, entonces se vuelve muy difícil llevar a cabo esta obra. Primero, protege la relación de esta forma. Después, ora a Dios y comunica la verdad para ayudar a la otra persona a aceptar un poco más, y después haz mejoras paso a paso.

de ‘Las respuestas a las preguntas’ en “Sermones y comunicación sobre la entrada en la vida (I)”

¿Por qué tienen que reunirse periódicamente los líderes para recibir poda y trato? Porque esto es lo más útil y beneficioso.

de “Una persona debe tener principios al servir a Dios” en Provisión para la vida: Recopilación de sermones

Por ejemplo, eres un líder y debes ser responsable de los hermanos y hermanas. Supón que hay un hermano o hermana que no busca la verdad y que no va por el camino correcto. ¿Qué debes hacer? Debes ayudar a esta persona. Esta ayuda incluye podarla y tratarla. Incluye la censura y la crítica. Esta es la forma de ayudarla. Todo esto es amor. ¿Es necesario persuadirla o usar un tono de asesoramiento? No necesariamente. Si hay una necesidad de podarla y tratarla, hazlo. Expón lo que debe exponerse. Esto es así porque eres un líder y colaborador. Si tú no ayudas, ¿quién lo hará? Este es el deber que tienes que cumplir.

de ‘Cómo se debe experimentar la obra de Dios con el fin de lograr la salvación y ser perfeccionado’ en “Sermones y comunicación sobre la entrada en la vida (VI)”

Anterior:Los principios de compartir desde el corazón

Siguiente:Los principios de abandonarse y maldecirse

También podría gustarte