Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

238 Sólo los honestos se asemejan a un humano

I

Antes perseguía la fortuna y la fama.

Mis principios abandoné.

Mentía sin parar, no tenía conciencia, no entendía de moral.

Integridad o dignidad, nada de eso era importante para mí.

Sólo vivía para saciar pasiones mundanas: avaricia y lujuria.

Me regodeaba en el pecado con un corazón frágil y oprimido.

No podía escapar de esta eterna oscuridad.

La riqueza y los placeres efímeros

no ocultaban el vacío interior.

¿Por qué es tan difícil ser íntegro en la vida?

¿Qué mundo es este en el que el hombre es tan malo?

¿Quién puede salvarme?

Escuché la voz de Dios y regresé ante Él.

La verdad de Sus palabras limpia mi corrupción.

Sus palabras de juicio y castigo son mis compañeras de vida.

Aceptar Su escrutinio trae paz a mi corazón.

No más engaños ni decepciones; vivo en la luz.

Abierta y honesta de corazón,

vivo como un ser humano por fin.

II

Me beneficio al leer Sus palabras,

al leerlas todos los días.

Ahora comprendo muchas verdades,

las normas del comportamiento humano.

He pasado por pruebas, he visto Su rostro.

Con Sus palabras, he ganado nueva vida

y puedo ser una persona honesta.

Escuché la voz de Dios y regresé ante Él.

La verdad de Sus palabras limpia mi corrupción.

Sus palabras de juicio y castigo son mis compañeras de vida.

Aceptar Su escrutinio trae paz a mi corazón.

No más engaños ni decepciones; vivo en la luz.

Abierta y honesta de corazón,

vivo como un ser humano por fin.

¡Siempre daré las gracias por el amor de Dios y Su salvación!

Siempre daré las gracias a Dios Todopoderoso.

Anterior:Ahora he despertado

Siguiente:He visto el amor de Dios en el castigo y el juicio