App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Testigos por Cristo de los últimos días

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

¿Cómo se manifiesta el cambio de carácter?

Palabras relevantes de Dios:

Si tu carácter puede o no cambiar depende de si puedes mantener el ritmo o no con las palabras actuales del Espíritu Santo y de si tienes genuino conocimiento. Esto es diferente a lo que entendíais antes. Lo que antes entendiste de un cambio de carácter fue que tú, que eres fácil para juzgar, a través de la disciplina de Dios ya no hablas sin cuidado. Pero este es sólo un aspecto del cambio y justo ahora el punto más crítico es seguir la guía del Espíritu Santo. Sigues lo que sea que Dios dice; obedeces lo que sea que Él dice. Las personas no pueden cambiar por ellas mismas su carácter; deben padecer el juicio y el castigo y el doloroso refinamiento de las palabras de Dios o ser tratadas con, disciplinadas y podadas por Sus palabras. Sólo después de eso pueden ellos lograr la obediencia y devoción a Dios y no tratar de engañarlo y tratar con Él descuidadamente. Es bajo el refinamiento de las palabras de Dios que las personas tienen un cambio de carácter. Sólo los que experimentan la revelación, juicio, disciplina y trato de Sus palabras ya no se atreverán a hacer cosas de manera descuidada y se volverán calmados y compuestos. El punto más importante es que puedan obedecer las palabras actuales de Dios y obedecer la obra de Dios, e incluso si no es de acuerdo con las nociones humanas, las pueden hacer a un lado y obedecer intencionadamente. Cuando se ha hablado de un cambio de carácter en el pasado, principalmente ha sido acerca de renunciar a uno mismo, permitirle a la carne sufrir, disciplinar el cuerpo y deshacerse de las preferencias carnales, este es un tipo de cambio de carácter. Las personas ahora saben que la verdadera expresión de un cambio de carácter es obedecer las palabras actuales de Dios así como poder tener un entendimiento genuino de Su nueva obra. De esta manera las personas podrán deshacerse de su entendimiento previo de Dios en sus nociones y conseguirán un verdadero entendimiento de y obediencia a Él. Sólo esta es una expresión genuina de un cambio de carácter.

de ‘Aquellos cuyo carácter ha cambiado son aquellos que han entrado a la realidad de las palabras de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Las personas pueden comportarse bien, pero eso no significa necesariamente que posean la verdad. El fervor de las personas sólo puede hacer que se ciñan a la doctrina y sigan la norma; las personas que carecen de la verdad no tienen forma de resolver los problemas sustanciales, y la doctrina no puede sustituir a la verdad. Los que han cambiado sus caracteres son diferentes. Tienen la verdad en su interior, poseen discernimiento en todos los asuntos, saben cómo actuar de acuerdo con la voluntad de Dios, con los principios de la verdad, cómo hacer para satisfacer a Dios, y entienden la naturaleza de la corrupción que revelan. Cuando sus propias ideas y conceptos se manifiestan, son capaces de discernir y abandonar la carne. Así es como se expresa un cambio en el carácter. Lo principal respecto a esto es que las personas tienen tanto verdad como claridad y, cuando llevan a cabo las cosas, ponen en práctica la verdad con relativa precisión y su corrupción no se revela tan a menudo. Generalmente, alguien cuyo carácter ha cambiado parece ser bastante razonable y tener discernimiento y, como consecuencia de su entendimiento de la verdad, el farisaísmo y la arrogancia no se manifiestan tanto. Son capaces de verlo todo claramente, por lo que no se vuelven arrogantes después de ganar esta claridad. Son capaces de tener una comprensión mesurada de cuál es el lugar del hombre, de cómo comportarse de forma razonable, de cómo ser diligente, de qué decir y qué no decir, y de qué decir y qué hacer a qué personas. Por esta razón se dice que estos tipos de personas son relativamente razonables. Los que cambian su carácter viven de verdad la semejanza de un ser humano, y tienen la verdad; no están sujetas a la influencia de los demás. Los que han sufrido un cambio en el carácter son más constantes, no tienen dos caras, e independientemente de la situación en la que se encuentren, saben cómo cumplir con su obligación de manera adecuada y cómo hacer las cosas para satisfacer a Dios. Aquellos cuyo carácter ha cambiado no están centrados en qué hacer para parecer buenos en un nivel superficial; tienen claridad interna respecto a qué hacer para satisfacer a Dios. Por tanto, desde fuera puede parecer que no son entusiastas o que no han hecho nada importante, pero todo lo que hacen tiene sentido, es valioso y tiene resultados prácticos. Aquellos cuyo carácter ha cambiado poseen sin duda mucha verdad; esto puede confirmarse por sus perspectivas sobre las cosas y los principios en sus acciones. Los que no poseen la verdad no han tenido en absoluto un cambio en el carácter. Esto no significa que alguien que sea muy maduro en su humanidad necesariamente tendrá un cambio en su carácter; es probable que esto ocurra cuando algunos de los venenos satánicos en la naturaleza de una persona cambien debido a su conocimiento de Dios y su entendimiento de la verdad. Es decir, esos venenos se limpian y la verdad expresada por Dios echa raíces en la persona, se convierte en su vida y en el fundamento de su existencia. Sólo entonces se convierte ella en una nueva persona y, por tanto, su carácter cambia. Con esto no quiero decir que su carácter externo sea más manso que antes, que solía ser arrogante, pero ahora sus palabras son razonables; que no solían escuchar a nadie, pero ahora pueden escuchar a los demás. No se puede decir que estos cambios externos sean cambios en el carácter. Por supuesto, los cambios de carácter incluyen estas situaciones, pero lo más fundamental es que su vida interior ha cambiado. La verdad expresada por Dios se convierte en su propia vida, algunos de los venenos satánicos se han eliminado de su interior, la perspectiva de la persona ha cambiado por completo y nada de esto está en línea con la del mundo. La persona ve claramente las argucias y los venenos del gran dragón rojo; ha comprendido la verdadera esencia de la vida. Por tanto, los valores de su vida han cambiado; éste es el cambio más fundamental y la esencia de un cambio en el carácter.

de ‘La diferencia entre los cambios externos y los cambios en el carácter’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Anterior: ¿Qué es el cambio de carácter?

Siguiente:¿Cuáles son las diferencias entre el cambio de carácter y el buen comportamiento?

También podría gustarte