App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Provisión para la vida: Recopilación de sermones

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

10. Comprender la voluntad de Dios y buscar el sentido de Dios

Comprender la voluntad de Dios es un aspecto visionario de la verdad que quienes sirven a Dios deben entender con claridad. Ejemplos de esto son: la relevancia de la obra de Dios, el propósito de Dios en obrar en el hombre, las exigencias de Dios para el hombre, cómo requiere Dios que el hombre coopere en cuanto a un método de obra o procedimiento de obra particular, qué expectativas y esperanzas tiene Dios para el hombre, etc. Si el hombre intenta conocer estas cosas, esto se llama conocer la voluntad de Dios. Buscar el sentido de Dios abarca muchísimas cosas, que incluyen cada cosa que Dios dice y todo lo que Él hace. El hombre puede buscar el sentido de Dios a partir de estas cosas. También puede buscar el sentido de Dios a partir de cada situación que encuentra. Por supuesto, estos deben ser asuntos que impliquen las palabras de Dios. En cuanto a esos asuntos insignificantes en los que Dios no interfiere, el hombre no debe y no puede buscar el sentido de Dios en ellos. Comprender Su voluntad y buscar Su sentido son cosas que quienes llevan a cabo la obra deben aprender. Alguien que está cualificado para servir a Dios debe ser capaz de comprender Su voluntad y de buscar Su sentido, de lo contrario, no estará cualificado para servir a Dios. Si tú entiendes realmente la voluntad de Dios y conoces Su sentido en cuanto a muchos asuntos, serás alguien que tiene algún conocimiento de Dios y que entiende la verdad. En la familia de Dios, serás alguien bastante útil. Es una pena que no haya muchas personas así. Actualmente, las personas tienen demasiadas nociones. Desobedecen demasiado a Dios. Esto indica que las personas no entienden el sentido de Dios ni Su voluntad en muchos asuntos. Por mucha doctrina y conocimiento que posea el hombre, ¿no es esto simplemente un instrumento para resistir a Dios? Esto no puede tomar en absoluto el lugar de un entendimiento de Dios.

Comprender la voluntad de Dios y buscar Su sentido es la senda de buscar un entendimiento de Dios. Saber cómo comprender la voluntad de Dios y buscar el sentido de Dios dentro de Su obra y en cada asunto, es la forma de buscar que está en mayor sintonía con la voluntad de Dios. Esto es un atajo con respecto a obtener la verdad y entrar en la vida. Todos los que aman la verdad sólo necesitan buscar de esta manera y alcanzarán un entendimiento de Dios. Todos los que se toman en serio poner en práctica la verdad, deben aprender aún más cómo comprender la voluntad de Dios y buscar Su sentido. Realmente, si se quiere poner en práctica la verdad de forma precisa, se debe entender el sentido de Dios. Buscar el sentido de Dios es una condición previa a poner en práctica la verdad. Si no buscas el sentido de Dios, serás incapaz entonces de poner en práctica la verdad. Quienes sirven a Dios deben ser capaces de comprender la voluntad de Dios. Si no entiendes la voluntad de Dios, inevitablemente, interrumpirás y contradirás la obra de Dios y acabarás resistiendo a Dios. Ha habido muchos colaboradores que fueron en contra de las disposiciones de la obra de los de arriba e hicieron otra cosa. Como consecuencia, fueron en contra de la voluntad de Dios y fueron eliminados. En cada ocasión el grupo de compañeros colaboradores organiza una reunión para guiar a todos los colaboradores de forma que tengan una clara visión y un entendimiento claro de la voluntad de Dios y eviten así la divergencia. Si todos los colaboradores son capaces de comprender la voluntad de Dios y buscar Su sentido, Él no tendría mucho de lo que preocuparse. Es una pena que la estatura espiritual de las personas sea insuficiente. De hecho, es bastante deficiente. Si no se envía a alguien para que las supervise, pueden producirse errores y divergencias. Aunque se pueden controlar bien las situaciones externas, con el tiempo suficiente, sin una visión clara, las personas de todos modos pueden derrumbarse. Esto se debe a que, sin la verdad, las personas no pueden resolver dificultades prácticas. Esto confirma que el hombre es incapaz de comprender la voluntad de Dios en su obra. Si uno es incapaz de buscar el sentido de Dios en todos los asuntos, entonces no tiene la verdad y no sería adecuado para ser usado por Dios.

Si el hombre puede comprender la voluntad de Dios cuando se trata de la visión de Su obra, puede buscar el sentido de Dios en la práctica real y tiene verdaderamente la realidad de practicar la verdad, es alguien que lleva a cabo la voluntad de Dios. Frecuentemente oigo a las personas decir que no saben cómo practicar. Eso significa que no saben cómo buscar el sentido de Dios y que no entienden Su voluntad. También hay algunas personas que se vuelven frecuentemente negativas debido a que se sienten desconcertadas en cuanto a su futuro y a su destino final. También hay personas que tienen el ceño fruncido porque se sienten frecuentemente limitadas por el título de “hacedores de servicio”. La razón es que estas personas no tienen claridad sobre la visión de la obra de Dios y, por tanto, hasta ahora siguen siendo incapaces de comprender la voluntad de Dios. Ellas intentan frecuentemente evaluar lo que hay en el corazón de los grandes con el corazón de los mezquinos. Esto se llama disgustarse por nada. Si no se entiende la voluntad de Dios, eso muestra que no se tiene claridad sobre la visión. Por supuesto, no se tendrá la energía para seguir a Dios. Especialmente si los colaboradores de la familia de Dios no entienden Su voluntad, es inevitable que interrumpan Su obra. Hay algunos colaboradores que no entienden la voluntad de Dios cuando se trata de la obra de difusión de este tiempo. Ellos usan frecuentemente a las personas en base a los elevados estándares para la selección de líderes de iglesia pertenecientes al período en que la iglesia estaba siendo establecida. El resultado es que provocan un daño grave a la obra. Dios tiene objetivos diferentes en cada período de la obra. La naturaleza diferente de la obra significa que los resultados tampoco serán los mismos. El hombre no debe seguir las normas. Si se usan las normas de la obra antigua para hacer la nueva, la obra nueva se estropeará. ¿No es esto interrumpir la obra de Dios? ¿Quién puede permitirse los daños que los líderes que no entienden la voluntad de Dios traerán a la iglesia? Los líderes deben tener una visión clara. Los que son incapaces de comprender la voluntad de Dios no están cualificados para ser líderes. Los colaboradores que quieren servir a la voluntad de Dios deben tener claridad sobre la verdad acerca de la visión. Deben seguir estrictamente las disposiciones de la obra de Dios y no desviarse del centro. Durante la obra, deben reflexionar frecuentemente sobre sí mismos y ver si están haciendo algo que esté yendo en contra de la voluntad de Dios. Deben saber que las consecuencias de ir contra la voluntad de Dios son graves y resultarán en daños a su vida.

Hay cinco aspectos principales que las personas deben tener claros con respecto a buscar el sentido de Dios:

1. Cuando se trata del entendimiento de Dios, se debe ser absolutamente serio, ser preciso sobre el mismo y explicarlo exhaustivamente para que otros se convenzan totalmente. Gritar eslóganes y hablar de forma grandilocuente es engañoso y falso.

2. Es incluso más importante buscar el sentido de Dios con respecto a las nociones del hombre sobre Dios, de forma que el hombre pueda obtener un entendimiento de la verdad. Esta área es la que las personas descuidan con mayor facilidad. También es un asunto crucial cuando se trata del entendimiento de Dios. La mayoría de las personas sufre pérdidas en este aspecto.

3. El sentido de Dios debe buscarse en todas las áreas en las que Dios tiene exigencias para las personas de forma que la práctica y la entrada puedan llevarse a cabo con más precisión. Aquí es donde reside el quid de poner en práctica la verdad y entrar en la realidad.

4. Se debe buscar el sentido de Dios en áreas en las que es fácil para las personas cometer pecados e infringir los decretos administrativos. Las verdades correspondientes deben ponerse en práctica de forma precisa. Esta también es la única manera de poner remedio a las transgresiones.

5. Cuando se ponen todas las verdades en acción y se cumplen todos los deberes que se deben cumplir, se debe buscar el sentido de Dios: ¿Cómo lo pongo en acción de forma que pueda cumplir las exigencias de Dios? ¿Cómo puedo satisfacer la voluntad de Dios?

Los cinco aspectos enumerados anteriormente son los cinco principios fundamentales que las personas deben acatar cuando busquen el sentido de Dios en todos los asuntos. Por supuesto, aunque buscar el sentido de Dios engloba muchos aspectos, todos ellos caen dentro del alcance de las palabras de Dios. El hombre no tiene forma de buscar todos los asuntos que no involucren las palabras de Dios. No hay forma de que él se sienta claramente conmovido por el Espíritu Santo. Además, los sueños no se producirán frecuentemente (sólo bajo circunstancias especiales). No hay forma de confirmar si el sueño que un individuo tiene proviene de Dios. Hoy en día, la encarnación de Dios se revela completamente por medio de palabras. Esta es la forma más conveniente y adecuada para que el hombre entienda la verdad y la ponga en práctica. Cuando se busca el sentido de Dios, se hace principalmente para buscar el esclarecimiento y la iluminación del Espíritu Santo dentro de las palabras de Dios. Se debe averiguar con precisión el sentido de Dios. Puede decirse que esta es la única senda para buscar la verdad. Es imperativo buscar aún más de la esencia de la verdad a partir de las palabras de Dios. Todos los esfuerzos deben ponerse en las palabras de Dios. En ocasiones, el entendimiento individual puede no ser preciso. Con el fin de evitarse a sí mismos entender falazmente y desviarse de la práctica de la verdad, se debe buscar y comunicar más y hacer que se verifique. Sólo entonces se puede estar seguro de ello. Hay dos aspectos principales de las verdades en las que deben entrar las personas. Un aspecto es tener un entendimiento de Dios. Es relativamente difícil entender el sentido de Dios en este aspecto de Su palabra. Incluso aquellos que tienen la capacidad de entender deben confiar en el esclarecimiento del Espíritu Santo, junto con su experiencia, para obtener resultados. El otro aspecto es el de la práctica del hombre. Es relativamente fácil buscar el sentido de Dios en este aspecto de Sus palabras, porque Él habla de una forma que las personas entienden y comprenden fácilmente. Pero a causa de la naturaleza rebelde de las personas, practicar bien la verdad no es fácil. Por ejemplo, con respecto a cumplir deberes, las palabras de Dios dicen que uno no debe moverse sólo por inercia y engañar a Dios. Aunque las personas conozcan el sentido de Dios, ponerlo en práctica es difícil. Él dice que uno debe ser una persona honesta y no engañosa. Las personas conocen el sentido de Dios pero lo encuentran difícil de llevar a cabo, por lo que sólo encontrarán fácil la entrada después de tener más comunicación sobre ello y de tener el entendimiento de su experiencia. Buscar el sentido de Dios también puede describirse como entender la esencia de las palabras de Dios. Básicamente, entender la verdad depende de buscar el sentido de Dios. Si no se busca el sentido de Dios a partir de Sus palabras y sólo se tiene un entendimiento literal del mismo, esto es demasiado superficial. No entender la esencia de las palabras de Dios y no entender el significado sincero de las mismas equivale a no entender la verdad. Hablar de doctrinas es una práctica de engañar a personas. Básicamente no puede ayudar a nadie a lograr el objetivo de poner en práctica la verdad. Las personas deben obtener la verdad antes poder tener un cambio en su carácter vital. Sin la verdad el carácter corrupto del hombre nunca cambiará. Sólo se convertirá en un demonio astuto. Sólo a través de la búsqueda del sentido de Dios se puede entender la verdad y obtener vida. Un mayor entendimiento de la verdad que yace dentro de las palabras de Dios, lleva a un cambio mayor y también lleva a cambios más rápidos en el propio carácter vital. Si se entienden muchas doctrinas en las palabras de Dios, en todo lo que se convertirá es en una persona arrogante y engreída. Resistirá aún más a Dios, justo como los fariseos religiosos.

¿Cómo se busca simplemente el sentido de Dios? Hay una forma para conseguirlo también. Se debe investigar y meditar sobre muchos aspectos de las palabras de Dios. Toma un aspecto particular de la verdad y léelo detenidamente en detalle. Como consecuencia, este aspecto de la verdad estará más claro en comparación. Las palabras de Dios explican algunos asuntos con mucha claridad y es comparativamente fácil entender. Las palabras de Dios no señalan directamente otros asuntos. Para estos asuntos, uno debe comprender el sentido de Dios a partir del significado sincero de Sus palabras. Puede decirse que las palabras de Dios ya han explicado claramente todos los asuntos cruciales y que el hombre puede entender directamente el sentido de Dios. Con respecto a asuntos más bien triviales, estos ya han sido englobados por las palabras de Dios y sus principios ya se han explicado. Los que sean capaces de comprenderlo podrán entender estos asuntos. Dentro de las palabras de Dios, vemos con frecuencia que en ocasiones Él dará al hombre un principio para practicar. A veces Él permitirá que el hombre entienda Sus exigencias para él o le dará un objetivo a conseguir. Aunque Dios no explica en detalle los pormenores, ya ha explicado claramente los principios. Puede entenderse, aunque no lo explique en detalle. Dios nunca dará al hombre normas muertas a las que aferrarse obstinadamente, porque esto no es beneficioso para la transformación de su carácter. Los resultados que la obra de Dios pretende lograr no requieren que el hombre se aferre obstinadamente a nada. Esa es la razón por la que hay muchos asuntos específicos en los que Dios sólo daría al hombre un principio o sólo requiere que este entienda los objetivos exigidos por Él para el hombre. Las personas inteligentes deben saber cómo practicar de acuerdo con la verdad y de una manera que no viole los principios. Por ejemplo, ¿cómo se debería manejar al marido incrédulo que le impide a su esposa cumplir sus deberes? Aunque Dios no dice directamente que ella debería divorciarse de él, tampoco dice que no se le permite hacerlo. En su lugar, Dios dice que el hombre debe consagrarse a Dios y ser obediente a Dios. Se debe ofrecer una parte de sí mismo a la difusión de la obra de Dios. A partir de esto, uno debe ser capaz de experimentar cuál es el significado sincero de Dios. Él nunca obligará a nadie a hacer esto o aquello. Él quiere que cada quien decida por sí mismo. De esta forma, algunas personas escogerán la verdad y amar a Dios. En consecuencia, obtendrán la alabanza de Dios. Las que no son consideradas con la voluntad de Dios no entienden Su sentido y, en su lugar, escogen una senda que no es de la verdad. Al final, Dios las detestará y rechazará. Las personas con una inteligencia y un juicio normales no necesitan que Dios explique cada asunto en detalle. Si se examina exhaustivamente el sentido implícito de Dios, el tono de Sus palabras, las exigencias que Él tiene para el hombre y los resultados que la obra de Dios pretende lograr, se será capaz de comprender el sentido de Dios. Algunas personas preguntan: “¿Deberíamos abandonar el mundo secular?”. Ahora bien, ¿qué grado de obstrucción dirías tú que tiene el mundo secular en términos de buscar la verdad, la vida y cumplir los deberes propios? ¿Puedes erogar por Dios si estás enredado por el mundo secular? Esta pregunta es simple. Si las personas no pueden ver esto con claridad, verdaderamente no tienen un cerebro en la cabeza. No hay límites en cuanto a buscar la verdad y gastar por Dios. Cuanto más hermosos sean los resultados, mejor. Como el tiempo es urgente, aunque el hombre renuncie al mundo secular, no será capaz de ponerse al día. Si él sigue ansiando el mundo secular, simplemente debería echarse a morir. Realmente, dentro de las palabras de Dios, lo que todos deben entender y practicar, en lo que deben entrar y a lo que deben ceñirse, ya se ha escrito claramente. Además, ya se ha explicado con claridad. Lo que falta es que el hombre lo ponga en práctica con precisión. Los principios a seguir y las normas a abandonar sólo deben comunicarse algunas veces en la iglesia por quienes tienen un entendimiento puro, para que se entiendan claramente. Después de un período de tiempo de experiencia, se será completamente capaz de ponerlos en práctica con precisión y sin divergencias. Los nueve artículos finales incluyen especialmente muchos aspectos; por ejemplo, hacer suficientes buenas obras por el destino propio, ser una persona honesta y estar consagrado a Dios, las transgresiones del hombre, el destino de todos, la relación entre el hombre y Dios, las nociones y los estados del hombre, cómo entender a Dios, cómo entender el carácter de Dios, la traición del hombre y la naturaleza del hombre, etc. Puede verse que Dios ama al hombre hasta el extremo. Él ha revelado la naturaleza traicionera del hombre de forma que él pueda entenderla y ponerle remedio. Al menos decenas de temas se han explicado con extremada claridad. Deberíamos ver los sinceros propósitos de Dios a partir de ello. En base a estos nueve fragmentos de la palabra de Dios, los asuntos de la creencia del hombre en Dios se han tratado mayormente. Han sido realmente revelados por completo. Ahora mismo, parece que buscar el sentido de Dios no es básicamente un asunto difícil. Sin embargo, el calibre del hombre es demasiado pobre. No es capaz de entender en absoluto. Esto requiere el liderazgo de alguien. Si quieres que este grupo de personas lea las palabras de Dios y entienda totalmente después, debes hablar con ellas cara a cara durante diez años y explicárselas en su dialecto local, de lo contrario seguirán sin entender. Entonces, ¿durante cuánto tiempo más debe continuar la obra de Dios? Las personas no deben ser demasiado egoístas. Sólo deben poner más esfuerzo, pagar un mayor precio, sufrir un poco y eso es todo. Las personas no saben cómo entender y ser consideradas con los propósitos sinceros de Dios. Tampoco saben en qué aspecto es fácil que sean castigadas. En qué aspecto debería entrar el hombre ya ha sido revelado y dejado al descubierto por Dios para que el hombre pueda entender y poner remedio. Él incluso ha dado al hombre un pacto de tres puntos. Él ha dado al hombre promesas claras. Ha dicho al hombre que Él es su refugio y cómo debe él amarlo y ser considerado con Su voluntad de forma que alcance Su salvación y los desastres no le sobrevengan. Él también ha señalado cómo pueden hacerse realidad los sueños del hombre. Estas palabras se han hablado verdaderamente de una forma muy clara. Dios ama al hombre hasta el extremo. Si este aún no lo entiende, entonces es realmente insensible. Las bendiciones ya han sobrevenido al hombre, pero él sigue sin querer aceptarlas. El hombre no sabe cómo apreciar los favores.

Con respecto a buscar el sentido de Dios, el punto principal es poner más esfuerzos en Sus palabras. Los que son de calibre pobre deben sufrir un poco más, deshacerse más del mundo secular, asistir más a reuniones, hablar más y practicar todo lo que han entendido. Sé una persona honesta, no seas sólo superficial ni te muevas por inercia cuando cumples tus deberes. No engañes a Dios ni hagas cosas malas. Sólo así recibirás bendiciones de Dios. Buscar el sentido de Dios es muy simple. No es una tarea muy difícil porque las palabras de Dios incluyen diversos aspectos y lo han cubierto todo. Si el hombre lee las palabras de Dios docenas o incluso varios cientos de veces, su entendimiento sólo se aclarará cada vez más. No hay forma de que se confunda cada vez más. Además, las personas quieren engordar con sólo un bocado. Después de tomar un bocado, también deben hacer algo de ejercicio. El cuerpo requiere de la digestión para crecer. Se debe poner inmediatamente en práctica lo que se ha entendido. No esperes hasta que hayas entendido completamente antes de empezar a ponerlas en práctica. Para entonces, sería demasiado tarde. Los que tienen la capacidad de entender deben hablar más y dejar que los de calibre más pobre sean capaces de ponerse al día. Cooperad más unos con otros y ayudaros más entre sí para que todos podáis lograr la meta de entender la verdad y ponerla en práctica.

Anterior:Debes tener una fe genuina en el Dios práctico

Siguiente:Debes entender que la naturaleza humana es la traición

También podría gustarte