App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Provisión para la vida: Recopilación de sermones

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

10. Sólo conociendo su propia esencia corrupta puede una persona entrar en el camino correcto de creer en Dios

Dios ha expresado muchas verdades en Su obra de los últimos días y usa la verdad para juzgar, castigar y exponer la esencia corrupta de la humanidad. El propósito es para que todas las personas puedan conocer la esencia corrupta de la humanidad y tener un verdadero arrepentimiento, ser capaces de aceptar las palabras de Dios como su vida, liberarse del pecado y derrotar a Satanás para ser verdaderamente salvas. Por lo tanto, conocer verdaderamente la esencia corrupta de la humanidad es una parte muy importante de experimentar la obra de Dios de los últimos días. Si una persona no logra conocer la esencia corrupta de la humanidad al experimentar la obra de Dios, no se arrepentirá verdaderamente y no será salvada por Dios ni logrará un cambio en el carácter de vida. Es decir, sólo conociendo la esencia corrupta de la humanidad puede uno, de hecho, experimentar la entrada en las palabras de Dios y, como resultado, entrar en el camino correcto de creer en Dios. Conocer la esencia corrupta de la humanidad, en términos sencillos, es aprender la lección de conocerse uno mismo. Sólo cuando una persona sabe que en naturaleza y esencia es la personificación de Satanás y que es la prole del gran dragón rojo, que no es diferente al diablo y en lo absoluto se asemeja a un verdadero ser humano, realmente se conoce y correctamente ha terminado dentro de lo normal la lección de conocerse a sí misma. Sólo cuando una persona verdaderamente ve que realmente sufrirá la perdición y perecerá si Dios no la salva, aceptará el juicio y castigo de Dios y genuinamente obedecerá toda la obra de Dios. Es por eso que conocerse es un paso crucial para que uno sea salvado por Dios. Una persona busca la verdad para que pueda ser salva. Al buscar la verdad puede obtener el conocimiento de Dios y, al mismo tiempo, le puede ayudar para llegar a conocerse. Cuanto más conozca una persona a Dios, más puede percatarse de la esencia de la humanidad corrupta y ver cuán carente y patética es la humanidad. Es obvio que conocerse se construye sobre el fundamento de entender la verdad. Las personas que no entienden la verdad nunca se conocerán. Cuanto más profundo el conocimiento de una persona de su propia esencia corrupta, más se odiará y se abandonará y más se arrepentirá verdaderamente, lo que producirá un cambio en su carácter de vida. Por lo tanto, sólo conociendo su propia esencia corrupta puede alguien entrar en el camino correcto de creer en Dios.

A través de experimentar la obra de Dios de los últimos días, hemos descubierto que conocer nuestra esencia corrupta no es algo sencillo y que conocernos es un resultado que ha llegado completamente por buscar la verdad. Sólo entendiendo realmente la verdad puede una persona conocerse genuinamente. Sólo entendiendo la verdad puede una persona discernir las corrupciones y falsedades y percatarse de la esencia de la naturaleza de la humanidad. La verdad sólo se puede obtener después de pasar por muchos procesos, pagar un precio elevado y soportar mucho sufrimiento. Esto necesariamente significa que la lección de conocerse también es de larga duración e incesante. Por supuesto, conocerte también va de lo más trivial a lo más profundo antes de gradualmente obtener el conocimiento de la esencia de tu propia naturaleza. En el principio, conocerte debe comenzar desde saber cómo se expresan tus corrupciones y debe concordar con lo que ha sido expuesto en las palabras de Dios. Las corrupciones de la humanidad se muestran de siete maneras principales y estas expresiones son problemas que se deben entender claramente: Uno, el problema de estar lleno de nociones sobre Dios; dos, el problema de juzgar arbitrariamente; tres, el problema de hacer lo que a uno le plazca; cuatro, el problema de actuar superficialmente; cinco, el problema de ser egoísta y vil; seis, el problema de ser fraudulento y deshonesto; y siete, el problema de ser arrogante y engreído. Estos siete tipos de corrupciones siguen siendo serios en cada persona pero para las personas no es fácil conocer la sustancia de estas corrupciones. Sólo experimentando realmente el juicio y castigo, la poda y el trato de Dios, puede uno ver claramente la realidad de la corrupción de la humanidad por parte de Satanás y que las personas prácticamente son demonios vivientes sin la más mínima semejanza de seres humanos. ¿Cómo podría una humanidad tan corrupta y malvada no resistir y oponerse a Dios? Porqué la humanidad corrupta se ha estado volviendo cada vez más malvada se ha convertido en un misterio y, sin las revelaciones de las palabras del Dios encarnado, nadie sería capaz de entender claramente este problema. Satanás ha estado corrompiendo cruelmente a la humanidad por varios miles de años, al grado que la humanidad ha perdido por completo la semejanza de los seres humanos. Lo que la humanidad manifiesta completamente es la fealdad de Satanás el diablo. Esto es suficiente para probar que la naturaleza de la humanidad corrupta es, en esencia, la naturaleza de Satanás, una naturaleza que resiste y traiciona a Dios completamente. La esencia de la naturaleza de Satanás es malvada, egoísta, vil, traidora, mezquina e hipócrita. Satanás es extremadamente hábil para confundir y engañar a las personas. Esta naturaleza malvada es la raíz del pecado de la humanidad y el origen de la resistencia de la humanidad contra Dios y la traición a Él. Estos siete tipos de corrupciones son las características específicas de la fealdad de Satanás. Para ayudar a las personas a conocer mejor su propia esencia corrupta, daré ahora una breve explicación más a fondo de las siete características corruptas de la humanidad:

(1) El problema de estar lleno de nociones sobre Dios. Como la humanidad ha sido tan profundamente corrompida por Satanás, ya está llena de filosofías y cultura satánicas. Las toxinas del gran dragón rojo por mucho tiempo han envenenado los corazones y las mentes de la humanidad, haciendo que las reglas de supervivencia y los puntos de vista de las personas sean completamente opuestos a Dios. ¿Cómo podría tal humanidad no estar llena de nociones hacia Dios? Y la obra de Dios contraataca las nociones de la humanidad a cada instante, así que, por supuesto, la humanidad tiene bastantes nociones sobre Dios. Los puntos de vista de la humanidad corrupta acerca de la fe en Dios y su manera de ver las cosas son todos incompatibles con la verdad, así que para las personas es imposible no tener nociones sobre Dios. Es sólo que las personas realmente son tan estúpidas e insensatas; no tratan nada con seriedad si no afecta sus propios interesas personales. Es natural que la humanidad esté llena de nociones sobre Dios. Las personas seguramente tendrán nociones sobre las palabras de Dios, sobre la carne de Dios encarnado, sobre el hombre usado por el Espíritu Santo, sobre la obra de la casa de Dios, sobre los principios de cómo la casa de Dios usa a las personas y purga y expulsa a las personas y sobre cómo la casa de Dios divide a las personas en diferentes grupos para las reuniones. En resumen, es un hecho que las personas que están llenas de corrupción y no poseen la verdad están llenas de nociones sobre la obra de Dios, demostrando claramente que para la humanidad corrupta no es fácil aceptar la verdad. Esto muestra que estar lleno de nociones sobre Dios es una característica de la humanidad corrupta, y eso es suficiente para probar que la humanidad corrupta se opone a la verdad. Para una humanidad corrupta que no posee verdad alguna, que está llena de nociones malvadas y venenos satánicos y que está completamente en la servidumbre de las filosofías satánicas, aceptar la verdad es extremadamente difícil. Las personas que no aman la verdad realmente están más allá de la salvación. Para Dios no es fácil salvar y perfeccionar a la humanidad y el carácter corrupto de la humanidad sólo se puede resolver a través de la verdad y purificar a través de su búsqueda de la verdad y su sometimiento a la obra de Dios. Al experimentar el juicio y castigo de Dios, sólo si el pueblo escogido de Dios cada vez acepta más verdades tendrá cada vez menos nociones sobre Dios. Sólo cuando esté equipado con muchas verdades, y su manera de considerar las cosas haya cambiado completamente, todas sus nociones sobre Dios serán completamente resueltas. Sólo cuando haya entendido realmente la verdad y obtenido la verdad se percatará completamente de las filosofías y reglas de vida satánicas, al igual que cuán absurdo, falso y ficticio es el conocimiento vacuo de la humanidad corrupta. Sólo entonces el pueblo escogido de Dios se dará cuenta completamente de cuán malvado y desvergonzado es Satanás el diablo que ha estado controlando a la humanidad por miles de años. Sólo entonces negará y rechazará por completo todas las filosofías, ideas y teorías satánicas. En este momento, ellos, como humanos, también tendrán verdadero conocimiento del carácter justo y la santidad de Dios, así como también cómo Dios realmente los ama y los salva y ya no tendrán ninguna noción sobre Dios ni resistencia hacía Él. Sólo entonces estarán libres de la influencia de Satanás y habrán sido completamente salvos. Dios usa la verdad que Él expresa para despertar el espíritu de la humanidad y hacer que las personas acepten la verdad y se liberen de la influencia de Satanás. Si las personas nunca aceptan la verdad, nunca serán purificadas de sus nociones, de todas sus corrupciones y de todas sus filosofías y teorías satánicas.

(2) El problema de juzgar arbitrariamente. La humanidad corrupta está llena de venenos satánicos, no posee una onza de la verdad y es totalmente arrogante y ególatra por lo que definitivamente juzga cada vez que le place. Esto proviene completamente de la naturaleza satánica de la humanidad. Incluso si no juzga externamente, aun así lo hace en su corazón. El gran dragón rojo es tremendamente arrogante y engreído, juzga la obra de Dios como le place y la resiste y condena así que, ¿cómo podría la prole del gran dragón rojo no ser igual? La humanidad corrupta ha crecido en el hábito de juzgar arbitrariamente, suscitando la enemistad y dejándose enredar en los chismes. No se atreve a criticar o a examinar de cerca al gran dragón rojo, pero se atreve a criticar todo lo demás. Esto muestra que juzgar arbitrariamente es una característica de la humanidad corrupta. La humanidad corrupta está llena del carácter de Satanás y no tiene conocimiento de la verdad así que, ¿cómo puede obedecer la obra de Dios sin ninguna resistencia? Eso es imposible. Toda la humanidad está resistiendo y condenando la obra de Dios de los últimos días. Para cada miembro de la humanidad corrupta, juzgar las cosas como les place es algo natural; sólo las situaciones y las maneras en que lo hacen son diferentes. Las personas tienen sus propios puntos de vista sobre todo (con la excepción de los enfermos mentales, las personas tontas y los lunáticos). Independientemente de si lo revelan externamente o no, todas tienen su propia manera de ver las cosas. Esto es algo que nadie puede evitar. Por lo tanto, cuando se trata de Dios y Su obra, las personas ciertamente tienen muchos puntos de vista e ideas. Como no poseen la verdad, tales puntos de vista son todos seguramente absurdos y falsos. Algunos de estos son concepciones y otros son juicios. La humanidad ha sido corrompida de una manera demasiado profunda y nadie tiene un corazón que tema a Dios así que, ¿cómo puede la humanidad no hacer juicios cuando la obra de Dios no se ajusta a sus concepciones ni imaginaciones a cada instante? Incluso si no afecta los intereses de una persona, aun así la juzgará en su mente, eso es seguro. Como las personas tienen maneras absurdas y falsas de ver las cosas, naturalmente desarrollarán nociones y juicios. Nadie puede negar esto. El problema de juzgar arbitrariamente sólo se puede resolver por medio de la fe en Dios y de buscar la verdad. Sólo cuando una persona acepta cada vez más verdades por experimentar el juicio y castigo de Dios cada vez menos juzgará arbitrariamente. Cuanto más entienda la verdad una persona más obedecerá a Dios. Cuando una persona entiende completamente la verdad, dejará de juzgar arbitrariamente y le será más fácil obedecer a Dios. Someterse a Dios, por consiguiente, tampoco será ya un problema. Buscar la verdad puede, de hecho, resolver la arrogancia y engreimiento de una persona y el problema de su juzgar arbitrario.

(3) El problema de hacer lo que a uno le plazca. Las personas desarrollaron el carácter arrogante de Satanás después de ser corrompidas por Satanás y comenzaron a disfrutar actuar de acuerdo a su propia voluntad y preferencias; es decir, hacer lo que les plazca. Esta es la clase de libertad que más les gusta a las personas corruptas y también es su manera favorita de vivir. Todas quieren vivir sin leyes y darse gusto en los deleites del pecado. Por consiguiente, las leyes se hicieron para restringir el comportamiento de las personas y hacer que las personas conozcan sus pecados. Una familia tiene sus propias reglas y un país tienes sus propias leyes. La casa de Dios también tiene decretos y mandamientos administrativos para restringir a las personas de actuar como les plazca. Cualquiera que tiene un carácter corrupto disfruta actuar como le place. Se puede decir que todos los seres humanos corruptos son personas que actúan como les place. Este es un hecho que nadie puede negar. Actuar como a uno le place es una característica de la humanidad corrupta así que, ¿cómo podría la humanidad obedecer verdaderamente a Dios sin el juicio y castigo de Dios y sin sufrir adversidades y refinamiento? ¿Cómo podrían los líderes y obreros en todos los niveles de la iglesia hacer bien su trabajo sin ser podados ni tratados y sin tener sanciones administrativas impuestas sobre ellos? Si una persona dice que no hace lo que le place, ¿se atrevería a decir que es una persona que es obediente a Dios? Una persona sin verdadera obediencia definitivamente es una persona que hace lo que la place y maneja los asuntos como cree conveniente. Podrías decir que todos los seres humanos corruptos actúan como les place y, al considerar la naturaleza de la humanidad, podemos ver que para las personas es muy difícil obedecer a Dios. La naturaleza arrogante de la humanidad no permite la sumisión a nadie y esto sólo se puede resolver por experimentar la obra de Dios, soportar ser templado por toda clase de sufrimientos y entender la verdad. Una persona tendrá alguna semejanza de un ser humano siempre y cuando obedezca la obra de Dios y ya no actúe como le plazca. El problema de la humanidad corrupta de actuar como le plazca no se puede resolver sin el juicio y castigo de Dios de ella y la poda y el trato de Dios con ella. Sólo Dios puede salvar a la humanidad de la corrupción. Sólo buscando la verdad y obteniendo el conocimiento de Dios la humanidad corrupta puede resolver su problema de hacer lo que le plazca y convertirse en personas que verdaderamente obedecen a Dios.

(4) El problema de actuar superficialmente. Todos tienen el mismo problema en el cumplimiento de su deber y ese es actuar superficialmente. Es como si nadie mereciera su diligencia; si alguien hace algo para una persona y lo toma muy en serio, entonces esa persona debe ser alguien que respeta enormemente, alguien que lo puede ayudar mucho o alguien a quien le debe una gran deuda de gratitud de lo contrario no se lo tomaría en serio. La palabra “ganancia” está escrita jactanciosamente en la naturaleza de la humanidad; las personas sólo toman algo en serio si reciben alguna ganancia a cambio y si no es de beneficio para ellas adoptarán una actitud superficial. Esa es la naturaleza de los seres humanos y también una característica de la humanidad corrupta. Todas las personas son egoístas, así que todas las personas actúan superficialmente y son felices solamente por salir adelante. Podría ser un poco mejor si la humanidad pudiera genuinamente ver el llevar a cabo su deber como algo que es para Dios y que se debe tomar en serio por amor de Dios. Si la humanidad realmente tiene un corazón que teme a Dios, entonces sería improbable que las personas actuaran superficialmente al cumplir su deber. La mayoría de las personas logran alguna mejora en el cumplimiento de su deber sólo después de ser podadas y tratadas. Sin ser podadas ni tratadas, el cumplimiento del deber de nadie está dentro de lo normal. Actuar superficialmente al cumplir el deber propio se considera como engañar a Dios. Las personas que pueden engañar a Dios seguramente no tienen un corazón que teme a Dios, mucho menos aman a Dios. Esto se debe a que no hay engaño en el amor ni la obediencia. Las personas que engañan a Dios no tienen un lugar para Dios en su corazón. Actuar superficialmente es un comportamiento que existe sencillamente porque las personas se quieren comprometer en transacciones con Dios. Una persona que siempre es superficial en el cumplimiento de su deber y no se arrepiente, definitivamente no es alguien que busca la verdad. Todas aquellas que siempre son superficiales en el cumplimiento de su deber no son personas que verdaderamente obedecen a Dios. Las personas corruptas no aprecian mucho y tienen poco interés en las cosas positivas por lo que todas son superficiales en cumplir su deber. Esta superficialidad no se puede resolver en esencia sin tener cambios en su carácter de vida. Si una persona es leal a Dios o no se puede ver de si cumple su deber con lealtad. Las personas que aman a Dios en su corazón y que verdaderamente obedecen a Dios no actúan superficialmente al cumplir su deber. Si las personas no buscan la verdad, nunca serán capaces de resolver el problema de actuar superficialmente.

(5) El problema de ser egoísta y vil. Una parte de la naturaleza de la humanidad corrupta se refleja en la filosofía satánica: “Sálvese quien pueda y el que se quede en zaga con el diablo se las haya.” Esto realmente está profundamente arraigado y por mucho tiempo ha sido el fundamento de cómo el hombre corrupto se comporta en sociedad. Las personas corruptas adoptan todo tipo de medidas para promover sus intereses personales y se rebajarán a cualquier cosa para lograr sus objetivos. Todo esto se considera parte del problema de la naturaleza egoísta y vil de la humanidad. Algunas personas están bastante dispuestas a dar al necesitado y ayudar a las personas, pero el problema del egoísmo y la vileza también existe en ellas en diversos grados. Particularmente, aquellas a quienes les gusta aprovecharse de los demás o incluso dañar a los demás para beneficiarse, además de aquellas que han creído en Dios por muchos años pero ni siquiera le dan una ofrenda a Dios, todas son canallas auténticamente egoístas y viles. Tales personas están en todas partes. Todas las personas son, de hecho, muy egoístas y no es sorprendente que las personas sean viles cuando implica algo que particularmente afecta sus intereses personales. Siempre y cuando las personas presten atención y usen sus poderes de descernimiento, serán capaces de descubrir que todas son egoístas y viles en ciertos aspectos. Las personas fraudulentas y deshonestas son las más egoístas y viles y sus principales demostraciones de esto son codicia por el dinero, luchar por fama y ganancia, buscar una vida fácil, competir por autoridad y poder y demás. Por lo tanto, ser egoísta y vil claramente es una característica de la naturaleza satánica de la humanidad y, por supuesto, y también sólo se puede resolver a través de buscar la verdad. Las personas que no buscan la verdad nunca se darán cuenta que son egoístas y viles y hasta tratarán el ser egoísta y vil como un comportamiento normal y no sentirán ninguna vergüenza. Es difícil hablar del hecho de que la humanidad pueda hacer cosas egoístas y despreciables, pero debes conocer tu propia esencia egoístas y vil para facilitar el arrepentimiento y el cambio. Cualquiera se puede vestir elegantemente y decir cosas que son agradables de escuchar, pero las cosas que hacen son totalmente despreciables y ni justas ni honorables en absoluto. Tales personas no tienen ninguna semejanza de seres humanos. Esta es precisamente la fealdad de Satanás. Cuanto más deshonesta y astuta sea una persona, más egoísta y vil será su comportamiento. Sólo al despojarse de su conducta egoísta y vil, una persona puede llevarse bien con los demás y ser amorosa, servicial y caritativa con los demás y sacrificarse por los demás. Si una persona puede amar genuinamente a Dios y la verdad, todas sus corrupciones se pueden resolver. Las personas que verdaderamente aman a Dios y la verdad no serán egoístas ni viles.

(6) El problema de ser fraudulento y deshonesto. Todos los seres humanos corrompidos son fraudulentos y deshonestos; sólo es cuestión del grado. Si una persona miente demasiado y siempre engaña a los demás, es una persona fraudulenta y deshonesta. Las personas que son relativamente honestas y mienten menos por lo general son buenas personas. Es difícil que las personas fraudulentas y deshonestas cambien. Las personas deshonestas no se pueden llevar bien con los demás y son agotadoras. Esto se debe a que no puedes averiguar dónde está su corazón así que, ¿cómo podrías eventualmente compartir un lenguaje común con ellas? A todos les gusta asociarse con personas honestas pero hay muy pocas personas honestas así que todos sienten que las relaciones humanas son volubles y el mundo es traicionero. Los seres humanos de los últimos días son extremadamente deshonestos y sus corazones y mentes son demasiado complicados. Es muy difícil encontrar un alma gemela en la vida, todo porque la corrupción de la humanidad es demasiado profunda. En otras palabras, las personas deshonestas son demonios y se deben considerar como personas de Satanás. Cuanto más deshonesta sea una persona, más difícil es para ella ser salvada por Dios porque las personas deshonestas ni siquiera confían en Dios y dudan las palabras de Dios. Las personas deshonestas no son sinceras con nadie. Por consiguiente, las personas deshonestas seguramente tendrán bastantes nociones y muchas dudas sobre Dios y engañarán a Dios siempre que puedan. Las personas deshonestas no están muy dispuestas a pagar ningún precio y, además, no están dispuestas a consagrarse a Dios ni dedicar sus esfuerzos para Él. Sólo quieren creer en Dios para obtener bendiciones y eliminar el sufrimiento. La creencia en Dios de las personas deshonestas es una transacción con Dios para obtener bendiciones y generalmente es parte de su maquinación para aprovecharse de la casa de Dios. Todas las personas fraudulentas y deshonestas son canallas egoístas y viles. Para una persona es muy difícil cambiar si su naturaleza es fraudulenta y deshonesta. A menos que busque la verdad de manera excepcional, no logrará un cambio verdadero pero también les demanda obedecer el juicio y castigo de Dios y aceptar más sufrimiento y refinamiento. Las personas deshonestas en la iglesia son las más difíciles de tratar y las más difíciles de salvar.

(7) El problema de ser arrogante y engreído. Después de experimentar la obra de Dios por unos cuantos años, todos admiten que la naturaleza de la humanidad corrupta es arrogante y engreída. Ser arrogante y engreído es, de hecho, la característica principal de la humanidad corrupta. No importa cuán humilde o sencilla parezca una persona desde el exterior, la esencia de su naturaleza es la arrogancia y el engreimiento. Cuanto más piense alguien que es culto, más arrogante y santurrón es, así que le es muy difícil aceptar las palabras de Dios. Tantas personas tremendamente arrogantes se han opuesto a Dios abiertamente sólo para someterse después de ser castigadas por Dios. Tantas personas arrogantes y engreídas se han negado a obedecer a cualquiera sólo para cambiar de actitud después de ser afligidas y disciplinadas por Dios. Todas las personas que tienen alguna experiencia verdadera de creer en Dios sólo se sometieron después de ser castigadas y disciplinadas por Dios. La naturaleza arrogante y engreída de la humanidad está profundamente arraigada y es su problema más difícil. Si el problema de una persona de ser arrogante y engreída no se resuelve, le será fácil convertirse en un anticristo y enemigo de Dios. Esto también es la raíz de porqué algunas personas pueden sufrir desgracia al creer en Dios. Las personas arrogantes y engreídas no tienen temor de Dios. Tales personas sólo tendrán cierto temor de Dios si han experimentado el castigo o la disciplina de Dios. No es fácil para las personas arrogantes y engreídas conocerse. No importa cuánta corrupción hayan revelado, realmente no les importa y, aunque han cometido muchas transgresiones, aun así piensan que son mejores que los demás. No obedecen a nadie en sus corazones y ni siquiera se pueden someter a Cristo. Esto muestra que son tan arrogantes que han perdido la cabeza y se han vuelto totalmente irracionales. Tales personas son muy difíciles de salvar. De hecho, las personas extremadamente arrogantes son todas muy ignorantes. Cuanto más arrogante y engreída sea una persona, más resiste a Dios. Los reyes de los diablos en el mundo y el gran dragón rojo son todos tan arrogantes que obstinadamente quebrantan las leyes, tanto humanas como divinas. Estas personas dicen que creen en Dios pero realmente sólo creen en sí mismas. Sólo están engañando a las personas bajo la bandera de “creer en Dios.” Las personas que son especialmente arrogantes y engreídas no pueden ser guiadas ni dirigidas a menos que sean castigadas y disciplinadas por Dios. Se quedan en la iglesia para incitar a las personas a traicionar a Dios y para crear sus propias facciones. Tales personas deben, por lo tanto, ser expulsadas. Por supuesto, si una persona arrogante y engreída todavía es algo razonable y puede buscar la verdad y aceptar el juicio y castigo de Dios, puede ser cambiada y convertirse completamente en alguien que verdaderamente se somete a Dios.

Lo anterior es una sencilla explicación de los siete problemas de las corrupciones. Todas las personas corrompidas poseen estos siete problemas de las corrupciones, que son las principales demostraciones de la desobediencia y resistencia de la humanidad hacia Dios y representan completamente la esencia y naturaleza de la humanidad corrupta. ¿Cómo podría alguien tener un verdadero arrepentimiento y un cambio en el carácter de vida si no tiene un entendimiento total de estos siete problemas de las corrupciones? Es un hecho que estos siete problemas de las corrupciones siguen siendo serios en todas las personas corrompidas por Satanás; la única diferencia es que ciertos problemas son más prominentes en ciertas personas. La arrogancia y la vileza de algunas personas y la tendencia a juzgar arbitrariamente son más prominentes. La falta de honradez y el engaño y la abundancia de nociones de algunas personas son más prominentes. Las tendencias de algunas personas para hacer lo que les plazca y actuar superficialmente son más prominentes. El egoísmo y la vileza de algunas personas son más prominentes. … Pero nadie puede decir que sólo posee uno de estos problemas y no los demás. Estos siete problemas de las corrupciones son comunes entre la humanidad corrupta pero la mayoría de las personas sólo admiten tener uno o dos de ellos y no el resto. La razón principal es porque todavía no tienen conocimiento de las palabras de Dios que exponen la esencia corrupta de la humanidad. Algunas personas tal vez ni siquiera pueden aceptar completamente las palabras de Dios que exponen la esencia corrupta de la humanidad. Conocer la propia esencia corrupta, de hecho, no es algo fácil y un creyente en Dios tiene que pasar por muchos procesos antes de que pueda entender la verdad. Los grados de la experiencia de las personas de la obra de Dios son diferentes, así que los grados a los cuales conocen su propia corrupción también son diferentes. Al conocerse, una persona debe confiar en la obra y exposición del Espíritu Santo para que pueda conocer su propia esencia corrupta. Entender cómo conocer la propia esencia corrupta es un elemento clave para ser salvado por Dios. En el pasado las personas sólo se enfocaban en sus anteriores transgresiones o en qué corrupciones habían revelado, en tanto que descuidaban analizar minuciosamente cada una de sus palabras y hechos, lo que pertenece a la corrupción de Satanás, lo que pertenece al veneno del gran dragón rojo, lo que pertenece al reino de las imaginaciones y nociones de las personas y lo que pertenece a las desviaciones y falsedades. Y también se deben analizar minuciosamente el propio estado mental y el ser interior, capturar las cosas escondidas en lo profundo del corazón y venir delante de Dios, y usar la verdad para examinarse, para conocer la propia corrupción y para ver el problema real de la corrupción. Que no haya la apariencia de transgresiones graves no quiere decir que no haya problemas dentro del alma. Es la malicia, el carácter y la naturaleza que yacen ocultos lo que es más difícil de resolver. Las personas no mueren de resfriados, son las enfermedades graves las que toman la vida. Muchas personas sólo prestan atención a las transgresiones externas pero descuidan el problema de la esencia de su naturaleza. Solamente admitir que eres corrupto es una declaración vacía y muestra que no te conoces. Desentierra la raíz venenosa de tus corrupciones y conócete de acuerdo con las palabras de Dios, especialmente tus intenciones mezquinas, ambiciones arrogantes, objetivos despreciables y deseos extravagantes; saca todas estas cosas ante las palabras de Dios y analízalas minuciosamente con la verdad y júzgalas de acuerdo a las palabras de Dios. Sólo practicando de esta manera puedes conocer tu propia esencia corrupta. Al experimentar la obra de juicio y castigo de Dios, las lecciones más profundas son conocer a Dios y conocerte tú mismo. Si la profundidad de tu entrada en estas dos lecciones no es profunda, nunca serás capaz de obtener una entrada profunda en la lección de someterte a Dios. Las personas que verdaderamente conocen la esencia corrupta de la humanidad no sólo pueden ver las corrupciones que han revelado, sino también pueden conocer la esencia y el origen de sus corrupciones. Estas personas no sólo pueden confesar sus transgresiones, también pueden saber cuál es su naturaleza, si hay algunas diferencias entre ellas y Satanás el diablo y cuáles son estas diferencias. Si una persona puede realmente lograr conocer la esencia de su naturaleza, sabrá el grado al que la humanidad ha sido corrompida y qué diferencias hay entre la humanidad y Satanás el diablo. Sabrá lo que debe buscar al creer en Dios y la manera de experimentar la obra de Dios y entender la manera de analizar minuciosamente sus propias corrupciones. Por consiguiente, también sabrá en dónde debe estar en el cumplimiento de su deber, con qué grado de racionalidad necesita estar equipada con el fin de cumplir bien su deber, cómo buscar la verdad para lograr conocer a Dios y cómo obedecer la obra de Dios para ser salva. Por lo tanto, sólo cuando una persona verdaderamente conoce la esencia corrupta de la humanidad comenzará a entrar en el camino correcto de creer en Dios.

Hay muchas palabras que exponen la esencia corrupta de la humanidad en la obra de Dios de los últimos días, pero las personas no han reflexionado mucho en cuanto a porqué Dios está revelando tan en serio la corrupción de la humanidad. Las personas sólo desarrollan concepciones pero no se dan cuenta de las buenas intenciones de Dios al juzgar tan severamente a la humanidad corrupta. Déjame preguntarte: Si una persona no conoce la esencia corrupta de la humanidad, ¿cómo puede tener un verdadero arrepentimiento? ¿Y cómo puede lograr un cambio en el carácter de vida? ¿Cómo puede una persona ser salvada por Dios si no se arrepiente verdaderamente? Experimentar la obra de Dios no sólo son palabras vacías, porque la salvación y el perfeccionamiento de una persona por parte de Dios implican un proceso específico de la vida real y conocer la esencia corrupta de la humanidad es una parte crucial del mismo. No muchas personas llegan a conocerse realmente al experimentar la obra de Dios. Es decir, no hay muchas personas que conozcan realmente su propia esencia corrupta. Por lo tanto, hay muy pocas personas que real y profundamente se sienten molestas y desprecian su propia carne lo suficiente para abandonarse genuinamente y, por consiguiente, muy pocas personas tienen un verdadero arrepentimiento ante Dios. Sólo he visto a unos cuantos líderes religiosos sentirse profundamente molestos cuando regresan ante el trono de Dios, viéndose como anticristos, culpables mayores que resisten a Dios y los que deben sufrir la perdición y perecer. Se arrepienten al grado de que se maldicen. Esto sólo sucede porque han despertado después de ser castigados por resistir y condenar a Dios Todopoderoso furiosamente. Aparte de tales ejemplos, no hay muchas personas que se conozcan realmente al grado de que se desprecien y se maldigan. La mayoría de las personas simplemente admite que tiene corrupciones o tiene transgresiones pero no sabe realmente que es la personificación de Satanás basado en su esencia corrupta y que son hijos del infierno y deben sufrir la perdición y perecer. Esto muestra que el conocimiento de sí mismas que las personas tienen es demasiado poco profundo y están lejos de conocer la esencia corrupta de la humanidad, por lo cual aún no se preocupan por ser salvas. Este es un problema común que existe en la mayoría de las personas. Algunas personas incluso quieren que el día de Dios llegue más pronto. Déjame preguntarte: Si el día de Dios realmente llega, ¿se ha resuelto el problema de tu salvación? ¿Eres realmente alguien que obedece a Dios? Si estos problemas muy prácticos de tu fe no han sido resueltos, ¿cómo te beneficiará la llegada del día de Dios? ¿No es este sólo uno de tus deseos extravagantes? ¿Realmente no sabes lo que Dios está esperando? ¿Por qué todavía no ha llegado el día de Dios? La razón clave es porque nosotros, este grupo de personas, no hemos entrado en el camino correcto de creer en Dios. En otras palabras, Dios no ha ganado verdaderamente a este grupo de personas. Cuando todo el pueblo escogido de Dios haya entrado en el camino correcto de creer en Dios, se haya vuelto genuinamente a Dios y haya caído delante de Dios, sea capaz de obedecer verdaderamente la obra de Dios y tener temor de Dios, entonces el día de Dios llegará. Por lo tanto, conocer los siete problemas de las corrupciones es extremadamente importante e implica la pregunta de si una persona puede o no ponerse en el camino correcto de creer en Dios y, sobre todo, si puede ser salva. Basado en el conocimiento de sí mismas la mayoría de las personas, las personas aún no conocen la obra de Dios en este momento. Piensan que mientras que ellas, después de terminar de leer todas las palabras de Dios, reconozcan que las palabras son Suyas, admitan que Dios realmente ha sido encarnado y que su corazón ha sido conquistado por Dios, y declaren que lo seguirán para siempre y nunca lo abandonarán, entonces la obra de Dios debe llegar a su fin y el día de Dios debe llegar y a partir de ahí entrarán al reino de Dios para gozar las bendiciones por la eternidad. Esa es la forma en que la mayoría de las personas piensan. ¡Qué ingenuas e inmaduras son! ¿Cuál es el punto de la obra de Dios si la manera en que las personas piensan es realmente como es? A las personas sólo les gusta examinar ligeramente la superficie y hacer las cosas por inercia, pero Dios hace Su obra de una manera realista y especialmente práctica. El carácter de Dios es tal que no renunciará hasta que haya completado este grupo de personas. ¿Todavía no entienden las personas la obra de Dios? Dios una vez dijo: “Así pues, la obra de Dios terminará cuando las personas se vean como hijos del infierno” (de ‘La trigésima declaración’ en La Palabra manifestada en carne). “La obra de salvar al hombre no se logra después de que se complete la obra de conquista. Aunque la obra de conquista ha llegado a su fin, la obra de purificar al hombre no; esa obra sólo se terminará una vez que el hombre haya sido completamente purificado, una vez que los que verdaderamente se someten a Dios hayan sido hechos completos y una vez que esos que se disfrazan, que no tienen a Dios en su corazón, hayan sido purgados” (de ‘La obra de Dios y la práctica del hombre’ en La Palabra manifestada en carne). “Su obra en la carne concluye cuando el hombre formalmente entre en el camino correcto de la verdad de la vida, cuando el hombre entre en el camino correcto de ser perfeccionado” (de ‘Sólo los perfeccionados pueden vivir una vida significativa’ en La Palabra manifestada en carne). Las palabras de Dios son muy claras. Las personas deberían tener alguna idea sobre qué es lo que necesitan buscar urgentemente. ¿Aún no ven en qué etapa está ahora la obra de Dios?

Las personas que tienen una experiencia real de la obra de Dios de los últimos días, todas saben que un creyente en Dios tiene que pasar por muchos procesos prácticos para alcanzar la salvación. Entender las palabras de Dios y conocerte es un proceso, mientras que practicar la verdad y obedecer a Dios es otro. Sólo repitiendo estos procesos muchas veces alguien puede obtener el verdadero conocimiento de sí mismo, y sólo cuando haya conocido genuina y completamente la esencia de su naturaleza y la realidad de su corrupción obtendrá la verdadera entrada en la práctica de la verdad y la obediencia a Dios. Ahí es cuando habrá entrado en la realidad de las palabras de Dios. Hay tantas personas que han creído en Dios por muchos años pero no lograron un cambio en su carácter de vida en absoluto. No tienen vida, como la cizaña, y esto es un problema. Todos pueden ver que cualquiera que ha creído en Dios por muchos años, pero que no tiene un cambio en su carácter de vida, no es alguien que verdaderamente se conoce o tiene un entendimiento genuino de la verdad. Ese es un hecho. Por lo tanto, todas aquellas que no conocen realmente su esencia corrupta son personas que no tienen la verdad ni la vida. Se puede decir absolutamente que estas son personas que creen en Dios pero todavía tienen que ser salvas. Este tipo de persona existe en las iglesias por todas partes. ¿Por qué es que han creído en Dios por muchos años pero todavía son incapaces de conocer su propia esencia corrupta? Existe una razón principal: No buscan la verdad. Conocerte se logra a través de buscar la verdad; las personas que no buscan la verdad nunca se conocerán. ¿Por qué los anticristos son especialmente arrogantes? Es porque no son personas que buscan la verdad y no son personas que toman las palabras de Dios como vida. ¿Cómo podrían las personas que no buscan la verdad tener vida? Hay algunas otras personas en la casa de Dios que han creído en Dios por muchos años pero, de hecho, es difícil ver algún cambio en ellas. Como los incrédulos, llevan una vida saciada y ociosa y son indiferentes a cualquier cosa, sin tomar nunca en serio el problema de ser salvos y sin interesarse en las palabras y la obra de Dios. Realmente son personas que no buscan la verdad. Ahora es mucho más fácil entender la conexión y las diferencias entre el trigo y la cizaña cuando contemplamos la parábola en la Biblia. Qué creyentes se deben clasificar como trigo y qué creyentes se deben clasificar como cizaña, todo se aclara con el paso del tiempo. Cuando la obra de Dios termine, todos aquellos que no buscan la verdad serán eliminados naturalmente. No es fácil para los creyentes que no se ocupan correctamente de sus deberes, que se quejan a menudo, que causan mucho problema o que no atienden a razones ponerse en el camino correcto de creer en Dios. Todos están en el mayor peligro. Todos pueden ver que frecuentemente se quejan de Dios y lo resisten y exasperan a Dios.

Las personas que buscan la verdad deben estar seguras que un paso clave en obtener un cambio de carácter es conocerte. Si una persona no se conoce, no tendrá un verdadero arrepentimiento y, además, no tendrá un cambio en el carácter de vida. Cuanto más conozca alguien completamente su esencia corrupta, más sabrá lo que es y lo que Satanás es. Recuerdo que Dios una vez dijo: “¿Realmente odiáis al gran dragón rojo?” Sólo conociendo realmente nuestra propia esencia corrupta podemos ver claramente el verdadero rostro de Satanás, ver las intenciones del gran dragón rojo, odiarlo y abandonarlo totalmente y seguir y obedecer a Cristo resueltamente. Por consiguiente, las cosas serán mucho más fáciles de manejar si sabemos quiénes somos, cuál es nuestra naturaleza y cuál es nuestra esencia. Si las personas sólo prestan atención a resolver los problemas en la superficie, pero ocultan las corrupciones en lo profundo de ellas, sólo se harán daño y con el tiempo se arruinarán. De hecho, los fariseos y las figuras religiosas son todos piadosos por fuera pero tienen corazones malvados por dentro. Cuelan un mosquito y se tragan un camello, admitiendo que son corruptos pero ocultando la realidad de su corrupción. ¿No es este un truco de las personas falaces? Hay tantas personas que se disfrazan y simulan un espectáculo en relación con las pequeñas cosas para dar a las personas una falsa impresión de cuán sinceramente buscan y cuán obedientes son, pero secretamente hacen su máximo esfuerzo para satisfacerse. Se pueden poner cualquier máscara que las circunstancias requieran. Para conocerte, debes analizar frecuentemente tu propia fealdad satánica y conocer completamente tu propia esencia satánica. Sólo eso es conocerte verdaderamente. Conocerte es para lograr un cambio en tu carácter de vida para que puedes ser salvo, no para mostrar a otras personas. ¿Por qué mentirte a ti mismo? Si eres una persona que verdaderamente busca la verdad, debes saber cómo analizarte minuciosamente para realmente conocerte y a qué grado debes conocerte para obtener el verdadero arrepentimiento y ser salvado por Dios. Si una persona no se puede conocer realmente a través de su fe en Dios, está destinada a ser eliminada. Aquellos que verdaderamente se conocen naturalmente sentirán que creer en Dios es en aras de ser salvo, lo que es extremadamente práctico, y sentirán que la obra de Dios es para salvar a las personas y que el amor de Dios es real. Cuando una persona se conoce al grado que puede sentir que en realidad necesita a Dios para salvarla, que al creer en Dios sólo buscando ser salvado por Dios es sensato, sólo entonces habrá experimentado verdaderamente el amor de Dios y sabrá cómo debe experimentar la obra de Dios. En este punto, también estará seguro sobre qué buscar para ser salvado por Dios. A partir de ese momento, no se aferrará a concepciones religiosas en su fe en Dios y, más bien, seguirá a Dios con todo el corazón, experimentará la obra de Dios y sabrá verdaderamente que ser salvo es más importante que cualquier otra cosa. Verá claramente que creer en Dios para ser salvo es, de hecho, lo más importante en su vida y sentirá que obtener la verdad y la vida es obtener un tesoro invaluable que ¡vale cualquier cantidad de sufrimiento! Sólo cuando una persona logra semejante estado al creer en Dios habrá realmente entrado en el camino correcto de creer en Dios.

Lo más urgente ahora es buscar entrar en el camino correcto de creer en Dios. Sólo después de entrar en el camino correcto una persona puede entender rápidamente algunas verdades, equiparse con los siete discernimientos y ser capaz de garantizar que se puede mantener firme en el camino verdadero sin ser engañada por nadie ni en servidumbre a Satanás. Por consiguiente, estará mucho más segura al creer en Dios. No importa dónde esté o con qué situaciones se encuentre, no se perderá ni caerá en tentación. ¡La estatura de las personas en este preciso momento todavía está lejos de esto! Muchos entre nosotros, como los israelitas de antaño que se quejaron de Moisés y Dios, siguen quejándose sin darse cuenta que están resistiendo a Dios intensamente. Todos deben redoblar sus esfuerzos por equiparse con la verdad con el fin de resolver el problema de esta corrupción y sólo entonces serán capaces de entrar gradualmente en el camino correcto de creer en Dios. Los creyentes en Dios que no conocen realmente su propia esencia corrupta no serán capaces de entrar en el camino correcto de creer en Dios, no serán capaces de caminar la senda de salvación y perfección y no serán capaces de obtener el arrepentimiento y el cambio verdaderos así que, ¿cómo serán capaces de ser salvos y perfeccionados por Dios? Entrar en el camino correcto de creer en Dios es extremadamente crucial para ser salvo. ¿Te das cuenta de esto?

Al experimentar la obra de Dios, sólo cuando el pueblo escogido de Dios haya obtenido verdadero conocimiento de su propia esencia corrupta, verdadero conocimiento de la obra y carácter de Dios, verdadero conocimiento de la esencia de la naturaleza de Satanás y la naturaleza del gran dragón rojo, verdadero conocimiento del hecho de que Cristo es la verdad, el camino y la vida, y verdadero conocimiento de la vida humana, será uno que ha sido hecho completo por Dios; uno que ha sido verdaderamente salvado por Dios. Para obtener verdadero conocimiento de estas cosas, uno debe depender de buscar la verdad, es decir, debe depender de experimentar y conocer las palabras de Dios. Cuantas más verdades entienda una persona y más plenamente las entienda, más grande su cambio en las perspectivas sobre las cosas y mayor su transformación en el carácter de vida. ¡El verdadero conocimiento de estas cosas es enormemente importante! Primero, debes tener más conocimiento de las palabras de Dios; ese es el fundamento. Cuando alguien tiene conocimiento de las palabras de Dios entenderá la verdad, y cuando alguien entiende la verdad, verá su propia destitución espiritual, miseria y ceguera, que su corrupción es muy profunda y lo que es su esencia. Cuando una persona conoce realmente su propia esencia corrupta comenzará a molestarse con sí misma y odiarse y, con el tiempo, se maldecirá, abandonará la carne, se dedicará a Dios, desarrollará verdadera obediencia a Él y será capaz de practicar la verdad. Practicar la verdad se sentirá muy natural y fácil, sin ninguna dificultad. En este momento, sentirá que ha comenzado a cambiar. Esto es verdadero arrepentimiento y el comienzo de convertirse en una nueva persona. A medida que su entendimiento de la verdad progresa gradualmente y su conocimiento de Dios se profundiza, sus perspectivas sobre las cosas se transformarán completamente y verá todo a través de las palabras de Dios y sus perspectivas estarán básicamente en conformidad con las palabras de Dios. Esto quiere decir que habrá obtenido la verdad y una nueva vida. Sólo entonces será verdaderamente compatible con Cristo. Será alguien que ha sido hecho completo por Dios y Dios lo habrá ganado por completo. El objetivo final de creer en Dios es ser compatible con Dios. Para entonces, ¿cómo podría tu servicio a Dios no ser de Su agrado? Cuando crees en Dios, sólo buscando la verdad te permite conocer verdaderamente tu propia esencia corrupta, lograr el arrepentimiento y cambio verdaderos y entrar en el camino correcto de creer en Dios. Sólo aquellos que han entrado al camino correcto de creer en Dios pueden ser salvos y ganados por Dios al final. Si una persona no ha entrado en el camino correcto de creer en Dios, nada será real para ella. ¿Qué puede eventualmente ganar de creer en un Dios vago, como lo hacen las personas en los círculos religiosos? Los creyentes que no pueden entrar en el camino correcto de creer en Dios en este preciso momento están todos en gran peligro.

15 de diciembre de 2006

Anterior:Cómo buscar la verdad para volverse verdaderamente obediente a Dios

Siguiente:Un vistazo a la esencia de la humanidad corrupta a partir de las concepciones del hombre

También podría gustarte