App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Provisión para la vida: Recopilación de sermones

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

15. Sólo aquellos que pueden reconocer la voz de Dios son verdaderamente salvos

Con respecto a entender la obra de Dios, además de entender el método por el cual Dios salva al hombre y conocer cuáles son los resultados que se deben lograr, también se debe entender el carácter de Dios que se revela en la obra de Dios. Si uno tiene experiencia y entendimiento genuinos de cómo Dios juzga y castiga a las personas al expresar la verdad, de cómo trata y poda y refina y prueba a las personas, uno tendrá un verdadero entendimiento del carácter y la esencia de Dios. Sólo si uno entiende la esencia de la verdad que Dios expresa, se puede ver la esencia corrupta del hombre. Sólo por medio de entender el carácter y la esencia de Dios, puede uno ver la esencia malvada de la naturaleza de Satanás. Estos resultados se pueden lograr por entender la verdad y a Dios. Si uno no tiene un entendimiento de la verdad que Dios expresa, no será capaz de entender la esencia y la verdadera condición de la humanidad corrupta. Además, no verá con claridad el rostro malvado y despreciable de Satanás y del gran dragón rojo. Dios juzga y castiga al hombre por medio de expresar la verdad. Sin la verdad, no hay manera de revelar la naturaleza malvada y traidora de la humanidad corrupta. Dentro de cada versículo de las palabras de Dios de juzgar y revelar a la humanidad corrupta, están escondidas la verdad al igual que las intenciones y las exigencias de Dios. Por lo tanto, cuanto más tranquilo esté uno delante de Dios para comer y beber las palabras de Dios, más es uno conquistado por la palabra de Dios y más acepta uno de todo corazón las palabras de juicio y revelación, porque las palabras de Dios son la verdad que puede conquistar, cambiar y perfeccionar a las personas. El hombre puede estar postrado delante de Dios y este es el resultado que las palabras de Dios logran. También es el resultado que se puede lograr por el pueblo escogido de Dios que busca la verdad.

¿Por qué es que el hombre no puede conquistar ni cambiar al hombre? Es porque el hombre no tiene la verdad. ¿Por qué la humanidad corrupta no puede conocer la esencia y la verdadera condición de su corrupción? Es porque la humanidad no tiene la verdad. Por supuesto, si el hombre tuviera la verdad, no habría sido corrompido por Satanás. ¿Por qué ninguno de los académicos y científicos entienden la esencia y la verdadera condición de la corrupción de la humanidad? Es porque no tienen la verdad. ¿Por qué tantos maestros y líderes de la humanidad no entienden el grado de su propia corrupción? Aún más, ¿por qué son incapaces de resolver su propia corrupción? También es porque no tienen la verdad. Estos son hechos que nadie puede negar. Hemos experimentado varios años de la obra de Dios. Cada vez más podemos ver con claridad la esencia y la verdadera condición de nuestra corrupción. Cada vez entendemos más la malvada esencia de la naturaleza de Satanás. Cada vez vemos con más claridad lo que es la humanidad normal y cuál es la semejanza de un ser humano genuino. Entendemos genuinamente que la salvación quiere decir liberarse de la influencia de Satanás, que es vivir la semejanza de un ser humano genuino. Por lo tanto, el pueblo escogido de Dios gradualmente entiende que la obra de salvación de Dios implica cambiar a la humanidad corrupta, que está impregnada con la naturaleza de Satanás, en personas genuinas que tienen humanidad normal y que pueden obedecer a Dios. Satanás ha corrompido a los hombres, convirtiéndolos en demonios. La obra de Dios implica convertir a estos demonios de nuevo en hombres. Sólo aquellos que han alcanzado la salvación son seres humanos genuinos que son conforme al corazón de Dios. Este es el resultado que logrará la obra de Dios de los últimos días. Mientras que uno entienda esto, quedará completamente claro qué criterios están involucrados con respecto a creer en Dios y alcanzar la salvación. Uno hará su máximo esfuerzo para buscar la verdad con el fin de alcanzar la salvación. Esto es lo que quiere decir entrar al camino correcto de creer en Dios.

A algunos del pueblo escogido de Dios no les quedan muy claras las verdades concernientes a las visiones de la obra de Dios. Dentro de sus corazones, tienen muchos conceptos, imaginaciones y ansias extravagantes. Toda clase de nociones religiosas también ocurren frecuentemente. Es por eso que las personas todavía anhelan ser arrebatadas mientras todavía están vivas. Anhelan ir al cielo y vivir cómodamente después de morir. Algunas personas aún buscan ser los hijos o los hijos primogénitos. Se quieren convertir en los hijos amados de Dios y participar de la gloria de Dios. Hay algunas personas que hasta anhelan convertirse en Dios, convertirse en Cristo y regresar a Sion y gobernar junto con Dios. Las personas tienen estas impurezas dentro. Es suficiente indicar que no tienen un entendimiento de la obra de Dios. No saben en absoluto de qué manera Dios salva y purifica al hombre. No saben cómo son las personas que son salvadas, hasta qué punto Dios hará Su obra sobre las personas y cuál es el verdadero destino final de la humanidad. Si estas preguntas no se resuelven, el hombre no será capaz de entender la obra de Dios. Como resultado, el hombre será incapaz de entrar en el camino correcto de creer en Dios. Estas clases de personas irán por su propio camino y serán engañadas. Es muy fácil que sean engañadas por los anticristos y seguirán a Satanás en una senda de destrucción. Sin la salvación de Dios, la humanidad corrupta tendrá el mismo final que los incrédulos. Caminará en la senda de destrucción. ¿Aún no le queda claro esto al hombre? La fe en Dios de la mayoría de las personas todavía se basa en todo tipo de nociones religiosas. Siempre imaginan las cosas más descabelladas. ¿No es esto ilusorio? Desde el momento en que el Señor Jesús hizo Su obra redentora hasta ahora, ¿cuántas personas confían en conceptos religiosos e imaginaciones religiosas en su fe en Dios? Todavía anhelan ser arrebatadas mientras están vivas e ir al cielo después de morir. ¿Cuál es el resultado? Todos sus sueños se hacen añicos.

Sólo después de que hemos experimentado unos cuantos años de la obra de Dios de los últimos días nos ha quedado claro el verdadero significado de creer en Dios y de alcanzar la salvación. Si Dios no expresara estas palabras no estaríamos donde estamos hoy. No nos enfocaríamos sinceramente en buscar la verdad y conocer a Dios. Es a causa de estas verdades que Dios expresó que se nos hace experimentar un despertar espiritual y nos sentimos iluminados en nuestros corazones. Sólo comiendo y bebiendo las palabras de Dios, comunicando la verdad y experimentando unos cuantos años de la obra de Dios a diario, el hombre puede ser despertado y cambiado. Si Dios no se hubiera encarnado para expresar la verdad de juzgar y castigar al hombre, la humanidad corrupta nunca alcanzaría la salvación. ¿Por qué el carácter de la humanidad corrupta cambia tan despacio? Es completamente porque la humanidad ha sido corrompida por Satanás de una manera demasiado profunda. No es fácil que el hombre entienda la verdad. El corazón del hombre ha sido envenenado por la filosofía de Satanás, las nociones religiosas, etc. La naturaleza de Satanás está profundamente arraigada en el hombre y es difícil de ser sacudida. Como resultado, ¡la verdad es demasiado difícil para que el hombre la acepte! El hombre considera la filosofía de Satanás y las nociones religiosas como la verdad. El hombre no atesora ni ama las palabras de Dios. Como resultado, no es fácil que el hombre alcance la salvación. Por consiguiente, la obra de Dios de salvar al hombre es aún más difícil. ¿Es un asunto sencillo creer en Dios? ¿Pueden aquellos que no buscan la verdad alcanzar la salvación? ¿Cuántos creyentes no obedecen a Dios, no escuchan a Dios y no logran obtener la verdad como su vida? El resultado es que aunque han creído por años, no conocen a Dios y son incapaces de obedecer a Dios. Todavía pueden ser engañados por el hombre y seguir a Satanás. Están del lado de Satanás y traicionan y resisten a Dios. Esta clase de personas no cumple en absoluto los criterios para ser salvadas.

La mayoría de los creyentes aún no entienden el carácter y la esencia de Dios. No tienen un entendimiento genuino de la verdad y no han sido obtenidos por Dios. No tienen la vida y todavía están en peligro de ser capturados por Satanás. La posibilidad de que traicionen a Dios todavía es del cien por ciento. Algunas personas creen que todo lo que un creyente necesita es la obra del Espíritu Santo y que no necesitan el riego, la nutrición y la guía de otras personas. ¿Es correcto esto? Si el hombre no busca la verdad, el Espíritu Santo no puede hacer la obra de perfeccionarlo. El Espíritu Santo perfecciona al hombre para que él entienda genuinamente las palabras, el significado y las exigencias tajantes de Dios y logre un auténtico entendimiento de la verdad y de Dios. Sólo entonces puede el hombre tener una senda para caminar. Pedro fue perfeccionado porque, por un lado, alcanzó la obra del Espíritu Santo y, por el otro, tuvo muchas palabras del Señor Jesús. La obra del Espíritu Santo es esclarecer e iluminar al hombre en base a las palabras de Dios para que el hombre entienda la verdad y conozca a Dios. Sin las palabras de Dios, el hombre no puede entender la verdad, entender las intenciones de Dios y conocer las exigencias de Dios. Es por eso que, con el fin de obtener los resultados del Espíritu Santo perfeccionando al hombre, se debe buscar la verdad. Si el hombre no tiene las palabras de Dios, no puede entender la verdad. Sin las palabras de Dios, su corazón estará en oscuridad y no tendrá senda para caminar. Aquellos que buscan ser perfeccionados deben entender que las palabras de Dios son cruciales con respecto a la perfección del hombre. La obra del Espíritu Santo es esclarecer al hombre en base a las palabras de Dios para que pueda entender la verdad y la voluntad de Dios. Esta es la senda por la cual el Espíritu Santo perfecciona al hombre. Si uno no busca la verdad para cooperar con la obra del Espíritu Santo, no será perfeccionado. Así fue como Pedro fue perfeccionado. Él entendió la verdad y conoció a Dios por medio de las cientos de pruebas que experimentó.

Con base en la palabra de Dios y en el esclarecimiento e iluminación del Espíritu Santo, buscamos la verdad y practicamos ser personas honestas, volvernos obedientes a Dios y vivir la semejanza de un ser humano genuino. A través de ellos entendemos la verdad y entramos a la verdad. Como personas que aspiramos a superarnos, si no tenemos una dirección, un propósito, unos principios o unos estándares, no tendremos senda para caminar y acabaremos en fracaso al aspirar a ser personas reales. ¿Tienen los maestros y líderes de los seres humanos corruptos una dirección y un propósito para conducirse? ¿Tienen los principios y estándares para conducirse? ¡No los tienen! Ya que no tienen la palabra de Dios, todo lo que tienen son el razonamiento, las regulaciones, las ambiciones de Satanás, las ansias de Satanás, la filosofía de Satanás y las maquinaciones de Satanás. Por lo tanto, el destino final de los seres humanos corruptos no es sino el fracaso y la destrucción. ¿Todo el conocimiento, el aprendizaje y la filosofía de la raza humana corrupta proporcionan al hombre una vida genuina? ¿Le ayudan a vivir la semejanza de un ser humano genuino? No, no lo ayudan. Todo lo que traen consigo es daño, corrupción, muerte y derrota. Esto se debe a que el conocimiento y el aprendizaje de la raza humana corrupta no son la verdad. Más bien, son las falacias de dañar a los seres humanos. Hoy en día, la raza humana corrupta aún persiste obstinadamente en dedicarse a cosas de la forma equivocada. Nadie entiende lo que realmente es la verdad. Nadie sabe cuánto vale la verdad para la raza humana corrupta. Nadie entiende cuán grande es la salvación que la verdad puede traer.

Mientras estamos experimentando la obra de Dios, ¿por qué frecuentemente revelamos nuestro carácter corrupto? ¿Por qué frecuentemente resistimos y desobedecemos a Dios? ¿Por qué es que servimos, pero resistimos a Dios? ¿Por qué es que cumplimos con nuestros deberes y perturbamos la obra de Dios? ¿Por qué comemos y bebemos la palabra de Dios y disfrutamos la gracia de Dios, pero al mismo tiempo lastimamos el corazón de Dios? Es porque no entendemos la verdad ni investigamos las intenciones de Dios. Es por eso que en todos los asuntos, hacemos lo que deseamos, confiamos en nociones, imaginación y doctrinas y acatamos las regulaciones. Todavía estamos controlados por nuestra naturaleza satánica y aún vivimos bajo la influencia de Satanás. ¿Camina esta clase de persona la senda de buscar la verdad y la perfección? De ninguna manera. ¿Por qué es que las personas caminan la senda de la fe y luego, después de un tiempo, pierden el rumbo e inconscientemente se vuelven extremistas? Cuando están en una agitación extrema y en todo tipo de desastres, si esperan ser arrebatadas mientras están vivas y convertirse en Dios, ¿no es esto una encrucijada en el camino? El hombre es el hombre. ¿Cómo puede el hombre convertirse en Dios? ¿Por qué es que el hombre puede caminar la senda de la fe y aun así ser capaz de caminar por la vieja senda y recaer? ¡El hombre todavía no ha obtenido la verdad! Aquellos sin la verdad no tienen el camino verdadero. Mientras caminan por el camino, se desvían y terminan sin una senda. Por consiguiente, el hombre comienza a buscar su propio camino. Lee la Biblia, consulta las cosas que Dios dijo antes, investiga las escrituras y hojea diferentes materiales. Se esfuerza mucho, pero es incapaz de encontrar la senda correcta. Al final, determina que las nociones religiosas tienen sentido. ¿Cuál es este problema? Si oras a Dios, ¿serás capaz de entender la verdad inmediatamente? Aquellos sin la verdad son realmente así de dignos de compasión.

Cuando los de arriba publicaron el arreglo de la obra y la enseñanza, algunas personas no pudieron ver con claridad si venía de los de arriba. Incluso se atrevieron a no aceptarlo. En el pasado, los arreglos de la obra y la enseñanza de los de arriba se publicaban hacia abajo nivel por nivel. Las personas habían investigado las reglas y pensaban que en tanto que se enviara nivel por nivel de los de arriba, era real y no había necesidad de investigar. Esta vez, debido a razones relacionadas con el entorno, el arreglo y la enseñanza de los de arriba se transmitieron desde los niveles inferiores. El resultado fue que las personas se confundieron e incluso sospecharon que el arreglo y la enseñanza de los de arriba eran falsos. Como resultado, las personas en algunas áreas no se atrevieron a aceptarlo. Cerraron estrictamente la iglesia. Bajo esta clase de condiciones, pudimos ver cuán ansioso estaba Dios. ¿Cómo podía ser que las personas que han creído en Dios por varios años no pudieron darse cuenta de que el arreglo de la obra y la enseñanza provenían de los de arriba? Han escuchado tantos sermones y enseñanza, sin embargo fueron incapaces de distinguir si eran verdaderos o falsos. Su estatura espiritual es tan lamentablemente pequeña. Sin personas que los rieguen y los provean, ¿cómo podrían vivir independientemente? Un hombre sin la verdad es un hombre muerto, un bueno para nada. Esto es seguro. ¡No importa si hay anticristos que han venido a engañarlos porque siguen estando muertos o son unos buenos para nada! ¿Conoce a Dios esta clase de personas? ¿Serías capaz de reconocer a Dios o al hombre usado por el Espíritu Santo si Dios o el hombre usado por el Espíritu Santo vinieran y predicaran? ¿Puedes reconocer la voz de Dios? ¿Puedes excluir a Dios? Si alguien ha creído en Dios por muchos años pero es incapaz de reconocer la voz de Dios y las palabras que están de acuerdo con la verdad, ¿tiene esta clase de persona la verdad? Sin la verdad, no tienes vida. Si crees en Dios y no has obtenido la vida, todavía eres una persona muerta. Una persona muerta nunca será capaz de reconocer la voz de Dios y las palabras que están de acuerdo con la verdad. Algunas personas dicen que han visto a Dios y al hombre que el Espíritu Santo usa. Si ves la palabra de Dios, pero no la reconoces y si ves la enseñanza del hombre que el Espíritu Santo usa, pero no la puedes distinguir, ¿de qué sirve? ¿Ver el rostro de Dios es equivalente a conocer a Dios? ¿Ver al hombre que el Espíritu Santo usa es equivalente a reconocer sus arreglos de la obra y enseñanza? Aquellos con la verdad tienen la habilidad de distinguir. Aquellos sin la verdad no pueden percatarse de nada. Todo lo que pueden hacer es acatar las regulaciones.

Los israelitas que creyeron en Dios durante la Era de la Ley sólo supieron que Dios era llamado Jehová. Cuando el Dios encarnado llamado Jesús vino, los israelitas no lo reconocieron. Lo condenaron y hasta lo clavaron en la cruz. Aquellos que creen en Dios, pero resisten a Dios, todavía son enemigos de Dios y son la escoria que cree en Dios pero no reconoce a Dios. ¿Es significativa esa manera de creencia en Dios? Creer en Dios debe implicar conocer a Dios. Sólo el conocer a Dios puede resolver todos los problemas de corrupción. Sólo entonces pueden actuar con precisión en armonía con las intenciones de Dios de acuerdo con las palabras de Dios. Independientemente de cuándo venga Dios o cómo Dios haga Su obra, ¡aquellos que todavía pueden reconocer y obedecer a Dios son personas que le dan la bienvenida a Dios! Durante la Era de la Gracia, ninguna de las personas que creyeron en el Señor Jesús conocieron el carácter y la esencia de Dios. Como resultado, cuando el Señor Jesús vino una vez más durante los últimos días, hicieron su máximo esfuerzo para condenar y resistir a Dios, negar a Cristo y rechazar el camino verdadero. Clavaron a Cristo en la cruz una vez más. Aquellos que creyeron en el Señor Jesús y los que creyeron en Jehová Dios han cometido el mismo error. El cristianismo está caminando la misma senda que el judaísmo. Sólo reconocen el nombre de Dios, pero no conocen el carácter ni la esencia de Dios. Es por eso que cuando Dios aparece en una forma diferente para hacer la obra, resisten y condenan a Dios de la misma manera. Al final, todo lo que enfrentan es el castigo de Dios.

Hemos experimentado la obra de Dios de los últimos días. Dado que Dios expresó tantas verdades, tenemos un entendimiento genuino de Dios. Esto no es porque seamos más inteligentes que otras personas. Todo lo que se puede decir es que somos muy afortunados. Todo esto se debe a la gracia y gran amor de Dios. Si Dios no hubiera expresado tantas verdades para cambiarnos y salvarnos, ¡todavía seríamos personas muertas! Si el hombre se encuentra cara a cara con la experiencia de la obra de Dios y aun así no puede lograr un entendimiento de Dios, si el hombre enfrenta las palabras de Dios cada día y todavía es incapaz de entender la verdad y sigue confiando en las nociones religiosas y caminando su propio camino, entonces será designado como objetivo a ser eliminado. Todos los que son eliminados lo han sido porque no pueden entender la verdad. Esto se produce porque ellos no buscan la verdad. Independientemente de lo que Dios diga o haga, si las personas no entienden la verdad, ¿qué más son sino personas muertas y basura? ¿Por qué es que algunas personas entienden la verdad mientras otras no entienden la verdad, aunque ambas llevan una vida de iglesia y ambas han recibido riego y alimento? ¿Qué clase de problema es este? Aquellas que aman la verdad tienen razón y conciencia. Aquellas que se aburren con la verdad no tienen humanidad. En el exterior, la mayoría de las personas son más o menos iguales. La esencia y la calidad interna son diferentes en verdad. Un hombre se revela por si puede aceptar la verdad. Si alguien tiene humanidad se puede determinar de acuerdo a si puede aceptar la verdad y poner la verdad en práctica. Hay algunos líderes y colaboradores que inesperadamente no pueden reconocer los arreglos de la obra y la enseñanza de los de arriba. Un asunto tan sencillo ha confundido a todos estos así llamados “héroes”. ¿Cómo se puede distinguir la verdad y la falsedad de esto? Por un tiempo, se había convertido en la dificultad de todos. Alguien me preguntó cómo se puede distinguir esto. Dije: “Primero debes determinar si este arreglo o enseñanza te aportan un gran beneficio. ¿Sientes que hay una senda en eso? ¿Es la senda correcta? ¿Está de acuerdo con las palabras de Dios? Si fueras a dar un sermón o una enseñanza, ¿podría esto lograr tal resultado? Echa un vistazo a la persona que escribió este arreglo o enseñanza. ¿Tiene la verdad? ¿Qué persona lo puede comunicar de una manera tan completa y precisa? Si comparas de esta manera, serás capaz de llegar a una decisión”. ¿Pueden los anticristos tener la verdad? ¿Te pueden mostrar esta senda? Si no puedes reconocer esta situación, ¿es muy patético este tipo de estatura espiritual? Si un día Dios llega, ¿serás capaz de reconocerlo? Si Dios escribiera algo para ti, ¿serías capaz de reconocer que fue Dios quien lo escribió? ¿Puedes reconocer la voz de Dios? Si crees en Dios y buscas la verdad, pero no puedes cumplir este criterio, ¿eres alguien que ha sido salvado? Cuando Dios llegue, sin duda aún resistirás, traicionarás y condenarás a Dios. ¿Qué problema es este? Supón que eres alguien que busca genuinamente la verdad. Aunque nunca has visto el rostro de Dios, un día, de repente oyes la voz de Dios y eres capaz de reconocer a Dios. Este es alguien que de verdad ha sido salvado porque reconoce a Dios. Aquellos que pueden reconocer la voz de Dios y las palabras de Dios son personas que ya han sido salvadas. Lo que Dios obtendrá es precisamente esta clase de persona. Aquellos que pueden reconocer la voz de Dios y descubrir la verdad en ella son personas que tienen la verdad y pueden distinguir. Son aquellos que en verdad han sido salvados y se han convertido en sobrevivientes. Todos aquellos que no reconocen la voz de Dios son personas que no han sido salvadas. Serán eliminadas. Todos aquellos que no tienen la verdad serán eliminados porque son como los israelitas que sólo creyeron en el nombre de Jehová Dios y como el pueblo que creyó en el Señor Jesús. Sólo creen en el nombre de Dios y no reconocen a Dios. Sirven a Dios, pero atacan y juzgan a Dios. Han clavado a Dios en la cruz otra vez. Son personas que resisten y traicionan a Dios y que son eliminadas por Dios. Sólo aquellas que reconocen la voz de Dios son personas que han obtenido la verdad y la vida. Estas personas son las que son salvadas, aprobadas y reconocidas por Dios.

¿Por qué Pedro obtuvo la alabanza de Dios? Es porque Pedro en verdad entendió las palabras de Dios y pudo sentir las intenciones de Dios. Tuvo un entendimiento genuino de Dios, amó en verdad a Dios y fue capaz de ofrecer todo su ser a Dios. Esto nos deja ver que cuando Dios perfecciona a alguien, Él usa palabras para perfeccionarlo. El Espíritu Santo perfecciona a alguien para que pueda entender la verdad y conocer a Dios. Sólo aquellos que pueden estar conscientes de la verdad en la palabra de Dios, conocen genuinamente a Dios. La habilidad para hablar letras y doctrinas no es lo mismo que entender la verdad. Las doctrinas son sólo regulaciones. No tienen en su interior la esencia de las cosas positivas. Es por eso que aquellos que son buenos hablando doctrinas son personas que les encanta acatar las regulaciones. Sólo aquellos que entienden la verdad saben que acatar los principios es acatar la verdad. Cuando decimos que los que son buenos para hablar doctrinas no entienden al espíritu, esto es lo que queremos decir. Justo ahora, todos los desastres y las pruebas han llegado. Muchas personas tienen miedo de ser engañadas por los anticristos y de abandonar el camino verdadero. ¿Cómo se puede resolver este problema? Debes aprender a distinguir la esencia de los anticristos. Debes ver en verdad justo lo que hay dentro de estos anticristos y cuáles son sus motivos. Aquellos con la verdad, hacen la obra y hablan para dar testimonio de Dios y exaltar a Dios. Traen a otros delante de Dios y dejan que los demás pongan la palabra de Dios en práctica y obedezcan la obra de Dios. ¿No puedes ver si la obra de alguien tiene esta clase de sustancia y efecto? Los anticristos nunca dan testimonio de Dios ni exaltan a Dios. Tienen miedo de que si exaltan a Dios y dan testimonio de Dios, las personas los abandonarán y seguirán a Dios. Como resultado, pierden su estatus. Es por esto que los anticristos siempre elevan su propio estatus e identidad de cualquier manera posible. Anhelan que otras personas los traten como si fueran Cristo, Dios. Sólo si son tratados así sus corazones estarían satisfechos. ¿Podría ser que ni siquiera puedes distinguir esta clase de palabras con tales motivos ocultos? Especialmente les gusta malinterpretar las palabras de Dios con respecto a los métodos de la obra de Dios y agregar sus propias ideas. Externamente pareciera como si estuvieran comunicando las palabras de Dios. Pero, en realidad, ingeniosamente injertan su propio significado en las palabras de Dios. De esta manera, externamente, pareciera como si las personas creyeran en las palabras de Dios. Pero, en realidad, han aceptado el significado de Satanás, las distorsionadas palabras de Dios. Esta es la manera más traicionera en que los anticristos engañan a las personas. Si alguien no está familiarizado ni le quedan claras las palabras de Dios, es muy fácil que sea engañado. Satanás usó esta clase de táctica para embaucar a Eva a pecar. Aquellos que pueden distinguir, pueden reconocer sus siniestros motivos y despreciables propósitos a partir de las cosas que estos anticristos dicen y hacen. Aquellos que realmente entienden la verdad pueden descubrir directamente la esencia de las falacias, sus deliberaciones y propósitos a partir de las palabras de los anticristos. Como resultado, ven la fealdad de los anticristos de ser pobres, detestables, despreciables y malvados. De hecho, esto es algo que es muy fácil de distinguir. Para aquellos que entienden la verdad, no es difícil.

Lo que es relativamente difícil de distinguir son todas las clases diferentes de filosofías y teorías satánicas. Con el fin de distinguir todas las clases de venenos satánicos que pueden corromper a la humanidad, se requiere un profundo entendimiento de las palabras de Dios. Es algo que requiere mucho trabajo duro. Con respecto a todas las diferentes clases de falacias y a la naturaleza y esencia de los anticristos, estas son fáciles de distinguir. Puedes distinguir de inmediato cuando escuchas algo que no está de acuerdo con la verdad. Es como cuando alguien dice algo, para ti es fácil decir qué clase de deliberación o propósito tiene. Si no tuvieras la verdad en tu corazón, no serías capaz de distinguirla, independientemente de cuánto escuches. Y estarías confundido si escuchas más. En lo que respecta al habla engañosa, si no tienes la verdad, realmente serás impotente. Aquellos con la verdad, son de mente clara y observadores. Ven las cosas con mucha claridad. Una vez que la ven, entienden. Los que no tienen la verdad, tienen corazones oscuros. No pueden ver nada con claridad. No tienen principios ni criterios. Si se convierten en líderes y actúan como los porteros de la iglesia, esto es muy problemático. Algunas iglesias están controladas por esta clase de personas. Es extenuante para la familia de Dios distribuir partes del arreglo o del sermón. Las personas que los transmiten enfrentan el peligro y se topan con la pared. No importa lo que digan, no los lleva a ninguna parte. ¿Cuál es el estado del pueblo escogido de Dios que está en lugares donde los colaboradores y líderes no tienen la verdad? Si el pueblo escogido de Dios está controlado por personas que no tienen la verdad, que no oyen la voz de Dios ni ven los arreglos de los de arriba, ¿cuáles son las consecuencias de esto? Aunque externamente, pareciera que no ha sido engañado por los anticristos, sin embargo, ha perdido la provisión y el riego de los de arriba. ¿Puede vivir de manera independiente una vida de iglesia? ¿Pueden entrar en la verdad? ¿Pueden ser testimonio? ¿Serán realmente salvados?

Si aquellos sin la verdad se convierten en líderes y colaboradores, ¿proporcionarán riego y provisión reales para el pueblo escogido de Dios? Me preocupa que estos bebés recién despertados sean hundidos en dificultades y puestos a morir de hambre por estas personas inútiles. Esto es engañar a las personas, tenderles una trampa y arruinarlas. No sé cuántas de estas iglesias hay. Como líderes, no aceptan el arreglo de la obra de los de arriba y hasta condenan a las personas responsables de transmitir este arreglo como anticristos y engañadores. Estos colaboradores y líderes ni siquiera pueden distinguir con claridad lo que son los anticristos y engañadores. Condenan, aíslan y restringen a las personas al azar. A ciegas condenan a las personas sin ninguna base. Es terrible que las personas no tengan discernimiento. Además, es aún más terrible que al azar se atrevan a condenar, restringir y expulsar a las personas. No sólo estas personas son incapaces de distinguir, también son personas malvadas sin humanidad. Incluso son capaces de condenar y expulsar a las personas al azar. Si esto no es maldad, ¿qué es? Si alguien no puede distinguir, debe ser cauteloso cuando haga cosas. Eso es lo correcto que hay que hacer. Si cuando una persona no puede ver un asunto con claridad no lo hace caprichosamente y, si cuando no entiende puede buscar, esta clase de persona tiene al menos algún sentido y puede ser salvada. No será fácil para aquellas que se atreven a hacer el mal ser salvadas. Si las personas malvadas ostentan el poder en una iglesia, eso es un desastre para la iglesia. Esa es la pena del pueblo escogido de Dios. Aquellos que no tienen la verdad definitivamente no pueden servir a Dios. Incluso si sirven a Dios, en realidad están resistiendo a Dios y desempeñan el papel de los anticristos. Como resultado, recibirán la maldición y el castigo de Dios.

En la experiencia de la fe, aquellos que no han obtenido la verdad están en peligro. Los que, hasta ahora, no han entrado en el camino correcto de la fe en Dios están en peligro. Todos los que no han entrado en el camino correcto de la fe en Dios son: en primer lugar, fácilmente engañados por los anticristos; en segundo lugar, fácilmente engañados por toda clase de obras de los espíritus malignos; en tercer lugar, fácilmente engañados por las confusas sendas falsas de los estafadores religiosos; en cuarto lugar, fácilmente engañados por los espíritus malignos y por las formas de cultos malvados; en quinto lugar, fáciles para aceptar la hechicería herética, como ser arrebatados vivos, ser los hijos primogénitos e hijos amados de Dios, ser Dios, etc.; en sexto lugar, fácilmente engañados por toda clase de teorías religiosas y pensamientos científicos. En resumen, aquellos que no tienen la verdad buscarán el conocimiento e irán por su propio camino. Buscarán una senda que sientan que es buena, una senda que esté más de acuerdo con las nociones del hombre, una senda para lograr deseos extravagantes. ¿Por qué es que algunas personas caen y buscan otras maneras cuando encuentran contratiempos, después de creer en Dios por un período de tiempo? Algunas personas que han creído en Dios por un periodo de tiempo regresan al mundo porque no están interesadas en la verdad. Antes de obtener la verdad, las personas son inestables y piensan en el pasado y el futuro. ¡No son confiables en absoluto! No saben cómo serán hoy y en qué clase de condiciones degenerarán mañana. Las que no tienen la verdad son personas inestables. Creen en una manera de pensar hoy, mañana están investigando otra teoría y al día siguiente quién sabe por qué nociones están controladas. Hoy, han decidido hacer esto, mañana están haciendo aquello. Sus planes cambian constantemente. No pueden buscar la verdad de una manera consistente ni se aferran al camino verdadero. Algunas personas ni siquiera son capaces de soportar la poda y trato. Son incapaces de soportar un golpe más grande. No sabrían qué hacer si el desastre o el refinamiento llegan. Las personas creen que sólo las cosas que las personas absurdas dicen y hacen son absurdas. De hecho, la mayoría de las personas que no tienen la verdad son absurdas. Todo el mundo ha hecho muchas cosas absurdas durante sus vidas que son difíciles de olvidar. ¿Por qué es esto? Aquellos que no tienen la verdad también están sin vida. ¿Cómo son los que no tienen la verdad diferentes de los animales?

Dios salva a las personas para que obtengan la verdad de Dios. Las que han obtenido la verdad tendrán vida. Con verdadera vida, tendrán un propósito en la vida. Sabrán por qué están viviendo y cómo vivir para que sus vidas tengan valor y significado. También sabrán qué deberes deben cumplir bien para no vivir en vano. Cuando vean estos asuntos con claridad, sus perspectivas sobre la existencia y el valor habrán cambiado. Su manera de vivir habrá cambiado y empezarán a pasar una nueva página. Si alguien obtiene la verdad, todo acerca de él, incluyendo la manera en que vive, cambiará. Tendrá la semejanza de un ser humano genuino. En este punto, sus frustraciones, dolor y confusión habrán disminuido mucho. En su interior, las cosas que pertenecen a Satanás habrán sido quitadas. No será afectado por todo tipo de herejías y falacias. La oscuridad y maldad del mundo ya no estarán conectadas a él. ¿No habrán disminuido mucho sus problemas? Los pensamientos de aquellos que no tienen la verdad son demasiado complicados. Sus problemas aumentan en cualquier momento. Algunas personas, cuando descubren algunas cosas nuevas, las conectan con su fe en Dios. Cuando ven algún fenómeno extraño en los cielos, imaginan que tal vez Dios vendrá. Cuando oyen el trueno, piensan que Dios está enojado y que tal vez matará a las personas. Son recelosas y se dejan enredar en fantasías todo el día. Los pensamientos de esta clase de personas son demasiado complicados y son muy problemáticos. ¡Fíjate qué cansadas están las personas que no tienen la verdad! Cuando las personas obtienen la verdad, ya no están tan afligidas. Independientemente de la situación, con la verdad, la pueden ver de una manera precisa y correcta. No están afligidas en absoluto y no hay interferencia en absoluto cuando buscan la verdad. Aquellas que no han entrado en el camino correcto de la fe en Dios están en peligro. Aquellas que no conocen la obra de Dios de los últimos días son personas que no tienen una base. Es muy fácil que sean secuestradas por Satanás.

Sólo aquellos que tienen la verdad son seres humanos genuinos. Aquellos que no tienen la verdad son como demonios. No tienen la semejanza de un ser humano. Los criterios para la salvación del hombre son: obtener la verdad y vivir la semejanza de un ser humano. Aquellos que han obtenido la verdad saben cómo se deben comportar en cualquier momento dado, porque ellos mismos son seres humanos y saben cómo cumplir con los deberes de un ser humano. Si otras personas los tratan como si fueran Dios, sentirán miedo y turbación. Se negarán a sí mismos sin demora y dejarán que los demás adoren a Dios. Las personas con razón no ocuparán el estatus equivocado, mucho menos permitirán que otros las alaben o las admiren. Algunas personas esperan que los demás las admiren. Desean que los demás las trataran como si fueran Dios. Cuando alguien las confunde con Dios, en el exterior, permanecen calmadas y serenas, pero dentro de sus corazones lo disfrutan. No explican la situación en absoluto a sus admiradores. ¿Qué clase de naturaleza humana tiene esta clase de personas? Claramente, han ofendido el carácter de Dios y no están de acuerdo. De verdad, no son racionales en absoluto. ¿Son dignas de servir a Dios? Estas personas que no tienen razón son exactamente lo mismo que Satanás y que el gran dragón rojo. De verdad, ¡no tienen sentido de la vergüenza! Los hombres que creen en Dios, pero no buscan la verdad, siempre quieren satisfacer deseos extravagantes y convertirse en Dios; ¿acaso no son demonios? Las personas creen en Dios para alcanzar la salvación y para vivir la semejanza de un ser humano genuino. Quieren convertirse en personas que tienen la verdad y que tienen humanidad. Si las personas quieren convertirse en Dios, ¿no sólo son Satanás? Los budistas y taoístas no adoran al Dios verdadero. Practican el ascetismo para poder convertirse en Dios. Intentan todo tipo de cosas para convertirse en Dios. Siempre están buscando panaceas. Practican todos los días y están ansiosas por encontrar atajos para convertirse en Dios. Buscan una secta o denominación para convertirse en Dios para poder tener sus deseos cumplidos. ¿Cuál es el resultado? No son exitosas. Al final todas fracasan. Al final, todos estos espíritus malignos serán exterminados por Dios. La naturaleza de Satanás es estar en igualdad de condiciones con Dios. Quiere convertirse en Dios y gobernar sobre todas las cosas. ¿Qué es Satanás? No tiene ninguna verdad, sin embargo, quiere controlar y dominar a la raza humana. Quiere que la raza humana lo adore. El resultado es que corrompe a la raza humana hasta que toda se convierte en demonios inmundos. Aun así, no está convencido y hasta quiere ser gobernador del universo. La obra de toda clase de espíritus malignos tiene esta naturaleza. Actualmente, la raza humana corrupta también tiene la ambición de Satanás. Se quiere convertir en gobernadora del mundo y en gobernadora del universo. ¿No es esta una naturaleza demoniaca? ¿No es esto exactamente lo mismo que Satanás? El hombre es el hombre, debe tener esta razón. Si el hombre puede cumplir bien sus deberes, ya es muy bueno. Si puede vivir la semejanza de un ser humano genuino, ya es muy exitoso. ¿Se puede lograr este resultado sin la verdad? Algunas personas dicen que ya que las palabras de Dios son todo lo que es la vida de Dios, si aceptamos la palabra de Dios como la vida, ¿tendríamos entonces la vida de Dios? Si el hombre tiene la vida de Dios, ¿se ha convertido en Dios? ¿Es correcto esto? Claramente no lo es. Las palabras de Dios son palabras de vida que Dios ha dado a la raza humana. No son la esencia de la vida de Dios. Las palabras que Dios usa para juzgar y castigar al hombre representan el carácter de Dios y el ser de la vida de Dios. Sin embargo, esto forma una parte extremadamente pequeña de la vida de Dios. Es como una gota en el océano que está en la vida de Dios. La verdad que el hombre obtiene de las palabras de Dios comparada con la esencia de la vida de Dios es infinitamente diferente. ¿Cómo puedes decir que tienes la vida de Dios? A las personas les gusta ver las cosas usando un pensamiento lógico. Sin embargo, este método no funciona cuando se aplica a asuntos espirituales. Por ejemplo, Jesús es el hijo de Dios. Jesús nos llamó Sus hermanos. Ahora bien, ¿quiere decir esto que también somos hijos de Dios? ¿Es eso correcto? Claramente no lo es. El hombre debe ser racional. No seas delusivo ni quieras abarcar mucho y apretar poco. Las palabras de Dios nunca nos permiten buscar convertirnos en hijos ni en hijos primogénitos de Dios. Más bien, Dios exige que nos volvamos personas honestas y buenas. ¿Todavía no entiendes esto? El hombre debe ser racional y cumplir sus deberes para que pueda ser aceptable a Dios. Si el hombre es hijo de Dios y qué clase de hombres son los hijos primogénitos de Dios, sólo las palabras de Dios pueden determinar esto con precisión. Si el hombre no entiende las intenciones de Dios, es fácil que malinterprete las palabras de Dios, se fije un objetivo de búsqueda equivocado y tome la senda equivocada.

Justo ahora, Dios obra con el fin de salvar a la raza humana corrupta. El objetivo que el hombre busca es ser salvado y convertirse en una persona honesta. Esta es la forma de práctica más racional y diligente. Todos aquellos que siempre quieren convertirse en Dios o fingen ser Cristo son demoniacos. Las personas ambiciosas son demonios malvados. ¡Deben ser exterminadas! De hecho, si el hombre obtiene las palabras de Dios como vida, definitivamente no tiene la vida ni esencia de Dios. Esto es algo que el hombre debe tener claro. Cuando el hombre obtiene la palabra de Dios como vida, sólo se convierte en un recién creado por Dios. Estas personas simplemente acaban de ser actualizadas. La esencia de vida del hombre sigue siendo el hombre, no es Dios. Estos seres humanos recién creados no pueden ser corrompidos por Satanás. Son capaces de obedecer y adorar a Dios y satisfacer las intenciones de Dios. Estos son los resultados que Dios espera lograr al salvar a la humanidad. Al leer las palabras de Dios, uno debe aprender a entender las intenciones de Dios leyendo las palabras de Dios exhaustivamente y no puede citar las palabras de Dios fuera de contexto e indiscriminadamente hacer un escándalo de algo. Estas personas tienen una naturaleza satánica y su carácter es arrogante y engreído. No tienen corazones que teman a Dios y es fácil que sean engañadas por Satanás y que caminen por la senda del anticristo de resistir y traicionar a Dios.

Actualmente, buscamos convertirnos en personas honestas de acuerdo con las intenciones de Dios. Algunas personas han entrado un poco y han cambiado un poco. Sin embargo, algunas personas no están interesadas en convertirse en personas. Buscan más logros y se quieren convertir en los hijos primogénitos e hijos amados de Dios. Estas personas están realmente en peligro. No cambian su naturaleza y son demoniacas, y es muy fácil que cometan herejía y que sean poseídas por espíritus malignos. El hombre no entiende las intenciones de Dios y no le queda claro qué exigencias Dios tiene para el hombre. No cumple sus deberes y abarca mucho pero aprieta poco. ¡Esto es muy peligroso! Si el hombre se desvía de las palabras de Dios, comete herejía. Si abandona la verdad, entonces se desvía del camino verdadero. Estas personas que no cumplen con sus deberes no tienen la verdad. Su carácter de vida definitivamente no ha cambiado y son iguales a los demonios satánicos. Algunas personas que creen en Dios siempre buscan ser bendecidas. Tienen miedo de morir. Quieren tener vidas largas y no morir. ¿Cuál es el significado de esto? Si no tienes la verdad y vives por mil o diez mil años, ¿no sigues siendo Satanás? Si haces demasiada maldad y si haces maldades por mil o diez mil años, ¡tu castigo será aún mayor! Si el hombre obtiene la verdad, cumple sus deberes y vive la semejanza de un ser humano genuino, aun cuando sólo viva por 10 ó 20 años, sigue siendo un ser humano genuino y alguien que es bendecido por Dios. El alma de esta clase de persona no morirá. Reencarnará. El foco no debe estar en la duración de la propia vida física, sino más bien en si uno vive la semejanza de un ser humano genuino y la vida humana verdadera. Esto es lo que es más crucial y fundamental. Estos son los resultados que Dios tiene la intención de lograr por medio de Su obra.

La vida y la muerte del hombre están ambas en las manos de Dios. Permite que Dios lo arregle y obedece el arreglo de Dios. Esta es la decisión más sensata. Independientemente de qué desastres y refinamiento te sucedan, sólo busca dar testimonio de Dios y satisfacer a Dios y esto es lo que dará a tu corazón el mayor consuelo y gozo. Para una creación satisfacer al Creador, es un gran honor y es el ejemplo más básico de piedad filial. ¡Esto es profundamente significativo con respecto a cómo vive uno como un ser humano! Ser un hombre auténtico no es fácil. Requiere mucha verdad. ¡No es sencillo en absoluto! ¡Es muy significativo! El estatus que Dios le da al hombre es muy elevado. No es fácil que nosotros lo veamos. Para la raza humana creada, recibir la aprobación del Creador es el más grande honor de una creación. Toda la verdad que Dios ha expresado es la vida que se otorga sobre la raza humana. Creer en Dios y alcanzar la salvación requiere que uno deba entender la voluntad y las exigencias de Dios. Lo que Dios exige que el hombre tenga es la vida que el hombre debe obtener. Si el hombre va a creer en Dios, debe seguir de cerca este objetivo y buscarlo persistentemente. Debe usar toda su fuerza para seguir adelante. Tarde o temprano obtendrá la verdad. Este es un ejemplo de alguien con fe. Durante tu vida, aparte de buscar la verdad, todos los otros asuntos son insignificantes. Esto es precisamente como dice la Biblia: “Todas las obras que se han hecho bajo el sol, y he aquí, todo es vanidad y correr tras el viento”. Esto es completamente cierto. Algunas personas han creído en Dios muchos años pero no han obtenido la verdad. Se sienten desalentadas y creen que la fe no tiene sentido. ¿Por qué no buscar algo más práctico como la riqueza? Estas personas son absurdas. Independientemente de cuánto tiempo alguien crea en Dios, si no busca la verdad, ¿cómo puede obtener la verdad? ¡La verdad no muestra favoritismos! Veo a muchas personas que creen en Dios buscando estatus. Se enfocan en la vanidad. Cuanto más alto su estatus, más vigorosa se vuelve su fe. Algunas personas incluso dicen: “En tanto que me pueda convertir en un líder y servir toda mi vida, estaría satisfecho incluso si no obtengo nada más”. ¿Puede esta clase de persona obtener la verdad? Aquellas sin la verdad, ¿tienen humanidad? Al final, no son bienvenidas a donde sea que vayan y no se llevan bien con nadie que conozcan. No tienen ninguna humanidad. ¿Cuál es el sentido de vivir por el estatus? Si has obtenido la verdad, incluso si no tienes estatus, serás capaz de comunicar la verdad, dar testimonio de Dios y beneficiar y edificar a los demás. Independientemente de cuál sea el entorno, serás capaz de cumplir tus deberes y responsabilidades. Si vives así, tu corazón tendrá consuelo y gozo. ¿No es esto significativo? El hombre tiene conciencia y razón. Este sentimiento de conciencia es muy importante y se relaciona con asuntos espirituales. Es maravilloso. Este es el criterio básico para un ser humano. Si el hombre obtiene la verdad y todo se basa en la verdad, su conciencia será mucho más efectiva. Si el hombre tiene los principios y los criterios de la verdad, será capaz de vivir la semejanza de un ser humano. Esto está completamente de acuerdo con la voluntad de Dios. ¡Qué feliz y agradable! Si crees en Dios por muchos años y ni siquiera tienes una humanidad normal y estás completamente controlado por tu naturaleza satánica, eres un completo fracaso. Si no tienes ninguna verdad en absoluto, cuánto dolor sentirás en tu corazón viviendo dentro de la oscuridad y la aflicción. ¿Hay alguna diferencia entre esto y el infierno?

Lo más importante cuando se trata de creer en Dios es la forma en que alguien busca la verdad. No importa cuántos años alguien haya creído en Dios. Todos los pastores religiosos han estudiado teología y han predicado por toda la vida, sin embargo, no tienen un cambio en su carácter de vida. ¿Cómo podrían tener la semejanza de un hombre real? Si alguien no tiene la verdad, independientemente de qué estatus tenga o cuánta teología haya estudiado, no tiene sentido. Sólo engaña y atrapa a las personas. Hay algunas personas que no son cultas, sin embargo, les encanta buscar la verdad. Si oyen que alguien entiende la verdad y se comunica de manera realista, ansiarán ponerse en contacto con esa persona. Sus corazones piensan constantemente en las palabras de Dios y buscan la verdad. Independientemente de qué dificultades enfrenten, oran a Dios y se comunican con los demás. Confían en buscar la verdad para resolver sus problemas. Esta clase de persona es alguien que busca la verdad. Sólo le tomará unos cuantos años poder obtener la verdad y los cambios. Obtener la verdad no depende de cuán culta sea una persona. Las únicas cosas que importan son su voluntad y calibre. Aquellos que obtienen la verdad son personas que tienen realidad. Cuando obtengas un poco de la verdad, cambiarás un poco. Cuando entiendas un poco de la verdad, tu perspectiva sobre las cosas cambiará un poco. La manera en que hablas y haces las cosas cambiará un poco. Si realmente te percatas de la oscuridad del mundo, si te percatas de la esencia y de la causa de la oscuridad del mundo, la manera en que ves el mundo cambiará. Llegado este punto, la corriente del mundo ya no te atraerá. Esto se debe a que ya no estás interesado en el mundo. De hecho, hasta lo odiarás. Tu corazón ya ha regresado a Dios. Satanás ya no será capaz de seducirte. ¿Dirías que esta persona ha cambiado? Este es un cambio muy claro. Debes ser capaz de verlo.

Si alguien obtiene la verdad y es capaz de ver las intenciones de todo tipo de personas, cuando mire a otras personas no se enfocará en las apariencias externas ni en los temperamentos. Más bien, se enfocará en si el corazón de una persona es bueno o no y en si ama la verdad. Este es el aspecto más fundamental. ¿Ha cambiado esta persona? Su amor y odio y su preferencia ya han cambiado. Aquellas que tienen la verdad tienen principios cuando se trata de interactuar con otros. Son personas honestas y son sabias. Las cosas que dicen también son muy realistas. No dicen cosas vacías ni participan en saludos convencionales vacíos. Además, no tienen una psicología traicionera ni usan palabras tentadoras. Dicen cosas sinceras y honestas que hacen que los demás se sientan cómodos y cercanos. ¿Han cambiado estas personas? Aquellas con la verdad oran a menudo y buscan cuando cumplen con sus deberes. Investigan la voluntad de Dios y son capaces de cumplir con exactitud sus deberes de acuerdo a las exigencias de Dios. Con el fin de satisfacer a Dios y corresponder al amor de Dios no se permiten hacer sólo las cosas mecánicamente. Están dispuestas a sufrir por poner la verdad en práctica. Sólo se sienten consoladas en su conciencia si son devotas. ¿Ha cambiado esta clase de persona? Independientemente de qué aspecto de la verdad alguien haya obtenido, será capaz de cambiar algo. Esto es un hecho. Aquellas sin la verdad son incapaces de percatarse de estos asuntos. Sólo aquellas con la verdad son capaces de percatarse de las condiciones de otras personas, y sus palabras son precisas y de acuerdo con la realidad. Una vez que entendemos con claridad todos los aspectos de la verdad que Dios expresa, nuestras perspectivas cambiarán fundamental y completamente. Nuestro carácter de vida será cambiado por completo. En ese momento, estaremos viviendo la semejanza de un hombre auténtico y habremos cumplido los criterios de una persona honesta. Esto es lo que quiere decir ser alguien que ha sido perfeccionado por Dios. Estos son los resultados que Dios pretende lograr para salvar a la raza humana con Su obra.

El objetivo de buscar la verdad es convertirse en una persona honesta, un hombre auténtico. Si quieres convertirte en una persona honesta, un hombre auténtico, debes buscar la verdad. Todos somos personas que hemos sido corrompidas por Satanás. A todos nos queda claro cuán pobre, patética, necia, ignorante, ciega y oscura es la raza humana corrupta. Estas personas viven en pecado. Viven para satisfacer sus deseos carnales. Viven para sí mismas de una manera egoísta y despreciable. No son diferentes de los animales. Después de que hayamos experimentado el juicio y castigo de Dios, conocemos nuestra propia corrupción y vemos la salvación de Dios. Estamos dispuestos a seguir y obedecer a Dios. Sin embargo, debido a que nuestro entendimiento de la verdad es demasiado deficiente y no somos capaces de diferenciar, no sabemos cómo actuar de acuerdo con la verdad cuando nos encontramos con todo tipo de cosas. Nuestra estatura espiritual es, de hecho, demasiado pequeña. No podemos hacer nada bien. Si la obra de Dios en verdad termina en este momento y Dios ya no habla para guiarnos, ¿podremos seguir comiendo y bebiendo las palabras de Dios y buscando la verdad? ¿Podremos seguir acatando las palabras y la encomienda de Dios? ¿Podremos seguir obedeciendo a Dios hasta el final? ¿Seremos devotos y adoraremos a Dios? ¿Podremos reconocer a Dios cuando llegue? ¿Podremos mantenernos firmes y sobrevivir? Realmente no podemos decirlo. No sabemos cuánto tiempo podremos durar si nos coloca en medio del desastre y la prueba. Ni siquiera podemos decir si podremos reconocer a Dios cuando Él venga. ¿No serían engañadas algunas personas y negarían a Dios? ¿No se distanciarían algunas personas de Dios cuando llegue el desastre? Durante este tiempo, todo tipo de anticristos y engañadores deambularán, buscando por todas partes a alguien a quien devorar. Si no tienes la verdad, ¿podrás responderles? Hay muchos problemas y dificultades que nos sucederán. Todo tipo de desastres y refinamientos nos sucederán. Aquellos sin la verdad no podrán resolverlos. Por ejemplo, 1) el peligro de todo tipo de anticristos y engañadores requiere de la verdad para manejarlo. Si no tienes la verdad, no podrás mantenerte firme; 2) el peligro de la obra de todo tipo de espíritus malignos requiere de la verdad para manejarlo. Aquellos sin la verdad no podrán mantenerse firmes; 3) el peligro de todo tipo de embusteros religiosos requiere de la verdad para manejarlo. Si no tienes la verdad, no podrás mantenerte firme; 4) el peligro de todo tipo de cultos malvados y hechicería requiere de la verdad para manejarlo. Aquellos sin la verdad no podrán mantenerse firmes; 5) el peligro de ser engañado por varias señales y prodigios o por fenómenos macabros requiere de la verdad para manejarlo. Si no tienes la verdad, no podrás mantenerte firme; 6) el peligro de toda clase de desastres y de la muerte nos sucede. Aquellos sin la verdad no podrán mantenerse firmes. Básicamente, todos los que no tienen la verdad pueden colapsar fácilmente en medio de toda clase de desastres y refinamiento. Actualmente, la estatura espiritual del pueblo escogido de Dios todavía es demasiado pequeña. La mayoría de las personas ni siquiera puede juzgar con claridad si el arreglo de la obra o la enseñanza son de los de arriba. Ni siquiera tiene la habilidad para diferenciar esto. ¿No es esto muy lamentable? Algunas personas incluso tratan a la persona que transmite el arreglo de la obra como un anticristo o embustero. No sólo esta clase de persona no tiene la verdad, sino que ni siquiera tiene la razón de una persona normal. Es capaz de correr fuera de control, hacer el mal y resistir a Dios. En verdad, esta persona no tiene ni un poco de humanidad. Si se encuentra con estos seis aspectos de desastres y pruebas, definitivamente no podrá mantenerse firme. Inevitablemente caerá. Aquellos que tienen la verdad son, después de todo, una pequeña minoría. La mayoría de las personas no tiene la verdad porque no busca la verdad. Es por eso que es muy difícil que alcance la salvación.

Justo ahora, es muy peligroso si no buscas la verdad arduamente. Si esperas a que los desastres y las pruebas te sucedan, será demasiado tarde. Estos desastres y pruebas ya nos han sucedido. Algunas personas ya han colapsado. Si no te equipas rápidamente con la verdad, me temo que la mayoría de las personas estará en peligro. Esto se debe a que el entorno actual es muy vil. Las personas ya no pueden disfrutar el suministro y el riego normales. Si no hay personas que entiendan la verdad regándote y alimentándote, es aún más difícil obtener la verdad. Para que un hombre busque la verdad y alcance la salvación, debe trabajar duro y pagar un precio antes de que pueda lograr resultados. Ser engañado y seguir anticristos no requiere de ningún esfuerzo ni de que busques la verdad. Si sólo sigues a la multitud a ciegas terminarás en el abismo del infierno. Es muy fácil seguir a los anticristos. Sólo verlos, escuchar sus palabras y creer en ellos te hará ir al infierno. No hay necesidad de buscar la verdad. ¡Es tan sencillo! Para Satanás es fácil corromper a los hombres. Para Dios es difícil salvarlos. Es similar a la facilidad con la que te enfermas y la dificultad con la que te curas. ¿Qué senda escogerás? La senda de buscar la verdad implica sufrir y pagar el precio, pero también quiere decir que serás salvado. Anhelar la senda de la comodidad simplifica las cosas. Todo lo que necesitas ser es atolondrado. Seguir anticristos no implica buscar la verdad. Siempre y cuando escuches lo que tienen que decir y les dones dinero, está bien. ¿Puedes diferenciar a los anticristos? En tanto que ponderes y entiendas con claridad las siguientes preguntas, estará bien. Solamente, ¿en qué Dios creen los anticristos? ¿Quién puede decir esto con claridad? De hecho, ellos creen en sí mismos. ¿Son ellos personas que obedecen la obra de Dios? ¿Tienen experiencias y testimonios reales? Tienen dudas de las palabras de Dios y juzgan y condenan al hombre usado por el Espíritu Santo. ¿No es esto resistir a Dios y desmantelar la obra de Dios? ¿Les ha dado Dios Todopoderoso testimonio? ¿Les ha dado testimonio el Espíritu Santo? De las personas entre el pueblo escogido de Dios que buscan la verdad, ¿cuántos los reconocen? ¿Son personas que dan testimonio de Dios Todopoderoso y que exaltan a Dios Todopoderoso? ¿Dónde están sus palabras que exaltan a Dios y dan testimonio de Dios? ¿Dónde está la manifestación de su obediencia a Dios? ¿Dónde están su conciencia y razón? ¿Obedecen la obra del hombre usado por el Espíritu Santo? ¿Qué experiencia y testimonio tienen ellos que otras personas reconocerían y alabarían? ¿Pueden ellos comunicar la verdad públicamente y convencer a la mayoría de las personas? ¿Qué aspecto de la verdad pueden ellos comunicar con claridad para que el pueblo escogido de Dios pueda beneficiarse realmente? ¿Pueden escribir un libro que realmente exprese el experimentar y testificar las palabras de Dios Todopoderoso y que sería reconocido por el pueblo escogido de Dios? De estas preguntas podemos llegar a un veredicto: estas personas no creen en Dios Todopoderoso, mucho menos obedecen la obra de Dios Todopoderoso. Además, no son personas que den testimonio de Dios ni exalten a Dios. Más bien, son personas que sospechan, juzgan y blasfeman a Dios. También calumnian y atacan al hombre usado por el Espíritu Santo. Son las principales culpables que perturban y desmantelan la obra de Dios Todopoderoso. Son demonios malvados que actúan ostentosamente y estafan, engañan, seducen y controlan a otras personas. Son degenerados que roban las ofrendas que el pueblo escogido de Dios ofrece a Dios Todopoderoso. Son siervos satánicos que maliciosamente atacan a Dios y se oponen a Dios. Son los enemigos de Dios y son los enemigos del pueblo escogido de Dios. Todo tipo de anticristos son estafadores religiosos. Creen en sí mismos y son una banda de mendigos que viven de la iglesia. En varias partes del país, ya han timado millones de las ofrendas que el pueblo escogido de Dios ha ofrecido a Dios. Quienquiera que siga a estos demonios es traidor a Dios. Al final, se encontrarán con el castigo y la maldición de Dios y se hundirán en el olvido y la muerte. Definitivamente no tendrán un buen final. En esta acalorada batalla que está ocurriendo justo ahora entre Dios y Satanás, el gran dragón rojo, el deceso de Satanás, ya ha sido determinado por Dios hace mucho tiempo. Actualmente, Satanás ya ha fracasado. Justo ahora, está en su lucha final. ¡Al pueblo escogido de Dios le debe quedar claro cómo debe buscar la verdad, mantenerse firme y dar testimonio!

15 de junio de 2009

Anterior:Un vistazo a la esencia de la humanidad corrupta a partir de las concepciones del hombre

Siguiente:Si uno debe de entrar a la realidad, debe resolver el problema de acatar las reglas

También podría gustarte