App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Provisión para la vida: Recopilación de sermones

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

18. Ver las Intenciones de la Naturaleza y de la Esencia de los Anticristos para Penetrar en Las Artimañas y Las Maquinaciones de Satanás

Al experimentar la obra de Dios de los últimos días, el pueblo escogido de Dios siempre está acompañado por los engaños y los disturbios de Satanás, así como por la persecución, la opresión, el arresto y el monitoreo del gran dragón rojo. Además, también están la restricción, la represión, la estratagema y el control de los falsos líderes y los anticristos escondidos en todos los niveles de la iglesia, así como una variedad de rumores, ataques, juicios y calumnias de los anticristos de la comunidad religiosa. Todas estas cosas amenazan seriamente al pueblo escogido de Dios, trayendo enormes obstáculos y amenazas a todos aquellos que buscan la verdad y la aparición de Dios y que aceptan y se someten a la obra de Dios. Las fuerzas de Satanás interrumpen la obra de Dios de una manera muy abierta y con un solo objetivo, que es no permitirle al pueblo escogido de Dios entender la verdad y entrar en el camino correcto de creer en Dios. Las fuerzas de Satanás bloquean al pueblo escogido de Dios para que no conozca a Dios, logrando así la salvación, y quieren que el plan para la obra de la salvación de la humanidad quede en nada para que Satanás, los diablos puedan controlar para siempre a la humanidad corrupta. En años recientes, los falsos líderes y los anticristos, escondiéndose en las iglesias por todas partes, han estado difundiendo varios rumores con el fin de negar las palabras de Dios así como juzgar, calumniar y atacar al hombre usado por el Espíritu Santo. Incluso yendo hasta el extremo de decir tal tontería como que las palabras de Dios han sido tergiversadas por el hombre usado por el Espíritu Santo, que “Los Diez Decretos Administrativos” fueron escritos por el hombre. También dijeron que el libro “La Palabra manifestada en carne” contiene las palabras del hombre. Todas estas son mentiras de Satanás. Para revelar tales mentiras y penetrar en las artimañas de Satanás, debemos saber que toda la obra de Dios es llevada a cabo por Dios mismo y que nadie más puede participar en ella. También debemos saber que el hombre usado por el Espíritu Santo está obrando en coordinación con la obra de Dios. Además también debemos creer que Dios es todopoderoso, que el carácter justo de Dios no puede ser ofendido por nadie, que la obra de Dios de los últimos días es la obra final que salvará a la humanidad y terminará la era y que es algo que las fuerzas de Satanás no pueden contener ni reemplazar. Si las personas tienen un conocimiento real de la sustancia y el carácter de Dios, entonces creerán que nadie se atrevería a cambiar las palabras de Dios y entonces serán capaces de penetrar en las artimañas de Satanás. El pueblo escogido de Dios debe entender claramente que la naturaleza de cambiar las palabras de Dios es una ofensa directa del carácter de Dios. Si cualquiera ha decidido que las palabras de Dios han sido cambiadas por el hombre, entonces él también está dudando que Dios es todopoderoso e incluso está dudando más que el carácter de Dios es justicia, majestad e ira. Dios ha terminado con la vida de ciertas personas durante Su obra en cada era. El carácter de Dios no puede ser ofendido y esta es la verdad.

Cuando Dios estaba usando a Moisés durante la Era de la Ley, aquellos hombres que se opusieron a Moisés fueron aniquilados en ese momento. ¿Fue obstruida o reprimida la obra de Dios? Para nada. Los israelitas, finalmente, fueron llevados a la buena tierra de Canaán. Durante la Era de la Gracia, Jesús fue encarnado para llevar a cabo la obra. Después de que Jesús había predicado durante tres años, cuando se necesitaba la crucifixión para completar Su obra de redención, se necesitó a Satanás para prestar servicio para Él y así Judas apareció para traicionar a Jesús, que resultó en Jesús muriendo en la cruz. Puede parecer como si la obra de Jesús fue reprimida por Judas pero de hecho fue lo opuesto: La traición de Judas en realidad logró el plan de Dios de ser encarnado para salvar a la humanidad. ¿Fue arruinada por Satanás la obra de Dios durante la Era de la Gracia? No. El servicio que fue prestado por Satanás realmente logró la obra de Dios. Ahora, durante la Era del Reino, todo tipo de anticristos están engañando y perturbando al pueblo escogido de Dios. También están inventando varios rumores para negar a Cristo, para negar a Dios encarnado. Incluso inventan varios rumores para negar las palabras de Dios, para negar la esencia de las verdades en las palabras de Dios. Dicen que las palabras de Dios han sido alteradas por el hombre. Intentan evitar que el pueblo escogido de Dios coma y beba las palabras de Dios, que busque la verdad, que entre en el camino correcto de creer en Dios. Incluso están inventando varios rumores sobre el hombre usado por el Espíritu Santo, juzgándolo y calumniándolo. Esto es igual a la naturaleza de aquellos hombres que se opusieron a Moisés durante la Era de la Ley. Pensaron que siempre y cuando hayan derrotado al hombre usado por el Espíritu Santo, tal que el pueblo escogido de Dios es separado de su liderazgo y su provisión, entonces pueden controlar con éxito al pueblo escogido de Dios. Tal es la maquinación de Satanás. Sin embargo, claramente podemos ver un hecho: La mayoría del pueblo escogido de Dios ya ha entendido la verdad, ya son capaces de discernir a Satanás. Dios ya ha completado Su obra en China continental y aquellas personas con verdadera fe en Dios que han sido preseleccionadas por Dios ya han entrado en el camino correcto de creer en Dios. Todas aquellas en la iglesia están con su propia clase y ahora es el tiempo para la cosecha. Dios ciertamente ha hecho un grupo de vencedores y aquellos que han sido hechos completos por Dios nunca pueden ser engañados ni corrompidos por las fuerzas de Satanás porque estas personas ya han entendido la verdad, ya han obtenido un entendimiento real de Dios y ya han obtenido un testigo glorioso durante la caída del gran dragón rojo. Estas personas ya le pertenecen a Dios así que nunca pueden ser arrebatadas por Satanás. Mientras que cada paso de la obra de Dios está lleno de intensas batallas, así como combates de vida o muerte con las fuerzas de Satanás, Dios ha ganado al final y Satanás es el que finalmente ha perdido. Las fuerzas del mal de Satanás siempre fracasarán al final porque la obra de Dios no puede ser refrenada por ninguna fuerza. Así como dicen las palabras de Dios: “El reino se está expandiendo entre la humanidad, se está formando entre la humanidad, se está erigiendo entre la humanidad; no hay fuerza que pueda destruir Mi reino”. Permíteme ahora refutar varias mentiras y falacias de algunos anticristos:

I. Los anticristos dicen que las palabras de Dios han sido alteradas por el hombre usado por el Espíritu Santo. Esta es una gran mentira. El pueblo escogido de Dios no debe creer las palabras de los anticristos y debemos creer que las palabras de Dios son verdaderas, que Satanás ha estado diciendo mentiras desde el mismo principio y que todos aquellos que mienten encajan con los diablos. Creer en Dios es creer que las palabras de Dios son auténticas, que las palabras de Dios son la verdad. Debemos creer en lo que sea que Dios diga, debemos creer que sólo Dios tiene verdadero amor por la humanidad, que Dios puede salvar a los hombres, que todos aquellos anticristos que encajan con Satanás no tienen amor y que todas esas palabras de las personas que pertenecen a Satanás son mentiras y engaños. Nuestra antepasada Eva fue corrompida porque aceptó las mentiras de Satanás. A continuación, atestiguaré de los hechos que llevaron a la publicación de “La Palabra manifestada en carne”.

Que Dios expresa Sus palabras en Su obra de los últimos días comenzó en 1991 y alcanzó su punto máximo en 1993. En “La Palabra manifestada en carne”, el 90% de las palabras se expresan dentro de estos tres años. Cada vez que Dios expresa Sus palabras, Él primero las escribe en un gran cuaderno y después son copiadas e impresas para ser emitidas a las iglesias. Así es como todas las palabras de Dios han sido expresadas poco a poco. Dios siempre anota de golpe cada porción de Sus palabras. Él a veces expresa una porción al día o a veces expresa una porción cada dos o tres días. Cada porción de estas palabras de Dios está generalmente escrita dentro de un periodo de dos o tres horas y nunca es alterada. A partir de 1993 un total de siete u ocho volúmenes de las palabras de Dios se han escrito. Uno de ellos se perdió durante el proceso de la puesta en papel y linotipia, lo que fue lamentable. Sólo alrededor del 10% de “La Palabra manifestada en carne” se basa en las grabaciones de sermones. Ya que había demasiadas palabras expresadas en él, y el libro habría sido demasiado grueso si se imprimía en un volumen, Dios ha escogido y finalizado los borradores Él mismo y han sido divididos en tres secciones basados en la cronología, para ser impresos finalmente como “La Palabra manifestada en carne”. El prefacio y las introducciones de todas las secciones en este libro han sido escritas por Dios mismo y no pueden ser reemplazadas. La Palabra manifestada en carne es un clásico de las palabras de Dios durante la obra de Dios de los últimos días. Todo está seleccionado cuidadosamente por Dios mismo y sólo una pequeña parte ha sido eliminada. En la porción eliminada, una parte del contenido era repetitivo, una parte estaba dirigida a ciertos individuos y también había dichos relacionados a las eras operativas de Dios (perteneciendo a una naturaleza mística que no puede ser desentrañada por los hombres). Así que no hubo necesidad de que estas palabras fueran publicadas y es por eso que Dios las eliminó. Por supuesto, esas palabras que han permanecido y han sido seleccionadas son las de mayor calidad, esto es sin duda. Esta es una breve historia de cómo “La Palabra manifestada en carne” llegó a ser. La totalidad de “La Palabra manifestada en carne” son las palabras de Dios de parte de Dios mismo y ninguna de ellas fue agregada por el hombre. Esto es absoluto. Ya que el carácter de Dios es justicia, majestad e ira, en esos momentos cuando Dios expresó estas palabras y llevó a cabo la obra, la atmósfera fue digna y solemne. Las personas se estremecieron de temor y nadie se atrevió a acercarse a Dios cuando Él estaba escribiendo estas palabras. Incluso evitaron a Dios tanto como pudieron, como si les preocupase que pudieran ofender Su carácter. Todo esto es verdad. Todo el pueblo escogido de Dios se sintió de la misma manera cuando vieron a Dios expresando estas palabras. En particular, durante los periodos de pruebas al juzgar a los hacedores de servicio, todos gimieron, porque en el lugar donde Dios estaba expresando Sus palabras y llevando a cabo Su obra podían sentir la majestad y la ira del carácter de Dios. Nadie nunca dudó que las palabras de Dios fueran falsas. Hoy en día los anticristos de todas las formas posibles se atreven a juzgar públicamente las palabras de Dios, incluso inventando rumores de que las palabras de Dios han sido alteradas por el hombre usado por el Espíritu Santo. Los anticristos dijeron que la selección de las palabras de Dios implicaba una alteración de las palabras de Dios. Esto es realmente confundir negro con blanco y distorsionar el hecho. Seleccionar las palabras de Dios es un paso necesario para publicar y todos los escritores deben pasar por este proceso de selección al publicar su obra. Ya que todas las palabras de Dios han sido expresadas por Dios, por lo tanto sólo es apropiado que Dios organice, seleccione o edite Sus palabras. Dios tiene el derecho de organizar Sus palabras como Él considere conveniente, el hombre no tiene derecho a interferir y esto no es alterarla en absoluto. Las cosas habladas por los anticristos siempre han sido acerca de mezclar conceptos y distorsionar y confundir hechos, así que todas sus palabras son tonterías sin ninguna base en la realidad, todas son mentiras que distorsionan la verdad. Todos mis sermones y enseñanza deben estar organizados y editados antes de que puedan ser publicados. Todos los artículos y discursos por cualquiera, todos los decretos de los emperadores y todos los documentos publicados por los jefes de los gobiernos deben pasar por el proceso de organización, edición y selección y sólo entonces pueden ser publicados o expedidos. Este es un hecho objetivo. ¿Qué es falsificación? Es cuando una persona altera las palabras de otra cambiando así su significado para diferir de la intención original del autor. Eso es falsificación. La organización, la selección y la edición llevadas a cabo por el autor mismo no son falsificación. También entrego mis sermones y enseñanza a otros para organización pero claramente declaro mis principios y, siempre y cuando no hayan violado estos principios y hayan llevado a cabo la organización de acuerdo con mis deseos, entonces esto no es falsificación. Si alguien alterara mis palabras a mis espaldas y las cambiara para que signifiquen otra cosa, entonces eso es falsificación. Dios tiene el derecho de decidir cuáles de las palabras expresadas por Dios deben ser publicadas, cuáles de ellas pueden ser eliminadas, qué misterios deben ser entendidos y conocidos por el hombre y qué misterios no necesitan ser entendidos ni conocidos por el hombre. Todos estos caen bajo la autoridad de Dios y la humanidad corrupta no tiene derecho a interferir. Ya que estas son obras llevadas a cabo por Dios encarnado, no son obras llevadas a cabo por el hombre usado por Dios y Dios no dependió de los profetas que aprendieron a hablar las palabras de Dios, por lo tanto, el problema de falsificación no existe con respecto a cómo Dios expresa Sus palabras. Es un chiste ridículo decir que Dios ha alterado Sus palabras, tan absurdo como decir que alguien ha alterado sus propios escritos. Que los anticristos digan que la organización, selección y edición por parte de Dios de Sus palabras es alterar las palabras de Dios es mezclar conceptos diferentes y distorsionar hechos. De esto podemos ver las intenciones viles de los anticristos que se atreven a usar tales argumentos para oponerse a la obra de Dios. Este es un crimen atroz y deberían ser maldecidos. Estas personas no tendrán un buen final. Esperaremos para ver su destino.

La obra de Dios durante la Era de la Ley duró alrededor de un milenio, desde el tiempo del Pentateuco escrito por Moisés hasta el último libro por el profeta. ¿Cuándo se escribió el Antiguo Testamento en la forma de un libro? Nadie sabe. Sin embargo, una cosa es definitiva: Cuando Moisés estaba llevando a cabo la obra, no había Pentateuco porque Moisés no pudo haber hecho su trabajo después de que el Pentateuco fue escrito. Más bien, Moisés primero llevó a cabo la obra de decir a los israelitas cómo comportarse y practicar de acuerdo con las palabras de Dios y después de que esa obra se llevó a cabo, fue entonces organizada en un libro. Después de que el Pentateuco se completó, se dio definitivamente a los israelitas. A medida que el tiempo pasó, derivando del Pentateuco, aparecieron uno tras otro libros escritos por los profetas, mientras que el Antiguo Testamento sólo se finalizó después de que el último libro por el profeta se escribió. Por consiguiente, en relación con Moisés y estos otros profetas, ¿hablaron primero las palabras o llevaron a cabo primero la obra? Pienso que, basado en la ley natural, debieron haber hablado primero las palabras y llevado a cabo la obra y después las palabras y los recuentos de la obra fueron organizados en libros. Esta es una ley objetiva. Cuando Jesús llegó para llevar a cabo la obra durante la Era de la Gracia, Él no había escrito ningún libro sino que más bien predicó el evangelio del reino de los cielos a las personas por todas partes. Debió haber habido muchos que escucharon los sermones de Jesús, pero sólo los autores de los Cuatro Evangelios de la Biblia fueron capaces de registrar Sus palabras. De los Cuatro Evangelios podemos ver que en el momento que Jesús estaba hablando, no hubo grabación de voz ni ningún registro escrito de ninguno de los sermones. Todos fueron memorizados por aquellos que habían escuchado los sermones y estas personas sólo memorizaron algunos resúmenes aproximados. Los Cuatro Evangelios de la Biblia fueron escritos alrededor de 50-90 d.C. y ya que cada persona sólo recordaba un resumen aproximado de las palabras de Dios, como resultado, cuando los Cuatro Evangelios de la Biblia se escribieron hubo ligeras diferencias en el registro de las palabras de Dios. Pero la sustancia de las palabras de Dios no ha cambiado, lo que quiere decir que, en efecto, las palabras de Dios fueran exactamente las mismas. Los anticristos dicen que esto muestra alterar las palabras de Dios siempre que hay discrepancias en las palabras de Dios en el nivel literal. Podemos ver de esto que los anticristos dudan las palabras de Dios y niegan la sustancia de las palabras de Dios. Fue alrededor de 300 d.C. cuando el Nuevo Testamento se escribió en la forma de libro. ¿Hubo un Nuevo Testamento durante estos 300 años? No, no lo hubo. Muchas cartas estuvieron esparcidas entre las diferentes iglesias y el pueblo escogido de Dios sólo tenía en sus mentes un resumen aproximado de las palabras de Dios. Como resultado, el Nuevo Testamento fue escrito por muchos de los apóstoles de Dios y las palabras habladas por Jesús también fueron transmitidas oralmente por las personas, por lo tanto es muy difícil para aquellos que dudan y niegan las palabras de Dios creer en la autenticidad de aquellas de las palabras de Dios que fueron transmitidas por los discípulos de Jesús. Por esto los anticristos dudarían y negarían las palabras de Dios aún más. Pero la clave para transmitir las palabras de Dios está en trasmitir el significado espiritual de las palabras de Dios, el énfasis es transmitir la sustancia de la verdad dentro de las palabras de Dios y no nos importan las ligeras discrepancias en el nivel de literal. Si las personas verdaderamente conocen las palabras de Dios entonces, siempre y cuando puedan saber que las palabras de Dios son la verdad y la realidad, eso es suficiente para probar que son las palabras de Dios. Porque la verdad puede transformar a las personas, la verdad se puede convertir en su vida y traerles nueva vida. Si las personas siempre dudan las palabras de Dios o no creen en ellas, nunca entenderán ni obtendrán la verdad, nunca alcanzarán la salvación. Sólo hay dos maneras de alcanzar la fe en las palabras de Dios: 1. Creer que Dios es todopoderoso, que nadie se atreve a alterar las palabras de Dios, que Dios nunca permitirá que Satanás interrumpa Su obra y que Dios castigará y matará a aquellos que vilmente se oponen a Su obra, ¿cuánto más Dios los matará si alguien se atreve a alterar las palabras de Dios? Solamente desde este solo punto, debemos creer en la omnipotencia de Dios y creer que el carácter de Dios no puede ser ofendido. 2. Creer que el hombre usado por Dios es fiable y confiable. El hombre usado por Dios está predestinado y no puede estar equivocado. Las personas pueden escoger a las personas inapropiadas pero Dios no comete errores en el hombre que Él usa porque Dios es la verdad y Dios es el Creador, gobernando sobre todas las cosas. Por lo tanto, Dios nunca estará equivocado. Aquellos que son capaces de dudar y negar las palabras de Dios definitivamente no creen que Dios es todopoderoso, mucho menos creen que el carácter de Dios no puede ser ofendido. Esta es la verdad. Todos aquellos que dudan las palabras de Dios están dudando de Dios. Aquellos que dicen que creen en Dios pero no, y no creen en el hombre usado por el Espíritu Santo, son incrédulos. ¿Podrían tales incrédulos seguir a Dios hasta el final? ¿Podrían alcanzar la salvación?

Los anticristos juzgaron que la selección por parte de Dios de varias personas para organizar y editar Sus palabras es equivalente a alterar las palabras de Dios. Incluso abiertamente se atrevieron a inventar rumores para engañar al pueblo escogido de Dios. Tales comportamientos perturban y engañan al pueblo escogido de Dios así como destruyen la obra de Dios. Tales personas son anticristos, son demonios. Dios publicará Sus palabras para que todos las lean, para que toda la humanidad corrupta pueda oír Su voz y ver Sus palabras. Todo esto es para la salvación de la humanidad. Sin embargo, los anticristos dicen que la organización y edición por parte de Dios de Sus palabras es alterarlas y el resultado que pretenden lograr es engañar al pueblo escogido de Dios, no permitir que el pueblo escogido de Dios coma y beba las palabras de Dios y hacer que el pueblo escogido de Dios abandone las palabras de Dios. El pueblo escogido de Dios debe ver las intenciones de las artimañas de Satanás. Para tener fe en Dios debemos creer en Dios y en las palabras de Dios. Nunca debemos creer en Satanás ni en los anticristos.

II. Los anticristos abiertamente inventan rumores diciendo que los “Diez Decretos Administrativos” emitidos por Dios durante la Era del Reino fueron escritos por el hombre usado por el Espíritu Santo. Esta es una mentira abierta. La parte de la palabra de Dios “Los diez decretos administrativos que el pueblo escogido de Dios debe obedecer en la Era del Reino” se expresó en 1993. Algunos del pueblo escogido de Dios estuvieron presentes cuando estas palabras de Dios se expresaron y todos vieron a Dios escribiendo y emitiendo estas palabras Él mismo. Esto sucedió en 1993 y algunos del pueblo escogido de Dios pueden corroborar este hecho porque los “Diez Decretos Administrativos” se han impreso desde hace mucho tiempo en “La Palabra manifestada en carne”. Los anticristos definitivamente no tienen idea del trasfondo en ese momento. Los anticristos simplemente están inventando cosas y por supuesto esto supone las artimañas de Satanás. El pueblo escogido de Dios debe tener claro qué clase de personas son los anticristos y de dónde vienen. Nunca han experimentado la obra de Dios, Dios no los conoce y yo no los conozco tampoco. No estuvieron presentes cuando Dios expresó las palabras en los “Diez Decretos Administrativos” y no conocen la historia de cómo “La Palabra manifestada en carne” llegó a ser. Sin embargo se atreven a inventar abiertamente rumores y mentiras, mostrando sólo qué viles son las intenciones de Satanás. Puesto que los anticristos tienen la naturaleza diabólica de Satanás, nunca basan ninguna de sus mentiras en hechos. Antes de inventar cosas, incluso nunca más investigan los antecedentes en ese momento ni comprueban con los que están bien informados. ¿No es esta una naturaleza diabólica de Satanás? Para que los anticristos se atrevan a decir que los “Diez Decretos Administrativos” no son las palabras de Dios sino que fueron escritos por el hombre usado por el Espíritu Santo, debe haber tres pruebas.

Primera, deben tener la corroboración de aquellos del pueblo escogido de Dios que estuvieron presentes cuando Dios expresó las palabras en los “Diez Decretos Administrativos.”

Segunda, se deben basar en las palabras de Dios, con la corrobación de la propia boca de Dios.

Tercera, también deben tener la corroboración del hombre usado por el Espíritu Santo.

Sin estas tres cosas como prueba, los anticristos son ciertamente inmorales y arrogantes por atreverse a decir tales cosas, igual que el gran dragón rojo que nunca necesita ninguna prueba, incluso abiertamente distorsiona y altera la historia, sin permitir que nadie objete. La naturaleza y la esencia de los anticristos son completamente lo mismo que la naturaleza y la esencia del gran dragón rojo. Esto no es difícil de ver, que los anticristos no tienen corazones que temen a Dios, no creen en las palabras de Dios e incluso se atreven a distorsionar inmoralmente el hecho y negar las palabras de Dios. Los hechos son suficientes para mostrar que los anticristos son incrédulos que son siervos de Satanás. Todo lo que dicen son tonterías, mentiras y falacias.

Podemos ver que los sermones y la enseñanza del hombre usado por el Espíritu Santo nunca se mezclan con las palabras de Dios. En el prólogo de todos los sermones y enseñanza que él ha escrito, específicamente se manifiesta que estos son “sermones y enseñanza del hombre,” representando la experiencia y el entendimiento del hombre, de ninguna manera representando las palabras de Dios y que sirven como materiales de lectura extra curriculares. Dentro de los sermones y enseñanza del hombre usado por el Espíritu Santo, el pueblo escogido de Dios nunca ha oído al hombre usado por el Espíritu Santo testificar de sí mismo como Cristo, y aún más, nunca lo ha oído decir que sus sermones y enseñanza son las palabras de Dios. Todo el pueblo escogido de Dios puede probar que el hombre usado por el Espíritu Santo es un hombre con conciencia y razón que nunca ha mentido ni engañado a nadie en su discurso o en su trabajo. Cualquier cosa que diga es verdad. Se puede confirmar completamente con este hecho. Las palabras en los “Diez Decretos Administrativos” fueron expresadas por Dios. Cualquiera que niegue las palabras de Dios será maldito; cualquiera que dude los “Diez Decretos Administrativos” se hundirá en la destrucción y la perdición. Para ser honesto, cuando vi por primera vez los “Diez Decretos Administrativos” quedé algo sorprendido por el séptimo decreto. Si tuviera que complementar este decreto, no me atrevería a decirlo de esta manera, en particular que: “En la obra y los asuntos de la iglesia, además de obedecer a Dios, deberías seguir en todas las cosas las instrucciones del hombre usado por el Espíritu Santo. Incluso la más mínima infracción es inaceptable. Debes cumplirlas de forma absoluta, y no analizar si son correctas o erróneas; lo que es correcto y erróneo no tiene nada que ver contigo. Sólo debes preocuparte por la obediencia total”. El pueblo escogido de Dios puede recordar todos los sermones dados por el hombre usado por el Espíritu Santo. ¿Ha dicho algo acerca de que el pueblo escogido de Dios tenga que obedecer absolutamente sus palabras? Él nunca ha exigido que el pueblo escogido de Dios lo obedezca y el pueblo escogido de Dios puede corroborar este hecho. Sólo he pedido que el pueblo escogido de Dios obedezca los arreglos de la obra de los de arriba, que obedezca la obra y el liderazgo del hombre usado por el Espíritu Santo. Nunca he pedido que el pueblo escogido de Dios me obedezca personalmente. Tales cosas nunca han aparecido ni en mis sermones ni en mi enseñanza ni en mis conversaciones privadas. Vemos que durante la Era de la Gracia el apóstol Pablo siempre se exaltó, diciendo incluso que para él el vivir es Cristo. Tales palabras son indignantes. No importa la transformación del carácter de vida de una persona, nunca puede decir que para ella el vivir es Cristo. Cualquiera que no es Cristo no está calificado para pedirles a las personas que lo obedezcan. De estas palabras, vemos que Dios incluso exige que el pueblo escogido de Dios “deberías seguir en todas las cosas las instrucciones del hombre usado por el Espíritu Santo. Incluso la más mínima infracción es inaceptable. Debes cumplirlas de forma absoluta”, De hecho, el significado principal de esto es obedecer los arreglos de la obra y el liderazgo del hombre usado por el Espíritu Santo y no obedecerlo personalmente. Este es mi entendimiento personal. Por lo tanto, el hombre usado por el Espíritu Santo definitivamente no se atreve a escribir tales palabras y estas palabras nunca han aparecido en su obra ni sermones. Si los “Diez Decretos Administrativos” ciertamente fueron escritos por él, entonces definitivamente diría lo mismo en su obra y en sus sermones y también exigiría lo mismo del pueblo escogido de Dios. Sin embargo, lo que vemos es que el hombre usado por el Espíritu Santo nunca ha dicho semejantes cosas; nunca ha exigido semejantes cosas del pueblo escogido de Dios. Los hechos son suficientes para probar que el hombre usado por el Espíritu Santo nunca hará semejantes cosas y sólo Dios exigiría de este modo del pueblo escogido de Dios a causa de Su obra, que “deberías seguir en todas las cosas las instrucciones del hombre usado por el Espíritu Santo. Incluso la más mínima infracción es inaceptable. Debes cumplirlas de forma absoluta”, Aquí, Dios atestiguó del hombre usado por el Espíritu Santo y esto es completamente para Su obra, de tal manera que el pueblo escogido de Dios pueda ser salvo. Debo ser honesto aquí. Antes de que Dios comenzara esta etapa de Su obra, Él ya ha dicho muchas palabras para atestiguar del hombre usado por el Espíritu Santo. Todo el pueblo escogido de Dios desde los primeros tiempos sabe acerca de esto, pero el hombre usado por el Espíritu Santo nunca ha dicho nada acerca de esto. Con respecto a esto, podemos decir con certeza que los diferentes anticristos se han comportado de una manera totalmente vil y despreciable. Son capaces de fabricar todo tipo de mentiras y rumores, son diablos que han estado mintiendo desde el mismo principio y su naturaleza satánica nunca cambiará.

III. Los anticristos vilmente juzgaron y calumniaron los “Diez Decretos Administrativos” lo que muestra que los anticristos nunca han conocido las palabras de Dios. A pesar de que las personas no saben que las palabras de Dios son la vida y la realidad, sin embargo la deben tratar con un corazón que busca y es obediente. Sin embargo, los anticristos intentan su mejor esfuerzo para negar al hombre usado por el Espíritu Santo con el fin de lograr sus objetivos personales. Finalmente usaron los “Diez Decretos Administrativos” para hacer su movida. Los anticristos aborrecieron sobre todo la sección de las palabras de Dios que atestiguan del hombre usado por el Espíritu Santo; tratan tales palabras como espinas en sus costados. No pueden esperar a negar y borrar completamente todas las palabras de Dios que atestiguan del hombre usado por el Espíritu Santo. ¿Por qué los anticristos aborrecen tanto al hombre usado por el Espíritu Santo? No hace falta decir que esto es porque quieren reemplazar al hombre usado por el Espíritu Santo y de este modo controlar al pueblo escogido de Dios. Tales personas son los espíritus traidores de Coré, Datán y Abiram de la Era de la Ley. De la misma manera que esos hombres se opusieron y condenaron a Moisés en aquel entonces, estas personas se están oponiendo y condenando al hombre usado por el Espíritu Santo. Los “Diez Decretos Administrativos” expresados por Dios son sobre todo para restringir al pueblo escogido de Dios durante la Era del Reino. Tienen la misma función que los mandamientos durante la Era de la Ley y la Era de la Gracia que fueron para restringir al pueblo escogido de Dios. Se puede decir que la importancia de Dios promulgando los “Diez Decretos Administrativos” es que es la realidad de la vida en la que todo el pueblo escogido de Dios debe entrar. Cada decreto administrativo tiene importancia para el pueblo escogido de Dios para entender la verdad, entrar en la realidad y alcanzar la salvación y la perfección. Es el estándar del pueblo escogido de Dios para alcanzar la perfección. Sólo cuando el pueblo escogido de Dios ha alcanzado la salvación y la perfección puede la verdadera importancia de los “Diez Decretos Administrativos” ser completamente revelada. Sin embargo, los anticristos dijeron que los “Diez Decretos Administrativos” están llenos de contradicciones, que son una absoluta tontería. Lo que dicen es como el dicho chino: “El marfil nunca proviene de la boca de un perro.”[a] Las palabras de Dios, sin embargo, nunca tienen contradicciones, pero sí contienen cosas que el pueblo escogido de Dios no puede entender. Las personas no tienen un órgano para entender la verdad y sólo aquellos alumbrados por el Espíritu Santo pueden verdaderamente entender la verdad y llegar a conocer las palabras de Dios. Los anticristos públicamente dicen que los “Diez Decretos Administrativos” fueron escritos por el hombre. Este es un acto de juzgar la obra de Dios y juzgar las palabras de Dios. Este es un acto de condenar la obra de Dios y blasfemar contra Dios. Esta es una seria ofensa del carácter de Dios. De lo que los anticristos dicen que “Si alguien está siendo inmoral en términos de las relaciones románticas, entonces definitivamente no son de la casa de Dios y no necesitamos usar estos decretos para gobernarlos,” podemos ver que los anticristos no tienen ningún entendimiento espiritual y que su falacia está rayando en lo absurdo. La humanidad ha sido profundamente corrompida por Satanás, hasta el punto en que no queda ninguna apariencia de humanidad y esto es un hecho. Todas las palabras de Dios que juzgan a la humanidad corrupta están dirigidas al carácter corrupto del pueblo escogido de Dios que realmente existe. Si, de acuerdo con lo que los anticristos dicen, tales corrupciones no están presentes en ninguno del pueblo escogido de Dios, entonces esto va incluso más lejos en contra del hecho. Las palabras de Dios que revelan la naturaleza y la esencia del pueblo escogido de Dios ¿están revelando al pueblo escogido de Dios o están revelando a los diablos y Satanás? Si determinamos quiénes son el pueblo escogido de Dios de acuerdo con estas palabras de los anticristos, entonces me temo que la mayoría del pueblo escogido de Dios sería eliminada. Toda la humanidad corrupta tiene una naturaleza satánica que es mala y traidora y este es un hecho que nadie puede negar. Si alguien no ha alcanzado la salvación, si su carácter de vida no ha sido transformado, ¿podría resistir la tentación de Satanás? Ya que la salvación de Dios es para la humanidad corrupta, por un lado, Dios está usando los mandamientos y los decretos administrativos para restringir al pueblo escogido de Dios mientras que, por el otro lado, Él está usando la verdad para juzgar, castigar y poner al descubierto a la humanidad corrupta. El resultado que se logra es permitirle al pueblo escogido de Dios conocer el hecho de su corrupción así como su naturaleza y esencia, para ver que está corrompido de una manera demasiado profunda, sin ninguna apariencia de humanidad, para que sea capaz de abandonar su carne y practicar la verdad. Esta también es la manera mediante la cual Dios está salvando a las personas. Al experimentar la obra de Dios, todo el pueblo escogido de Dios ha experimentado de este modo. El hecho de que los anticristos sean capaces de decir tales falacias es prueba suficiente de que los anticristos nunca han conocido su propia naturaleza satánica, mucho menos saben qué son o el papel que juegan. Son los típicos incrédulos, están poseídos por los espíritus malos y todo lo que hacen es arrojar basura.

IV. Los anticristos de verdad han puesto mucho esfuerzo en calumniar al hombre usado por el Espíritu Santo y también han usado incorrectamente varios pasajes de las palabras de Dios para negar al hombre usado por el Espíritu Santo. La sección de las palabras de Dios que está siendo usada incorrectamente es: “Este es el principio de cómo funciona el Dios encarnado, usando la carne encarnada para hablar y actuar con el fin de completar la obra de la divinidad, y luego usando unas pocas personas o más, que fueran conformes con el corazón de Dios para complementar el trabajo de Dios. Es decir, Dios usa a gente que se conforma a Su corazón para que pastoreen y den agua a la humanidad a fin de que cada persona pueda recibir la verdad”. También hay otras partes relevantes de las palabras de Dios que están siendo usadas incorrectamente, el objetivo de lo cual es ilustrar que la obra llevada a cabo por Dios encarnado durante los últimos días debe usar algunas o más personas conforme al corazón Dios para complementar la obra de Dios. La intención de los anticristos es probar que debe haber algunas o más personas conforme al corazón de Dios complementando la obra de Dios, no sólo el hombre usado por el Espíritu Santo complementando la obra de Dios. Siguen usando incorrectamente las palabras de Dios en este sentido, que significa ilustrar que “aquellos usados por el Espíritu Santo no sólo son una persona sino varias.” Si tal opinión fuera a afianzarse entre el pueblo escogido de Dios, entonces los anticristos también podrían ser contados como uno de ellos y entonces podrían interferir con la obra de Dios y, de este modo, ejercer control sobre el pueblo escogido de Dios. Esta es la artimaña de Satanás. De hecho, la importancia de estas palabras de Dios es muy aparente, es decir, debe haber unas cuantas personas conforme al corazón de Dios complementando la obra de Dios. Esto no tiene relación con cuántas personas son usadas por el Espíritu Santo. Dios sólo usa un diácono o un sacerdote durante cada era, aunque hay varios que complementan la propia obra de Dios. Esto es absoluto. Por lo tanto, vemos que el Espíritu Santo sólo da testimonio del hombre usado por el Espíritu Santo y de nadie más. Esto es algo que a todo el pueblo escogido de Dios le queda muy claro, y esto de ninguna manera es contradictorio a lo que Dios dice acerca de usar unas cuantas personas conforme al corazón de Dios para pastorear y regar a la humanidad. Dios nunca ha dicho que todas estas personas conforme Su corazón son usadas por el Espíritu Santo, Él tampoco nunca ha atestiguado de estas personas. ¿Dónde están estas personas que son conforme al corazón de Dios? La casa de Dios siempre ha estado buscando a aquellos conforme al corazón de Dios y Dios también ha estado poniendo atención a aquellos conforme a Su corazón. La casa de Dios ya ha pasado cuatro a cinco años ajustando los liderazgos en todos los niveles y entre todos los líderes y obreros de la iglesia de todos los niveles, definitivamente ha habido algunos que han hecho trabajo práctico que mantiene la obra de Dios. Esto es algo que nadie puede negar. Siento que en verdad hay algunos entre los niveles de los líderes y obreros de la iglesia que han sido alumbrados e iluminados por el Espíritu Santo, que tienen más entendimiento de la verdad y que son capaces de enseñar acerca de la realidad de la verdad y prácticamente suministrarle al pueblo escogido de Dios. Estas son las personas que Dios dice que son conforme a Su corazón. Están escondidas, no expuestas. Definitivamente, todas ellas buscan la verdad, todas han sido persuadidas por el Espíritu Santo y todas están complementando la obra de Dios en todas partes en la iglesia. Estas personas definitivamente serán perfeccionadas en el futuro. Entre los líderes de todos los niveles de la iglesia, definitivamente hay algunos que están atentos a la voluntad de Dios, que se someten a los arreglos de la obra de la casa de Dios, tienen un testimonio bueno y real en la obra que guía y protege al pueblo escogido de Dios y que mantiene la obra de Dios, de este modo ganando la alabanza de Dios. Pese a que el Espíritu Santo no ha atestiguado de estas personas que son conforme al corazón de Dios, Dios sabe dónde se localizan estas personas. Todas estas son personas que mantienen y complementan la obra de Dios por debajo. Con el hombre usado por el Espíritu Santo guiando enfrente, estas personas que son conforme al corazón de Dios están complementando la obra en todos los lugares en la iglesia. Algunas de ellas son conocidas públicamente, algunas de ellas están escondidas. Esta es la sabiduría de Dios y Satanás es incapaz de desentrañarla, interrumpirla o prohibirla. Sin embargo una cosa es segura: Todas estas personas que son conforme al corazón de Dios están llevando a cabo trabajo práctico en todos los lugares en la iglesia y son profundamente apoyadas por el pueblo escogido de Dios. Definitivamente no son estos falsos líderes y anticristos que ya han sido puestos al descubierto.

Los anticristos se están esforzando mucho y haciendo un gran negocio de estas secciones de las palabras de Dios, pero todo es en vano porque Dios observa todas las cosas. Se pondrá al descubierto quiénes son estas personas una vez que la obra de Dios haya concluido, en la que estos anticristos definitivamente no jugarán ningún papel. No vale la pena pelear por semejantes cosas porque nadie se puede convertir en hijos primogénitos luchando por ellos, sino que más bien es perfeccionado por la obra de Dios. Si los anticristos son capaces de enseñar acerca de la verdad, si son capaces de suministrar al pueblo escogido de Dios, ¿no los apoyaría el pueblo escogido de Dios? El pueblo escogido de Dios tiene discernimiento, no es ignorante. El pueblo escogido de Dios es completamente capaz de discernir si los sermones y el discurso de alguien se ajustan a la verdad y pueden edificar a otros. Los anticristos son muy elocuentes, pero aquellos que saben cómo hablar no son mejores que aquellos que saben cómo escuchar. Si aquellos anticristos fueran realmente competentes, si pudieran enseñar acerca de más sendas para la entrada práctica, si pudieran hablar más acerca de su conocimiento real, entonces el pueblo escogido de Dios les daría reconocimiento. El hombre usado por el Espíritu Santo definitivamente también los promovería y los pondría en posiciones importantes y Dios también los apreciaría. Pero tales personas no son fáciles de descubrir. En la obra de Dios, quien es capaz de coordinar de cerca los arreglos de la obra de los de arriba para guiar al pueblo escogido de Dios para entrar en el camino correcto de creer en Dios es alguien que Dios quiere perfeccionar y es alguien que le gusta a Dios. Los anticristos son incapaces de enseñar acerca del conocimiento real de la experiencia ni pueden hacer ningún trabajo práctico. Sólo quieren convertirse en alguien usado por el Espíritu Santo. Sólo intentan ser uno de los hijos primogénitos de Dios. Todos están embrujados, ¿no es así? El arreglo de la obra de la casa de Dios les pide a las personas enfocarse en comer y beber los 119 pasajes de las palabras de Dios, enfocarse en comer y beber las palabras de Dios en relación con las diez verdades, el propósito de lo cual es permitirles a las personas entrar en la realidad de la verdad de las palabras de Dios. Aquellos que han entendido claramente estas diez verdades y han entrado en la realidad son aquellos que alcanzarán la salvación y la perfección. Sólo aquellos que serán perfeccionados son conforme al corazón de Dios, sólo ellos son las primicias, sólo ellos son uno de los hijos primogénitos de Dios. Aquellos que no buscan la verdad ni entran en la realidad sólo desean considerar aquellas secciones de las palabras de Dios durante el periodo transitorio de la obra de Dios en la Declaraciones y Testimonios de Cristo en el Principio. De esta manera, es fácil descarriarse, no es fácil entrar en el camino correcto para creer en Dios porque toda la humanidad corrupta tiene ambiciones, todos están atraídos por luchar por el poder y la posición y la posibilidad de que traicionen a Dios antes de obtener la verdad es del cien por ciento. En la propia fe en Dios, sólo la búsqueda de la verdad para alcanzar la salvación es vital, mientras que cosas como los hijos primogénitos, vencedores, primicias no son los objetivos que los creyentes deben buscar. Esas son recompensas de Dios, si estamos excesivamente decididos en tales cosas y estamos llenos de imaginaciones, nos es muy fácil arruinarnos. Recuerda las pruebas de los hacedores de servicio. Muchos de ellos fueron arrogantes, irracionales y estuvieron llenos de temperamentos satánicos. Continuaron buscando ser hijos primogénitos y al final fueron poseídos por los espíritus malos y se arruinaron. Por lo tanto, lo más vital en nuestra fe en Dios es buscar la verdad y la vida. Ahora vemos que este grupo de anticristos es tan arrogante que se han vuelto anárquicos, han perdido por completo cualquier sensatez y hasta se han vuelto anormales. Estas personas que atacan al hombre usado por el Espíritu Santo intentan su mejor esfuerzo por desestabilizar la obra de Dios pero sólo se dañarán y se arruinará. Mi consejo a todos los falsos líderes y anticristos es detener tu ilusión. Te debes someter al juicio y castigo de Dios concreta y honestamente, evitar el mal y seguir el bien, llevar a cabo algunas obras prácticas para el pueblo escogido de Dios, entonces es posible que tengas alguna esperanza de ser perdonado por Dios. De otro modo, si sigues contrariando a Dios, si sigues contrariando al hombre usado por el Espíritu Santo, si sigues desestabilizando la obra de Dios, tu destino será una tragedia y lo único que te esperará será la ira y el castigo de Dios. Cuando el tiempo llegue, sabrás que el carácter de Dios no puede ser ofendido.

Notas al pie:

a. El marfil nunca proviene de la boca de un perro: Un dicho chino clásico usado para querer decir que las palabras amables no provendrán de una mala fuente.

V. Los anticristos ciertamente se han esforzado mucho en juzgar y negar los “Diez Decretos Administrativos” de Dios y ahora también están volviendo sus pensamientos a las ofrendas de Dios. Están atacando el tercero de los “Diez Decretos Administrativos” de Dios: “El dinero, los objetos materiales y todas las propiedades en la casa de Dios son las ofrendas que los hombres deberían dar. Nadie puede disfrutar de estas ofrendas excepto el sacerdote y Dios, porque las ofrendas del hombre son para Su disfrute, y Él sólo las comparte con el sacerdote; nadie está cualificado ni tiene derecho a disfrutar parte alguna de las mismas. Todas las ofrendas del hombre (incluido el dinero y las cosas que pueden disfrutarse materialmente) se entregan a Dios, no al ser humano. Por tanto, el hombre no debería disfrutar de estas cosas; si lo hiciera, estaría robando las ofrendas. Cualquiera que hace esto es un Judas, porque, además de ser un traidor, este también tomó de lo que había en la bolsa del dinero”. Los anticristos están extremadamente descontentos con estas palabras de Dios y se están quejando continuamente de que Dios es injusto. Están llenos de odio por Dios. De acuerdo con lo que los anticristos dicen, el dinero de la casa de Dios no debe ser controlado ni gastado por el sacerdote sino que todos aquellos que se han dedicado a la obra de Dios deben gastar este dinero y sólo esto es adecuado. Aquellos que entienden la verdad pueden ver que este es el principio para manejar el dinero de Dios. Dios ha estipulado quién debe manejar las ofrendas que son contribuidas por el pueblo escogido de Dios en los “Diez Decretos Administrativos” y todo esto es demasiado necesario para mantener la obra de Dios y asegurar que la obra de Dios sigue normal. Ahora, la mayoría del pueblo escogido de Dios ya entiende claramente que, antes de haber alcanzado la salvación y la perfección, la mayoría de la humanidad corrupta se atrevería a robar las ofrendas así como codiciar el placer de estatus. Estos hechos se pueden ver de esos falsos líderes, obreros falsos y anticristos que han sido puestos al descubierto. ¿Ha habido una escasez de casos de ofrendas desviadas y del dinero de la casa de Dios siendo estafado? Sin este decreto administrativo, sin las reglas estrictas del arreglo de la obra de los de arriba, todo el dinero de la casa de Dios probablemente sería malversado por los falsos líderes y los anticristos. Basado en este hecho, hay importancia y sabiduría en la decisión de Dios de incluir el principio para que el sacerdote maneje las ofrendas de Dios dentro de los decretos administrativos. Sin embargo, esos falsos líderes y anticristos escondidos en la iglesia codician las ofrendas de Dios pero son incapaces de robarlas, por lo tanto, están extremadamente descontentos con este decreto administrativo. Déjame preguntar a los falsos líderes y anticristos, ¿Qué derecho tenéis para disfrutar las ofrendas de Dios? ¿Qué tanto trabajo práctico habéis llevado a cabo para el pueblo escogido de Dios? ¿Cuántas dificultades habéis resuelto para la entrada a la vida del pueblo escogido de Dios? ¿Merecéis disfrutar las ofrendas que el pueblo escogido de Dios ha ofrecido a Dios? Los anticristos son capaces de atacar tan vilmente el tercero de los “Diez Decretos Administrativos” de Dios y oponerse al principio de que las ofrendas de Dios sean manejas y organizadas por el hombre usado por el Espíritu Santo. ¿Cuál es su intención? Si los anticristos son capaces de llevarse las ofrendas, ¿permitiría el pueblo escogido de Dios semejante cosa? Las ofrendas son ofrecidas a Dios y no a los anticristos. Las ofrendas de Dios serán controladas y manejadas por Dios y nadie más puede interferir con quienes están autorizados a disfrutarlas. Si un hombre siempre es codicioso y avaro por las ofrendas para Dios, ¿no está preocupado que es posible que sea maldecido por Dios? Es un crimen timar a alguien de su dinero así que, ¿no es un pecado y un pecado atroz desviar las ofrendas hechas a Dios? Los anticristos nunca han hecho ninguna cosa práctica para que el pueblo escogido de Dios entre en la verdad. Más bien, frenéticamente siempre quieren posiciones altas y dinero de la casa de Dios y hasta quieren reemplazar al hombre usado por el Espíritu Santo. Tienen ambición de lobos y son desvergonzadamente descarados. Al presente, hay muchos del pueblo escogido de Dios, incluyendo líderes y obreros de todos los niveles, que están sinceramente dispuestos a entregarse a Dios y someterse a la obra de Dios. Aunque están sufriendo temporalmente, todos han visto las bendiciones de Dios. De acuerdo con la voluntad de Dios, Dios nunca tratará mal a aquellos que sinceramente se entregan a Él y Él les otorgará a estas personas todo lo que quieran. Dios personalmente me lo ha dicho. Los anticristos nunca buscan diligentemente la verdad, son miopes, sus ojos están llenos de avaricia y son traidores y traicioneros. Son bestias; son diablos que se atreven a difundir falacias en el sitio web de la casa de Dios e interrumpir la obra de Dios. Estas falacias deben ser eliminadas del sitio web porque todo el pueblo escogido de Dios ya está indignado por ellas. Las falacias y mentiras de estos anticristos son exasperantes, son totalmente irracionales y no garantizan ninguna respuesta.

No es algo fácil conocer la voz de Dios y las palabras de Dios. Sin ninguna experiencia personal de la obra de Dios, podemos decir que nunca podemos saber que las palabras de Dios son la verdad y la realidad. Nunca podemos saber que la obra de Dios es para salvar y perfeccionar a la humanidad. Este es absolutamente el caso. ¿Cuántos en la comunidad religiosa son capaces de reconocer la voz de Dios? ¿Cuántos son capaces de conocer las palabras de Dios? Ciertamente, no hay ninguno. Sólo hay muy pocas personas de este tipo en la totalidad de la humanidad y todos aquellos que predican el evangelio pueden atestiguar esto. Esto es un hecho.

Conocer las palabras de Dios es principalmente conocer que la esencia de las palabras de Dios es la verdad y la realidad y saber que la verdad y el misterio de las palabras de Dios ciertamente provienen de Dios. Nadie de la humanidad corrupta puede alguna vez pronunciar las palabras de Dios y sólo conociendo la esencia de la verdad en las palabras de Dios es uno capaz de conocer verdaderamente la voz de Dios. En la casa de Dios, algunos del pueblo escogido de Dios leen las palabras de Dios pero no admiten que estas palabras fueron escritas por Dios. Hasta sospechan que algunas de las palabras de Dios fueron escritas por el hombre usado por el Espíritu Santo. Esto es suficiente para mostrar que estas personas no entienden la verdad y que no conocen la voz de Dios. Ya que tales personas no entienden al espíritu, ¿cómo pueden ser líderes y obreros? Para algunos que han experimentado la obra de Dios, incluso si algunas palabras no están etiquetadas como las palabras de Dios, pueden identificar que estas no son palabras habladas por el hombre sino que son palabras de Dios. Las personas que entienden al espíritu son así. Si Dios hace cambios a Sus propias palabras, ¿todavía llamáis a estas palabras, palabras de Dios? Muchas personas han tropezado en esta pregunta, que es suficiente para mostrar que estas personas todavía no reconocen las palabras de Dios. Es como cuando ya no son capaces de reconocer a un hombre porque ha cambiado su ropa. Estas personas no tienen idea de cómo conocer las palabras de Dios de acuerdo con la esencia de las palabras de Dios. Mis sermones y enseñanza y arreglos de la obra provienen de mi conocimiento de la realidad de la verdad en mi experiencia de la obra de Dios. Por supuesto, son un resultado de la iluminación e inspiración del Espíritu Santo pero estas palabras han sido editadas unas cuantas veces después de que han sido escritas. ¿Hay realmente alguna diferencia entre las palabras que yo he hablado y aquellas que he escrito? Sólo hay una diferencia en gramática, en qué concisas son, pero en esencia son las palabras de un hombre. Si las palabras de Dios son alteradas o editadas por Dios, ¿se habrían cambiado entonces en palabras de un hombre? Esto es lo que diría alguien que es absurdo. Esas palabras que han sido expresadas por Dios, independientemente de si han sido o no alteradas por Dios, independientemente de lo que Dios dijo antes y lo que Dios está diciendo ahora, todavía son palabras de Dios. La esencia de la verdad dentro no ha cambiado; los únicos cambios son el lenguaje que se usa para expresarlas en un nivel superficial. El lenguaje que se usa puede ser más coloquial y más fácil de entender o puede ser más conciso pero la esencia de la verdad no ha sido cambiada. Por lo tanto, las palabras de Dios siempre son las palabras de Dios, mientras que las palabras del hombre siempre son las palabras del hombre. Permanecen igual.

Algunas personas están llenas con las imaginaciones en relación con las palabras de Dios, como si todas las palabras habladas por Dios debieran ser revelaciones del cielo que no pueden tener la mínima discrepancia y deben ser registradas por el mismo Dios encarnado, sin una sola alteración. Sólo entonces son las palabras de Dios. Esta opinión está influida por la superstición y es completamente un producto de la imaginación humana y no encaja con la realidad. Sólo aquellas que han oído personalmente las palabras habladas por Dios y personalmente han visto a Dios expresando Sus palabras son capaces de saber que la obra de Dios es demasiado práctica y demasiado normal. Todas aquellas que entienden la verdad y conocen los principios y los métodos de hablar saben esto. También entienden completamente que las imaginaciones y las concepciones de aquellos que han venido antes son absurdas e imprácticas y sólo ahora tienen una idea con respecto a cómo reconocer las palabras de Dios. Por lo tanto, nunca han dudado de si las palabras de Dios han sido o no alteradas o editadas. Todo lo que tienen es obediencia. Sólo tales personas pueden tener conocimiento verdadero de las palabras de Dios, sólo ellas son capaces de enfocarse en la realidad de las palabras de Dios y la esencia de la verdad, sin enredarse en si hay o no discrepancias en la redacción. Igual que cuando Jesús estaba llevando a cabo la obra: Él debe haber pronunciado muchas, muchas palabras pero, ¿por qué las palabras registradas en los libros están tan limitadas? ¿Te atreves a decir que todas las cosas habladas por Jesús durante la obra que Él llevó a cabo en tres años son sólo aquellas que han sido registradas en la Biblia? ¿Te atreves a decir que los discípulos de Jesús sólo recuerdan esas pocas de las palabras de Dios? Pedro siguió a Jesús por más de tres años, y si todas las cosas que Pedro escuchó a Jesús decir durante los tres años fueran sumadas, serían grandes en número. ¿Por qué los discípulos de Jesús no registraron todas Sus palabras y las pusieron a disposición del público? Los anticristos sólo harían más problema si tratan de explicarlo. Dirían que Jesús por lo general habló muy poco, que la mayoría de las veces estaba completamente en silencio. Si el Espíritu de Dios lo hacía hablar, Él hablaba; si el Espíritu Santo no lo hacía hablar, no hablaba. ¿Encaja esta explicación con el hecho? ¿Se ha registrado esto en la Biblia? Los anticristos seguramente sospecharían de las palabras de Dios que fueron transmitidas por los discípulos de Jesús e incluso dirían que las palabras de Dios fueron alteradas por los discípulos de Jesús. Mirando hacia atrás a la época de Jesús, podemos ver que hubo demasiados de esta clase de incrédulos, hubo demasiadas personas que negaron que Jesús fuera Dios encarnado y hubo demasiadas personas que negaron las palabras de Dios expresadas por Jesús. Es exactamente la misma situación con la obra de Dios de los últimos días al presente. Por lo tanto, los discípulos de Jesús también clasificaron a estos incrédulos como anticristos, lo que muestra que los anticristos ya estaban presentes durante la Era de la Gracia cuando Dios encarnado estaba llevando a cabo la obra. Hoy, con Dios encarnado haciendo Su obra de los últimos días, hay más anticristos porque este mundo está siendo controlado por Satanás y los diferentes espíritus malos. Por lo tanto, no es sorprendente que haya tantos casos de la obra siendo llevada a cabo por espíritus malos y anticristos engañando a las personas.

Cuando el pueblo escogido de Dios está experimentando la obra de Dios durante estos días, no debemos confiar en la imaginación humana en relación con las palabras expresadas por Dios. No debemos medirlas, juzgarlas ni identificarlas usando concepciones humanas, lo que entristecerá a Dios porque Dios es un Dios práctico que es real y está vivo. Dios no sigue reglas cuando lleva a cabo Su obra y cuando expresa Sus palabras. Si la humanidad corrupta quiere alcanzar la salvación, debe someterse conscientemente a la obra de Dios y comer y beber las palabras de Dios con deferencia. Subsecuentemente, seremos aceptados por Dios, obtendremos la obra del Espíritu Santo, conoceremos las palabras de Dios y entenderemos la verdad. Cuando las personas han aprendido verdaderamente que las palabras de Dios son la verdad, que Cristo es la verdad, entonces nunca dudarán las palabras de Dios ni las negarán. Todas aquellas que dudan las palabras de Dios no conocen la voz de Dios, no tienen entendimiento de la verdad. No es fácil para tales personas alcanzar la salvación y pueden ser fácilmente engañadas por Satanás en cualquier momento y de este modo traicionar a Dios.

Toda la obra llevada a cabo por el Espíritu Santo es para guiar a las personas a entender las palabras de Dios, a comer y beber las palabras de Dios, a conocer las palabras de Dios, así como a entender la verdad y entrar en la realidad. Por lo tanto, la obra llevada a cabo por el hombre usado por el Espíritu Santo también se dirige a lograr este resultado y es completamente guiada y dirigida por el Espíritu Santo. El hombre usado por el Espíritu Santo quiere aún más que el pueblo escogido de Dios coma y beba todas las palabras de Dios tan pronto como sea posible y para este fin él personalmente ha supervisado la organización y la publicación del libro “Cristo es la verdad, el camino y la vida”. Este libro incluye las partes más clásicas de las palabras de Dios, los pasajes más brillantes de las palabras de Dios y las palabras de Dios usadas como máximas y lemas del libro “La Palabra manifestada en carne”, así como aquellas de las palabras de Dios que son fáciles de recordar y recitar por el pueblo escogido de Dios. Él personalmente tituló el libro “Cristo es la verdad, el camino y la vida”, con el objetivo de hacer que el pueblo escogido de Dios firmemente guarde en sus mentes las palabras de Dios, tal que las palabras de Dios se puedan convertir en su vida. Podemos ver que toda la obra llevada a cabo por el hombre usado por el Espíritu Santo es permitirle al pueblo escogido de Dios comer y beber las palabras de Dios, entender la verdad y entrar en la realidad. Esta es la manifestación de él manteniendo la obra de Dios, mientras que lo que los anticristos están haciendo es conducir a las personas a dudar, negar y abandonar las palabras de Dios y finalmente morir debido a su oposición a Dios. Esto crea un contraste agudo. ¿No puedes discernir quién es positivo y quién es negativo? ¿No puedes ver quién es capaz de guiarte a entrar en la realidad de la verdad y quién es capaz de confundirte y arruinarte? A algunas personas les gusta aceptar las mentiras de Satanás; están dispuestas a creerles a los demonios. No creen en las palabras de Dios y no creen en el testimonio del hombre usado por el Espíritu Santo. Tales personas están cavando sus propias tumbas y todos sus sufrimientos son auto infligidos porque cada persona escoge su propia senda.

17 de marzo de 2011

Anterior:Uno no será verdaderamente salvo a menos que escape de la influencia de Satanás

Siguiente:Los doce problemas que se deben resolver para entrar en el camino correcto de tener fe en Dios

También podría gustarte