App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Provisión para la vida: Recopilación de sermones

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

19. Los doce problemas que se deben resolver para entrar en el camino correcto de tener fe en Dios

Entrar en el camino correcto de creer en Dios es el primer paso para experimentar de verdad la obra de Dios y entrar en la realidad de la palabra de Dios. También es una señal de que alguien ha establecido su fundamento en el camino verdadero; si uno no ha entrado en el camino correcto de creer en Dios, entonces no ha entrado en la realidad de la verdad. Esto es igual a alguien que sólo cree en Dios de manera nominal, pero no ha experimentado realmente Su obra. Las personas que en verdad no han experimentado la obra de Dios naturalmente no han entrado en la gestión de Dios. Por lo tanto, todas las personas que no han entrado en el camino correcto de creer en Dios son personas cuya fe está sin fundamento y que todavía no han obtenido el reconocimiento de Dios. Por supuesto, no están entre aquellas que han alcanzado la salvación de Dios. Las que han sido engañadas en seguir falsos Cristos y anticristos, así como las que han sido reprimidas, restringidas y manipuladas por los falsos líderes y colaboradores, hasta que no tienen a dónde ir, han sido capturadas por Satanás porque no han entrado en el camino correcto de creer en Dios ni han puesto fundamentos en el camino verdadero.

Para entrar en el camino correcto de creer en Dios, uno debe primero entender las verdades con respecto a la visión. Esto es reconocer la mayor verdad de la visión, que es las tres etapas de la obra de Dios, y la verdad de la encarnación es la visión de todas las visiones. Para creer en Dios, sólo si uno cree en el Dios encarnado puede significar que uno ha encontrado al Dios verdadero, descubierto las pisadas de Dios y visto la aparición de Dios. Es sólo a través de aceptar a Dios encarnado que uno puede ver los misterios de la Palabra apareciendo en la carne. Esta es la única manera de ver la luz verdadera y la única manera de obtener el camino verdadero. Desde creer en Dios encarnado hasta ver los misterios de la Palabra apareciendo en la carne y finalmente saber que Cristo es la verdad, el camino y la vida, este es el proceso de entender a Dios y es el proceso por el cual uno entiende la verdad y obtiene la vida y, también, es una señal de que ha establecido un fundamento en el camino verdadero. Uno debe entender las tres etapas de la obra de Dios y entender que el objetivo de estas tres etapas de la obra es el objetivo de la salvación de la humanidad por parte de Dios. Uno debe entender los caminos y pasos de la salvación de la humanidad por parte de Dios, no solamente entendiendo que todas las tres etapas de la obra son hechas por un Dios, sino reconociendo también el efecto final de la salvación de Dios y el verdadero destino de la humanidad. Después de eso, uno también debe tener un entendimiento del significado de la encarnación de Dios y conocer los misterios de la Palabra apareciendo en la carne. Finalmente, uno debe reconocer que Cristo es la verdad, el camino y la vida. Así es como uno establece sus fundamentos en el camino verdadero. Es sólo este tipo de persona el que ya no puede ser engañado ni corrompido por ninguna de las fuerzas de Satanás. Esta es la realidad de la verdad que uno debe poseer con el fin de entrar en el camino correcto de creer en Dios y estas verdades forman el fundamento de entrar en el camino correcto de creer en Dios. Sólo después de que uno ha logrado un entendimiento total de las tres etapas de la obra y un conocimiento total de la importancia de la verdad de la encarnación, así como un entendimiento total de la importancia del misterio de la Palabra apareciendo en la carne, uno puede ser contado como alguien que ha establecido un fundamento en el camino verdadero y que ha entrado en el camino correcto de creer en Dios. Sólo aquellos que han entrado en el camino correcto de creer en Dios son los que en verdad han experimentado la obra de Dios y los que pueden obtener el reconocimiento de Dios, recibir la obra del Espíritu Santo, ser un miembro de la casa de Dios y ser contados entre Su pueblo. Todos aquellos que no están en el camino correcto de creer en Dios son personas que carecen de fundamento y no reconocen el camino verdadero. Por lo tanto, son llevados de acá para allá por el viento con su indecisión, como la cizaña y la paja aventadas en la era; no tienen vida y serán eliminados. Hay personas que son confundidas por esta persona hoy y siguen a alguna otra persona mañana. Son engañadas para deambular por todas partes, sin saber su verdadera dirección. Son igual que aquellos en la región de Chuangui que fueron engañados por los falsos Cristos en un estado terrible, ni hombre ni fantasma. Ahora ni siquiera saben quién es verdadero y quién es falso; cuando se trata de la fe en Dios, no saben a quién someterse, a quién seguir y la senda que deben seguir, nada está claro para ellos. Ni siquiera han alcanzado el umbral de experimentar la obra de Dios. En verdad son patéticos y miserables.

Creer en Dios encarnado es la única manera de creer en el Dios verdadero y conocer los misterios de la Palabra apareciendo en la carne es la única manera de descubrir la fuente de la vida y de ver la aparición de la luz verdadera. Sólo en este momento las personas realmente se encariñan con la verdad y la buscan resueltamente con el fin de alcanzar la salvación y ser perfeccionadas. Sólo este tipo de personas es el que ha entrado en el camino correcto de creer en Dios. Incluso si cree en Dios encarnado, si no ha entendido el misterio de la Palabra apareciendo en la carne, entonces no tendrá fundamento. Sólo tiene fe en el nombre de Dios y no conoce a Dios mismo. Así que, ¿sobre qué base uno confirma que es el Dios encarnado? Es justo como dice la palabra de Dios: “Investigar algo así no es difícil, pero requiere que cada uno de nosotros conozca esta verdad: Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su esencia, y Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su expresión. Haciéndose carne, Dios traerá la obra que debe hacer, y haciéndose carne expresará lo que Él es; será, asimismo, capaz de traer la verdad al hombre, de concederle la vida, y de mostrarle el camino. La carne que no contiene la esencia de Dios seguramente no es el Dios encarnado; de esto no hay duda. Para investigar si es la carne encarnada de Dios, el hombre debe determinarlo a partir del carácter que Él expresa y de las palabras que Él habla. Es decir, si es o no la carne encarnada de Dios, y si es o no el camino verdadero, debe discernirse a partir de Su esencia”. La palabra de Dios revela el misterio de la encarnación y nos dice cómo reconocer a Dios encarnado. Para emplear los sencillos términos del hombre: dado que es la encarnación de Dios, entonces está la Palabra apareciendo en la carne y Él puede expresar muchas verdades y llevar a cabo Su obra para salvar a la humanidad, y de estas palabras la humanidad verá que es la obra de Dios porque poseerá por completo el carácter de Dios y todo lo que Dios es y tiene. De esta manera, la humanidad puede ver que es completamente la voz de Dios y la aparición de Dios. Le permitirá a la humanidad reconocer todo lo que Dios tiene y es por medio de Su palabra, ver Su carácter revelado y ver Su obra. Esta es la base de creer en la encarnación y sólo las personas que en verdad saben esto son las que entienden la verdad de la encarnación y las que entienden a Dios encarnado. Muchas personas han aceptado a Dios encarnado, pero no reconocen la verdad expresada por Dios encarnado y, además, no han reconocido la voz de Dios en Sus palabras. Estas personas son sumamente susceptibles de ser confundidas por los falsos Cristos. Si alguien se llamara a sí mismo Cristo y dijera que Dios ha tomado un nuevo nombre y que también puede llevar a cabo milagros, entonces este tipo de persona se confundirá y seguirá a estos espíritus malignos. Creer en Dios encarnado no es tarea fácil. Si uno no tiene un entendimiento de la Palabra apareciendo en la carne y si no tiene ningún entendimiento de la verdad expresada por Dios, entonces este tipo de persona fundamentalmente no conoce la voz de Dios en absoluto. Si las nuevas palabras expresadas por Dios no son etiquetadas como la palabra de Dios, entonces las personas no la pueden reconocer. Este es un asunto sumamente revelador. Ya que los arreglos de la obra vienen de los de arriba, si las personas que examinan estos arreglos de la obra son incapaces de decir si se conforman a la verdad y a la palabra de Dios o si son verdaderos o falsos, este asunto es demasiado revelador. Las personas que no conocen la verdad son reveladas de esta manera. Muchas personas en la iglesia sólo se hacen pasar por creyentes. Si les preguntas en quién creen, dirán que no saben. Si les preguntas a quién siguen y a quién se someten, también dirán que no están seguras. ¿Qué tipo de problema es este? Estas son personas que no tienen ningún conocimiento de la verdad, ningún entendimiento de la voz de Dios y sólo están fingiendo pertenecer. Dios no reconoce a estos tipos de personas como fieles porque no reconocen la voz de Dios. Escuchan a cualquiera que hable, creen en cualquiera que los confunda, siguen a cualquiera que los guíe. Para ellos, aquellos que les dan dinero son sus padres y aquellos que les dan comida son sus madres. ¿No son unos necios tontos? Algunas personas comen y beben la palabra de Dios y viven una vida de iglesia y, aun así, todavía pueden seguir a los falsos Cristos y anticristos; ¿no es eso traición? ¿No es eso similar a una ramera o prostituta? Hay necios así en las iglesias en cada lugar. Creen en Dios y asisten a las reuniones por unos cuantos años, pero no tendrán ningún conocimiento de la verdad. Cuando un día los espíritus malignos hagan su trabajo y un falso Cristo o anticristo aparezca, estos tipos de personas de repente se convierten en sumisos y siguen cualquier camino por donde el viento sople. Si el pueblo escogido de Dios hablara acerca de la verdad con ellos, entonces podrían ser estabilizados, pero si no tienen a nadie con quién hablar acerca de la verdad, sólo serán fácilmente influenciados por cualquiera que aparezca. Si estas personas han sido fieles por uno o dos años, o tal vez tres años, entonces, sin duda, no son las que buscan la verdad.

Con el fin de entrar en el camino correcto de creer en Dios, el problema de establecer un fundamento se debe resolver. Primero debes decidir en qué Dios crees, por qué nombre se le llama y en qué fundamento basas tu fe. Esta es la cuestión más crucial. Así que, ¿qué verdades debes entender para resolver este problema? La respuesta es, por supuesto, las verdades sobre la visión, para primero entender la mayor visión, que es las tres etapas de la obra, y luego entender la verdad de la encarnación. ¿Cuál es la base de la encarnación? Se debe basar en la palabra de Dios: “la humanidad corrupta está más necesitada de la salvación del Dios encarnado”. Para confirmar si Él es o no Dios encarnado, primero debes ver si está la Palabra apareciendo en la carne, es decir, la expresión de la verdad y, de todas las palabras que se expresan, si uno es capaz o no de ver la esencia de Dios, el carácter de Dios y la obra de Dios. Para confirmar si Él es Dios encarnado, uno debe distinguir en base a Su esencia, pero ¿a qué se refiere esta esencia? Es la divinidad de Cristo. La divinidad de Cristo es la esencia de la encarnación y solamente el Único con esencia divina puede expresar la voz de Dios y lograr el hecho de la Palabra apareciendo en la carne y completar la obra de la Palabra apareciendo en la carne. Es sólo sobre la base de la obra de Cristo, la expresión de Cristo y el hecho de la obra de la Palabra apareciendo en la carne que vemos que la esencia de Cristo es divina y que es Dios mismo. De esta manera establecemos nuestro fundamento en el camino verdadero donde la fuerza de Satanás no tiene manera de confundirnos ni corrompernos, y entonces de esta manera somos personas que nos podemos mantener firmes. Si uno cree en Dios encarnado sin entender estas verdades y sin esta realidad, entonces puede olvidar mantenerse firme; definitivamente será mantenido cautivo por Satanás. Algunas personas escuchan las falacias engañosas del mundo religioso o ven en sitios web religiosos varias teorías de anticristos que tienen la intención de confundir a las personas y se sienten intranquilos en sus corazones e inseguros en cuanto a lo que deben hacer. Las personas sin la verdad son confundidas fácilmente y no se pueden mantener firmes. ¿Pueden personas así alcanzar la salvación de Dios?

Nuestra fe en Dios Todopoderoso encarnado se basa principalmente en tres razones: 1. Él ha expresado todas las verdades en el libro “La Palabra manifestada en carne” y ha revelado todos los misterios del plan de gestión de Dios para salvar a la humanidad, convenciendo totalmente los corazones, bocas y ojos de las personas. 2. Él ha llevado a cabo la obra de juicio y castigo de los últimos días para la salvación de la humanidad y ha conquistado por completo a la humanidad, para que esta se incline ante Dios y lo llame el Dios verdadero. 3. Todas Sus palabras son declaraciones de Su espíritu divino y originales de la divinidad de Cristo, algo que ningún hombre tiene o es capaz de alcanzar o desentrañar, y también son autoritarias y poderosas. Ningún hombre puede estar de pie ante Su palabra. Estas tres razones son el fundamento sobre el cual nuestra fe en Dios se basa y son, además, la base de nuestra fe en Dios encarnado. Algunas personas son tan frívolas en su elección de Dios e incluso absurdas. Si un espíritu maligno lleva a cabo algunas señales y prodigios, creen en él. Otras oyen a alguien decir unas cuantas doctrinas engañosas y las creen. Aún hay otras que lo aceptan cuando oyen a alguien proclamar ser el “único Dios verdadero” que se hace llamar por cualquier nombre, que dice haber venido a llevar a cabo alguna obra y que afirma que si las personas contemplan su rostro pueden entrar al reino, pero que si las personas no creen en él irán al infierno. Estos tipos de personas son realmente simplones. Si la fe en Dios se basa en sus estándares, entonces habrá muchos dioses en los que ellos crean y cualquier espíritu maligno puede ser su Dios y cada persona embaucadora puede ser su Señor. Para ellos, los que les dan dinero son sus padres y los que les dan comida son sus madres. Cuando difundimos el evangelio y damos testimonio de Dios, la mayoría de las personas que son ganadas pasan por dos o tres días de enseñanza o tal vez siete u ocho veces, antes de reconocer que este es el camino verdadero y luego aceptan a Dios. Aquellas personas en la iglesia que fueron engañadas por los falsos Cristos o anticristos, fueron descarriadas a pesar de que los falsos Cristos o anticristos no comunicaron ninguna verdad ni tuvieron ninguna realidad de la verdad. Así que, ¿cuál es el problema aquí? Las personas que no entienden la verdad de la encarnación de Dios son muy lamentables. Algunas son irresponsables cuando custodian las ofrendas de Dios y, además, no tienen lealtad y hasta pueden entregar las ofrendas del pueblo escogido de Dios a los anticristos o falsos líderes. Estos tipos de personas carecen de cualquier razón y, además, benefician a los enemigos a expensas de su propia gente. Estas ofrendas son del pueblo escogido de Dios para Dios y no te pertenecen. ¿Por qué las entregaste a los anticristos sin el consentimiento del pueblo escogido de Dios? Si algo te pertenece, tienes el derecho de tomar una decisión al respecto, pero aun así debes buscar la guía a través de la oración, así que ¿por qué razón venderías las ofrendas del pueblo escogido de Dios y las usarías para transacciones? ¿Tienes autoridad para tomar decisiones sobre las ofrendas a Dios? He visto a un hermano o hermana que custodia las ofrendas de Dios que ha creído que una transferencia de dinero por el grupo de decisión pastoral, o por el grupo regional de toma de decisiones, es sospechosa y se ha conectado online para contactar a los de arriba y dejar que ellos tomen una determinación; sólo obedecen a los de arriba y a las decisiones del hombre usado por el Espíritu Santo. Tales personas pueden ser fieles a Dios y leales y responsables en la custodia de las ofrendas a Dios. Estas son personas confiables y Dios las encontrará aceptables y las recordará.

Si uno quiere entrar en el camino correcto de creer en Dios, debe reconocer que Cristo es la verdad, el camino y la vida y que, aparte de Cristo, ninguna otra persona posee la verdad, el camino y la vida. No hay duda sobre esto. Si una persona embustera dice que es Cristo y también habla muchas doctrinas, entonces ¿cómo se puede discernir? De hecho es muy sencillo. Sólo si expresas los misterios de la obra y el plan de gestión de Dios, yo decidiré si aceptar o no. Tú dices que eres Cristo, pero ¿tu palabra aparece en la carne? Porque Cristo es la aparición de Dios; cuando Dios aparece, Él puede expresar palabras y verdades y puede exponer la naturaleza y esencia satánicas de la humanidad corrupta. Si eres incapaz de mostrarme que tú posees todo lo que Dios tiene y es, de poder expresar la voz de Dios y que tienes la autoridad y el poder de Dios, entonces absolutamente no te aceptaré. Y si todo lo que puedes hacer es comunicar un poco de conocimiento real de la experiencia, entonces definitivamente no eres Dios encarnado, porque hay muchas personas que entienden algunas verdades por medio de experimentar la obra de Dios. Por lo tanto, el sólo ser capaz de hablar acerca de algún conocimiento de la experiencia de las verdades no es suficiente para convencer a las personas. Si sólo puedes expresar palabras de profecía de profeta, entonces esto podría ser iluminación o inspiración del Espíritu Santo, pero esto de ninguna manera es la aparición de Dios o la encarnación de Dios. El ser capaz de llevar a cabo algunas señales y prodigios, además, no puede hacer que las personas crean, porque llevar a cabo algunas señales y prodigios sólo es un truco turbio y una estratagema artera de los espíritus malignos, y no puede representar en absoluto que tienes la verdad y la vida. Las señales y prodigios de Jesús incluyeron alimentar a cinco mil personas con cinco panes y dos peces y también resucitar a los muertos, ninguno de los cuales se podría llevar a cabo por espíritus malignos. Sin embargo, Dios encarnado de los últimos días sólo usa Su palabra para conquistar a la humanidad corrupta, además de salvar y perfeccionar a un grupo de personas, lo que es un milagro mayor que todos los otros milagros, y esto demuestra que Dios es todopoderoso y omnisciente y que Su palabra es la Palabra apareciendo en la carne. Estas palabras no sólo pueden conquistar y salvar a toda la humanidad, sino que también pueden salvar y perfeccionar a toda la humanidad, poner fin a una era y completar el plan de gestión de Dios. Por lo tanto, la autoridad y el poder manifestados por la encarnación son mucho mayores que la autoridad y el poder de todos los otros milagros. Si uno no entiende esto, entonces no entiende la esencia divina de Cristo. Tal persona no posee un entendimiento de Dios. Ya que Él es Dios encarnado, Su palabra con seguridad aparecerá en la carne. La Palabra apareciendo en la carne no se puede probar a través de expresar sólo unas cuantas palabras. Más bien, el sólo expresar los misterios de la obra de Dios y suficientes verdades, y representar una etapa de la obra de Dios, es la Palabra apareciendo en la carne. Cualquiera que ha experimentado la obra de Dios por unos cuantos años puede comunicar unas cuantas palabras de la realidad de la verdad, pero todo esto sólo demuestra que alguien ha entendido algunas verdades después de experimentar la obra de Dios. Sin embargo, de ninguna manera es la Palabra apareciendo en la carne y no se puede comparar con la palabra de Dios expresada por Dios encarnado. Las personas que creen en Dios, pero no entienden la verdad, creen en espíritus malignos cuando los ven, creen en personas embusteras cuando las ven y creen en cualquiera que diga que es “Dios”. Personas así no tienen vida y son necias. Hay personas turbias y confundidas de esta manera en la iglesia en todas partes. Ninguna de estas personas ha entrado en la gestión de Dios y todas están viviendo fuera de las palabras de Dios. Dios no las reconoce como creyentes. En la casa de Dios, sólo aquellas que genuinamente buscan la verdad, que realmente se entregan a Dios, que cumplen fielmente con su deber como una criatura y que sólo obedecen a Dios, las palabras de Dios y la verdad, son consideradas como personas que realmente obedecen a Dios. Estas personas creen en el nombre de Dios Todopoderoso y comen y beben las palabras de Dios Todopoderoso, La Palabra manifestada en carne, y cumplen con su deber para Dios Todopoderoso. Sólo aceptan el liderazgo, la provisión y los arreglos del hombre usado por el Espíritu Santo y no aceptan el control de ninguna otra persona. Que acepten y obedezcan o no a los líderes y colaboradores de cualquier nivel, se basa totalmente en si su comportamiento y acciones se conforman a las palabras y la verdad de Dios y si concuerdan con los arreglos de la obra de los de arriba. Evidentemente, sólo cuando el pueblo escogido de Dios come y bebe las palabras de Dios, hace todo en base a las palabras de Dios y obedece el liderazgo y los arreglos del hombre usado por el Espíritu Santo, son personas que verdaderamente creen en Dios Todopoderoso, que realmente siguen a Dios Todopoderoso y que obedecen en verdad la obra de Dios Todopoderoso. Esto se debe a que externamente están comiendo y bebiendo la palabra de Dios Todopoderoso, entregándose a Dios Todopoderoso, cumpliendo con su deber como criatura de la creación para Dios Todopoderoso, y obedeciendo el liderazgo y los arreglos de la obra del hombre usado por el Espíritu Santo. Además, esencialmente se están sometiendo a la obra de Dios Todopoderoso y a la obra del Espíritu Santo sin ninguna desviación. La fe propia en Dios debe ser así de clara y precisa con el fin de ser aprobada y aceptada por Dios. De lo contrario, su fe es confusa y solamente se están manteniendo ocupados a ciegas. Incluso después de ir de un lado al otro por unos años, no habrán obtenido la realidad de la verdad, mucho menos obtenido conocimiento de Dios o cambios en su carácter de vida. ¿Es esto buscar la verdad? ¿Es esto entregarse a Dios? ¿Es esto practicar la verdad y cumplir con su deber? Si no pueden estar a la altura del estándar en estas áreas, entonces ¿no sólo están abordando las cosas a ciegas? He escuchado las cosas que algunos creyentes dicen y no los entiendo; son como niños jugando a la casita. ¿Cómo pueden decir cosas que están tan fuera de lugar? No coinciden en absoluto con la palabra o la verdad de Dios; ¿en qué clase de senda están? Realmente no puedo ver las intenciones de tales personas. ¡No es de extrañar que puedan ser engañadas! Básicamente no entienden lo que significa buscar la verdad o cómo entrar a la realidad y siempre están bajo la influencia de asuntos triviales, aplicando reglas a ciegas cuando se encuentran con cosas y no saben cómo actuar de acuerdo con los principios de la verdad. ¿Cómo podrían tales personas no ser engañadas?

Entrar en el camino correcto de creer en Dios requiere resolver los siguientes problemas: ¿En qué Dios ultimadamente crees? Esto debe quedar muy claro y bien entendido. Algunas personas creen en Dios Todopoderoso, comen y beben las palabras de Dios Todopoderoso en la reunión, pero creen en las palabras de los anticristos en sus corazones y siguen a los falsos líderes. ¿Cómo uno siquiera explica esto? En teoría, comer y beber las palabras de Dios Todopoderoso es completamente correcto, así que ¿por qué todavía pueden creer en las palabras de los anticristos, seguir a los anticristos, obedecer a los falsos líderes y escuchar a los falsos líderes, pero no al hombre usado por el Espíritu Santo? ¿En quién creen ultimadamente estas personas? ¿A quién se someten? Este es un problema difícil de explicar y puede ser un verdadero dolor de cabeza para las personas. Así que, ¿qué es exactamente creer en Dios? La verdadera creencia en Dios necesariamente implica escuchar a Dios con respecto a todas las cosas. Pero, ¿cómo lo pone uno en práctica? Uno debe actuar basado en la palabra de Dios. Si corresponde con la palabra y la verdad de Dios, me someteré a ello. Si no corresponde con la palabra y la verdad de Dios, entonces, no importa quién seas, no me someteré a ello. Por lo tanto, solamente los creyentes que sólo obedecen a Dios, que sólo obedecen las palabras de Dios y que sólo obedecen al hombre usado por Dios, son personas que se puede decir que tienen verdadera fe en Dios. Así que, ¿cómo verificamos que uno tiene verdadera fe en Dios? Lo hacemos en base a quién ultimadamente escucha y a quién se somete en todo. Si crees en Dios, pero escuchas y te sometes a los falsos líderes y anticristos y, aun así, no obedeces los arreglos de la obra y los sermones y la enseñanza del hombre usado por el Espíritu Santo, entonces la conclusión sólo puede ser esta: tu fe en Dios es falsa y en lo que crees es en los anticristos y falsos líderes. Si escuchas a los falsos líderes y anticristos con respecto a todo, entonces la esencia de tu fe en Dios cambiará. En lo que realmente crees es en los falsos líderes y anticristos. La verdadera fe se decide en base a quién uno genuinamente se somete y escucha. Este es un hecho innegable. Si alguien dice que cree en Dios Todopoderoso, pero más bien sigue a un anticristo, entonces la conclusión a la que se debe llegar es esta: su fe en Dios Todopoderoso es falsa, pero su fe en el anticristo es verdadera así que, de hecho, cree en el anticristo. Esto es igual a lo que Jesús dijo a la mujer samaritana: “Porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; en eso has dicho la verdad”. Hay bastantes personas ahora cuya fe es así. En la superficie, parecen creer en Dios Todopoderoso, pero en realidad están siguiendo a los falsos Cristos y anticristos y obedeciendo a los falsos líderes, al igual que la mujer samaritana que ya tenía cinco maridos y el hombre con el que actualmente estaba tampoco era su marido. ¿No son tales personas que abrazan el estandarte de “creyente de Dios”, pero que creen y siguen imprudentemente a las personas, prostitutas adúlteras? Hay bastantes personas ahora en la región de Chuangui que creen en el falso Cristo conocido como “Dios el vencedor”. Estas personas podrían también comer y beber las palabras de Dios Todopoderoso, pero siguen y obedecen a un falso Cristo. ¿No son la escoria que beneficia a los enemigos a expensas de su propia gente? ¿Será este falso Cristo capaz de salvarlos al final? ¿Qué final les puede este traer? Hay muchos ahora que creen en Dios Todopoderoso, pero algunos han aceptado falsos Cristos y anticristos, mientras que otros han caído bajo el hechizo y control de los falsos líderes y colaboradores. Aunque la mayoría de las personas no han sido engañadas, sólo un tercio más o menos es capaz de obedecer verdaderamente la obra de Dios Todopoderoso y puede realmente buscar y entender la verdad. Sólo estas personas en verdad creen, siguen y obedecen a Dios Todopoderoso. Sólo este tercio más o menos de personas es el verdadero pueblo escogido de Dios que será aceptado y aprobado por Dios. Sólo los creyentes que han obtenido la aceptación y aprobación de Dios pueden entrar al camino correcto de creer en Dios y ser salvos.

Las personas que creen en Dios, pero que no buscan la verdad son tan patéticas. Si les tuvieras que preguntar exactamente qué significa la creencia en Dios, no darán una respuesta clara. Si les preguntaras otra vez en quién creen más y a quién obedecen, me temo que aún no obtendrías una respuesta clara. Si les preguntaras a quién se entregan, sería problemático si no les pudiera quedar clara su respuesta. La fe en Dios se debe basar en el entendimiento, la precisión y la claridad antes de que uno pueda estar en el camino correcto y antes de que uno pueda entrar al camino correcto de tener fe en Dios. Actualmente, hay muchas personas con una fe confusa, que están confundidas y que cometen todo tipo de acciones malvadas. Entrar en el camino correcto de tener fe en Dios no es tarea fácil y uno debe primero resolver doce problemas con el fin de hacerlo.

1. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿se basa por completo en todas las palabras de Dios en La Palabra manifestada en carne? ¿Se basa en el testimonio de Dios y en la obra de Dios? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

2. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿a quién sigues y a quién obedeces? ¿Estás en el camino de buscar la verdad o no te ocupas de tus deberes y sólo sigues a ciegas a la multitud? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

3. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿todavía mora en tu corazón la idolatría? ¿Estás bajo la restricción y el control de alguien más, de tal manera que no puedes evitar desobedecer a Dios? ¿En qué clase de confusión es más probable que caigas víctima? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

4. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿cómo debes tratar al hombre usado por el Espíritu Santo? ¿Qué función cumple el hombre usado por el Espíritu Santo con respecto al pueblo escogido de Dios que experimenta la obra de Dios? ¿Cuál es el papel que juega? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

5. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿para quién te estás dedicando o para quién cumples con tus deberes? ¿Cumple con los estándares tu cumplimiento de los deberes? ¿Están todas tus acciones cumpliendo con tus deberes o están haciendo el mal? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

6. Si tu fe en Dios Todopoderoso es con el propósito de buscar la verdad y obtener la salvación, ¿qué buenas acciones has preparado? ¿Son suficientes para cumplir los requerimientos de Dios? ¿Cuánto mal has hecho y es este capaz de traer castigo? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

7. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿te queda claro qué verdades debes poseer con el fin de alcanzar la salvación? ¿Realmente entiendes la sustancia de tu propia naturaleza y la verdad de tu corrupción? ¿Eres alguien que puede realmente obedecer a Dios y ser leal a Él? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

8. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿en verdad odias al gran dragón rojo? ¿Conoces la esencia malvada del gran dragón rojo y el rostro de Satanás? ¿Cuántos de los venenos del gran dragón rojo están en ti? ¿Realmente le has dado la espalda al gran dragón rojo? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

9. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿eres capaz de discernir a los ateos, a los falsos hermanos, a los falsos líderes y a los falsos colaboradores? ¿Sabes por qué serán eliminados? ¿Cómo los debes tratar para estar en concordancia con la verdad? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

1o. En tu creencia en Dios Todopoderoso, ¿sabes qué tipos de personas están incluidos entre las fuerzas de Satanás? ¿Cómo se hacen enemigos de Dios y qué le han hecho al pueblo escogido de Dios? ¿A qué grupo de personas perteneces y a quién exactamente sigues? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

11. El enemigo más peligroso de la fe en Dios es el anticristo, así que ¿cuál es la naturaleza del anticristo y cuál es su esencia? ¿Cómo confunde y controla a las personas el anticristo y cuál es su objetivo? ¿Eres capaz de discernir esto con claridad? Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

12. En tu fe en Dios Todopoderoso, te debe quedar claro cómo las fuerzas satánicas confunden e impiden que las personas regresen a Dios y cómo debes escapar de las influencias satánicas para regresar realmente a Dios y ser salvo. Esto te debe quedar claro y esta cuestión se debe resolver.

Estos son los doce problemas que se deben resolver con el fin de entrar en el camino correcto de tener fe en Dios. Si no logras resolver estos problemas, tu fe es confusa.

Parece que entrar en el camino correcto de tener fe en Dios realmente no es tarea fácil. Algunas personas se creen capaces de entender las verdades de las visiones y que nunca se confundirían porque creen firmemente en Dios Todopoderoso, en las palabras de Dios Todopoderoso y en el hombre usado por el Espíritu Santo y que con seguridad se pueden mantener firmes en su fe. Aunque este dicho es correcto, sin embargo, si la verdad no se busca entonces no se pueden mantener firmes en su fe. Tu fe en Dios Todopoderoso es absolutamente correcta y creer que la palabra de Dios Todopoderoso es la verdad, el camino y la vida también es absolutamente correcto. También es correcto creer que el hombre usado por el Espíritu Santo representa la obra del Espíritu Santo y los pasos de la obra del Espíritu Santo. Sin embargo, esto sólo garantiza que no te confundirás y que no abandonarás el camino verdadero. Si uno desea alcanzar la salvación y ser perfeccionado, uno debe primero entrar en la realidad de las diez verdades y realmente entenderlas con el fin de poseer genuinamente el poder de discernimiento, de ver las intenciones de los trucos de Satanás y la esencia de cada problema y con el fin de evitar definitivamente ser perturbado, confundido y restringido por cualquier fuerza de Satanás. Esta es la única manera de derrotar genuinamente a Satanás y escapar de su influencia. Esta es la única clase de persona que puede conocer de verdad a Dios, recibir Su salvación y ser perfeccionada por Él. Por lo tanto, entrar en el camino correcto de tener fe en Dios sólo representa que la persona establezca un fundamento en el camino verdadero, que haya entendido las verdades de las visiones, que sea capaz de mantenerse firme en el camino verdadero y que no sea confundida por Satanás o controlada por los falsos líderes y el anticristo. Si, además, estos doce problemas se resuelven, sólo entonces puede uno verdaderamente convertirse en alguien que está en el camino correcto de creer en Dios, que realmente regresa a Dios, que vive en la presencia de Dios y que entra en la realidad de la verdad. La persona que en verdad ha entrado en el camino correcto de creer en Dios con seguridad alcanzará la salvación y nunca será llevada por ninguna de las fuerzas de Satanás; realmente ha regresado a Dios. Sólo es cuestión de tiempo para que personas así alcancen la salvación y la perfección; si siguen buscando la verdad, no será un problema.

El pueblo escogido de Dios debe recordar que entrar verdaderamente en el camino correcto de creer en Dios no está lejos de alcanzar la salvación y puede, en esencia, garantizar a los creyentes en Dios alcanzar la salvación. La amenaza por la obra de los espíritus malignos, por la confusión de los falsos Cristos y anticristos, por el control de los falsos líderes y colaboradores o por las diferentes tentaciones de Satanás, no supone ningún daño para las personas. Se puede decir con certeza que no importa si son las tentaciones planteadas por Satanás, o las pruebas de los desastres, o las confusiones por los falsos líderes y colaboradores, o los disturbios por los anticristos, todos aquellos que busquen la verdad y obtengan la obra del Espíritu Santo, los vencerán y superarán por medio de la palabra de Dios y el liderazgo de la obra del Espíritu Santo. Debemos tener fe en la omnipotencia de la palabra de Dios. Cuanto más claramente entendamos la verdad, más probable será que esté garantizada; la mera habilidad para hablar letras y doctrinas no tiene utilidad real. Si el pueblo escogido de Dios puede tener claro y resolver los doce problemas asociados con entrar al camino correcto de creer en Dios, entonces está en el camino correcto. Si estos doce problemas se resuelven, entonces es casi seguro que la fe alcanzará la salvación. Todas las personas que realmente entran en la realidad de la verdad recibirán la protección, el cuidado y la guía del Espíritu Santo.

La principal prioridad del pueblo escogido de Dios es resolver estos doce problemas. Si no se resuelven adecuadamente, existe el peligro de confundirse y abordar un barco de ladrones, de ser controlado por falsos líderes o falsos colaboradores, de seguir al anticristo o de ser confundido por toda clase de falacias y herejías. Sólo haciendo su máximo esfuerzo para buscar la verdad y para entender con claridad las diez verdades y entrar en la realidad, es cuando las personas realmente se convertirán en unas que pueden ser salvas. Para entrar en el camino correcto de creer en Dios, se deben resolver los doce problemas. Sólo entender letras y doctrinas o fórmulas no servirá de nada. Sin buscar la verdad, uno nunca entrará en el camino correcto de creer en Dios.

El camino para entrar al reino es, de hecho, peligroso. Está plagado de obstáculos y baches; es rugoso e irregular. Todo tipo de espíritus malignos emerge sin fin y no puede ser expulsado ni erradicado por completo. Hay tantos de estos espíritus malignos bestiales e inmundos que son inmunes a la razón. Si a una persona le falta la verdad, entonces le costará mantenerse firme contra ellos y entender muchas doctrinas no servirá de nada. Si ella ni siquiera puede refutar las falacias de los anticristos o ver las intenciones de los trucos de Satanás, ¿cómo podría evitar confundirse? He visto a algunos hermanos y hermanas refutar en línea las falacias de los anticristos y, de hecho, pueden comunicar un poco acerca de la realidad, lo cual es muy gratificante ver. Estos tipos de personas son un consuelo para Dios. Algunas personas se enfurecen cuando ven al anticristo confundir a las personas y hasta lo maldicen. Son personas con un sentido de justicia. Si estas personas buscan la verdad, entonces seguramente alcanzarán la salvación y la perfección. Es difícil decir si los espectadores que no dicen lo que piensan realmente estarán confundidos. Cuando se enfrentan con las tentaciones de Satanás, la obra de los espíritus malignos y la confusión de los falsos Cristos, las personas que carecen de la verdad son impotentes y no pueden hacer nada. Incluso si desearan proteger al pueblo escogido de Dios, no pueden hacer nada y es difícil decir si incluso ellas mismas se pueden proteger. Por lo tanto, entrar en el camino correcto de creer en Dios no es tarea fácil. ¿Cómo estás resolviendo los doce problemas con los que debes tratar al creer en Dios? ¿Eres alguien que está en el camino correcto de creer en Dios? Cuando te encuentres con la obra de los espíritus malignos o con la confusión de los falsos Cristos y los anticristos, ¿eres capaz de ver sus intenciones y refutarlos y exponer su esencia y humillar a Satanás? Cuando sigues y cumples con tus deberes, ¿todavía eres capaz de caer víctima de la restricción y perturbación de los falsos líderes y colaboradores? ¿Puedes obedecer la palabra de Dios con precisión y obedecer los arreglos de la obra de los de arriba? ¿Eres capaz de cumplir con tus deberes y hacer tu trabajo en estricta concordancia con los arreglos de los de arriba? ¿Eres capaz de obedecer a Dios y ser leal a Él sin ser influenciado por ninguna persona o cosa? Si resuelves estos doce problemas entonces realmente serás una persona que está en el camino correcto de creer en Dios y sólo a estas personas se les garantizará recibir la salvación de Dios.

18 de marzo de 2011

Anterior:Ver las Intenciones de la Naturaleza y de la Esencia de los Anticristos para Penetrar en Las Artimañas y Las Maquinaciones de Satanás

Siguiente:Como alguien trata la verdad es como trata a Dios

También podría gustarte