App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Provisión para la vida: Recopilación de sermones

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

26. Sólo las personas que realmente aceptan y obedecen el juicio y castigo de Dios están buscando sinceramente la verdad

Desde la corrupción de la humanidad por parte de Satanás hace miles de años, nadie ha descubierto la verdad de la corrupción de la humanidad por parte de Satanás y las raíces de la maldad y oscuridad de la humanidad ni nadie ha descubierto en realidad cuál es el valor real y el significado de la vida, mucho menos ha encontrado las marcas de la obra de Dios de los últimos días en China. Hace mucho Dios ha descendido en secreto y formado un grupo de vencedores a través de la conquista y la salvación. La luz verdadera ha aparecido en el oscuro lugar malvado donde está el gran dragón rojo. Dios revela todas las verdades y misterios en Su obra de juicio y castigo de los últimos días. Las experiencias de vida del pueblo escogido de Dios prueban completamente: Si las personas creen en Dios pero no pueden aceptar el juicio y castigo de Dios, nunca serán capaces de entender y obtener la verdad y alcanzar la salvación y nunca conocerán verdaderamente a Dios ni lograrán ser hechas perfectas. El juicio y castigo de Dios es la obra de salvar y perfeccionar a las personas. Por consiguiente, para buscar la verdad uno debe aceptar y obedecer todo el juicio y castigo de Dios. La búsqueda de la verdad se basa en un fundamento de aceptación y obediencia hacia todo el juicio y castigo de Dios. Sin el juicio y castigo de Dios, las personas nunca conocerán a Dios, nunca obtendrán la verdad, el camino y la vida, nunca lograrán cambios en el carácter de vida y nunca serán capaces de liberarse de la oscura influencia de Satanás y alcanzar la salvación. Este es el único camino para que el pueblo escogido de Dios busque la verdad. Sólo aceptando y obedeciendo el juicio y castigo de Dios puede buscar sinceramente la verdad. Sólo las personas que son purificadas y logran un entendimiento de Dios a partir del juicio y castigo de Dios están realmente buscando la verdad. Si las personas dejan el juicio y castigo de Dios y buscan la verdad en base a su imaginación, entonces eso es vano y poco realista y nunca lograrán resultados reales. El pueblo escogido de Dios debe estar seguro sobre cómo debe buscar exactamente la verdad al experimentar y obedecer el juicio y castigo de Dios para ser capaz de obtener el conocimiento de Dios. Esta es la cuestión clave que se debe resolver al buscar la salvación y ser perfeccionado. Hay tres aspectos principales para buscar la verdad al experimentar y obedecer el juicio y castigo de Dios:

1. Para aceptar y obedecer el juicio y castigo de las palabras de Dios, uno debe aceptar concienzudamente el juicio y castigo de cada una de las palabras de Dios y reflexionar y entender la verdad de la propia corrupción y la esencia de la propia naturaleza de ellas para lograr un entendimiento de la intención de Dios, entender el carácter de Dios y Su omnipotencia y sabiduría. Esta es la única manera de entender la verdad y lograr un entendimiento de Dios, para ser salvo y perfeccionado. Por consiguiente, uno no debe escapar y esconderse ni hacer las cosas mecánicamente y ser descuidado sobre el juicio y castigo de Dios.

2. Para aceptar y obedecer el juicio y castigo de las palabras de Dios, uno debe aceptar toda la poda y el trato que se ajusta a la realidad de la verdad en las palabras de Dios. Para la humanidad corrupta este es el punto crítico más difícil de pasar. El carácter satánico de arrogancia y engreimiento de la humanidad corrupta que no obedece a nadie es el duro caparazón más difícil de romper de la naturaleza de Satanás. Por lo tanto, aceptar toda la poda y el trato que se ajusta a la realidad de la verdad en las palabras de Dios es el comienzo y la clave para entender la verdad y entrar a la realidad.

3. Para aceptar y obedecer el juicio y castigo de las palabras de Dios, uno debe sufrir toda clase de pruebas y refinamiento. Esto es, de hecho, experimentar el juicio y castigo de Dios en realidad. También es la guerra espiritual más cierta. Por lo tanto, las pruebas y el refinamiento son la forma más cierta y más real del amor de Dios por la humanidad corrupta y son realmente la perfección y la salvación de Dios. Sólo experimentar y aceptar toda clase de sufrimiento de las pruebas y el refinamiento es ir realmente al banquete, que es una gran oportunidad para conocer a Dios y ser perfeccionado.

Las anteriores son las tres maneras principales en que Dios juzga y castiga a la humanidad corrupta y el corazón de la obra de juicio y castigo de Dios. La aceptación del juicio y castigo de Dios por parte de la humanidad corrupta es justa y adecuada. El juicio y castigo de Dios de la humanidad corrupta muestra completamente la justicia de Dios y es incluso más digno del amor y la adoración de la humanidad. Sin el juicio y castigo de Dios, la humanidad perecería y estaría completamente sin esperanza. Ahora Dios ha iniciado Su juicio y castigo de la humanidad corrupta, la humanidad ha visto, por consiguiente, la esperanza de la salvación. Esta es la manera en que Dios salva y perfecciona a las personas. El juicio y castigo de Dios de la humanidad corrupta es la manifestación del amor de Dios. Dios aparece a la humanidad en maneras justas, majestuosas e iracundas. Esta es la salvación y perfección de la humanidad y una manifestación completa del amor de Dios. Por lo tanto, aceptar el juicio y castigo de Dios es aceptar la salvación del amor de Dios y la perfección del amor de Dios. Los tres aspectos más importantes de la experiencia real de entrar al juicio y castigo de Dios son comer y beber las palabras de Dios, practicar y experimentar las palabras de Dios y aceptar y obedecer las palabras de Dios para lograr un entendimiento de las palabras y la verdad de Dios. Aceptar y experimentar el juicio y castigo de Dios de las palabras de Dios es la habilidad básica para buscar la verdad. Para dedicar energía para practicar y entrar a la aceptación del juicio y castigo de las palabras de Dios, uno debe ser capaz de obtener la iluminación e inspiración del Espíritu Santo y ser capaz de obtener los resultados de la obra del Espíritu Santo. Si las personas realmente aman la verdad, deben ser capaces de aceptar la verdad, practicar la verdad y obedecer la verdad. Esto es fundamental para el crecimiento en la vida. Todas aquellas que no comen ni beben las palabras de Dios lo suficiente, y que no pueden aceptar el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento en las palabras de Dios no son personas que sinceramente amen y busquen la verdad. No pueden obtener totalmente la obra del Espíritu Santo. Cuanto más puedan las personas aceptar el juicio y castigo de las palabras de Dios cuando comen y beben las palabras de Dios, más pueden obtener iluminación, inspiración y perfección del Espíritu Santo. De esta manera las personas pueden entrar completamente en la guía de las palabras de Dios y desarrollar una genuina experiencia de vida bajo el liderazgo de la obra del Espíritu Santo. Sólo el logro de un entendimiento de la verdad y un crecimiento de vida real al experimentar la obra de Dios se puede llamar experiencia de vida. La experiencia de vida real siempre está acompañada por el juicio y castigo de Dios, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento, mientras que las experiencias reales de estos tres aspectos son los frutos de la guía e iluminación e inspiración del Espíritu Santo. Así que sólo aquellas que tienen la obra del Espíritu Santo se puede decir que tienen una experiencia de vida y aquellas que no tienen la obra del Espíritu Santo no se puede decir que tengan experiencia de vida, no importa lo que experimenten. Hay muchas personas que han creído en Dios por muchos años y que también han sufrido mucho pero no tienen ningún entendimiento de Dios, ni ningún cambio en su carácter de vida. No importa cuántos contratiempos y fracasos sufra este tipo de persona, debido a que nunca puede entender la verdad ni entrar en la realidad, no le es posible lograr ningún cambio en su carácter de vida. Por lo que simplemente no se puede decir que tenga experiencia de vida. La experiencia de vida real proviene de la obra y guía del Espíritu Santo, y no importa cuántos años de la obra de Dios experimente uno, ellas han logrado los frutos de entender la verdad y entrar a la realidad y a los cambios continuos al carácter de vida y, finalmente, todas pueden tener un entendimiento real de Dios y una obediencia a Dios. Sólo las personas que pueden lograr los frutos de estos dos aspectos de verdad tienen experiencia de vida y aceptan y obedecen sinceramente el juicio y castigo de Dios y buscan la verdad.

¿Cómo debemos entender en realidad la relación entre la búsqueda de la verdad y aceptar el juicio y castigo de Dios? Dios logra el objetivo de purificar a las personas, salvar a las personas y perfeccionar a las personas mediante el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento. No hay duda de que si las personas quieren alcanzar la salvación y ser perfeccionadas, deben aceptar el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios. La humanidad corrupta sólo puede alcanzar la salvación y ser perfeccionada por experimentar el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios. No hay otra manera. El juicio y castigo de Dios no es sólo el juicio y castigo que se revela en las palabras de Dios sino que, de hecho, toda la poda y el trato y todos los tipos de pruebas y sufrimiento que están de acuerdo con las palabras y la verdad de Dios son, en esencia, los juicios y castigos de Dios. Además, son juicios y castigos aún más reales y más efectivos. Así que la búsqueda de la verdad se logra sobre la base de aceptar y obedecer el juicio y castigo de Dios. Sólo buscando y siguiendo la verdad al aceptar y obedecer el juicio y castigo de Dios podemos lograr un entendimiento de la verdad y un conocimiento de Dios. Si las personas dejan el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios y buscan la verdad, entonces eso es vano, poco realista y casi completamente insignificante. Por ejemplo, los círculos religiosos no aceptan ni experimentan el juicio y castigo de Dios en absoluto, así que la búsqueda de la verdad que practican es vana y poco realista. Incluso ahora todavía creen en Dios pero inconscientemente resisten a Dios. Disfrutan la gracia de Dios pero todavía se oponen a Dios y siempre se consideran en lo correcto. Se puede ver que la humanidad corrupta que deja el juicio y castigo de Dios no está creyendo en Dios y está experimentando aún menos la obra de Dios. Al dejar el juicio y castigo de Dios se separan del alcance de la obra de Dios de salvar a las personas. Al dejar el juicio y castigo de Dios, son incluso menos capaces de conocer a Dios. Todo es vano y sin sentido. Esta es la relación entre la búsqueda de la verdad y aceptar el juicio y castigo de Dios, lo que el pueblo escogido de Dios debe entender claramente.

¿Cómo exactamente debemos experimentar y obedecer el juicio y castigo de Dios? Las personas que buscan sinceramente la verdad no sólo reflexionan en sí mismas y aceptan el juicio y castigo de Dios enfrentando la poda y el trato o transgrediendo seriamente tal que el Espíritu Santo las abandona, sino que también pueden aceptar y obedecer el juicio y castigo de las palabras de Dios al comer y beber las palabras de Dios todos los días. Al revelar la corrupción y los problemas de manejo, vendrán delante de la presencia de Dios y buscarán las palabras de Dios y aceptarán aún más el juicio y castigo de la verdad. Esto es cooperar activamente con la obra de Dios y también la mejor manera de obtener la obra del Espíritu Santo. De hecho, para la humanidad corrupta, todas las palabras de Dios son juicio y castigo. No importa de qué manera Dios diga la verdad y qué métodos use para pronunciar la verdad, la verdad misma es un juicio y castigo para la humanidad corrupta. Siempre y cuando las personas puedan verdaderamente entender la verdad, ya han sufrido el juicio y castigo de Dios. Es decir, cuando las personas realmente entienden la verdad, es inevitable que serán capaces de ver su propia corrupción, fealdad, maldad, arrogancia, egoísmo, deshonestidad y que no hay semejanza humana. Ya han sido sujetas al juicio y castigo de Dios. Si las personas en realidad tienen una conciencia y razón en este momento, se pueden postrar en la presencia de Dios y orar a Dios desde sus íntimos corazones para entender su propia corrupción y maldad y pueden dar gracias y alabar a Dios desde sus corazones y ser agradecidas porque el amor de Dios hace que las personas entiendan la verdad y alcancen la salvación de Dios. Si las personas realmente entienden la verdad, pueden tener el sentir del juicio y castigo de Dios, obtener la iluminación e inspiración del Espíritu Santo, entender la verdad de su propia corrupción y la esencia de su propia naturaleza, entender las palabras de Dios y estudiar la intención de Dios y ver el amor y la salvación de Dios cada vez que coman y beban las palabras de Dios. Sólo tales personas de verdad obedecen y experimentan la obra de Dios y realmente aceptan el juicio y castigo de Dios. Aquellas personas que en realidad no están buscando la verdad no tienen esa clase de experiencia ni conocimiento al comer y beber las palabras de Dios. Rara vez sienten una sensación de juicio y castigo de las palabras de Dios y se puede decir que esta clase de personas no está experimentando ni obedeciendo sinceramente la obra de Dios. Los vivos tienen una conciencia y razón y están indudablemente conscientes de las palabras de juicio y castigo de Dios y pueden entender la verdad. Los muertos no tienen conciencia ni razón y virtualmente no tienen percepción del juicio y castigo de Dios, así que no pueden entender la verdad. Sólo los vivos pueden obedecer y experimentar sinceramente el juicio y castigo de Dios y alcanzar la salvación. Aquellos que no aceptan el juicio y castigo de Dios están muertos y todavía son el diablo Satanás y no pueden ser salvos.

Ahora vemos que hay algunos líderes y obreros que de hecho pueden aceptar la poda y el trato. No importa cuál hermano o hermana sea, siempre y cuando lo que se comunica esté en conformidad con las palabras de Dios y la verdad, y tenga la iluminación y la inspiración del Espíritu Santo, serán capaces de aceptarlo y obedecerlo, reconocer su propia corrupción y desobediencia y arrepentirse sinceramente y enmendar sus caminos. Siempre progresan al cumplir con su deber. Sólo este tipo de personas está en verdad experimentando el juicio y castigo de Dios. Ahora todavía hay muchas personas que muy pocas veces experimentan el juicio y castigo de las palabras de Dios. No importa cómo tengan reuniones y comuniquen las palabras de Dios, no pueden de verdad reconocerse ni obedecer a nadie. No tienen obediencia en absoluto para la iglesia y la obra de la familia de Dios. Hablan de una manera arrogante, engreída y hasta impertinente y son agresivas, déspotas y extremadamente mal portadas. Este tipo de personas no experimenta verdaderamente la obra de Dios y no es diferente de aquellos en los círculos religiosos. Todas aquellas que no experimentan ni obedecen el juicio y castigo de Dios indudablemente no están en búsqueda de la verdad. Las personas que no han experimentado el juicio y castigo de las palabras de Dios son todas arrogantes, engreídas, santurronas, descontroladas y desobedientes. No importa quién esté hablando, si no es de acuerdo a sus gustos y pensamiento, entonces refutarán, juzgarán, condenarán y atacarán y repelerán en su contra. Este en realidad es el viejo demonio Satanás que no ha cambiado en absoluto. Esas personas que frecuentemente aceptan el juicio y castigo de las palabras de Dios no son las mismas. Pueden hacer cualquier cosa de acuerdo a la verdad y no se atreven a hacer las cosas arbitrariamente. Tienen un corazón reverente a Dios y son capaces de mantenerse alejadas del mal. Hablan de una manera natural y también son capaces de tratar a las personas justamente. Ya sea hablando o haciendo cosas, sus palabras y acciones hacen sentir cómodas a las personas. Tienen parecido al hombre y se llevan bien con los demás. Si hacen algo equivocado, son capaces de disculparse con los demás. Si otras personas revelan algún lado corrupto, son capaces de ser tolerantes y pacientes. Realmente poseen semejanza humana. Esta clase de persona experimenta en serio el juicio y castigo de Dios y entiende la verdad y entra en la realidad. Sólo tales personas de verdad han entrado al camino correcto de creer en Dios. Si ves que alguien en verdad tiene buenos modales y tiene la verdad y humanidad, entonces esta clase de persona está indudablemente destinada para la salvación y perfección y es un verdadero hermano o hermana. Si alguien ha creído en Dios por muchos años pero no tiene modales en absoluto, sus palabras y acciones están llenas del carácter de Satanás, es arrogante y rebelde, no obedece a nadie y es completamente demoniaca y un demonio viviente, entonces esta clase de persona nunca ha aceptado el juicio y castigo de Dios y obviamente ha sido alguien que ha sido eliminado hace mucho tiempo. Si aquellos que aceptan el juicio y castigo de las palabras de Dios han creído honestamente por diez u ocho años, entonces está garantizado que actúan como un humano y pueden poseer alguna realidad de la verdad. Cuando las personas entran en contacto con ellos se sienten diferentes. Sólo necesitas ver si las personas han o no aceptado y obedecido el juicio y castigo de Dios y sabrás totalmente si en verdad han experimentado o no la obra de Dios.

Las personas que pueden aceptar el juicio y castigo de Dios ciertamente pueden aceptar la poda y el trato de Dios, y su aceptación de la poda y el trato muestra que al experimentar el juicio y castigo de Dios, las personas pueden reconocer que el significado del juicio y castigo es Dios salvando y perfeccionando a las personas y pueden, por lo tanto, aceptar la poda y el trato y, además, han logrado la primera etapa de la obediencia absoluta a la obra de Dios. Aquellas que no han experimentado el juicio y castigo de Dios ciertamente no serán capaces de aceptar la poda y el trato. Si no pueden ni siquiera aceptar una frase de poda y trato o incluso están derribadas, entonces realmente se derrumban con un soplo y no tienen la realidad de la verdad e indudablemente no son personas que han experimentado el juicio y castigo de Dios. Puedes determinar si las personas han experimentado completamente o no el juicio y castigo de Dios en base a si pueden aceptar o no la poda y el trato. Sólo aquellas que pueden aceptar la poda y el trato pueden realmente aceptar la verdad y obedecer sinceramente el juicio y castigo de Dios. Todas aquellas que no pueden aceptar la poda y el trato son arrogantes, engreídas y desobedientes y claramente nunca han experimentado el juicio y castigo de Dios. Por supuesto esta clase de persona no tiene para nada la realidad de la verdad. Cualquiera que no puede aceptar la poda y el trato definitivamente no es obediente a Dios. Si las personas pueden o no aceptar la poda y el trato es la manera más obvia de decir si las personas están o no en búsqueda de la verdad, si las personas sinceramente obedecen o no el juicio y castigo de Dios y si las personas tienen o no una genuina experiencia de vida. Las personas que tienen la verdad y que tienen humanidad no pueden no aceptar la poda y el trabo porque las personas que experimentan el juicio y castigo de las palabras de Dios hace mucho conocen la esencia de su propia naturaleza, la verdad de su corrupción y la vanidad de la carne y son capaces de despreciarla y abandonarla, así que aceptar la poda y el trato no se percibe tan difícil. Ser capaz de aceptar y obedecer completamente la poda y el trato prueba que las personas indudablemente han experimentado el juicio y castigo de Dios y reconocen su propia naturaleza y la verdad de su corrupción hasta cierto grado y que están dispuestas a practicar la verdad y vivir la semejanza humana. Entonces, si las personas pueden o no aceptar la poda y el trato es un punto crítico a la entrada a la vida y crucial para entender la verdad y entrar a la realidad. Si las personas realmente pueden aceptar y obedecer el juicio y castigo de las palabras de Dios, y ver las intenciones de la esencia de su naturaleza satánica y la verdad de su corrupción, entonces naturalmente serán capaces de aceptar toda clase de poda y trato. Todos podemos ver que todos los anticristos y los malvados no pueden aceptar la poda y el trato y de inmediato se enfurecen y se ruborizan de vergüenza si hay una probadita de poda y trato, condenan y atacan como si estuvieran tratando con el enemigo y tienen muchas ganas de deshacerse de las personas para resolver el odio en su corazón. ¿Revela esto la naturaleza demoniaca de Satanás? Aquellos que creen en Dios pero no aceptan el juicio y castigo de Dios naturalmente muestran el horrible rostro del demonio satánico que es demasiado fácil de distinguir. Todos los anticristos y las personas malvadas son personas que no aceptan el juicio y castigo de Dios. No importa cuánto mal hagan, nunca lo admitirán ni obedecerán a nadie. Al final, cuando sean expulsadas y purificadas, aun así son capaces de contraatacar y condenar locamente la obra de la familia de Dios, incluso distorsionando los hechos y diciendo que los líderes y obreros en todos los niveles de la familia de Dios son fuerzas del anticristo, cambiando la culpa y diciendo que son expulsadas por las fuerzas del anticristo. Así es como son los tipos satánicos, reticentes a fracasar. Si la familia de Dios no limpia y expulsa a estos demonios satánicos, ellos mismos nunca se retirarán de la etapa de la iglesia. Todos aquellos que creen en Dios pero que no aceptan el juicio y castigo de Dios se encontrarán con tal fin.

Cómo el pueblo escogido de Dios debe aceptar y obedecer exactamente el juicio y castigo de Dios (incluyendo la poda y el trato, las pruebas y el refinamiento, al igual que golpes, disciplina y maldición) se relaciona con si las personas pueden o no ser salvas y perfeccionadas. La mayoría de las personas sólo pueden aceptar un poco de juicio y castigo de las palabras de Dios. Rara vez experimentan la poda y el trato y tienen incluso menos experiencia de pruebas y refinamiento, golpes, disciplina, maldición y castigo. Esta clase de personas está muy lejos de la salvación y de ser perfeccionada. Si las personas sólo experimentan un poco del juicio y castigo de las palabras de Dios, entonces esta clase de experiencia es demasiado superficial así que, ¿cómo puede traer consigo cambios al carácter de vida? Para aceptar y obedecer el juicio y castigo de Dios uno debe aceptar el juicio y castigo de todas las palabras de Dios y de la verdad y experimentar mucha poda y trato y toda clase de pruebas y refinamiento. Sólo entonces las personas pueden sinceramente obedecer y experimentar el juicio y castigo de Dios y sólo tales personas pueden alcanzar la salvación y ser perfeccionadas. De hecho, obedecer y experimentar el juicio y castigo de Dios está compuesto principalmente de tres aspectos: El primer aspecto es aceptar y obedecer el juicio y castigo de todas las palabras de Dios, de los cuales hay una gran diferencia entre la experiencia profunda y la superficial; el segundo aspecto es experimentar la poda y el trato mientras se cumple con el deber propio; esta es una experiencia más práctica del juicio y castigo de Dios. Si se experimenta muy poca poda y trato, entonces la realidad de la verdad a la que las personas entran y los resultados que logran serán muy pobres; el tercer aspecto es experimentar toda clase de pruebas y refinamiento y golpes, disciplina, maldición y castigo. Este es el juicio y castigo más estricto y más real y sólo esta es la manera final en que Dios perfecciona a las personas. Sólo experimentando estos tres aspectos del juicio y castigo lo suficientemente profundo pueden las personas de verdad experimentar el juicio y castigo de Dios. Si las personas no los experimentan lo suficiente o lo suficientemente profundo, entonces absolutamente no pueden ser salvas y perfeccionadas. Ahora la mayoría de las personas sólo experimentan un poco del juicio y castigo de las palabras de Dios y no han experimentado más juicio y castigo de las palabras de Dios. Sólo logran un poco de genuino entendimiento de sí mismas y se vuelven complacientes y reticentes a avanzar, pensando que tienen experiencia real y han alcanzado la salvación. Pero esto es demasiado superficial. Solamente experimentar el juicio y castigo de unas cuantas frases de las palabras de Dios absolutamente no es suficiente para alcanzar el estándar para aceptar verdaderamente el juicio y castigo de las palabras de Dios. Dios ha hablado tantas palabras y ha pronunciado tantas verdades; ¿cómo pueden las personas alcanzar la salvación y ser perfeccionadas si solamente experimentan el juicio y castigo de unas cuantas frases de las palabras de Dios? ¿Experimentar la obra de Dios es tan sencillo? De hecho, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento son el juicio y castigo más realista y más práctico. Están golpeando y probando el juicio y castigo. Por lo general las personas parecen entender muchas verdades y pueden practicar algunas verdades pero cuando se enfrentan con el desastre y las pruebas, ya sea que tengan o no la realidad de la verdad, ya sea que puedan o no obedecer y ser leales a Dios y si pertenecen a Dios o a Satanás se revela completamente. Las personas que realmente buscan la verdad pueden, a través de la revelación de las pruebas y el refinamiento, ver su verdadera estatura y reconocer en realidad la verdad de su propia corrupción y la esencia de su propia naturaleza y, de este modo, se pueden despreciar y abandonar y desarrollar un verdadero arrepentimiento. Esta es la experiencia de cambiar el carácter de vida. Así que las pruebas y el refinamiento están perfeccionando a las personas y, al mismo tiempo, también están revelando a las personas. Sin las pruebas y el refinamiento las personas no son capaces de ver claramente su genuino rostro y su estatura verdadera. Así que sólo las personas que experimentan más pruebas y refinamiento experimentan sinceramente el juicio y castigo de Dios. Sólo esta clase de personas tendrá un verdadero entendimiento del carácter de Dios. Todas las personas se encuentran con la justicia, majestad e ira de Dios durante las pruebas y el refinamiento y producen una reverencia real y temor de Dios. Las personas no pueden ser perfeccionadas sin las pruebas y el refinamiento. Esta es la verdad. Las personas son diferentes después de experimentar las pruebas y el refinamiento. Así que cuanto más experimenten las personas las pruebas y el refinamiento, más tienen un entendimiento genuino de Dios y mayor y más verdadera la reverencia por Dios por parte de las personas. El verdadero entendimiento de Dios y la reverencia por Dios por parte de las personas proviene de la perfección de las pruebas y el refinamiento. Las personas que no han pasado por las pruebas y el refinamiento no tienen una experiencia de vida muy profunda y sólo aquellas que han pasado por más pruebas y refinamiento tienen una genuina experiencia de vida. Esto se debe a que las pruebas y el refinamiento pueden dejar en las personas una profunda impresión inolvidable, como que renacen y se les da un nuevo arrendamiento de vida. Ciertamente es la mejor perfección para las personas en búsqueda de la verdad. Así que todas aquellas que han experimentado muchas pruebas y refinamiento pueden decir que las pruebas y el refinamiento son la mayor bondad de Dios y el amor más auténtico de Dios al perfeccionar a las personas. Las personas que de hecho han experimentado el juicio y castigo de Dios indudablemente tienen un genuino entendimiento de la verdad de su corrupción y de la esencia de su naturaleza. Sólo tales personas pueden realmente sentir que son pobres y dignas de compasión y ver que experimentar el juicio y castigo de Dios es muy significativo, así que siempre sienten que su experiencia es demasiado superficial y que todavía necesitan aceptar aún más juicio y castigo y pruebas y refinamiento y que esto es muy beneficioso para hacer cambios a su carácter. Es cierto que la humanidad corrupta nunca puede dejar el juicio y castigo de Dios. Obedecer el juicio y castigo de Dios es esencial y la única esperanza para la salvación.

Todos aquellos que verdaderamente experimentan el juicio y castigo de Dios entenderán naturalmente cómo buscar la verdad de una manera más práctica y de una manera más efectiva y cómo buscar la verdad para ser capaces de obtener un verdadero entendimiento de Dios. De la experiencia del pueblo escogido de Dios, podemos resumir los diez principios de la búsqueda de la verdad, que son muy beneficiosos para la entrada a la vida de las personas. Los diez principios de la búsqueda de la verdad se enumeran ahora de la siguiente manera:

1. El principio más importante es que la búsqueda de la verdad se debe establecer sobre la base de obedecer el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios.

2. El requisito para la búsqueda de la verdad es que uno debe obtener la perfección de la obra del Espíritu Santo. Esto es fundamental. Aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo son no creyentes.

3. El alcance de la búsqueda de la verdad debe ser dentro de las palabras de Dios de la obra de los últimos días. Debe estar completamente de acuerdo con las palabras de Dios y no debe ser contrario a ellas.

4. Lo que no se puede pasar por alto en la búsqueda de la verdad es que uno debe seguir de cerca y obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa. Hacerlo de otro modo es volverse a su propio camino.

5. Los frutos reales de la búsqueda de la verdad son obtener un entendimiento de Dios y cambios al carácter propio poco a poco. Este es el estándar por el cual probamos si las personas están o no en búsqueda de la verdad.

6. El propósito de la búsqueda de la verdad es alcanzar completamente la salvación, ser perfeccionado y vivir una vida real. Este es el verdadero significado de la búsqueda de la verdad.

7. En la búsqueda de la verdad, el principio de cumplir bien con el deber propio y sufrir y pagar un precio no se debe transgredir. Las personas no obtendrán la verdad si no pueden soportar el sufrimiento.

8. El objetivo de la búsqueda de la verdad es lograr un entendimiento de Dios y dar un buen testimonio. Uno debe entender los siete aspectos de conocer a Dios para conocerlo.

9. La responsabilidad de la búsqueda de la verdad es defender la obra de Dios de acuerdo a los principios de llevar a cabo la voluntad de Dios. No defender la obra de Dios es resistir a Dios.

10. El camino que se toma en la búsqueda de la verdad debe ser el de Pedro, no el de Pablo. Por lo menos, uno no debe seguir a los falsos líderes y anticristos.

Una breve enseñanza de los diez principios de la búsqueda de la verdad es la siguiente:

1. El principio más importante es que la búsqueda de la verdad se debe establecer sobre obedecer el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios.

Lo principal para experimentar la obra de Dios es aceptar el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios. Dios pronuncia la verdad en Su juicio de la humanidad corrupta. Si las personas no experimentan el juicio y castigo de Dios, no pueden entender la verdad y recibir la verdad para lograr un entendimiento de Dios. Si las personas no aceptan la poda y el trato de Dios, no pueden obtener un entendimiento real de sí mismas ni tampoco de la verdad. Si las personas no experimentan pruebas y refinamiento, son incluso menos capaces de ver el verdadero rostro de su propia corrupción y la esencia de su propia naturaleza. Se puede ver que la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento son, por lo tanto, el juicio y castigo más realista y más efectivo. Así que uno debe buscar la verdad en base a obedecer el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios. Si la búsqueda de la verdad de las personas está desfasada con la obra de Dios, entonces todo es charla vacía y para nada realista. Esto es igual que las personas en los círculos religiosos que buscan un entendimiento del conocimiento de la Biblia, que no tiene importancia con respecto a entender a Dios y lograr cambios al carácter de vida. La entrada a la vida de las personas se refiere principalmente a la práctica y entrada de las palabras de Dios y la verdad. Hablando específicamente, es la experiencia y entrada en el juicio y castigo de las palabras de Dios. Cuanto más experimenten las personas el juicio y castigo de Dios, más clara y más plenamente verán la verdad de su propia corrupción y la esencia de su naturaleza. Lo que sigue es un entendimiento de uno mismo, un odio por uno mismo y un mayor odio por los satánicos espíritus malos y anticristos demoniacos. De esta manera, se puede desarrollar un arrepentimiento real y las personas se pueden enfocar más en la búsqueda de la verdad y en los cambios al carácter. Este es el resultado de experimentar el juicio y castigo de Dios. Cuanto más experimenten las personas el juicio y castigo de Dios, más claramente entenderán la verdad y más real será su entendimiento de Dios. Esto hace que las personas sinceramente se arrepientan y cambien. Sólo el juicio y castigo de Dios puede cambiar, salvar y perfeccionar a las personas. Si las personas pueden experimentar y entender por completo todas las palabras del juicio y castigo de Dios, entonces naturalmente serán perfeccionadas por las palabras de Dios. Tales personas tienen el mayor entendimiento de Dios. Por lo tanto, el lema de la vida y la máxima de la vida más elevados de la humanidad son las palabras de juicio y castigo de Dios para las personas. La búsqueda de la verdad se basa precisamente en el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios. Sólo aceptando y obedeciendo honestamente el juicio y castigo de Dios las personas pueden alcanzar la salvación y ser perfeccionadas. Esto determina la base y el enfoque para la búsqueda de la verdad.

2. El requisito para la búsqueda de la verdad es que uno debe obtener la perfección de la obra del Espíritu Santo. Esto es fundamental. Aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo son no creyentes.

Las personas sólo pueden obtener la obra del Espíritu Santo amando y buscando la verdad. La verdad no muestra favoritismo hacia las personas y Dios no muestra favoritismo hacia las personas. Para tener la obra del Espíritu Santo, las personas sólo necesitan buscar la verdad. Este es absolutamente el caso. Si las personas aman o no la verdad es demasiado importante. Sólo las personas que aman la verdad pueden buscar la verdad. Las personas que ni aman la verdad ni buscan la verdad nunca serán capaces de obtener la obra del Espíritu Santo y sin la obra del Espíritu Santo, nunca serán capaces de entender sinceramente la verdad, mucho menos lograr un entendimiento de Dios. Toda la iluminación y el entendimiento de las palabras de Dios y la verdad por parte de las personas es resultado de la obra del Espíritu Santo. No importa cómo sean regadas o provistas las personas, si no depende de la obra del Espíritu Santo, entonces todo es charla vacía. Así que la obra del Espíritu Santo juega un papel decisivo en que las personas entiendan y obtengan la verdad. De qué manera las personas usan sus corazones para acercarse a Dios, orar a Dios y comunicarse con Dios es crucial para que las personas obtengan o no la obra del Espíritu Santo. Porque Dios ve todo desde lo alto, Él está totalmente consciente de las intenciones, carácter y actitud de las personas hacia Dios en su comunión con Él. Las personas se acercan a Dios de la misma manera en que se acercan a la verdad. Las personas que aman la verdad de todo corazón pueden buscar y aceptar la verdad y si tienen la iluminación e inspiración del Espíritu Santo, y pueden entender la verdad, entonces la pueden practicar. Así es como son las personas que están verdaderamente en búsqueda de la verdad. Sólo las personas que aman y buscan sinceramente la verdad tienen hambre y sed de justicia. Tales personas indudablemente tienen la iluminación e inspiración del Espíritu Santo al comer, beber y practicar las palabras de Dios. Todas aquellas que aman y buscan la verdad frecuentemente buscan y practican la verdad mientras cumplen con su deber. Especialmente mientras evangelizan, las personas necesitan buscar la verdad, practicar exaltando a Dios y dar testimonio de Dios aún más. Esta es la manera más fácil de obtener la obra del Espíritu Santo y lograr un entendimiento de la verdad y un conocimiento de Dios. De hecho, si los evangelistas están en búsqueda de la verdad, entienden la verdad más rápido. Porque a menudo enfrentan retos y se encuentran con muchas dificultades al cumplir con su deber, están alentados a buscar y entender la verdad. Esta es la ventaja de cumplir con el deber propio al evangelizar. Es extremadamente beneficioso para obtener la obra del Espíritu Santo y lograr un entendimiento de la verdad y un conocimiento de Dios. Algunas personas, a pesar de estar dispuestas a buscar la verdad, siempre tienen intenciones y deseos de la carne porque su carácter satánico es fuerte. Siempre son santurronas y hacen como les place, dando como resultado que no sólo no sean capaces de practicar la verdad sino que hasta sean capaces de hacer el mal y resistir a Dios. Si enfrentan la poda, el trato y la disciplina, no sólo no se arrepienten sinceramente y enmiendan sus caminos sino que también son capaces de hacer el mal y resistir a Dios una y otra vez. Tales personas ciertamente no están en búsqueda de la verdad y son incapaces de obtener la perfección de la obra del Espíritu Santo. Todos vemos personas en búsqueda de la verdad que, a pesar de a veces practicar la verdad, a veces son capaces de violar la verdad y hacer cosas en base a la debilidad de la carne. En tales momentos, uno necesita ver si las personas aceptan y obedecen o no cuando se enfrentan con la poda y el trato, los golpes y la disciplina. Esto muestra mejor si las personas sinceramente aman y buscan la verdad o no. Si las personas son capaces de aceptar la poda, el trato y la disciplina, entonces son capaces de en verdad arrepentirse y enmendar sus caminos despreciándose, maldiciéndose y abandonando la carne. Tales personas están, sin duda, en búsqueda de la verdad. La manera principal de decir si las personas están o no efectivamente en búsqueda de la verdad es ver si practican o no la verdad, si son capaces o no de aceptar y obedecer realmente las verdades comunicadas por los líderes y obreros y si pueden o no aceptar la poda y el trato y sinceramente arrepentirse y enmendar sus caminos cuando tienen trasgresiones o revelan su corrupción. Este es el estándar para medir si las personas sinceramente están o no en búsqueda de la verdad. Sólo aquellas que pueden aceptar la poda y el trato, practicar la verdad y obedecer a Dios están realmente en búsqueda de la verdad. Las personas que todavía son capaces de resistir y que no reflexionan en sí mismas ni se entienden cuando enfrentan la poda, el trato, la disciplina, los golpes o el castigo ciertamente no están en búsqueda de la verdad. Si las personas todavía son capaces de oponerse a los líderes y obreros en todos los niveles que tienen la obra del Espíritu Santo e incluso tratan como el anticristo a los líderes y obreros que los expulsan o los tratan, entonces tales personas no escucharán la razón y son malvadas. Todas aquellas que no aceptan, rechazan, pelean y odian la verdad son, sin duda, personas malvadas y obstinadas. Expulsar a tales personas está cien por ciento correcto. Aquellas que tienen la obra del Espíritu Santo definitivamente aman y buscan la verdad, así que sólo las personas que verdaderamente tienen la obra del Espíritu Santo son el pueblo escogido de Dios en el verdadero sentido, auténticos hermanos y hermanas y deben ser tratados con amor. Las personas que nunca han tenido la obra del Espíritu Santo definitivamente no aman ni buscan la verdad y no son el pueblo escogido de Dios en el verdadero sentido y se deben distinguir cuidadosamente. Para ser salvo y perfeccionado, uno debe obtener la obra del Espíritu Santo. Las personas que no tienen la obra del Espíritu Santo nunca serán capaces de entender realmente la verdad ni entrar a la realidad y nunca serán capaces de recibir la verdad y alcanzar la salvación y ser perfeccionadas. Ya sea que las personas puedan o no ser salvas y perfeccionadas se determina completamente por si tienen o no la obra del Espíritu Santo.

3. El alcance de la búsqueda de la verdad debe ser en todas las palabras de Dios de Su obra de los últimos días, debe estar completamente de acuerdo con las palabras de Dios y no debe ir en contra de las palabras de Dios.

El alcance de la búsqueda de la verdad está, por supuesto, dentro de todas las palabras de Dios de Su obra de los últimos días. La parte central de la obra de Dios de los últimos días es todas Sus palabras desde que Dios comenzó a hacer Su ministerio e hizo declaraciones a todo el universo. Esta sección de las palabras de Dios es la realidad de la verdad que el pueblo escogido de Dios debe entender y entrar. Para ser purificado, salvado y perfeccionado, el pueblo escogido de Dios principalmente debe confiar en estas palabras. Estas palabras contienen muchas verdades, que son suficientes para dejar que el pueblo escogido de Dios alcance la salvación y sea perfeccionado. Se puede decir que el alcance de la búsqueda de la verdad está principalmente dentro de estas palabras. Todas las palabras de Dios son la base de la búsqueda de la verdad de las personas. Las personas sólo pueden realmente lograr un entendimiento de la obra de Dios, de la omnipotencia y sabiduría de Dios y del carácter y esencia de Dios de todas las palabras de la obra de Dios de los últimos días. Por supuesto, es un hecho innegable que uno debe conocer las tres etapas de la obra de Dios para lograr un entendimiento cabal del plan de gestión de Dios para salvar a la humanidad y todo el carácter y esencia de Dios. Sin embargo, lo más importante y central sigue siendo la obra de Dios de los últimos días. Si las personas no reconocen la obra de Dios de los últimos días, entonces serán incapaces de reconocer las primeras dos etapas de la obra de Dios. Reconocer la obra de Dios de los últimos días es el fundamento y el corazón para reconocer las tres etapas de la obra de Dios. Si las personas se desvían de la obra de Dios de los últimos días, nunca serán capaces de lograr un verdadero entendimiento de Dios. Si las personas se separan de la obra de Dios de los últimos días y de todo lo que Dios dijo durante Su obra de los últimos días y de hecho no han experimentado el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios, entonces son incapaces de lograr un genuino entendimiento de Dios.

Las personas deben basar la búsqueda de la verdad en un entendimiento de las palabras de Dios. Con el fin de producir un genuino entendimiento, deben aceptar y obedecer cada frase de las palabras de Dios y luego experimentarlas y practicarlas. Un entendimiento basado en el entendimiento literal de las palabras de Dios por parte de las personas, al igual que su concepción e imaginación no es un verdadero entendimiento. Esto es producido por los cerebros de las personas y no de la experiencia de las personas. Sólo el entendimiento recibido de la iluminación e inspiración del Espíritu Santo al experimentar y practicar las palabras de Dios es un entendimiento de la verdad y un conocimiento real de Dios. Si las personas no experimentan el juicio y castigo de Dios y no aceptan ni obedecen cada una de las palabras de Dios, entonces no son capaces de entender y recibir la verdad. Este es un hecho que la experiencia de vida de innumerables personas del pueblo escogido de Dios ha probado. Uno debe primero aceptar y obedecer el juicio y castigo de las palabras de Dios para de verdad entender cada frase de las palabras de Dios y cada verdad. No importa si las palabras de Dios se conforman o no a las concepciones, imaginación y preferencias de las personas, uno debe aceptar y obedecer y después experimentarlas y practicarlas con el fin de lograr un entendimiento de la verdad y de Dios. Sólo las personas que practican y experimentan las palabras de Dios de esta manera están sinceramente en búsqueda de la verdad. Para buscar la verdad, uno debe actuar de acuerdo a las palabras de Dios, no se debe desviar de las palabras de Dios, mucho menos ir en contra de las palabras de Dios. Cualquier cosa que vaya en contra de las palabras de Dios no es la verdad. Todo lo que es la verdad está dentro de las palabras de Dios. La verdad proviene de las declaraciones de Dios y proviene de Dios, así que las personas deben buscar la verdad en las palabras de Dios para poder recibir la verdad, entender todos los misterios de la vida y recibir la vida genuina. Si la experiencia y práctica de las personas se desvían de las palabras de Dios, entonces están divorciadas del camino verdadero y no tienen verdad en absoluto. Este es un principio importante para la búsqueda de la verdad.

4. Lo que no se puede pasar por alto en la búsqueda de la verdad es que debemos seguir de cerca y obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa, de lo contrario nos volvemos a nuestro propio camino.

Es significativo que Dios ha establecido al hombre a quien el Espíritu Santo usa para guiar al pueblo escogido de Dios. Si las personas no pueden seguir de cerca y obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa, entonces no serán capaces de obtener la perfección de la obra del Espíritu Santo y serán mucho menos capaces de entrar en el camino correcto de creer en Dios. Ya que las personas no tienen el órgano para entender directamente la verdad y son incapaces, confiando en su propios cerebros, de liberarse de la naturaleza satánica y del engaño, de la perturbación y del control de toda clase de fuerzas satánicas, deben obtener la obra del Espíritu Santo para poder lograr un entendimiento de la verdad y entrar al camino correcto de creer en Dios. Si uno quiere obtener la obra del Espíritu Santo, uno debe poseer dos cualificaciones importantes. La más importante es que uno debe seguir de cerca y obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre a quien el Espíritu Santo usa. Este es un prerrequisito para obtener la obra del Espíritu Santo. Además, también es una condición importante que uno debe buscar la verdad personalmente. Si eres incapaz de obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre usado por el Espíritu Santo, entonces te es muy difícil obtener la obra del Espíritu Santo porque has ofendido los decretos administrativos de Dios, y si eres capaz de obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre a quien el Espíritu Santo usa pero eres incapaz de buscar la verdad tú mismo, entonces serás incapaz de obtener la obra del Espíritu Santo y alcanzar la salvación. El experimentar de la obra de Dios por el pueblo escogido de Dios ya ha verificado que si las personas son incapaces de obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre a quien el Espíritu Santo usa, entonces será realmente muy difícil entrar al camino correcto de creer en Dios. Los arreglos de la obra y la enseñanza y los sermones del hombre a quien el Espíritu Santo usa no son algo que las personas ahora posean y se deben por completo a la iluminación e inspiración y guía del Espíritu Santo, así que si las personas se rehúsan a aceptar y obedecer, entonces no serán capaces de seguir el ritmo de las pisadas de la obra del Espíritu Santo y naturalmente serán eliminadas por la obra de Dios. Algunas personas siempre piensan: “Mientras que tenga la obra del Espíritu Santo entonces solamente debo escuchar las palabras de Dios. ¿Por qué escuchar al hombre a quien el Espíritu Santo usa?” De hecho, obedecer al hombre a quien el Espíritu Santo usa es diferente a escuchar al hombre, por no mencionar que es el arreglo de Dios. Debido al desarrollo científico y tecnológico y las opciones avanzadas en el transporte, las personas modernas ya pueden tomar aviones, así que si tomas una carreta tirada por bueyes, ¿es esto demasiado retrasado? ¿No entiendes que las personas deben tomar un atajo y no un rodeo con relación a creer en Dios? ¿No es correcto que Dios use al hombre para hacer la obra y hacer que las personas obedezcan? Así que el pueblo escogido de Dios debe seguir de cerca y obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre a quien el Espíritu Santo usa y también debe buscar la verdad y ser capaz de pagar el precio él mismo y de esta manera puede alcanzar la salvación y ser perfeccionado.

Las personas en búsqueda de la verdad necesitan entender una cantidad mínima de conocimiento elemental, es decir, de ninguna manera deben seguir anticristos, los espíritus malvados y malos, porque ese es el camino a la destrucción. Si las personas creen en Dios, pero no pueden poseer las cuatro diferenciaciones, entonces ciertamente estarán en peligro de traicionar a Dios en cualquier momento. Así que es muy necesario aceptar y obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre a quien el Espíritu Santo usa, lo que está completamente en conformidad con las intenciones de Dios. Esto se relaciona con la pregunta de si las personas que creen en Dios son capaces o no de alcanzar la salvación y ser perfeccionadas. Lo más crucial para medir si las personas aman la verdad y buscan la verdad o no es ver si aceptan y obedecen o no el liderazgo y pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa. Esta es la mejor manera de ver si las personas tienen o no humanidad y si verdaderamente obedecen o no la obra de Dios. El hombre a quien el Espíritu Santo usa es guiado, usado y controlado por el Espíritu Santo. Sus arreglos de la obra y enseñanza y sermones son todos con el propósito de llevar a las personas delante de Dios para entrar en el camino correcto de creer en Dios. Si las personas no pueden aceptar y obedecer la obra que proviene del Espíritu Santo, esto es suficiente para mostrar que las personas no obedecen la obra de Dios. Si las personas son incapaces de obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa, entonces seguramente ¿no puede significar que son capaces de obedecer directamente a Dios? Es absolutamente imposible para todas aquellas que no pueden aceptar y obedecer la verdad obedecer sinceramente a Dios. Esto prueba incluso más que las personas que tienen la naturaleza de Satanás y son arrogantes y engreídas no obedecen a nadie. Todas aquellas que no pueden aceptar y obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre a quien el Espíritu Santo usa ciertamente menosprecian a todos los líderes y obreros. Tales personas ciertamente no son personas que aceptan el juicio y castigo de Dios ni obedecen la obra de Dios. Lo que escogen indudablemente no es el camino de Pedro sino el camino de Pablo. Pedro una vez dijo: “Debo seguir al que es enviado por el Padre celestial y reconocer al que es escogido por el Espíritu Santo…” Estas palabras son suficientes para representar la razón de Pedro y el camino que Pedro escogió y tomó. Así que todas aquellas que no pueden aceptar ni obedecer el liderazgo y pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa son todas personas que se vuelven a su propio camino. Todas son arrogantes y engreídas y no obedecen a nadie y han tomado el camino del anticristo. Si todavía pueden juzgar, odiar y resistir al hombre a quien el Espíritu Santo usa, entonces tales personas ciertamente son anticristos demoniacos. Esto es sin sombra de duda.

5. El efecto real de la búsqueda de la verdad es lograr poco a poco un entendimiento de Dios y cambios al carácter. Este es el estándar por el cual probar si las personas están o no en búsqueda de la verdad.

El objetivo final para las personas que buscan la verdad es conocer a Dios y lograr cambios al carácter de vida. Todas las personas que sinceramente están en búsqueda de la verdad, tienen metas y objetivos reales. Si no tienes una meta y objetivo al buscar la verdad, entonces no estás verdaderamente buscando la verdad porque la meta y el objetivo de buscar la verdad es lograr un entendimiento de la verdad y un conocimiento de Dios y alcanzar la salvación y ser perfeccionado. Todas las personas que buscan la verdad reconocen que sólo conociendo a Dios pueden cambiar todo acerca de sí mismas, resolver todos sus problemas y dificultades reales y entender todos los misterios de la vida. Así las personas pueden continuar su búsqueda de la verdad como siempre, avanzar valientemente, no perder la esperanza a pesar de los repetidos fracasos y nunca darse por vencidas. Realmente es así. Cuando las personas realmente entienden la verdad y conocen a Dios, todos los problemas y dificultades de la vida se resuelven y las personas también pueden entender plenamente todos los misterios de la vida. Se puede decir que todos aquellos que buscan sinceramente la verdad han probado la dulzura de la búsqueda de la verdad y han visto que entender la verdad y conocer a Dios es tan valioso y significativo, que es inmensurable. Por consiguiente, independientemente de la estatura de las personas, todas están dispuestas a buscar la verdad. La verdad es el más grande lema de la vida, la máxima de la vida y la mayor sabiduría de la vida. Es la fuerza invisible de vida y aquellas en posesión de la verdad son invencibles y pueden vivir el verdadero valor y significado de la vida. Entonces uno nunca se arrepentirá de la búsqueda de la verdad y no importa cuánto sufrimiento experimente uno, y cuál sea el precio que uno tenga que pagar, absolutamente vale la pena.

Los resultados de lograr el conocimiento de Dios y los cambios al carácter de vida a través de la búsqueda de la verdad se establecen sobre el fundamento de conocer la obra de Dios. Así que la búsqueda de conocer a Dios debe comenzar con conocer la obra de Dios porque el carácter, las maravillosas obras y la sabiduría y omnipotencia de Dios, todo se expresa y se muestra en la obra de Dios. Al conocer mejor la obra de Dios de los últimos días, uno naturalmente desarrollará poco a poco un verdadero conocimiento del carácter justo, la sabiduría y omnipotencia, los actos maravillosos de Dios, la omnisciencia y todo el dominio de Dios, la santidad y la justicia de Dios y la sustancia de Dios. Estos no son los resultados de sólo entender las doctrinas, y aún menos de hacer eco de las opiniones de otros, sino en base a experimentar la obra de Dios y aceptar el juicio y castigo y las pruebas y el refinamiento de Dios. Por supuesto estos son también los resultados de las pruebas de mucho sufrimiento y hasta la muerte. En este momento, los puntos de vista, las actitudes sobre la vida y los valores de las personas gradualmente pasarán por grandes cambios junto con la profundización del conocimiento de Dios de las personas y, de esta manera, traerán consigo cambios al carácter de vida. Uno puede ver que si las personas realmente entienden la verdad para lograr el conocimiento de Dios, esto traerá consigo naturalmente cambios al carácter de vida. Este es el resultado final y el logro final de la búsqueda de la verdad. Si las personas creen en Dios por muchos años y siempre piensan que están en búsqueda de la verdad, pero no ven virtualmente resultados tales como conocer a Dios y cambios al carácter, entonces esto es suficiente para probar que la propia y engreída búsqueda de la verdad de las personas es falsa y un producto de imitación y de mala calidad. Tales personas son no creyentes. Con respecto a si las personas están o no verdaderamente en búsqueda de la verdad, uno sólo necesita ver si han experimentado o no los resultados de conocer a Dios y si han experimentado cambios al carácter para saber si es verdadero o falso. Este es el estándar y el principio por el cual probar si las personas están o no en búsqueda de la verdad.

6. El objetivo de la búsqueda de la verdad es alcanzar la salvación y ser perfeccionado y vivir una vida verdadera. Este es el verdadero significado de la búsqueda de la verdad.

Creer en Dios es para alcanzar la salvación y perfección y para vivir una vida verdadera. Este es un principio universalmente aceptado. La búsqueda de la verdad es para alcanzar la salvación, liberarse de la influencia de Satanás y regresar realmente a Dios y ser recibido por Dios y el estándar básico para la salvación es para ser capaz de competentemente cumplir bien con el deber propio como un ser creado y vivir la semejanza de una verdadera persona. Si las personas no alcanzan la salvación, no serán capaces de competentemente cumplir bien con su deber como un ser creado. Esto se debe a que la humanidad corrupta está demasiado adulterada y es muy incompetente al cumplir con su deber y es incapaz de vivir la semejanza de una persona verdadera y entonces no merece ser llamada humano. Sólo cuando las personas verdaderamente cumplen bien con el deber de los seres creados y son capaces de cumplir las demandas de Dios y obtener la alabanza de Dios pueden vivir la semejanza de una persona real y ser salvas. La humanidad corrupta simplemente no tiene conciencia ni razón ni humanidad. Nunca ha tenido los principios de ser humano y nunca ha sentido las responsabilidades y obligaciones de la humanidad. Sólo vive para la carne y es una escoria egoísta y depreciable orientada al lucro. Si las personas están sinceramente en búsqueda de la verdad, entonces pueden cumplir bien con su deber como seres creados y pueden buscar la verdad y alcanzar la salvación. Tales personas son la humanidad genuina. Toda la humanidad genuina ama la verdad y es capaz de buscar la verdad. Toda ella tiene su mente puesta en buscar la salvación y ser perfeccionada. Toda la humanidad corrupta es miope, egoísta y mezquina. Solamente le da importancia al estatus, poder, reputación, dinero, preferencias de la carne y lujuria por los lujos. Todas aquellas que no aman la verdad están controladas por estas cosas. Las personas que son controladas por estas cosas son personas malvadas con carácter egoísta y mezquino. Algunas personas desprecian la verdad a tal grado que preferirían ir al infierno antes que decir la verdad, ser castigadas antes que obedecer los arreglos de la familia de Dios, preferir morir antes que aceptar y obedecer la verdad y preferirían hundirse en la destrucción antes que admitir la verdad. Todas estas personas odian la verdad y están en contra de Dios. Creen en Dios, no para ser salvas y perfeccionadas, sino por estatus, reputación, dinero y placer. Para ser honestos, es para alimentarse de la iglesia, para ganarse la vida y tratar con prepotencia a los demás. ¿No tienen las personas con tales intenciones los astutos planes de Satanás? Consideremos otra vez a esos anticristos y personas malvadas. Su naturaleza no es una amante de la verdad e incluso odian la verdad hasta cierto punto y son capaces de oponerse obstinadamente a Dios y preferirían morir antes que retroceder, por lo que llamarlos siervos de Satanás y el diablo no está mal. Todas las personas que no buscan la verdad son no creyentes. Todas aquellas que no admiten que las palabras de Dios son la verdad y que Dios es la verdad y que Dios es justo son no creyentes satánicos y enemigos de Dios y del pueblo escogido de Dios. Así que no importa cómo crean en Dios, cuánto sufran y vayan de acá para allá, las personas que no buscan la verdad siguen siendo, al final, personas reacias a Dios. Si las personas realmente tienen algo de conciencia y razón, pueden hacer menos mal y hasta no hacer mal y pueden hacer bien su servicio para preparar buenas obras y convertirse en leales hacedores de servicio y sobrevivir. Si las personas no entienden el significado de buscar la verdad, entonces no sufrirán ni pagarán el precio para buscar la verdad e incluso si ven la profundidad de su propia corrupción, y que no tienen la semejanza de hombre, no se arrepentirán ni enmendarán sus caminos sinceramente e incluso si entienden un poco de la verdad, les resultará muy difícil practicarla. Esto es un hecho. Todos aquellos en la iglesia que nunca tienen la obra del Espíritu Santo deben ser los objetos de la eliminación y la purga. Todos aquellos que son creyentes confundidos y se juntan a ciegas de ninguna manera tienen la obra del Espíritu Santo y todos aquellos que toman el camino del anticristo indudablemente tampoco tienen la obra del Espíritu Santo. Si aquellas personas que siguen al anticristo y a los malvados en sembrar cizaña no se han arrepentido ni enmendado sus caminos, nunca tendrán la obra del Espíritu Santo. Porque todas estas personas no aman la verdad y hasta están aburridas de la verdad y la odian, todas están destinadas a ser eliminadas y sacadas. Sólo las personas que sinceramente aceptan el juicio y castigo de Dios están en búsqueda de la verdad y son capaces de obtener la obra del Espíritu Santo y alcanzar la salvación y perfección y vivir una vida genuina. Tales personas son el pueblo escogido de Dios en el verdadero sentido y hermanos y hermanas genuinos y pueden ser tratadas con amor.

7. El principio de que uno debe cumplir bien con el deber propio, sufrir adversidades y pagar el precio en la búsqueda de la verdad se debe defender. Las personas no recibirán la verdad si no son capaces de sufrir adversidades.

Debido a que la humanidad ha sido corrompida por Satanás de una manera demasiado profunda y ha estado llena del carácter de Satanás y se ha convertido en los descendientes de Satanás desde hace mucho tiempo, es muy difícil practicar la verdad y obedecer a Dios. Esto ha significado que las personas están destinadas a sufrir muchas adversidades y pagar el precio con el fin de cumplir bien con su deber y recibir la verdad. Cumplir bien con el deber propio como un ser creado se establece sobre el fundamento de entender y practicar la verdad. Si las personas no pueden entender ni practicar la verdad, definitivamente no cumplirán bien con su deber. Así que, si las personas entienden y practican la verdad o no, se relaciona con que si cumplen bien con su deber o no, y si pueden o no competentemente cumplir bien con su deber, es el estándar para juzgar si las personas han alcanzado o no la salvación. Esto es innegable. Así que con el fin de cumplir bien con el deber propio, practicar y recibir la verdad, uno debe sufrir muchas adversidades y pagar el precio. Esto se determina por la naturaleza satánica de la humanidad corrupta. Las personas deben sufrir las siguientes cinco clases de adversidad para buscar la verdad y alcanzar la salvación, de lo contrario, no serán capaces de entender la verdad y recibir vida.

1. En el malvado lugar oscuro controlado por el gran dragón rojo uno debe sufrir la adversidad de la persecución y la tribulación.

2. Al experimentar la obra de Dios, la humanidad profundamente corrompida debe sufrir la adversidad del juicio y castigo.

3. Para ser capaz de practicar la verdad y satisfacer a Dios al cumplir bien con el deber propio, uno debe sufrir la adversidad de mucha poda y trato.

4. Para realmente conocerse a uno mismo y conseguir cambios en el carácter de vida, uno debe sufrir la adversidad de las pruebas y el refinamiento.

5. Para cumplir bien con el deber propio como un ser creado, uno debe sufrir la adversidad de abandonar y separarse de la felicidad de la familia y los placeres de la carne.

Si las personas no buscan la verdad, no tienen conocimiento de Dios y no tienen un corazón reverente a Dios, serán incapaces de cumplir bien con su deber como seres creados. Este es un hecho reconocido. Porque las personas no piensan que tienen una responsabilidad y una obligación para cumplir con su deber, no importa lo que hagan, sólo consideran el beneficio personal. A menos que haya una recompensa o un beneficio, no lo harán. Por lo tanto, para cumplir bien con el deber propio como un ser creado, uno debe buscar la verdad. Las personas que no buscan la verdad, porque mezclan cumplir con su deber con demasiados otros asuntos y siempre tienen la intención de hacer un trato, sólo harán las cosas por inercia y engañarán a Dios, así que Dios llama a estas personas hacedores de servicio. Las personas que honradamente cumplen con su deber lo hacen porque han visto la salvación de Dios, entienden el significado de ser humano y tienen perspectivas reales sobre la vida y los valores. Así que al cumplir con su deber son capaces de practicar la verdad y obedecer y satisfacer a Dios, sin la adulteración de ninguna transacción ni intenciones personales. Cumplen con se deber totalmente de acuerdo a las palabras de Dios, la verdad y los principios de ser humano. Todo esto se logra debido a la búsqueda de la verdad, entendiendo la verdad y conociendo a Dios. Si las personas quieren buscar la verdad deben sufrir estas cinco clases de adversidad. Estas cinco clases de adversidad se deben sufrir para creer en Dios y alcanzar la salvación. Si las personas no son capaces de sufrir estas cinco clases de adversidad, entonces serán incapaces de tomar el camino de la búsqueda de la verdad y ser perfeccionadas. Así que las personas que buscan la verdad deben tener la voluntad de sufrir la adversidad y deben obtener un entendimiento de la importancia de sufrir por la verdad. Sólo reconociendo el valor y la importancia de la búsqueda de la verdad y ser perfeccionado puede uno estar obligado por el deber a tomar el camino de Pedro.

8. El objetivo de la búsqueda de la verdad es conocer a Dios y dar buen testimonio. Para conocer a Dios uno debe entender los siete aspectos de la verdad de conocer a Dios.

La búsqueda de la verdad es totalmente con el fin de conocer a Dios y ser capaz de dar un buen testimonio de Dios porque conocer a Dios es tan importante. Conocer a Dios puede resolver todos los problemas de las personas con la corrupción y puede hacer que las personas entiendan todos los misterios de la vida y vivan una vida que sea verdaderamente valiosa y significativa. Esta es la importancia de la búsqueda de la verdad. Si las personas entienden la importancia de conocer a Dios, naturalmente conocerían el valor de la búsqueda de la verdad. Todos los problemas de las personas con la corrupción y todas las dificultades de la vida sólo pueden ser completamente resueltos por medio de la búsqueda de la verdad. Cuanto más entiendan las personas la verdad, menos problemas y dificultades experimentarán. Cuando las personas conocen verdaderamente a Dios, los problemas y las dificultades de la vida ya no existirán. Así que buscar la verdad es el camino y el puente a la vida real. Sólo aquellas que buscan la verdad pueden tener un futuro brillante, ser bendecidas por Dios y obtener la alabanza de Dios. Si las personas buscan la verdad, pero no tienen las metas correctas, entonces no lograrán ningún resultado de su búsqueda de la verdad. Ya que uno debe pagar un precio y sufrir muchas adversidades en la búsqueda de la verdad, y la humanidad corrupta tiene demasiadas dificultades de las que es incapaz de liberarse, especialmente su naturaleza satánica que está profundamente arraigada y es incapaz de trascender, si no entiende el significado de la búsqueda de la verdad, entonces le será muy difícil buscar sinceramente la verdad. Así que uno debe obedecer honestamente todo el juicio y castigo de Dios. Al hacerlo, las personas naturalmente serán capaces de entender la verdad y conocer a Dios. Cuando las personas de verdad entienden algunas verdades, pensarán que recibir la verdad no es demasiado difícil y con seguridad buscarán el conocimiento de Dios. Las personas logran un entendimiento de la verdad y entran a la realidad mientras experimentan la obra de Dios. Cuanto más acepten el juicio y castigo de Dios, más entenderán la verdad y más conocimiento de Dios obtendrán. Entonces serán capaces de ver que todas aquellas que verdaderamente obedecen los juicios y castigos de Dios van al banquete de Dios, disfrutan las riquezas de la vida de Dios y experimentan los resultados de conocer a Dios y los cambios al carácter. El vínculo más importante al experimentar la obra de Dios es aceptar el juicio y castigo de Dios. Esto no se debe pasar por alto. Si las personas creen en Dios, pero están ocupadas durante unos cuantos años y les falta la experiencia de obedecer el juicio y castigo de Dios, todo es fútil y quedará en nada.

Si las personas en verdad experimentan el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios, serán capaces de obtener un entendimiento de los siete aspectos de la verdad de conocer a Dios.

1. Reconocer que Dios es el Señor de la creación, que Dios es el único Dios verdadero quien creó todas las cosas en el universo y es el Dueño de todas las cosas.

2. Reconocer las tres etapas de la obra de Dios y la omnipotencia y sabiduría de Dios.

3. Reconocer el carácter justo y la santidad de Dios y la importancia simbólica del placer, la ira, la tristeza y la alegría de Dios.

4. Saber que Dios es la verdad, el camino y la vida y que la autoridad de las palabras de Dios es más grande que todo.

5. Saber que Dios contempla todo y que la ofensa al carácter de Dios no está permitida.

6. Conocer la importancia de la obra de Dios de los últimos días y la aparición de las palabras en la carne a través de la encarnación.

7. Reconocer que Dios es el origen de toda la vida y que todo lo que pertenece a las personas proviene de Dios.

Para buscar el conocimiento de Dios, uno debe lograr un entendimiento de la esencia de los siete aspectos de la verdad de conocer a Dios y, de este modo, conocer sinceramente a Dios. Sólo decir teorías vacías no sirve de nada. Hay muchas personas que sólo dan doctrinas y aprenden palabras como un loro, sólo haciendo eco de las opiniones de los demás, pero esto no es verdadero conocimiento de Dios. Cuando enfrentan el desastre o las pruebas, niegan a Dios y niegan que Dios es la verdad y la justicia. Hasta se quejan de Dios y juzgan a Dios. Las personas que no tienen un conocimiento real de Dios son patéticas como esto. Aquellas que tienen un verdadero conocimiento de Dios lo han ganado de la experiencia de obedecer el juicio y castigo, la poda y el trato y las pruebas y el refinamiento de Dios; no se aprendió y no proviene de lo que han escuchado. Es el resultado de ver el carácter justo de Dios mientras experimentan y obedecen la obra de Dios y el conocimiento confirmado por todos los aspectos de la verdad después de entender las palabras de Dios. Por lo que lograr un verdadero entendimiento de Dios no es un asunto sencillo en absoluto. Por ejemplo, ¿de qué eventos debemos obtener conocimiento del carácter justo de Dios? ¿De qué eventos debemos obtener conocimiento de la omnipotencia y sabiduría de Dios? Las personas que realmente conocen a Dios pueden comunicar mucho conocimiento de la experiencia y el testimonio con respecto al carácter de Dios, la esencia de Dios, la omnipotencia y sabiduría de Dios y todo lo que Dios tiene y es, lo que convence a las personas. Tales personas tienen un verdadero conocimiento de Dios. Lograr un verdadero conocimiento de Dios no proviene de lo que uno aprende sino de la experiencia. Proviene aún más de la perfección de la obra del Espíritu Santo. El pueblo escogido de Dios debe estar seguro de esto.

9. La responsabilidad de la búsqueda de la verdad es defender la obra de Dios por el principio de llevar a cabo la voluntad de Dios. No defender la obra de Dios es resistir a Dios.

Las personas que buscan la verdad conocen la obra de Dios. Aquellas que sinceramente obedecen la obra de Dios naturalmente serán capaces de defender la obra de Dios, serán consideradas de las intenciones de Dios y trabajarán en armonía con la obra de Dios, se dedicarán a cumplir con su deber para Dios y harán todo lo que puedan para defender la obra de Dios. Aquellas que cumplen con su deber en la iglesia, y son capaces de defender la obra de Dios, ciertamente tienen un corazón reverente a Dios, obediente a Dios, amante de Dios. Por supuesto, tales personas tienen la mejor humanidad, por lo que estas personas son bastante honestas, rectas y buscan la verdad. Esto es un hecho. Cuantas más personas defiendan la obra de Dios, más tienen la iluminación, inspiración y guía del Espíritu Santo y más normal su relación con Dios. Si las personas frecuentemente pueden defender la obra de Dios de esta manera, entonces naturalmente serán amorosas y leales hacia Dios. Cuando las personas entienden y reciben sinceramente la verdad, pueden dedicar sus vidas a llevar a cabo la voluntad de Dios y, finalmente, serán perfeccionadas por Dios y llevarán a cabo la voluntad de Dios. Esto prueba totalmente que todos los hombres buenos serán bendecidos por Dios siempre y cuando busquen la verdad, que todas aquellas personas malvadas deben ser castigadas.

La manera principal para medir si las personas tienen o no humanidad y si han entrado o no a la realidad de la verdad es ver si las personas verdaderamente cumplen con su deber o no y si son capaces o no de defender la obra de Dios. Sólo las personas que son capaces de defender la obra de Dios a través de cumplir con su deber realmente practican la verdad y obedecen a Dios y sinceramente aman a Dios. Tales personas son las más escrupulosas, las más racionales y las más capaces de practicar la verdad. Definitivamente tienen la mejor humanidad. Si pueden hacer su máximo esfuerzo para buscar la verdad, entonces ciertamente serán perfeccionadas y usadas por Dios. Consideremos otra vez a esos falsos líderes y anticristos. Nunca han buscado la verdad y nunca han defendido la obra de Dios y también son capaces de hacer toda clase de mal y perturbar e interrumpir la obra de Dios en todas partes, dando como resultado que con el tiempo sean puestos al descubierto y eliminados. Se puede decir que aquellos que frecuentemente defienden la obra de Dios están realmente en búsqueda de la verdad y todos aquellos que no defienden la obra de Dios sin duda son personas malvadas que odian la verdad, resisten a Dios y no tienen humanidad. Esto es seguro. Si las personas pueden o no defender frecuentemente la obra de Dios y defender la entrada a la vida del pueblo escogido de Dios en todas partes es el indicador más obvio de si las personas tienen o no humanidad, si las personas pueden o no practicar la verdad y cumplir bien con su deber y si las personas realmente están o no búsqueda de la verdad. Esto no está mal en absoluto.

10. El camino que se toma en la búsqueda de la verdad debe ser el de Pedro y no el de Pablo. Uno debe, por lo menos, no seguir a los falsos líderes y al anticristo.

Si las personas que buscan la verdad logran un entendimiento de la verdad y un conocimiento de la obra de Dios, entonces naturalmente tomarán el camino de Pedro de ser perfeccionadas. Cuanto más entienden la verdad las personas y tienen un conocimiento verdadero de su propia naturaleza corrupta y la verdad de su corrupción, más aspirarán a buscar la perfección, y cuanto más conozcan las personas a Dios, más estarán dispuestas a entregarse a Dios y dedicar sus vidas a llevar a cabo la voluntad de Dios. Por lo que si las personas toman el camino de Pedro o el de Pablo se determina completamente por si las personas son capaces o no de buscar la verdad. Las personas que sinceramente buscan la verdad pueden ser consideradas de las intenciones de Dios y escoger su propio camino para amar y satisfacer a Dios. Aquellas personas que son tipos del anticristo y no aman la verdad sólo eligen el camino en el que obtendrán recompensa y bendición y no están dispuestas a satisfacer ni consolar el corazón de Dios. Las personas que no aman a Dios son personas egoístas y despreciables, que no son consideradas de las intenciones de Dios. Sólo las personas que aman a Dios pueden abandonar la carne y a ellas mismas y escoger el camino de Pedro de acuerdo a la petición de Dios. Por lo tanto, podemos estar seguros que todas aquellas que toman el camino de Pedro sinceramente están en búsqueda de la verdad y todas aquellas que toman el camino de Pablo seguramente están en búsqueda de bendiciones y coronas. Las personas que sinceramente buscan la verdad sólo pueden tomar el camino de Pedro y de ninguna manera tomarán el camino de Pablo. ¡Es tan crucial de qué manera uno elige el camino! Qué camino toma una persona determina su destino. Si uno quiere buscar la verdad y alcanzar la salvación y ser perfeccionado, uno debe escoger el camino de Pedro y por lo menos no seguir a los falsos líderes y anticristos. Aquellas que siguen a los falsos líderes y anticristos en sembrar cizaña son los siervos de Satanás. Todas son personas poco razonables y absurdas. Para decirlo de una manera no tan agradable, todas son canallas. Esto es absolutamente correcto. Intentan interrumpir y perturbar la obra de Dios, se entregan a todo tipo de malas acciones y no aceptan la expulsión según lo decidido por la familia de Dios. Estas realmente son el pueblo de Dios, obstinadas e impenitentes hasta el final. Todos los anticristos y personas malvadas no tienen conciencia ni razón. Todos son bestias apocadas. No se pueden comparar con Pablo en absoluto. Aquellas que toman el camino de Pablo no están en búsqueda de la verdad y no aman a Dios, porque sólo dan importancia a recibir recompensas y ser coronadas y no son capaces de ser consideradas de las intenciones de Dios. Estas son personas egoístas y despreciables. Pero Pablo es capaz de evangelizar y prestar lealmente servicio a Dios hasta la muerte. Esto muestra que Pablo tiene un poco de conciencia y razón. Comparado con esos anticristos y personas malvadas que han sido expulsadas por la familia de Dios, él es mucho mejor. Todos esos anticristos y personas malvadas que han sido expulsados por tratar de perturbar e interrumpir la obra de Dios de los últimos días y son capaces de toda clase de mal no tienen conciencia ni razón. Nunca han estado dispuestos a prestar servicio para Dios y hacen tratos con Dios en todas partes. Intentan perturbar e interrumpir la obra de Dios y son capaces de cometer todo tipo de actos malvados pero aun así quieren recompensa y coronas. Este realmente es un caso de “llevar la vida de una prostituta y esperar un monumento a la castidad propia.” Es mucho peor que Pablo. Nadie puede competir con las adversidades que sufrió Pablo y el precio que pagó al evangelizar y dar testimonio de Dios. Ese hecho es obvio para todos, así como dicen las palabras de Dios: “Hoy, muchas personas ni siquiera tienen la racionalidad o el conocimiento de sí mismo de Pablo […]” ¿Cómo se pueden mencionar esos anticristos demoniacos al mismo tiempo que Pablo? ¿Pueden prestar el servicio que prestó Pablo? Pablo evangelizó y convirtió a tantas personas. ¿Cuántas convirtieron ellos? No son dignos de comparación con Pablo en absoluto.

Los anteriores son los diez principios de la búsqueda de la verdad que son extremadamente importantes para el pueblo escogido de Dios en su búsqueda de la verdad. Si el pueblo escogido de Dios entiende la importancia de la búsqueda de la verdad, entonces naturalmente sabrá cómo buscar la verdad. Si las personas en búsqueda de la verdad pueden entender los diez principios de la búsqueda de la verdad y practicar su búsqueda de la verdad de acuerdo con ellos, entonces es fácil entender la verdad y recibir la verdad. Los diez principios de la búsqueda de la verdad allanan el camino para que el pueblo escogido de Dios busque la verdad. En tanto que puedan entender los principios de la búsqueda de la verdad y obedezcan la obra de Dios de acuerdo con ellos, entonces es fácil tomar el camino de la búsqueda de la verdad y ser perfeccionado. Ahora la mayoría del pueblo escogido de Dios entiende algunos de los caminos de la práctica y la importancia de la búsqueda de la verdad. De hecho, con respecto a la búsqueda de la verdad, uno debe entender la verdad que Dios requiere que posean y el camino que uno debe tomar y luego uno será capaz de practicar la verdad, cumplir bien con el deber propio como un ser creado y vivir la vida de acuerdo a las palabras de Dios, haciendo a un lado poco a poco el propio carácter corrupto para vivir una vida de una persona verdadera. Este es el verdadero significado de la búsqueda de la verdad. Cuando el pueblo escogido de Dios realmente entiende la verdad y conoce a Dios, naturalmente desarrollará valores y perspectivas verdaderos sobre la vida y tendrá los principios de ser una persona. En este punto, las personas no sólo tienen conciencia, razón, integridad y dignidad, sino que también poseen la realidad de la verdad. Cuando las personas viven la imagen de la verdad, esa es la semejanza de una persona verdadera, luego entenderán completamente la importancia de Dios creando al hombre, verán completamente el amor de Dios y la salvación de la humanidad y serán capaces de ver la hermosa apariencia de Dios desde la imagen de la verdad vivida según las palabras de Dios por los seres creados. No será difícil ver la justicia, santidad y buena esencia de Dios y serán capaces de obedecer, alabar y adorar al Señor de la creación, el único Dios verdadero, desde sus corazones. Sólo esta clase de humanidad es conforme a las intenciones de Dios. Este es el resultado final que el juicio y castigo de Dios de la humanidad corrupta puede lograr. Este es el verdadero significado de la búsqueda de la verdad. Sin el juicio y castigo de Dios, es muy difícil que las personas vean la aparición de Dios y aún más difícil lograr el verdadero conocimiento de Dios. Por lo que la búsqueda de la verdad se construye sobre este fundamento de obedecer el juicio y castigo, las pruebas y el refinamiento de Dios. Esto es absolutamente correcto y nunca estará equivocado.

Todos podemos ver que las personas que comen y beben las palabras de Dios diligentemente, y que son capaces de aceptar la verdad, tienen alguna genuina experiencia de vida. Es decir, todas aquellas que están en búsqueda de la verdad tienen una genuina experiencia de vida para probarlo. Podemos ver esto de aquellas que están en búsqueda de la verdad. En cada una de sus experiencias, hay algún crecimiento continuo en términos de la verdad. En la experiencia de un año, hay un crecimiento de un año y en la experiencia de dos años, hay dos años de cambio. La mayoría de las veces sus experiencias tienen la guía de las palabras de Dios y la iluminación e inspiración del Espíritu Santo. Aceptan y obedecen completamente desde sus corazones los arreglos de la obra y los sermones y la enseñanza de los de arriba y, bajo el liderazgo de la obra del Espíritu Santo, ya han comenzado a deshacerse del control de los anticristos demoniacos y las malvadas fuerzas satánicas y a andar a zancadas hacia el camino correcto de creer en Dios. Esta clase de personas están experimentando la salvación y perfección de Dios. Son el grupo de personas que aceptan el juicio y castigo de Dios y obedecen la obra de Dios y están sinceramente en búsqueda de la verdad. Están en la minoría en cada iglesia. Son el grupo de personas que de verdad tiene la obra del Espíritu Santo; en la familia de Dios tiene mucha humanidad, es bastante digno y decente, se enfoca en la búsqueda de la verdad y en cumplir bien con su deber, es de un mismo corazón con Dios y obedece absolutamente el liderazgo y pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa. Este grupo de personas que buscan realmente la verdad son bendecidas por Dios y son el grupo de vencedores a quienes Dios quiere formar y recibir en Su obra de los últimos días.

La genuina experiencia de vida se desarrolla bajo la guía de la obra del Espíritu Santo y las palabras de Dios. Todos aquellos que a menudo comen y beben las palabras de Dios, aceptan y practican la verdad tienen la iluminación e inspiración del Espíritu Santo. Cuando enfrentan pruebas y refinamiento o dificultades, a menudo tienen la guía de las palabras de Dios y la iluminación e inspiración del Espíritu Santo. Si las personas rara vez comen y beben las palabras de Dios y no están familiarizadas con ellas, entonces es muy difícil obtener la guía de las palabras de Dios. Si las personas son incapaces de reconocer y aceptar la verdad en las palabras de Dios y no pueden buscar la iluminación e inspiración del Espíritu Santo cuando están comiendo y bebiendo las palabras de Dios, entonces no son capaces de obtener la obra del Espíritu Santo. Vemos eso cuando muchos del pueblo escogido de Dios están enfrentando pruebas o dificultades, tienen la experiencia de entender la verdad recibiendo la guía de las palabras de Dios o la iluminación de Dios. Finalmente pueden entender y practicar la verdad y poseer las cuatro diferenciaciones: ser capaz de rechazar las fuerzas de todos los anticristos, personas malvadas y espíritus malos y espíritus inmundos, no están controlados por nadie ni nada y sólo obedecen las palabras de Dios y la verdad y los arreglos de la obra y los sermones y la enseñanza de los de arriba, se enfocan en cumplir bien con su deber y han entrado completamente al camino correcto de creer en Dios, y en muchos aspectos han logrado el estándar de liberarse de verdad de la oscura influencia de Satanás y alcanzar la salvación. Este es el camino que las personas en búsqueda de la verdad toman. Aceptar y obedecer el juicio y castigo de Dios es la única manera de buscar la verdad y lograr el conocimiento de Dios. Si no podemos aceptar ni obedecer el juicio y castigo de Dios, entonces la búsqueda de la verdad y el logro del conocimiento de Dios siempre serán palabras vacías. ¿Por qué muchas personas creen en Dios por muchos años pero al final no pueden entender la verdad y su carácter de vida permanece igual? La razón principal para esto es porque no han aceptado sinceramente el juicio y castigo de Dios. Las personas que creen en Dios pero no aceptan el juicio y castigo de Dios no están realmente experimentando la obra de Dios. Sólo están haciendo acto de presencia sin trabajo activo y son meramente nominales. Sólo las personas que aceptan el juicio y castigo de las palabras de Dios honestamente tienen la oportunidad de entender y recibir la verdad y con el tiempo conocer a Dios y traer consigo cambios al carácter de vida.

Ahora ya es ampliamente reconocido que con respecto a creer en Dios, el pueblo escogido de Dios debe buscar la verdad para ser capaz de alcanzar la salvación. Pero no está completamente seguro sobre qué es la genuina búsqueda de la verdad. Hay muchas personas que no han visto ni encontrado los principios y el camino de práctica para la genuina búsqueda de la verdad. La mayoría de las personas encuentra el camino para practicar por buscar las palabras de Dios y la verdad cuando se encuentra con dificultades, experimenta desviaciones o se encuentra con la tentación de Satanás en la vida y cree que esta es la búsqueda de la verdad. No llega a conocer las palabras de Dios ni entiende la verdad mientras acepta y obedece el juicio y castigo, la poda y el trato de Dios y experimenta las pruebas y el refinamiento y logra el conocimiento del carácter de Dios y la verdad de la corrupción de la humanidad y la esencia de su naturaleza. Uno no se puede ajustar completamente a las intenciones de Dios por medio de este medio de práctica. El enfoque de la genuina búsqueda de la verdad debe ser en obedecer el juicio y castigo de Dios y aceptar toda clase de poda y trato y pruebas y refinamiento. Esta es la manera más efectiva de cooperar con la obra de Dios y es la estrategia más esencial para la entrada a la vida. Si aceptar el juicio y castigo de las palabras de Dios y experimentar toda clase de pruebas y refinamiento no es primordial para las personas que creen en Dios, entonces la experiencia de las personas se desviará del corazón de la obra de Dios, la entrada a la vida de las personas será muy unilateral y muy superficial y no será fácil lograr el conocimiento de Dios y los cambios al carácter de vida. La experiencia de vida real es el camino que tomó Pedro, experimentando miles de pruebas al experimentar el juicio y castigo de Dios. Este es el camino para conocer a Dios y lograr el cambio al carácter de vida. Es absolutamente imposible que la humanidad corrupta en verdad alcance la salvación y sea perfeccionada sin el juicio y castigo de Dios. Desviarse del juicio y castigo de Dios tampoco servirá. Uno sólo puede aceptar el juicio y castigo y la poda y el trato de Dios honestamente y de una manera bien educada y experimentar el juicio y castigo y las pruebas y el refinamiento de Dios sin desviación. Esto es experimentar en verdad la obra de Dios y tomar realmente el camino de la búsqueda de la verdad y ser perfeccionado. Estrictamente hablando, todos aquellos que realmente buscan la verdad le dan importancia a experimentar, obedecer y aceptar el juicio y castigo de las palabras de Dios mientras experimentan toda clase de pruebas y refinamiento, especialmente mientras reciben la poda y el trato. Sólo experimentando la obra de Dios de esta manera las personas en verdad entrarán en el camino correcto de creer en Dios y realmente tomarán el camino de la búsqueda de la verdad y ser perfeccionadas. Este es un hecho que todas aquellas en búsqueda de la verdad deben entender.

Ahora hay muchas personas que, a pesar de buscar la verdad, en realidad no han tomado el camino de la búsqueda de la verdad y ser perfeccionadas. La razón principal para esto es que no toman el aceptar el juicio y castigo de las palabras de Dios como el centro en su experiencia de vida y no aceptan de verdad el juicio y castigo de las palabras de Dios en toda clase de pruebas y refinamiento. Especialmente cuando se enfrentan con la poda y el trato, experimentan aún menos el juicio y castigo de las palabras de Dios. Al final, no es fácil lograr el conocimiento de Dios y efectuar cambios al carácter experimentando de esta manera porque la experiencia de las personas se desvía de la intención de Dios y del corazón de la obra de Dios y del propósito de la obra de Dios. Esta es la desviación en la experiencia de las personas. Si las personas se desvían de esta manera en su experiencia de la obra de Dios, entonces no es fácil entrar a la realidad de la verdad y es muy difícil lograr cambios al carácter. Este es un hecho innegable. Todos hemos visto muchas personas que han creído en Dios por muchos años que no tienen un corazón reverente a Dios y que en sus corazones no pueden respetar a Dios como grande. No obedecen sinceramente los arreglos de la obra y los sermones y la enseñanza del hombre que el Espíritu Santo usa y son hipercríticas y quisquillosas. Especialmente no pueden cumplir con su deber responsablemente y de una manera bien educada. ¿Por qué el carácter de vida de estas personas no tiene cambios en absoluto después de creer en Dios por muchos años? La razón principal es que no han obedecido ni experimentado sinceramente el juicio y castigo de Dios, por lo que no se puede ver ningún entendimiento real de Dios ni cambios al carácter. Esta es la consecuencia de rechazar el juicio y castigo de Dios y de no aceptar la verdad. Las personas que de verdad experimentan el juicio y castigo de Dios deben, por lo menos, lograr los siguientes cuatro resultados:

1. Ser capaz de reverenciar a Dios y apartarse del mal y nunca interrumpir ni perturbar la obra Dios.

2. Respetar a Dios como el grande en sus corazones, no atreverse a afirmar ser grandes, no adorar ni seguir a las personas y sólo obedecer a Dios y la verdad.

3. Obedecer los arreglos de la obra, los sermones y la enseñanza del hombre a quien el Espíritu Santo usa y cumplir honestamente con el deber propio.

4. Al cumplir con el deber propio, sólo buscar corresponder al amor de Dios y buscar la verdad sólo para alcanzar la salvación, no pedir nada más.

Aquellos que logran estos cuatro resultados han en verdad experimentado y obedecido el juicio y castigo de Dios y han buscado sinceramente la verdad, la salvación y ser perfeccionados. Si estos cuatro resultados no se pueden ver en las personas, entonces se puede decir que esta clase de personas no ha experimentado en verdad el juicio y castigo de Dios y no conoce en absoluto a Dios. Consideremos otra vez a aquellos anticristos y personas malvadas. ¿Por qué son tan arrogantes, engreídos y desobedientes? Incluso son tan arrogantes que se atreven a negar las palabras de Dios. Tratan la verdad con desprecio y hasta juzgan la obra de Dios e incluso pueden mostrar desobediencia y descontento hacia el hombre que el Espíritu Santo usa que ha sido atestiguado por Dios, aun juzgándolo imprudentemente. ¿No son tales personas demonios satánicos originales? Aquellos entre la humanidad corrupta que no han aceptado el juicio y castigo de Dios son tan repugnantes y demoniacos. Si reflexionamos más a fondo podemos reconocer que si la humanidad corrupta no experimenta el juicio y castigo de Dios, entonces realmente es descendiente de Satanás y del gran dragón rojo y toda son personas temerarias reacias a Dios. Sólo experimentando el juicio y castigo de Dios disfrutamos el amor de Dios y llegamos al presente. ¿Toda la obediencia, la razón y la forma humana de hoy no son el resultado de experimentar la obra de Dios de los últimos días? Pero esto está lejos de las peticiones de Dios. Todavía necesitamos hacer grandes esfuerzos para aceptar y obedecer el juicio y castigo y las pruebas y el refinamiento de Dios y mejor hubiéramos experimentado incluso más poda y trato para ser capaces de vivir realmente la semejanza del hombre y satisfacer a Dios en nuestro ser un testimonio.

Todas las personas que buscan la verdad indudablemente son personas que creen sinceramente en Dios y aman la verdad. Aunque la humanidad corrupta tiene el carácter de Satanás y es arrogante, engreída, vanidosa, santurrona y desobediente, en tanto que las personas sean capaces de obedecer el juicio y castigo de Dios y de aceptar y practicar la verdad, entonces definitivamente pueden buscar la verdad. Algunas de estas personas son de buen calibre y algunas son de pobres calibres, pero todas pueden cumplir con su propio deber y estar dispuestas a adaptarse a las intenciones de Dios al hacerlo. Entre estas personas que están buscando la verdad, hay dos tipos principales: Un tipo es aquellas que son mejores en humanidad pero más lentas para entender la verdad y de calibre más pobre. A pesar de escuchar y obedecer más, no son competentes y no son capaces de hacer grandes cosas y el resultado de que cumplan con su deber es más bien pobre. El otro tipo es de mejor calibre pero más arrogante y santurrón y por lo general no obedece a los demás. Si lo que las personas dicen no está completamente de acuerdo con la verdad, y lo que hacen no es mucho mejor que el promedio, entonces no están convencidas. Aunque este tipo de persona es extremadamente arrogante y santurrón, entiende la verdad más rápido y los resultados de que cumplan con su deber son buenos porque son de buen calibre. De estos dos tipos de personas, ¿cuál es más fácil de perfeccionar? ¿Cuál puede ser apto para el uso de Dios después de ser perfeccionado? Aunque todos aquellos en búsqueda de la verdad son capaces de alcanzar la salvación, el valor de ser perfeccionado difiere para las personas con diferentes calibres. El pueblo escogido de Dios se debe dar cuenta de eso. De hecho, el carácter arrogante está arraigado en la naturaleza corrupta de la humanidad. Hay varios tipos de circunstancias de arrogancia: Algunas personas son capaces de amar y buscar la verdad a pesar de ser muy arrogantes y pueden aceptar y obedecer la verdad siempre y cuando reconozcan que es la verdad pero si no está de acuerdo con la verdad, se negarán a obedecerla. Este tipo de arrogancia es bastante racional, tiene un balance final y es la arrogancia más normal. También existe un tipo de arrogancia que no tiene razón ni balance final. Tales personas son extremadamente arrogantes, histéricas y no obedecen a nadie y no importa cuán de acuerdo con la verdad hablen las personas, no las aceptarán ni las obedecerán e incluso se pueden oponer a ellas hasta el final. En realidad odian a las personas que tienen la verdad y odian a las personas que las tratan en base a la verdad. Esta clase de arrogancia es Satanás el carácter del diablo. Como el gran dragón rojo, saben que Dios es la verdad pero no obedecen e incluso quieren estar en condiciones de igualdad con Dios. Todos aquellos anticristos son este tipo de diablos satánicos que son tan arrogantes que no tienen razón. Todos esos demonios son incompetentes. Existe otra clase de personas arrogantes que tampoco obedece a nadie y además es extremadamente absurda. Son absurdas y también desobedientes. Siempre hablan de razones absurdas y se oponen a la verdad. No importa cuán claramente los demás comuniquen la verdad y enumeren los hechos, aun así son desobedientes y pueden protestar ligeramente y decir sus absurdas razones y discutir por nimiedades. Esta clase de carácter arrogante tiene la naturaleza de los espíritus malos. Este tipo de persona es aún más Satanás de la clase del diablo. Son tanto anticristos como espíritus malos y son incluso más enemigos, los enemigos más peligrosos. Hay tres tipos principales de condiciones de arrogancia y engreimiento y tres tipos de personas. La arrogancia desenfrenada que tiene razón y es bastante común y normal. Toda la humanidad corrupta tiene un carácter extremadamente arrogante. Este es un hecho. Todas aquellas de calibre realmente bueno con algún talento son, sin duda, extremadamente arrogantes y santurronas; son cien por ciento extremadamente arrogantes. Uno debe ser capaz de distinguirlas y tratarlas con precaución. No importa cuán arrogantes y santurronas sean las personas, siempre y cuando sean bondadosas, tengan una conciencia y razón y no lastimen ni engañen a los demás y sean capaces de aceptar la verdad, entonces son buenas personas. No importa cuán arrogantes y santurronas sean las personas, siempre y cuando sean de buen calibre e inteligentes y capaces de buscar la verdad, entonces son totalmente capaces de ser salvas y perfeccionadas, porque las personas que Dios perfecciona deben poseer una cierta clase de calibre. Si el calibre propio es demasiado pobre, entonces serán incapaces de entender la verdad y serán incapaces de ser perfeccionadas. Para poder ser perfeccionadas, las cualidades intrínsecas propias deben, al menos, ser de un nivel en el que uno sea capaz de entender la verdad. Esto se debe a que cuando se trata de Dios perfeccionando a las personas, lo principal es que Dios perfecciona a las personas para entender la verdad y conocer a Dios. La arrogancia y santurronería desenfrenadas de las personas se resuelven fácilmente. En tanto que las personas realmente entiendan la verdad y conozcan la esencia de su propia naturaleza, entonces serán capaces de resolverla. Dios resuelve la arrogancia de las personas tan fácilmente. Disciplinando a las personas un par de veces y avergonzando a las personas y haciendo que fallen unas cuantas veces, naturalmente cambiarán. Pero si sus cualidades intrínsecas son demasiado pobres, o son extremadamente absurdas, entonces no es posible resolver. Así que uno debe diferenciar la arrogancia desenfrenada de las personas y tratar con ella correctamente. Se puede decir que aquellas personas que aman realmente la verdad, y que tienen la voluntad para buscar ser perfeccionadas, todas tienen un carácter extremadamente arrogante y santurrón. Mientras que sean capaces de aceptar la verdad y aceptar la poda y el trato y sean capaces de obedecer absolutamente la verdad, sin importar las circunstancias, entonces este tipo de persona puede alcanzar la salvación y ser perfeccionada. De hecho no hay personas que no sean extremadamente arrogantes que de verdad sean de buen calibre y realmente tengan la voluntad. Este es un hecho. El pueblo escogido de Dios debe ser capaz de diferenciar. No debe establecer que alguien no es una buena persona y no puede ser salva ni perfeccionada porque es extremadamente arrogante y santurrona. No importa cuán extremadamente arrogante sea la persona, siempre y cuando sea de buen calibre y puede buscar la verdad, entonces es una persona a quien Dios quiere perfeccionar. Las condiciones para que Dios perfeccione a las personas son principalmente que uno es una buena persona, de buen calibre y en búsqueda de la verdad. Si el calibre de una persona es demasiado pobre y de principio a fin es incapaz de entender la verdad, entonces incluso si su carácter es extremadamente humilde y en lo absoluto arrogante, es buena para nada y no vale la pena perfeccionarla. En este punto, uno necesita entender las intenciones de Dios. Si el calibre de una persona es bueno, tiene la voluntad y no es arrogante ni santurrona, entonces no existe tal persona. Eso es absolutamente una pose o una apariencia superficial falsa. Uno debe saber que la humanidad corrupta tiene una naturaleza extremadamente arrogante y santurrona. Este es un hecho innegable.

La manera principal para determinar si las personas están o no en búsqueda de la verdad es ver si las personas aceptan o no el juicio y castigo de Dios. Si las personas realmente aceptan el juicio y castigo de Dios, entonces indudablemente serán capaces de conocer sinceramente la verdad de su propia corrupción y la esencia de su naturaleza; indudablemente tendrán un corazón reverente a Dios, tendrán conciencia y razón al cumplir con su deber, definitivamente serán capaces de aceptar y obedecer la guía y el pastoreo del hombre que el Espíritu Santo usa y sin duda también serán capaces de tratar correctamente a los líderes y obreros en todos los niveles y tendrán cooperación real. Estos son todos los resultados reales de recibir el juicio y castigo, la poda y el trato de las palabras de Dios. Aquellas que han experimentado el juicio y castigo, la poda y el trato de Dios son personas que están realmente en búsqueda de la verdad. Las personas que aman sinceramente la verdad ciertamente son capaces de buscar la verdad. Si realmente son personas que buscan la verdad, entonces naturalmente serán capaces de aceptar y practicar la verdad. Esto es absoluto. Los resultados indudablemente vendrán a continuación para las personas que sinceramente buscan la verdad. Con la búsqueda vienen los resultados y con la lucha vienen los logros. Todas aquellas que de verdad aceptan el juicio y castigo de Dios están entre las personas que buscan sinceramente la verdad. Si las personas están propiamente en búsqueda de la verdad, entonces sin duda serán capaces de poseer los siguientes siete resultados. Estos son los resultados que se pueden lograr de la búsqueda de la verdad:

1. Tener frecuentemente nuevo conocimiento de la obra de Dios y seguir profundizándolo.

2. Al experimentar el juicio y castigo de Dios, obtener continuamente conocimiento de la verdad de la propia corrupción y la esencia de la naturaleza propia.

3. Ser capaz de practicar la verdad y a menudo defender la obra de Dios al cumplir con el deber propio.

4. Ser capaz de poseer las cuatro diferenciaciones y lograr la separación de la influencia de Satanás, no ser controlado por nadie ni nada y tener obediencia a Dios.

5. Ser capaz de ver claramente la sustancia de toda clase de problemas y usar la verdad para resolver problemas.

6. Ser capaz de cambiar cómo ve uno las cosas y desarrollar una perspectiva genuina sobre la vida y los valores.

7. Ser capaz de lograr un conocimiento del carácter y la esencia de Dios y lograr los cambios al carácter de vida.

Los anteriores son los siete resultados que se pueden lograr completamente por la búsqueda de la verdad. La manera principal para determinar si las personas realmente están o no en búsqueda de la verdad es ver si las personas han logrado estos siete resultados. Todas las personas que sinceramente buscaron la verdad por más de tres a cinco años seguramente serán capaces de lograr los diferentes niveles de estos siete resultados. Si las personas han creído en Dios por más de tres a cinco años, pero no han logrado estos siete resultados, entonces indudablemente no están en búsqueda de la verdad. Si uno cree en Dios por muchos años y piensa que está buscando la verdad pero no ha visto estos siete resultados, entonces realmente no está en búsqueda de la verdad. Esto es seguro. El pueblo escogido de Dios se puede evaluar entre sí. Las personas que están sinceramente en búsqueda de la verdad deben, incluso más, autorreflexionar y exigirse en base a estos siete resultados.

Las personas que están buscando la verdad deben conocer el valor de la verdad y la importancia de la búsqueda de la verdad. Si las personas no tienen la verdad, entonces fácilmente son restringidas y enredadas por toda clase de personas y cosas y no pueden diferenciar cuáles no tienen nada que ver con la verdad ni están seguras acerca de los principios de la búsqueda de la verdad. Por lo que son incapaces de entrar al camino correcto de la búsqueda de la verdad y causan retraso a su crecimiento de vida. Las personas que creen en Dios pero no buscan la verdad sin duda son personas que no aman la verdad, están hartas de la verdad y desprecian la verdad. Las personas que no están en búsqueda de la verdad poseen la naturaleza de Satanás y están llenas del carácter de Satanás. En el análisis final, aquellas que no buscan la verdad son todas personas malvadas y demonios satánicos. Esta es la sustancia de aquellas que no buscan la verdad. Todas esas personas malvadas y anticristos nunca han aceptado las palabras de Dios, no admiten que las palabras de Dios son la verdad y sólo usan y alteran las palabras de Dios y niegan la verdad. No aceptan ni experimentan el juicio y castigo de Dios en absoluto y también pueden intervenir y perturbar la obra de Dios, tratar de confundir y controlar al pueblo escogido de Dios y formar un reino independiente. Así que los anticristos y las personas malvadas se convierten en demonios en directa resistencia a Dios. Todas aquellas que no experimentan el juicio y castigo de las palabras de Dios están, finalmente, en contra de Dios y si pueden intervenir y perturbar la obra de Dios y formar pandillas para declarar un reino independiente, se convierten en anticristos demoniacos.

Todos aquellos que no aceptan ni obedecen el juicio y castigo de Dios claramente no aman ni aceptan la verdad porque las palabras del juicio y castigo de Dios de las personas son toda la verdad; todas son cosas positivas y son toda la verdad. Aunque el buen consejo, como la medicina, es difícil de tomar, lo debemos manejar correctamente. Si las personas creen en Dios por muchos años pero son incapaces de aceptar y obedecer el juicio y castigo de Dios, entonces claramente no aman la verdad, están aburridas de la verdad e incluso desprecian la verdad. Todas esas personas malvadas, falsos líderes y anticristos no aceptan ni obedecen el juicio y castigo de Dios. Sólo prestan atención a entender las palabras y doctrinas, pero no obedecen a nadie e intentan trabajar y predicar, guiar a otros y hacer que los sigan y absurdamente se llaman grandes y se consiguen una pandilla para declarar un reino independiente. Todas aquellas que no aceptan el juicio y castigo de Dios toman el camino de Pablo, el camino del anticristo. Todas aquellas que no aceptan el juicio y castigo de Dios no tienen conocimiento de la obra de Dios en absoluto por lo que son completamente incapaces de obedecer la obra de Dios y ser consideradas de las intenciones de Dios, mucho menos prestar atención a lo que Dios pide de las personas. Ni están dispuestas a entregarse a Dios y cumplir con su deber de una manera franca. Incluso si cumplen con su deber, lo hacen de una manera descuidada. Estas son las manifestaciones principales de no obedecer el juicio y castigo de Dios. Ahora el trabajo de la familia de Dios de limpiar la iglesia es repudiar y eliminar a todos esos demonios satánicos que no obedecen el juicio y castigo de Dios y son capaces de perturbar e interrumpir la obra de Dios y oponerse directamente a Dios. Todos aquellos que no obedecen el juicio y castigo de Dios son no creyentes y el viejo Satanás natural el diablo que no ha cambiado en absoluto. Si han creído en Dios por muchos años pero no se han arrepentido sinceramente ni enmendado sus caminos, entonces deben ser expulsados y purificados. Hay dos tipos principales de manifestaciones de las personas que son demoniacas y han puesto al descubierto su verdadera forma y han sido expulsadas y purificadas: 1. no admitir ninguna de sus acciones malvadas, mucho menos conocer su propia esencia y naturaleza corruptas; 2. llegar tan lejos como para condenar a aquellos que los han expulsado como fuerzas del anticristo e incluso hablando tal tontería como el anticristo ejerciendo el poder y controlando a la iglesia en la familia de Dios. Aquellos que dicen que los líderes y obreros en todos los niveles son falsos o fuerzas del anticristo son auténticos anticristos demoniacas. Es evidente que todos aquellos que no aceptan el juicio y castigo de Dios no están en búsqueda de la verdad y el final para aquellos que no buscan la verdad es ser repudiados y eliminados porque son demasiado malvados por lo que se convierten en demonios que directamente se oponen a Dios. Este es el destino que les espera a aquellos que no buscan la verdad.

Ahora todo el pueblo escogido de Dios está comenzando a enfocarse en la búsqueda de la verdad. Antes que nada, debe entender los diez principios de la búsqueda de la verdad. Esto es tan importante para la entrada a la vida de las personas. Si las personas son capaces de buscar la verdad y practicar la entrada en las palabras de juicio y castigo de Dios, entonces son capaces de alcanzar la iluminación e inspiración del Espíritu Santo. Las personas que continuamente buscan la verdad de esta manera sin duda serán capaces de tomar el camino para ser perfeccionadas. Muchas personas, aunque están francamente dispuestas a buscar la verdad, debido a la seriedad de su carácter corrupto y su pobre calibre, son incapaces de distinguir sus prioridades, no pueden captar los principios en lo que hacen por lo que nunca pueden entrar al camino correcto de la búsqueda de la verdad. Sólo ser restringido y enredado en algunos pequeños asuntos amorales y discutir algunas cosas sin sentido que no pueden dejar ir, resulta en que ellos no son capaces de cumplir normalmente con su deber y no son capaces de practicar la verdad según los principios. Esto resulta no sólo en un retraso en su propia entrada a la vida sino también en un impacto en la obra de la iglesia. Esta manifestación es realmente demasiado estúpida e ignorante. Aquellos en búsqueda de la verdad deben tener una mente clara, ser capaces de captar los fundamentos y aferrarse a ellos y deshacerse de todo lo que no tiene nada que ver con la verdad pero que los restringe y enreda. Los resultados reales sólo se pueden lograr buscando la verdad de esta manera. Cumplir con el deber propio no se verá afectado y los resultados de la obra vendrán a continuación. Esto es beneficioso para ambos, la obra de la familia de Dios y la propia entrada a la vida. Veo que la mayoría de aquellos que buscan la verdad está restringida en diversos grados por muchas cosas sin sentido, discutiendo interminablemente y no es capaz de librarse. Las mentes de tales personas no están lo suficientemente seguras y sus calibres tampoco son muy buenos. Las personas que son poco razonables a menudo son amorales de esta manera. Por lo tanto, entender la verdad debe estar en el corazón de la búsqueda de la verdad. Al uno mismo liberarse de todo lo que no está relacionado con la verdad, especialmente dejando de lado asuntos triviales, uno puede avanzar en la búsqueda de la verdad y tomar el camino correcto. Sólo tomando el camino correcto en la búsqueda de la verdad puede uno lograr resultados reales y alcanzar la salvación y ser perfeccionado. Las personas que son amorales en sus acciones indudablemente son de pobre calibre o no entienden la verdad. Cuando las personas entienden realmente la verdad y hacen cosas de una manera con principios, ya están en la senda de ser perfeccionadas. Aquellas que Dios desea perfeccionar claramente tienen aspiraciones, una mente clara, gran sabiduría y son capaces de diferenciar las prioridades, captar los fundamentos y actuar de una manera con principios. Las personas que tienen tales cualidades nunca se preocuparán por cosas triviales, mucho menos serán contenciosas en cosas sin sentido. Son capaces de practicar la verdad y no ser restringidas por nada ni nadie. Sólo desean satisfacer a Dios. Tales personas son realmente capaces de recibir la verdad y lograr ser perfeccionadas. Dios salva a todas aquellas que sinceramente creen en Dios y son capaces de cumplir bien con su deber como seres creados y finalmente ser testimonio. Dios perfecciona a todas aquellas que buscan la verdad, poseen ciertas cualidades y son capaces de entender y practicar la verdad y son expertas en defender la obra de Dios. Sólo aquellas que aceptan y obedecen en verdad el juicio y castigo de Dios están realmente en búsqueda de la verdad. Sólo aquellas que están sinceramente en búsqueda de la verdad pueden cumplir bien con su deber como seres creados. Sólo esas personas pueden alcanzar la salvación y ser perfeccionadas. Este es absolutamente el caso.

Tal vez vosotros recordáis estas palabras: ‘Porque esta pequeña aflicción, que es momentánea, obra en nosotros un peso de gloria que sobrepasa todo y que es eterno’. En el pasado, vosotros habéis oído esta sentencia, sin embargo, nadie comprendió su verdadero significado. Hoy en día, vosotros conocéis bien el verdadero significado que ella posee. Estas palabras reflejan lo que Dios logrará en los últimos días. Y serán cumplidas sobre aquellos cruelmente afligidos por el gran dragón rojo en la tierra donde se encuentra. El gran dragón rojo persigue a Dios y es el enemigo de Dios, por lo que, en esta tierra, los que creen en Dios son sometidos a humillación y persecución. Es por ello que estas palabras se volverán ciertas en vuestro grupo de personas. A medida que la obra se lleva a cabo en una tierra que se opone a Dios, toda Su obra se encuentra con un obstáculo desmesurado, y muchas de Sus palabras no pueden cumplirse en el momento oportuno; por lo que la gente es refinada a causa de las palabras de Dios. Esto también es un elemento de sufrimiento. Es muy arduo para Dios llevar a cabo Su obra en la tierra del gran dragón rojo, pero es a través de esta dificultad que Dios realiza una etapa de Su obra para manifestar Su sabiduría y acciones maravillosas. Dios aprovecha esta oportunidad para hacer que este grupo de personas sean completadas. Debido al sufrimiento de la gente, su calibre, y todo el carácter satánico de la gente en esta tierra impura, Dios lleva a cabo Su obra de purificación y conquista, de manera que, al hacerlo así, Él pueda obtener la gloria y ganar a los que dan el testimonio de Sus obras. Esta es la relevancia completa de todos los sacrificios que Dios ha hecho para este grupo de personas”.

La iglesia debe integrar las siguientes palabras de Dios al comunicar este sermón:

1. “Sin que Dios las salve y sin que Dios las juzgue y las castigue, las personas no pueden escapar de la influencia de la muerte, no se pueden convertir en los vivos. Estos muertos no pueden dar testimonio de Dios, ni tampoco Dios los puede usar, mucho menos pueden entrar al reino. Dios quiere el testimonio de los vivos, no de los muertos, y Él pide que los vivos trabajen para Él, no los muertos”.

de ‘¿Has cobrado vida?’ en “La Palabra manifestada en carne”

2. “Y los que viven fuera de Mi palabra, huyendo del sufrimiento de la prueba, ¿acaso no están ellos a la deriva por el mundo? Ellos son semejantes a las hojas de otoño que revolotean por aquí y por allá sin un lugar donde descansar, mucho menos Mi palabra de consuelo. Aunque Mi castigo y refinamiento no los siguen, ¿no son ellos los mendigos, que flotando por doquier, vagan por las calles fuera del reino de los cielos? ¿Es el mundo en verdad tu lugar de descanso? ¿Podrías en verdad obtener la más mínima sonrisa de gratificación del mundo al evadir Mi castigo? ¿Podrías en verdad utilizar tu gozo fugaz como disfraz de ese vacío inconcebible en tu corazón? Puedes engañar a cualquiera de tus familiares, sin embargo, jamás serás capaz de engañarme a Mí. Como tu fe es escasa, hasta el día de hoy no tienes el poder de encontrar ninguno de los placeres que la vida tiene para ofrecer. Te aconsejo: es mejor invertir con sinceridad la mitad de tu vida en Mí, que pasar toda tu vida en la mediocridad y ocupado en un trabajo poco productivo para la carne, soportando todo el sufrimiento que un hombre pueda apenas soportar. ¿Qué propósito tendría el atesorarte a ti mismo al punto de huir de Mi castigo?”

de ‘Qué significa ser un hombre de verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”

3. “Si no consideras que estas verdades sean importantes y constantemente piensas en evitarlas o en un nuevo camino separado de ellas, entonces digo que eres un grave pecador. Si tienes fe en Dios, pero no buscas la verdad o la voluntad de Dios, ni amas el camino que te acerca a Dios, entonces digo que eres uno que está tratando de evadir el juicio. Eres un títere y un traidor que huye del gran trono blanco, y Dios no permitirá a ninguno de los rebeldes que escapen de Su vista. Tales hombres recibirán un castigo aún más severo”.

de ‘Cristo realiza la obra de juicio con la verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”

4. “Si vas a ver a Dios sin haber sido objeto de poda o de juicio, entonces, definitivamente te convertirás en adversario de Dios y serás destinado para la destrucción. La naturaleza del hombre es inherentemente hostil a Dios, ya que todos los hombres han sido completamente corrompidos por Satanás. Nada bueno puede salir de un hombre corrupto que se asocie con Dios. Todas las acciones y palabras del hombre con seguridad expondrán su corrupción; y cuando él se asocie con Dios, su rebeldía será revelada en todos los aspectos. Por eso el hombre se opone a Cristo sin saberlo, engaña a Cristo, y rechaza a Cristo; tras lo cual el hombre se encontrará en un estado aún más peligroso. De continuar así se convertirá en objeto de castigo”.

de ‘Aquellos incompatibles con Cristo son seguramente opositores de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

5. “Todos esos que no han recibido juicio ni poda, ni tratamiento, y no han cambiado, ¿no son los conquistados de forma incompleta?”

de ‘La verdad interna de la obra de conquista (3)’ en “La Palabra manifestada en carne”

6. “El hombre no posee por naturaleza la verdad y los que Satanás ha corrompido no la pueden entender con facilidad; el hombre está privado de la verdad y desprovisto de la determinación de poner en práctica la verdad y si no sufre y si no es refinado ni juzgado, entonces su determinación nunca será perfeccionada”.

de ‘Sólo experimentando el refinamiento el hombre puede amar verdaderamente a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

7. “Si las personas quieren convertirse en seres vivientes, y dar testimonio de Dios, y que Dios los apruebe, deben aceptar la salvación de Dios, se deben someter gustosamente a Su juicio y castigo y deben aceptar gustosamente la poda y el trato de Dios. Sólo entonces podrán poner en práctica todas las verdades que Dios exige, y sólo entonces obtendrán la salvación de Dios y verdaderamente se convertirán en seres vivientes”.

de ‘¿Has cobrado vida?’ en “La Palabra manifestada en carne”

8. “El resultado de la obra de juicio es que el hombre comprenda el verdadero rostro de Dios y la verdad de su rebeldía. La obra de juicio le permite al hombre entender mucho de la voluntad de Dios, del propósito de la obra de Dios y de los misterios que el hombre no puede entender. También le permite al hombre reconocer y conocer su esencia corrupta y las raíces de su corrupción, así como descubrir la fealdad del hombre. Todos estos efectos los produce la obra del juicio, porque la esencia de esa obra es, de hecho, la obra de inaugurar la verdad, el camino y la vida de Dios para todos los que tienen fe en Él. Esta obra es la obra de juicio que Dios hace”.

de ‘Cristo realiza la obra de juicio con la verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”

9. “Hoy Dios os juzga y os castiga y os condena, pero sabe que tu condenación es para que te puedas conocer a ti mismo. Condenación, maldición, juicio, castigo, todos estos son para que te puedas conocer a ti mismo para que tu carácter pueda cambiar y, sobre todo, para que puedas conocer tu valía y ver que todas las acciones de Dios son justas y de acuerdo con Su carácter y las necesidades de Su obra que Él obra de acuerdo con Su plan para la salvación del hombre y que Él es el Dios justo que ama al hombre y salva al hombre y quien juzga y castiga al hombre”.

de ‘Deberías desechar las bendiciones del estatus y entender la voluntad de Dios para la salvación del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

10. “La etapa final de la conquista tiene el propósito de salvar a las personas y también de revelar los finales de las personas. Es revelar la degeneración de ellas por medio del juicio y de esta forma hacer que se arrepientan, se levanten, y busquen la vida y la senda correcta de la vida humana. Es despertar los corazones de las personas adormecidas y obtusas y mostrar, a través del juicio, su rebeldía interior. Sin embargo, si las personas siguen siendo incapaces de arrepentirse, de buscar el camino correcto de la vida humana y de abandonar estas corrupciones, entonces pasarán a ser objetos imposibles de rescatar que Satanás se tragará”.

de ‘La verdad interna de la obra de conquista (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

11. “Lo que Dios maldice es la desobediencia del hombre y lo que Él juzga son los pecados del hombre. Aunque Él habla ásperamente y sin la menor sensibilidad, Él revela todo lo que hay dentro del hombre y a través de estas palabras severas revela lo que es esencial dentro del hombre pero a través de ese juicio le da al hombre un conocimiento profundo de la esencia de la carne y, por lo tanto, el hombre se somete a la obediencia frente a Dios. La carne del hombre es de pecado y de Satanás, es desobediente y el objeto del castigo de Dios, en consecuencia, para permitirle al hombre que se conozca, las palabras del juicio de Dios le deben suceder y todo tipo de refinamiento se debe emplear; sólo entonces puede ser efectiva la obra de Dios”.

de ‘Sólo al experimentar pruebas dolorosas puedes conocer el encanto de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

12. “Tú has creído en Dios a lo largo de todo este tiempo y hoy Dios ha cerrado totalmente todos los medios de escape. Hablando realistamente, no tienes opción sino tomar el camino correcto, el camino correcto en el que el juicio severo y la salvación suprema de Dios te han guiado. Sólo después de experimentar las dificultades y el refinamiento, el hombre sabe que Dios es hermoso. Después de haber experimentado hasta el día de hoy, se puede decir que el hombre ha llegado a conocer parte de la hermosura de Dios, pero esto todavía no es suficiente porque al hombre le hace falta demasiado. Debe experimentar más de la maravillosa obra de Dios y más de todo el refinamiento del sufrimiento que Dios ha dispuesto. Sólo entonces puede cambiar el carácter de vida del hombre”.

de ‘Sólo al experimentar pruebas dolorosas puedes conocer el encanto de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

13. “Aunque Mis palabras puedan ser severas, todas se dicen para la salvación del hombre, ya que sólo estoy hablando palabras y no castigando la carne del hombre. Estas palabras hacen que el hombre viva en la luz, que sepa que la luz existe, que sepa que la luz es preciosa y, más aún, que sepa cuán beneficiosas son estas palabras para el hombre y que sepa que Dios es salvación. Aunque he dicho muchas palabras de castigo y juicio, no se han hecho en vosotros en acción. He venido a hacer Mi obra, a hablar Mis palabras y, aunque Mis palabras puedan ser severas, se dicen como juicio de vuestra corrupción y vuestra rebeldía. El propósito de que Yo haga esto sigue siendo salvar al hombre del dominio de Satanás, usar Mis palabras para salvar al hombre; Mi propósito no es dañar al hombre con Mis palabras. Mis palabras son severas para que se puedan obtener los resultados de Mi obra. Sólo por medio de obrar de esta manera puede el hombre conocerse a sí mismo y puede librarse de su carácter rebelde”.

de ‘Sólo al experimentar pruebas dolorosas puedes conocer el encanto de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

14. “Cuando Dios hace la obra del juicio, no simplemente aclara la naturaleza del hombre con unas cuantas palabras, sino que lleva a cabo la revelación, el tratamiento y la poda en el largo plazo. Esa forma de revelación, tratamiento y poda no se pueden sustituir con palabras ordinarias, sino con la verdad que el hombre no posee en absoluto. Sólo esa manera de obrar se considera juicio; sólo por medio de ese juicio se puede persuadir al hombre, se le puede convencer por completo de la sumisión a Dios, y puede obtener el verdadero conocimiento de Dios”.

de ‘Cristo realiza la obra de juicio con la verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”

15. “Las personas no pueden cambiar por ellas mismas su carácter; deben padecer el juicio y el castigo y el doloroso refinamiento de las palabras de Dios o ser tratadas con, disciplinadas y podadas por Sus palabras. Sólo después de eso pueden ellos lograr la obediencia y devoción a Dios y no tratar de engañarlo y tratar con Él descuidadamente. Es bajo el refinamiento de las palabras de Dios que las personas tienen un cambio de carácter. Sólo los que experimentan la revelación, juicio, disciplina y trato de Sus palabras ya no se atreverán a hacer cosas de manera descuidada y se volverán calmados y compuestos. El punto más importante es que puedan obedecer las palabras actuales de Dios y obedecer la obra de Dios, e incluso si no es de acuerdo con las nociones humanas, las pueden hacer a un lado y obedecer intencionadamente”.

de ‘Aquellos cuyo carácter ha cambiado son aquellos que han entrado a la realidad de las palabras de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

16. “Que el hombre pueda sufrir por Dios y que haya podido llegar hasta aquí se debe, en un sentido, al amor de Dios y, en el otro, a la salvación de Dios; además, se debe a la obra del juicio y del castigo que Dios ha llevado a cabo en el hombre. Si no tenéis el juicio, el castigo y las pruebas de Dios, y si Dios no os ha hecho sufrir, entonces, a decir verdad, vosotros no amáis sinceramente a Dios. Cuanto mayor sea la obra que Dios hace en el hombre, y cuanto mayor sea el sufrimiento del hombre, más puede mostrar cuán significativa es la obra de Dios y más puede el corazón del hombre amar a Dios sinceramente. ¿Cómo aprendéis cómo amar a Dios? Sin la tribulación ni el refinamiento, sin las pruebas dolorosas, y si, aparte de esto, todo lo que Dios le diera al hombre fuera la gracia, el amor y la misericordia, ¿serías capaz de alcanzar el verdadero amor de Dios? Por un lado, durante las pruebas que Dios permite, el hombre llega a conocer sus deficiencias y ve que es insignificante, despreciable y vil, que no tiene nada y que no es nada; por el otro, durante Sus pruebas Dios crea para el hombre entornos diferentes que hacen que el hombre pueda experimentar más la hermosura de Dios. Aunque el dolor es grande y a veces insuperable, e incluso alcanza el nivel de un dolor abrumador, después de haberlo experimentado, el hombre ve qué preciosa es la obra de Dios en él y sólo sobre este fundamento nace en el hombre el amor Verdadero por Dios”.

de ‘Sólo al experimentar pruebas dolorosas puedes conocer el encanto de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

17. “Aunque ahora estás sufriendo algún dolor y refinamiento debido al juicio, este dolor es valioso y significativo. Aunque el castigo y el juicio son refinamientos y revelaciones inmisericordes al hombre, cuyo propósito es castigar sus pecados y a su carne, nada de esta obra tiene la intención de condenar o extinguir su carne. Las duras revelaciones de la palabra tienen, todas, el propósito de guiarte por la senda correcta. Habéis experimentado personalmente mucho de esta obra y, claramente, ¡no os ha llevado a una senda mala! Todo esto es para permitirte vivir una humanidad normal; todo ello es algo que tu humanidad normal puede lograr. Cada paso de la obra se realiza en base a tus necesidades, según tus debilidades, y según tu estatus real, y no se os coloca ninguna carga insoportable. Aunque seas incapaz de ver esto claramente ahora y sientas que estoy siendo duro contigo, aunque sigas pensando que la razón por la que te castigo y juzgo cada día y te reprendo cada día es que te odio, y aunque lo que recibas sea castigo y juicio, en realidad es todo amor por ti, también una gran protección para ti”.

de ‘La verdad interna de la obra de conquista (4)’ en “La Palabra manifestada en carne”

18. “Experimentar el verdadero amor de Dios por ellas requiere que los seres humanos soporten un dolor extremo, y paguen un alto precio. Sólo después de esto las ganará Dios y serán capaces de devolverle su amor sincero; sólo entonces quedará satisfecho el corazón de Dios. Si las personas desean que Dios las perfeccione, cumplir Su voluntad y darle todo su amor sincero, deben experimentar mucho sufrimiento y muchos tormentos en las diversas circunstancias, sufrir un dolor peor que la muerte y, en última instancia, se verán obligados a devolverle a Dios su corazón sincero. Durante las dificultades y el refinamiento se revela si alguien ama a Dios con sinceridad o no. Dios purifica el amor de las personas, y esto también se logra en medio de los sufrimientos y el refinamiento”.

de ‘Sólo amar a Dios es realmente creer en Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

19. “El amor que ha experimentado el refinamiento es fuerte y no débil. Independientemente de cuándo o cómo Dios te someta a Sus pruebas, no te preocupa si vives o mueres, con gusto desechas todo por Dios y todo lo aguantas contento por Dios,y de esta manera tu amor será puro y tu fe real. Sólo entonces serás alguien a quien Dios verdaderamente ama y a quien Dios verdaderamente ha perfeccionado”.

de ‘Sólo experimentando el refinamiento el hombre puede amar verdaderamente a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

20. “Entre mayor sea el refinamiento que Dios lleve a cabo, más pueden los corazones de las personas amar a Dios. El tormento en sus corazones es benéfico para sus vidas, son más capaces de estar en paz delante de Dios, su relación con Dios es más cercana y están más capacitados para ver el amor supremo de Dios y Su suprema salvación. Pedro experimentó el refinamiento cientos de veces y Job pasó por varias pruebas. Si vosotros queréis que Dios os perfeccione, también debéis pasar por el refinamiento cientos de veces; sólo si tenéis que pasar por este proceso, y tenéis que depender de este paso, podréis ser capaces de satisfacer la voluntad de Dios y de que Dios os perfeccione. El refinamiento es el mejor medio por el cual Dios hace perfectas a las personas; sólo el refinamiento y las pruebas amargas pueden suscitar el verdadero amor por Dios en los corazones de las personas. Sin las dificultades, las personas carecen del verdadero amor por Dios; si no son probadas en su interior ni son realmente sometidas al refinamiento, entonces sus corazones siempre estarán flotando en el mundo exterior. Después de haber sido refinado hasta cierto punto, verás tu propia debilidad y dificultades, verás cuánto te hace falta, no podrás vencer los muchos problemas con los que te encuentres y verás qué tan grande es tu desobediencia. Sólo durante las pruebas podrás realmente conocer tu verdadera condición y las pruebas te capacitarán mejor para ser perfeccionado”.

de ‘Sólo experimentando el refinamiento el hombre puede amar verdaderamente a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

21. “Para todas las personas, el refinamiento es penosísimo y muy difícil de aceptar, sin embargo, es durante el refinamiento que Dios deja en claro el carácter justo que tiene hacia el hombre y hace público lo que le exige al hombre y provee más iluminación, y una poda y un trato más reales; por medio de la comparación entre los hechos y la verdad, le da al hombre un mayor conocimiento de sí mismo y de la verdad y le da al hombre una mayor comprensión de la voluntad de Dios, permitiéndole así al hombre tener un amor por Dios más sincero y más puro. Esas son las metas que Dios tiene cuando lleva a cabo el refinamiento”.

de ‘Sólo experimentando el refinamiento el hombre puede amar verdaderamente a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

22. “El hombre que está tan inmundo debe pasar por un cambio antes de ser digno de servir a Dios. Por medio de esta obra de juicio y castigo, el hombre llegará a conocer plenamente la esencia inmunda y corrupta de su interior, y podrá cambiar completamente y ser limpio. Sólo de esta forma puede ser el hombre digno de regresar delante del trono de Dios. Toda la obra realizada este día es con el fin de que el hombre pueda ser limpiado y cambiado; por medio del juicio y el castigo por la palabra, así como del refinamiento, el hombre puede desechar su corrupción y ser hecho puro”.

de ‘El misterio de la encarnación (4)’ en “La Palabra manifestada en carne”

23. “En los estados en que os encontráis hoy, debéis seguir siendo atacados sin piedad, dejados al descubierto, y juzgados al detalle, de forma que incluso quedéis sin aliento. Se os debe golpear, dejar al descubierto siempre, y os parece que el castigo nunca os abandona; esa maldición tampoco está nunca lejos de vosotros ni el juicio severo, lo que os permite ver que la mano de los decretos administrativos de Dios no se aparta nunca de vosotros. Esto es mejor […]”.

de ‘Práctica (6)’ en “La Palabra manifestada en carne”

24. “Debes saber que perfeccionar a los hombres, completar a los hombres y ganar a los hombres no ha traído nada sino espadas y golpes para su carne y ha traído sufrimiento sin fin, el fuego ardiente, juicio sin misericordia, castigo y maldición, así como pruebas sin límite. Tal es la historia interna y la verdad de la obra de gestionar al hombre.”

de ‘El propósito de gestionar a la humanidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

25. “La obra de conquista presente es una obra cuyo propósito es hacer obvio cuál será el final del hombre. ¿Por qué digo que el castigo y el juicio de hoy son el juicio delante del gran trono blanco de los últimos días? ¿No ves esto? ¿Por qué es la obra de conquista la última etapa? ¿No lo es precisamente para hacer manifiesto cómo terminará cada clase de hombre? ¿No lo es para permitir a todos, en el transcurso de la obra conquistadora de castigo y juicio, mostrar su verdadera naturaleza y ser clasificados después según su tipo? En lugar de decir que esto es conquistar a la humanidad, podría ser mejor decir que es mostrar cómo acabará cada clase de hombre. Esto es, juzgar sus pecados y mostrar después los diversos tipos de hombre, decidiendo de esta forma si son malvados o justos. Después de la obra conquistadora llega la de recompensar el bien y castigar el mal: las personas que obedecen completamente, los totalmente conquistados, serán colocados en el siguiente paso de la difusión de la obra a todo el universo; los no conquistados serán puestos en las tinieblas y encontrarán calamidad. Así, el hombre se clasificará según su tipo, los hacedores de maldad agrupados con el mal, para nunca más ver la luz del sol, y los justos agrupados con el bien, para recibir luz y vivir eternamente en la luz. El fin está cerca para todas las cosas, el final del hombre se ha mostrado claramente a sus ojos, y todas las cosas se clasificarán según su tipo. ¿Cómo pueden las personas escapar de sufrir esta clasificación? La revelación del final para cada clase de hombre se hace cuando el final está cerca para todas las cosas, y se hace durante la obra de conquista de todo el universo (incluyendo toda la obra de conquista que comienza con la obra presente). Esta revelación del final de toda la humanidad se hace ante el trono del juicio, en el transcurso del castigo, y de la obra conquistadora de los últimos días. […] El juicio justo revela el verdadero ser de cada tipo de persona, y no deja nada oculto. Cada uno muestra su verdadero rostro en la luz”.

[…]

“Quizás dirías que si no tuvieras fe no sufrirías este tipo de castigo o juicio. Pero deberías saber que sin fe, no sólo serías incapaz de recibir esta clase de castigo o de cuidado del Todopoderoso, sino que perderías para siempre la oportunidad de ver al Creador. No conocerías nunca el origen de la humanidad y nunca comprenderías el sentido de la vida humana. Incluso si tu cuerpo muriera y tu alma partiera, seguirías sin entender todos los hechos del Creador. Y mucho menos llegarías a saber que Él hizo tan gran obra en la tierra después de hacer a la humanidad. Como miembro de esta humanidad que Él hizo, ¿estás dispuesto a caer incomprensiblemente así en las tinieblas y sufrir el castigo eterno? Si te separas del castigo y del juicio de hoy, ¿con qué te encontrarás? ¿Piensas que una vez separado del juicio presente serás capaz de escapar de esta vida difícil? ¿No es cierto que si dejas “este lugar”, lo que encontrarás es tormento doloroso o heridas crueles infligidas por el diablo? ¿Podrías encontrar días y noches insoportables? ¿Piensas que sólo porque escapas de este juicio hoy puedes evitar para siempre esa tortura futura? ¿Qué será lo que venga por tu camino? ¿Puede ser realmente el Shangri-La que esperas? ¿Piensas que puedes escapar de ese castigo eterno posterior simplemente huyendo de la realidad de la forma en que lo haces? Después de hoy, ¿serás capaz de volver a encontrar alguna vez este tipo de oportunidad y de bendición? ¿Serás capaz de encontrarlas cuando te sobrevenga el desastre? ¿Serás capaz de encontrarlas cuando toda la humanidad entre en el reposo? Tu feliz vida presente y tu armoniosa pequeña familia, ¿pueden sustituir tu destino eterno futuro? Si tienes fe verdadera, y si obtienes mucho gracias a tu fe, todo eso es lo que tú —un ser creado— deberías ganar y también lo que deberías haber tenido. Esta clase de conquista es la más beneficiosa para tu fe y para tu vida”.

de ‘La verdad interna de la obra de conquista (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

26. “Lo que estoy diciendo hoy es para juzgar los pecados de las personas y su injusticia; es para maldecir la rebeldía de las personas. Su engaño y su deshonestidad, sus palabras y sus acciones, todas las cosas que no están en sintonía con Su voluntad experimentarán el juicio, y la rebeldía de las personas se determina como pecaminosa. Él habla según los principios del juicio, y revela Su carácter justo por medio del juicio de su injusticia, la maldición de su rebeldía, y dejando al descubierto todos sus rostros desagradables. La santidad representa Su carácter justo; Su santidad es realmente Su carácter justo. El trasfondo de Mis palabras hoy es hablar, juzgar, y realizar la obra de conquista a la luz de vuestros caracteres corruptos. Sólo ésta es obra real, y puede poner por completo en marcado relieve la santidad de Dios. Si no tuvieras en absoluto un carácter corrupto, Dios no te juzgaría, y tampoco podrías ver Su carácter justo. Al ser corrupto tu carácter, Dios no te dejará escapar. Su santidad se revela a través de esto. Si la inmundicia y la rebeldía de las personas son demasiado grandes, y habiéndolas visto Él no dijo ni una palabra ni las juzgó, ni las castigó por su injusticia, ello demostraría que Él no es en absoluto Dios, porque no odiaría el pecado, sino que sería tan inmundo como la humanidad. Que te juzgue hoy se debe a tu inmundicia; que te castigue hoy se debe a tu corrupción y a tu rebeldía. No es para ganar poder y prestigio entre vosotros o intimidaros intencionadamente, sino porque vosotros que vivís en una tierra de inmundicia os habéis manchado con mucha inmundicia. Simplemente habéis perdido vuestra personalidad, vuestra humanidad, y no sois diferentes de los cerdos que viven en el más vil de los lugares. Sois juzgados, y Su ira os visita por causa de estas cosas que hay en vosotros. Por estos juicios habéis sido capaces de ver que Dios es el Dios justo, el Dios santo. Él os ha juzgado, y Su ira os ha visitado debido a Su santidad y Su justicia. Como Él puede revelar Su carácter justo cuando ve la rebeldía de la humanidad, y como Él puede revelar Su santidad cuando ve la inmundicia de la humanidad, con esto basta para mostrar que Él es Dios mismo, santo y sin mancha, pero también que Él vive en una tierra de inmundicia”.

de ‘Cómo lleva fruto el segundo paso de la obra de conquista’ en “La Palabra manifestada en carne”

27. “Dios realiza la obra de juicio y castigo para que el hombre pueda conocerle, y por amor a Su testimonio. Sin Su juicio sobre el carácter corrupto del ser humano, el hombre no conocería Su carácter justo que no permite ofensa alguna, y no podría apartarse de su viejo conocimiento de Dios para adoptar el nuevo. Por amor a Su testimonio y a Su gestión, Él hace pública Su totalidad, capacitando así al hombre para lograr el conocimiento de Dios, cambiar su carácter y dar un resonante testimonio de Él por medio de Su aparición pública. […] Dios usa a aquellos que han llegado a conocerle pasando por Su juicio y Su castigo, por Su trato y Su poda, para que lleven testimonio de Él; Él usa a los que han sido corrompido por Satanás para que den testimonio de Él; así también usa a aquellos cuyo carácter ha cambiado y que se han ganado, así, Sus bendiciones, para que den testimonio de Él”.

de ‘Sólo aquellos que conocen a Dios pueden dar testimonio de Él’ en “La Palabra manifestada en carne”

28. “La esencia de la obra del castigo y el juicio de Dios es purificar a la humanidad y es para el día del reposo final. De lo contrario, toda la humanidad no podrá seguir a los de su propia especie o entrar en el reposo. Esta obra es el único camino de la humanidad para entrar en el reposo. Sólo la obra de purificación de Dios purificará a la humanidad de su injusticia y sólo Su obra de castigo y juicio traerá a la luz aquellas cosas rebeldes entre la humanidad, separando de ese modo a los que pueden ser salvos de los que no pueden, y aquellos que permanecerán de los que no. Cuando Su obra termine, aquellas personas que permanezcan serán purificadas y gozarán sobre la tierra una segunda vida humana más maravillosa mientras entran en un reino más alto para la humanidad; es decir, entrarán en el día del reposo de la humanidad y vivirán junto con Dios. Después de que aquellos que no pueden permanecer hayan sufrido el castigo y el juicio, sus estados originales se revelarán por completo; después de esto todos serán destruidos y, al igual que Satanás, ya no se les permitirá sobrevivir sobre la tierra. La humanidad del futuro no tendrá ya ninguna de esta clase de gente; esta gente no es apta para entrar a la tierra del último reposo ni tampoco es apta para entrar en el día del reposo que Dios y el hombre compartirán, porque ella es el blanco del castigo, es malvada y no es gente justa”.

de ‘Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo’ en “La Palabra manifestada en carne”

29. “En Su obra final de dar por concluida la era, el carácter de Dios es de castigo y juicio, revela todo lo que es injusto, juzga públicamente a todos los pueblos y perfecciona a aquellos que le aman de verdad. Sólo un carácter así puede concluir la era. Los últimos días ya han llegado. Todas las cosas se clasificarán según su tipo, y se dividirán en diferentes categorías en base a su naturaleza. Este es el tiempo cuando Dios revela el final y el destino del hombre. Si este no pasa por el castigo y el juicio, no habrá forma de revelar su desobediencia y su injusticia. Sólo por este medio se puede manifestar el final de todas las cosas. El hombre sólo muestra realmente lo que es cuando es castigado y juzgado. El mal volverá al mal, el bien al bien, y el hombre será clasificado según su tipo. A través del castigo y del juicio se revelará el final de todas las cosas, de forma que los malos serán castigados y los buenos recompensados, y todas las personas se someterán al dominio de Dios. Toda la obra debe lograrse por medio del castigo y del juicio justos. Como la corrupción del hombre ha alcanzado su punto culminante y su desobediencia ha sido demasiado grave, sólo el carácter justo de Dios, que es principalmente de castigo y juicio, y se revela durante los últimos días, puede transformar y completar totalmente al hombre. Sólo este carácter puede dejar el mal al descubierto y castigar así con severidad a todos los injustos”.

de ‘La visión de la obra de Dios (3)’ en “La Palabra manifestada en carne”

30. “¿Entiendes ahora qué es el juicio y qué es la verdad? Si ahora lo entiendes, te exhorto a que te sometas obedientemente al juicio, de lo contrario nunca tendrás la oportunidad de que Dios te elogie o de que Dios te lleve a Su reino. Los que sólo aceptan el juicio pero nunca han sido purificados, es decir, los que huyen en medio de la obra de juicio, Dios siempre los detestará y los rechazará. Sus pecados son muchos más, y más graves, que los de los fariseos, porque han traicionado a Dios y le son rebeldes. Esos hombres que no son dignos ni siquiera de servir van a recibir un castigo más severo, además de eterno. Dios no perdonará a ningún traidor que en algún momento afirmó lealtad con palabras pero después lo traicionó. Tales hombres recibirán la retribución por medio del castigo del espíritu, el alma y el cuerpo. ¿No revela esto el carácter justo de Dios? ¿No es este el propósito de que Dios juzgue y desenmascare al hombre? Dios envía a todos los que hacen todo tipo de hechos malvados durante el tiempo del juicio a un lugar plagado de malos espíritus, y deja que estos malos espíritus destruyan sus cuerpos carnales a voluntad. Sus cuerpos desprenden el olor de los cadáveres y esa es su retribución adecuada. Dios anota en sus libros de registro todos y cada uno de los pecados de esos desleales falsos creyentes, falsos apóstoles y falsos obreros, entonces cuando sea el momento correcto, los arrojará en medio de los espíritus inmundos para que todos sus cuerpos sean contaminados por los espíritus a voluntad y, como resultado, nunca más se reencarnen y nunca más vuelvan a ver la luz. A aquellos hipócritas que hicieron servicio en algún momento, pero que son incapaces de permanecer leales hasta el final, Dios los contará entre los malvados para que caminen en el consejo de los malvados, volviéndose parte de la multitud desordenada. Al final, Dios los destruirá. Dios los arrojará a un lado y no hará caso de los que nunca fueron leales a Cristo o que nunca dedicaron ningún esfuerzo y los va a destruir a todos en el cambio de las eras. Y ya no existirán más en la tierra, mucho menos obtendrán acceso al reino de Dios. Los que nunca han sido sinceros con Dios, sino que se ven obligados por las circunstancias a tratar con Dios con indiferencia, serán contados entre los que hacen servicio para Su pueblo. Sólo un pequeño número de esos hombres podrá sobrevivir, mientras que la mayoría perecerá junto con los que no están calificados ni siquiera para hacer servicio. Por último, Dios llevará a Su reino a todos los que son del mismo sentir que Él, el pueblo y los hijos de Dios, así como los que Dios predestinó para ser sacerdotes. Ese es el fruto que Dios engendra por medio de Su obra. En cuanto a los que no pueden pertenecer a ninguna de las categorías que Dios establece, ellos serán contados entre los incrédulos. Y vosotros seguramente podéis imaginar cuál será su resultado. Ya os he dicho todo lo que os debería decir; el camino que escojáis será la decisión que tendréis que tomar. Lo que debéis entender es esto: la obra de Dios nunca espera por nadie que no pueda avanzar al mismo paso que Dios, y el carácter justo de Dios no le muestra misericordia a ningún hombre”.

de ‘Cristo realiza la obra de juicio con la verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”

1 de mayo de 2012

Anterior:Las cien verdades que se deben practicar para llevar las palabras de Dios a la vida real

Siguiente:Los principios necesarios y los problemas que uno debe resolver para alcanzar la salvación y perfección

También podría gustarte