629 Si te pierdes la oportunidad de ser perfeccionado por Dios, te arrepentirás para siempre

I

Dios nos ordenó caminar por esta senda,

no pienses, pues, que eres desdichado o especial.

No hagas comentarios sobre la obra actual de Dios,

o puede que te haga añicos.

La luz me llegó con la obra de Dios,

Su obra nunca se puede alterar.

No importa lo que suceda,

Dios completará a este grupo de personas.

Él llevará a estas personas

hasta el final de la senda

y completará Su obra en la tierra.

Todos deben entender lo que Él hará.

II

Mucha gente es insaciable

y mira siempre hacia adelante,

no entiende lo que Dios desea fervientemente.

Por eso piensan en escapar

para en el desierto vagar

como caballos salvajes.

Sólo pocos quieren asentarse

en la buena tierra de Canaán

para buscar el camino de la vida humana.

En la tierra de la leche y la miel,

¿acaso no pensarían sólo en disfrutar?

III

Fuera de Canaán tan sólo hay desierto.

Han entrado al lugar de descanso,

pero no pueden cumplir con su deber.

Si no lo pueden hacer,

¿acaso no son meretrices?

Si te pierdes que Dios te perfeccione,

te arrepentirás para siempre.

Serás como Moisés, que vio Canaán,

incapaz de disfrutarla,

murió arrepentido con las manos vacías.

Eso es tan vergonzoso.

¿Acaso no crees que es vergonzoso cuando

que otros se burlen de ti?

¿Acaso estás dispuesto a que te humillen?

¿Acaso estás dispuesto a que te humillen?

IV

¿Acaso no te esfuerzas para estar bien,

ser honorable y que Dios te perfeccione?

¿Acaso te falta determinación?

¿Acaso desafías la voluntad del cielo?

Si no quieres tomar otras sendas,

¿qué te parece la que te dio Dios?

No importa cuánto talento tengas,

¿acaso puedes ofender al cielo?


Adaptado de ‘La senda… (7)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 628 Lo que más entristece a Dios

Siguiente : 630 Es demasiado tarde despertar a la verdad en tu lecho de muerte

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Dios mismo, el único II

El carácter justo de Dios Ahora que habéis oído la enseñanza anterior sobre la autoridad de Dios, confío en que estéis equipados con una...

Capítulo 34

Yo invité una vez al hombre a Mi casa como huésped, pero él corrió de un lado al otro a causa de Mis llamadas, como si, en lugar de...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro