App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

586 Simplemente no hay lugar para Dios en el corazón del hombre

1 La humanidad imagina que soy omnisciente y el Dios mismo que concede todas las súplicas. La mayoría viene por tanto delante de Mí sólo para buscar la ayuda de Dios, no por un deseo de conocerme. Cuando se encuentran en la agonía de la enfermedad, los hombres suplican urgentemente Mi ayuda. Cuando están en la adversidad, me confían sus dificultades con toda su fuerza para derramar mejor su sufrimiento. Sin embargo, ni un solo ser humano ha sido capaz de amarme también estando en la comodidad. Ni una sola persona me ha contactado en su momento de paz y felicidad para que Yo participara de su gozo. Cuando su familia pequeña está feliz y bien, los hombres de una vez me echan a un lado o me cierran la puerta, prohibiéndome entrar y disfrutar de la bendita felicidad de la familia.

2 La mente humana es demasiado limitada, incluso para tener un Dios tan amoroso, misericordioso y accesible como Yo. Cuántas veces fui rechazado por los hombres en su momento de risas gozosas; cuántas veces se apoyaron en Mí como en una muleta cuando se tambalearon; cuántas veces me vi obligado a adoptar el papel de un doctor cuando sufrían enfermedades. ¡Cuán cruel es la humanidad! Totalmente irracional e inmoral. Ni siquiera pueden percibirse en ellos los sentimientos con los que los humanos están supuestamente equipados. Están casi totalmente desprovistos de cualquier vestigio de humanidad. Ponderad el pasado y comparadlo con el presente. ¿Están teniendo lugar cambios dentro de vosotros? ¿Hay menos de ese pasado haciendo de las suyas en el presente?¿O aún tiene que reemplazarse ese pasado?

Adaptado de ‘Capítulo 14’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:¿Qué has dedicado a Dios?

Siguiente:El hombre no ha entregado por completo su corazón a Dios