Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

492 No se puede conseguir nada sin confiar en Dios

I

¡Oh, corruptos! ¡Oh, corruptos!

No dudéis, no malgastéis el tiempo,

ya que la maravillosa obra de Dios

se hará sobre los que lo aman.

Así que sed humildes, totalmente humildes,

ya que Dios sólo usa a los que se humillan.

Aprende a confiar en Dios.

Aprende a confiar en Dios.

II

A los que aman a Dios con corazones fieles,

los que son menospreciados por otros

y pueden abrirse completamente a Dios,

Dios se les abrirá por completo.

Él les mostrará Sus intenciones por siempre

y siempre recibiran ante Él Sus bendiciones.

Aprende a confiar en Dios.

Aprende a confiar en Dios

o nada conseguirás y todo será en vano.

Aprende a confiar en Dios.

III

Oh, los que se entregan,

los que se entregan a Dios por completo,

se ofrecen a Él y acarrean Sus cargas,

Él nunca los tratará injustamente,

así se revelará toda Su justicia.

Aprende a confiar en Dios.

Aprende a confiar en Dios

o nada conseguirás y todo será en vano.

Aprende a confiar en Dios.

IV

No te quejes de Dios, Su gracia te basta.

Será mejor venir y tomarla,

así probarás su incomparable dulzura.

Esto no sólo hará nacer tu amor por Él,

lo hará más profundo.

La obra de Dios se hace paso a paso,

Él nunca se confunde o se descuida.

Para seguir a Dios, debes ser así,

miralo y aprende de Él.

Si sigues Sus pasos, si sigues Sus pasos,

serás llevado a la manifestación del reino.

¡Oh, aclamad a una voz! ¡Aclamad a una sola voz!

Sobre vosotros se hará la obra de Dios.

Qué difícil es comprender esta gran bendición.

Dios os ha traído hoy hasta aquí

para que veáis Su maravillosa obra.

Aprende a confiar en Dios.

Aprende a confiar en Dios

o nada conseguirás y todo será en vano.

Aprende a confiar en Dios.

Adaptado de ‘Capítulo 38’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Pelea la buena batalla por la verdad

Siguiente:Guíate por las palabras de Dios para tener relaciones adecuadas con los demás