162. Principios de obediencia a la iglesia

(1) Es preciso someterse a la totalidad de la organización del trabajo y las normas de la casa de Dios. Si las decisiones de la iglesia se ajustan a la organización del trabajo y a la verdad-palabra de Dios, hay que obedecerlas.

(2) Si lo que dicen los líderes y diáconos de la iglesia se adecúa a la verdad y a lo dispuesto por la casa de Dios, todo el pueblo escogido de Dios debe obedecerlo sin contravenirlo.

(3) Las decisiones que sean aprobadas por mayoría en la iglesia y se compruebe que están en plena consonancia con la organización del trabajo deben ser aceptadas y obedecidas por todos y no han de ser objeto de rechazo u oposición.

(4) Una minoría de líderes y colaboradores no puede representar a la iglesia. Si los actos de un líder o colaborador no están en consonancia con la verdad, hay que rechazarlos y no dejarse cohibir por ellos.

Fragmentos de sermones y comunicaciones para referencia:

Independientemente de lo que te ocurra o de lo que oigas, debes guardar silencio ante Dios y orar a Él, buscar la verdad y basarlo todo en las palabras de Dios. Independientemente de quién lo diga, aunque sea un líder de alto nivel, debes tratar el mensaje de acuerdo con las palabras de Dios. Independientemente de quién lo dijo, siempre que no se conforme a las palabras de Dios, no lo creas ni lo aceptes, sino trátalo simplemente como una falacia o una tontería. Siempre que alguien intente obligarnos a hacer algo, si eso no se conforma a las palabras de Dios, no debemos escuchar ni obedecer. Sólo creemos en todas las palabras de Dios Todopoderoso —el último Cristo— y sólo seguimos todos los arreglos de la obra hechos por el hombre usado por el Espíritu Santo. Independientemente del nivel del que sea el líder, sólo seguiremos y obedeceremos si lo que él comunica es la verdad y si la obra dispuesta por él se conforma a los arreglos de la obra hechos por los de arriba. Este es un principio de conducta del pueblo escogido de Dios. Si nos aferramos a este principio, podremos caminar por la senda correcta y comportarnos al gusto de Dios. Quebrantar este principio hace que sea fácil que seamos engañados y que acabemos caminando por la senda incorrecta. Incluso podemos ser engañados para que traicionemos a Dios y volvamos de nuevo a estar bajo el dominio de Satanás.

Extracto de “Una recopilación de los perceptos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

Es responsabilidad de los líderes y colaboradores de todos los niveles desempeñar su trabajo principal y cumplir con los deberes que deben cumplir de acuerdo con los arreglos de la obra, los sermones y enseñanzas de los de arriba. Nadie tiene el derecho de restringir, impedir o perturbar esto. El cumplimiento de los deberes es legítimo siempre y cuando no viole los arreglos de la obra. Cualquiera que restrinja, impida o perturbe a los líderes o colaboradores que cumplen sus deberes normalmente de acuerdo con los arreglos de la obra, está perturbando la obra de la iglesia.

Los líderes y colaboradores de todos los niveles tienen el derecho de tratar a todo tipo de personas perversas de acuerdo con los arreglos de la obra. Mientras se verifique por la evidencia y los hechos sean convincentes, nadie debe restringir, impedir o interferir. Los líderes y colaboradores de todos los niveles tienen el derecho de manejar los diferentes problemas difíciles de la iglesia de acuerdo con los arreglos de la obra y determinar los asuntos de la iglesia, tanto grandes como pequeños. En tanto que se conforme a los principios-verdad y a los arreglos de la obra y sea beneficioso para la iglesia, nadie tiene derecho de restringir, impedir o interferir.

Extracto de “Una recopilación de los perceptos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

Lo anterior respalda y avala cualquier decisión, apoyada en pruebas inequívocas y conforme a los hechos, por parte de un líder o colaborador de expulsar a alguien de un área pastoral. Una vez que un anticristo o malhechor ha sido desenmascarado y denunciado por el pueblo elegido de Dios, y siempre que las pruebas sean inequívocas, los líderes y colaboradores de cada área pastoral deben expulsarlos y dictar notificación de expulsión. Nadie puede oponerse a esta decisión. Quien manifieste oposición y condena a una decisión de los líderes y colaboradores de un área pastoral de expulsar a alguien es malvado y nunca lo perdonará la casa de Dios. Es así porque las decisiones de los líderes y colaboradores de un área pastoral son aprobadas por el 80 % de la iglesia; sus decisiones representan las decisiones de los elegidos de Dios y en absoluto son decisiones personales de un líder o colaborador de ninguna categoría. Si los elegidos de Dios reconocen que alguien es inicuo y la iglesia lo expulsa, esto representa el sentimiento de las personas y la voluntad del cielo y está en total consonancia con la voluntad de Dios. Los elegidos de Dios han descubierto la naturaleza y esencia de esta persona inicua basándose en las palabras de Dios, han descubierto la esencia malvada de esta persona inicua basándose en las palabras de Dios y en la verdad, y han levantado la mano en favor de la expulsión de la persona. Por tanto, es una decisión de la iglesia y no se puede invalidar. Si hay mentecatos que se quejan y no están de acuerdo, que exigen a los superiores que releven a los líderes y colaboradores que decidieron expulsar a la persona, ¿está esto en consonancia con la verdad? ¿No están condenando a unas personas sin motivo? ¿No alteran el trabajo de la casa de Dios? ¿No siembran la confusión deliberadamente? ¿No es este el carácter de Satanás?

Extracto de “Sermones y enseñanzas sobre la entrada a la vida”

Debemos basar nuestro tratamiento de todas las cuestiones sobre las palabras de Dios y sólo se puede permitir que las decisiones sigan en pie después de que hayan sido confirmadas por al menos varias personas con buen entendimiento de las verdades. Si sólo hay uno o dos líderes que acusan a alguien de ser un anticristo, falso Cristo o hacedor de maldad, el pueblo escogido de Dios no debe seguirlos a ciegas para evitar ser engañado. El pueblo escogido de Dios sólo debe escuchar y someterse a Cristo, al igual que someterse a los arreglos de la obra de los de arriba. La forma más confiable es actuar de acuerdo con las palabras de Dios. Al considerar las palabras y acciones de los líderes y colaboradores de todos los niveles, se debe decidir sobre tales cosas de acuerdo con las palabras de Dios y los arreglos de la obra de los de arriba. El hombre no siempre es confiable antes de que haya sido hecho completo por Dios. Si los líderes son personas que buscan la verdad y son honestos y compasivos, entonces el pueblo escogido de Dios les debe proporcionar apoyo y cooperar con su obra. Si se descubre que los líderes no son personas que dan testimonio de Dios ni exaltan a Dios ni temen a Dios en sus corazones, sino que más bien son personas astutas, arrogantes, santurronas, egoístas y despreciables, que sólo trabajan duro por sus propios intereses, entonces el pueblo escogido de Dios debe ser discernidor y cuidarse de ellos. Debe orar a Dios y someterse a Dios y no debe seguir a los hacedores de maldad. Tales acciones son completamente apropiadas.

Extracto de “Una recopilación de los perceptos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

En tanto que haya falsos líderes y falsos colaboradores que usen su estatus y poder para controlar a las personas, el pueblo escogido de Dios debe contraatacarlos y rechazarlos y puede compartir sobre la verdad para debatir con ellos. Sólo obedece la verdad y las palabras de Dios. Nunca obedezca la influencia de Satanás. Independientemente de quién sea, una persona sólo puede ser obedecida si sus palabras y acciones se conforman con la verdad. Y si no, debe ser rechazada. Dile no a Satanás. Esto es una cuestión de principios para practicar la obediencia a Dios. Si un líder de la iglesia te dice: “Si obedeces los arreglos de la obra de los de arriba, entonces no estás obedeciendo a la iglesia y te expulsaré”, entonces tú debes decirle: “Tú no representas a la iglesia. Tú representas a Satanás. Obedecer los arreglos de la obra de los de arriba es una expresión de obedecer la obra de Dios. Yo no obedeceré a Satanás”. De esta manera, Satanás será avergonzado. Las personas que realmente obedecen a Dios sólo obedecen lo que proviene de Dios, lo que se conforma con la verdad y con las cosas positivas y deben rechazar y decir no a lo que provenga de Satanás o de las intenciones del hombre, a lo que sea desventajoso para la obra de Dios y que no se conforma con la verdad. No deben estar controladas por ningún líder ni colaborador. Sólo eso es ser alguien que posee la verdad y la realidad. Las más altas autoridades en la casa de Dios son: Dios, las palabras de Dios, la verdad y los arreglos de la obra, sermones y enseñanzas de los de arriba que provienen de la obra del Espíritu Santo. Estas son las cuatro autoridades de Dios que el pueblo escogido de Dios debe obedecer. Sólo aquellos que obedecen estas cuatro autoridades están realmente obedeciendo a Dios. Cuando todo el pueblo escogido de Dios obedezca las palabras de Dios, obedezca la verdad y abandone la influencia de Satanás con un corazón y una mente, Satanás estará completamente avergonzado y el pueblo escogido de Dios entrará en la vía correcta de la creencia en Dios. Por lo tanto, cuando se trata de los líderes y colaboradores de todos los niveles, uno debe escoger obedecer o rechazar en base sólo a las palabras de Dios y a los arreglos de la obra de los de arriba, y no debe ser servil, someterse mansamente, rebajarse al compromiso y ser un esclavo de Satanás. Cuando uno se puede entrenar en practicar la verdad de esta manera, obedecer a Dios y decir no a Satanás, con el tiempo podrá lograr la verdadera obediencia a Dios y liberarse de la influencia de Satanás. Esta es la vía para ser salvado. El pueblo escogido de Dios debe ver esto claramente y nunca más debe seguir a los falsos líderes y anticristos al caminar la senda de la destrucción. Sólo las personas que no buscan la verdad pueden servir lealmente a Satanás, adorar el poder, pensar que no hay nada como tener a un hombre de inmediato que suavice el camino, que sea servil y mansamente sumiso. Todos esos esclavos son personas despreciadas por Dios. Si aún no despiertan ni buscan la verdad ni realmente obedecen a Dios, todos serán eliminados. El día en que los falsos líderes y anticristos sean castigados es el día en que estos esclavos que siguen y obedecen a Satanás llorarán y crujirán sus dientes.

Extracto de “Una recopilación de los perceptos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

Anterior: 161. Principios de obediencia al hombre utilizado por el Espíritu Santo

Siguiente: 163. Principios de la debida consideración a la organización del trabajo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro