67. Principios de la destitución de líderes y obreros

(1) Las cartas de denuncia e impugnación de los líderes y obreros deben ser sometidas en primer lugar a una investigación exhaustiva; no se debe tratar este asunto ni decidir su naturaleza hasta que se compruebe que las alegaciones se ajustan totalmente a los hechos.

(2) Un líder u obrero solo podrá ser destituido si la opinión popular lo declara falso y con el consentimiento de la mayoría de los escogidos de Dios que comprenden la verdad.

(3) La labor de los líderes y obreros debe estar sujeto a inspección en cualquier momento. Todo lo que constituya una infracción grave de los principios debe ser tratado y resuelto inmediatamente.

(4) La destitución de un falso líder y anticristo que haya estado involucrado en múltiples actos de maldad puede ser llevada a cabo por un número significativo del verdadero pueblo escogido de Dios, conjuntamente con dos o tres líderes u obreros.

Las palabras relevantes de Dios:

¿Cómo deben tratar los elegidos de Dios a los anticristos? Deben identificarlos, exponerlos, denunciarlos y expulsarlos. No importa cómo un anticristo haya alcanzado una posición de liderazgo, se trata invariablemente de alguien que se opone a Dios. No debes aceptar el liderazgo de un anticristo, y tampoco debes reconocerlo como tu líder, porque lo que hace no es guiarte a las palabras de Dios; quiere arrastrarte al infierno y llevarte por la misma senda de los anticristos por la que él camina. Hace que te unas a él para oponerte a Dios y alterar y destruir Su obra. Te arrastra y tira de ti para que te revuelques con él en el fango. ¿Lo vas a consentir? Si lo haces, si te comprometes con él, le suplicas misericordia o te conquista, entonces no has dado testimonio, eres una persona que traiciona tanto a la verdad como a Dios, y esas personas no pueden ser salvadas. ¿Cuáles son las condiciones que una persona debe cumplir para recibir la salvación? En primer lugar, debe poseer la capacidad de identificar a los anticristos satánicos; debe tener este aspecto de la verdad. Solo al poseer este aspecto de la verdad pueden creer genuinamente en Dios y abstenerse de adorar o seguir al hombre; solo las personas que pueden identificar a los anticristos tienen la capacidad de creer verdaderamente en Dios y seguirlo y dar testimonio de Él. Para identificar a los anticristos, las personas deben aprender primero a ver a la gente y las cosas con completa claridad y comprensión; deben ser capaces de percibir la esencia de los anticristos, y no deben dejarse engañar por todas sus conspiraciones, trucos, motivaciones internas y objetivos. Si pueden hacer esto, entonces pueden mantenerse firmes. Si quieren obtener la salvación, entonces la primera prueba que deben pasar es aprender cómo derrotar a Satanás y cómo superar y triunfar sobre las fuerzas hostiles y la interferencia del mundo exterior. Una vez que poseas estatura y la verdad suficiente para perseverar hasta el final en una batalla contra las fuerzas de Satanás, y las hayas derrotado, entonces, y solo entonces, podrás buscar la verdad de manera constante, y solo entonces podrás pisar con firmeza y sin percances el camino de la búsqueda de la verdad y recibir la salvación. Si no podéis pasar esta prueba, entonces se puede decir que estáis en gran peligro, podéis ser capturados por un anticristo y vivir bajo la influencia de Satanás.

Extracto de ‘Para los líderes y obreros, escoger una senda es de la mayor importancia (1)’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

¿Cuál es la actitud que las personas deben tener en términos de cómo tratar a un líder o a un obrero? Si lo que él hace está bien, puedes obedecerlo; si lo que hace está mal, puedes exponerlo e, incluso, oponerte a él y plantear una opinión distinta. Si es incapaz de llevar a cabo obra práctica y se revela que es un falso líder, un falso obrero o un anticristo, entonces puedes negarte a aceptar su liderazgo y también puedes reportarlo y exponerlo. Sin embargo, algunos de los escogidos de Dios no comprenden la verdad y son particularmente cobardes y, así, no se atreven a hacer nada. Dicen: “Si el líder me saca a patadas, estoy terminado; si hace que todos me expongan o me abandonen, ya no podré creer en Dios. Si dejo la Iglesia, Dios no me querrá y no me salvará. ¡La iglesia representa a Dios!”. ¿Acaso estas formas de pensar no afectan la actitud de dicha persona hacia esas cosas? ¿Podría en verdad ser cierto que si el líder te expulsa ya no puedes ser salvo? ¿Acaso el asunto de tu salvación depende de la actitud de tu líder hacia ti? ¿Por qué tantas personas tienen tal grado de miedo? Si, en cuanto os amenaza alguien que es un falso líder o un anticristo, no os atrevéis a reportarlo a los superiores e incluso garantizáis que a partir de ese momento estaréis de acuerdo con el líder, ¿no creéis que estáis perdidos? ¿Es esta la clase de persona que busca la verdad? No solo no te atreves a exponer semejante conducta malvada como algo que podrían perpetrar los anticristos satánicos, sino que, además, los obedeces e incluso tomas sus palabras como la verdad, a la cual te sometes. ¿No es esto el epítome de la estupidez? Entonces, cuando te hacen daño, ¿acaso no es lo que te mereces? ¿Ha causado Dios que te hagan daño? Lo has deseado sobre ti mismo. Consideraste a un anticristo como tu líder, lo trataste como si fuera un hermano o hermana, y eso es culpa tuya. ¿Cuál es la actitud con la que has de tratar a un anticristo? Debes exponerlo y luchar contra él. Si no puedes hacerlo solo, entonces varias personas deben unirse y denunciarlo. Al descubrir que ciertos líderes y obreros de jerarquía caminaban por la senda del anticristo, haciendo sufrir a los hermanos y hermanas, sin hacer obra real y codiciando la bendición del estatus, algunas personas firmaron una petición para expulsar a esos anticristos. ¡Qué fantástico trabajo hicieron! Demuestra que la gente entiende la verdad, que poseen cierta estatura, y que Satanás no los controla ni engaña. Esto también prueba que los anticristos y falsos líderes no tienen una posición dominante en la iglesia, y no se atreven a mostrar su verdadero ser con demasiada claridad en nada de lo que dicen y hacen. Si se revelan, hay gente que los vigila, los identifica y los expulsa. Es decir, en el corazón de las personas que tienen un auténtico conocimiento de la verdad, el estatus, el prestigio y la autoridad no son los elementos dominantes de una persona. Todos los que entienden la verdad son capaces de tener discernimiento y reconsideran y reflexionan sobre la senda que las personas deben seguir en su fe en Dios, así como sobre cómo deben tratar a los líderes y obreros. También empiezan a pensar en a quiénes deben seguir, qué comportamientos constituyen seguir a las personas y cuáles seguir a Dios. Después de haber reflexionado sobre estas verdades durante varios años, y de haber escuchado sermones a menudo, han llegado inconscientemente a comprender las verdades sobre la creencia en Dios, y así han ganado algo de estatura. Se han embarcado en la senda correcta de creer en Dios.

Extracto de ‘Para los líderes y obreros, escoger una senda es de la mayor importancia (1)’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Fragmentos de sermones y comunicaciones para referencia:

En su acercamiento a esos anticristos y a aquellos que confunden a otros que aún dominan en la iglesia, el pueblo escogido de Dios se debe unir, quitarlos de sus puestos y rechazarlos; sólo esto es un odio genuino por el gran dragón rojo y un abandono de él. Luego deben seleccionar a un líder que tenga la obra del Espíritu Santo para que se encargue del trabajo de la persona despedida o también pueden tener dos o tres líderes y colaboradores que tengan la obra del Espíritu Santo que los quiten directamente de su puesto y los prohíban. La familia de Dios nunca debe permitir que personas perversas, anticristos o aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo tengan poder. En el momento en que un anticristo, una persona perversa o alguien que confunde a otros muestre su verdadera naturaleza debe ser prohibido. Este es el mandato de Dios y es un símbolo del carácter de Dios. El pueblo escogido de Dios debe defender Su obra y estar incondicionalmente Su lado, defendiendo tanto Su obra como la autoridad de Sus palabras. Es contra la voluntad de Dios que los anticristos y las personas perversas tengan poder en la iglesia y es ilegal (lo que significa que va en contra de los arreglos de los decretos administrativos de Dios). Cuando uno es descubierto, debe ser prohibido y nadie debe proteger a una de estas personas. Quienquiera que hable en defensa de un anticristo o de alguien que confunde a otros o de una persona perversa, él mismo es cómplice y peón de Satanás y es, por lo tanto, alguien que es expuesto y eliminado por Dios.

Se reveló hace mucho tiempo, durante los últimos años de desastres y pruebas, que los falsos líderes y falsos colaboradores que no tienen la obra del Espíritu Santo constituyen aproximadamente un tercio de la iglesia. Entre estos falsos líderes y falsos colaboradores algunos son anticristos que hacen todo tipo de mal, mientras que otros simplemente han perdido la obra del Espíritu Santo debido a que no buscan la verdad y, sin embargo, no han hecho mucho mal y son las personas así a quienes se les puede dar la oportunidad de arrepentirse. En cuanto a aquellos entre ellos que hacen todo tipo de mal, o que pertenecen a la categoría de anticristos que tratan de establecer sus propios reinos independientes, debemos encontrar evidencia sobre ellos y resumir sus malas obras. Cuando hay evidencia suficiente, entonces se puede tomar acción para quitar a esa persona de su puesto y prohibirla, que es la acción de expulsar el mal para mostrar devoción a Dios. El pueblo escogido de Dios en algunas iglesias ya ha captado la evidencia de los crímenes de algunos falsos líderes, falsos colaboradores o anticristos y debe organizar esta evidencia en materiales escritos. Si la evidencia y estos materiales indican que alguien se ha formado en una fuerza anticristo, entonces el pueblo escogido de Dios se debe unir con los líderes y colaboradores que tienen la obra del Espíritu Santo y tomar la acción de expulsar el mal para mostrar devoción a Dios. Si la evidencia de las obras malas de los falsos líderes y falsos colaboradores es insuficiente, o pertenece sólo a los diferentes problemas de expresar corrupción y no los constituye haciendo todo tipo de mal, entonces la decisión puede ser diferida y tomada con base en la calidad de su humanidad después de observarlos por un período de tiempo. En la familia de Dios, los líderes y colaboradores que tienen la obra del Espíritu Santo son los líderes y colaboradores que están aprobados para ser usados por Dios; aquellos que no tienen la obra del Espíritu Santo son los que Dios no aprueba y que deben ser prohibidos. Por lo tanto, el pueblo escogido de Dios debe determinar si un líder o colaborador de cualquier nivel se mantiene o no con base en si tiene o no la obra del Espíritu Santo. En Dios derrotando a Satanás y llevando el destino de Satanás a su fin, esta acción es el elemento clave final. El pueblo escogido de Dios debe entender Su voluntad y de ninguna manera debe permitir que las diferentes personas perversas que pertenecen a Satanás tomen poder en la iglesia; esta es la demanda de Dios, el mandato de Dios y, más aún, es un símbolo del carácter de Dios. Las personas perversas y los anticristos son los lacayos del gran dragón rojo dentro de la iglesia y representan las fuerzas del gran dragón rojo. Las personas perversas y los anticristos que tienen poder, por lo tanto, significan que el gran dragón rojo está teniendo poder. Sólo rechazando a las personas perversas y a los anticristos el gran dragón rojo puede ser abandonado y el destino de Satanás puede ser llevado a su fin. Todos los justos fieles a Dios deben conscientemente levantarse y defender la obra de Dios, proteger los intereses del pueblo escogido de Dios y lanzar la batalla decisiva contra las fuerzas de Satanás; este es el poder con el que Dios ha dotado a Su pueblo escogido. En esta batalla espiritual, cualquiera que está con Dios y es fiel a Dios, pertenece a Dios, y cualquiera que está con Satanás y hace su máximo esfuerzo por perturbar y destruir la obra de Dios, pertenece a Satanás; estos dos tipos de personas se han revelado naturalmente y el pueblo escogido de Dios debe ver esto claramente.

Extracto de “Una recopilación de los perceptos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

Si algunos falsos líderes y colaboradores no son sustituidos después de cometer mucha maldad, el pueblo escogido de Dios debe denunciarlo a los líderes y colaboradores de los niveles superiores de la iglesia. Si los líderes de distrito han hecho demasiada maldad, eso debe denunciarse a los líderes y colaboradores regionales. Si los líderes y colaboradores regionales han hecho tanta maldad que están resistiéndose obviamente a los arreglos de la obra y perturbando la obra de la casa de Dios, eso debe denunciarse al equipo pastoral de toma de decisiones. Si este sigue justificándolos en lugar de resolver el problema, la situación debe registrarse por escrito y denunciarse a los de arriba a través de la página web, siguiendo después otro itinerario —quitar a los falsos líderes y colaboradores por medio de una destitución conjunta—. El principio para implementar la destitución conjunta es que los líderes y colaboradores que tengan la obra del Espíritu Santo en diversos niveles deben llevar a cabo una acción comprometida para expulsar a todos los falsos líderes, colaboradores y anticristos. Por ejemplo, si algunos miembros del equipo pastoral de toma de decisiones no tienen la obra del Espíritu Santo, otros miembros de este que sí la tengan y miembros del equipo de trabajo o dos o tres miembros del equipo regional de toma de decisiones deben acordar acciones para quitar a los miembros del equipo pastoral de toma de decisiones. Si hay miembros del grupo regional de toma de decisiones que no tienen la obra del Espíritu Santo, otros miembros de este o dos o tres coordinadores regionales que tengan la obra del Espíritu Santo deben acordar acciones para quitar a los miembros del equipo regional de toma de decisiones. Si un líder de distrito no tiene la obra del Espíritu Santo, otros dos o tres líderes y colaboradores del distrito deben acordar acciones para quitar al líder de distrito. Si coordinadores regionales y algunos de los que dan sermones no tienen la obra del Espíritu Santo, pueden ser reasignados directamente por el equipo regional de toma de decisiones y los líderes de distrito. En cuanto a los falsos líderes y colaboradores que no tengan la obra del Espíritu Santo, la cantidad de actos malvados que hayan cometido y cómo los denuncia el pueblo escogido de Dios debe verificarse de forma precisa y sin errores. Los falsos líderes y colaboradores con una humanidad relativamente mejor que no tengan la obra del Espíritu Santo sólo deben ser rechazados, pero se les debe seguir tratando como hermanos y hermanas. Si los falsos líderes y colaboradores son personas malvadas llenas de iniquidad, deben ser evaluados de acuerdo con la gravedad de sus conductas malvadas para decidir si deben ser o no expulsados. Además, antes de tomar medidas para expulsar a los falsos líderes y anticristos, debe llevarse a cabo una investigación en primer lugar. Lo primero que hay que hacer es determinar la naturaleza del problema. Debe averiguarse si ellos tienen la obra del Espíritu Santo, si las partes implicadas son falsos líderes o anticristos. Debe haber suficiente evidencia basada en los hechos. Deben llevarse a cabo indagaciones adicionales entre sus colaboradores y subordinados con el fin de comprender los hechos específicos de sus actos malvados contra Dios. También debe hacerse una lista de sus hechos malvados, confirmada por muchas personas para demostrar que la evidencia es concluyente. Finalmente, sólo pueden tomarse medidas después de que la mayoría de las personas que los conozcan confirmen la evidencia. Cuando se realice el trabajo preparatorio, también deben escogerse las oportunidades apropiadas. Las medidas se deben tomar con precaución, prudencia y sabiduría, nunca bajo circunstancias adversas. Allí donde existan falsos líderes y anticristos, se puede practicar de esta forma. Es el mandamiento de Dios y la autorización del hombre usado por el Espíritu Santo. Todos los líderes y colaboradores que tengan la obra del Espíritu Santo tienen el derecho de tomar medidas contra los falsos líderes y anticristos. La premisa es la seguridad y la garantía de que la vida de iglesia del pueblo escogido de Dios no es perturbada. Esto es una verdadera buena obra y un verdadero acto de justicia.

Extracto de “Una recopilación de los perceptos de la obra de la Iglesia de Dios Todopoderoso”

Anterior: 66. Principios del reajuste de líderes y obreros

Siguiente: 68. Principios para cultivar y utilizar a las personas

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro