App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Práctica y ejercicios para el comportamiento con principios

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

138. Los principios de cómo abordar el conocimiento y la ciencia

1. Ni el conocimiento ni la ciencia son la verdad, sino que son armas usadas por Satanás y los demonios malvados para corromper a las personas. Buscar el conocimiento y la ciencia es la senda de la destrucción;

2. Ni el conocimiento ni la ciencia pueden salvar a la humanidad. Sólo pueden corromper a las personas, hacer que las personas eviten a Dios y nieguen la verdad y causar destrucción en el hombre;

3. Cuanto más conocimiento tengan las personas, más desafían a Dios y más puede este guiar a que la perspectiva de la vida, los valores, las ideas y los puntos de vista de las personas se vuelvan más malvados, reaccionarios, absurdos y ridículos;

4. Ni el conocimiento ni la ciencia pueden resolver los problemas de la corrupción del hombre; sólo pueden acelerar la destrucción de la humanidad. Sólo la verdad puede salvar a la humanidad.

Las palabras relevantes de Dios:

Desde que el hombre tuvo ciencias sociales por primera vez, la ciencia y el conocimiento ocuparon su mente. Después, estos pasaron a ser herramientas para gobernar a la humanidad, y ya no hubo espacio suficiente para que el hombre adorara a Dios ni más condiciones favorables para Su adoración. La posición de Dios se hundió aún más abajo en el corazón del hombre. El mundo dentro de este, sin lugar para Dios, es oscuro, vacío sin esperanza. Y así surgieron muchos científicos sociales, historiadores y políticos, que expresaron teorías de ciencia social, la de la evolución humana y otras que contravienen la verdad de que Dios creó al hombre, para llenar el corazón y la mente del hombre. Así, cada vez son menos los que creen que Dios lo creó todo, y más quienes creen en la teoría de la evolución. Más y más personas tratan los relatos de la obra de Dios y Sus palabras durante la era de Antiguo Testamento como mitos y leyendas. En sus corazones, las personas se vuelven indiferentes a la dignidad y a la grandeza de Dios, al principio de que Él existe y que domina todas las cosas. La supervivencia de la humanidad y el destino de países y naciones ya no son importantes para ellas. El hombre vive en un mundo vacío, que se preocupa sólo con comer, beber, y buscar el placer. […] Pocas personas asumen el buscar dónde lleva a cabo Dios Su obra hoy, o cómo preside y organiza el destino del hombre. De esta forma, la civilización humana se vuelve inconscientemente más incapaz de satisfacer los deseos del hombre, e incluso muchos sienten que, viviendo en un mundo así, son menos felices que los que se han muerto. Incluso personas de países que solían ser altamente civilizados ventilan estas quejas. Y es que sin la dirección de Dios, por mucho que los gobernantes y sociólogos se devanen los sesos para preservar la civilización humana, todo es inútil. Nadie puede llenar el vacío en el corazón del hombre, porque nadie puede ser su vida, y ninguna teoría social puede liberarlo del vacío que lo aflige. Ciencia, conocimiento, libertad, democracia, ocio, comodidad, todas estas cosas no son sino un consuelo temporal. Incluso teniendo esto, el hombre pecará inevitablemente y se quejará de las injusticias de la sociedad. Estas cosas no pueden aliviar el anhelo y el deseo del hombre por explorar. Porque la humanidad fue creada por Dios, y sus sacrificios y sus exploraciones sin sentido sólo pueden llevarla a una angustia mayor. El hombre existirá en un estado constante de miedo, no sabrá cómo afrontar el futuro de la humanidad ni cómo hacer frente a la senda que tiene por delante. El hombre incluso llegará a temer a la ciencia y al conocimiento, y más aún al sentimiento de vacío dentro de sí. En este mundo, vivas en un país libre o en uno sin derechos humanos, eres totalmente incapaz de escapar al destino de la humanidad. Seas gobernador o gobernado, eres totalmente incapaz de escapar del deseo de explorar el sino, los misterios, y el destino de la humanidad. Mucho menos eres capaz de escapar al desconcertante sentimiento de vacío. Tales fenómenos, comunes a toda la humanidad, son llamados fenómenos sociales por los sociólogos, pero ningún gran hombre puede salir a resolver estos problemas. Después de todo, el hombre es hombre. Ninguno de ellos puede reemplazar la posición y la vida de Dios. La humanidad no sólo requiere una sociedad justa en la que todos estén bien alimentados, y que sea igualitaria y libre, sino la salvación de Dios y Su provisión de vida para ella. Sólo cuando el hombre recibe la salvación de Dios y Su provisión de vida para él pueden resolverse las necesidades, el anhelo de explorar y el vacío espiritual. Si las personas de un país o nación son incapaces de recibir la salvación y el cuidado de Dios, ese país o nación pisará el camino de la ruina hacia las tinieblas, y Dios lo aniquilará.

de ‘Dios preside el destino de toda la humanidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Estas cosas, la educación y el conocimiento aceptados por las personas, estos contenidos e ideas, van todas en contra de Dios y de la verdad, y Él las aborrece y condena. ¿Cuál es el punto de vista de la humanidad? Los hombres no serán capaces de sobrevivir y tener un punto de apoyo estable en esta sociedad y el mundo si no tienen estas cosas, y serán inferiores, pobres y viles. Esa es la razón por la que, si alguien no tiene conocimiento, es de poca cultura o no tiene un elevado nivel de educación a tus ojos, lo menospreciarás, lo tendrás en menos, mostrarás desprecio por él, y no te lo tomarás en serio. Si dejas que tus hijos hagan esto y los crías para hacer estas cosas, en primer lugar tu punto de vista y tu motivo no son correctos. Si criáis a vuestros hijos para estudiar y recibir una educación, elegiréis sin duda las profesiones e industrias más carentes entre las personas, porque tu objetivo es dar a tus hijos un buen futuro y que tengan trabajo, familia y perspectivas estables a lo largo de su vida. ¿Pero pensaste, tras ellos aceptar esa educación, en cuántas toxinas, cuántas ideas y teorías de Satanás se les inculcarán? No lo hiciste. La humanidad es tonta y no es consciente de ello. Lo único que sabes es que si tus hijos asisten a una de las mejores universidades serán estudiantes prometedores y traerán gloria a sus antepasados. Hasta que un día, tus hijos vuelven y les hablas de creer en Dios, y muestran aversión. Después de hablarles de la verdad, dicen que eres necio, se ríen de ti, y se burlan de lo que dices. En ese momento pensarás: “Oh, enviar a mis hijos a esas escuelas para que recibieran esa educación fue la senda equivocada. Escogí la senda errónea, pero es demasiado tarde para arrepentirse”. Para los seres humanos, una vez que estas ideas y puntos de vista son inculcados, echan raíces, y toman forma; no son algo que pueda eliminarse ni cambiarse de la noche a la mañana. No puedes revertir su situación ni su pensamiento, ni puedes eliminar las cosas que hay en sus ideas y sus puntos de vista.

de ‘Conocerte a ti mismo requiere que conozcas tus pensamientos y tus visiones profundamente arraigados’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Los que son del diablo viven todos para sí mismos. Sus formas de vida y sus máximas son mayormente esas palabras que proceden de Satanás como: “Cada hombre por sí mismo y sálvese quien pueda”. Las palabras de esos demonios, grandes y filósofos de la tierra han pasado a ser su vida. La mayor parte de las palabras de Confucio, al que el pueblo chino tiene por “sabio”, se han convertido especialmente en la vida del hombre. También están los famosos dichos del budismo y del taoísmo, y los dichos clásicos pronunciados con frecuencia por figuras célebres; estos son todos bosquejos de la filosofía de Satanás y de su naturaleza. También son la mejor ilustración y explicación de la naturaleza de Satanás. Estos venenos que se han inoculado en el corazón de la humanidad proceden todos de Satanás; ni la más mínima pizca de ellos procede de Dios. Estas mentiras y sinsentidos también están en precisa oposición a la palabra de Dios. Queda totalmente claro que las realidades de todas las cosas positivas vienen de Dios, y todas esas cosas negativas que envenenan al hombre proceden de Satanás. […] Satanás corrompe a las personas mediante la educación y la influencia de los gobiernos nacionales, los famosos y los grandes. Sus mentiras y sinsentidos han pasado a ser la vida y la naturaleza del hombre. “Cada hombre por sí mismo y sálvese quien pueda” es un conocido dicho satánico que ha sido infundido en todos y que ha pasado a ser la vida humana. Algunas otras palabras de la filosofía vital también son así. Satanás educa a las personas por medio de la buena cultura tradicional de cada nación, provoca que la humanidad caiga en un abismo expansivo de destrucción y se vea envuelta por el mismo; al final, Dios destruye a las personas porque sirven a Satanás y se resisten a Dios.

de ‘Cómo conocer la naturaleza del hombre’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Quizás seas un presidente, o un científico, un pastor, o un anciano, no importa cuán elevado sea tu oficio, si te apoyas en tu conocimiento y capacidad en tus empresas, entonces siempre serás un fracaso, y serás un hombre sin las bendiciones de Dios, porque Él no acepta nada de lo que haces, ni admite que tu carrera sea justa, ni acepta que estés trabajando para el beneficio de la humanidad. Él dirá que lo único que haces es usar el conocimiento y la fuerza de la humanidad para despojar al hombre de la protección de Dios, y para negar Sus bendiciones. Él dirá que estás llevando a la humanidad hacia las tinieblas, hacia la muerte y hacia el comienzo de una existencia sin límites en la que el hombre ha perdido a Dios y Su bendición.

de ‘Dios preside el destino de toda la humanidad’ de Las declaraciones de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

En el mundo actual, bajo el dominio de Satanás, a lo largo de los miles de años de la historia humana, ¿quién ha obtenido vida? Nadie. ¿Por qué? Porque son todos personas que se han resistido a Dios. Todo aquello por lo que han regido su vida y por lo que han sobrevivido procede de Satanás, se aceptó de este y se opone precisamente a la palabra de Dios. Así pues, son seres que se resisten a Dios, que sufren Su maldición y que no tienen vida de la que hablar. Aunque quieren “dejar una reputación duradera”, que “su nombre se transmita durante cien generaciones”, “disfrutar de la gloria eterna” y “tener un nombre eterno, nada de esto tiene sentido. En realidad, Dios los maldijo al principio para que no se volvieran a reencarnar. Las palabras de los famosos, cualesquiera que sean, no están de acuerdo en su mayor parte con Dios, y todos son castigados en el decimoctavo nivel del infierno tras su muerte. Sólo Dios es la verdad. Él controla los cielos, la tierra y todo lo que hay en ellos, y tiene dominio sobre todo. No creer en Dios, no someterse a Él es ser incapaz de obtener la verdad. Si vives de acuerdo con la palabra de Dios, sentirás una claridad, una estabilidad y una dulzura incomparables en las profundidades de tu corazón; habrás obtenido verdaderamente la vida. Por muy grandes que sean los logros científicos de los hombres de ciencia en el mundo, cuando se acercan a la muerte se sienten con las manos vacías; no han obtenido nada. Incluso Einstein y Newton, con tanto conocimiento, se sintieron vacíos, y por esa razón no tuvieron la verdad. Newton y Galileo, en particular, creían ambos en Dios y eran cristianos; eran perseguidos por el catolicismo, pero no buscaban la verdad. Sólo sabían que era bueno adorar a Dios. Se limitaron al estudio de la ciencia y descubrieron que realmente existe un Dios, y creyeron en Dios hasta el final, y acabaron estando cien por cien convencidos de Su existencia y de que Él creó los cielos, la tierra y todas las cosas. Sólo buscaron el conocimiento científico, pero no buscaron conocer a Dios. No obtuvieron la verdad ni la vida verdadera.

de ‘Cómo conocer la naturaleza del hombre’ en “Registros de las Pláticas de Cristo”

Comunión del hombre:

En el pasado nosotros, corrompidos por el conocimiento satánico, lo aprendimos y lo buscamos todos los días. Cuanto más buscábamos, menos humanidad teníamos. Cuanto más buscábamos, más malvados, más reaccionarios, más corruptos y más pervertidos nos volvíamos. Cuanto más buscábamos, más vivíamos la naturaleza de un demonio. Esto es un hecho. Hay tantas facultades y universidades en todos los países del mundo, pero ¿qué tipo de personas capacitan? Las facultades y las universidades capacitan a las personas para que sean intelectuales y políticos, y después de que tienen el poder, hacen a la humanidad más corrupta y malvada. […] El conocimiento no sólo no puede salvar a las personas; corrompe a las personas. Hace al hombre más siniestro, más despiadado, más despreciable y más sinvergüenza. Esto es un hecho. Entonces, ¿el conocimiento produce algún resultado positivo para el hombre? Ninguno, simplemente perjudica a las personas. El conocimiento hace a las personas más despreciables y siniestras en sus acciones e incluso hace imposible que otros disciernan o encuentren evidencia para acusarlas. Este es el resultado de aprender conocimiento. ¿Cuál es el resultado cuando el hombre aprende ciencia? Cuando el hombre aprende ciencia destruye el ambiente ecológico y la supervivencia de la humanidad se ve amenazada. El hombre trae destrucción sobre sí mismo usando la ciencia. Por lo tanto, el conocimiento no puede salvar al hombre, la ciencia no puede salvar al hombre. Nada puede otorgar la salvación a la humanidad excepto la palabra de Dios y la verdad. Entre nuestros hermanos y hermanas hay graduados universitarios. Son intelectuales, pero después de leer tantos libros y aprender tanto conocimiento, ¿ha beneficiado esto su vida o su humanidad? Después de aprender mucho conocimiento las personas se vuelven más deshonestas, usan métodos más expertos y más secretos para cometer delitos y hacer el mal, y se pueden disfrazar de buenas personas. ¿Qué demuestra esto? ¡Cuanto más conocimiento tenga uno, más diablo es! Los que tienen mucho conocimiento se niegan a creer en Dios y, al final, se convierten en diablos. Si aprendes conocimiento y crees en Dios, puedes alcanzar la salvación, pero si aprendes conocimiento y te niegas a creer en Dios, fácilmente te puedes convertir en un diablo. Esta es una ley natural. Cuando un intelectual puede negar a Dios, resistirse a Él y condenarlo, ya se ha convertido en un diablo. Usa su conocimiento para resistirse a Dios y para refutar y condenar la verdad, lo que le da más habilidad para engañar a las personas y ¡lo convierte en un mentiroso extremadamente poderoso! Cuanto mayor sea su conocimiento, mayor es su habilidad para resistirse a Dios y más diablo es. Esto es un hecho.

de ‘Sólo con la verdad puede uno despojarse de su humanidad corrupta y vivir la humanidad normal’ en “Sermones y enseñanzas sobre la entrada a la vida (VI)”

Anterior:Los principios de expulsar a las personas de la iglesia

Siguiente:Los principios de buscar la salvación

También podría gustarte