215 Somos salvados porque Dios nos eligió

I

Aunque nacimos y vivimos en una tierra inmunda,

Dios nos guía y protege, nos ha conquistado a todos.

Nos libramos de la influencia de Satanás.

No obedecemos porque somos buenos

o amamos a Dios por naturaleza.

Es porque Dios nos eligió y predestinó

para que hoy seamos conquistados y atestigüemos,

para que demos testimonio de Él y podamos servirlo.

Hemos sido salvados porque Dios nos eligió y protegió,

y ahora hemos sido liberados del dominio de Satanás.

Él nos salvó, podemos dejar la inmundicia atrás

y ser purificados en la nación del gran dragón rojo.

Somos salvados, salvados, salvados porque Dios nos eligió.

II

Somos el pueblo más corrupto de todos.

Es cierto, Dios lo ha decretado, no se puede negar.

Pero escapamos de esa influencia, la abandonamos

y detestamos a nuestros ancestros, les damos la espalda.

Estamos dispuestos a obedecer todo lo que Dios dispone.

Nos encantaría complacerlo y actuar acorde a Su voluntad.

Estamos dispuestos a conseguir lo que Él requiera de nosotros.

Hemos sido salvados porque Dios nos eligió y protegió,

y ahora hemos sido liberados del dominio de Satanás.

Él nos salvó, podemos dejar la inmundicia atrás

y ser purificados en la nación del gran dragón rojo.

Somos salvados, salvados, salvados porque Dios nos eligió,

porque Dios nos eligió.


Adaptado de ‘La verdad interna de la obra de conquista (2)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 214 Bienaventurados son los que aceptan la nueva obra de Dios

Siguiente: 216 La llegada del Hijo del hombre expone a toda la gente

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro