521 Solo aquel que busca la verdad puede ser perfeccionado por Dios

Lo cotidiano se considera

o nimio o importante.

Los asuntos grandes se ven como importantes

y han sido enviados por Dios.

Cuando estos grandes asuntos suceden,

el hombre es deficiente e inmaduro,

no puede cumplir la voluntad de Dios

ni obtener conocimiento ni revelaciones.

En cuanto a los asuntos pequeños,

el hombre simplemente los ignora

y se le escapan poco a poco,

perdiéndose la oportunidad de ser examinados.

Cuando la gente rechaza las pruebas

y exámenes que Dios les envía,

cuando rehúsan enfrentarlos,

Dios tiene solo una actitud.

Dios los desdeña con todo Su corazón.

Esta es Su decisión final

para los que no van por Su camino

y nunca lo han temido ni han evitado el mal.

Cuando siempre ignoras a las personas

y todo lo que Dios dispone,

significa que renuncias

a que Dios te guíe y perfeccione.

Cuando Dios dispone una situación,

Él siempre está ahí, observando

tu corazón, pensamientos y reflexiones,

mirando cómo piensas y cómo actúas.

Si eres descuidado y poco serio

sobre Su camino, palabras y verdad,

tú no serás consciente de todo

lo que Dios quiere completar.

No prestarás atención a lo que Él exige

cuando disponga situaciones;

no entenderás cómo todo se relaciona

con la verdad e intenciones de Dios.

Cuando la gente rechaza las pruebas

y exámenes que Dios les envía,

cuando rehúsan enfrentarlos,

Dios tiene solo una actitud.

Dios los desdeña con todo Su corazón.

Esta es Su decisión final

para los que no van por Su camino

y nunca lo han temido ni han evitado el mal.

Tras pasar muchas veces por las pruebas,

tu corazón aún no adora a Dios

ni tratas lo que Él dispone

como Sus pruebas y exámenes.

En vez, rechazas las oportunidades

que Dios te sigue concediendo,

las dejas escapar todo el tiempo.

Esto es un gran desafío del hombre.

Cuando la gente rechaza las pruebas

y exámenes que Dios les envía,

cuando rehúsan enfrentarlos,

Dios tiene solo una actitud.

Dios los desdeña con todo Su corazón.

Esta es Su decisión final

para los que no van por Su camino

y nunca lo han temido ni han evitado el mal.

Adaptado de ‘Cómo conocer el carácter de Dios y el resultado de Su obra’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 498 El principio de la obra del Espíritu Santo

Siguiente: 499 El Espíritu Santo obra más en los que anhelan ser perfeccionados

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro