Los principios de practicar las devociones espirituales en tiempos regulares

1. Sin un autoexamen durante las devociones espirituales, fácilmente te desviarás y te irás por tu propio camino. Mediante las devociones espirituales te puedes equipar con la verdad para compensar tus defectos y protegerte de repetir transgresiones pasadas;

2. Debes aceptar el escrutinio de Dios en tu autoexamen durante las devociones espirituales. Sólo siendo puro y franco y entregando tu corazón a Dios puedes obtener la iluminación y el esclarecimiento del Espíritu Santo;

3. Debes guardar silencio ante Dios y comer y beber las palabras de Dios, y examinar en serio si estás o no desempeñando tus deberes a la altura del estándar y cuánto tus deberes han sido contaminados por intenciones y objetivos personales;

4. Debes hacer un autoexamen durante las devociones espirituales y reconocer si la senda que caminas es correcta o no, si buscas o no la verdad y si puedes o no ser salvado y perfeccionado.

Las palabras relevantes de Dios:

Todo lo que haces, cada acción, cada intención y cada reacción, debe ser presentada ante Dios. Incluso tu vida espiritual diaria: tus oraciones, tu cercanía con Dios, comer y beber de la Palabra de Dios, compartir con tus hermanos y hermanas, vivir la vida de la iglesia y tu servicio de manera coordinada, deben ser presentadas ante Dios y ser observadas por Él. Es este tipo de práctica la que te ayudará a madurar en la vida. El proceso de aceptar la observación de Dios es el proceso de purificación. Cuanto más aceptes la observación de Dios, más eres purificado y más estarás de acuerdo con la voluntad de Dios, de modo que no oirás el llamado del libertinaje y la disipación y tu corazón vivirá en la presencia de Dios; cuanto más aceptes la observación de Dios, más avergüenzas a Satanás y abandonas las tentaciones carnales. Por ende, la aceptación de la observación de Dios es un camino que la gente debe practicar.

de ‘Dios perfecciona a quienes siguen Su corazón’ en “La Palabra manifestada en carne”

Eres sencillo y abierto, dispuesto a conocerte y a poner en práctica la verdad. Dios ve que estás dispuesto a conocerte y a poner en práctica la verdad, así que cuando eres débil y negativo, Él te esclarece doblemente, te ayuda a conocerte más, a estar más dispuesto a arrepentirte por ti mismo, y a ser más capaz de practicar las cosas que deberías practicar. Sólo de esta forma está tranquilo y en paz tu corazón. Aquel que presta atención a conocer a Dios, a conocerse a sí mismo, su propia práctica será capaz de recibir con frecuencia la obra de Dios, Su dirección y Su esclarecimiento. Aunque esté en un estado negativo, es capaz de darse la vuelta de inmediato, ya sea debido a la acción de la conciencia o al esclarecimiento de la palabra de Dios. El cambio de carácter de una persona siempre se consigue cuando ella conoce su estado real, el carácter y la obra de Dios. Una persona que esté dispuesta a conocerse y a abrirse será capaz de llevar a cabo la verdad. Esta clase de persona es una persona leal a Dios; y la persona que es leal a Dios tiene entendimiento de Él, ya sea profundo o superficial, escaso o abundante. Esta es la justicia de Dios, y es algo que las personas alcanzan; es su propia ganancia.

de ‘Sólo los que se enfocan en la práctica pueden ser perfeccionados’ en “La Palabra manifestada en carne”

Sólo cuando pueden estar en paz delante de Dios, el Espíritu Santo puede tocar a las personas y el Espíritu Santo las puede esclarecer e iluminar, sólo entonces pueden realmente tener comunión con Dios y pueden entender la voluntad de Dios y la guía del Espíritu Santo, y con esto, habrán entrado en el camino correcto en sus vidas espirituales. Ejercitarse para vivir delante de Dios para alcanzar una cierta profundidad y ser capaz de rebelarse contra uno mismo, abominar de uno mismo, y vivir en las palabras de Dios, esto es acallar de verdad el corazón delante de Dios. Ser capaz de abominar de uno mismo, maldecirse y rebelarse contra uno mismo es el resultado que alcanza la obra de Dios, y las personas no pueden hacerlo. Por consiguiente, la práctica de acallar el corazón delante de Dios es una lección en la que las personas deberían entrar de inmediato.

[…]

Al orar, se debe guardar silencio ante Él, antes de poder ser movido por el Espíritu Santo. Si uno está callado delante de Dios cuando come y bebe Sus palabras, puede ser esclarecido e iluminado, y logra entender de verdad las palabras de Dios. En tu meditación y tu comunión habituales, y cuando te estés acercando a Dios de corazón, sólo al permanecer callado delante de Él podrás tener una cercanía genuina con Él, un entendimiento genuino de Su amor y de Su obra, y una consideración verdadera por Sus intenciones. Cuanto más capaz seas normalmente de estar callado delante de Dios, más esclarecido puedes ser, y más capaz de entender tu propio carácter corrupto, de qué careces, a qué deberías entrar, qué función debes ejercer, y dónde están tus defectos. Todo esto se logra al confiar en estar callado delante de Dios.

de ‘Acerca de acallar el corazón de uno delante de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Os debéis comunicar más, ser capaces de comer y beber independientemente durante vuestras propias devociones espirituales y ser capaces de captar las verdades clave para ponerlas en práctica de inmediato. Debes palpar la realidad de Mi palabra y captar su propio núcleo; ser estricto y no holgazanear. Debes siempre contemplar Mi palabra y siempre comunicarte conmigo y gradualmente se revelará. No te puedes acercar a Dios por un momento y luego, antes de que tu corazón pueda calmarse ante Dios, ser perturbado cuando te suceda alguna otra cosa. Siempre estás confundido y poco claro acerca de las cosas y eres incapaz de ver Mi rostro, por lo que no puedes entender claramente Mi corazón. Incluso si puedes entender un poco, no estás seguro y todavía dudas. Hasta que Yo posea tu corazón por completo y que tu mente ya no esté perturbada por todas las cosas mundanas, y cuando esperes con una mente pura y tranquila, es en ese momento cuando, poco a poco, me revelaré a vosotros de acuerdo con Mis intenciones.

de ‘Capítulo 9’ en “La Palabra manifestada en carne”

Cuando comas y bebas las palabras de Dios, las debes medir contra tu propio estado real. Es decir, después de que descubras las deficiencias en ti mismo durante tus experiencias reales, debes ser capaz de encontrar una senda para practicar y dar la espalda a tus motivaciones y concepciones que están mal. Si siempre te esfuerzas en esto, y tu corazón siempre está enfocado en estas cosas, tendrás una senda para seguir, no te sentirás vacío y así podrás mantener un estado normal. Sólo entonces serás alguien que está agobiado por tu propia vida y sólo entonces serás alguien que tiene fe. ¿Por qué, después de leer las palabras de Dios, las personas no las pueden poner en práctica? ¿No es porque no pueden captar lo que es clave? ¿No es porque están jugueteando con la vida? Que no puedan captar lo que es clave, y que no tengan ninguna senda para practicar, se debe a que son incapaces de medirlas contra su propio estado y son incapaces de dominar su propio estado. Algunas personas dicen: Las he medido contra mi estado, sé que soy corrupto y de un pobre calibre, pero soy incapaz de satisfacer la voluntad de Dios. En esto, sólo has visto la superficie; cómo hacer a un lado los disfrutes de la carne, cómo hacer a un lado la justicia propia, cómo cambiarte, cómo entrar en estas cosas, cómo mejorar tu calibre, desde qué aspecto empezar, esto es todo lo que es real.

de ‘Práctica (7)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Comunión del hombre:

Es casi imposible para nadie evitar cometer errores en la obra, así que, si encuentras transgresiones o errores, aprovecha siempre la oportunidad para reflexionar sobre ti mismo. Preséntate ante Dios, comprueba y analiza tus acciones frente a la palabra de Dios e intenta evitar repetir tus transgresiones en el futuro. Si te vuelves impulsivo en tu servicio a Dios, tus propias ideas emergerán. Te volverás descuidado, desprolijo y darás pasos temerarios y sumamente ambiciosos. Esto es peligroso. Cuando descubras esta naturaleza en ti, inspecciónala y tenla inmediatamente bajo control, especialmente cuando aparezcan ideas relativas al dinero, al estatus y a las relaciones entre sexos opuestos. Contrólate para evitar que se produzcan problemas. En ocasiones una cierta persona no hace un buen trabajo y arruina las cosas y, cuando lidias con ella, pierdes la paciencia y hablas con dureza o te enfadas. Esto no debe considerarse un problema importante y no constituye ninguna transgresión. Esto es simplemente ser temperamental y todo lo que debes hacer es tener cuidado con eso y dominarlo. En otras ocasiones podrías cometer un error y hacer daño a la casa de Dios. En momentos así, simplemente asimila las lecciones que puedas, pero sólo mientras que no se haga un daño mayor. Todas estas cosas son imposibles de evitar. Todo el mundo tiene problemas en la obra y nadie es inmune a cometer transgresiones menores, pero no cometas transgresiones mayores. ¿Por qué tienen que reunirse periódicamente los líderes para recibir poda y trato? Porque esto es lo más útil y beneficioso. Sin embargo, la cosa más importante es que debemos buscar más entendimiento de la verdad en la palabra de Dios. Debemos esforzarnos para entender la verdad y buscar un cambio en nuestro carácter vital. Esto es buscar la entrada positivamente. Hacer esto reducirá gradualmente las transgresiones que cometes en tu obra y producirá un cambio en ti cuando obres que hará que tu estado se vuelva cada vez más normal. Esta es la forma más efectiva de evitar transgresiones. Si no buscas la verdad en tu obra y cuanto más llevas a cabo, más piensas: “Sé cómo llevar a cabo estas cosas, puedo llevar bien a cabo estas cosas confiando puramente en mi propia experiencia”, eso es una mala señal. Es peligroso. Cuando te sientas así, debes presentarte ante Dios y reflexionar sobre ti mismo o caerás sin duda, porque la experiencia no es una sustituta de la verdad ni un cambio de carácter. Un conocimiento superficial de la verdad no es entender la verdad y, si careces del conocimiento de Dios, te resistirás a Dios.

de ‘Una persona debe tener principios al servir a Dios’ en “Provisión para la vida: Recopilación de sermones”

Al servir a Dios las personas tienen innumerables fracasos donde siguen la carne o siguen las emociones. Mediante la disciplina, la poda y el trato de Dios, finalmente reconocen que la creencia en Dios requiere el abandono y la renuncia al yo. Y después siempre mostrarán consideración por la voluntad de Dios, preguntándose: “¿Estará satisfecho Dios si lo hago de esta manera? ¿Tiene esta obra que estoy haciendo el propósito de satisfacer a Dios? Al final, ¿qué resultado tendrá esta obra para los hermanos y hermanas? En última instancia, ¿qué valor conlleva que lo haga de esta manera? Si no tiene importancia, no lo haré”. Después de terminar la obra, siempre haz un examen; “Si esta obra que hago no tiene importancia, no lo haré la próxima vez. Si al hacer esta obra no he edificado ni provisto para los hermanos, no la haré la próxima vez. Si esta obra mía no puede satisfacer a Dios, no la haré la próxima vez”. Cada vez que hago una etapa de una obra, me examino a mí mismo de la misma manera. Siempre me esfuerzo al máximo por cumplir las exigencias de Dios y por satisfacer a Dios. Esto ha dado lugar a resultados cada vez mejores.

de La comunión de los de arriba

Si realmente eres una persona que busca la verdad, entonces te debes ocupar con frecuencia en la introspección: ¿Soy ahora una persona que sigue a Cristo? ¿Soy ahora una persona que busca la verdad? Si sigo creyendo de la manera en que lo hago ahora, ¿podré ser salvado de verdad al final? Con mi humanidad y esta forma de vivir actual, ¿realmente he tenido algún cambio en el carácter de vida? ¿Tengo alguna verdadera semejanza humana? Creyendo en Dios como lo hago ahora, ¿estoy siguiendo a Dios? Haceros frecuentemente este tipo de preguntas mientras escudriñáis vuestras almas. Llevo creyendo en Dios tantos años y a menudo me dedico a este tipo de introspección. ¿Qué examino? “¿Realmente satisface la voluntad de Dios que sirva de esta manera? ¿Hay algunas áreas donde viole la voluntad de Dios? ¿Hay algunos lugares en lo que he dicho o en las cosas que he hecho que van en contra de la verdad? ¿Podrían las cosas que he hecho atrapar a las personas de alguna manera? ¿Podrían mis acciones retrasar la entrada a la vida de las personas o retrasar que las personas reciban la salvación? ¿Qué otra obra debo hacer ahora que pueda servir para satisfacer por completo a Dios y que pueda permitir que el pueblo escogido de Dios entre verdaderamente en el camino correcto de la creencia en Dios?” Esta es la manera en que me dedico a la introspección y en que escudriño con frecuencia mi alma. Si descubro que he hecho algo mal o me he desviado del camino, no perderé tiempo para hacer correcciones. Si no llevas a cabo la introspección, te vas a la deriva lejos del curso y cometes errores, esas malas prácticas son difíciles de erradicar y no es fácil corregirlas. A cuántos del pueblo escogido de Dios retienes, ¡por no mencionar a ti mismo! ¿Cómo se puede resolver este problema? ¿Puede alguien proporcionar recompensa? ¿Son estos problemas dignos de examen? Lo son, ¿verdad?

de La comunión de los de arriba

Anterior: Los principios de resolver la arrogancia y la prepotencia

Siguiente: Los principios de tratarse a sí mismo correctamente

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro