Una breve charla sobre el origen de la oscuridad y el mal del mundo

19 Abr 2018

Por Yang Le, Región Autónoma de Mongolia Interior

Cuando todavía estaba en la escuela, mi padre enfermó y murió. Después de que muriera, los tíos por ambos lados de la familia que mi padre muchas veces había ayudado no sólo no se hicieron cargo de nosotras —mi madre que no tenía ninguna fuente de ingreso, mis dos hermanas y yo— sino que, por el contrario, hicieron todo lo que pudieron para sacar provecho de nosotros, incluso peleando con nosotros por el pequeño legado que mi padre había dejado. Frente a la indiferencia de mis parientes y todas las cosas que hicieron que yo nunca pude haber esperado, sentí tal dolor extremo y no podía evitar odiar la total falta de conciencia y la crueldad que estos parientes mostraron, adquiriendo también al mismo tiempo un sentido de la inconstancia de la naturaleza humana. Después de eso, siempre que veía algún incidente en la sociedad de miembros de familia peleando entre ellos por el dinero, o personas robando y matando por dinero, con frecuencia lamentaría que el mundo hoy estuviera tan lleno de oscuridad, que los corazones de las personas realmente fueran siniestros y el mundo realmente fuera también muy voluble. En ese momento, pensé que la razón por la que el mundo estaba tan lleno de oscuridad era porque las personas hoy se habían vuelto malas, que ya no tenían ninguna conciencia y que había demasiadas personas malas en el mundo. Luego, sólo por medio de comer y beber las palabras de Dios me di cuenta de que lo que había pensado sólo había raspado la superficie y no era el origen de la oscuridad y el mal del mundo. De las palabras de Dios vi claramente el origen real de la oscuridad y el mal en el mundo.

Las palabras de Dios dicen: “Antes de ser corrompido por Satanás, el hombre de manera natural seguía a Dios y obedecía Sus palabras después de escucharlas. Por naturaleza tenía un razonamiento y una conciencia sólidos y una humanidad normal. Después de haber sido corrompido por Satanás, el razonamiento, la conciencia y la humanidad originales del hombre se fueron insensibilizando y fueron mermados por Satanás. Debido a ello, el hombre ha perdido su obediencia y amor a Dios. El razonamiento del hombre se ha vuelto aberrante, su carácter se ha vuelto como el de un animal y su rebeldía hacia Dios es cada vez más frecuente y grave. Sin embargo, el hombre todavía no conoce ni reconoce esto, y meramente se opone y se rebela a ciegas” (‘Tener un carácter inalterado es estar enemistado con Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”). “El conocimiento de la cultura y la historia antigua que abarca varios miles de años ha cerrado el pensamiento del hombre, las nociones y su perspectiva mental, de un modo tan estrecho que los hace impermeables y no biodegradables[1]. […] Las éticas feudales han llevado la vida del hombre al ‘Hades’, debilitando aún más el poder del hombre para resistir. Todo tipo de opresión empuja al ser humano, paso a paso, a caer cada vez a mayor profundidad en el Hades […] El conocimiento de la cultura de la antigüedad ha robado al hombre, a escondidas, de la presencia de Dios, y lo ha entregado al rey de los demonios y su prole. Los Cuatro Libros y los Cinco Clásicos[a] han llevado el pensamiento y las nociones del hombre a otra era de rebelión, y han hecho que ofrezca aún más adulación que antes a aquellos que recopilaron los Libros/Documentos Clásicos, y como consecuencia de ello se exacerban sus nociones sobre Dios. Sin que el hombre lo supiese, el rey de los demonios expulsó a Dios de su corazón y después lo ocupó él mismo con regodeo triunfante. Desde ese momento, el hombre fue poseído por un alma fea y perversa con el rostro del rey de los demonios. Su pecho se llenó de odio hacia Dios, y la maldad rencorosa del rey de los demonios se extendió dentro del hombre día tras día […] ¡Esa banda de cómplices criminales[2]! Descienden al reino de los mortales para complacerse en los placeres y causar una conmoción, agitando tanto las cosas que el mundo se convierte en un lugar voluble e inconstante y el corazón del hombre se llena de pánico e inquietud, y han jugado tanto con el hombre que su apariencia se ha convertido en la de una bestia inhumana del campo, sumamente fea, y de la cual se ha perdido hasta el último rastro del hombre santo original” (‘La obra y la entrada (7)’ en “La Palabra manifestada en carne”). De estas palabras de Dios entendí que la humanidad que Dios había creado en el principio fue originalmente obediente a Dios, adoraba a Dios, tenía la conciencia y la razón de la humanidad normal, no había sido contaminada ni había cometido ningún mal. Después de que Satanás corrompiera a la humanidad, esta cayó bajo el campo de acción de Satanás y empezó a cometer pecados y a oponerse a Dios. Por más de varios miles de años, Satanás ha acosado y corrompido continuamente al hombre. Mete en la cabeza del hombre pensamientos reaccionarios y teorías, de modo que el hombre vive dependiendo de su veneno, lo que resulta en que la humanidad se vuelve cada vez más corrupta y depravada, y el mundo cada vez más oscuro y malo. Frases tales como “Cada hombre por sí mismo y sálvese quien pueda”, “Nunca te levantes temprano, a menos que haya un beneficio asociado” “El hombre hará lo que sea para hacerse rico”, “Como mente pequeña no hace caballero, a un hombre de verdad no le falta veneno”, “La vida es corta así que diviértete”, “Nunca ha habido un salvador” y “No hay Dios en la tierra en lo absoluto”, todos son venenos que Satanás mete en la cabeza del hombre. Estas cosas se vuelven las vidas de las personas y se vuelven sus reglas para la vida, por lo que ya nadie cree en la existencia de Dios, ya nadie adora el Cielo y ya nadie escucha la razón o su conciencia. Ya no hay ningún lugar para Dios en el corazón del hombre, ya no hay ningunas restricciones de las leyes y regulaciones que vinieron de Dios. Todo el hombre ha sido envenenado y controlado por Satanás, por lo que el hombre cada vez se ha vuelto más traicionero, egoísta, despreciable, codicioso, arrogante, cada vez más malo y degenerado, desenfrenado, cada vez más rebelde, impío y perverso. Se ha convertido en la encarnación demoníaca de un hombre carente de conciencia, de moralidad, de naturaleza humana y de uno donde la malicia viene como una segunda naturaleza. En particular, “Cada uno para sí mismo y que el diablo se lleve a los demás” es un veneno letal que Satanás planta en el hombre. Desarrollé un profundo entendimiento sobre esto gracias a mis tíos. El hombre sólo vive por causa de sus propios intereses, colocando la ganancia por encima de todo lo demás, pensando, “¿Por qué levantarse temprano si no hay nada en él para mí?” Para obtener más y mayores intereses, el hombre puede hacer cualquier mal o cosa malvada, hacer cualquier trato desvergonzado, despreciable o infame y turbio. No hay ningún amor o afecto verdaderos entre las personas, todo es engañarse, usarse y hacerse daño entre sí. Que los miembros de la misma familia se puedan enemistar entre ellos y volverse enemigos, peleando entre sí por dinero e intereses. Entonces aún más, los parientes y amigos olvidan todos los principios morales por causa de la ganancia; pueden parecer humanos, pero tienen corazones de bestias… Que el hombre pueda hacer esas cosas malas es todo porque ha sido envenado por el “Cada uno para sí mismo y que el diablo se lleve a los demás” de Satanás y está bajo su dominio. Se puede ver que el origen de las obras malas del hombre es el veneno de Satanás, y que este es el origen de la oscuridad en el mundo.

En los muchos fenómenos en los que vivimos, podemos ver muy fácilmente la oscuridad del mundo. Podemos decir que todas las personas que lideran las tendencias mundiales hoy en día son la encarnación de Satanás. Particularmente, los que tienen el poder y la autoridad son los príncipes de los diablos, y entre estos el gran dragón rojo es el poder más oscuro y más malvado. Desde que el gran dragón rojo tomó el poder, ha usado el poder en sus manos para hacer todo lo posible para corromper al hombre, corrompiéndolo para que se vuelva demonios en formas humanas, para que el hombre ya no se parezca al hombre. El gran dragón rojo venera la violencia y defiende la revolución. Usa la violencia para hacerse del poder y usa la violencia para gobernar la nación. Los que viven bajo su dominio también disfrutan la violencia y consistentemente usan la fuerza para resolver cada problema, enfrentándose con frecuencia a los golpes por el asunto más pequeño. Cada vez hay más casos de robos y asesinatos que hacen que a la gente le hierva la sangre, y las maneras en las que las personas son asesinadas son también cada vez más crueles y odiosas. Todos estos son hechos que están ahí para que todos los vean. El gran dragón rojo guía a su pueblo a “desarrollar la economía” y reverencia dichos tales como “No importa si el gato es negro o blanco en tanto que atrape ratones”, “La prostitución es mejor que la pobreza”, “Con dinero puedes hacer que el diablo empuje la piedra de molino”, “Puedes prescindir de todo lo demás pero no del dinero” y “El dinero puede hacer cualquier cosa”. Con su poderosa defensa de tales cosas, las personas estiman el dinero y el poder, cualquiera que tenga dinero y poder puede prosperar, y cualquiera que no tenga dinero y no tenga poder sólo puede ser oprimido y sólo se puede tragar todos los agravios, con el resultado de que los corazones de las personas están llenos sólo de dinero. Por dinero, se olvidan los lazos de parentesco; por dinero y poder pueden tomar y ofrecer sobornos, comprar y vender funcionarios, robar, defraudar, matar personas y tomar sus posesiones, pelear y matarse entre sí; se puede decir que usarán cualquier medio necesario. Lo que es más, la prostitución es ubicua en la sociedad de hoy y los lugares para la ramería y las drogas se pueden ver por todos lados. Los sobornos sexuales y las transacciones sexuales están en boga y las personas se adhieren al mal, estiman el mal, sin pensar que es vergonzoso, sino pensando que es glorioso. Estos también son los resultados de desarrollar la economía, haciendo de la relación entre las personas una relación de dinero. El gran dragón rojo usa esto para corromper las morales de las personas y hacer que carezcan de conciencia. El aspecto más oscuro y más reaccionario de esto es que el gran dragón rojo no reconoce que hay un Dios, sino que propaga el ateísmo para que las personas nieguen a Dios, nieguen Su soberanía, abandonen al Dios real y adoren a Satanás. Los que viven bajo el engaño y la desinformación del gran dragón rojo no creen que haya un Dios y no adoran al Dios real, sino que siguen a Satanás, estiman el mal y son retirados de la justicia para que cada vez sean más corruptos y depravados… Ahora cada vez podía ver con mayor claridad que por causa de este “modelo” del gran dragón rojo, el hombre se volvió tan corrompido y malo, sin conciencia, sin humanidad. La raíz de toda esta ruina está enteramente en el gran dragón rojo. El archicriminal que creó el mal en los corazones del hombre, las morales corruptas y la inestabilidad del mundo en la sociedad hoy es el gran dragón rojo; que el gran dragón rojo tomara el poder es la causa principal de toda la oscuridad y el mal del mundo. Si el gran dragón rojo tomara el poder por un solo día, si Satanás no es aniquilado un día, entonces la humanidad no podría vivir en la luz y el mundo nunca más conocería la paz.

Después de ver la oscuridad y el mal del gran dragón rojo y cómo corrompe y pisotea a las personas, siento aún más la santidad y la belleza de Cristo. Sólo Cristo puede salvar a la humanidad y la puede ayudar a separarse de este lugar oscuro y malvado, y sólo cuando Cristo toma el poder la luz será llevada a la humanidad. Porque sólo Dios tiene una esencia que es hermosa y buena, sólo Dios es el origen de la justicia y la luz, Dios es el único símbolo que no puede ser abrumado o violado por toda la oscuridad y el mal, sólo Dios puede cambiar la antigua fachada del mundo entero y llevar la luz a la tierra, y sólo Dios puede llevar a la humanidad a un destino maravilloso. A excepción de Dios, nadie puede cumplir esta obra y nadie puede derrotar ni aniquilar a Satanás. Justo como dice en las palabras de Dios: “En el vasto mundo han ocurrido innumerables cambios: océanos que se desbordan en los campos, campos que se desbordan en los océanos, una y otra vez. Excepto por Él, que gobierna sobre todas las cosas en el universo, nadie es capaz de guiar y dirigir a esta raza humana. No hay poderoso que trabaje o haga los preparativos para esta raza humana, y, mucho menos, hay alguien que pueda llevar a esta raza humana al destino de la luz y liberarla de las injusticias terrenales” (‘Dios es la fuente de la vida del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”). “Corregiré las injusticias del mundo humano. Llevaré a cabo Mi obra con Mis propias manos por todo el mundo, prohibiendo a Satanás que dañe otra vez a Mi pueblo, prohibiendo a los enemigos que hagan otra vez lo que les plazca. Me convertiré en Rey en la tierra y moveré allá Mi trono, haciendo que todos Mis enemigos se postren ante Mí y confiesen sus crímenes” (‘Capítulo 27’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”). Vi en las palabras de Dios Su omnipotencia y Su autoridad, vi que sólo Dios nos puede salvar a nosotros que vivimos bajo el dominio del gran dragón rojo y que hemos sido tan pisoteados por él. Por eso mi corazón anhela aún más que Cristo tome el poder y que el gran dragón rojo pronto encuentre su final.

Doy gracias al esclarecimiento de las palabras de Dios que me permitió ver el origen de la oscuridad y el mal en el mundo, que hizo surgir en mi corazón un verdadero odio por el gran dragón rojo, y que me permitió entender que sólo Cristo puede guiar al hombre a separarse de este lugar oscuro, para entrar a la luz. Sólo siguiendo a Cristo y adorando a Cristo el hombre puede separarse de la aflicción de Satanás. De hoy en adelante, deseo buscar la verdad y seguir con obediencia a Cristo, aceptar las palabras de Dios y hacerlas mi vida, deshacerme de todos los venenos del gran dragón rojo, quitarme de encima el control de la influencia del gran dragón rojo, rebelarme completamente contra el gran dragón rojo y alcanzar la salvación de Dios y que Dios me perfeccione.

Notas al pie:

1. “No biodegradable” tiene la intención de fungir como una sátira aquí, y significa que las personas son rígidas en su conocimiento, cultura y perspectiva espiritual.

2. Los “cómplices criminales” son del mismo tipo que “una banda de rufianes”.

a. Los Cuatro Libros y los Cinco Clásicos son los libros autorizados del Confucionismo en China.

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Agonía eterna

Por Huigai, China Dios Todopoderoso dice: “Todas las almas corrompidas por Satanás están bajo el control del campo de acción de este....

El significado real de rebelión contra Dios

"Hay varios tipos diferentes de rebelión contra Dios. Un tipo de rebelión es ir contra Su voluntad o ir contra Sus palabras. Otro tipo es tener un carácter arrogante, no tener a Dios en el corazón y por eso presumir y ser hostil con Dios; esta es la rebelión de la resistencia a Dios. Hay un tipo adicional, que es la rebelión de traicionar y abandonar a Dios".