Los principios de cómo tratar a los líderes y colaboradores

1. El pueblo escogido de Dios debe exaltar a Dios como grande y no admirar ni adorar a ningún líder o colaborador. Debe obedecer a Dios y obedecer la verdad en todas las cosas y no ser restringido por ninguna persona;

2. En tanto que lo que los líderes y colaboradores digan y hagan se conforme a las palabras de Dios y a la verdad, y mientras sean capaces de exaltar a Dios y dar testimonio de Dios, entonces son aptos para el uso y los debes aceptar y obedecer;

3. Si las acciones de los líderes y colaboradores no se conforman a la verdad, entonces te debes adherir a los principios y a la verdad y no ser restringido por el líder o colaborador. Hablarles con un corazón amoroso y permitirles arrepentirse.

4. Si un líder o colaborador se involucra en una mala conducta, va en contra de los arreglos de la obra y hace lo que le place, entonces debe ser expuesto, despedido o reportado a los niveles más altos.

Las palabras relevantes de Dios:

1. El hombre no debe magnificarse ni exaltarse. Debe adorar y exaltar a Dios.

[…]

8. Las personas que creen en Dios deben obedecerle y adorarle. No debes exaltar ni admirar a ninguna persona; no debes dar el primer lugar a Dios, el segundo a las personas que admiras y el tercero a ti. Ninguna persona debe tener un lugar en tu corazón y no debes considerar a las personas, particularmente a las que veneras, a la par de Dios como Sus iguales. Esto es intolerable para Él.

de ‘Los diez decretos administrativos que el pueblo escogido de Dios debe obedecer en la Era del Reino’ en “La Palabra manifestada en carne”

El estatus que las personas ocupan en vuestros corazones sigue siendo demasiado. Dad más estatus a Dios y no seáis tan irrazonables. El “templo” es de Dios en primer lugar, y no debería estar ocupado por personas.

de ‘Enfócate más en la realidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

[…] todos han dicho que considerarían la carga de Dios y defenderían el testimonio de la iglesia. Sin embargo, ¿quién ha considerado realmente la carga de Dios? Hazte esta pregunta: ¿Eres alguien que ha mostrado consideración por la carga de Dios? ¿Puedes tú practicar la justicia por Dios? ¿Puedes levantarte y hablar por Mí? ¿Puedes poner firmemente en práctica la verdad? ¿Eres lo bastante valiente para luchar contra todos los hechos de Satanás? ¿Serías capaz de arrinconar tus emociones y dejar a Satanás al descubierto por causa de Mi verdad? ¿Puedes permitir que Mi voluntad se cumpla en ti? ¿Has ofrecido tu corazón cuando llega el momento crucial? ¿Eres alguien que lleva a cabo Mi voluntad? Pregúntate a ti mismo y piensa a menudo en ello. Los regalos de Satanás están en tu interior y tú eres el culpable de ello, ya que no entiendes a las personas y eres incapaz de reconocer el veneno de Satanás; […]

de ‘Capítulo 13’ en “La Palabra manifestada en carne”

Comunión del hombre:

8 Las diez verdades que se deben practicar para tratar correctamente a los líderes y colaboradores de todos los niveles

1) No podemos confiar en nuestra imaginación para hacer una exigencia demasiado elevada a los líderes y colaboradores de todos los niveles; siempre y cuando ellos tengan la obra del Espíritu Santo y la verdad y la realidad, los debemos obedecer.

2) En tanto que los líderes y colaboradores cumplan con sus deberes de acuerdo con los arreglos de la obra y no repriman al pueblo escogido de Dios, los debemos apoyar y debemos coordinar con ellos.

3) En tanto que los líderes y colaboradores cumplan con sus deberes normalmente y mantengan la obra de Dios, los debemos ayudar y apoyar.

4) En tanto que todo lo que los líderes y colaboradores hagan se conforme con la verdad, plasme su amor por el pueblo escogido de Dios y beneficie nuestros deberes, entonces debemos obedecer.

5) Si se descubre que los líderes y colaboradores han violado temporalmente la verdad o han puesto al descubierto su corrupción, no los debemos condenar sino que debemos comunicar la verdad para resolver el problema.

6) No nos debemos aferrar a las transgresiones momentáneas de los líderes y colaboradores y armar un gran escándalo, causar daño maliciosamente y definirlos como culpables; debemos tratar a las personas con justicia.

7) Si la experiencia de los líderes y colaboradores es superficial y su trabajo inefectivo, pero su humanidad es buena y son capaces de buscar la verdad, entonces debemos ayudarlos y apoyarlos con un corazón amoroso.

8) Si los líderes y colaboradores tienen transgresiones momentáneas o corrupciones reveladas, pero el camino que están caminando es el correcto y su humanidad es buena, deben ser tratados correctamente.

9) En cuanto a esos falsos líderes y falsos colaboradores con humanidad venenosa que nunca practican la verdad, no se les debe permitir pasar inadvertidos; deben ser expuestos, reportados y rechazados.

10) En cuanto a esos falsos líderes y anticristos que no tienen absolutamente nada de la obra del Espíritu Santo, pero que aún pueden reprimir a las personas y hacer múltiples actos de maldad, deben ser completamente expuestos y vetados.

de ‘Las cien verdades que se deben practicar para llevar las palabras de Dios a la vida real’ en “Provisión para la vi a: Recopilación de sermones”

El pueblo escogido de Dios debe tratar a los colaboradores y líderes en todos los niveles de la iglesia de una manera que se base en la verdad y en los principios. Debe ofrecer apoyo, protección y cooperación a los colaboradores y líderes que estén de acuerdo con la voluntad de Dios, pueden resolver problemas y hacer cosas para los escogidos de Dios. Deben ser pacientes y ayudar a aquellos que buscan la verdad y tienen la obra del Espíritu Santo, pero que pueden haber transgredido y no haber logrado buenos resultados en su trabajo. Los escogidos de Dios también los pueden criticar, así como podar y tratar con ellos, pero no se les permite acusarlos ni incriminarlos, ni deben expulsarlos ni despedirlos irresponsablemente. Deben actuar con base en la verdad y de acuerdo con el principio. Y nunca deben tratar con los líderes y colaboradores que no hayan perdido completamente la obra del Espíritu Santo y que todavía puedan hacer algún trabajo práctico, como falsos líderes y falsos colaboradores. Sólo deben ofrecer amorosa paciencia, ayuda y apoyo. Esta es la responsabilidad del pueblo escogido de Dios. En cuanto a los líderes y colaboradores que no buscan la verdad ni desean arrepentirse, que descuidan sus deberes y actúan imprudentemente, deben ser despedidos y expulsados. Sólo por medio de estas prácticas se puede proteger la obra de Dios y el testimonio de la iglesia y esto es beneficioso para llevar a cabo la voluntad de Dios.

de La comunión de los de arriba

Anterior: Los principios de cómo tratar a las personas que buscan la verdad y que tienen la obra del Espíritu Santo

Siguiente: Los principios de reportar a los líderes y colaboradores

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro