La Palabra de Dios | La diferencia entre el ministerio del Dios encarnado y el deber del hombre

2165 |28 Ene 2020

Dios Todopoderoso dice: “Ya sea que el Dios encarnado hable, obre o manifieste maravillas, Él está realizando una gran obra dentro de Su gestión y tal obra no la puede hacer el hombre en Su lugar. La obra del hombre sólo es cumplir con su deber como ser creado en una etapa dada de la obra de gestión de Dios. Sin tal gestión, es decir, si el ministerio de Dios encarnado se perdiera, también se perdería el deber de un ser creado. La obra de Dios al llevar a cabo Su ministerio es gestionar al hombre, mientras que el hombre cumpliendo con su deber es el desempeño de sus propias obligaciones para satisfacer las demandas del Creador y, de ninguna manera, se puede considerar que está cumpliendo con su ministerio. Para la esencia inherente de Dios, es decir, Su Espíritu, la obra de Dios es Su gestión, pero para Dios encarnado, que lleva puesta la forma externa de un ser creado, Su obra es el llevar a cabo Su ministerio. Cualquiera que sea la obra que Él haga, es para llevar a cabo Su ministerio, y el hombre sólo puede hacer lo mejor que pueda dentro del alcance de Su gestión y bajo Su liderazgo”.

Recomendación:

La Palabra de Dios | Acerca de los apelativos y la identidad (Parte 2)

https://es.godfootsteps.org/videos/concerning-appellations-and-identity-word-2.html

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Deja un comentario

Compartir

Cancelar