288 ¿Para qué son las intenciones del hombre?

I

La gente se muestra amable y es egoísta

al llevar a la iglesia a niños y a parientes que no creen.

Recalcan sólo amor, sin importarles si ellos creen,

o si este acto es la voluntad de Dios.

Algunos llevan a su esposa o padres ante Dios.

Sin importarles si el Espíritu Santo concuerda,

o si el Espíritu Santo lleva a cabo Su obra,

ciegamente “adoptan gente talentosa” para Dios.

¿Qué intención tiene realmente la gente?

¿No es acaso complacer sus propios planes egoístas?

¿Es realmente para la gestión y la obra de Dios?

¿Es para cumplir el deber de un ser?

II

La intención y el fervor del hombre vienen de Satanás,

y no pueden completar la obra del Espíritu Santo.

No importa qué tipo de persona uno sea,

uno debe tener la obra del Espíritu Santo.

¿Puede una persona completar a otra persona?

¿Por qué un marido ama a su esposa y viceversa?

¿Por qué los niños obedecen a sus padres?

¿Y por qué los padres miman a sus hijos?

¿Qué intención tiene realmente la gente?

¿No es acaso complacer sus propios planes egoístas?

¿Es realmente para la gestión y la obra de Dios?

¿Es para cumplir el deber de un ser?

III

¿De qué sirve tu buena intención con los que no creen?

Incluso si se esfuerzan por seguir a Dios,

no pueden salvarse como uno cree.

Los que se salvarán no son tan fáciles de ganar.

¿Qué intención tiene realmente la gente?

¿No es acaso complacer sus propios planes egoístas?

¿Es realmente para la gestión y la obra de Dios?

¿Es para cumplir el deber de un ser?


Adaptado de ‘Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 287 El hombre se salva cuando se libra de la influencia de Satanás

Siguiente : 289 La consecuencia para aquellos que sirven a Dios pero lo desafían

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

86. Mi arrogancia fue curada

A través del sucesivo juicio y castigo de Dios Todopoderoso, mi carácter arrogante fue cambiando gradualmente. Pude convertirme en una persona discreta, pude escuchar pacientemente a los demás hablar, y pude tomar en cuenta las sugerencias de otros. Pude solicitar las opiniones de los hermanos y hermanas sobre algunos temas, y colaborar armoniosamente con ellos.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro