App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Testigos por Cristo de los últimos días

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

25. ¿Cuál es la obra del Espíritu Santo? ¿Cómo se manifiesta la obra del Espíritu Santo?

Palabras relevantes de Dios:

Cuando el Espíritu Santo obra, las personas pueden entrar de un modo activo; no son pasivas ni son forzadas, sino que son proactivas. Cuando el Espíritu Santo obra, las personas están contentas y preparadas y están dispuestas a obedecer y son felices de humillarse, y aunque sufran y sean frágiles por dentro, tienen la determinación de cooperar, sufren voluntariamente, pueden obedecer y la voluntad humana no las contamina, el pensamiento del hombre no las pervierte y ciertamente los deseos y motivaciones del hombre no las corrompen. Cuando las personas experimentan la obra del Espíritu Santo son especialmente santas por dentro. Aquellos que poseen la obra del Espíritu Santo viven el amor a Dios, el amor a sus hermanos y hermanas y se deleitan en las cosas que deleitan a Dios y aborrecen las cosas que Dios aborrece. Las personas a las que toca la obra del Espíritu Santo tienen una humanidad normal y poseen una humanidad y constantemente buscan la verdad. Cuando el Espíritu Santo obra dentro de las personas, sus condiciones se vuelven cada vez mejores y su humanidad se vuelve más y más normal y, aunque algo de su cooperación pueda ser imprudente, sus motivos son correctos, su entrada es positiva, no tratan de interrumpir y no hay malevolencia dentro de ellas. […] Si en sus vidas diarias las personas están en un estado positivo y tienen una vida espiritual normal, poseen la obra del Espíritu Santo. En tal estado, cuando comen y beben las palabras de Dios, tienen fe, cuando oran están inspiradas, cuando algo les pasa no están pasivas y, a medida que esto les pasa, pueden ver las lecciones que Dios les exige que aprendan y no son pasivas ni débiles y, aunque tengan dificultades reales, están dispuestas a obedecer todos los arreglos de Dios.

de ‘La obra del Espíritu Santo y la obra de Satanás’ en “La Palabra manifestada en carne”

La obra del Espíritu Santo esclarece a las personas: por lo general les da un conocimiento de la obra de Dios y de su verdadera entrada y de su verdadero estado, y también les da la resolución, les permite entender el designio entusiasta que Dios tiene y Sus exigencias para el hombre hoy, les da la resolución de abrir cada camino. Incluso cuando las personas sufran derramamiento de sangre y sacrificio, deben actuar para Dios, e incluso cuando se encuentren con la persecución y la adversidad, deben seguir amando a Dios y no tener pesares, y deben mantenerse firme en el testimonio de Dios. Tal resolución son las inspiraciones del Espíritu Santo y la obra del Espíritu Santo, pero debes saber que tales inspiraciones no son posesión tuya cada momento que pasa. En ocasiones, puedes sentirte extremadamente conmovido e inspirado en las reuniones, y alabas y danzas de una forma extraordinaria. Sientes que posees un entendimiento increíble de lo que otros están comunicando en comunión, te sientes por completo nuevo en tu interior y tu corazón lo tiene todo perfectamente claro, sin sensación de vacío. Todo esto pertenece a la obra del Espíritu Santo. Si eres un líder, y el Espíritu Santo te proporciona un esclarecimiento y una iluminación excepcionales cuando bajas a la iglesia a trabajar, y hace que seas formal, responsable y serio, de uno modo increíble, en tu trabajo, esto pertenece a la obra del Espíritu Santo.

de ‘Práctica (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

A veces, cuando estás disfrutando las palabras de Dios, tu espíritu es tocado y sientes que no puedes dejar de amar a Dios, que hay una gran fuerza dentro de ti y que no hay nada que no puedas desechar. Si te sientes así, entonces el Espíritu de Dios te ha tocado y tu corazón se ha vuelto por completo a Dios y vas a orar a Dios y le vas a decir: “¡Oh Dios! Tú realmente nos has predestinado y escogido. Tu gloria me llena de orgullo y para mí es glorioso ser uno de Tu pueblo. Voy a erogar todo y dar todo para cumplir Tu voluntad y te voy a dedicar todos mis años y toda una vida de esfuerzos”. Cuando oras de esta manera, en tu corazón habrá un amor que no tiene fin y una obediencia verdadera hacia Dios. ¿Alguna vez has tenido una experiencia como esta? Si el Espíritu de Dios toca a las personas con frecuencia, entonces están especialmente dispuestas a consagrarse a Dios en sus oraciones: “¡Oh Dios! Quiero contemplar Tu día de gloria y quiero vivir para Ti, nada es más valioso o importante que vivir para Ti y no tengo el más mínimo deseo de vivir para Satanás y la carne. Me levantaste cuando me capacitaste para vivir para Ti hoy”. Cuando hayas orado de esta manera, vas a sentir que no puedes dejar de darle tu corazón a Dios, que debes ganar a Dios y que odiarías morirte sin haber ganado a Dios mientras estás vivo. Después de haber orado tal oración, habrá dentro de ti una fuerza inagotable que no sabrás de dónde proviene; dentro de ti habrá un poder sin límite y tendrás un gran sentimiento de que Dios es maravilloso y que es digno de que lo ames. Así será cuando Dios te haya tocado. Todos los que han tenido esa experiencia es porque Dios los ha tocado. Para aquellos a quienes Dios toca con frecuencia, en sus vidas ocurren los cambios, pueden tomar su resolución, están dispuestos a ganar por completo a Dios, el amor por Dios en sus corazones es más fuerte, sus corazones se han vuelto por completo a Dios, no tienen en cuenta a la familia, el mundo, las complicaciones o su futuro y están dispuestos a dedicarle a Dios una vida de esfuerzos. A todos aquellos a quienes el Espíritu de Dios ha tocado son los que están en busca de la verdad y que tienen la esperanza de que Dios los perfeccione.

de ‘Conoce la nueva obra de Dios y sigue las pisadas de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Puedes ser necio y puede no haber diferenciación dentro de ti, pero el Espíritu Santo sólo tiene que trabajar para que haya fe en ti, para que tú siempre sientas que no puedes amar lo suficiente a Dios, para que estés dispuesto a cooperar no importa qué tan grandes sean las dificultades venideras. Te pasarán cosas y no te quedará claro si vienen de Dios o de Satanás, pero podrás esperar y no serás ni pasivo ni negligente. Esta es la obra normal del Espíritu Santo. Cuando el Espíritu Santo obra dentro de ellas, las personas todavía encuentran dificultades reales, a veces lloran y a veces hay cosas que no pueden vencer, pero todo esto es una etapa de la obra ordinaria del Espíritu Santo. Aunque no venzan esas cosas y aunque en el momento sean débiles y se quejen, después pueden seguir amando a Dios con una fe incondicional. Su pasividad no puede detener que tengan experiencias normales y sin importar lo que las otras personas les digan, y cómo las ataquen, todavía pueden amar a Dios. Durante la oración, siempre sienten que solían estar tan en deuda con Dios y cuando otra vez se encuentren con esas cosas resuelven satisfacer a Dios y renunciar a la carne. Esta fortaleza muestra que la obra del Espíritu Santo está dentro de ellas […].

de ‘La obra del Espíritu Santo y la obra de Satanás’ en “La Palabra manifestada en carne”

Si se trata de la obra del Espíritu Santo, el hombre se hace cada vez más normal, y su humanidad se vuelve cada vez más normal. El hombre tiene un conocimiento cada vez mayor de su carácter, que ha sido corrompido por Satanás, y de la esencia del hombre, y él tiene un anhelo cada vez creciente por la verdad. Es decir, la vida del hombre crece y crece, y el carácter corrupto del hombre llega a ser capaz de más y más cambios, todo lo cual es el significado de Dios que se convierte en la vida del hombre.

de ‘Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Las personas que tienen la verdad son aquellas que, en sus experiencias reales, pueden mantenerse firmes en su testimonio, en su posición, permanecer en el lado de Dios, sin retirarse nunca, y pueden tener una relación normal con las personas que aman a Dios, que, cuando les acontecen cosas, son capaces de obedecer totalmente a Dios y pueden hacerlo hasta la muerte. Tu práctica y tus revelaciones en la vida real son el testimonio de Dios, forman parte del vivir del hombre y del testimonio de Dios, y esto es disfrutar verdaderamente de Su amor; cuando hayas experimentado hasta este punto, el efecto esperado sería alcanzado. Estarás poseido de vivir realmente y cada una de tus acciones será vista por otros con admiración. Tu apariencia es ordinaria, pero vives una vida de piedad total, y cuando comunicas las palabras de Dios, eres guiado y esclarecido por Él. Eres capaz de transmitir la voluntad de Dios a través de tus palabras, de comunicar la realidad, y entiendes mucho sobre servir en espíritu. Hablas con sinceridad, eres decente y recto; no buscas confrontaciones y eres decoroso; eres capaz de obedecer los arreglos de Dios y de mantenerte firme en tu testimonio cuando te ocurren cosas, y te sientes tranquilo y sereno, independientemente de aquello con lo que estés lidiando. Este tipo de persona en verdad ha visto el amor de Dios. Algunas personas aún son jóvenes, pero actúan como si fueran de mediana edad; son maduras, poseen la verdad y otros las admiran. Estas son las personas que tienen testimonio, y que son la manifestación de Dios. Es decir, cuando hayan experimentado hasta cierto punto, tendrán en su interior una percepción de Él y, por tanto, su carácter externo también se estabilizará.

de ‘Los que aman a Dios vivirán siempre en Su luz’ en “La Palabra manifestada en carne”

Comunión del hombre:

Cuando oramos a Dios, cuando disfrutamos de la obra del Espíritu Santo, nuestros corazones están especialmente tranquilos, felicies y sienten gozo. ¿Por qué es tan agradable cuando oramos a Dios y recibimos la obra del Espíritu Santo? ¿Cómo puede ser esto? Esto es un misterio. La obra de Dios y Sus palabras tratan de despertar el espíritu dentro de las personas, para que nuestro espíritu otra vez cobre vida y pueda escuchar la voz del Creador. Es agradable para las personas cuando el Espíritu Santo dentro de ellas escucha la voz del Creador. Es como un huérfano que se encuentra con sus padres otra vez; es tanto reconfortante como feliz. Las personas pueden sentir esto. En el pasado, todas las personas buscaban la felicidad, la buscaron hasta el final, pero no encontraron ninguna respuesta. Cuando nosotros, lo que creemos en Dios, disfrutamos a Dios, es decir, cuando disfrutamos la presencia de Dios, disfrutamos la obra del Espíritu Santo y, especialmente, cuando disfrutamos el esclarecimiento del Espíritu Santo por medio de comer y beber las palabras de Dios, nuestros corazones son liberados, son puestos en libertad. Esto es particularmente agradable y es algo que muchas personas que creen en Dios han experimentado y saboreado.

de ‘La importancia de conocer a Dios y la manera de conocer a Dios’ en “Sermones y enseñanza acerca de la entrada a la vida (I)”

Si realmente tienes la obra del Espíritu Santo, serás capaz de experimentar el juicio y castigo de Dios cuando leas las palabras de Dios. Serás capaz de alcanzar este resultado positivo. Algunas personas ya han experimentado esto y cuanto más leen las palabras de Dios, más piensan que estas palabras están hablando de ellos. “Eh, estas palabras están hablando de mí, exactamente; están hablando de cosas que están en lo profundo en mi corazón”. Ellas están totalmente convencidas, no pueden esperar echarse al suelo y orar: “Dios, estas palabras son acerca de mí, hablan de cosas en lo profundo de mi corazón, golpean mi punto más vulnerable”. Aunque hay dolor en esto, después serán llenadas de consuelo y ponderarán estas palabras: ¿Cómo puedo conocer mi propia corrupción? ¿Cómo se crea esta clase de corrupción? ¿Cómo se puede tratar esta clase de corrupción? ¿Qué clase de verdades tengo que conocer para tratarla? ¿En el futuro habrá esta clase de rebeldía y resistencia? ¿Cómo se puede terminar esta naturaleza satánica? Durante el juicio y castigo de Dios las personas comienzan a realizarse esta clase de autoexamen. Si las personas siempre experimentan y aceptan las palabras de Dios acerca del juicio y castigo de esta manera, su vida crecerá rápidamente.

de ‘Sólo obedeciendo la obra de Dios se puede ser salvado’ en “Sermones y enseñanza acerca de la entrada a la vida (I)”

Siempre y cuando busques conocerte y buscar la verdad, el Espíritu Santo obrará en ti. Aunque no sientas cómo obra el Espíritu Santo, tendrás más entendimiento de la verdad y de ti mismo basado en la palabra de Dios; bueno, eso es lo que hace que la obra del Espíritu Santo sea tan maravillosa. En absoluto es sobrenatural en la manera en la que te ayuda a entenderte a ti mismo y a la verdad. ¿No veis que Dios es todopoderoso? ¿No es maravilloso Dios? Así de maravillosa es la obra del Espíritu Santo. Por fuera, no sabes cómo el Espíritu Santo lleva a cabo Su obra. Si la has experimentado por un breve periodo de tiempo, básicamente no entiendes. Sin embargo, después de experimentarla por un periodo de tiempo más largo, te verás cambiar. Tu perspectiva sobre los asuntos cambiará. Tu conocimiento de la palabra de Dios cambiará y progresará. Tendrás crecimiento y entrada cuando se trate de la verdad. El conocimiento de tu corrupción será cada vez más profundo y más cercano a la esencia. Estos son los frutos de la obra del Espíritu Santo.

de ‘Conocer la obra del Espíritu Santo es de suma importancia para la salvación del hombre’ en “Sermones y enseñanza acerca de la entrada a la vida (II)”

Anterior: ¿Qué quiere decir “dejar todo atrás y seguir a Dios”?

Siguiente: ¿Por qué no salva Dios a las personas en las que los espíritus malvados obran y a las que son poseídas por los demonios?

También podría gustarte