Pregunta 25: Dais testimonio de que el Señor Jesús ya ha regresado como Dios Todopoderoso, que Él expresa toda la verdad que les permitirá a las personas alcanzar la purificación y ser salvadas, y que Él actualmente está llevando a cabo la obra de juicio comenzando con la casa de Dios, pero nosotros no nos atrevemos a aceptar esto. Esto se debe a que los pastores y ancianos religiosos con frecuencia nos instruyen que todas las palabras y la obra de Dios están registradas en la Biblia, que no puede haber otras palabras ni obra de Dios fuera de la Biblia, que todo lo que va en contra o más allá de la Biblia es herejía. No tenemos discernimiento esto, ¿nos lo podéis explicar?

Respuesta:

¿Acaso este tipo de punto de vista de la comunidad religiosa se basa en las palabras de Dios? No se basa en las palabras de Dios; ocurrió enteramente como resultado de una equivocada interpretación de la Biblia. La Biblia da testimonio de las dos primeras etapas de la obra de Dios; esto es cierto. Sin embargo, lo que está registrado en la Biblia no incluye todas las palabras que Dios habló en las dos etapas de Su obra ni todo el testimonio relacionado con Su obra. Lo que está registrado en La Biblia es limitado. Debido a omisiones y disputas entre los recopiladores de la Biblia, algunas de las predicciones de los profetas y testimonios de las experiencias de los apóstoles quedaron fuera; esto es un hecho reconocido. ¿Cómo, entonces, se puede decir que, al margen de la Biblia, no hay otros registros o testimonios relacionados con la obra de Dios ni testimonios de las experiencias de los hombres? Esas profecías y epístolas faltantes, ¿estaban todas mezcladas con la voluntad humana? El Señor Jesús no sólo dijo las palabras registradas en el Nuevo Testamento; algunas de Sus declaraciones y parte de Su obra no se escribieron ahí. ¿No debieron ser registradas en la Biblia estas declaraciones y obra? La Biblia no se compiló bajo la dirección de Dios mismo, sino conjuntamente por muchas personas a Su servicio. Inevitablemente, los desacuerdos y las omisiones debían haber ocurrido o algunos problemas debían haber surgido. Incluso las personas en los tiempos modernos tienen diversas interpretaciones y puntos de vista de la Biblia. Las personas deben respetar los hechos, así que, no se puede decir que las declaraciones y la obra de Dios no existen fuera de la Biblia; esto no estaría de acuerdo con los hechos. Originalmente, la Biblia consistía sólo del Antiguo Testamento. Nada de lo que el Señor dijo mientras llevaba a cabo Su obra de redención se puede encontrar en el Antiguo Testamento; como tal, ¿estuvieron las expresiones y obra redentora del Señor Jesús dentro de la Biblia de entonces o fuera de ella? Las personas no entienden los hechos reales y no tienen absolutamente ninguna idea de que cada vez que Dios terminó una etapa de Su obra, sólo entonces esos hechos se harían realidad y se pondrían por escrito en la Biblia. ¡Discutir que no hay registro fuera de la Biblia de las declaraciones y de la obra de Dios es algo arbitrario y absurdo! Tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento, fueron producidos cada uno después de que Dios hubo completado una etapa de Su obra, pero después del surgimiento de la Biblia, nadie sabía qué obra adicional haría Dios o qué palabras adicionales Él pronunciaría; esto es un hecho. Los humanos simplemente no están calificados para delimitar la Biblia de esta manera o delimitar a Dios basados en lo que está escrito en ella. En este aspecto, todos hemos visto claramente cuánto la humanidad corrupta se ha vuelto genuinamente arrogante, santurrona e irracional; cuando se enfrenta con la verdad, incluso se atreve a sacar conclusiones de manera imprudente. ¿Acaso no es esto una repetición del error cometido por los principales sacerdotes, escribas y fariseos judíos cuando usaron la Biblia para resistirse a Dios? Por lo tanto, no podemos creer en Dios, seguirlo o investigar el camino verdadero, totalmente basados en la Biblia, porque sólo se puede usar como referencia. Lo más importante es que debemos basar nuestras decisiones en si la obra del Espíritu Santo está o no presente y si la verdad está o no presente; sólo este fundamento es exacto y sólo entonces podemos tomar la decisión correcta. Por lo tanto, afirmaciones como: “Cualquier cosa que vaya en contra o más allá de la Biblia, es una herejía y una falacia”, realmente son inapropiadas. En la Era de la Gracia, los principales sacerdotes, escribas y fariseos judíos basaron su condena al Señor Jesús sobre la Biblia y lo clavaron en la cruz; acto que ofendió el carácter de Dios e hizo que fueran castigados y maldecidos. Todo esto fue la consecuencia de creer en la Biblia e idolatrarla a ciegas y de rechazar a Cristo. Podría yo preguntar: ¿se conformó la obra de redención del Señor Jesús a la Biblia o no? Dos mil años después de que el Señor Jesús terminara Su obra redentora, Dios Todopoderoso ha venido a hacer la obra de juicio en los últimos días; ¿está esto alineado con el contenido del Nuevo Testamento? Los círculos religiosos siempre usan la Biblia para delimitar la obra de Dios; ¡esto es tan ridículo y absurdo! En apariencia, ellos parecen respetar la Biblia, pero todo lo que en realidad están haciendo es tratando de proteger su estatus y mantener su control. No están buscando genuinamente la verdad; la senda que están caminando es en realidad la del anticristo. De esto es evidente que usar la Biblia como base para juzgar el camino verdadero y de estudiar la obra de Dios es erróneo; la única manera precisa y correcta para afirmar si es o no el camino verdadero o la obra de Dios, es basar nuestra determinación en si la obra del Espíritu Santo y la verdad están presentes. Por lo tanto, es incorrecto decir que al margen de los que están en la Biblia, no existen otras declaraciones u obra de Dios; tal afirmación es verdaderamente una falacia.

de La comunión de los de arriba

En la religión, aquellos que creen en el Señor piensan que toda palabra y obra de Dios está contenida en la Biblia. La salvación de Dios está completa en la Biblia, y no hay palabra u obra de Dios fuera de la Biblia. La fe en el Señor se basa en la Biblia y en aferrarse a ella. Mientras no abandonemos la Biblia, cuando el Señor venga seremos llevados al reino de los cielos. Tal punto de vista se ajustaría a las ideas e imaginaciones de la gente, ¿pero se basa en las palabras del Señor Jesús? ¿Podéis garantizar que se ajusta a la verdad? El Señor Jesús jamás ha dicho que todas las palabras y obras de Dios estén registradas en la Biblia, que no hay palabra y obra de Dios fuera de la Biblia. Esto es cierto. Todos aquellos que entienden la Biblia saben que ésta fue elaborada por los seres humanos muchos años después de la obra de Dios. Primero vino la obra de Dios, y después la Biblia. En otras palabras, cada vez que Dios completaba una etapa de Su obra, aquellos que experimentaban la obra de Dios registraban por escrito la palabra de Dios y la obra de aquel tiempo, y las personas recopilaron estos registros para conformar la Biblia. Cuando pensamos en ello, ¿cómo puede la obra que Dios aún no ha realizado ser recopilada con antelación en la Biblia? La obra del juicio de Dios de los últimos días, en concreto, no pudo haberse registrado en la Biblia. El Nuevo y el Antiguo Testamento han formado parte de la Biblia desde hace casi 2000 años. Dios Todopoderoso apenas acaba de empezar Su obra del juicio de los últimos días. Por consiguiente, es imposible que la palabra y la obra de Dios en los últimos días se hayan registrado en la Biblia hace miles de años. ¿No es un hecho? En los últimos días, Dios Todopoderoso ha llevado a cabo la obra del juicio empezando por la casa de Dios, expresando varios millones de palabras. Estas palabras son todas verdades que purifican y salvan a la humanidad, y son el camino a la vida eterna traídas por Cristo de los últimos días. Ya se han recopilado en la Biblia de la Era del Reino. “La Palabra manifestada en carne”. Aunque las verdades expresadas por Dios Todopoderoso no se registraron con antelación en la Biblia, estas han cumplido totalmente las profecías del Señor Jesús: “Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir” (Juan 16:12-13). “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 2:7). La verdad expresada por Dios Todopoderoso ha verificado por completo que Dios Todopoderoso es la encarnación del Espíritu de la verdad, Él es Dios encarnado. Todas las palabras expresadas por Dios Todopoderoso, es decir, las expresiones del Espíritu de la verdad en los últimos días, son palabras del Espíritu Santo a las Iglesias. ¿Acaso nos atrevemos a decir que estas no son las palabras de Dios? ¿Nos atrevemos a negarlo? Si vemos la realidad de Dios que habla y obra en los últimos días, ¿diríamos aún que todas las palabras de Dios están registradas en la Biblia y que no hay palabra u obra de Dios fuera de la Biblia? No entendemos la historia interior de cómo se formó la Biblia. No conocemos el hecho de que la Biblia se formó sólo después de que Dios completara cada etapa de Su obra, y aun así sacamos conclusiones arbitrarias y determinamos que no hay palabra u obra de Dios fuera de la Biblia. ¿No somos bastante absurdos y arbitrarios?

Si no entendemos cómo se formó la Biblia y su historia interna, puede ser muy fácil desviarse del camino de la fe en Dios. De hecho, durante las dos etapas de la obra de Dios en la Era de la Ley y la Era de la Gracia, no todas las palabras expresadas por Dios quedaron registradas en la Biblia. Por ejemplo, en la Era de la Ley, hubo algunos profetas cuyas profecías no se recogieron en la Biblia. Es un hecho que probablemente conozcan unos cuantos hermanos y hermanas. En la Era de la Gracia, hubo incluso más palabras pronunciadas por el Señor Jesús. Pero las palabras registradas en la Biblia son demasiado limitadas. Pensad un poco. El Señor Jesús predicó en la tierra durante tres años y medio. ¿Cuántas palabras habrá pronunciado cada día? ¿Cuántas palabras habrá pronunciado en cada sermón? El Señor Jesús pronunció muchos sermones y palabras en esos tres años y medio. Nadie puede calcularlo. Tal y como afirmó el Apóstol Juan: “Y hay también muchas otras cosas que Jesús hizo, que si se escribieran en detalle, pienso que ni aun el mundo mismo podría contener los libros que se escribirían” (Juan 21:25). Observemos ahora los Cuatro Evangelios del Nuevo Testamento. ¡Las palabras del Señor Jesús registradas en ellos son demasiado limitadas! ¡Son sólo la punta del iceberg! Si el Señor Jesús tan sólo hubiese pronunciado esas pocas palabras de los Cuatro Evangelios durante esos tres años y medio, ¿cómo habría podido Él conquistar a la gente que lo seguía en esa época? ¿Cómo habría podido la obra del Señor Jesús conmocionar toda Judea? Por eso, es cierto que las palabras de Dios registradas en la Biblia contienen sólo una parte muy limitada, y desde luego no todas las palabras pronunciadas por Dios durante Su obra. ¡Es un hecho que nadie puede negar! Todos sabemos que Dios es el Señor de la creación, el origen de la vida humana, el manantial de agua de vida que nunca se seca. La riqueza de Dios es un suministro inagotable y siempre está lista para su uso, mientras que la Biblia es un mero registro de las dos primeras etapas de la obra de Dios. La cantidad de las palabras de Dios recogidas en ella es demasiado limitada. Son como una gota en el mar de la vida de Dios. ¿Cómo pudimos delimitar la palabra y obra exclusivamente a la Biblia? Es como si Dios sólo pudiera decir esas palabras limitadas en la Biblia. ¿No es esto delimitar, denigrar y blasfemar a Dios? Por consiguiente, delimitamos toda la palabra y obra de Dios a la Biblia y pensamos que no hay palabra y obra de Dios fuera de la Biblia, ¡esto es un grave error!

A continuación, leamos algunos pasajes de las palabras de Dios Todopoderoso, y tendremos aún más claro este aspecto de la verdad. Dios Todopoderoso dice: “Todo lo que se registra en la Biblia es limitado e incapaz de representar toda la obra de Dios. Los Cuatro Evangelios tienen en total menos de cien capítulos, con un número limitado de sucesos como la maldición que Jesús hizo de la higuera, las tres negaciones de Pedro respecto al Señor, la aparición de Jesús a los discípulos después de Su crucifixión y resurrección, enseñanza sobre el ayuno, la oración, el divorcio, el nacimiento y la genealogía de Jesús, la elección de los discípulos por Jesús, etc. Sin embargo, el hombre los valora como tesoros, verificando incluso la obra actual frente a ellos. Creen incluso que Jesús sólo hizo eso en el tiempo posterior a Su nacimiento. Es como si creyeran que Dios sólo puede hacer eso, que no puede haber más obra adicional. ¿No es esto absurdo?” (‘El misterio de la encarnación (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Si deseas ver la obra de la Era de la Ley, y cómo siguieron los israelitas el camino de Jehová, debes leer el Antiguo Testamento; si deseas entender la obra de la Era de la Gracia, debes leer el Nuevo Testamento. ¿Pero cómo ves la obra de los últimos días? Debes aceptar el liderazgo del Dios de hoy, y entrar en la obra de hoy, porque esta es la nueva obra, y nadie la ha registrado anteriormente en la Biblia. […] La obra de hoy es una senda por la que el hombre nunca ha caminado, y que nadie ha visto jamás. Es una obra que nunca se ha hecho antes; es la obra más reciente de Dios en la tierra. […] ¿Quién podría haber registrado cada pedazo de la obra de hoy, sin omisión, de antemano? ¿Quién podría registrar esta obra más poderosa y sabia, que desafía a las convenciones en el viejo libro enmohecido? La obra de hoy no es historia, y como tal, si deseas caminar por la nueva senda de hoy, debes salir de la Biblia, ir más allá de los libros de profecía o historia en ella. Sólo entonces serás capaz de caminar por la nueva senda apropiadamente, y sólo entonces serás capaz de entrar en la nueva esfera y en la nueva obra” (‘Relativo a la Biblia (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Después de todo, ¿quién es más grande: Dios o la Biblia? ¿Por qué debe ser la obra de Dios acorde con la Biblia? ¿Podría ser que Dios mismo no tuviera derecho de sobrepasar la Biblia? ¿No puede salirse Dios de la Biblia y hacer otra obra? ¿Por qué no guardaban el día de reposo Jesús y Sus discípulos? Si debía guardar el día de reposo y practicar según los mandamientos del Antiguo Testamento, ¿por qué no lo hizo Jesús después de venir, sino que en su lugar lavó pies, cubrió cabezas, partió pan y bebió vino? ¿No está todo esto ausente de los mandamientos del Antiguo Testamento? Si Jesús honraba el Antiguo Testamento, ¿por qué desafió estas doctrinas? Deberías saber qué vino primero, ¡Dios o la Biblia! Si era el Señor del día de reposo, ¿no podría ser también el de la Biblia?” (‘Relativo a la Biblia (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”).

El hecho que estoy explicando aquí es este: lo que Dios es y tiene es inagotable e ilimitado por siempre. Dios es la fuente de la vida y de todas las cosas. Dios no puede ser dimensionado por ningún ser creado. Por último, debo todavía recordar a todos: no delimitéis otra vez a Dios en libros, palabras o en Sus declaraciones pasadas. Hay una sola palabra para la característica de la obra de Dios: nueva. A Él no le gusta tomar caminos antiguos o repetir Su obra, y mucho menos quiere que la gente lo adore mientras que lo delimita a un cierto ámbito. Este es el carácter de Dios” (‘Epílogo’ en “La Palabra manifestada en carne”).

de “Preguntas y respuestas clásicas sobre el Evangelio del Reino Selecciones”

Anterior : Pregunta 24: Dais testimonio de que Dios Todopoderoso es Dios encarnado quien actualmente está llevando a cabo Su obra de juicio en los últimos días, pero los pastores y ancianos religiosos dicen que la obra de Dios Todopoderoso es en realidad la obra del ser humano y, además de eso, muchas personas que no creen en el Señor Jesús también dicen que el cristianismo en sí es solamente una creencia en un hombre. Todavía no podemos discernir cuál exactamente es la diferencia entre la obra de Dios y la obra del hombre, así que por favor habladnos esto.

Siguiente : Pregunta 26: Los pastores y ancianos religiosos sostienen las palabras de Pablo en la Biblia: “Toda Escritura es inspirada por Dios” (2 Timoteo 3:16), creyendo que todo en la Biblia son palabras de Dios. Pero vosotros decís que la Biblia no está completamente compuesta por las palabras de Dios, así que ¿de qué se trata todo esto?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

¿Qué es verdadero arrebatamiento?

"Como cientos de millones de otros seguidores del Señor Jesucristo, nosotros acatamos las leyes y los mandamientos de la Biblia, gozamos la abundante gracia del Señor Jesucristo y nos reunimos, oramos, alabamos y servimos en el nombre del Señor Jesucristo, y todo esto lo hacemos bajo el cuidado y la protección del Señor".

Dios se ha encarnado en China en los últimos días; ¿qué base hay para esto en las profecías de la Biblia y en las palabras de Dios?

En muchos lugares, Dios ha profetizado ganar a un grupo de vencedores en la tierra de Sinim. Es en la parte oriental del mundo que se ganan los vencedores, de modo que el punto de aterrizaje de la segunda encarnación de Dios es, sin lugar a duda, la tierra de Sinim, exactamente donde descansa enrollado el gran dragón rojo. Allí ganará Dios a los descendientes del gran dragón rojo para que quede totalmente derrotado y avergonzado.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro