6 Dios Todopoderoso aparece como el Sol de la justicia

¡Dios Todopoderoso! ¡Amén!

En Ti todo es abierto, libre y suelto,

todo es brillante, al descubierto y no escondido.

Eres el Dios Todopoderoso encarnado.

Tú reinas como Rey, claro y revelado,

ya no un misterio y para siempre abierto.

Como el Sol de la justicia, Dios apareció.

La hora del lucero del alba se acaba y nada sigue escondido.

La obra de Dios es como el rayo, que destella y tan rápido finaliza.

Dios Todopoderoso es el Sol de la justicia.

Compartirás la gloria y bendiciones con Él,

así para siempre, así para siempre, así para siempre.

Y son verdad, estas palabras ya comenzaron a

tener efecto en ti, en ti, en ti,

oh, en ti, en ti, en ti, oh, en ti.

Lo que Dios prometió, lo cumplirá para ti.

Su palabra es verdad, no volverá vacía.

Nadie puede reclamar tus bendiciones.

Son resultado de tu servicio trabajando de acuerdo con Dios.

Descarta conceptos religiosos, cree en las palabras de Dios,

no permitas que la duda actúe.

Dios Todopoderoso es el Sol de la justicia.

Compartirás la gloria y bendiciones con Él,

así para siempre, así para siempre, así para siempre.

Y son verdad, estas palabras ya comenzaron a

tener efecto en ti, en ti, en ti,

oh, en ti, en ti, en ti.

Adaptado de ‘Capítulo 51’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 5 El Hijo del hombre ha aparecido con gloria

Siguiente: 7 El santo cuerpo espiritual de Dios Todopoderoso ha aparecido

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp