Últimos artículos

Testimonios de vivencias

Más

La fama y la fortuna me han causado sufrimiento

Una primavera, otros médicos veteranos y yo nos fuimos a hacer una comida al aire libre. Por el camino, algunos aldeanos reconocieron a la doctora Wang. Parecían muy contentos y agradecidos. La saludaron con mucho afecto.

Pasar la flor de la juventud en la cárcel

Todo el mundo dice que la plenitud de la juventud es el tiempo más espléndido y puro de la vida. Quizás para muchos, esos años están llenos de bonitos recuerdos, pero lo que nunca habría esperado era pasar la flor de mi propia juventud en el campo de trabajos forzados.

El mejor regalo que Dios me ha dado

En ese momento finalmente pude comprender de forma práctica lo que Dios decía: “El sendero de hoy es el camino del juicio y la maldición, pero debes saber que lo que te he concedido, a pesar de cualquier juicio o castigo, es el mejor regalo que puedo darte. Es lo que más necesitas”.

El arrepentimiento de un oficial

Sin la salvación de Dios, no habría tomado el camino correcto en la vida; sólo me habría hecho cada vez más degenerado, y me habría convertido en escoria sucia que al final sería maldecida por Dios. Ha sido el juicio justo de Dios lo que me ha salvado, y un refinamiento despiadado lo que me ha cambiado.

Ver más

Testimonios de los vencedores

Más

Elevarse desde la oscura opresión

Dios Todopoderoso dice: “En muchos lugares, Dios ha profetizado que Él va a ganar a un grupo de vencedores en la tierra de Sinim. Como es en la parte oriental del mundo que se han de ganar a los vencedores, entonces el lugar donde Dios pone Sus pies en Su segunda encarnación es, sin lugar a duda, la tierra de Sinim, el lugar exacto donde descansa enrollado el gran dragón rojo.

La palabra de Dios es mi fuerza en la vida

Con la experiencia de mi detención me quedó clara la esencia demoníaca del Gobierno del PCCh. Lucha contra el cielo y se enemista con Dios. Se niega a adorar a Dios y, además, emplea todos los medios posibles para engañar y controlar al pueblo con tal de que no crea en Dios ni lo adore. Procura que el pueblo se aparte Dios y se oponga a Él para que se acabe hundiendo en el infierno con el propio régimen.

La persecución y el sufrimiento hicieron que amara aún más a Dios

Mi nombre es Liu Zhen. Tengo 78 años, y soy solo una cristiana común y corriente en la Iglesia de Dios Todopoderoso. Estoy agradecida a Dios Todopoderoso por elegirme a mí, una anciana de una aldea rural que no tiene nada destacable a los ojos del mundo. Después de aceptar la obra de los últimos días de Dios Todopoderoso, oraba a Dios todos los días, escuchaba recitados de la palabra de Dios y asistía a reuniones y me comunicaba con mis hermanos y hermanas.

Ver más

Testimonios del regreso a Dios

Más

Yo di la bienvenida al retorno del Señor

Las iglesias actuales están tan asoladas como lo estaba el templo y eso también se debe a que Dios está llevando a cabo una obra nueva. El Señor Jesús que hemos estado esperando con desesperación se ha encarnado ahora en forma humana y regresa entre nosotros. Él ha adoptado el nombre Dios Todopoderoso para expresar la verdad y llevar a cabo la obra de juzgar, purificar y salvar al hombre en los últimos días.

La aparición y la obra de Dios en China son muy significativas

Al leer la palabra de Dios Todopoderoso, descubrí cómo Sus palabras revelan muchos de los misterios de la Biblia, como el plan de gestión de seis mil años de Dios para la salvación de la humanidad, la verdad y la historia interna de la Biblia, el significado de los nombres de Dios, el misterio de las encarnaciones, cómo Dios establece el destino y el resultado de todo tipo de personas, cómo esta era llegará a su fin, cómo el reino de Cristo se hará realidad en la Tierra y muchas cosas más.

Me he deleitado en las aguas vivas de la vida

La fe de mi familia en el Señor se remonta a tres generaciones. Comencé a asistir a la iglesia con mi familia cuando era niña. Cuando crecí, brindé servicios a la iglesia como diaconisa y contadora. Siempre serví al Señor con entusiasmo.

Ver más

La maravillosa protección de Dios

Más

El amor de Dios me guió a través de la prueba de la enfermedad

Tengo 78 años este año y siempre he sufrido dolores de cabeza y diabetes. Después de que comencé a creer en el Señor en 2005 las enfermedades que me habían atacado durante años se aliviaron; percibí el amor de Dios y agradecí al Señor desde el fondo de mi corazón.

Ver más

Fe y vida

Más
Ver más