334 El juicio de Dios sobre todas las naciones y pueblos

Es sólo en todas las obras que realizo que el hombre siente algún aprecio hacia Mí, y, por tanto, se acerca poco a poco a Mí para asociarse conmigo. Cuando la totalidad de Mí sea revelada al hombre, el hombre verá Mi rostro y, a partir de ese momento, ya no me ocultaré ni me esconderé de él. En todo el universo apareceré públicamente ante todos, y todos los que sean de carne y hueso contemplarán todas Mis obras. Todos los que sean del espíritu, con seguridad vivirán en paz en Mi casa, y sin duda disfrutarán de maravillosas bendiciones conmigo. Todos por quienes me preocupo con seguridad escaparán del castigo, y con certeza evitarán el dolor del espíritu y la agonía de la carne. Apareceré públicamente delante de todos los pueblos, y gobernaré y ejerceré Mi poder, para que el hedor de los cadáveres ya no impregne el universo; en vez de ello, Mi fresca fragancia se extenderá por el mundo entero; porque Mi día se acerca, el hombre está despertando, todo en la tierra está en orden, y ya han pasado los días de sobrevivencia de la tierra, ¡porque Yo he llegado!

Adaptado de ‘Capítulo 29’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 329 Dios ha revelado todo Su carácter al hombre

Siguiente: 332 Dios conquistará a todas las naciones

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro