303 Seguir a Cristo está ordenado por Dios

Dios ha ordenado que sigamos a Cristo y pasemos por pruebas y tribulaciones.

Si verdaderamente amamos a Dios, debemos someternos a Su soberanía y arreglos.

Pasar por pruebas y tribulaciones es ser bendecido por Dios,

y Él dice que cuanto más escarpada sea la senda por la que caminamos,

más se puede demostrar nuestro amor.

La senda por la que caminamos hoy fue predestinada por Dios.

Seguir al Cristo de los últimos días es la mayor bendición de todas.


Yo experimento el juicio de las palabras de Dios y sufro el dolor de las pruebas y tribulaciones,

pero aun así degusto el consuelo de las palabras de Dios

y he visto Su amor y bendiciones.

Disfruto de Su presencia y consigo verdadero gozo y paz.

Con el apoyo de las palabras de Dios, tengo la confianza de permanecer firme en mi testimonio.

En momentos de peligro, cuando me enfrento a la muerte con calma, veo la mano de Dios.

Dios está escondido allí conmigo en secreto.

Las palabras de Dios son mi fuerza; me han hecho seguir hasta el presente.

Cristo es tan hermoso; es mi Dios.

Dios sufre mucho por la salvación de la humanidad.

Por ser humano debo vivir por Dios.

Amar a Dios de corazón y dar testimonio de Él es el camino que debo tomar.

Al tratar de amar a Dios, vale la pena soportar cualquier dificultad.

Al seguir a Cristo hasta el final, me encuentro cara a cara con Dios.

Cristo es la verdad y el Dios práctico.

Siempre amaré a Dios y daré testimonio de Él.

Anterior: 298 ¿Quién entiende el dolor de Dios?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro